Vacuidad en el Budismo

Este texto se ocupa de la vacuidad en el budismo. Despu√©s de proporcionar alguna informaci√≥n esencial sobre las fuentes textuales de las filosof√≠as que se van a tratar, este texto presenta al gran fil√≥sofo y santo budista NńĀgńĀrjuna (c. 150-c. 250 EC). Al igual que el Buda hab√≠a cambiado el marco en el que mucha gente pensaba sobre el ser y el ciclo de renacimiento (v√©ase conceptos orientales del ser), NńĀgńĀrjuna desarroll√≥ un marco radicalmente nuevo para pensar sobre el ser y el no ser que ten√≠a profundas implicaciones espirituales. El marco de NńĀgńĀrjuna fue ampliamente adoptado, y posteriormente fue adaptado por diferentes ramas del budismo MahńĀyńĀna en el T√≠bet, China, Corea y Jap√≥n. Tras explicar la perspectiva del MahńĀyńĀna primitivo, el texto la pone en conversaci√≥n con la perspectiva contrastada del fil√≥sofo hind√ļ ŇöaŠĻÖkara (c. 650-c. 800 EC), que desarroll√≥ una forma de monismo deudora del pensamiento budista (v√©ase conceptos budistas del ser). El tema del monismo proporciona un punto de entrada a las ideas que llegaron a ser prominentes en China, √©stas se introducen en la subsecci√≥n sobre el Vac√≠o y la Interpenetraci√≥n como preparaci√≥n para la informaci√≥n de esta plataforma digital que se centra en los fil√≥sofos chinos y en los textos religiosos-filos√≥ficos chinos cl√°sicos.

Filosofía Oriental de la Religión

Este texto se ocupa de la filosof√≠a oriental de la religi√≥n. Al emplear el pensamiento budista, tal y como evolucion√≥ primero en la India y luego en China, como v√≠a de acceso a una densa red de ideas, este texto presenta las principales vertientes de la filosof√≠a oriental de la religi√≥n. Los sistemas filos√≥ficos, como el budismo, que se originaron en el mundo antiguo y maduraron a lo largo de muchos siglos, requieren una articulaci√≥n e introducci√≥n cuidadosas, ya que se encuentran en casa en mundos de pensamiento que, en muchos aspectos fundamentales, difieren dr√°sticamente del nuestro. A pesar de la brecha cultural e hist√≥rica entre los contextos originales en los que se desarrollaron las filosof√≠as consideradas en este texto y el probable contexto cultural de sus lectores, este texto mostrar√° que muchas de las cuestiones clave en el n√ļcleo de las tradiciones filos√≥ficas de Asia siguen siendo relevantes para la gente de hoy. Esta relevancia est√° asegurada porque estas cuestiones se refieren al yo, a la naturaleza √ļltima de la realidad y a la relaci√≥n entre ambos: temas que suelen interesar a las personas reflexivas de todos los tiempos y culturas. La informaci√≥n sobre conceptos orientales del ser se centra en las cuestiones relativas a la naturaleza del ser dentro de las primeras tradiciones intelectuales s√°nscritas y PńĀli. La informaci√≥n sobre la vacuidad en el budismo ampl√≠a los debates introducidos en conceptos budistas del ser para abarcar cuestiones m√°s amplias, como lo que significa existir y c√≥mo se relacionan el ser y el no ser. Los textos, en esta plataforma, sobre los conceptos orientales del ser y acerca de la vacuidad en el budismo se centran en la filosof√≠a india, aunque una discusi√≥n sobre el budismo chino al final de la informaci√≥n o parte sobre la vacuidad en el budismo conduce a un enfoque sobre la filosof√≠a china en la filosof√≠a de la religi√≥n china cl√°sica. En el pluralismo del jainismo se introduce otra importante tradici√≥n filos√≥fica india, el jainismo, y se explica por qu√© esta tradici√≥n es especialmente relevante para el creciente movimiento de la filosof√≠a global de la religi√≥n que es el tema de los comentarios finales en la filosof√≠a global o mundial.

Filosofía de la Religión China Clásica

Este texto se ocupa de la filosof√≠a de la religi√≥n china cl√°sica. Este texto presenta los textos clave, antes de centrarse en las nociones de nada y algo que se encuentran en el Daodejing. Se explican dos interpretaciones tradicionales rivales de la nada y el algo, cada una de las cuales se alinea con una visi√≥n diferente de la generaci√≥n c√≥smica y repercute en la forma de considerar a los seres humanos y su constituci√≥n moral y espiritual. La secci√≥n discute la importancia, tanto para la espiritualidad como para la est√©tica, de considerar la nada como una realidad ontol√≥gicamente fundacional que puede representarse conceptualmente como algo espacial. A continuaci√≥n, la secci√≥n explora una perspectiva diferente sobre la nada y el algo, seg√ļn la cual la nada es de hecho algo: es el estado primordial del universo, anterior a la diferenciaci√≥n. El texto explica que las perspectivas dao√≠stas sobre la nada y el algo proporcionaron la lente principal para la interpretaci√≥n de la ense√Īanza budista dentro de China. Se destaca la conexi√≥n entre la noci√≥n de nada en el mundo del pensamiento chino y la de ŇõŇęnyatńĀ en el √°mbito del pensamiento indio. Las iteraciones del budismo que surgieron en China fueron significativas no s√≥lo para la evoluci√≥n de la cultura china, sino que tambi√©n tuvieron un profundo impacto en los desarrollos posteriores dentro del budismo en la India y el T√≠bet, as√≠ como en la filosof√≠a del Advaita VedńĀnta (v√©ase la vacuidad en el budismo). Las perspectivas dao√≠stas sobre la nada y el algo que se transmitieron a trav√©s del budismo tambi√©n se asimilaron finalmente a la filosof√≠a confuciana, que sufri√≥ una transformaci√≥n creativa desde el siglo VIII hasta el XI de nuestra era. El texto tambi√©n incluye un breve an√°lisis de la filosof√≠a neoconfuciana, que fue el fruto maduro del largo intercambio intelectual entre las tres principales corrientes de reflexi√≥n filos√≥fica y espiritual en China, a saber, el dao√≠smo, el budismo y el confucianismo. V√©ase conceptos orientales del ser y conceptos budistas del ser.

Conceptos Budistas del Ser

Este texto se ocupa de los “Conceptos Budistas del Ser” en el contexto de la filosof√≠a de la religi√≥n en Asia y su historia. Este texto presenta el punto de vista budista primitivo en la forma que lleg√≥ a ser ampliamente aceptada en la tradici√≥n posterior del budismo indio, la tradici√≥n que ahora se conoce com√ļnmente, aunque de forma anacr√≥nica, como la del budismo TheravńĀda (la Tradici√≥n de los Ancianos). En la vacuidad en el budismo, se introducen otras formas de filosof√≠a budista. Estas formas, que se etiquetan colectivamente como Budismo MahńĀyńĀna (Veh√≠culo Mayor), cobraron importancia en la Era Com√ļn y han tenido un √©xito especial en China, Jap√≥n y Corea. Vease la filosof√≠a de la religi√≥n china cl√°sica.

Conceptos Orientales del Ser

Este texto investiga la visi√≥n budista del ser tal y como se desarroll√≥ en respuesta a las creencias ampliamente extendidas sobre la reencarnaci√≥n. Buena parte del texto presenta lo que, por comodidad, se puede llamar la posici√≥n del “budismo primitivo”. Sin embargo, el t√©rmino “budismo primitivo” debe tratarse con precauci√≥n, ya que en los siglos posteriores a la muerte del Buda hist√≥rico, aproximadamente en el a√Īo 405 a.C., surgieron muchas formas diferentes de filosof√≠a budista que pretend√≠an basarse en sus ense√Īanzas (v√©ase en esta plataforma en l√≠nea una relaci√≥n de las principales variedades de la filosof√≠a budista primitiva). Adem√°s, algunas de estas formas de la filosof√≠a budista primitiva ten√≠an puntos de vista opuestos sobre cuestiones filos√≥ficas centrales, como si los objetos impermanentes estaban compuestos por microentidades cuya existencia era permanente o no. Este texto presenta el punto de vista budista primitivo en la forma que lleg√≥ a ser ampliamente aceptada en la tradici√≥n posterior del budismo indio, la tradici√≥n que ahora se conoce com√ļnmente, aunque de forma anacr√≥nica, como la del budismo TheravńĀda (la Tradici√≥n de los Ancianos). En la vacuidad en el budismo, se introducen otras formas de filosof√≠a budista. Estas formas, que se etiquetan colectivamente como Budismo MahńĀyńĀna (Veh√≠culo Mayor), cobraron importancia en la Era Com√ļn y han tenido un √©xito especial en China, Jap√≥n y Corea. Vease la filosof√≠a de la religi√≥n china cl√°sica.

Historia del Jainismo

Originado en el este de la India, el jainismo se extendi√≥ hacia el sur a partir del siglo II a.C. y hacia el oeste a partir del siglo IV d.C. La mayor√≠a de los jainistas viven ahora en el noroeste y suroeste de la India. Tras la muerte de Mahavira se desarrollaron muchas sectas de jainismo, y finalmente surgieron las dos ramas principales, Shvetambara, situada principalmente en el noroeste, y Digambara, principalmente en el suroeste. Aunque la divisi√≥n final probablemente ocurri√≥ antes del siglo I d.C., el cisma evidentemente se estableci√≥ plenamente alrededor del siglo V en el Concilio de Valabhi, durante el cual Shvetambaras, sin la presencia de Digambaras, decidi√≥ las escrituras can√≥nicas. Sin embargo, el cisma fue de larga duraci√≥n y tuvo lugar despu√©s de un per√≠odo de desacuerdo sobre las escrituras, la doctrina y la vestimenta que se remontaba al siglo IV a.C. Este texto presenta algunas ideas clave del jainismo. El t√©rmino “jainista” deriva del s√°nscrito ji, que significa conquistar o vencer. Las personas que se adhieren a esta tradici√≥n son conocidas como jainistas, vencedores. La tradici√≥n jainista sigue teniendo un importante n√ļmero de seguidores dentro de la India y, por supuesto, ha evolucionado considerablemente con el paso del tiempo. Su ra√≠z es identificable en los primeros estratos de la historia intelectual dentro del subcontinente indio. Al igual que los budistas, los jainistas rechazan la autoridad de los Vedas (v√©ase conceptos orientales del ser) y constituyen as√≠ una de las principales tradiciones no brahm√°nicas de la India. Su c√≥digo √©tico se distingue por su riguroso compromiso con la no violencia hacia todos los seres vivos, incluidas las plantas. V√©ase tambi√©n conceptos budistas del ser. Los jainistas siempre han sido participantes importantes en la cultura intelectual s√°nscrita, y participaron en muchos de los debates filos√≥ficos clave que se han discutido en esta plataforma digital. Sin embargo, fuera de la India, las posiciones filos√≥ficas jainistas a√ļn no son tan conocidas como las de las escuelas budistas. Los jainistas propusieron el pluralismo perspectivo, que es una forma de pluralismo epistemol√≥gico (v√©ase m√°s adelante). Las teor√≠as pluralistas en general y, en concreto, el pluralismo epistemol√≥gico han sido preocupaciones importantes dentro de la filosof√≠a occidental de los siglos XX y XXI. En consecuencia, la filosof√≠a jainista est√° ganando lentamente un mayor reconocimiento a medida que los estudiosos investigan sus posiciones ontol√≥gicas y epistemol√≥gicas distintivas.

Dios del Judaísmo

Para los jud√≠os, la presencia divina se encontraba principalmente en la historia. La presencia de Dios tambi√©n se experimentaba en el √°mbito natural, pero la revelaci√≥n m√°s inmediata o √≠ntima se produc√≠a en las acciones humanas. Es esta afirmaci√≥n concreta -haber experimentado la presencia de Dios en los acontecimientos humanos- y su posterior desarrollo el factor diferenciador del pensamiento jud√≠o. Dado que el antiguo Israel cre√≠a que, a lo largo de su historia, se encontraba en una relaci√≥n √ļnica con lo divino, esta creencia b√°sica afect√≥ y molde√≥ su estilo de vida y su modo de existencia de una manera notablemente diferente a la de los grupos que part√≠an de una visi√≥n algo similar. Adem√°s, Dios -como persona- hab√≠a revelado a este pueblo, en un encuentro particular, el modelo y la estructura de la vida comunitaria e individual. Reclamando la soberan√≠a sobre el pueblo debido a su acci√≥n continua en la historia en su nombre, hab√≠a establecido un berit (“pacto”) con √©l y hab√≠a exigido de √©l la obediencia a su Tor√° (ense√Īanza). La vida corporativa de la comunidad elegida era, pues, una llamada al resto de la humanidad para que reconociera la presencia, la soberan√≠a y el prop√≥sito de Dios: el establecimiento de la paz y el bienestar en el universo y en la humanidad. Adem√°s, la historia no s√≥lo revel√≥ el prop√≥sito de Dios, sino que tambi√©n manifest√≥ la incapacidad del hombre para vivir de acuerdo con √©l. Las ense√Īanzas fundamentales del juda√≠smo se han agrupado a menudo en torno al concepto de un monote√≠smo √©tico (o √©tico-hist√≥rico). La creencia en el √ļnico Dios de Israel ha sido suscrita por los jud√≠os profesantes de todas las √©pocas y de todos los matices de la opini√≥n sectaria. Por su propia naturaleza, el monote√≠smo postulaba en √ļltima instancia el universalismo religioso, aunque pod√≠a combinarse con una medida de particularismo. En el caso del antiguo Israel (v√©ase m√°s abajo Juda√≠smo b√≠blico [siglos XX-XIV a.C.]), el particularismo tom√≥ la forma de la doctrina de la elecci√≥n; es decir, de un pueblo elegido por Dios como “un reino de sacerdotes y una naci√≥n santa” para dar ejemplo a toda la humanidad. Tal acuerdo presupon√≠a un pacto entre Dios y el pueblo, cuyos t√©rminos el pueblo elegido ten√≠a que cumplir o ser castigado severamente. La ley se convirti√≥ en el principal instrumento mediante el cual el juda√≠smo deb√≠a llevar a cabo el reino de Dios en la tierra. En este caso, la ley no s√≥lo significaba lo que los romanos llamaban jus (ley humana), sino tambi√©n fas, la ley divina o moral que abarca pr√°cticamente todos los √°mbitos de la vida. La conducta deb√≠a ponerse al servicio de Dios, como Gobernante trascendente e inmanente del universo, y como tal creador y propulsor del mundo natural, y tambi√©n como Aquel que orienta la historia y ayuda as√≠ al hombre a superar las fuerzas potencialmente destructivas y amorales de la naturaleza. La concepci√≥n de un mensajero de Dios que subyace a la profec√≠a b√≠blica era amorita (sem√≠tico occidental) y se encuentra en las tablillas de Mari.

Creencias del Judaísmo

La emancipaci√≥n civil de los jud√≠os europeos, proceso que se vio complicado por un prolongado sentimiento antijud√≠o que fue surgiendo en Europa, evocaba diferentes reformulaciones del juda√≠smo, tanto en Europa occidental como oriental. En el oeste, especialmente en Alemania, el juda√≠smo fue reformulado como una confesi√≥n religiosa, como un protestantismo moderno. El movimiento reformista alem√°n perdi√≥ las esperanzas de una vuelta a Si√≥n (la tierra, el hogar de los jud√≠os) y acortaron y embellecieron los servicios religiosos de adoraci√≥n, adoptando en los sermones un lenguaje m√°s corriente y rechazando muchas de las leyes y costumbres jud√≠as arcaicas. Los rabinos reformados asumieron muchos de los papeles de los ministros protestantes. En Europa del Este, los jud√≠os formaron un grupo social numeroso y con caracter√≠sticas muy diferenciadoras. Aqu√≠, la modernizaci√≥n del juda√≠smo tom√≥ la forma de un nacionalismo √©tnico y cultural. Lo mismo que otros movimientos nacionalistas que estaban surgiendo en el este europeo, el movimiento jud√≠o puso un especial √©nfasis en la revitalizaci√≥n del lenguaje nacional (hebreo; luego tambi√©n el yidis) y en la creaci√≥n de una literatura y cultura modernas. El sionismo fue un movimiento creado para formar una sociedad jud√≠a moderna en las tierras b√≠blicas. Este movimiento se asent√≥ firmemente en Europa del Este, despu√©s de haber sido formulado por algunos estudiosos. El sionismo fue una ideolog√≠a secular, pero estaba enraizada y evocaba fuertemente el tradicional juda√≠smo mesi√°nico, hecho que al final culminar√≠a con la creaci√≥n del Estado de Israel en 1948. Las ense√Īanzas fundamentales del juda√≠smo se han agrupado a menudo en torno al concepto de un monote√≠smo √©tico (o √©tico-hist√≥rico). La creencia en el √ļnico Dios de Israel ha sido suscrita por los jud√≠os profesantes de todas las √©pocas y de todos los matices de la opini√≥n sectaria. Por su propia naturaleza, el monote√≠smo postulaba en √ļltima instancia el universalismo religioso, aunque pod√≠a combinarse con una medida de particularismo. Seg√ļn la creencia judaica, es a trav√©s de la evoluci√≥n hist√≥rica del hombre, y en particular del pueblo jud√≠o, que la gu√≠a divina de la historia se manifiesta constantemente y culminar√° finalmente en la era mesi√°nica. El juda√≠smo, ya sea en su forma “normativa” o en sus desviaciones sectarias, nunca se apart√≥ completamente de este monote√≠smo √©tico-hist√≥rico b√°sico. Seg√ļn la tradici√≥n hebrea, una hambruna provoc√≥ la migraci√≥n a Egipto del grupo de 12 familias hebreas que m√°s tarde formaron una liga tribal en la tierra de Israel. El car√°cter esquem√°tico de esta tradici√≥n no impide la historicidad de una migraci√≥n a Egipto, una esclavitud por parte de los egipcios y una huida de Egipto bajo un l√≠der inspirado por alg√ļn componente de la posterior liga de tribus israelitas. Rechazar estos acontecimientos har√≠a inexplicable su centralidad como art√≠culos de fe en las posteriores creencias religiosas de Israel.

Creencias del Budismo

En Benar√©s, Gautama busc√≥ a sus cinco disc√≠pulos, que todav√≠a llevaban una vida asc√©tica. Se cuenta que dudaron en recibirlo cuando lo vieron acercarse. Era un reincidente. Pero hab√≠a en √©l alg√ļn poder de la personalidad que prevaleci√≥ sobre su frialdad, y les hizo escuchar sus nuevas convicciones. La discusi√≥n se prolong√≥ durante cinco d√≠as. Cuando por fin les convenci√≥ de que estaba iluminado, le aclamaron como Buda. Ya en aquellos d√≠as exist√≠a en la India la creencia de que, a largos intervalos, la Sabidur√≠a volv√≠a a la tierra y se revelaba a la humanidad a trav√©s de una persona elegida conocida como Buda. Seg√ļn la creencia india, ha habido muchos Budas de este tipo; el Buda Gautama es s√≥lo el √ļltimo de una serie. Pero es dudoso que √©l mismo aceptara ese t√≠tulo o reconociera esa teor√≠a. En sus discursos nunca se llam√≥ a s√≠ mismo Buda. Aqu√≠ se hace referencia a los ocho elementos del Camino ario. En primer lugar, los puntos de vista correctos: Gautama coloc√≥ el severo examen de los puntos de vista e ideas, la insistencia en la verdad, como la primera investigaci√≥n de sus seguidores. No hab√≠a que aferrarse a supersticiones vulgares. Conden√≥, por ejemplo, la creencia predominante en la transmigraci√≥n de las almas.

Historia del Budismo

Se ha prestado especial atenci√≥n al √°rbol bajo el cual Gautama tuvo esta sensaci√≥n de claridad mental. Era un √°rbol del g√©nero de la higuera, y desde el principio fue tratado con peculiar veneraci√≥n. Se le llamaba el √Ārbol de Bo. Hace mucho tiempo que pereci√≥, pero muy cerca vive otro gran √°rbol que puede ser su descendiente, y en Ceil√°n crece hasta hoy un √°rbol, el m√°s antiguo del mundo, que sabemos con certeza que fue plantado como un esqueje del √Ārbol Bo en el a√Īo 245 a.c. Desde entonces hasta hoy ha sido cuidadosamente cuidado y regado; sus grandes ramas est√°n sostenidas por pilares, y la tierra ha sido aterrizada a su alrededor de modo que ha podido echar nuevas ra√≠ces continuamente. Nos ayuda a darnos cuenta de la brevedad de toda la historia de la humanidad al ver tantas generaciones abarcadas por la resistencia de un solo √°rbol. Muy pronto en su carrera el budismo entr√≥ en conflicto con las crecientes pretensiones de los brahmanes. Esta casta sacerdotal s√≥lo luchaba por dominar la vida india en los d√≠as de Gautama. Ya ten√≠an grandes ventajas. Ten√≠an el monopolio de la tradici√≥n y de los sacrificios religiosos. Pero su poder estaba siendo desafiado por el desarrollo de la realeza, ya que los hombres que se convert√≠an en l√≠deres de clanes y reyes no sol√≠an ser de la casta brahm√°nica.

Fundador del Confucianismo

Este texto se ocupa del fundador del confucianismo. Seg√ļn la tradici√≥n, Kong Qiu (su nombre original, aunque luego pasar√≠a a ser conocido por el de Confucio, en chino Kongfuzi, maestro Kong) naci√≥ en el pa√≠s de Lu (en la actual provincia de Shandong) en el seno del noble clan de los Kong. La base pol√≠tica de sus ense√Īanzas parece ser caracter√≠stica de las ideas morales chinas; hay una referencia mucho m√°s directa al Estado que en la mayor√≠a de la doctrina moral y religiosa india y europea. Durante un tiempo, fue nombrado magistrado en Chung-tu, una ciudad del ducado de Lu, y aqu√≠ trat√≥ de regular la vida hasta un punto extraordinario, para someter cada relaci√≥n y acci√≥n, de hecho, a la regla de una etiqueta elaborada. El ceremonial en todos sus detalles, como el que solemos ver s√≥lo en las cortes de los gobernantes y en las casas de los altos dignatarios, se hizo obligatorio para el pueblo en general, y todos los asuntos de la vida cotidiana se sometieron a una regla r√≠gida. Incluso los alimentos que pod√≠an comer las diferentes clases de personas estaban regulados; los hombres y las mujeres se manten√≠an separados en las calles; incluso el grosor de los ata√ļdes y la forma y situaci√≥n de las tumbas estaban sujetos a regulaciones.

Características del Sijismo

Los sijs entienden su religi√≥n como el producto de cinco acontecimientos fundamentales. El primero fue la ense√Īanza de Guru Nanak: su mensaje de liberaci√≥n a trav√©s de la meditaci√≥n del nombre divino. El segundo fue el armamento de los sikhs por parte de Guru Hargobind. El tercero fue la fundaci√≥n de la Khalsa por parte de Guru Gobind Singh, su c√≥digo distintivo que deb√≠an observar todos los iniciados. A su muerte lleg√≥ el cuarto acontecimiento, el paso del Gur√ļ m√≠stico de sus 10 portadores humanos al Gur√ļ Granth Sahib. El √ļltimo acontecimiento tuvo lugar a principios del siglo XX, cuando el sijismo sufri√≥ una profunda reforma de la mano del Tat Khalsa. Los sijs se sienten universalmente orgullosos de su fe diferenciada. El sijismo se origin√≥ en la regi√≥n del Punjab, en el noroeste de la India, hace cinco siglos. Es la m√°s joven de todas las religiones independientes de la India, donde los sijs son menos del 2% (1,8%) de los mil millones de habitantes del pa√≠s. Lo que hace que los sijs sean significativos no es su n√ļmero, sino su contribuci√≥n. El an√°lisis aqu√≠ de la vida de los diez gur√ļs se basa en el relato tradicional de los sijs, la mayor√≠a de cuyos elementos se derivan de leyendas y tradiciones hagiogr√°ficas y no pueden verificarse hist√≥ricamente. Este punto debe tenerse en cuenta en todo momento, especialmente en las secciones sobre los primeros gur√ļs.

Cronología del Budismo

Cronolog√≠a del Budismo Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Cronolog√≠a de la Historia de la India El primer intento serio de establecer una cronolog√≠a para la civilizaci√≥n del Indo se bas√≥ en la dataci√≥n cruzada con Mesopotamia. As√≠, Cyril John Gadd … Leer m√°s

Filosofía Oriental

Filosof√≠a Oriental o Asi√°tica La diversidad de razas, de culturas, de formas religiosas en Asia no impide que exista un pensamiento filos√≥fico com√ļn, subyacente a todas las formas culturales, y que se le podr√≠a definir como perteneciente t√≠picamente a este inmenso continente; esta […]

Budismo

El budismo surgió en la India en el siglo VII aC como reacción contra el brahmanismo, en el que predominaban los ritos y los sacrificios. Se difundió a a Birmania, Sri Lanka, Tailandia, Laos, China, Corea, Japón y Vietnam

Hinduismo

Hinduismo en relaci√≥n con las Religiones y los Grupos Religiosos Hinduismo, religi√≥n originaria de la India donde la mayor√≠a de sus habitantes sigue profes√°ndola en la actualidad. Tambi√©n es practicada por las familias que han emigrado desde dicho pa√≠s hacia el resto del mundo (en especial […]

Filosofía Islámica

Las especulaciones filos√≥ficas constituyen una dimensi√≥n esencial de la tradici√≥n intelectual isl√°mica no s√≥lo en su corpus t√©cnico filos√≥fico, sino tambi√©n en sus tradiciones religiosas, m√≠sticas y literarias. Es cierto que su marco principal se encuentra en las fuentes filos√≥ficas griegas, especialmente en Arist√≥teles y Plotino, y que su contenido se deriva de las fuentes isl√°micas (el Qur ĺan, el hadiz, as√≠ como los primeros te√≥logos). Sin embargo, varios fil√≥sofos musulmanes reformularon los puntos de vista griegos anteriores con elementos novedosos que se asemejan a una serie de nuevas tendencias de la filosof√≠a occidental. Entre los puntos de vista dignos de menci√≥n figuran la metaf√≠sica de los procesos intencionales, la representaci√≥n de las personas en el lenguaje de los campos de experiencia, una visi√≥n global unificada de la filosof√≠a pol√≠tica, la integraci√≥n de la √©tica y la metaf√≠sica para formar un proceso m√≠stico de la “dealienaci√≥n” y la aplicaci√≥n de los an√°lisis filos√≥ficos tanto a la √©tica como a la metaf√≠sica. Los rasgos destacados de la filosof√≠a isl√°mica no s√≥lo son caracter√≠sticas especiales que la diferencian de otras tradiciones, sino que son temas que constituyen un refinamiento paradigm√°tico del pensamiento filos√≥fico.

Historia del Sufismo

El movimiento m√≠stico llamado sufismo tuvo su origen en el siglo VIII, cuando peque√Īos c√≠rculos de musulmanes piadosos, como reacci√≥n ante la creciente atracci√≥n por los bienes terrenales que mostraba la comunidad isl√°mica, comenzaron a llamar la atenci√≥n sobre la importancia de la vida interior del esp√≠ritu y la purificaci√≥n moral. Durante el siglo IX el sufismo se desarroll√≥ como doctrina m√≠stica, con la comuni√≥n directa o incluso una uni√≥n de √©xtasis con Dios, como su ideal.

Origen de las Religiones

Origen de las Religiones Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Cada religi√≥n surgi√≥ de un conjunto √ļnico de circunstancias que llevaron a su formaci√≥n. (Tal vez sea de inter√©s m√°s investigaci√≥n sobre el concepto). Las religiones se pueden clasificar de varias … Leer m√°s

Filosofía Budista

Filosof√≠a Budista Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Nota: tambi√©n puede interesar la lectura de Tradiciones Filos√≥ficas de la India. Filosof√≠a Budista y sus Epistemolog√≠as Principales La filosof√≠a budista se compone de las opiniones √©ticas, metaf√≠sicas y epistemol√≥gicas sostenidas por un … Leer m√°s

Tradiciones Filosóficas de la India

Tradiciones Filos√≥ficas de la India Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. El tapiz de las culturas materiales, espirituales, religiosas, ling√ľ√≠sticas, literarias, art√≠sticas, sociales, pol√≠ticas, y culinarias que llamamos India/Asia del Sur es tan vasto y abigarrado como los paisajes geogr√°ficos dentro … Leer m√°s

Esquema de Religión

Casi todas las sociedades humanas examinadas están imbuidas de nociones y prácticas religiosas de un tipo u otro. Cada religión puede caracterizarse por su propio conjunto de creencias, rituales, textos sagrados, códigos de conducta ética, etc., que son atribuidos por sus adherentes.

Cronología de la Sociología en Asia Meridional

Cronolog√≠a de la Sociolog√≠a en Asia del Sur, Asia Meridional o Sur de Asia Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Cronolog√≠a de la Sociolog√≠a Pol√≠tica y Cultural en Asia del Sur, Asia Meridional o Sur de Asia Nota: v√©ase la informaci√≥n … Leer m√°s

Cronología de la Sociología en Asia Oriental

Cronolog√≠a de la Sociolog√≠a en Asia Oriental Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Cronolog√≠a de la Sociolog√≠a Pol√≠tica y Cultural en Asia Oriental Nota: v√©ase la informaci√≥n sobre la Historia de la Sociolog√≠a Cultural. ca. 500.000 a.c. El Hombre de Pek√≠n, … Leer m√°s

Características Sociales de Asia

El √°rea geogr√°fica que cubre este texto, el este y el sureste de Asia, es enorme y diversa. Abarca una superficie de m√°s de 6 millones de millas cuadradas que est√° habitada por m√°s de 2.000 millones de personas, casi un tercio de la poblaci√≥n del mundo. Incluye a China, con la poblaci√≥n m√°s grande del mundo, 1.350 millones, y a Timor Oriental, con una de las m√°s peque√Īas del mundo, aproximadamente 1,3 millones. Culturalmente, es tan diverso como geogr√°ficamente. Se hablan docenas de idiomas distintos y m√°s de 1.000 dialectos. Se practican todas las principales religiones del mundo, incluyendo el budismo, el islamismo, el cristianismo, el hinduismo y las creencias populares dao√≠stas, as√≠ como el sinto√≠smo en Jap√≥n, el chamanismo en algunas partes de Corea y el animismo en toda la regi√≥n. (Tal vez sea de inter√©s m√°s investigaci√≥n sobre el concepto). La diversidad racial resultante de las numerosas migraciones a la zona a lo largo de los milenios se ve en una mezcla pol√≠glota de colores y caracter√≠sticas f√≠sicas. Este texto trata, tambi√©n, de la sociolog√≠a cultural del sur, centro y oeste de Asia. Es sociol√≥gica en el sentido de que abarca caracter√≠sticas, movimientos y h√°bitos que impregnan la vida de la gente, no solo las pr√°cticas de las √©lites pol√≠ticas. Es cultural en el sentido de que se ocupa tanto de los valores, las artes y las creencias como de las circunstancias materiales que generalmente dominan la escritura (su redacci√≥n) sociol√≥gica. Y es hist√≥rico, ya que va desde los primeros asentamientos, conocidos solo a trav√©s de la arqueolog√≠a y la ling√ľ√≠stica, hasta el per√≠odo contempor√°neo. El texto cubre una amplia gama de temas desde la religi√≥n a la cultura popular, al imperio y a los h√°bitos alimenticios. Este resumen de las ra√≠ces hist√≥ricas de las diversas influencias √©tnicas y culturales en la mayor parte de Asia a lo largo de los milenios tiene por objeto proporcionar antecedentes a los numerosos temas tratados en esta plataforma.

Esquema de Historia Asi√°tica

Esquema de Historia Asi√°tica Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Este esquema proporciona una visi√≥n general de la estructura conceptual de las materias en este √°mbito en la plataforma. El esquema est√° organizado en categor√≠as principales, que a su vez est√°n … Leer m√°s

Características del Budismo

Tiene, el budismo, una vida ritual y pr√°ctica diversa, y la experiencia y compasi√≥n de Buda es la base de las tradiciones budistas. El budismo tiene su propia colecci√≥n de mitos y cuentos morales, que ha dado lugar a doctrinas y filosof√≠as. El budismo tiene una fuerte creencia √©tica en el respeto a toda la vida. Aunque no hay un centro budista central, hay una serie de organizaciones sociales, y existen muchos objetos religiosos materiales. Del contenido de esta entrada se desprende que la religi√≥n es un fen√≥meno complejo al que ninguna definici√≥n simple de tipo diccionario puede hacer justicia, especialmente ninguna que se destile de manera preeminente de la experiencia religiosa de Occidente. Sin embargo, una vez que empezamos a pensar en una religi√≥n como un organismo con varias dimensiones, se hace m√°s f√°cil ver c√≥mo el budismo -a pesar de sus rasgos inusuales y distintivos- puede ocupar su lugar entre la familia de las religiones del mundo. Volviendo a nuestra pregunta original, tambi√©n podemos ver por qu√© ser√≠a inadecuado definir el budismo simplemente como una filosof√≠a, una forma de vida, o un c√≥digo de √©tica.[rtbs name=”etica”]Incluye todas estas cosas y a veces parece presentarse predominantemente en uno de estos modos. Sin embargo, esto depende en gran medida de la perspectiva desde la cual est√° siendo visto, y el grado en que algunas de sus dimensiones est√°n siendo ignoradas. Si alguien desea ver el budismo como una filosof√≠a racional libre de supersticiones religiosas, entonces, centr√°ndose en la dimensi√≥n doctrinal y filos√≥fica, puede ser entendido de esta manera. Si la p√°gina 16‚ÜĶanother desea verlo esencialmente como una b√ļsqueda de la experiencia m√≠stica, entonces -al hacer de la dimensi√≥n experiencial el centro- eso tambi√©n es posible. Por √ļltimo, alguien que desee ver el budismo como un conjunto de valores morales humanistas tambi√©n encontrar√° justificaci√≥n para esa visi√≥n haciendo que la dimensi√≥n √©tica y jur√≠dica sea primordial.

Se han mencionado estas interpretaciones particulares del budismo porque son las que han demostrado ser populares entre los occidentales en el curso del siglo pasado. Aunque no son del todo ileg√≠timas, sufren de ser incompletas, y t√≠picamente representan una reacci√≥n de alg√ļn tipo a las deficiencias percibidas de la religi√≥n en Occidente. Sin embargo, enfocarse en solo una de las dimensiones del budismo de esta manera, es cometer el mismo error que los ciegos al agarrar solo una parte del elefante. Habiendo concluido que el budismo es una religi√≥n, varios autores exploran algunas de sus dimensiones con m√°s detalle. Las que recibir√°n m√°s atenci√≥n en este libro son las dimensiones doctrinales, experienciales y √©ticas, aunque se har√° referencia a otras en los puntos apropiados. Sin embargo, primero debemos aprender algo sobre la vida del fundador del budismo, Siddhattha Gautama.

Religiones Monoteistas

Religiones Monoteistas Este elemento es una ampliación de los cursos y guías de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y análisis sobre este tema. Monoteísmo en la Filosofía Religiosa (del griego :`

Religiones Abrah√°micas

Las circunstancias hist√≥ricas han influido en la forma en que los miembros de las religiones abrah√°micas se ven unos a otros; tambi√©n lo han hecho las formas en que sus tradiciones han construido sus identidades. Al reflexionar sobre las conexiones percibidas entre las tradiciones que implica el concepto de las “religiones abrah√°micas”, los defensores del compromiso interreligioso a veces se han fijado en Abraham como modelo de c√≥mo sus autoproclamados descendientes podr√≠an tratarse unos a otros con m√°s generosidad. Algunos estudiosos objetan que el t√©rmino “abrah√°mico” puede inducir a error, especialmente en la medida en que puede exagerar las similitudes de las tres religiones y la probabilidad de que los jud√≠os, los cristianos y los musulmanes puedan dejar de lado sus diferencias. Otros consideran que la categorizaci√≥n en s√≠ misma es incoherente, dadas las divisiones fundamentales de los adherentes sobre asuntos como qu√© escrituras consideran can√≥nicas y c√≥mo entienden la naturaleza de Dios.