Este texto de la plataforma se ha clasificado en , , ,

Prebischianismo

Prebischianismo

Prebischianismo en las Ciencias Sociales Latinoamericanas

Expresión poco frecuente con la que se hace referencia a la concepción del desarrollo económico y social latinoamericano expuesta por el economista argentino Raúl Prebisch (nacido en 1901 en Tucumán, Argentina).

Definición

Con Prebischianismo o prebiscianismo se define en algunos casos con intención polémica el pensamiento sobre el desarrollo y las relaciones económicas internacionales de América Latina (y de otras regiones en desarrollo) de un grupo de científicos sociales y sus seguidores políticos, en la medida en que se inspiran en el ideario de Prebisch desde que éste ocupara la secretaría ejecutiva de la CEPAL (Comisión Económica para América Latina de las Naciones Unidas) de 1949 hasta 1963 y posteriormente la dirección del ILPES (Instituto Latinoamericano de Planificación Económica y Social).

Por esta razón el prebiscianismo coincide en gran parte con el «pensamiento de la CEPAL» o lo que se ha llamado «cepalismo» (véase CEPAL, El pensamiento de la CEPAL, Ed. Universitaria, Santiago, 1969).

Percepción más lúcida de los problemas económicos de la región

La creación de la CEPAL y acción de Prebisch frente a este organismo representa un momento histórico en las ciencias políticas socioeconómicas de América Latina. «En el esfuerzo, orientado a romper con los esquemas ortodoxos y alcanzar una percepción más lúcida de los problemas económicos de la región, correspondió un papel decisivo al equipo de la Secretaría Ejecutiva de la CEPAL, bajo la orientación de Raúl Prebisch. El trabajo de este economista argentino, preparado para la Conferencia de la CEPAL de mayo de 1949 ‘El desarrollo económico de la América Latina y algunos de sus principales problemas’, reproducido en el ‘Boletín Económico para América Latina’ de febrero de 1961 planteó en términos originales el problema de la dependencia externa y el del papel de la industrialización y de la sustitución de importaciones en el cuadro del desarrollo regional. Ese trabajo ejerció inmediata y considerable influencia en el pensamiento económico latinoamericano. » (Celso Furtado, La economía Latinoamérica no desde la conquista ibérica hasta la revolución Cubana, Siglo XXI, México, 1973, 3a. ed., p. 185). Posteriormente el análisis de las relaciones económicas nacionales e internacionales y la política propuesta por Prebisch (en quien sobresalen las influencias del economista británico M. Keynes) y por sus colaboradores, compiten y coinciden parcialmente con las concepciones del economista estadounidense W. Rostow y con el programa de cooperación continental, financiado por los. EE.UU., conocido bajo el nombre de «Alianza para el Progreso» (véase Antonio García, Atraso y dependencia en América Latina, El Ateneo, Buenos Aires, 1972).

El prebischianismo representa una faceta particular dentro de la corriente general del «desarrollismo», especialmente pujante durante los años 50 y 60. Está presente en la política de gobiernos desarrollistas, como el de A (examine más sobre todos estos aspectos en la presente plataforma online de ciencias sociales y humanidades). Fronclizi (Argentina), J. Kubitschek (Brasil) y R. Betancourt (Venezuela), Las ideas de R. Prebisch también tuvieron gran influencia sobre la primera y segunda conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTA, 1964, en Ginebra y 1968 en Nueva Delhi). Posteriormente el prebischianismo declina en su influencia y recibe críticas y modificaciones, especialmente desde el ángulo de los analistas de la «dependencia estructural», o las teoríasestructurales del atraso (Alonso Aguilar, Theotonio dos Santos, Ambal Pinto, Héctor Silva Mithelena, Sergio Bagú, etc.).Entre las Líneas En versiones extremas el prebischianismo adquiere connotaciones peyorativas, por considerárselo un programa político e intelectual inadecuado a las exigencias de transformación s estructurales más profundas en América Latina.

La categoría de mayores consecuencias que introdujo el prebischianismo en sus primeros textos era la de «Centro Periferia» (CEPAL, Estudio económico de América Latina, 1949, Naciones Unidas, Nueva York, 1951). Esta categoría se deriva de la preocupación dominante en la inmediata postguerra por los ciclos económicos: la distinción entre el «centro» y la «periferia» se inspiró principalmente en el papel dispar de estos dos sectores de la economía mundial (o global) en las fluctuaciones periódicas del sistema. El primero es activo, el segundo pasivo (véase más en esta plataforma) o reflejo. La capacidad de América Latina para importar del «centro» depende en alto grado del comportamiento de los términos de intercambio (que empeoran) mientras que las importaciones que realiza el «centro» dependen fundamentalmente del ritmo de su desarrollo interno y no de su relación de intercambio con la «periferia». Una economía central, aparte de su nivel y estructura de desarrollo y el carácter básicamente endógeno del dinamismo de su crecimiento, se define también por la circunstancia clave de que está en posición de influir sensiblemente sobre la marcha de las economías periféricas y no hay viceversa en la materia, salvo en algunos casos y coyunturas especiales (Aníbal Pinto y Jan Kñakal, El sistema centro periferia veinte años después, «Revista de la Integración», 10, 1972, BIDINTAL, p. 10).

Se observa que la formulación originaria del prebischianismo acentúa las cuestiones de comercio exterior. Se opone a la teoría de los costos (o costes, como se emplea mayoritariamente en España) comparativos, que asigna a América Latina la ventaja de producir materias primas y alimentos para los centros industrializados (véase José Moreno Colmenares, CEPAL, reformismo e imperialismo, Ediciones Bárbara, Caracas, 1971). Posteriormente se acentúan otras dimensiones, hasta desembocar en el complejo panorama expuesto en Raúl Prebisch, Hacia una dinámica del desarrollo latinoamericano, en «Revista Brasileira de Ciencias Sociales», Belo Horizonte, 1, 1963, pp. 3 124, y finalmente del mismo autor, Transformación y desarrollo. La gran tarea de América Latina, Fondo de Cultura Económica, México, 1970.

En estos trabajos se destacan los siguientes puntos:

  • el principal obstáculo del desarrollo consiste en la estructura social tradicional prevaleciente en la mayoría de los países de la región; se manifiesta en la insuficiente dinámica empresarial, en grandes privilegios en la distribución de la riqueza y en una exagerada tendencia al consumo en los estratos sociales superiores;
  • se plantean simultáneamente la necesidad de acumulación y la de redistribución (mientras que en los países de desarrollo industrial temprano la acumulación pudo preceder a la redistribución masiva);
  • persistencia básica del sistema de intercambio internacional, dentro del cual América Latina exporta materias primas y los centros industrializados le venden productos elaborados;
  • se destaca la tendencia al estrangulamiento externo, debido al deterioro de las relaciones de intercambio en desventaja para América Latina (un punto angular de la argumentación del prebischianismo, América Latina habría perdido por esta razón entre 1955 1960 como mínimo 7,4 mil millones de dólares);
  • existencia de un estrangulamiento interno, debido a la escasa tasa de crecimiento de la producción agrícola, vinculado en buena medida al régimen de tenencia de la tierra;
  • factores inflacionarios resultantes de la acción de las élites económicas;
  • papel negativo de importantes sectores industriales, vinculados al capital extranjero.

Medidas

El análisis lleva a una serie de medidas, entre las que se destacan:

  • la meta general debe consistir en acelerar el desarrollo económico y redistribuir sus beneficios en favor de las masas;
    b) es necesaria una mayor intervención del estado en la política económica;
  • la amplia planificación (véase más en esta plataforma general) existente debe transformarse más aceleradamente en proyectos y medidas concretas; d) se requerirá de una mayor cooperación exterior para acelerar la tasa de crecimiento económico;
  • deberá reducirse la tasa de crecimiento demográfico;
  • se necesita una reforma agraria;
  • la política de austeridad de los grupos sociales privilegiados deberá ser completada por una política fiscal del estado para comprimir el consumo en los estratos superiores;
  • convendrá incrementar el intercambio comercial con las economías socialistas;
  • deberá definirse con precisión las prioridades para la cooperación de la iniciativa privada extranjera.

Críticas

En las críticas al prebischianismo se mencionan algunos aspectos de fondo y algunos adicionales a los ya enumerados (véase Ramóri Ramírez Gómez, El informe Prebisch y la realidad latinoamericana, Ediciones de la Banda Oriental, Montevideo, 1968 y Aldo Ferrer et al., La dependencia político económica de América Latina, Siglo XXI, México, 1969):

  •  no se proponen transformaciones fundamentales de la estructura social tradicional existente;
  •  no se llega a evaluar en todo su peso la penetración del imperialismo cuando se propone una política de cooperación internacional;
  • el papel del estado es visto demasiado limitado y permisivo para con la libre iniciativa capitalista;
  • las propuestas de reforma agraria son insuficientes;
  • cuando se proponen medidas arancelarias y de devaluación monetaria no se defienden los sectores mayoritarios de la población, para los que surgirían principalmente los desajustes económicos.

Otro punto de conflicto entre un pensamiento más reformador y el prebischianismo es su postura crítica frente a la política redistributiva de los populismos latinoamericanos, que considera contraproducentes para un sólido progreso socioeconómico en la región. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). [1]

Recursos

Notas y Referencias

  1. Germán Kratochwil (autor original), adaptado y corregido (por Lawi) de los términos latinoamericanos que debían formar parte del Diccionario de Ciencias Sociales en español de la UNESCO, publicado en 1975 bajo la dirección de Salustiano del Campo y al amparo del Instituto de Estudios Políticos. Es el resultado de la postura crítica y disidente del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO) frente al diccionario de la UNESCO y su respuesta con la obra colectiva “Términos latinoamericanos para el Diccionario de Ciencias Sociales”, publicada en 1976.

Véase También

Bibliografía

La invasión rusa de Ucrania

La invasión rusa de Ucrania ha transformado bruscamente el mundo. Millones de personas ya han huido. Un nuevo Telón de Acero se está imponiendo. Una guerra económica se profundiza, mientras el conflicto militar se intensifica, las víctimas civiles aumentan y las pruebas de horribles crímenes de guerra se acumulan. Nuestro trabajo en ayudar a descifrar un panorama que cambia rápidamente, sobre todo cuando se trata de una creciente crisis de refugiados y el riesgo de una escalada impensable.

En el contexto de la Guerra de Ucrania, puede interesar a los lectores la consulta de la Enciclopedia de Rusia y nuestro contenido sobre la historia de Ucrania, que proporciona un análisis exhaustivo del pueblo, la política, la economía, la religión, la seguridad nacional, las relaciones internacionales y los sistemas y cuestiones sociales de Rusia y Ucrania. Estos recursos están diseñados para complementar el estudio de la política comparada, la historia mundial, la geografía, la literatura, las artes y la cultura y las culturas del mundo. Los artículos abarcan desde los primeros inicios de la nación rusa hasta la Rusia actual, pasando por el ascenso y la caída de la Unión Soviética y la anexión de Crimea.

Respecto a la Revolución rusa, se examinan los antecedentes y el progreso de la Revolución. Empezando por los movimientos radicales de mediados del siglo XIX, la Enciclopedia abarca el desarrollo del movimiento revolucionario creado por la intelectualidad; la condición de los campesinos, la de la clase obrera y la del ejército; el papel de la policía secreta zarista; los "agentes provocadores"; la propia clandestinidad de los revolucionarios. Se dedica una sección importante a la aparición de movimientos de liberación entre las minorías nacionales de las zonas fronterizas. La Enciclopedia también considera la formación de las instituciones soviéticas y la aparición de la cultura revolucionaria mucho antes de 1917, así como la política y estrategia de seguridad rusa, y sus relaciones con la OTAN y occidente.

Entradas relacionadas por sus etiquetas


Ciencias Sociales Latinoamericanas


Estudios Latinoamericanos

Deja un comentario