Hidrofracturación

Si bien la fractura hidr√°ulica ha aumentado el suministro de combustible dom√©stico y ha facilitado que el gas natural desplace al carb√≥n m√°s sucio en la generaci√≥n de electricidad, la fractura hidr√°ulica tambi√©n ha suscitado preocupaci√≥n por el suministro de agua potable contaminada, el aumento de la contaminaci√≥n atmosf√©rica (v√©ase qu√© es, su definici√≥n, o concepto jur√≠dico), la eliminaci√≥n de desechos t√≥xicos, el deterioro de los r√≠os y arroyos y la destrucci√≥n de los paisajes y el h√°bitat de la fauna silvestre. Hidrofracturaci√≥n, fracturaci√≥n hidr√°ulica, o fractura hidr√°ulica es una t√©cnica de estimulaci√≥n de pozos, com√ļnmente denominada “fracking”, que forma parte de un proceso m√°s amplio de desarrollo de pozos de petr√≥leo y gas no convencionales. Durante la fracturaci√≥n hidr√°ulica, los operadores de petr√≥leo y gas inyectan un fluido de tratamiento en un pozo de petr√≥leo o gas a una presi√≥n lo suficientemente alta como para fracturar la roca hu√©sped con el fin de estimular o aumentar la producci√≥n de petr√≥leo o gas de un yacimiento de baja permeabilidad. El acoplamiento de la fracturaci√≥n hidr√°ulica y la perforaci√≥n horizontal ha aumentado la producci√≥n de petr√≥leo y gas en Estados Unidos en los √ļltimos a√Īos.

Políticas Universitarias en Europa

La idea de una universidad en la que la ense√Īanza y la investigaci√≥n se combinan en la b√ļsqueda de la verdad imparcial alcanz√≥ su forma cl√°sica en la Alemania del siglo XIX, y acab√≥ convirti√©ndose en el modelo dominante. Otras caracter√≠sticas del modelo eran la libertad intelectual en la investigaci√≥n y la ense√Īanza, la autonom√≠a universitaria, el crecimiento de disciplinas independientes con sus propias normas y prioridades, y el internacionalismo.
Esta concepci√≥n de la universidad floreci√≥ cuando la educaci√≥n era patrimonio de una √©lite social. El informe Robbins (1963) trat√≥ de democratizar el modelo sin cambiarlo radicalmente, y hasta los a√Īos ochenta la expansi√≥n universitaria estuvo contenida dentro de este patr√≥n, con las polit√©cnicas como ideal alternativo. El fin del sistema binario en 1988 reuni√≥ las formas de educaci√≥n liberal y profesional. En Gran Breta√Īa, a diferencia de muchos otros pa√≠ses avanzados, la pol√≠tica se opone al reconocimiento de jerarqu√≠as dentro del sistema de ense√Īanza superior, aunque en realidad existen amplias variaciones de prestigio social e intelectual. La investigaci√≥n se ha desvinculado cada vez m√°s de la ense√Īanza, y la concentraci√≥n de la financiaci√≥n de la investigaci√≥n ampl√≠a las divisiones dentro del sistema. La exigencia de que la investigaci√≥n sea pertinente desde el punto de vista econ√≥mico y social pone en tela de juicio las opiniones aceptadas sobre la libertad acad√©mica.

Historia de las Tasas Universitaria en Europa

Desde 2010, la subvenci√≥n estatal para la ense√Īanza de las universidades se ha convertido en pr√©stamos condicionados a los ingresos, dise√Īados para impulsar el sistema universitario mediante la elecci√≥n y la competencia. Este texto muestra c√≥mo se ha llegado a esta situaci√≥n y la sit√ļa en una perspectiva a largo plazo. El apoyo del Estado a las universidades tiene una historia m√°s larga de lo que se suele suponer, y permiti√≥ que las tasas de los estudiantes se mantuvieran bajas. Incluso antes de 1914, fuera de Oxford y Cambridge, las tasas sol√≠an representar bastante menos de la mitad de los ingresos universitarios. Hacer que los estudiantes paguen el coste total de su educaci√≥n es una innovaci√≥n radical. La gratuidad de la ense√Īanza superior data de 1962, y form√≥ parte de la expansi√≥n asociada al informe Robbins. Desde los a√Īos sesenta hasta los ochenta coexisti√≥ con el r√©gimen de financiaci√≥n del University Grants Committee, que apoyaba la autonom√≠a universitaria y los valores acad√©micos tradicionales. El contexto hist√≥rico explica por qu√© este equilibrio se volvi√≥ insostenible y subraya el contraste con las pol√≠ticas actuales. Las pol√≠ticas basadas en la mercantilizaci√≥n se inspiran en los modelos estadounidenses, pero las universidades brit√°nicas se desarrollaron en l√≠neas m√°s europeas como un sistema nacional integrado en asociaci√≥n con el Estado. Su historia lo ha jerarquizado, con importantes distinciones de prestigio social e intelectual. Mientras que la educaci√≥n superior gratuita mitig√≥ estas divisiones, un sistema de tasas probablemente las exacerbar√°. La adopci√≥n de un r√©gimen de tasas completas abre el camino a los proveedores privados de ense√Īanza superior, lo que tambi√©n supone una ruptura radical con las pr√°cticas del pasado. El restablecimiento de la gratuidad de la ense√Īanza superior en buena parte de Europa puede ser pol√≠ticamente impracticable, pero una combinaci√≥n de tasas m√°s bajas junto con una mayor financiaci√≥n estatal b√°sica proporcionar√≠a un mejor equilibrio de intereses que la pol√≠tica actual, impulsada por la ideolog√≠a, y que tiene sus ra√≠ces en un precedente hist√≥rico.

Cronología de la Crisis del Agua

Cronolog√≠a de la Crisis del Agua Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Nota: para una explicaci√≥n m√°s detallada, puede consultarse la Historia de la Crisis del Agua en el Oeste de Am√©rica y otros lugares aqu√≠. Cronolog√≠a de la … Leer m√°s

Historia de la Crisis del Agua

Historia de la Crisis del Agua Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Historia de la Crisis del Agua en el Oeste de Am√©rica El √°rido Oeste Desde que los seres humanos se asentaron por primera vez en comunidades, lo … Leer m√°s

Historia del Coste de la Educación Superior

Un r√©cord del 35% de los estadounidenses hab√≠a asistido al menos a cuatro a√Īos de universidad en 2018, frente al 4,6% en 1940. Pero con el aumento de las matr√≠culas hasta cuatro veces m√°s r√°pido que la inflaci√≥n, muchos graduados se enfrentan a elevadas deudas universitarias -casi 30.000 d√≥lares de media- y m√°s del 40% est√°n subempleados en sus primeros trabajos. Estas tendencias plantean la cuesti√≥n de si un t√≠tulo universitario vale hoy el tiempo y el dinero. Los estudios siguen mostrando que un t√≠tulo de cuatro a√Īos aumenta los ingresos de por vida con respecto a los de los graduados de secundaria, pero las nuevas investigaciones muestran que no todos los graduados ver√°n un fuerte retorno de la inversi√≥n, dependiendo del g√©nero, la raza, los ingresos familiares y el tipo de t√≠tulo. Los empresarios, por su parte, se quejan de que no encuentran trabajadores cualificados para ocupar puestos de trabajo bien remunerados que no requieran un t√≠tulo universitario. Algunos expertos recomiendan ampliar los programas de formaci√≥n alternativos de bajo coste, como la formaci√≥n profesional y los “campamentos de entrenamiento” basados en habilidades. Los defensores del consumidor plantean la preocupaci√≥n de que algunos programas de capacitaci√≥n con fines de lucro requieren supervisi√≥n para evitar el aprendizaje inadecuado o el fraude, sin embargo, la administraci√≥n Trump ha estado desregulando la industria. Este debate tiene varios siglos de historia.

Derecho a Reparar

Cada vez hay más presión sobre los fabricantes de todo el mundo para que permitan a los consumidores el derecho a reparar sus propios aparatos. La FTC, en julio de 2021, votó por unanimidad para hacer valer el derecho a reparar. La medida sigue a una orden ejecutiva emitida unos días antes por la Casa Blanca en la que se insta a la agencia a garantizar los derechos de los consumidores a reparar sus propios aparatos.

Derecho Humano al Agua

Desde el decenio de 1970, la fijaci√≥n de objetivos mundiales para aumentar el acceso al agua potable ha adoptado una serie de enfoques diferentes para determinar si el agua debe entenderse principalmente como un “derecho humano” o una “necesidad humana”. En la declaraci√≥n de Mar del Plata de 1977, los Estados reconocieron el derecho humano al agua y se comprometieron a lograr el acceso universal para 1990. En la Declaraci√≥n de Nueva Delhi de 1990, con el acceso universal todav√≠a fuera de alcance, el objetivo se renov√≥ con un nuevo plazo de 2000, pero el agua se describi√≥ como una necesidad humana m√°s que como un derecho humano. Este enfoque se combin√≥ con un √©nfasis en los valores econ√≥micos del agua y la necesidad de una mayor recuperaci√≥n de los costos, lo que a su vez aument√≥ la atenci√≥n y la aceptaci√≥n de la participaci√≥n del sector privado en la prestaci√≥n de servicios de agua y saneamiento en todo el Sur Global.

Cultivos en Contorno

Es la práctica de labrar las tierras inclinadas a lo largo de líneas de elevación constante para conservar el agua de lluvia y reducir las pérdidas de suelo por la erosión de la superficie. La agricultura de contorno se ha practicado durante siglos en partes del mundo donde la agricultura de riego es importante. Se ha demostrado que esta práctica reduce la pérdida de fertilizantes, el consumo de energía y tiempo y el desgaste de las máquinas, así como que aumenta el rendimiento de los cultivos y reduce la erosión. La agricultura en curvas de nivel puede ayudar a absorber el impacto de las fuertes lluvias, que en la plantación en línea recta a menudo arrastran la capa superior del suelo.

Captación de Aguas Pluviales

Este texto se ocupa de la captaci√≥n de aguas pluviales (aguas de lluvia). La captaci√≥n de agua de lluvia para funciones no potables, como la jardiner√≠a y el lavado de ropa, reduce considerablemente tanto la cantidad de agua dulce total demandada como la presi√≥n sobre la infraestructura de aguas pluviales. Dado que las precipitaciones son espor√°dicas y que s√≥lo una peque√Īa proporci√≥n de las precipitaciones mundiales est√° f√°cilmente disponible para el uso humano, la captaci√≥n de aguas pluviales puede ser un medio eficaz de captar ese precioso recurso. En las ciudades, gran parte de la lluvia que cae sobre edificios, tejados, carreteras y otros paisajes duros no se filtra en el suelo y se dirige en cambio a las alcantarillas de las tormentas para su eliminaci√≥n. Las superficies impermeables causan inundaciones urbanas en muchas zonas y generan agua contaminada inutilizable que se dirige lejos de los recursos de agua potable. Durante los meses secos, las aguas subterr√°neas locales pueden agotarse, y muchas localidades luchan por proporcionar constantemente suficiente agua potable para satisfacer la demanda.

Distribución del Agua

Este texto se ocupa de la distribución del agua. Más de la mitad del costo de un sistema municipal de suministro de agua corresponde a la red de distribución. Los tanques de almacenamiento de distribución se construyen a nivel del suelo en las cimas de las colinas más altas que la zona de servicio. En las zonas de topografía plana, los tanques pueden elevarse por encima del suelo en torres a fin de proporcionar una presión de agua adecuada, o pueden proporcionarse tanques de almacenamiento a nivel del suelo con bombeo de refuerzo.

Tratamiento de Aguas

El agua de los r√≠os o lagos rara vez es lo suficientemente limpia para el consumo humano si no se trata o purifica primero. El agua subterr√°nea tambi√©n necesita a menudo alg√ļn nivel de tratamiento para hacerla potable. El objetivo principal del tratamiento del agua es proteger la salud de la comunidad. El agua potable debe, por supuesto, estar libre de microorganismos y productos qu√≠micos nocivos, pero los suministros p√ļblicos tambi√©n deben ser est√©ticamente deseables para que los consumidores no se sientan tentados a utilizar agua de otra fuente m√°s atractiva pero no protegida. El agua debe ser cristalina, casi sin turbidez, y debe estar libre de color, olor y sabor desagradables. Para los suministros dom√©sticos, el agua no debe ser corrosiva, ni debe depositar cantidades problem√°ticas de incrustaciones y manchas en las tuber√≠as. Los requisitos industriales pueden ser a√ļn m√°s estrictos; muchas industrias proporcionan un tratamiento especial en sus propios locales.

Sistema de Abastecimiento de Agua

Este texto se ocupa del sistema de abastecimiento o suministro de agua a poblaciones (en las ciudades), potable, para incendios, etc. La virtual eliminación de enfermedades como el cólera y la fiebre tifoidea en los países desarrollados demostró el éxito de la tecnología de tratamiento del agua. En los países en desarrollo, las enfermedades transmitidas por el agua siguen siendo la principal preocupación en cuanto a la calidad del agua.

Derecho Humano al Saneamiento

A principios del nuevo milenio se adopt√≥ un enfoque similar basado en las necesidades en la meta 7 de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), pero durante este decenio tambi√©n surgi√≥ un consenso sobre el reconocimiento del derecho humano al agua en el derecho internacional. A medida que el estatuto normativo y el contenido de este derecho se fueron articulando y comprendiendo mejor, comenz√≥ a influir en la pr√°ctica de la prestaci√≥n de servicios de agua y saneamiento, y al final del proceso de los ODM un enfoque basado en los derechos ocup√≥ un lugar m√°s destacado en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODM) de 2015. Si bien la prestaci√≥n de servicios de agua y saneamiento es multifac√©tica, la evidencia de los logros mundiales a partir de los a√Īos setenta indica que un enfoque basado en los derechos aumenta la prioridad otorgada a los valores sociales de esos servicios y centra la atenci√≥n en la necesidad de ir m√°s all√° de las soluciones t√©cnicas para abordar las cuestiones estructurales que se encuentran en el centro de la desigualdad del agua. [rtbs name=”crisis-del-agua”] En el futuro, los enfoques relativos a la prestaci√≥n de servicios de agua y saneamiento y al derecho humano al agua deber√°n seguir adapt√°ndose a los nuevos desaf√≠os y a las concepciones cambiantes del agua, incluido el reconocimiento cada vez mayor de que todos los seres vivos tienen derecho al agua y de que el agua misma puede tener derechos.

Asequibilidad del Saneamiento del Agua

La cuesti√≥n de la asequibilidad de los servicios de agua y alcantarillado no debe considerarse aisladamente de la asequibilidad de la vivienda, los alimentos, la energ√≠a, la atenci√≥n de la salud y el transporte, e incluso puede ser un objetivo enga√Īoso a perseguir. Debido a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, ahora hay esfuerzos de sector por sector para definir la asequibilidad en cada uno de ellos y para avanzar en los programas para proteger a los pobres de pagar demasiado de sus ingresos por los servicios de cada sector. Los debates se centrar√°n en c√≥mo medir adecuadamente la asequibilidad, y si el 3% o el 5%, por ejemplo, es la proporci√≥n adecuada para el agua. [rtbs name=”crisis-del-agua”] Si se elige el 5%, entonces esta decisi√≥n afecta al presupuesto disponible para la atenci√≥n sanitaria o el transporte (esta l√≥gica tambi√©n se refleja en el enfoque de “ingresos residuales” para medir la asequibilidad). Gestionar inteligentemente estos juicios de valor entrelazados es un reto. Adem√°s, estos juicios son intr√≠nsecamente pol√≠ticos, y parece haber poco consenso sobre cu√°l deber√≠a ser el l√≠mite apropiado.

Asequibilidad de los Servicios de Agua

La escasez de estudios emp√≠ricos cuidadosos de los programas de asequibilidad existentes dificulta la caracterizaci√≥n de cualquier pol√≠tica particular como la “mejor” o preferida. Adem√°s, el contexto es indudablemente importante para elaborar una estrategia eficaz para un lugar determinado. Para ayudar a los responsables de la toma de decisiones a comprender las opciones de los programas, las compensaciones y los errores que deben evitarse, algunos autores abordan esta cuesti√≥n proporcionando un conjunto de preguntas de alcance para identificar factores contextuales importantes, agrupados por los que afectan al acceso a los servicios y los que afectan a los recursos disponibles para los programas de asequibilidad, y presentan una tipolog√≠a simplificada para mapear las pol√≠ticas de asequibilidad en tres casos ilustrativos. Estos casos var√≠an en t√©rminos del porcentaje de la poblaci√≥n considerada pobre y el porcentaje de la poblaci√≥n conectada a una red de tuber√≠as. En un entorno urbano en el que una gran fracci√≥n de hogares se considerar√≠a pobre y la mayor√≠a no est√° conectada, es probable que la mayor√≠a de los subsidios al agua se dirijan a un sistema de grifos p√ļblicos de alta calidad y accesibles. A medida que el crecimiento econ√≥mico aumente los ingresos y m√°s personas se conecten al sistema, es probable que los subsidios de conexi√≥n sean el instrumento m√°s importante para ayudar a los pobres. Por √ļltimo, cuando casi todos los hogares est√©n conectados y s√≥lo una minor√≠a de hogares se considere pobre, los subsidios al consumo sujetos a comprobaci√≥n de los medios de vida deber√≠an desempe√Īar un papel m√°s importante, aunque la selecci√≥n de los beneficiarios puede requerir importantes recursos administrativos que deber√≠an coordinarse con los programas sujetos a comprobaci√≥n de los medios de vida en otros sectores. Las empresas de servicios p√ļblicos tambi√©n deber√≠an considerar programas que permitan calendarios flexibles de pago de facturas, la condonaci√≥n de facturas epis√≥dicas no sujetas a comprobaci√≥n de los medios de vida y la asistencia para la conservaci√≥n, en particular cuando la escasez de agua sea motivo de preocupaci√≥n. (Tal vez sea de inter√©s m√°s investigaci√≥n sobre el concepto). Entre los errores que deben evitarse se encuentra el subvencionar las facturas de agua para todos los clientes con la esperanza de llegar a los pobres y el imponer barreras administrativas a los hogares que desean una conexi√≥n para obtenerla. Del mismo modo, los programas basados en los medios deber√≠an simplificar los procedimientos de solicitud o incluso utilizar la inscripci√≥n autom√°tica. Por √ļltimo, un desaf√≠o clave es convencer a los gobiernos centrales de que financien los programas de asequibilidad con los ingresos fiscales en lugar de depender de fuentes generadas localmente, en particular los subsidios cruzados a trav√©s de la tarifa.

Tarifas del Agua

La subvenci√≥n cruzada entre los hogares ricos y los pobres s√≥lo se producir√° si el consumo de los hogares pobres cae en el bloque bajo (subvencionado) y si los hogares ricos consumen en el bloque m√°s alto y pagan un precio superior al coste medio del suministro. Estas dos condiciones rara vez se cumplen en la realidad y las tarifas en bloque crecientes (IBT) a menudo no asignan eficazmente los subsidios a los pobres. Hay algunos ejemplos de empresas de abastecimiento de agua que realizan ajustes en la tarifa para tener en cuenta que es probable que los hogares pobres con familias numerosas se vean afectados negativamente por las IBT. Sin embargo, el suministro de una cantidad m√≠nima de agua gratuita (como en Sud√°frica), el dise√Īo de asignaciones de agua de bajo costo espec√≠ficas para cada hogar (como en California), o el ajuste de las tarifas en funci√≥n del tama√Īo del hogar no suelen mejorar la orientaci√≥n de los subsidios a los hogares m√°s pobres. Es dif√≠cil racionalizar el uso generalizado de las IBT, en particular sabiendo que el uso de una tarifa volum√©trica uniforme (simple) en la que el suministro de agua se cobra a su costo total podr√≠a mejorar el bienestar social al eliminar las distorsiones de precios y ser√≠a m√°s f√°cil de entender para los hogares que las IBT. Esta simple tarifa podr√≠a combinarse con algunos programas de asistencia al consumidor para ayudar a los hogares m√°s pobres a pagar sus facturas.

Precio del Agua

El dise√Īo de las tarifas municipales de agua requiere el equilibrio de m√ļltiples criterios, como la autosuficiencia financiera del proveedor del servicio, la equidad entre los clientes y la eficiencia econ√≥mica de la sociedad. En todo el mundo se utilizan diversas formas de tarifas de agua (por ejemplo, tarifas basadas en cargos fijos o volum√©tricos, tarifas en una o dos partes y tarifas en bloque crecientes o decrecientes), pero las tarifas en bloque crecientes (IBT) se han hecho populares en todo el mundo en los √ļltimos decenios por dos razones principales. Aparte del hecho de que las IBT incentivan a los hogares a ahorrar agua cobrando grandes vol√ļmenes a un precio m√°s alto, existe la creencia generalizada de que las IBT favorecen a los pobres. Esto √ļltimo ser√≠a la consecuencia de proporcionar a todos los hogares una cantidad m√≠nima de agua a un precio bajo (subvencionado) mientras que los grandes usuarios de agua pagan precios m√°s altos.

Pureza del Agua

Los seres humanos son susceptibles a la contaminaci√≥n (que se hace impura, contaminada o envenenada al exponerse a otra sustancia extra√Īa) del aire y del agua. [rtbs name=”crisis-del-agua”] Respirar aire cargado con una sustancia nociva puede causar enfermedad o incluso la muerte. Del mismo modo, el agua potable que contiene un veneno inorg√°nico o un microorganismo infeccioso puede ser debilitante o letal. Tanto el agua como el aire son particularmente vulnerables a la contaminaci√≥n por algunas bacterias y protozoos, y por sus productos t√≥xicos. Mientras que la contaminaci√≥n del aire y el agua puede ser inadvertida, las sustancias nocivas tambi√©n pueden ser introducidas deliberadamente. Los productos qu√≠micos tambi√©n pueden dispersarse en el agua y en el aire.