Cristianismo en el √Āfrica Subsahariana

Este texto se ocupa del cristianismo en √Āfrica; en concreto, el cristianismo en el √Āfrica Subsahariana. Se puede decir que existe una apreciaci√≥n generalizada del papel de lo invisible (es decir, de lo que puede trascender el cosmos visible) en toda √Āfrica, excepto en las peque√Īas bolsas urbanas que se han secularizado bajo la influencia occidental (v√©ase m√°s en esta plataforma digital sobre la geograf√≠a urbana). Sin embargo, el contenido real de las construcciones de la Realidad √öltima diferir√≠a significativamente entre las distintas tradiciones religiosas y tambi√©n dentro de ellas. El impacto de las tecnolog√≠as importadas es ahora visible en toda √Āfrica. Es comprensible que las nuevas tecnolog√≠as sean ampliamente adoptadas, sobre todo en forma de f√ļtbol, transporte motorizado, armas, televisi√≥n y tel√©fonos m√≥viles. Como resultado, la estructuraci√≥n de la sociedad se ve afectada por profundas tensiones culturales entre la vida tradicional de las aldeas y el impacto de la industrializaci√≥n, la urbanizaci√≥n, la modernizaci√≥n, la globalizaci√≥n neoliberal y la americanizaci√≥n cultural. Mientras que las tecnolog√≠as modernas han sido adoptadas y los conocimientos aut√≥ctonos se pierden a un ritmo alarmante, los conocimientos cient√≠ficos no se han incorporado de forma generalizada a la construcci√≥n social de la realidad, excepto entre la √©lite educada. Se puede decir que existen profundas tensiones entre las formas de entender el mundo visible y el invisible. El tiempo lineal de las sociedades urbanizadas sigue estando en desacuerdo con los ritmos de la cultura tradicional. Esto provoca una considerable disonancia psicol√≥gica.

Puede haber un √©nfasis en la administraci√≥n o en la tierra ancestral y alguna protesta contra las injusticias econ√≥micas y la destrucci√≥n ecol√≥gica, pero todas las tradiciones religiosas tienen que abordar las ambig√ľedades de los llamamientos al desarrollo sostenible de un modo u otro. La naturaleza exacta de la mezcla entre estos enfoques puede diferir, pero una u otra interacci√≥n se encuentra en todas partes.

Desarrollo en el √Āfrica Subsahariana

El texto est√° organizado en tres secciones principales: en primer lugar, ofrece una visi√≥n general de los cambios en y hacia ciertas cuestiones culturales p√ļblicas en el continente, desde el per√≠odo colonial hasta el poscolonial y el m√°s contempor√°neo; en segundo lugar, presenta casos de congregaciones y comunidades como actores centrales en la mediaci√≥n de la relaci√≥n entre el Estado y la sociedad; y en tercer lugar, presenta casos en los que se puede decir que ciertas cuestiones culturales han obstaculizado el desarrollo. Este marco es algo artificial, ya que presenta casos que podr√≠an considerarse m√°s “positivos” o “negativos” a la hora de evaluar la relaci√≥n entre la organizaci√≥n de las creencias y la fe o ciertas cuestiones culturales y el desarrollo como proceso amplio de cambio social y econ√≥mico. Este enfoque se adopt√≥ como una forma sencilla de reflejar la diversidad de este compromiso, en lugar de dicotomizarlo artificialmente. La realidad de la relaci√≥n entre algunas cuestiones culturales y el desarrollo es compleja, hist√≥rica, contextual y a menudo discutida.

Religi√≥n en el √Āfrica Subsahariana

Este texto se ocupa de la “Religi√≥n en el √Āfrica Subsahariana”. En √Āfrica, al menos, la modernidad (o estar obsesionado por ella) ha decepcionado en repetidas ocasiones al no tener suficientemente en cuenta el contexto local, los actores locales, las culturas y las creencias. Desde una perspectiva no muy distinta, se ha proclamado que la fe es un enga√Īo y la religi√≥n un peligroso “virus mental” que puede extenderse por las sociedades, frenando su progreso. Se podr√≠a argumentar que existe un peligro o enga√Īo correspondiente en la negativa a reconocer el papel social duradero de la religi√≥n, o a depositar la fe en ella. No se trata necesariamente de argumentar que la expresi√≥n religiosa pueda ser correcta (o err√≥nea), sino simplemente de que la fe no puede descartarse como algo innecesario. M√°s bien debemos reconocer que la religi√≥n es una fuerza social, pol√≠tica y de progreso fundamental en muchos contextos africanos. Estudiar o comprometerse con la religi√≥n y su papel en la opini√≥n p√ļblica no es una cuesti√≥n sencilla, pero si no se tiene en cuenta la religi√≥n y las ideas religiosas se corre el riesgo de que no se produzca un cambio social duradero y significativo. El compromiso y el reconocimiento religioso parecen una forma m√°s productiva y adecuada de entender y enmarcar las sociedades y la vida de las personas, en lugar de una simple negaci√≥n de una dimensi√≥n importante a trav√©s de la cual las personas entienden el mundo y a trav√©s de la cual se vincula el tejido de la sociedad. Esto es m√°s cierto en √Āfrica, con su creciente espiritualidad y su persistente pobreza, que en cualquier otro lugar.

Desarrollo Industrial en √Āfrica Oriental

La producci√≥n de la econom√≠a ha sido fluctuante y en menos per√≠odos se alcanzaron los niveles previstos. En los √ļltimos tiempos, el sector industrial -especialmente los subsectores de los servicios y la construcci√≥n- ha mostrado un crecimiento positivo y representa una parte cada vez mayor del empleo total. El sector manufacturero en Tanzania sigue siendo relativamente peque√Īo, y la mayor√≠a de las actividades se concentran en la creaci√≥n de productos de consumo sencillos como alimentos, bebidas, tabaco, textiles, muebles y productos relacionados con la madera. Sin embargo, a pesar de su tama√Īo decreciente, el sector sigue teniendo una importancia considerable para la econom√≠a tanzana y sigue siendo una de las fuentes m√°s fiables de ingresos del gobierno en t√©rminos de ventas de importaciones, as√≠ como de impuestos de sociedades y de la renta, representando m√°s de la mitad de la recaudaci√≥n anual de ingresos del gobierno. La contribuci√≥n del sector manufacturero al PIB global del pa√≠s ha sido de una media del 8% durante la √ļltima d√©cada; sin embargo, las actividades del sector han registrado un crecimiento anual superior al 4% y el sector es actualmente el tercero m√°s importante para la econom√≠a tanzana, por detr√°s de la agricultura y el turismo.

√Āfrica Negra

Comprender√≠a los siguientes pa√≠ses: Angola, Ben√≠n, Botsuana, Burkina Faso, Burundi, Cabo Verde, Camer√ļn, Chad, Comoras, Costa de Marfil, Eritrea, Etiop√≠a, Gab√≥n, Gambia, Ghana, Guinea, Guinea Ecuatorial, Guinea-Bis√°u, Kenia, la Rep√ļblica Centroafricana, Lesoto, Rep√ļblica del Congo, Rep√ļblica Democr√°tica del Congo, Yibuti, Madagascar, Malaui, Mal√≠, Mauricio, Mauritania, Mozambique, Namibia, N√≠ger, Nigeria, Ruanda, Santo Tom√© y Pr√≠ncipe, Senegal, Seychelles, Sierra Leona, Somalia, Somalilandia, Sud√°frica, Sud√°n, Sud√°n, Swazilandia, Tanzania, Togo, Uganda, Zambia, Zimbabwe. El t√©rmino afroamericano ser√≠a m√°s √ļtil si hubiera una descripci√≥n de lo que significa en el estudio, por ejemplo, afroamericano de ascendencia reciente o lejana de √Āfrica Occidental. Los africanos reci√©n llegados podr√≠an describirse por su origen espec√≠fico, por ejemplo, caribe√Īos americanos, restringiendo as√≠ la etiqueta de afroamericano a aquellos cuya ascendencia africana es lejana (tres o m√°s generaciones atr√°s). Es necesario revisar la pr√°ctica habitual de clasificar a las personas con ascendencia africana mixta y otra etnia como negros o afrocaribe√Īos o afroamericanos. Sin ello, estas poblaciones seguir√°n permaneciendo ocultas cuando se hagan pol√≠ticas sobre diversidad √©tnica. T√©rminos amplios como negro, africano o negro-africano est√°n arraigados en los escritos cient√≠ficos, aunque existe una considerable diversidad dentro de las poblaciones afrodescendientes y dichos t√©rminos pueden ser tanto ofensivos como inexactos. En este texto se describe la heterogeneidad de las poblaciones africanas y se analizan los puntos fuertes y las limitaciones del t√©rmino “negro” y de las etiquetas afines desde el punto de vista de la epidemiolog√≠a y la salud p√ļblica en Europa y Estados Unidos.

Sistemas Pol√≠ticos en √Āfrica Subsahariana

Sistemas Pol√≠ticos en √Āfrica Subsahariana Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Algunos Conceptos de los Sistemas Pol√≠ticos en √Āfrica Subsahariana Democracia [Democracia electoral] Naciones con gobiernos elegidos a trav√©s de elecciones generalmente leg√≠timas, libres y justas que reflejan la … Leer m√°s

Autoridades Electorales en el √Āfrica Subsahariana

Este texto se ocupa de las Autoridades electorales en el √Āfrica subsahariana y muestra una lista de las Autoridades electorales en el √Āfrica subsahariana.

Cronolog√≠a de las Elecciones Nacionales en el √Āfrica Subsahariana

Se ofrece aqu√≠ una cronolog√≠a de las elecciones nacionales en el √Āfrica subsahariana.

Caracter√≠sticas del √Āfrica Subsahariana

Caracter√≠sticas del √Āfrica Subsahariana Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. 1. EL DESARROLLO DE UN CONCEPTO 1.1. ANTES DE NUESTRA ERA: UNA VISI√ďN GLOBALIZADORA Antes de nuestra era, exist√≠an fuertes intercambios de poblaciones y culturas entre las dos zonas, … Leer m√°s

Historia de las Antiguas Razas Negras

Esta historia de las antiguas razas negras, incluidos los hebreos negros expone e investiga la evoluci√≥n, desde los primeros tiempos registrados, de las razas negras de Oriente Medio y √Āfrica. Este tema es un importante componente de la cuesti√≥n del origen de las razas humanas en antropolog√≠a. El alem√°n Johann F. Blumenback (1752- 1840) fue el primero en dividir a la humanidad en funci√≥n del color de la piel. Hasta entonces no se hab√≠a hecho ning√ļn intento de este tipo. Su clasificaci√≥n estableci√≥ una l√≠nea de color, en detrimento de las generaciones posteriores. El Sr. Blumenbacb clasific√≥ cinco razas principales de la humanidad: la cauc√°sica, la mongola, la ktbiopia, la americana (indios americanos) y la malaya. Adem√°s, consideraba que la cauc√°sica era la raza original. El antrop√≥logo Blumenbacb bautiz√≥ a los blancos con el nombre de las monta√Īas del C√°ucaso (estas monta√Īas est√°n situadas entre los mares Negro y Caspio), porque pensaba que los blancos m√°s puros eran originarios de all√≠. Blumenbacb era un racista y tambi√©n lo era J. A. Gobineau. Un tercer hombre llamado H. S. Chamberlain quer√≠a promover la supremac√≠a de la raza blanca n√≥rdica y su cultura. Estos hombres atribu√≠an valor e importancia psicol√≥gica a la raza.

√Āfrica Subsahariana

Visualizaci√≥n Jer√°rquica de √Āfrica subsahariana Geograf√≠a > √Āfrica
√Āfrica subsahariana Concepto de √Āfrica subsahariana V√©ase la definici√≥n de √Āfrica subsahariana en el diccionario. Caracter√≠sticas de √Āfrica subsahariana [rtbs name=”geografia”]
Recursos Traducci√≥n de √Āfrica subsahariana […]

Lenguas Cushitas

Este texto se ocupa de las lenguas cushitas. En la actualidad se hablan m√°s de 30 lenguas cusitas en √Āfrica Oriental, desde Egipto hasta Tanzania. La lengua cusita m√°s septentrional, el beja, que se habla en Egipto, Sud√°n y Eritrea, constituye una subfamilia propia. Algunos ling√ľistas consideran que el beja deber√≠a clasificarse como una rama del afroasi√°tico y no como una subfamilia de una sola lengua dentro de la familia cusita. Las dem√°s lenguas cusitas se dividen en cuatro subgrupos: Agaw, cus√≠tico oriental de las tierras altas, cus√≠tico oriental de las tierras bajas y cus√≠tico meridional.

Tecnolog√≠a Digital en el √Āfrica Subsahariana

Esta entrada se ocupa del desierto digital, pero a la vez de las oportunidades y desaf√≠os en el √Āfrica subsahariana en relaci√≥n a las tecnolog√≠as digitales. Y es que aun cuando el resto del mundo se ha beneficiado de los avances de Internet y la tecnolog√≠a digital en el √ļltimo decenio, el crecimiento del √Āfrica subsahariana se ha desacelerado en los √ļltimos 10 a√Īos. Es esta extra√Īa yuxtaposici√≥n de circunstancias la que plantea la pregunta: ¬Ņcu√°l es el papel de Internet en el crecimiento del √Āfrica subsahariana?

La contribuci√≥n de Internet al desarrollo econ√≥mico es innegable. En un informe del Instituto McKinsey se constat√≥ que el desarrollo digital facilit√≥ el 21% de todo el crecimiento del PIB mundial (o global) en las econom√≠as maduras de 2006 a 2011. En casi todos los aspectos de la econom√≠a, Internet ofrece menores costos (o costes, como se emplea mayoritariamente en Espa√Īa) de transacci√≥n, mayor eficiencia en la gesti√≥n y mayores posibilidades de elecci√≥n para el consumidor, lo que redunda en una mayor eficiencia y crecimiento dentro de los sectores de mercado establecidos y en la creaci√≥n de nuevos modelos de negocio. Adem√°s, Internet crea directamente un mayor acceso a la informaci√≥n, la educaci√≥n y el capital humano, elevando la calidad de vida de las personas con acceso.

Bio√©tica en el √Āfrica Subsahariana

Bio√©tica en el √Āfrica Subsahariana POBLACI√ďN, PLANIFICACI√ďN FAMILIAR Y ABORTO El control de la poblaci√≥n, tal como se propugna en el mundo occidental, lamentablemente ha desdibujado las cuestiones de la planificaci√≥n familiar y ha dado lugar a un debate que deber√≠a haber sido completamente […]

Jurisdicciones Subsaharianas

Jurisdicciones Subsaharianas Este elemento es una profundizaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Constituciones y Constitucionalismo Incluye lo siguiente: Adjudicaci√≥n constitucional en √Āfrica Separaci√≥n de poderes en el constitucionalismo africano El constitucionalismo africano y el papel del Islam Constitucionalismo comparativo y buena gobernanza en la Commonwealth … Leer m√°s