Fuentes del Derecho Internacional

Fuentes del Derecho Internacional

Este elemento es un complemento de los cursos y guías de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y análisis sobre este tema. [aioseo_breadcrumbs]
En inglés: Sources of international law.

Sumario

Starke enumera cinco fuentes del derecho internacional, que incluyen las costumbres, los tratados, las decisiones judiciales, obras jurídicas, y las decisiones de los órganos de las instituciones o en conferencias internacionales (consulte más sobre estos temas en la presente plataforma online de ciencias sociales y humanidades). Brownlie ha identificado nueve, incluyendo el estatuto de la Corte Internacional de Justicia, las costumbres, los tratados, los principios generales, las decisiones judiciales, dictámenes judiciales, obras jurídicas, consideraciones de humanidad, y los intereses legítimos. Una de las funciones de las reglas del conflicto de leyes es determinar si un órgano jurisdiccional de un Estado soberano quiere imponer la ley de otro Estado soberano por la causa de la justicia y la equidad, o a veces la cortesía, en una discusión particular.

Sin embargo, el artículo 38(1) del Estatuto de la Corte Internacional de Justicia contiene una lista no exhaustiva algo diferente.

Artículo 38(1) del Estatuto de la Corte Internacional de Justicia

El artículo 38(1) del Estatuto de la Corte Internacional de Justicia señala que las fuentes del Derecho Internacional son las convenciones internacionales, la costumbre internacional, los principios generales del Derecho reconocidos por las naciones civilizadas, las decisiones judiciales y las doctrinas de los publicistas de mayor competencia de las distintas naciones.

En el libro «La aplicación del Derecho Internacional en México: una visión crítica», publicado por el Instituto Nacional de Ciencias Penales y cuyos autores son Víctor Emilio Corzo Aceves y Ernesto Eduardo Corzo Aceves, se observa que, de acuerdo «con la interpretación tradicional», se aplica dicho artículo 38, pero que, sin embargo, el mismo «es considerado una codificación autoritativa de las fuentes del Derecho Internacional, (y) es ampliamente reconocido que no contiene una lista exhaustiva de las fuentes del Derecho Internacional (Ian Brownlie, Principles of Public International Law, Oxford University Press, Oxford, 2003, p. 5; Hugo Llanos Mansilla, Teoría y práctica del Derecho Internacional Público. Introducción y fuentes, t. 1, Editorial Jurídica de Chile, Santiago, 2005, p. 59; José Luis Vallarta Marrón, Derecho Internacional Público, Porrúa, México, 2006, p. 30; Antonio Cassese, International Law, Oxford University Press, Nueva York, 2001, p. 149).

En consecuencia, es menester señalar que dentro de esta categoría debemos considerar como “fuentes del Derecho Internacional” algunas resoluciones de los organismos de Naciones Unidas, los pactos de caballeros, los actos unilaterales y las normas ius cogens.»

Fuentes del Derecho Internacional Privado

El tiempo actual se caracteriza por un incremento extraordinario de las normas producidas fuera del ámbito estatal. Las fuentes principales son las siguientes:

El Derecho Internacional Público

Sobre el el Derecho Internacional Público, véase por favor aquí.

Derecho internacional privado convencional

Hay numerosa información sobre el derecho privado internacional convencional en esta enciclopedia. Aquí se añadirá la mención de algunas organizaciones internacionales que trabajan específicamente en materia de Derecho internacional privado.

  • En primer lugar, la Conferencia de La Haya de Derecho internacional privado de ámbito mundial.Entre las Líneas En ese marco se han elaborado numerosos Convenios, y al menos 20 están en vigor.Entre las Líneas En América tiene su equivalente para los países de América latina en la Conferencia Interamericana de Derecho internacional privado (CI-DIP), en la que España ostenta solo la posición de observador.
  • Por importancia y trascendencia, destaca la Unión Europea como Organización Internacional de integración de los Estados miembros y tendencialmente orientada hacia la unión política.
  • En lo que concierne al ámbito estricto del estado civil, la Comisión Internacional del Estado
    Civil desempeña una labor tan discreta como efectiva, habiendo adoptado más de 30 Convenios en los que España es parte.
  • Finalmente, hay otras organizaciones internacionales que sin tener por objeto la unificación de las normas de Derecho internacional privado trabajan en áreas contiguas (por ejemplo, UNCITRAL).

Derecho internacional privado de la Unión Europea

En la Unión Europea no estamos lejos de afirmar la existencia de un sistema de Derecho internacional privado de la Unión Europea, pero por el momento, coexistente con los sistemas de Derecho internacional privado de los Estados miembros, aunque tendencialmente orientado a desplazarlos. Para más información sobre el Derecho internacional privado de la Unión Europea, véase aquí.

Otros Conceptos de Derecho Comercial Internacional

  • Aduanas
  • Ambito del Derecho Comercial Internacional
  • ámbito del Derecho Mercantil Internacional
  • Asistencia Judicial Internacional
  • Categorías de Tratados
  • Codificación de los Objetivos del Derecho Comercial Internacional
  • Cooperación Económica Asia-Pacífico
  • Corporación Financiera Internacional
  • Definición de Territorio
  • Definición de Tratado
  • Derecho Comercial Interno
  • Derecho Financiero Internacional
  • Derecho Internacional
  • Derecho Interno
  • Derecho Mercantil Internacional
  • Doctrina de la Inmunidad Restringida
  • Doctrina Soberanista
  • Estado
  • Estados de áfrica, El Caribe y el Pacífico
  • Estrechamiento de las Relaciones Económicas entre Australia y Nueva Zelanda
  • Fuentes del Derecho Internacional
  • Fuentes del Derecho Mercantil Internacional
  • Historia de la Soberanía
  • Programa Internacional de Energía
  • Sistema Económico Latinoamericano
  • Soberanía

Fuentes del Derecho Internacional Ambiental

Este texto considera la aplicabilidad a los problemas ambientales de las fuentes tradicionales del derecho internacional, utilizando como punto de partida las fuentes formales enumeradas en el artículo 38 del Estatuto de la Corte Internacional de Justicia (CIJ). Señala que los principales tratados de derecho ambiental internacional (IEL) y el relato de las fuentes formales de IEL probablemente comenzarán siguiendo las líneas positivistas tradicionales del Artículo 38. Este texto se adhiere en gran medida a esta práctica, discutiendo tratados, derecho internacional consuetudinario y principios generales.

Puntualización

Sin embargo, el debate también se centra, entre otras cosas, en los métodos innovadores de creación de leyes, la evolución dinámica de los textos de los tratados sobre el medio ambiente y el papel específico que desempeña el derecho no vinculante en el desarrollo y la aplicación de las normas ambientales internacionales. El texto concluye que, no obstante, como rama del derecho internacional general, las fuentes del derecho ambiental internacional son las mismas.

Para información adicional, véase: Disputas ambientales, Principios generales del derecho internacional, Fuentes del derecho internacional, Corte Internacional de Justicia (CIJ)

Algunas Voces relacionadas con Fuentes Del Derecho Internacional en la Plataforma

Fuentes formales del derecho internacional

Las fuentes del derecho se clasifican comúnmente como «formales» y «materiales». Al lado de estos están las «evidencias» o registros del derecho.

Una Conclusión

Por lo tanto, si la práctica del Estado, por ejemplo, es una fuente de derecho, sería incorrecto considerar tales cosas como documentos que incorporan representaciones diplomáticas, notas de protesta, etc., como fuentes de derecho. Son evidencias de ello porque demuestran ciertas actitudes por parte de los Estados, pero es la práctica del Estado así evidenciada la fuente del derecho.

Práctica estatal y de otros actores

Práctica estatal

Al examinar la práctica estatal para determinar las reglas relevantes del derecho internacional, es necesario tener en cuenta todas las actividades de los órganos y funcionarios de los estados que se relacionan con ese propósito. Ha habido un debate continuo sobre dónde debe establecerse una distinción en cuanto al peso que debe atribuirse a lo que hacen los estados, en lugar de lo que dicen que representa la ley.Entre las Líneas En su forma más extrema, esto implicaría rechazar lo que los estados dicen como práctica y relegarlo al estado de evidencia de opinio juris. Una versión más moderada evaluaría lo que dice un estado por referencia a la ocasión en que se hizo la declaración. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). Solo los países relativamente poderosos con amplios contactos e intereses internacionales tienen oportunidades regulares de contribuir con hechos a la práctica del derecho internacional. El principal medio de contribución a la práctica estatal para la mayoría de los estados será en reuniones de organizaciones internacionales, en particular la Asamblea General de las Naciones Unidas, votando y expresando de otro modo su opinión sobre los asuntos en consideración. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto).

Otros Elementos

Además, existen circunstancias en las que lo que dicen los estados puede ser la única evidencia de su opinión sobre qué conducta se requiere en una situación particular.

La noción de práctica que establece una regla consuetudinaria implica que la práctica se sigue regularmente o que dicha práctica estatal debe ser «común, coherente y concordante». Dado el tamaño de la comunidad internacional, la práctica no tiene que abarcar a todos los estados ni ser completamente uniforme. Tiene que haber un grado suficiente de participación, especialmente por parte de los estados cuyos intereses probablemente se verán más afectados, y la ausencia de una disidencia sustancial.Entre las Líneas En varias ocasiones, la Corte Internacional de Justicia ha rechazado las afirmaciones de que existía una norma consuetudinaria debido a la falta de coherencia en la práctica que se le había señalado.

Sin embargo, dentro del contexto de una disputa específica, no es necesario establecer la generalidad de la práctica. Se puede aplicar una regla si un estado ha aceptado la regla como aplicable individualmente, o porque los dos estados pertenecen a un grupo de estados entre los cuales se aplica la regla.

Un estado disidente tiene derecho a negar la oposición de una regla en cuestión si puede demostrar su objeción persistente a esa regla, ya sea como miembro de un grupo regional o en virtud de su pertenencia a la comunidad internacional. No es fácil para un solo estado mantener su disidencia.

Otros Elementos

Además, las reglas del jus cogens tienen un carácter universal y se aplican a todos los estados, independientemente de sus deseos.

La demanda de reglas que respondan a cambios cada vez más rápidos ha llevado a la sugerencia de que puede haber, en circunstancias apropiadas, un concepto como «costumbre instantánea». Incluso dentro de la doctrina tradicional, la Corte Internacional de Justicia ha reconocido que el paso de un corto período de tiempo no es necesariamente un obstáculo para la formación de una nueva regla. Debido a esto, a veces se plantea la cuestión de si la palabra «personalizado» es adecuada para un proceso que podría ocurrir con gran rapidez.

Práctica por parte de organizaciones internacionales

Se puede argumentar que la práctica de las organizaciones internacionales, en particular la de las Naciones Unidas, tal como aparece en las resoluciones del Consejo de Seguridad y la Asamblea General, es una fuente adicional de derecho internacional, aunque no se mencione como tal. en el artículo 38 (1) del Estatuto de 1946 de la Corte Internacional de Justicia. El Artículo 38 (1) está estrechamente basado en la disposición correspondiente del Estatuto de 1920 del Tribunal Permanente de Justicia Internacional, por lo que es anterior al papel que las organizaciones internacionales han venido a desempeñar en el plano internacional. Es decir, la disposición del Artículo 38 (1) puede considerarse como «anticuada, y esto puede verse más vívidamente en la mención hecha de» naciones civilizadas «,

Opinio juris

Una gran cantidad de prácticas estatales generalmente no conlleva la presunción de que existe opinio juris. “Los actos en cuestión no solo deben constituir una práctica establecida, sino que también deben ser tales, o llevarse a cabo de tal manera, como prueba de la creencia de que esta práctica se hace obligatoria por la existencia de un estado de derecho »

Cuando la práctica (de la cual se proporciona evidencia) comprende abstenciones de actuar, la coherencia de la conducta puede no establecer la existencia de una norma de derecho internacional consuetudinario. El hecho de que no se hayan utilizado armas nucleares desde 1945, por ejemplo, no hace que su uso sea ilegal sobre la base de una obligación consuetudinaria porque faltaba la necesaria opinio juris.

Si bien la Corte Internacional de Justicia se ha referido con frecuencia a opinio juris como un pie de igualdad con la práctica estatal, el papel del elemento psicológico en la creación del derecho consuetudinario (en la mayoría de los países de tradición anglosajona también se aplica el término al sistema de common law o derecho común) es incierto.

Jus cogens

Una norma perentoria o jus cogens (latín para «ley convincente» o «ley fuerte») es un principio del derecho internacional considerado tan fundamental que anula todas las demás fuentes del derecho internacional, incluida la Carta de las Naciones Unidas (firmada en San Francisco, 26 de junio de 1945). El principio de jus cogens está consagrado en el artículo 53 de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados, en que, a los efectos de dicha Convención, una norma imperativa de derecho internacional general es una norma aceptada y reconocida por la comunidad internacional de Estados en su conjunto como norma desde la cual no se permite ninguna excepción y que solo puede ser modificada por una norma posterior del derecho internacional general tiene el mismo carácter.

Las reglas de jus cogens generalmente requieren o prohíben al estado realizar actos particulares o respetar ciertos derechos.

Puntualización

Sin embargo, algunos definen los delitos penales que el estado debe imponer contra los individuos. Generalmente se incluyen en las listas de tales normas las prohibiciones de tales crímenes y los actos internacionalmente ilícitos como librar una guerra agresiva, crímenes de guerra (la Convención sobre la imprescriptibilidad de los crímenes de guerra y de los crímenes de lesa humanidad fue adoptada en Nueva York, el 26 de noviembre de 1968 por la Asamblea General en su resolución 2391 (XXIII) y entró en vigor el 11 de noviembre de 1970, de conformidad con el artículo VIII; consulte también la información sobre los delitos o crímenes de lesa humanidad y acerca de los crímenes contra la humanidad), crímenes contra la humanidad, piratería, genocidio, apartheid (véase su definición, el apartheid en Sudáfrica y la Convención Internacional sobre la Represión y el Castigo del Crimen de Apartheid, adoptada en Nueva York el 30 de noviembre de 1973), esclavitud y tortura.

La evidencia que apoya el surgimiento de una regla de jus cogens será esencialmente similar a la requerida para establecer la creación de una nueva regla de derecho internacional consuetudinario. De hecho, podría pensarse en el jus cogens como un principio especial de la costumbre con un jurado de opiniones «superadded.» el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha destacado el aspecto de la política pública internacional del jus cogens.

Autor: Henry

14 comentarios en «Fuentes del Derecho Internacional»

  1. El artículo 38 (1) (d) del Estatuto de la Corte Internacional de Justicia establece que las «enseñanzas de los publicistas más calificados de las distintas naciones» también se encuentran entre los «medios subsidiarios para la determinación de las normas de derecho». Los trabajos académicos de destacados juristas no son fuentes del derecho internacional, pero son esenciales para desarrollar las normas que se derivan de los tratados, las costumbres y los principios generales del derecho. Esta es una práctica aceptada en la interpretación del derecho internacional y fue utilizada por la Corte Suprema de los Estados Unidos en el caso Paquete Habana.

  2. Según el Artículo 38 (1) (d) de su Estatuto, la Corte Internacional de Justicia también debe aplicar «las decisiones judiciales y las enseñanzas de los publicistas más calificados de las distintas naciones, como medios subsidiarios para la determinación de las normas de derecho». Es difícil decir qué influencia tienen estos materiales en el desarrollo de la ley. Los alegatos en casos ante la Corte Internacional de Justicia a menudo están repletos de referencias a la jurisprudencia ya la literatura legal.

    Las decisiones de los tribunales internacionales y municipales y las publicaciones de académicos pueden referirse, no como una fuente de derecho como tal, sino como un medio para reconocer la ley establecida en otras fuentes. En la práctica, la Corte Internacional de Justicia no se refiere a las decisiones internas, aunque sí invoca su jurisprudencia anterior.

    No existe una regla de mirada fija en el derecho internacional. La decisión de la Corte no tiene fuerza vinculante, excepto entre las partes y con respecto a ese caso particular. Sin embargo, a menudo el Tribunal se remite a sus decisiones pasadas y opiniones consultivas para apoyar su explicación de un caso presente.

    A menudo, la Corte Internacional de Justicia considerará las resoluciones de la Asamblea General como indicativas del derecho internacional consuetudinario.

  3. La importancia de los principios generales, sin duda, se ha reducido por la mayor intensidad de las relaciones entre los Estados y los tratados e instituciones. Sin embargo, los conceptos de estoppel y equidad han sido empleados en la adjudicación de disputas internacionales. Por ejemplo, un estado que, por su conducta, ha alentado a otro estado a creer en la existencia de una determinada situación legal o de hecho, y a confiar en esa creencia, puede verse impedido de afirmar una situación contraria en sus relaciones. La CIJ dijo que el principio de buena fe era «[o] uno de los principios básicos que rigen la creación y el cumplimiento de obligaciones legales». Del mismo modo, ha habido frecuentes referencias a la equidad. En general, se acepta que la equidad no puede emplearse para subvertir las reglas legales (es decir, operar contra legem). Esta «equidad como ley».Conv ención sobre el Derecho del Mar de 1982, aunque esto puede ser poco más que una admisión de la existencia, y la legitimación, de la discreción del juez.

    Sin embargo, los principios de estoppel y equidad en el contexto internacional no conservan todas las connotaciones que hacen bajo la ley común. La referencia a los principios como «generales» significa que, si las reglas se adaptaran de la ley municipal, deberían tener un nivel de generalidad suficiente para abarcar reglas similares existentes en muchos sistemas municipales. Los principios del derecho municipal deben considerarse fuentes de inspiración más que fuentes de reglas de aplicación directa.

  4. El alcance de los principios generales del derecho, a los que se refiere el artículo 38 (1) del Estatuto de la Corte Internacional de Justicia, no está claro ni es controvertido, pero puede incluir los principios legales que son comunes a un gran número de sistemas de derecho municipal. Dados los límites de los tratados o las costumbres como fuentes del derecho internacional, el Artículo 38 (1) puede considerarse como una directiva para que la Corte llene cualquier laguna en la ley e impida una no-liquidación por referencia a los principios generales.

    En etapas anteriores del desarrollo del derecho internacional, las reglas se extrajeron frecuentemente del derecho municipal. En el siglo XIX, los positivistas legales rechazaron la idea de que el derecho internacional podía provenir de cualquier fuente que no implicara la voluntad o el consentimiento del Estado, pero que estuvieran preparados para permitir la aplicación de los principios generales del derecho, siempre que hubieran sido aceptados de alguna manera por Estados como parte del ordenamiento jurídico. Así, el artículo 38 (1) (c), por ejemplo, habla de principios generales «reconocidos» por los estados. Un área que demuestra la adopción de enfoques municipales es la ley aplicada a la relación entre los funcionarios internacionales y sus organizaciones empleadoras, aunque hoy en día los principios se consideran como un derecho internacional establecido.

  5. El artículo 38 (1) (b) del Estatuto de la CIJ se refiere a la «costumbre internacional» como una fuente de derecho internacional, enfatizando específicamente los dos requisitos de la práctica estatal más la aceptación de la práctica como obligatoria o opinio juris sive necesitatis (generalmente abreviada como opinio juris).

    Derivado de la práctica consistente de (originalmente) estados occidentales acompañados por opinio juris (la convicción de los Estados de que la práctica consistente es requerida por una obligación legal), el derecho internacional consuetudinario se diferencia de los actos de cortesía (reconocimiento mutuo de actos gubernamentales) por el presencia de opinio juris (aunque en algunos casos, los actos de cortesía se han convertido en derecho internacional consuetudinario, es decir, inmunidad diplomática). Los tratados han desplazado poco a poco el derecho internacional consuetudinario. Este desarrollo es similar a la sustitución del derecho consuetudinario o común por el derecho codificado en los entornos legales municipales, pero el derecho internacional consuetudinario sigue desempeñando un papel importante en el derecho internacional.

  6. De conformidad con el Capítulo XVI, Artículo 103 de la Carta de las Naciones Unidas, las obligaciones derivadas de la Carta de las Naciones Unidas anulan los términos de cualquier otro tratado. Mientras tanto, su Preámbulo afirma el establecimiento de las obligaciones derivadas de los tratados y la fuente del derecho internacional.

  7. La «costumbre instantánea» basada en la convención ha sido identificada por la Corte Internacional de Justicia en varias ocasiones como una representación del derecho consuetudinario sin explicación de si la disposición en cuestión era apoyada por la práctica estatal. Esto ha sucedido con respecto a una serie de disposiciones de la Convención de Viena sobre el Derecho de Trea ata 1969. Si «a medida instantánea» es válida como ley, se podría negar a terceros las consecuencias normales de la no adhesión a la Carta de las Naciones Unidas.

  8. Cuando una norma consuetudinaria está en proceso de desarrollo, su incorporación a un tratado multilateral puede tener el efecto de consolidar o cristalizar la ley en la forma de esa regla. No siempre es fácil identificar cuándo ocurre esto. Donde la práctica está menos desarrollada, la disposición del tratado puede no ser suficiente para cristalizar la regla como parte del derecho internacional consuetudinario.

    Incluso si la regla es nueva, la redacción de la disposición del tratado puede ser el impulso para su adopción en la práctica de los estados, y es la posterior aceptación de la regla por parte de los estados lo que la hace efectiva como parte del derecho consuetudinario. Si se adopta una definición amplia de la práctica estatal, la elaboración de un tratado estaría dentro de la definición. Alternativamente, es posible considerar el tratado como el acto final de la práctica estatal requerido para establecer la regla en cuestión, o como la articulación necesaria de la regla para darle la opinión de los jurados de derecho internacional consuetudinario.

  9. Algunos tratados son el resultado de la codificación del derecho consuetudinario existente, como las leyes que rigen los bienes comunes globales y jus ad bellum. Si bien el propósito es establecer un código de aplicación general, su efectividad depende del número de estados que ratifiquen o accedan a la convención en particular. Relativamente pocos de esos instrumentos tienen un número suficiente de partes para ser consideradas como derecho internacional por derecho propio. El ejemplo más obvio son los Convenios de Ginebra de 1949 para la protección de las víctimas de la guerra.

    La mayoría de los tratados multilaterales no llegan a un grado de aceptación formal tan universal y dependen de que se considere que sus disposiciones representan el derecho internacional consuetudinario y, por esta vía indirecta, como vinculantes para los que no son partes. Este resultado es posible de varias maneras:

    Cuando la regla del tratado reproduce una regla existente del derecho consuetudinario, la regla se aclarará en términos de la disposición del tratado. Un ejemplo notable es la Convención de Viena sobre el Derecho de Trea corbatas 1969, que fue considerado por la CIJ a ser ley incluso antes de que hubiera sido puesta en vigor.

  10. Los tratados y las convenciones son la fuente persuasiva del derecho internacional y se consideran «leyes duras». Los tratados pueden desempeñar el papel de los contratos entre dos o más partes, como un tratado de extradición o un pacto de defensa. Los tratados también pueden ser leyes para regular un aspecto particular de las relaciones internacionales o formar las constituciones de organizaciones internacionales.

    Independientemente de que todos los tratados puedan considerarse fuentes de derecho, son fuentes de obligación para las partes. El artículo 38 (1) (a) de la CIJ, que utiliza el término «convenciones internacionales», se concentra en los tratados como fuente de obligación contractual, pero también reconoce la posibilidad de que un estado acepte expresamente las obligaciones de un tratado para el cual no está formalmente una fiesta.

    Para que una norma basada en un tratado sea una fuente de derecho, en lugar de una simple obligación, debe ser capaz de afectar a las no partes o tener consecuencias para las partes más amplias que las específicamente impuestas por el propio tratado.

    Por lo tanto, los procedimientos o métodos por tratados se vuelven legalmente vinculantes son una fuente formal de ley, que es un proceso por el cual una norma legal comienza a existir: es la creación de leyes.

Deja un comentario