Ropa de Trabajo

Despu√©s de dos a√Īos en los que nos pusimos apresuradamente una chaqueta de negocios sobre una camiseta y un pantal√≥n de ch√°ndal mientras dej√°bamos entrar a la gente en nuestras casas durante la pandemia de Covid-19, nuestra tolerancia al conformismo -y a la incomodidad- ha cambiado. El c√≥digo de vestimenta empresarial est√° evolucionando. ¬ŅTe has replanteado tu vestimenta de trabajo al volver a la oficina, pero te preocupa lo que pensar√°n los dem√°s? En este texto se ofrecen medidas pr√°cticas que puedes probar si est√°s pensando en cambiar las cosas.

Centros Comunitarios

Un centro comunitario es un lugar especialmente habilitado para las personas, grupos y organizaciones de una zona determinada, donde pueden acudir para reunirse y hacer actividades en com√ļn. Hace tambi√©n referencia el concepto al edificio utilizado por los miembros de una comunidad para reuniones sociales, actividades educativas, etc. La comunidad se caracteriza por compartir geograf√≠a, intereses, valores sociales e incluso comportamientos. Basar los servicios en la comunidad ofrece un gran potencial para superar las barreras existentes a la atenci√≥n sanitaria preventiva, como la distancia, la falta de familiaridad y el miedo o la desconfianza hacia los hospitales, al mismo tiempo que permite la prestaci√≥n de un programa que est√° mejor situado (es decir, “adaptado”) para satisfacer las necesidades de esa comunidad, incluido el uso de personal aut√≥ctono de esa comunidad (por ejemplo, los trabajadores sociales comunitarios). En la actualidad existe una s√≥lida base de pruebas que engloba modelos de atenci√≥n comunitaria que han tenido √©xito en la prevenci√≥n primaria, tanto en lo que respecta a la promoci√≥n de la salud como a las intervenciones centradas en las personas de alto riesgo, estas √ļltimas relacionadas principalmente con la prevenci√≥n de la diabetes y la lucha contra las disparidades raciales en materia de salud. Adem√°s, la prevenci√≥n secundaria y la rehabilitaci√≥n en la comunidad han demostrado ser seguras y tan eficaces como la atenci√≥n hospitalaria tradicional para muchos pacientes, con pruebas de una mayor adherencia. La clave para el √©xito de todos estos programas es el uso de un equipo de expertos con la formaci√≥n adecuada que trabaje en colaboraci√≥n con los servicios comunitarios existentes y los grupos de usuarios. La integraci√≥n de la atenci√≥n preventiva primaria y secundaria en un entorno comunitario tambi√©n ha demostrado ser eficaz y factible, pero requiere una mayor exploraci√≥n antes de adoptar este modelo en una base m√°s amplia. Queda por definir la composici√≥n ideal no s√≥lo del propio MDT, sino tambi√©n de la intervenci√≥n. Sin embargo, es probable que no exista un enfoque √ļnico para todos los casos, sino que las intervenciones deber√≠an adaptarse a las necesidades de los participantes y de la comunidad local. Adem√°s, a√ļn est√° por determinar la sostenibilidad y la rentabilidad de estos programas.

Renacimiento Italiano

Las excavaciones realizadas en G√©nova por arque√≥logos italianos y brit√°nicos a partir del decenio de 1960 fueron especialmente influyentes en la promoci√≥n del estudio del per√≠odo posmedieval. La publicaci√≥n de la arqueolog√≠a urbana posmedieval tambi√©n est√° empezando a ser m√°s com√ļn, al menos en algunas regiones. La arqueolog√≠a urbana tambi√©n desempe√Ī√≥ un papel importante en el fomento del estudio de la cer√°mica cotidiana. No es sorprendente que el estudio del Renacimiento y la cultura urbana en general haya sido un importante foco de estudio para los historiadores italianos y extranjeros que han generado una enorme literatura. La arquitectura, las fortificaciones, los jardines, la cer√°mica y el vidrio han sido estudiados como parte de la historia del Renacimiento. Entre las tendencias recientes de la historia del arte y la cultura de importancia para la arqueolog√≠a figura la nueva atenci√≥n que se presta a los contextos sociales y pol√≠ticos del arte, los estudios sobre el hogar y el consumo y las redes internacionales de intercambio cultural.

Condiciones Sanitarias

Edwin Chadwick (1800-1890) desempe√Ī√≥ un papel activo en el intento de reformar las condiciones de los trabajadores pobres en Inglaterra. Particip√≥ en muchas comisiones e investigaciones hasta que un brote de tifus y gripe oblig√≥ al Parlamento a buscar respuestas. Chadwick fue nombrado jefe de una comisi√≥n que investig√≥ la relaci√≥n entre las enfermedades y las sucias condiciones sanitarias de la mayor√≠a de las ciudades. El informe, publicado en 1842, es un proyecto de salud p√ļblica e incluye recomendaciones sobre agua potable, mejor saneamiento y limpieza.

Características del Protestantismo

Las caracter√≠sticas principales del Protestantismo est√°n relacionadas con otros puntos de vista distintivos sobre asuntos como el pecado, los sacramentos del bautismo y la Cena del Se√Īor, y la escatolog√≠a (vida futura). Por ejemplo, bas√°ndose en las Escrituras, los protestantes rechazan la clasificaci√≥n cat√≥lica de los pecados como “mortales” o “veniales” y la doctrina del purgatorio. Como gu√≠as para vivir una vida cristiana, el protestantismo mira la centralidad del amor y la justicia como se expresa en la persona de Jesucristo. Jes√ļs mismo encarn√≥ el amor de Dios y orden√≥ a sus seguidores que expresaran este amor. Vio el amor como el cumplimiento de la ley y los profetas del Antiguo Testamento (Mateo 22:40). Los protestantes ven la vida de Jes√ļs como un modelo para vivir fielmente ante Dios y en relaciones correctas con otras personas. Los protestantes tambi√©n hacen hincapi√© en que los cristianos que se relacionan con Dios por la fe y que siguen a Jesucristo pueden vivir sus vidas en libertad como hijos de Dios. El poder del pecado como fuerza controladora de la vida se rompe con el perd√≥n que viene a trav√©s de la muerte de Cristo en la cruz (Efesios 1:7; Colosenses 1:14). El poder de la ley moral para condenar a los pecadores tambi√©n se rompe por la gracia de Dios en Cristo (Romanos 6:14). La vida cristiana es la vida en el Esp√≠ritu que habita en los creyentes (Romanos 6:9-11). Esto da a los cristianos la libertad de seguir a Cristo como su gu√≠a de conducta moral y de estar abiertos a la direcci√≥n del Esp√≠ritu de Dios para determinar c√≥mo vivir y c√≥mo actuar. La libertad cristiana implica la responsabilidad de buscar la voluntad de Dios en todas las cosas. Para los protestantes el objetivo de la vida cristiana es “hacer todo para la gloria de Dios”.

Educación Superior en Europa

La ense√Īanza superior europea se enfrenta a grandes retos para mejorar su competitividad en el mercado mundial. Desde hace varios a√Īos se encuentra a la zaga de EE.UU., Jap√≥n y Australia, y se enfrenta a nuevos retos procedentes de Asia, en particular de China. Para superar sus deficiencias y mejorar la calidad, se han tomado varias iniciativas en los √ļltimos cinco a√Īos, en particular el Proceso de Bolonia y la Estrategia de Lisboa, con el objetivo de crear un Espacio Europeo de Educaci√≥n Superior y un Espacio Europeo de Investigaci√≥n e Innovaci√≥n, y convertir a Europa en una de las principales, si no la principal, econom√≠a y sociedad del conocimiento del mundo. El Proceso de Bolonia est√° mostrando avances sustanciales en la consecuci√≥n de sus objetivos. El apoyo y el seguimiento combinados del proceso por parte de las diferentes partes interesadas (gobiernos, universidades y sus asociaciones, y estudiantes) crean un entorno positivo para los cambios necesarios. En este sentido, el Proceso de Bolonia tambi√©n proporciona un nuevo enfoque de la reforma a nivel macro, utilizando la cooperaci√≥n en lugar del conflicto como base del cambio. En el pasado, en pa√≠ses importantes como Francia, Italia, Espa√Īa y Alemania, los esfuerzos de los pol√≠ticos por reformar la ense√Īanza superior fracasaron porque no fueron capaces de implicar y comprometer a la comunidad de la ense√Īanza superior. En comparaci√≥n, la Estrategia de Lisboa parece m√°s ret√≥rica que real. Sus grandes ambiciones, sin un plan de acci√≥n concreto, ya dieron lugar a una adaptaci√≥n en 2005, dejando el proceso a medias. Aunque no todo es negativo – la creaci√≥n de un Consejo Europeo de Investigaci√≥n, por ejemplo – , no hay suficientes indicios de que se vayan a producir avances sustanciales en los pr√≥ximos cinco a√Īos en el √°mbito de la investigaci√≥n y la innovaci√≥n. En otros √°mbitos, como el de las tasas acad√©micas, el mapa ya est√° cambiando r√°pidamente. Europa ha llegado a un punto de “mentalidad” colectiva -pero no debe entenderse como una aceptaci√≥n- de que, si bien la ense√Īanza superior desempe√Īa un papel decisivo en una econom√≠a y una sociedad basadas en el conocimiento, existe un desfase entre la necesidad de seguir avanzando en materia de matriculaci√≥n de estudiantes y la disponibilidad de financiaci√≥n p√ļblica. En esta situaci√≥n es alentador que el debate en curso pase de ser el de p√ļblico versus privado al m√°s realista de p√ļblico y privado. Es innegable que la ense√Īanza superior europea est√° cambiando y aspira a estar mejor preparada para la competencia mundial.

Colectivización de los Medios de Producción

Este texto se ocupa de la colectivización de los medios de producción. La colectivización de la agricultura en la Unión Soviética a finales del decenio de 1920 y principios del de 1930 fue el primer experimento del mundo con la agricultura comunista en toda regla. La socialización de la producción agrícola en alguna forma había sido un objetivo central de los bolcheviques desde que alcanzaron el poder.

La colectivizaci√≥n ten√≠a dos prop√≥sitos relacionados con el nuevo r√©gimen. El primero era esencialmente ideol√≥gico. La agricultura privada era la base de la econom√≠a sovi√©tica en el momento de la revoluci√≥n. Hasta que este vasto reservorio de propiedad y producci√≥n privadas no se pudiera poner bajo el control central del Estado, la Uni√≥n Sovi√©tica seguir√≠a siendo comunista s√≥lo de nombre. El segundo prop√≥sito era de naturaleza m√°s pr√°ctica, aunque muchos de los supuestos en que se basaba tambi√©n ten√≠an sus ra√≠ces en la teor√≠a marxista. Muchos dirigentes sovi√©ticos estaban convencidos de que la r√°pida industrializaci√≥n de la econom√≠a era esencial si la Uni√≥n Sovi√©tica esperaba alguna vez “alcanzar y superar” a Occidente. Sin embargo, tambi√©n cre√≠an que los recursos necesarios para este esfuerzo masivo s√≥lo pod√≠an obtenerse mediante la explotaci√≥n de los vastos recursos agr√≠colas del pa√≠s. Los productos alimenticios recolectados en el campo se utilizar√≠an para alimentar a la floreciente fuerza de trabajo industrial a precios m√≠nimos y el resto se vender√≠a para la exportaci√≥n. La colectivizaci√≥n de los millones de explotaciones campesinas individuales de Rusia en vastas granjas, pensaban, aumentar√≠a dr√°sticamente la productividad agr√≠cola mediante la racionalizaci√≥n de las pr√°cticas agr√≠colas, el logro de econom√≠as de escala y la facilitaci√≥n de la mecanizaci√≥n de la agricultura. Sin embargo, entre finales de 1926 y 1928 se produjeron dos acontecimientos importantes que parecen haber convencido a Stalin de que la Uni√≥n Sovi√©tica deb√≠a emprender un cambio radical de rumbo. A mediados de 1929 se embarc√≥ en una pol√≠tica de colectivizaci√≥n r√°pida y forzada mucho m√°s radical y violenta de lo que Trotsky hab√≠a imaginado.

Magia

Un t√©rmino general que cubre cualquier intento de controlar el medio ambiente o el ser por medio que sea no probado o intestable, como encantos o hechizos. Las creencias m√°gicas son las que sobreviven porque no han sido objeto de ning√ļn intento de refutarlas. La sociedad occidental ha visto resurgir la magia tras las llamadas influencias racionalizadoras de los siglos XVII y XVIII y el auge de la ciencia. La brujer√≠a, o las sociedades secretas con rituales m√°gicos, los intentos de contactar con los difuntos a trav√©s de m√©diums ps√≠quicos y los tableros Ouija son s√≥lo una de las formas que ha adoptado. La Wicca, o brujer√≠a moderna, suele considerarse una expresi√≥n del feminismo y una pr√°ctica benigna. Su principal ceremonia es la bajada de la Luna, en la que la diosa es atra√≠da hacia la gran sacerdotisa.

Historia del Periodismo

Se ofrece una breve historia del periodismo: desde la invenci√≥n de la imprenta por Johannes Gutenberg en el siglo XV, pasando por el nacimiento de la industria de la informaci√≥n en el siglo XVIII, hasta el impacto de la radio y la televisi√≥n en el siglo XX y la era de Internet. En la √ļltima d√©cada, casi 700 periodistas han sido asesinados, principalmente en guerras, en actos de homicidios pol√≠ticos o por g√°ngsters. En esta entrada, junto con otra, tambi√©n se traza el peligro al que se enfrentan los periodistas cuando informan desde zonas de guerra y desde pa√≠ses que se enfrentan a dram√°ticas convulsiones pol√≠ticas. El crecimiento de los nuevos medios de comunicaci√≥n tambi√©n ha desencadenado una reacci√≥n represiva de los reg√≠menes autoritarios. Al igual que las noticias de la radio desafiaron a los peri√≥dicos por la audiencia (y los anunciantes) en el segundo cuarto del siglo XX, las noticias de la televisi√≥n fueron un nuevo competidor a medida que las redes de difusi√≥n crecieron despu√©s de la Segunda Guerra Mundial. Los primeros telediarios eran emisiones cortas de noticiarios teatrales; en 1949, la NBC comenz√≥ la Caravana de Noticias de 15 minutos utilizando las pel√≠culas de noticias que sus propios camar√≥grafos hab√≠an rodado. Las tres cadenas de televisi√≥n -ABC, CBS y NBC- acabaron ampliando sus noticiarios a 30 minutos; a mediados de 2008, PBS era la √ļnica cadena que emit√≠a un programa de noticias de 60 minutos a primera hora de la tarde

Escolarización

La escolarización en Estados Unidos tiene una larga y sórdida historia, como se detalla en otro lugar. A principios del siglo XXI, la Ley de Inmigración de 1965 supuso un nuevo cambio en la inmigración. Latinos, asiáticos, antillanos, africanos y otros grupos emigraron en masa a esta nación. Las quejas de los nativos son similares a las de principios del siglo XX. A medida que las ciudades declinaban y los suburbios se expandían, las ciudades buscaban la reurbanización y el aburguesamiento. Los cambios en la economía, de las industrias manufactureras a las industrias de servicios y tecnológicas, de lo nacional a lo global, han provocado nuevos retos para las escuelas y la sociedad estadounidense. Las escuelas están ahora más segregadas que en la época de la decisión Brown, y el Tribunal Supremo ha fallado recientemente en contra de los planes de desegregación voluntaria en Seattle, Washington, y Louisville, Kentucky, que permitían el uso de la raza para garantizar que no se produjera una nueva segregación. Aunque muchas cosas han cambiado en las escuelas y en la sociedad estadounidense en general, muchas cosas también parecen seguir igual.

Género

Las relaciones de g√©nero son “construcciones sociales” que var√≠an de unas sociedades a otras y de unos tiempos a otros, y por lo tanto, como tales, susceptibles de modificaci√≥n, de reinterpretaci√≥n y de reconstrucci√≥n.

Imperialismo

Imperialismo: Introducci√≥n al Concepto Jur√≠dico De acuerdo con Eduardo Jorge Arnoletto: El concepto de imperialismo puede ser entendido de dos modos distintos pero complementarios: 1) Como expansi√≥n violenta del √°mbito de influencia o dominio de un Estado sobre √°reas de otro dominio. 2) […]

Periodismo

Colegiaci√≥n Obligatoria El Dictamen de la Corte Interamericana de Derechos Humanos de 13 de noviembre de 1985 estableci√≥, por unanimidad, que la colegiaci√≥n obligatoria de periodistas, en cuanto impida el acceso de cualquier persona al uso pleno de los medios de comunicaci√≥n social como […]

Comunismo

Concepci√≥n Marxista Sovi√©tica Seg√ļn esta interpretaci√≥n, Comunismo es ‚Äúforma superior de organizaci√≥n de la sociedad humana; se basa en fuerzas productivas altamente desarrolladas. La primera fase de la sociedad comunista es el socialismo (ver). El comunismo, se dice en el programa del […]

Familia

Familia en el Derecho Espa√Īol Seg√ļn el Diccionario Jur√≠dico Espasa (2001), Familia recibe el siguiente tratamiento: Entre lo permanente y lo contingente Es la instituci√≥n social m√°s antigua que conoce la Humanidad. Nos preguntamos si, con el paso del tiempo, se mantiene como realidad […]

Estado de Bienestar

Estado de bienestar, proyecto y modelo de sociedad que constituye el principal punto program√°tico de gran n√ļmero de ideolog√≠as y partidos pol√≠ticos actuales. El concepto, surgido en la segunda mitad del siglo XX, parte de la premisa de que el gobierno de un Estado debe ejecutar determinadas […]

Trabajo Infantil

Trabajo realizado por menores de quince a√Īos, o por menores de la edad de finalizaci√≥n de la escolaridad obligatoria cuando √©sta es superior a la de los quince a√Īos, seg√ļn la OIT. Un criterio clave en la definici√≥n del trabajo infantil es la determinaci√≥n de una edad m√≠nima para trabajar, […]

Cliometría

Cliometr√≠a y Cuantificaci√≥n Traducci√≥n al ingl√©s: Cliometrics and Quantification. Cliometr√≠a y Cuantificaci√≥n en la Historia Social Europea Nota: para una lista de entradas sobre la historia social de Europa, incluido cliometr√≠a y cuantificaci√≥n, v√©ase aqu√≠. Recursos V√©ase Tambi√©n […]

Crimen

Crimen, t√©rmino que aparece, pese a su tradicional identificaci√≥n con el de delito, cuando se ha formulado previamente la pregunta sobre la posibilidad de formar un cat√°logo de hechos que vulneren la convivencia humana desde una perspectiva universal y deban ser castigados en todo tiempo y […]

Gran Depresión

Conocida como la Gran Depresi√≥n, la rentabilizaci√≥n de la econom√≠a mundial (o global) a principios de la d√©cada de 1930 implic√≥ grandes privaciones y una cat√°strofe emocional en todo el mundo. Fue, en resumen, una crisis econ√≥mica mundial (o global) iniciada en octubre de 1929, a causa del conocido como crac de 1929, y que se prolong√≥ durante los primeros a√Īos de 1930, en buena parte por una mala gesti√≥n gubernamental, extendi√©ndose geogr√°ficamente desde Estados Unidos al resto del mundo capitalista, afectando gravemente, en especial, a Alemania.

Salud P√ļblica

Esta entrada explica que la salud p√ļblica es un concepto muy amplio con definiciones cambiantes o variables a lo largo del tiempo y en diferentes pa√≠ses. Las Instituciones de salud p√ļblica, por otro lado, son organismos o entidades p√ļblicas, que proporcionan servicios de salud a la poblaci√≥n en general, que as√≠ lo requiera, regidos por criterios de universalidad y gratuidad fundada en las condiciones socioecon√≥micas de los usuarios.

Herencia

Introducci√≥n: Herencia Concepto de Herencia en el √°mbito del comercio exterior y otros afines: Conjunto de bienes que se reciben de una persona por su muerte La herencia, como derecho, representa el conjunto de derechos y deberes que por la muerte de una persona se transmite a los […]

Colonias

Colonias eran los asentamientos establecidos por emigrantes o sus descendientes en un territorio distante, pero que permanece bajo la jurisdicci√≥n pol√≠tica de la madre patria. Si el sistema colonial se derrumb√≥ despu√©s de la Segunda Guerra Mundial, las primeras grietas aparecieron en los a√Īos 1920. En Egipto, Siria, la India, Libia o Magadascar, los pueblos, se sublevaron y afirmaron su deseo de independencia. Aunque olvidado en gran medida, este per√≠odo constituy√≥ una etapa primordial en el camino hacia la emancipaci√≥n.

Burocracia

Este texto se ocupa de la Burocracia, como la estructura de organización del personal mediante la cual se realizan actividades gubernamentales, a través de una división de tareas basadas en la especialización funcional. La burocracia se encuentra en épocas anteriores de la historia, por ejemplo en la administración de los sistemas de irrigación agrícola, el ejército romano, la iglesia católica, pero se hace más prominente en la administración a gran escala de las agencias del estado moderno y las corporaciones de negocios modernas. Max Weber (1864-1920) prestó especial atención a la burocracia y vio cómo esta forma de organización social se convertía en dominante en la sociedad Moderna debido al compromiso con el valor de la racionalización Рla organización de la actividad social para alcanzar los objetivos de la manera más eficiente.

Urbanización

Urbanizaci√≥n: Introducci√≥n al Concepto Jur√≠dico De acuerdo con Eduardo Jorge Arnoletto: Caracter√≠stica de los procesos de modernizaci√≥n, que se refiere al hecho de que la mayor√≠a de la poblaci√≥n de un pa√≠s vive en ciudades. En las sociedades tradicionales la mayor√≠a de la poblaci√≥n es rural, […]

Ocio

Politizando el Ocio Traducci√≥n al ingl√©s: Policing Leisure. Politizando el Ocio en la Historia Social Europea Nota: para una lista de entradas sobre la historia social de Europa, incluido Politizando el Ocio, v√©ase aqu√≠. Recursos V√©ase Tambi√©n Historia Europea Condiciones Sociales Vida Social […]

Tecnología

Aunque al principio su avance fue lento, la tecnolog√≠a progresa a una rapidez vertiginosa. Son pocas las empresas modernas que no se ven afectadas por la urgencia de la innovaci√≥n. (Tal vez sea de inter√©s m√°s investigaci√≥n sobre el concepto). Pero cuando se trata de elaborar una estrategia para una revoluci√≥n, la cuesti√≥n de “si hacerlo” a menudo ahoga la pregunta de “cu√°ndo”. Desafortunadamente, hacer lo correcto en lo primero, pero no lo segundo puede ser devastador. El s√≠ndrome de la “tecnolog√≠a correcta en el tiempo equivocado” es una pesadilla para cualquier empresa innovadora. Un an√°lisis m√°s detallado de los contextos que habilitan las tecnolog√≠as rivales (sobre si el nuevo ecosistema est√° listo para desarrollarse y sobre si el viejo ecosistema todav√≠a tiene potencial de mejora) deber√≠a arrojar m√°s luz sobre la cuesti√≥n del tiempo. Y una mejor sincronizaci√≥n, a su vez, mejorar√° la eficiencia y la efectividad de los esfuerzos de innovaci√≥n que son tan importantes para la supervivencia y el √©xito.

Socialismo

Socialismo es la doctrina pol√≠tica que sostiene que los bienes productivos, de cambio y de distribuci√≥n deben ser de propiedad p√ļblica y que el gobierno debe estar controlado por la √ļnica verdadera mayor√≠a. Socialismo es, junto con el conservadurismo y el liberalismo, una de las tres corrientes pol√≠ticas b√°sicas que surgieron en el siglo XIX. Los socialistas exig√≠an un orden econ√≥mico m√°s justo desde el punto de vista social. El movimiento socialista en Alemania, por ejemplo, se dividi√≥ en 1918 en torno a la cuesti√≥n de c√≥mo lograr este objetivo. En este pa√≠s, el SPD abogaba por la v√≠a de las reformas y el socialismo democr√°tico, el KPD propagaba la revoluci√≥n socialista y la dictadura del proletariado.

Acción Colectiva

Problema de la Acci√≥n Colectiva en la Teor√≠a del Derecho Traducci√≥n al ingl√©s: Collective Action. Acci√≥n Colectiva en la Historia Social Europea Nota: para una lista de entradas sobre la historia social de Europa, incluido acci√≥n colectiva, v√©ase aqu√≠. Recursos V√©ase Tambi√©n Historia Europea […]

Conflictos en la Historia de los Países Nórdicos

Esta narrativa hist√≥rica maestra argumenta con retrospectiva e interpreta los conflictos de la primera modernidad a la luz de un proceso teleol√≥gico con un resultado normativo: el Estado weberiano. Desde el punto de vista de este Estado moderno, el cambio y el desarrollo hist√≥ricos se iniciaron y dirigieron desde arriba, mientras que la poblaci√≥n se limitaba a reaccionar y resistir. En realidad, la poblaci√≥n de los primeros tiempos de la modernidad ni siquiera pod√≠a imaginar el Estado weberiano ni medir su propia experiencia pol√≠tica en referencia a √©l. Pero las rebeliones eran motivo de preocupaci√≥n. En la Suecia moderna temprana, el trauma de las revueltas pasadas, es decir, la Guerra de Dacke (1542-1543) y la Guerra de los Clubes (1596-1597), afect√≥ a la ret√≥rica y las t√°cticas de la √©lite pol√≠tica a la hora de enfrentarse a los disturbios (potenciales) desde abajo durante todo el siglo siguiente. En contraste con el continente europeo, donde varios pa√≠ses vieron levantamientos a gran escala como consecuencia de la tensa situaci√≥n pol√≠tica, el descontento del pueblo sueco y la aprensi√≥n del gobierno a la violencia masiva dieron lugar a continuas negociaciones de poder entre el gobierno y los s√ļbditos. Los conflictos culminaron a mediados del siglo XVII, durante el breve periodo de paz exterior bajo la reina Cristina, cuando el imperio sueco se encontr√≥ al borde de la crisis pol√≠tica, con una guerra civil inminente debido a los disturbios en combinaci√≥n con la pol√©mica Dieta larga de 1650. En la Suecia moderna temprana, el trauma de las revueltas pasadas, es decir, la Guerra de Dacke (1542-1543) y la Guerra de los Clubes (1596-1597), afect√≥ a la ret√≥rica y las t√°cticas de la √©lite pol√≠tica a la hora de enfrentarse a los disturbios (potenciales) desde abajo durante todo el siglo siguiente. Los contempor√°neos al siglo XVII sintieron la omnipresencia de las revueltas y las guerras civiles. Ni la revuelta de Gustavo I contra Cristi√°n II (conocido como el “tirano” en Suecia), ni el levantamiento de Engelbrekt o la rebeli√≥n de Carlos IX fueron considerados ilegales.