Conferencia de Algeciras

Conferencia de Algeciras (Historia) Conferencia de Algeciras, congreso de carácter internacional celebrado en 1906 en la localidad española de Algeciras (Cádiz), cuyo objetivo fue poner fin al enfrentamiento entre Francia y el II Imperio Alemán (1871-1918) en torno a la cuestión de la soberanía de […]

África Occidental

África del Suroeste (Historia) África del Suroeste. Véase Namibia. [1] Consideraciones Jurídicas y/o Políticas Recursos Notas y Referencias Información sobre África del suroeste de la Enciclopedia Encarta Véase También Otra Información en relación a África del Suroeste

Hebreo

Hebreo (pueblo) (Historia) Hebreo (pueblo), grupo de tribus de raza semítica que, según la tradición, emigró desde Mesopotamia a Palestina (las tierras de Canaán) durante el II milenio a.C. No obstante, algunos estudiosos llevan su origen al desierto de la península del Sinaí. En cuanto a la guerra, la diplomacia, los inventos y el arte, los hebreos apenas hicieron mella en la corriente de la historia. Sin embargo, su contribución a la civilización mundial en materia de religión y ética fue enorme. De su experiencia surgieron tres grandes religiones: El judaísmo, el cristianismo y el islam. Gran parte de la experiencia hebrea se recoge en la Sagrada Escritura de Israel, el Antiguo Testamento de la Biblia cristiana, cuyo contenido actual fue aprobado hacia el año 90 d.C. por un consejo de rabinos. Como obra literaria es excepcional, pero es más que eso. Es la historia de la vida de Israel, una historia que no puede contarse adecuadamente sin la convicción de que Dios había llamado a este pueblo en su gracia, lo había separado de las naciones para una responsabilidad especial y le había encomendado la tarea de ser su siervo en el cumplimiento de su propósito. El relato bíblico de la historia de los hebreos (posteriormente llamados israelitas y luego judíos) comienza con el líder del clan patriarcal Abraham.

Decadencia del Imperio Bizantino

Durante la segunda mitad del siglo VI, los lombardos invadieron y ocuparon de forma gradual gran parte de la antigua Italia bizantina, excepto Roma, Ravena, Nápoles y el sur más lejano, a la vez que los ávaros realizaban incursiones y despoblaban gran parte de los Balcanes bizantinos. El agotamiento producido por las guerras y las ásperas disputas religiosas entre cultos cristianos rivales, hundieron las defensas y la moral bizantinas, dejando al Imperio en condiciones muy precarias para hacer frente a otro peligro en la década siguiente. La vida urbana y el comercio decayeron, excepto en la ciudad portuaria griega de Tesalónica y en la propia Constantinopla. La situación bélica y la consecuente inseguridad inhibió a la agricultura y a la educación. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). Aunque en un primer momento el Imperio se benefició de las Cruzadas, recuperando algunos territorios en Asia Menor, éstas precipitaron su decadencia. El emperador Miguel VIII Paleólogo recuperó Constantinopla de manos de los latinos en 1261 y fundó la dinastía de los Paleólogo, que gobernó hasta 1453. Las condiciones agrícolas empeoraron para la población rural. Los turcos otomanos, después de 1354, ocuparon los Balcanes y finalmente tomaron Constantinopla, lo que supuso el fin del Imperio en 1453. Un nuevo emperador, Miguel II, logró establecer una dinastía -la amoriana o frigia-, su hijo Teófilo (829-842) y su nieto Miguel III (842-867) ocuparon el trono por turnos, pero nadie habría previsto un futuro tan feliz durante los primeros años de Miguel II. Tomás el Eslavo, antiguo compañero de armas de Miguel, se hizo pasar por el desafortunado Constantino VI y consiguió su coronación a manos del Patriarca de Antioquía; esto se llevó a cabo con el permiso del califa musulmán bajo cuya jurisdicción se encontraba Antioquía. Tomás marchó entonces a Constantinopla a la cabeza de una fuerza variopinta de pueblos caucásicos cuyos únicos lazos se encontraban en su devoción a la doctrina iconodélica y su odio a la iconoclasia de Miguel. Ayudado por Omortag y contando con las defensas de Constantinopla, Miguel derrotó a su enemigo, pero el episodio sugiere las tensiones bajo la superficie de la sociedad bizantina: el malestar social, la hostilidad étnica y la persistente discordia creada por la iconoclasia. Todo ello puede explicar la debilidad mostrada a lo largo del reinado de Teófilo, cuando un ejército musulmán derrotó al propio emperador (838) como preludio a la toma de la fortaleza de Amorium en Asia Menor. También puede explicar el declive simultáneo de la fuerza bizantina en el Mediterráneo, que se manifiesta en la toma de Creta por los árabes (826 u 827) y en el inicio de los ataques a Sicilia que finalmente aseguraron la isla para el mundo del Islam. La iconoclasia desempeñó sin duda su papel en el alejamiento de Oriente de Occidente, y un examen más detallado de sus doctrinas sugerirá la razón de ello.

Rusia en África

Rusia ha sido lo suficientemente sabia como para centrarse en lo que se le da mejor, es decir, las armas y los minerales. Así que se ha involucrado en tratos de armas y contratos de minería. De este modo, su motivación ha sido contrarrestar a los Estados europeos y a Estados Unidos, así como demostrar su condición de gran potencia. Se ha beneficiado de la experiencia soviética y de sus conexiones personales. Los esfuerzos rusos no han expuesto ningún principio; han sido sólo política de poder y negocios. El liderazgo/la gestión de Rusia se ha manifestado por su preocupación por ser reconocida como una gran potencia mundial y su enfoque en la geopolítica. En consecuencia, la implicación rusa en África ha incluido una una parte sustanciosa de lo militar, como el suministro de armas a la República Centroafricana, la cooperación militar a nivel de ejercicios militares conjuntos y la formación de oficiales egipcios en las academias militares rusas, y la cooperación militar con la fuerza aérea de Sudáfrica. Rusia podría conseguir formar un eje geopolítico desde Siria hasta África Central a través de Sudán y Eritrea. El pilar económico político de la estrategia rusa han sido los minerales, como el fosfato en Marruecos, los yacimientos de petróleo y gas en Egipto y Mozambique, el platino en Zimbabue, etc. Estas observaciones muestran que el papel de Rusia ha sido el de una gran potencia extranjera que se beneficia de equilibrar a las potencias europeas y a Estados Unidos como los actores tradicionales en África a los ojos de los gobernantes africanos. Este papel se ha reproducido como resultado de las deficiencias o incluso los fracasos de estos actores tradicionales y de la tendencia de los gobernantes autoritarios a eludir sus críticas sobre los abusos de los derechos humanos y las presiones sobre la democratización.

Colonialismo

El Colonialismo es la puesta en práctica del Imperialismo de la metrópoli. Es el resultado del derecho de ocupación. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). Precisiones Terminológicas Por lo general, el concepto de imperio se usa para referirse a una construcción política y cultural, a un ethos legitimador, a una vocación […]

Efectos de la Insurgencia del Ejército de Resistencia del Señor

Este texto examina la lucha de Uganda contra el Ejército de Resistencia del Señor (ERS o, LRA, por sus siglas en inglés). Sostiene que a partir de 1987, bajo el liderazgo de Joseph Kony, el Ejército de Resistencia del Señor libró uno de los conflictos más duraderos y prolongados que definieron la historia poscolonial de Uganda. La tumultuosa experiencia durante gran parte del periodo poscolonial de Uganda es todo lo contrario de cómo empezó el país. La insurgencia del Ejército de Resistencia del Señor es una continuación de los grupos insurgentes que surgieron en el norte de Uganda para impugnar la toma y el mantenimiento en el poder del Ejército Nacional de Resistencia. En cualquier país, cuando surgen problemas de insurgencia, el Estado se convierte en el principal. La insurgencia provocó la desconfianza y la pérdida de confianza de la población en el gobierno de Uganda. El efecto de la insurgencia del Ejército de Resistencia del Señor en la población local, al igual que en el Estado, está bien articulado en la literatura. En el norte de Uganda, en particular, muchas personas se exiliaron o se desplazaron dentro del país. En vista de los desafíos contemporáneos inducidos por los cambios en el entorno de seguridad internacional, y los cambios concomitantes en la naturaleza y el carácter de los conflictos africanos, es imperativo que el gobierno ugandés, replantee la política de defensa nacional del país y las estrategias de contrainsurgencia, fusionando la estrategia militar que se basa en maniobras de violencia «de palo», por ejemplo la detención y eliminación de insurgentes individuales, la desarticulación de las redes de apoyo de los insurgentes y la decapitación del Ejército Resistente del Señor; y la táctica indirecta, que abarca las agencias políticas, económicas, psicológicas y cívicas diseñadas para mejorar el bienestar de los civiles más allá de las preocupaciones de seguridad, ganando así sus corazones y mentes, y alejando a los civiles de la insurgencia – las cuestiones de seguridad humana y la sostenibilidad de los medios de vida, son vitales para poner fin a la persistente insurgencia del Ejército Resistente del Señor en Uganda.

Cuestión Oriental

La sucesión de acontecimientos históricos conocida como la «Cuestión Oriental», que comenzó con la firma del Tratado de Kutchuk-Kainardji en 1774 y terminó con el Tratado de Lausana en 1923, gira esencialmente en torno al desmembramiento del Imperio Otomano y a la lucha de las grandes potencias por establecer su control o influencia sobre la Europa balcánica y los países del Mediterráneo oriental. De estos acontecimientos se desprenden varios aspectos: en primer lugar, el empuje del Imperio ruso hacia el Mar Negro, y luego hacia los Balcanes y el Mediterráneo, basado en la protección de los pueblos eslavos y los cristianos ortodoxos; en segundo lugar, sus objetivos de control del Estrecho y de acceso al mar abierto, que preocupaban especialmente a Inglaterra. Desde finales del siglo XVIII, Inglaterra definió gran parte de su política exterior en función de la defensa de la ruta hacia la India y, en consecuencia, trató de dominar el istmo que separa el Mediterráneo del Océano Índico; por ello, se interesó mucho por los árabes de Oriente Próximo. Francia, por su parte, después de haber mantenido sus posiciones comerciales y culturales en el Levante, acentuó su acción en favor de los cristianos de Oriente, lo que la puso en oposición con Rusia e Inglaterra. A estos elementos fundamentales se añadieron posteriormente la preocupación de Austria-Hungría por contener el avance ruso en los Balcanes, el Drang nach Osten del Imperio alemán a partir de finales del siglo XIX y, sobre todo, la explotación económica de los territorios otomanos, a la que los dirigentes turcos, a pesar de las reformas políticas y sociales promulgadas a lo largo del siglo XIX, no pudieron oponerse más que al desmembramiento de su Imperio, consagrado en el Tratado de Sèvres (1920); Pero los turcos, liderados por Mustafá Kemal y la conclusión del Tratado de Lausana, dieron origen a una nueva Turquía y pusieron fin a la Cuestión de Oriente tal y como había surgido durante el siglo XIX. En el siglo XX, iba a renacer bajo diferentes aspectos. El desarrollo de este asunto está marcado por sucesivas crisis internacionales. Tras las Guerras Turco-rusas, Rusia obtuvo concesiones a expensas del Imperio otomano en virtud de varios tratados, como el de Bucarest (1812).

Genocidio de Darfur

El genocidio de Darfur -considerado por los expertos como el primer genocidio del siglo XXI- fue un intento de las milicias sudanesas de eliminar a los africanos negros de la región sudanesa de Darfur. Extendiéndose más allá de Darfur para situar a Sudán en el ámbito de su historia africana, colonial, de derechos humanos y genocida, inaquí se intenta explorar todos los aspectos del Genocidio de Darfur. Abarcando cientos de años, se realiza un viaje por las raíces religiosas, étnicas y culturales de la creación de la identidad sudanesa y cómo ésta influyó en la configuración del genocidio que estalló en 2004. Por un lado, se ofrece una visión general del genocidio, sus causas y consecuencias, la reacción internacional y los perfiles de los principales autores, víctimas y espectadores. Por otro, se examina o hace referencia a temas cruciales como la Unión Africana, los niños soldados, los Janjaweed y los Niños y Niñas Perdidos de Sudán.

Almorávides

Este texto se ocupa de los Almorávides, miembros de una dinastía que constituyó un imperio musulmán norteafricano que dominó al-Andalus desde finales del siglo XI hasta mediados del XII. Los almorávides eran una confederación de tribus bereberes. Abu Bakr, que se convertiría en el primer gran actor político almorávide y en el fundador de Marrakech y segundo marido de Zaynab. En 1055, el movimiento almorávide logró conquistar algunas ciudades clave -como Sijilmassa, en el actual Marruecos, y Awdaghust, ahora en Mauritania- que unían las plataformas comerciales del Mediterráneo con las peligrosas latitudes donde se extraía el oro, más allá de los ríos Senegal y Níger. Unos dos años después, los almorávides se fijaron un nuevo objetivo, Aghmat, que conquistaron tras un feroz asedio y convirtieron en su capital.

Guerra del Golfo Pérsico

Desde una óptica superficial, la invasión de Iraq parecía una secuela de la guerra del Golfo Pérsico de 1990. Pero en un nivel más profundo, la invasión de 2003 era algo muy distinto. La Guerra del Golfo Pérsico fue el enfrentamiento militar librado principalmente en Kuwait e Irak durante enero y febrero de 1991, bajo el mando del general estadounidense H. Norman Schwarzkopf. Para reafirmar el poderío militar estadounidense, la administración Bush lanzó dos guerras, una en Panamá y otra en Irak. La guerra de Panamá fue breve. Pero la Guerra del Golfo en Irak proporcionó la oportunidad que la administración quería. Irak había invadido a su vecino Kuwait, un país rico en petróleo, en 1990. Estados Unidos quería defender sus recursos petrolíferos en el extranjero. Al mismo tiempo, Bush necesitaba un impulso de popularidad para las elecciones de 1992. El público no estaba entusiasmado con la acción militar. Tampoco lo estaba el Congreso, pero Bush insistió y Estados Unidos entró en guerra. Esta vez el gobierno controló la difusión de la información, pues no quería revelar las atrocidades y poner a la opinión pública en contra de la guerra. Los principales medios de comunicación elogiaron la participación de Estados Unidos en Irak. Y aunque el gobierno habló de derrocar al dictador iraquí Saddam Hussein, lo mantuvo en el poder para equilibrar el régimen de Irán. La guerra se cobró miles de vidas, incluidas las de los niños, y desató una oleada de sentimientos racistas en Estados Unidos contra los árabes americanos. Aunque los principales medios de comunicación hablaron bien de la victoria estadounidense en la guerra, la poeta June Jordan (1936-2002) comparó la victoria militar con una droga adictiva y temporal.

Constantino como Emperador Cristiano

Es innegable el importante papel que jugó el emperador Constantino I el Grande en la fijación del cristianismo. No sólo el concilio de Niczea fue convocado por Constantino el Grande, sino que todos los grandes concilios, los dos de Constantinopla (381 y 553), el de Éfeso (431) y el de Calcedonia (451), fueron convocados por el poder imperial. Y es muy evidente que en gran parte de la historia del cristianismo en esta época el espíritu de Constantino el Grande es tan evidente o más que el espíritu de Jesús. Fue, hemos dicho, un autócrata puro. Los últimos vestigios del republicanismo romano habían desaparecido en los días de Aureliano y Diocleciano. A su mejor entender, estaba tratando de rehacer el loco imperio mientras aún había tiempo, y trabajaba sin consejeros, sin opinión pública, ni sentido de la necesidad de tales ayudas y controles. La idea de acabar con toda controversia y división, de acabar con todo el pensamiento, imponiendo un credo dogmático a todos los creyentes, es una idea totalmente autocrática, es la idea del hombre con una sola mano que siente que para trabajar en absoluto debe estar libre de oposición y crítica. La historia de la Iglesia bajo su influencia se convierte ahora, por tanto, en la historia de las violentas luchas que debían seguir a su repentina y áspera llamada a la unanimidad. De él, la Iglesia adquirió la disposición de ser autoritaria e incuestionable, de desarrollar una organización centralizada y de correr paralela al imperio.

Califato Abasí

Esta entrada se ocupa de la Dinastía Abasí, en la Edad Media, su auge y la crisis final del califato Abasí. Durante el primer siglo de su califato, los Abasíes actuaron como líderes tanto religiosos como políticos del islam, aunque incluso durante este periodo su autoridad fue rechazada por algunos. El auge de su poder se alcanzó probablemente con el reinado de Harun al-Rashid (786-809), quien delegó gran parte de su poder en la familia de administradores Barmakíes (o Barmecíes). Tras la muerte de Harun, hubo un periodo de guerra civil entre sus dos hijos, Al-Amin y Abdullah al-Mamun. Aunque este último logró el triunfo final, el prestigio de la familia se deterioró. La fragmentación política del califato condujo al surgimiento de muchas cortes y centros de poder locales, que también fomentaron el desarrollo de la ciencia y de la filosofía, así como de la poesía, la prosa, el arte y la arquitectura. El suministro aparentemente interminable de esclavos turcos y especies bizantinas se sumó a la riqueza de los ingresos de Irak y, combinado con el vasto tráfico comercial del que Bagdad era el centro, produjo una clase adinerada grande y poderosa, compuesta por los hijos de generales, funcionarios, propietarios de tierras, favoritos reales, comerciantes y similares, que fomentaban las artes, la literatura, la filosofía y la poesía según su estado de ánimo, construyendo palacios para ellos, compitiendo entre sí en el lujo de sus entretenimientos, subyugando a los poetas para que hicieran sonar sus alabanzas, incursionando en la filosofía, y apoyando diversas escuelas de pensamiento. Hasta que los turcos atacaron.

Imperio Omaní

El imperio omaní representa un importante episodio en la historia africana de antes del siglo XX. El imperio estaba gobernado por una élite árabe. Imágenes de gobernantes y funcionarios omaníes Pero no era categóricamente un imperio árabe. El imperio omaní era lo que se podría llamar un imperio multiétnico. Los gobernantes solían ser árabes. Muchos de los funcionarios políticos de todo el Imperio omaní eran suajili. El Imperio de Omán era principalmente marítimo y competía con Gran Bretaña y Portugal por el golfo Pérsico y el océano Índico. En su apogeo, iba desde Pakistán hasta el Cabo Delgado (Mozambique). En 1856, se dividió entre el sultanato de Zanzíbar y el de Omán y Mascate a la muerte del sultán Majid bin Said. De 1814 a 1840, Francia retomó su presencia en el océano Índico y se restablecieron las relaciones, esta vez entre Mascate y la isla de los Borbones (Reunión). En la década de 1840, Omán estaba en la cúspide de su poder comercial y político: gobernaba un vasto imperio marítimo, desde las costas de Persia (Bandar-Abbas) y Beluchistán (Guadar) hasta Zanzíbar y el cabo Delgago en la costa africana (frontera norte del actual Mozambique).

Cronología de la Historia Africana en el Contexto de la Segunda Guerra Mundial

Aquí se presenta la cronología de la historia de África en el contexto de la segunda guerra mundial, y los acontecimientos posteriores a ésta.

Crisis de Fachoda

Este texto se ocupa del incidente o crisis de Fachoda (actual Kodok), incluyendo una cronología. El incidente de Fashoda fue un grave incidente diplomático entre Francia y el Reino Unido en 1898 en el puesto de avanzada de Fashoda en Sudán (actual Sudán del Sur). Francia no había participado en la supresión del movimiento urabí egipcio en 1882 y había perdido cada vez más su hasta entonces gran influencia allí en favor de los británicos. Una expedición al Alto Nilo pretendía restaurar el papel de Francia en la región y proporcionar un enlace terrestre desde las colonias francesas en África Occidental o Central hasta la costa francesa de Somalia. Este proyecto francés del Congo-Nilo habría supuesto al mismo tiempo el fin del Plan británico del Cabo de El Cairo.

Mahoma

Numerosos especialistas modernos se han mostrado dispuestos a reconocer que los relatos de la vida de Mahoma son auténticos en esencia (dejando al margen una cierta cantidad de material legendario, algunos milagros y elementos sobrenaturales). Hasta la Hégira, hasta los cincuenta y un años, el carácter del fundador del Islam es materia de especulación y disputa. A partir de entonces sale a la luz. Descubrimos a un hombre de gran poder imaginativo. Tras muchos enfrentamientos con La Meca, hicieron un tratado con él y sus seguidores de Medina. La esencia del acuerdo era que los fieles debían girar hacia La Meca cuando rezaran en lugar de volverse hacia Jerusalén, como habían hecho hasta entonces, y que La Meca debía ser el centro de peregrinación de la nueva fe. Mientras la peregrinación continuara, a los hombres de La Meca, al parecer, no les importaba mucho si la multitud se reunía en nombre de un dios o de muchos. Mahoma tenía cada vez menos esperanzas de lograr una amplia conversión de los judíos y los cristianos, y estaba dejando de insistir en su idea de que todas estas religiones adoraban realmente al mismo Dios único.

Historia Política de Burundi desde el Siglo XVI

Este texto se ocupa de la historia política de Burundi desde el siglo XVI. En el se narra los efectos del colonialismo, que afectaron gravemente a las personas que habitaban ese territorio, y el proceso de descolonización, además de las sucesivas Repúblicas implantadas en el país. El 9 de junio de 2020, el gobierno anunció que Nkurunziza, que había gobernado largos años el país, había fallecido inesperadamente el día anterior. Aunque la Constitución del país preveía que el presidente de la Asamblea Nacional fuera investido como presidente interino, el 12 de junio el Tribunal Constitucional dictaminó que, dadas las circunstancias, el presidente electo Ndayishimiye, cuya toma de posesión estaba prevista para agosto, debía tomar posesión antes de lo previsto. Prestó juramento el 18 de junio de 2020.

Colonialismo en África

Los historiadores imperialistas hablaban sobre todo de forma positiva de las políticas de los gobiernos coloniales y de las actividades de los auxiliares coloniales, desde los comerciantes europeos hasta los misioneros. Cuando sus relatos mencionaban a los africanos, era para condenar sus sociedades y culturas o para relatar su occidentalización o modernización. Los que se resistieron a la conquista o al dominio colonial fueron descritos como atávicos, mientras que los que colaboraron o aceptaron el régimen colonial fueron alabados por su previsión y sabiduría. De hecho, el estudio en profundidad de las sociedades africanas se dejó en gran medida en manos de la antropología, que, con su presente etnográfico, exoneraba el colonialismo. Los historiadores nacionalistas ofrecieron una revuelta ideológica y metodológica contra la historiografía imperialista. Utilizando nuevas fuentes, como la tradición oral, la lingüística histórica y la antropología histórica, junto con fuentes escritas y arqueológicas, hicieron una crónica de las historias de los estados y sociedades africanos antes de la conquista colonial europea y celebraron el crecimiento y el eventual triunfo del nacionalismo durante la era colonial. Trataron de desentrañar minuciosamente la actividad, las adaptaciones, la elección y la iniciativa africanas.

Califato Omeya

Esta entrada se ocupa de la expansión del islam bajo el califato Omeya, sus problemas sociales, y su ocaso. A pesar de que los Omeyas confiaban en unificar los territorios bajo su poder, tuvieron que hacer frente a la oposición de diversos grupos, principalmente los mawali (musulmanes no árabes, pero relacionados con éstos), y los chiitas. Sólo 120 años después de la conquista de La Meca por parte de Mahoma, los Abasíes heredaron un Imperio islámico que se extendía desde el norte de çfrica y abarcaba el Creciente Fértil, la meseta iraní, el río Oxus y Asia central hasta las fronteras de China y la India. En los siglos posteriores, los Abasíes fueron perdiendo paulatinamente parte de sus territorios ante las provincias rebeldes. Finalmente, todas las regiones islámicas de Asia fueron invadidas por el Imperio mongol en el siglo XIII. A pesar de la caída del poder Abasí, la religión islámica arraigó en Oriente Próximo, Asia central y el norte de África. Finalmente, los misioneros y comerciantes extendieron este credo en el África subsahariana, la India subcontinental, el Sureste asiático y Europa oriental. En la actualidad, más de mil millones de personas en todo el mundo forman parte del umma, o comunidad del islam. Mientras los ejércitos del Islam avanzaban triunfantes hacia la conquista del mundo, esta enfermedad de la guerra civil les golpeaba en la cabeza. ¿Qué era el gobierno de Alá en el mundo para Ayesha, cuando podía ganar a la detestada Fátima, y qué atención iban a prestar los omeyas y los partidarios de Alí a la unidad de la humanidad cuando tenían una buena disputa caliente de este tipo para entretenerlos, con el califato como premio? El mundo del Islam se partió en dos. Esa disputa sigue viva. Hasta el día de hoy, una división principal de los musulmanes, los chiítas, mantienen el derecho hereditario de Alí a ser califa como un artículo de fe. Ellos prevalecen en Persia y en la India. Pero un sector igualmente importante, los sunnitas, niegan este peculiar añadido al sencillo credo de Mahoma.

Guerras Púnicas

La primera Guerra Púnica (264-241 a.C.) se debió a la rivalidad política y económica entre los dos poderes. Se inició cuando un grupo de soldados mercenarios (mamertinos) de Campania cercados en la ciudad siciliana de Messina (Mesina). La historia de los quince años de la primera fase de la segunda guerra púnica es el relato de una de las incursiones más brillantes e inútiles de la historia. Durante quince años Aníbal resistió en Italia, victorioso e invicto. Los generales romanos no eran rivales para el cartaginés, y cada vez que se enfrentaban a él eran derrotados. Pero un general romano, Cornelio Escipión, tuvo el sentido estratégico de tomar un rumbo que privó de frutos a todas las victorias de Aníbal
La historia de Roma durante los cincuenta y tres años que transcurrieron entre la batalla de Zama y el último acto de la tragedia, la Tercera Guerra Púnica, nos habla de una expansión dura y sin gracia del poder en el exterior y de una lenta destrucción, por la usura y la codicia de los ricos, de la población agrícola libre en el interior.

Consejo de Cooperación del Golfo

El Consejo de Cooperación del Golfo Sumario El Consejo fue establecido en 1981. Este esta compuesto por Bahrein, Kuwait, Omán, Qatar, Arabia Saudita y los Emiratos árabes Unidos. El consejo tenía la intención de establecer una comunidad económica en la región. Aunque la composición del CCG se mantuvo constante a lo largo de sus primeras décadas, los cambios en las relaciones regionales llevaron a veces a especular sobre cambios en la composición. La expansión parecía posible cuando los intereses de los países del Golfo se alineaban con los de otros Estados árabes. Jordania y Marruecos, otras dos monarquías árabes, fueron invitadas a unirse al CCG en 2011, en medio de los levantamientos de la Primavera Árabe. Marruecos declinó, mientras que la solicitud de Jordania se retrasó por desacuerdos internos del CCG. Los intereses contrapuestos han provocado a veces desavenencias. Egipto y sus compañeros del CCG, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Baréin, instauraron un bloqueo contra Qatar en 2017. En diciembre de 2018, el emir de Catar se saltó la cumbre anual del CCG y envió a un enviado en su lugar, aunque envió a su primer ministro en 2019 cuando las tensiones parecían descongelarse. El bloqueo se levantó durante la siguiente cumbre anual, celebrada en enero de 2021, con la asistencia del emir de Catar.

Períodos Intermedios Egipcios

La VII Dinastía marcó el inicio del primer periodo intermedio de la historia del antiguo Egipto. Sometido a incursiones bélicas procedentes del exterior, la unidad territorial se desgajó, y la autoridad se atomizó. El rey bajo el cual se puso fin al dominio de los hicsos en el norte es Ahmose I; como rey que reunificó Egipto es el fundador del Nuevo Reino (alrededor de 1550-1069 a.C.), y considerado primer rey de la XVIII Dinastía, aunque no se sabe en qué año o años se hizo efectiva la reunificación. El Tercer Periodo Intermedio abarca los siglos comprendidos entre el Nuevo Reino (alrededor del 1550-1069 a.C.) y el Periodo Tardío; durante gran parte de este tiempo, pero no todo, el país estuvo dividido en dos o más segmentos. La Dinastía XXI era una familia militar originaria de los desiertos occidentales («libios»), y gobernaba nominalmente todo Egipto desde Tanis, en el Delta. Durante esta época, otra rama de la familia en Tebas tomó el título de sumo sacerdote de Amón, y gobernó de forma casi independiente en el Alto Egipto. Hacia el 945 a.C. otro militar de origen «libio», procedente de Bubastis, estableció el control directo sobre todo el país como rey Sheshonq I, marcando el inicio de la 22ª Dinastía. Esta nueva línea también gobernó desde Tanis; algunos reyes colocaron a sus hijos y a otros miembros de su familia en puestos importantes del país. A partir de mediados de la Dinastía, el país se fue desmoronando en luchas civiles y muchos gobernantes locales se independizaron.

Guerra de Argelia

Este texto ofrece un nuevo análisis de la controvertida historia de una de las guerras de descolonización más violentas del siglo XX: la Guerra de Argelia/la Revolución Argelina entre 1954 y 1962. Reúne una atractiva descripción de sus orígenes, curso y legados con un incisivo examen de cómo han cambiado las interpretaciones del conflicto y su intenso debate. Al situar la guerra en un marco temporal de un siglo que va desde 1914 hasta el presente, se multiplican las perspectivas desde las que se pueden ver los acontecimientos. Los pronunciamientos de los políticos se exploran a otros actores, como las mujeres rurales que proporcionaron apoyo logístico a las guerrillas del Frente de Liberación Nacional. El contexto más amplio de la descolonización y la Guerra Fría se considera junto a las experiencias de los hombres colonizados que sirvieron en el ejército francés. Al desentrañar la historiografía del fin de un imperio colonial, el surgimiento del nacionalismo anticolonial y sus secuelas poscoloniales, ofrece una visión accesible de cómo fue esta historia.

Historia del Comercio en África

Historia del Comercio en África Nota: en especial, puede interesar la lectura del Comercio Regional en África. Historia del Comercio en África Comercio regional y transoceánico El surgimiento de entidades políticas urbanas autónomas que siguió a la incorporación de África Oriental a las redes de comercio marítimo del Océano Índico creó nuevos mercados para productos … Leer más

Biblia

Arqueología bíblica (Historia) Arqueología bíblica, estudio científico de la arqueología, de los restos y hallazgos históricos relativos a las religiones judía y cristiana y, específicamente, de los hechos narrados y los lugares descritos en la Biblia. Los relatos de peregrinaciones cristianas […]

Eritrea

Colonialismo italiano La conquista de Eritrea (Historia) Las miras expansionistas del gobierno italiano se dirigieron hacia çfrica oriental, en la cual la colonización parecía más factible, bien porque los exploradores y misioneros habían abierto camino, por así decirlo, en aquella región, […]

Dominio Persa

El advenimiento de Ciro fue un importante acontecimiento histórico mundial. En primer lugar, fundó el imperio más extenso que el mundo había visto hasta entonces. En su apogeo, se extendió desde Egipto y Nubia hasta las costas de Jaxartes en Asia Central y desde el Egeo hasta las partes occidentales de la India. En segundo lugar, sentó las bases de un gobierno bien ordenado y administrado de un imperio multirracial, multilingüe y multirreligioso que llevó la unidad política a las diferentes partes del imperio y facilitó la comunicación y el comercio. En tercer lugar, evitó la destrucción y la venganza innecesarias, aunque no fue más allá de cumplir con el castigo a los que consideraba culpables. No todos los sucesores de Ciro siguieron su ejemplo de capacidad militar y estadista. Los aqueménidas se enorgullecían de llamarse a sí mismos arios y persas, pero ni su religión personal ni su nacionalismo colorearon su dominio imperial, al menos bajo los primeros reyes aqueménidas. El gobierno aqueménide representó el mayor grado de poder político que los iraníes alcanzaron jamás. En ningún otro momento los iraníes alcanzaron la misma prominencia o ejercieron el mismo grado de dominación sobre los pueblos de Asia occidental y partes del norte de África.

Liga Árabe

Liga Árabe o Liga de los Estados Árabes (1945) Liga de Estados Árabes o Liga Árabe Liga de Estados árabes o Liga árabe en el Derecho Internacional Organismo internacional establecido en 1945 en El Cairo por siete Estados árabes independientes o en vías de serlo: Arabia Saudí, Yemen, Irak, […]

Camerún

Camerún (región histórica) (Historia) Camerún (región histórica), antigua región de çfrica occidental que incluía lo que actualmente es Camerún y parte del este de Nigeria. Después de la I Guerra Mundial las antiguas posesiones coloniales de la región pasaron a depender de Francia y de Gran […]

Kenia

Emilio Mwai Kibaki Presidencia (Historia) Ante los históricos comicios presidenciales del 27 de diciembre de 2002, que habrían de dilucidar quién sería el sucesor de Moi, Kibaki era el máximo aspirante. Concurrió como candidato de la denominada Coalición Nacional Arco Iris (de la que formaba […]

Faraón

Faraón (Historia) Faraón (en egipcio, ‘gran mansión’, ‘palacio’), nombre helenizado, originalmente utilizado en el antiguo Egipto para referirse al palacio de su soberano. Algunos estudiosos datan la utilización de este término como modo de referirse al rey hacia el 1400 a.C. y otros desde el […]

Concilio de Calcedonia

Concilio de Calcedonia (Historia) Concilio de Calcedonia, cuarto concilio ecuménico de la Iglesia cristiana. Fue convocado en el año 451 por el emperador romano de Oriente, Marciano, a instancias del papa León I, para refutar las doctrinas adoptadas en el Conciliábulo de Éfeso (449, en […]

Sudán

Charles George Gordon El servicio en China y Sudan (Historia) Era hijo de un general británico y nació en Woolwich, un barrio de las afueras de Londres, el 28 de enero de 1833. Ingresó en el cuerpo de Ingenieros Reales como segundo lugarteniente en 1852. Sirvió en la guerra de Crimea y, más […]

Biafra

Biafra fue una república secesionista africana, cuya existencia tuvo lugar desde 1967 hasta 1970, en el sureste de Nigeria. A Biafra se le atribuye con razón el haber abierto un nuevo capítulo en la acción humanitaria; si bien el sufrimiento no fue prácticamente sin precedentes, sí lo fue la respuesta internacional. Tras lograr su independencia de Gran Bretaña en 1960, Nigeria se hundió en una violenta lucha por la supremacía política que tenía dimensiones étnicas y religiosas. En 1966, tras una serie de golpes de Estado, el ejército nigeriano y diversos grupos étnicos comenzaron a atacar a los ibos, especialmente en las regiones septentrionales, donde eran una minoría visible y vulnerable. Miles de ibos murieron y otros dos millones huyeron hacia el este a la región de Biafra, donde los ibos eran la mayoría gobernante. El 30 de mayo de 1967, el gobierno de los ibos declaró su independencia, y la respuesta del gobierno nigeriano fue rápida y severa, dejando aún más muertos y desplazados. Los ibos, de religión cristiana, eran mayoría en lo que desde 1957 era la Región Oriental, zona autónoma perteneciente a la federación nigeriana.

Idumea

Idumea (Historia) Idumea o Edom, en tiempos del Antiguo Testamento, país al sur del mar Muerto, en lo que actualmente es el sur de Israel y de Jordania. De acuerdo con la Biblia, los idumeos (edomitas) descendían de Esaú, hijo mayor de Isaac, mientras que los israelitas lo hacían de Jacob, […]

Egipto

Antiguo Egipto El Medio Fisico (Historia) Desde el comienzo de su historia, la vida en Egipto (al que Heródoto describió acertadamente como “el don del Nilo”) estuvo profundamente vinculada a ese gran río. Y es que, sin el Nilo, Egipto sería un monótono desierto que poco o nada favorecería la […]

Guerra de Yom Kipur

Guerra del Yom Kipur es la denominación que recibió la cuarta de las Guerras árabe-israelíes por haber comenzado el día sagrado judío del Yom Kipur. Israel fue la potencia militar dominante en la región durante los siguientes seis años. Liderado por Golda Meir desde 1969, estaba generalmente satisfecho con el status quo. Sin embargo, los líderes árabes advirtieron repetidamente que no aceptarían que continuara la ocupación israelí de las tierras perdidas en 1967. Después de que Anwar al-Sadat sucediera a Nasser como presidente de Egipto en 1970, las amenazas fueron más frecuentes. Las tropas se concentraron periódicamente a lo largo del Canal de Suez. Las fuerzas egipcias y sirias se sometieron a un rearme masivo con sofisticados equipos soviéticos. Sadat consolidó los preparativos de guerra en acuerdos secretos con el presidente Hafez al-Assad de Siria para un ataque conjunto y con el rey Faisal de Arabia Saudita para financiar las operaciones.

Organización para la Liberación de Palestina

La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) es una organización política que, desde su fundación en 1964, encarna y representa las reivindicaciones del pueblo palestino frente a Israel. Esta entrada también examina cómo la historia ha dado forma a Palestina. Respecto al movimiento sionista, varios observadores señalaron que sus promotores eran expertos en convencer a los promotores de la época con afirmaciones que tenían poca relación con la realidad y promesas que no tenían intención de cumplir.

Código de Justiniano

Es compilación legislativa llevada a cabo por el emperador de Bizancio Justiniano I (527-565), en el imperio romano tardío. Bajo sus auspicios se realizaron cuatro importantes obras que, a partir de la edición completa publicada en 1583 por Dionisio Godofredo en Ginebra, se denominaron Corpus Iuris Civilis, dividida en 4 partes. En este contexto, la autocracia imperial se manifestó en un suntuoso ceremonial, heredero del esplendor romano al que se añadió la pompa oriental (persa).

Sistema Presidencial Africano

Los regímenes presidenciales dominan el panorama político africano. Ningún patrón ha sido más destacado en la política africana posterior a la independencia que el dominio del poder ejecutivo. De hecho, muchos países que comenzaron como sistemas parlamentarios o sistemas mixtos en el momento de la independencia, pasaron a un sistema de dominio ejecutivo aunque se volviera menos democrático o completamente autocrático. Desde el final de la guerra fría casi todos los países africanos han experimentado iniciativas democráticas de alguna forma y, al hacerlo, todos los países excepto cinco han conservado sistemas políticos dominantes en el poder ejecutivo que, en dos grados diferentes, califican como democracias presidenciales. Nelson Mandela Presidente Mandela (Historia) En 1985, Mandela rechazó la oferta del presidente de la República Pieter Willem Botha de otorgarle la libertad condicional al considerar que éste no estaba dispuesto a modificar su posición sobre el régimen del apartheid (véase su definición).

Derecho en los Reinos de África Occidental

Los grandes y prósperos antiguos imperios africanos tenían gobiernos fuertes y eficaces. Entre 400 y 1600, poderosos imperios como Ghana, Malí, Songhai, Bornu y Benin ejercieron una amplia influencia. Su ascenso a la prominencia se basó en un buen liderazgo (véase también carisma) político, leyes bien definidas, ejércitos poderosos y economías fuertes. La fuerte presencia musulmana en África Occidental influyó en la política tradicional y la ley. En la mayoría de las culturas africanas autóctonas las normas éticas son de dos clases: las que sustentan la conducta individual y las que rigen las relaciones sociales y comunitarias. Los derechos humanos fundamentales son importantes no sólo por el bien de los individuos, sino también por la supervivencia colectiva del grupo, que es primordial. La ética comunitaria rige la unidad familiar, desde los parientes maternos y paternos hasta las familias extendidas, los clanes y los linajes.

Reinos de África Occidental

Desde el 500 al 1500 DC, mientras Europa pasaba por una era conocida como la Edad Media y se movía hacia otra era conocida como el Renacimiento, África Occidental estaba en su «Edad Brillante». Varios grandes y antiguos imperios africanos prosperaron durante esta época. Fueron conocidos por sus eficaces gobiernos, grandes proyectos arquitectónicos, avances científicos y artísticos, y valiosos recursos minerales. Se ha prestado mucha atención al antiguo Egipto y a las civilizaciones del Valle del Nilo, pero todas las partes de África contribuyeron al patrimonio cultural del continente. El África occidental es conocida, entre otras cosas, por la construcción de Estados. Entre 400 y 1600, grandes imperios como Ghana, Malí y Songhai llegaron al poder gracias a un fuerte liderazgo (véase también carisma) político, ejércitos bien organizados y economías prósperas.