Este texto de la plataforma se ha clasificado en , , , , , , ,

Extraversión Económica

Extraversión Económica

Introducción

Una teoría de las relaciones internacionales (más detalles sobre relaciones internacionales y las tensiones geopolíticas en nuestra plataforma) de África que plantea la participación activa de las elites africanas en la creación y el sustento de la posición global marginal del continente. Los partidarios de esta teoría -como su creador y más influyente defensor, Jean-François Bayart- rechazan la noción de África como un actor pasivo (véase más en esta plataforma) en los asuntos internacionales.

Indicaciones

En cambio, sostienen que las élites africanas han contribuido a la relación de dependencia entre África y el resto del mundo porque a menudo les ha interesado hacerlo. Al hacer esta afirmación, los defensores de la extraversión destacan la capacidad de los dirigentes y gobiernos africanos de manipular las relaciones desiguales de su país con otros Estados en beneficio propio.Entre las Líneas En este sentido, se relaciona con -aunque muy diferente de- la noción de Estado guardián. Los críticos, como los estudiosos influidos por la teoría de la dependencia, han sostenido que la noción de extraversión resta importancia a las limitaciones que las desigualdades mundiales imponen al continente.

Revisor: Lawrence

El concepto de extraversión en África de Bayart

Su libro intenta explicar el concepto de dependencia de África del mundo exterior. Proponen el término extraversión para describir las formas en que los africanos, y en su palabra el África subsahariana, han participado activamente en los procesos que han creado y mantenido la posición de dependencia del continente dentro del sistema mundial. Desacreditan la idea de la marginación como causa de la posición económica de África.Entre las Líneas En lugar de ceder a la teoría de la dependencia, sostienen que la dependencia de África debe analizarse a través de los lentes de la extraversión. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). También desacreditan la filosofía hegeliana que alega que África desempeñó y sigue desempeñando un papel pasivo (véase más en esta plataforma) en la historia del mundo. Afirman que antes de la colonización, África había participado en el comercio con el mundo y había estado a cargo de los procesos comerciales que incluían el comercio de esclavos. Para los autores, la relación del continente con los comerciantes de todo el mundo desempeñó o contribuyó al sistema de colonización. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). Afirman que «las fuerzas que constituían el Estado colonial y las relaciones coloniales de producción no eran todas exteriores a la sociedad que estaba siendo colonizada» (pág. 231). Así pues, algunos de los colonizados participaron en el proceso de colonización. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). Relacionar esto, especialmente con el acceso de las elites gobernantes a los recursos, es simplemente la manifestación contemporánea de una larga historia de extraversión, que se remonta a la época precolonial. Surge de la debilidad de los Estados africanos; del fracaso de la consolidación interna frente a las luchas entre facciones, lo que a su vez significa que los Estados no necesitan explotar la producción interna para obtener recursos suficientes para gobernar. Los Estados africanos precoloniales habían gestionado su relación desigual con las potencias externas de tal manera que podían obtener recursos suficientes para gestionar sus poblaciones interiores como en el caso de varios Estados, regímenes e imperios precoloniales de África. Por otra parte, África sigue demostrando con sus acciones e inacciones que no puede ser independiente de Occidente (aunque creo que nadie puede actuar solo y que debe haber algún tipo de dependencia entre ellos) y su continua petición de limosna a sus homólogos occidentales demuestra algunas de las afirmaciones de los autores.

Además, no se puede pasar por alto la afirmación de que las sociedades políticas africanas están duplicadas entre «paga legal» y «paga carrete».

Pormenores

Hay varios casos en que los donantes se han convertido en víctimas de engaños por parte de los gobiernos africanos que crean circunstancias falsas para tener derecho a la ayuda exterior. Los «paga legal» y el «paga carrete» que existen en las sociedades políticas africanas son hechos intrínsecamente aceptables. Al repasar la desigualdad histórica que ha caracterizado los intercambios entre África y el resto del mundo, los autores observan que los agentes dominantes del África subsahariana han tendido a compensar la difficulties a la que se enfrentan para lograr el autogobierno e intensificar la explotación de sus dependientes recurriendo deliberadamente a estrategias de extraversión que movilizan los recursos obtenidos mediante las relaciones exteriores.

Una Conclusión

Por consiguiente, los autoritarios y las élites recurren a las conexiones externas para acumular riqueza para sí mismos.

La teoría de la extraversión describe en gran medida la dinámica de los procesos a través de los cuales la democracia y el desarrollo y sus dinámicas de guerra, huida y saqueo en el continente explican cómo los líderes especialistas en violencia, corrupción y saqueo se relacionan con sus súbditos y mantienen la autonomía a través de las estrategias de extraversión que incluyen actos de coerción, engaño, huida, mediación, apropiación y rechazo para controlar y manipular los recursos (internos y externos) para su propio interés egoísta.

Sin embargo, en un intento de teorizar la razón de la dependencia de África de Occidente, los autores parecen socavar el papel que desempeñó el colonialismo para que África dependiera de Occidente.

Detalles

Las estructuras políticas y económicas diseñadas por el colonialismo fueron heredadas por sus sucesores y en la mayoría de los países africanos poscoloniales y esos sistemas y estructuras siguen actuando como el modo de funcionamiento de varios sistemas de gobierno. Esto significa que las estrategias de extraversión expuestas por los autores fueron las mismas que utilizaron los colonialistas en su administración de las colonias en África y en otros lugares.

Detalles

Los autores parecen idealizar el colonialismo promoviendo la teoría de que el papel servil de África en la relación colonial fue autoinfligido o perpetuado a sabiendas por el continente. El colonialismo dejó una profunda cicatriz en la historia política africana y algunos de sus legados han contribuido a varios de los problemas insolubles de África, como las guerras civiles, el subdesarrollo, la corrupción, la pobreza y el caos.

Se ha argumentado que todas las regiones y entidades que participan en el proceso de globalización, no solo África, han utilizado, en consecuencia, las estrategias de la extraversión en beneficio propio.Entre las Líneas En este sentido coincido plenamente con la postulación de Walter Rodney de que el efecto resultante de la combinación de poder, política y explotación económica de África por parte de los europeos es el pobre estado de desarrollo y crecimiento de África. El desarrollo político y económico del espacio tortuoso de África, así como su indispensable dependencia total de Occidente, pueden atribuirse a la explotación colonial de los recursos humanos y materiales de África. La debilidad de los Estados africanos en relación con el mundo es conocida. Igualmente reconocida es la posición periférica de África en la economía y la política mundiales. Esto, según Nyamjoh (2013), ha dejado a menudo a los gobiernos y Estados africanos en una oposición «en la que la única autoridad real o apariencia de poder que se les otorga es la que se dirige a su población, que a menudo es demasiado pobre y vulnerable para organizarse y movilizarse eficazmente contra la explotación y la represión» (pág. 130).

Muy a menudo África es enmarcada y representada como no participante en la política internacional: receptora de ayuda, víctima de guerras y de ajustes estructurales, y arruinada por los conflictos étnicos y la corrupción. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). Estas descripciones tienden a descartar el grado en que los individuos y grupos africanos ejercen su influencia en la política internacional, a menudo mediante formas de resistencia, impugnación y protesta. Es cierto que África no es la víctima pasiva de la política internacional, sino que es un lugar disputado de relaciones de poder, imaginación, lucha y movimientos para el desarrollo, la democracia y la seguridad. Y en estas disputas, luchas y movimientos, los africanos siempre han ocupado el centro de la escena del activismo a lo largo de la historia del continente.

Revisor: Lawrence

La invasión rusa de Ucrania

La invasión rusa de Ucrania ha transformado bruscamente el mundo. Millones de personas ya han huido. Un nuevo Telón de Acero se está imponiendo. Una guerra económica se profundiza, mientras el conflicto militar se intensifica, las víctimas civiles aumentan y las pruebas de horribles crímenes de guerra se acumulan. Nuestro trabajo en ayudar a descifrar un panorama que cambia rápidamente, sobre todo cuando se trata de una creciente crisis de refugiados y el riesgo de una escalada impensable.

En el contexto de la Guerra de Ucrania, puede interesar a los lectores la consulta de la Enciclopedia de Rusia y nuestro contenido sobre la historia de Ucrania, que proporciona un análisis exhaustivo del pueblo, la política, la economía, la religión, la seguridad nacional, las relaciones internacionales y los sistemas y cuestiones sociales de Rusia y Ucrania. Estos recursos están diseñados para complementar el estudio de la política comparada, la historia mundial, la geografía, la literatura, las artes y la cultura y las culturas del mundo. Los artículos abarcan desde los primeros inicios de la nación rusa hasta la Rusia actual, pasando por el ascenso y la caída de la Unión Soviética y la anexión de Crimea.

Respecto a la Revolución rusa, se examinan los antecedentes y el progreso de la Revolución. Empezando por los movimientos radicales de mediados del siglo XIX, la Enciclopedia abarca el desarrollo del movimiento revolucionario creado por la intelectualidad; la condición de los campesinos, la de la clase obrera y la del ejército; el papel de la policía secreta zarista; los "agentes provocadores"; la propia clandestinidad de los revolucionarios. Se dedica una sección importante a la aparición de movimientos de liberación entre las minorías nacionales de las zonas fronterizas. La Enciclopedia también considera la formación de las instituciones soviéticas y la aparición de la cultura revolucionaria mucho antes de 1917, así como la política y estrategia de seguridad rusa, y sus relaciones con la OTAN y occidente.

Esta plataforma pretende analizar también los aspectos jurídicos de las cuestiones económicas y empresariales clave, incluyendo la regulación y el "compliance".

Las Identidades de la Extrema Derecha

Las distintas contribuciones de este recurso sobre la extrema derecha pretenden ir más allá de las cuestiones electorales y situar las manifestaciones contemporáneas de la extrema derecha en una larga historia. Véase también el recurso sobre el conservadurismo político.

En 2002, Jean-Marie Le Pen, candidato del Frente Nacional, llegó a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, resultado que provocó una indignación masiva. Veinte años después, la extrema derecha ha ganado un gran número de votos y corazones en Francia, perdiendo por un pequeño porcentaje en la segunda vuelta frente a Macron en 2022. Esta progresión se explica a menudo por el borrado de las antiguas líneas divisorias ideológicas, en un contexto de relegación de los partidos gubernamentales y de «radicalización» general. En resumen, el paisaje político contemporáneo se ve desdibujado por la conjunción de «extremos». Este tipo de análisis sugiere que ahora es imposible definir y circunscribir la extrema derecha, que está atravesada por múltiples tendencias que amplían y completan las viejas adscripciones nacionalistas, populistas y fascistas.

Por el contrario, los textos y estudios presentados aquí muestran que la historia intelectual y la sociología de los distintos grupos locales permiten delimitar los «territorios de la extrema derecha». A pesar de su fragmentación, estos grupos se reconocen en una serie de valores, imágenes y fórmulas de los siglos XIX y XX. Aunque los medios de comunicación y las redes sociales actuales han contribuido a banalizar su discurso, no se puede decir que hayan dado a la extrema derecha un rostro diferente: los medios de comunicación y el público se han transformado ciertamente, pero los medios de acción combinan la novedad y la tradición, como lo demuestran, por ejemplo, en Francia, las pegatinas «Lean a Maurras» que se han colocado recientemente en algunos campus universitarios. Además, estos medios de acción no son muy diferentes de los que se movilizan en el otro extremo del espectro político.

Más allá de las apuestas electorales, las distintas contribuciones de este recurso sitúan las manifestaciones contemporáneas de la extrema derecha en una larga historia, para arrojar luz sobre su poder de atracción: ¿Por qué Orban, un amigo de Putín y lider de un partido de extrema derecha en Hungría, ha ganado las elecciones en 2022 a pesar de la invasión de Ucrania? ¿Por qué se sigue afirmando que sólo hay estilo literario en la extrema derecha? ¿Qué hace que un movimiento monárquico como Action Française, nacido a raíz del asunto Dreyfus, perdure en el tiempo y siga atrayendo a los jóvenes? ¿Cómo consiguen sus activistas, o los de «Génération identitaire» -disuelta en 2021 por incitación al odio y a la discriminación-, seguir movilizados? ¿Qué relaciones tienen estas organizaciones entre sí y con la Agrupación Nacional, en un momento en que ésta juega la carta republicana para mezclarse con las masas? El estudio de las culturas materiales y simbólicas, cruzado con el del funcionamiento interno de las estructuras, permite comprender mejor las razones de la adhesión de los militantes de base, pero también de los ejecutivos.

Entradas relacionadas por sus etiquetas

África


Economía


Economía en General

0 comentarios en «Banco de Desarrollo»

  1. En la medida en que estoy de acuerdo con algunas afirmaciones hechas en la obra de Bayart y Ellis, especialmente en lo que respecta a la filosofía hegeliana y a la teoría de la dependencia, que en su mayor parte había colocado a África en una posición pasiva, cuestiono algunas de las afirmaciones hechas por los autores.

  2. ¡Muy bien escrito y bien pensado! Toda esta teoría de la extraversión fue difícil de desempacar. La única parte que yo rechazaría es su declaración de que:

    «África continúa demostrando a través de sus acciones e inacciones que no puede ser independiente de Occidente (aunque creo que nadie puede actuar solo y que debe haber algún tipo de dependencia entre ellos) y su continua petición de limosna a sus homólogos occidentales prueba algunas de las afirmaciones hechas por los autores.»

    Creo que su declaración inicial, de que los estados africanos «no pueden» ser independientes, no es del todo exacta. El punto de vista de los autores no es que los estados africanos no puedan ser independientes, es que no quieren serlo. La forma en que son dependientes, aunque perjudique a sus electores, beneficia a los responsables de la toma de decisiones, por lo que el incentivo es mantener la dependencia. Pero, como usted alude en la segunda parte de la declaración anterior, no se trata simplemente de «dependencia», sino de una forma muy específica de dependencia que mantiene la entrada de dinero con muy poco progreso en términos de desarrollo o de ganancias políticas.

Deja un comentario