Jurisdicción Pesquera

Jurisdicción Pesquera Este elemento es una expansión del contenido de los cursos y guías de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y análisis sobre este tema. Jurisprudencia Internacional sobre Jurisdicción Pesquera Casos de jurisdicción pesquera (Reino Unido contra Islandia; República Federal de Alemania contra Islandia) (1972-1974) El Reino Unido invocó la jurisdicción de la Corte Internacional de … Leer más

Bonos de Carbono

Bonos de Carbono Este elemento es una expansión del contenido de los cursos y guías de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y análisis sobre este tema. Visualización Jerárquica de Comercio de Derechos de Emisión Medio Ambiente > Política del medio ambiente > Política en materia de cambio climático Medio Ambiente > Política del medio ambiente > … Leer más

Comercio Internacional de Emisiones

Comercio Internacional de Emisiones Este elemento es una expansión del contenido de los cursos y guías de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y análisis sobre este tema. Visualización Jerárquica de Comercio de Derechos de Emisión Medio Ambiente > Política del medio ambiente > Política en materia de cambio climático Medio Ambiente > Política del medio ambiente … Leer más

Obligaciones del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático

Obligaciones del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático de 2015 Este elemento es una profundización de los cursos y guías de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y análisis sobre este tema. Obligaciones extensas Para cumplir con la meta de temperatura a largo plazo, las Partes están sujetas a obligaciones de conducta vinculantes en relación con … Leer más

Resilencia Urbana

Este texto se ocupa de la resilencia urbana.
Los principios de creación de lugares sensibles al calor que se presentan en este texto subrayan la importancia de apreciar las circunstancias locales, comprometerse con la comunidad e incorporar los conocimientos ecológicos tradicionales. La creación de lugares que favorezcan la salud y respondan al calor exige comprender cómo afecta el calor al entorno urbano, así como el modo en que las personas se comportan, permaneciendo en los espacios de la ciudad y recorriéndolos. Para crear lugares que respondan al calentamiento de las temperaturas, el diseño y la elección detallada de los materiales, incluida la vegetación verde y el agua, son de vital importancia. Los creadores de lugares deben reconocer e incorporar mejor las interconexiones entre los enfoques de las ciudades saludables y el diseño sensible al calor. Los enfoques de ciudad saludable ya funcionan para reducir la vulnerabilidad al calor, pero es necesario dar prioridad a los aspectos que aumentan la resiliencia, especialmente en relación con el lugar. El calentamiento del clima refuerza los argumentos de las ciudades saludables para que los espacios públicos apoyen a las personas para que sean físicamente activas, se comprometan socialmente y experimenten la naturaleza. Sin embargo, hay que dar mayor prioridad a la creación de lugares frescos y cómodos para la actividad física y social, y de espacios verdes viables que apoyen la naturaleza en la ciudad. Esto puede lograrse con creadores de espacios informados que comprendan cómo afecta el calor al entorno urbano y las necesidades de la población para estar sana y ser resistente en la ciudad del siglo XXI.

Resilencia frente al Cambio Climático

Este texto se ocupa de la resiliencia frente al cambio climático. El calentamiento de los climas urbanos y las olas de calor más frecuentes, más intensas y más largas suponen un reto para la creación de lugares resilientes. Las personas con enfermedades crónicas, los ancianos y los jóvenes, y las personas desfavorecidas constituyen los principales grupos vulnerables al calor. Reducir las enfermedades crónicas es fundamental para reducir la vulnerabilidad al calor. Esto significa que la mitigación y la adaptación al calor deben formar parte de un enfoque de creación de lugares resilientes. La creación de lugares frescos es esencial para crear hábitats urbanos que favorezcan la salud en las ciudades que se enfrentan al calentamiento. Se subraya la importancia de apreciar las circunstancias locales, comprometerse con la comunidad e incorporar los conocimientos ecológicos tradicionales. La creación de lugares que favorezcan la salud y respondan al calor exige comprender cómo afecta el calor al entorno urbano, así como el modo en que las personas se comportan, permaneciendo en los espacios humanos y recorriéndolos. Para crear lugares que respondan al calentamiento de las temperaturas, el diseño y la elección detallada de los materiales, incluida la vegetación verde y el agua, son de vital importancia.

Acuerdo de París sobre el Cambio Climático

El Acuerdo de París de 2015 representa un logro histórico en la diplomacia multilateral. Después de años de negociaciones profundamente discordantes, las Partes aprovecharon la voluntad política necesaria para llegar a un acuerdo sobre el cambio climático que logre un equilibrio cuidadoso entre la ambición y la diferenciación. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). El Acuerdo de París contiene objetivos aspiracionales, obligaciones de conducta vinculantes en relación con la mitigación, un sistema riguroso de supervisión y una forma matizada de diferenciación entre países desarrollados y en desarrollo. Esta entrada explorará los componentes básicos del Acuerdo de París (ambición y diferenciación) con miras a extraer el texto del Acuerdo por sus posibilidades interpretativas y políticas subyacentes.

Sección Premier: Sin acceso todavía a este contenido para miembros de Suscriptor mensual, Suscriptor trimestral, y Suscriptor anual. ¿Desea inscribirse en esta plataforma digital?
Acceso ilimitado al contenido o Registrarse en la plataforma

Política en Materia de Cambio Climático

Este texto se ocupa de la política en materia de cambio climático, incidiendo en el deterioro del medio ambiente y la degradación del medio ambiente. El texto comenzará presentando un breve resumen de la ciencia y la política del cambio climático y discutirá cómo se desarrollaron en diferentes escenarios.

Sección Premier: Sin acceso todavía a este contenido para miembros de Suscriptor mensual, Suscriptor trimestral, y Suscriptor anual. ¿Desea inscribirse en esta plataforma digital?
Acceso ilimitado al contenido o Registrarse en la plataforma

Conflictos Ambientales

Conflictos Ambientales Este elemento es una expansión del contenido de los cursos y guías de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y análisis sobre este tema. Conflictos Ambientales y Cambio Climático Nota: Consulte la información acerca de la seguridad climática. Conflictos Ambientales declaraciones alarmantes sobre la escasez de recursos causada por el cambio climático que provocan conflictos, … Leer más

Adaptación al Cambio Climático

Este texto se ocupa de la adaptación al cambio climático, en el contexto general del deterioro del medio ambiente y su degradación. El capitalismo basado en los combustibles fósiles está en la raíz del cambio climático antropogénico contemporáneo. Las entidades capitalistas fósiles y otras industrias extractivas también se verán considerablemente desestabilizadas como objetos sobre los que prosperan las vidas económicas contemporáneas. Aunque quizás no todo: si el cambio climático puede parecernos el punto final lógico del capitalismo fósil, la extracción intensiva de minerales y otras formas de desarrollo insostenible, también abre nuevas vías hacia los depósitos restantes de los mismos combustibles fósiles que lo han impulsado. El cambio climático es un proceso lento y abstracto que se experimenta más fácilmente de forma indirecta o indiciaria, a través de la alteración de los patrones climáticos, la intensificación de las tensiones en los ecosistemas y el ocasionalmente dramático desastre o crisis ambiental. En este texto se revisa la teoría, la política y la práctica de la ACC, demostrando cómo se integra en la RRD. En teoría, este proceso puede ser muy descendente. Primero se desarrolla el marco teórico, luego se integra en los procesos de toma de decisiones internacionales y nacionales y, por último, se ponen en práctica varios modelos sobre el terreno. Sin embargo, las personas y las comunidades llevan siglos adaptándose en climas que siempre han tenido variabilidad, tendencias y cambios. Es cierto que el cambio climático actual es resultado de la intervención humana, pero eso no cambia el hecho de que el cambio ambiental es un proceso continuo, que ha obligado a la humanidad a enfrentarse a él a lo largo de la historia.

Sección Premier: Sin acceso todavía a este contenido para miembros de Suscriptor mensual, Suscriptor trimestral, y Suscriptor anual. ¿Desea inscribirse en esta plataforma digital?
Acceso ilimitado al contenido o Registrarse en la plataforma

Seguridad Climática

Hay mucho que aprender sobre cómo se manifestará el cambio climático como problemas de seguridad. Los actores gubernamentales, incluidos los militares, están abordando este tema cada vez más con el deseo de hacer algo para resolver el problema. Si bien siempre es fácil para un académico recomendar más estudios, comprender la naturaleza de los desafíos que enfrentamos es un primer paso esencial para el gasto efectivo y eficiente de recursos escasos. Prepararse para una amenaza que puede no materializarse o manifestarse de una manera diferente de lo que se pensaba podría conducir a la desviación descuidada de fondos con fines improductivos. Las intervenciones externas en sí mismas pueden empeorar el problema en lugar de mejorarlo. Las políticas destinadas a anticipar las escaseces futuras en lugar de las escaseces en sí mismas pueden exacerbar las tensiones y generar conflictos, como lo demuestran los esfuerzos de los inversionistas asiáticos para arrendar tierras agrícolas en África. Uno de los temas dominantes de toda esta literatura es que la exposición física no es el destino. La gobernanza y las dinámicas políticas son tan importantes, si no más, para explicar si los choques ambientales, la escasez y la abundancia llevan o no al conflicto. Además, como lo muestra la literatura sobre cuencas hidrográficas, las instituciones también pueden mitigar y disminuir las amenazas planteadas por la escasez. A medida que los profesionales avanzan en los planes para abordar esta amenaza que se avecina, pueden beneficiarse de una apertura a la nueva información y la humildad de lo que sabemos. Eso no debería paralizarnos de tomar medidas que refuercen la resiliencia a diversas amenazas, se manifiesten o no en violencia, sino a pisar con cuidado. La gobernanza es importante para responder a los tiempos cambiantes, tanto en lo que respecta al clima como a las fluctuaciones económicas mundiales. Este es el punto clave del debate sobre la seguridad climática que debe reforzarse en las deliberaciones políticas, en lugar de centrarse en las condiciones medioambientales locales y en las simples narrativas de escasez como mecanismo causal de los conflictos.

Sección Premier: Sin acceso todavía a este contenido para miembros de Suscriptor mensual, Suscriptor trimestral, y Suscriptor anual. ¿Desea inscribirse en esta plataforma digital?
Acceso ilimitado al contenido o Registrarse en la plataforma

Regulación Internacional del Cambio Climático

Este texto se ocupa de la regulación internacional del Cambio Climático en el derecho medioambiental global y comparado. Los sucesivos informes del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático han dejado cada vez más claro que las consecuencias del cambio climático serán desastrosas a menos que se reduzcan las emisiones y se limite el calentamiento global medio a 2 grados centígrados. Para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y mitigar los efectos del cambio climático, se han organizado periódicamente conferencias internacionales sobre el cambio climático. En la Cumbre de la Tierra de Río (1992), los países del mundo acordaron la Convención Marco sobre el Cambio Climático (CMCC) en la que se comprometieron a tomar medidas para estabilizar las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera y evitar así las interferencias causadas por la acción humana (es decir, antropogénica) en el clima. Entre 1995 y 2016, las Naciones Unidas han organizado 23 conferencias sobre el cambio climático (COP 1-COP 22), además de otras conferencias sobre el medio ambiente y el desarrollo sostenible. Ha habido una conferencia sobre el cambio climático por año; la única excepción fue 2001, que contó con dos conferencias, una en Bonn (Alemania) y otra en Marrakech (Marruecos). Estas dos reuniones trataron los efectos y desacuerdos tras el Protocolo de Kioto. La conferencia sobre el cambio climático de 2015 se celebró en París en noviembre de 2015 y fue una de las primeras conferencias en años con resultados concretos, ya que condujo a la ratificación del Acuerdo de París. El Acuerdo de París, que se adoptó en la COP 21 en diciembre de 2015, es un acuerdo dentro de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y "se ocupa de los gases de efecto invernadero, la mitigación, la adaptación y la financiación a partir del año 2020." Es el primer acuerdo climático jurídicamente vinculante a nivel mundial y tiene como objetivo mantener el aumento de las temperaturas muy por debajo de los 2 grados centígrados. El lenguaje del acuerdo fue negociado por representantes de 197 países de todo el mundo. El 5 de octubre de 2016, el acuerdo fue ratificado por 97 de las 197 partes de la Convención. Entró en vigor el 4 de noviembre de 2016.

Sección Premier: Sin acceso todavía a este contenido para miembros de Suscriptor mensual, Suscriptor trimestral, y Suscriptor anual. ¿Desea inscribirse en esta plataforma digital?
Acceso ilimitado al contenido o Registrarse en la plataforma

Impacto de los Fenómenos Meteorológicos Extremos en las Ciudades

Este texto se ocupa de los fenómenos meteorológicos extremos y su impacto en las zonas urbanas. Algunos de los mayores impactos climáticos en las ciudades están asociados a eventos extremos como la sequía, las olas de calor, las precipitaciones intensas, las tormentas costeras y los ciclones, y son componentes críticos de las evaluaciones de impacto climático. A lo largo de la última década, un número importante de estos fenómenos han causado grandes pérdidas de vidas humanas, por ejemplo, el tifón Bopha en Filipinas (1.901 muertos en 2012), las inundaciones y los corrimientos de tierra en Brasil (900 muertos en 2011), la tormenta Nargis en Myanmar (138.366 muertos en 2008) y la tormenta Stan en Guatemala (1.513 muertos en 2005), así como enormes pérdidas económicas, por ejemplo, el huracán Sandy en 2012 (~50 000 millones de USD), las inundaciones en Tailandia en 2011 (~41 000 millones de USD) y el huracán Katrina en 2005. Las proyecciones climáticas indican un aumento de la temperatura en la mayoría de las ciudades del mundo, por ejemplo, en Nueva York (Estados Unidos), Londres (Reino Unido) y Toronto (Canadá). Las temperaturas medias mundiales del aire en la superficie de la tierra y de los océanos han aumentado, y las mediciones muestran un aumento continuo del contenido de calor en los océanos. Cabe esperar que las sequías sean más frecuentes e intensas, ya que se espera que una atmósfera más cálida retenga más humedad. La subida del nivel del mar y las tormentas tropicales más fuertes pueden aumentar aún más el riesgo de inundaciones, sobre todo cuando las mareas altas se combinan con las mareas de tormenta y/o los caudales altos de los ríos. Las zonas costeras de baja altitud corren especial riesgo de sufrir inundaciones y daños por tormentas como consecuencia del cambio climático. Las olas de calor y de frío, las precipitaciones intensas y las olas de frío y de sequía, entre otros fenómenos extremos, tienen efectos distintos en las naciones, con impactos variados en todos los sectores: agua, agricultura, seguridad alimentaria, silvicultura, salud y turismo. Este texto comienza con una visión general de los riesgos climáticos urbanos para entender cómo las ciudades están siendo afectadas por eventos extremos específicos. A continuación, se examina las acciones que las ciudades han llevado a cabo frente a pérdidas humanas, medioambientales y económicas extremas que podrían ser oportunidades de aprendizaje compartido, con el fin de responder eficazmente a los riesgos futuros.

Política Climática

Este texto se ocupa de la política climática, y su diseño, incluido la aplicación de la política climática en sentido ascendente o descendente. En este sentido, este texto examina la regulación de los gases de efecto invernadero (GEI) aguas arriba frente a aguas abajo. La regulación upstream se centra en los productores de combustibles fósiles (carbón, gas natural, productos petrolíferos refinados) mientras que la regulación downstream implica a los usuarios de combustibles fósiles (conductores y centrales eléctricas).

Impactos del Cambio Climático

Las olas de calor y la propagación de enfermedades tropicales provocarán muchas muertes en exceso; algunas regiones vitales para la producción mundial de alimentos se convertirán en cuencas de polvo; el hambre, los trastornos económicos y poblaciones enteras de refugiados que huyen de la subida de los mares y del calor mortal socavarán el gobierno civil y la paz internacional, y nos enfrentaremos a un empobrecimiento radical de los ecosistemas que sostienen nuestra civilización. Los científicos no han podido precisar hasta qué punto aumentarán las temperaturas para un nivel determinado de CO2. Si no tenemos suerte y las estimaciones más pesimistas son correctas, sólo los esfuerzos inmediatos y enérgicos podrán evitar un mundo de muertes masivas, estados fallidos y tiranos desesperados con armas nucleares.

Historia de los Impactos del Cambio Climático

Al principio, el calentamiento global parecía una buena idea, sobre todo para los habitantes de los climas nórdicos. Pero a partir de la década de 1960, los científicos reconocieron los problemas a largo plazo, concentrándose al principio en el aumento del nivel del mar y la amenaza para el suministro de alimentos. Poco a poco se fueron añadiendo nuevos elementos a la lista, desde la degradación de los ecosistemas hasta las amenazas a la salud humana y los riesgos de conflicto internacional. Hasta los años 50, nadie se preocupó por los impactos de un cambio climático que los científicos preveían que sólo afectaría a sus remotos descendientes, varios siglos en el futuro, si es que ocurría. A finales de la década de 1950, algunos científicos se fijaron en el nivel de gas de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera, lo que sugería que la temperatura media mundial podría subir unos cuantos grados centígrados antes de que terminara el siglo XXI.

Fenómeno del Calentamiento Global

Durante los años 90, el calentamiento global empezaba a parecerse a la guerra nuclear, a la que muchos se enfrentaban con una simple negación. Este potente mecanismo psicológico quedó bien ilustrado por una niña que exigió a su padre que apagara un documental de televisión sobre el cambio climático porque le daba miedo. En cualquier caso, la mayoría de la gente, al no entender apenas las causas del cambio climático, no podía nombrar medidas prácticas concretas para evitarlo. Los ciudadanos eran más propensos a evitar escrupulosamente los botes de spray, que de hecho ya no utilizaban CFC, que a mejorar el aislamiento de sus casas, aunque el menor gasto en combustible amortizaría su inversión en pocos años. Ningún informe sobre el clima parecía completo si no mostraba un bloque de hielo desprendiéndose de un glaciar para precipitarse al mar; la exótica imagen se convirtió en un símbolo autónomo del calentamiento global. A partir de 2005 surgió un icono aún más popular, que aparecía con frecuencia incluso en los dibujos animados: el oso polar, del que se decía que estaba en peligro de extinción. Hubo informes dispersos de niños asustados por las imágenes del calentamiento global. En las producciones el calentamiento global era sólo un ejemplo y una manifestación de la inexorable evolución social, otra civilización abatida por su propio orgullo y codicia. Las historias sobre el futuro rara vez hacían del cambio climático un tema central y no un trasfondo (que cada vez se da más por sentado) de otros elementos de la trama. En cualquier caso, a los autores les resultaba difícil encajar el cambio climático, un tema inevitablemente centrado en acontecimientos extraordinarios del futuro, en una forma literaria que no se pareciera a la ciencia ficción, un género que mucha gente evitaba. No obstante, la sospecha de que el calentamiento global podría destruir toda nuestra civilización se fue extendiendo en la conciencia pública, especialmente entre los grupos ya inclinados a preocuparse por los daños medioambientales.

Política Climática en los Años 90

La Conferencia Internacional sobre el Clima de Kioto, programada para diciembre de 1997, era aún más noticiosa. En ella, los gobiernos tomarían verdaderas decisiones económicas y políticas sobre el uso de los combustibles fósiles. La administración del presidente Bill Clinton hizo una apuesta por el apoyo público a un tratado, celebrando una muy publicitada conferencia de expertos sobre el cambio climático en octubre. Tras la Conferencia, la brecha entre los demócratas fuertes (que estaban mayoritariamente de acuerdo con el Presidente Clinton en que era un problema) y los republicanos fuertes (mayoritariamente escépticos) se había ampliado. El principal resultado de todo el esfuerzo fue sólo polarizar aún más la cuestión a lo largo de una línea divisoria política. En la mayoría de los demás países industrializados, las compañías petroleras y sus aliados de derechas tenían menos influencia política. Y fue sobre todo en Estados Unidos donde se esforzaron por imponer su visión del cambio climático en los medios de comunicación. Los periodistas de otros lugares rara vez citaban a los negacionistas, y en gran parte del mundo el cambio climático nunca se convirtió en una cuestión política intensamente polarizada. En los medios de comunicación estadounidenses, tras la reunión de Kioto se prestó más atención a la controversia política que a las pruebas científicas. En estos debates políticos, tres cuartas partes de los artículos de los cuatro principales periódicos estadounidenses «equilibraron» los llamamientos de los científicos a una acción enérgica frente a la opinión de la industria energética de que sólo era necesaria una acción voluntaria, si es que había alguna. La controversia política suscitó una oleada de atención mediática en 2001-2002 después de que el nuevo presidente, George W. Bush, dejara claro que nunca impondría los límites de CO2 que la administración anterior y el resto del mundo habían acordado en la reunión de Kioto. Los europeos expresaron en voz alta su consternación, y muchas publicaciones estadounidenses se sumaron a las críticas. Los editoriales tacharon la política de rendición a los intereses empresariales.

Política Climática en los Años 80

Cuando sus hallazgos científicos se encontraron con la indiferencia del público, cada vez más científicos del clima de todo el mundo llegaron a la conclusión de que debían trabajar para influir en la política gubernamental. Los periodistas señalaron que los críticos científicos del calentamiento global eran en su mayoría fuertes conservadores políticos. Su intenso escepticismo sobre el calentamiento global podía parecer, como observó un periodista, que se derivaba menos de la investigación que de una «aversión a cualquier acción gubernamental centralizada» y una fe casi «religiosa» en que la humanidad nunca podría ser abatida. Ningún científico afirmó que su principal preocupación fuera política. Lo que en última instancia importaba era si el calentamiento global era realmente una amenaza. El tema se estaba politizando cada vez más. Un estudio de los medios de comunicación estadounidenses descubrió que en 1987 la mayoría de los artículos que mencionaban el efecto invernadero eran reportajes sobre la ciencia, mientras que en 1988 la mayoría de los reportajes abordaban la política de la controversia. No es que disminuyera el número de artículos científicos, sino que, a medida que la cobertura mediática se duplicaba y redoblaba, los artículos adicionales se trasladaban a ámbitos sociales y políticos. Antes de 1988, los periodistas habían recurrido principalmente a los científicos para su información, pero después se basaron sobre todo en fuentes identificadas con posiciones políticas o grupos de interés especiales. Mientras tanto, los propios grupos de interés, desde los ecologistas hasta los fabricantes de automóviles, anunciaron cada vez más sus puntos de vista sobre el calentamiento global. Tanto los argumentos científicos como los políticos se mezclaron a fondo con actitudes más amplias. El apoyo público a las preocupaciones medioambientales en general comenzó a disminuir después de 1988. Puede que esto se deba, en parte, al agotamiento natural de cualquier movimiento una vez que alcanza objetivos importantes. Pero un estudio realizado por científicos sociales descubrió que la polarización política en torno a la preocupación por el medio ambiente surgió en la opinión pública estadounidense en torno a 1992, impulsada por el creciente antiambientalismo entre las élites conservadoras.

Inclemencia Atmosférica

Visualización Jerárquica de Inclemencia atmosférica Medio Ambiente > Deterioro del medio ambiente > Degradación del medio ambiente > Desastre natural
Agricultura, Silvicultura y Pesca > Sistema de explotación agraria > Resultado de la explotación agraria > Productividad agrícola > Pérdida […]

Desastres Naturales

Desastres Naturales Este elemento es una expansión del contenido de los cursos y guías de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y análisis sobre este tema. Nota: Consulte asimismo la información relativa a Reducción del Riesgo de Desastres Amenazas de desastres climáticos y la opinión pública (principios de los años 70) El primer Día de la Tierra, … Leer más

Efecto Invernadero

Este texto se ocupa del efecto invernadero, un término de la ciencia ambiental que se refiere a un aumento de la temperatura media de la tierra provocado por los efectos de la contaminación atmosférica. Cuando, en los años 50 del siglo XX, parecía plausible que la tecnología humana pudiera alterar el planeta en su conjunto, a los periodistas les resultó más fácil sugerir que el efecto invernadero del CO2 procedente de los combustibles fósiles era una posible causa del calentamiento global. Las pruebas de que el mundo se estaba calentando un poco más eran lo suficientemente sólidas como para convencer a la mayoría de los meteorólogos. En una conferencia de prensa de 1955, el director de la Oficina Meteorológica de Estados Unidos dijo que en los últimos cincuenta años se había observado un aumento significativo de la temperatura media mundial (3,6°F, es decir, 2°C). Durante la década de 1950, los lectores de los periódicos podían encontrar repetidamente pequeños artículos con anécdotas del calentamiento, como cultivos y bacalaos que florecían a cientos de millas al norte de sus antiguas áreas de distribución. Más fáciles de visualizar eran las historias sobre el retroceso de los glaciares de montaña. (Sin embargo, esto resultó ser confuso, ya que los glaciares de montaña avanzan y retroceden de forma errática, dependiendo menos de la temperatura global que de las variaciones puramente locales de las nevadas). A mayor escala, en 1959 el New York Times informó de que el hielo del océano Ártico sólo tenía la mitad de espesor que en el siglo anterior. Aun así, el informe concluía que «la tendencia al calentamiento no se considera ni alarmante ni pronunciada». La tendencia tampoco estaba claramente causada por la actividad humana; para muchos de los científicos que informaron del calentamiento, se trataba simplemente de otra fase de los misteriosos ciclos naturales.

Geoingeniería

Geoingeniería Este elemento es una expansión del contenido de los cursos y guías de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y análisis sobre este tema. Nota: Consulte también la información sobre la cooperación internacional en el siglo XX. Geoingeniería y Modificación Ambiental Cuando el mundo empezó a sufrir visiblemente el calentamiento global, los científicos volvieron a plantearse … Leer más

Manipulación del Clima

Este texto se ocupa de la manipulación del clima y su historia. Si las actividades humanas pueden cambiar el clima, ¿por qué no cambiarlo a propósito, para que nos convenga? La modificación del clima es la manipulación de los parámetros físicos que controlan los fenómenos meteorológicos. El objetivo es cambiar el patrón meteorológico para obtener condiciones favorables y reducir el mal tiempo.

Cooperación Internacional frente al Cambio Climático en los Años 80

La preocupación de la opinión pública internacional por el daño a la capa protectora de ozono estratosférico, y el trabajo científico coordinado por el PNUMA, condujeron a debates políticos a partir de 1982. El resultado fue un Convenio de Viena para la Protección de la Capa de Ozono, firmado por 20 naciones en 1985. Este documento no era más que una expresión desdichada de esperanzas, pero establecía un marco. El marco se hizo útil cuando el descubrimiento de un «agujero de ozono» sobre la Antártida conmocionó a los funcionarios y al público, demostrando que el problema ya era urgente. En el trascendental Protocolo de Montreal del Convenio de Viena de 1987, los gobiernos se comprometieron formalmente a restringir la emisión de sustancias químicas específicas que dañan la capa de ozono. Este no fue el primer acuerdo internacional para restringir la contaminación en respuesta al asesoramiento científico. Un ejemplo notable fue el Tratado Antártico, que regula las actividades en el continente polar, inspirado en la IGY y firmado en 1959. En 1979, los países de Europa Occidental adoptaron un Convenio sobre la contaminación atmosférica transfronteriza a gran distancia. En él se comprometían a limitar sus emisiones de sulfatos, que los científicos habían demostrado que eran la causa de la destructiva lluvia ácida. El objetivo era restringir la quema de carbón en, por ejemplo, Gran Bretaña, para que no matara los bosques en, por ejemplo, Alemania. Más tarde, se añadieron al acuerdo más naciones y otras sustancias químicas. El convenio dio lugar a la creación de un proyecto científico internacional para estudiar el problema, que se completó con una elaborada modelización informática para relacionar la lluvia ácida con los escenarios económicos de generación de energía. El Protocolo de Montreal estableció una norma aún más estricta de cooperación internacional y autocontrol nacional.

Cooperación Internacional frente al Cambio Climático en el Siglo XX

Todo el trabajo de organización para la predicción del tiempo no sirvió para conectar a los especialistas dispersos en diversos campos que se interesaron por el cambio climático. La mejor oportunidad llegó a mediados de los años 50, cuando un pequeño grupo de científicos se reunió para impulsar la cooperación internacional a un nivel superior en todas las áreas de la geofísica. Su objetivo era coordinar la recogida de datos y, lo que no es menos importante, persuadir a sus gobiernos para que gastaran unos mil millones de dólares más en investigación. El resultado fue el Año Geofísico Internacional (AGI) de 1957-58. Los científicos del clima tenían pocas posibilidades de acceder a los responsables políticos. Si convencían a sus contactos entre los funcionarios de bajo nivel de que el cambio climático planteaba un problema, estos funcionarios tenían poca influencia con las altas esferas de sus gobiernos. Las mejores oportunidades estaban en otra parte. La investigación nacional tenía en muchos países más posibilidades de influir en la política internacional que en la nacional. A mediados de los años 70, cuando los funcionarios científicos de varios países se preocuparon tanto por el cambio climático que empezaron a contemplar la posibilidad de adoptar medidas políticas, encontraron oídos comprensivos entre los funcionarios de las organizaciones de las Naciones Unidas. Un ejemplo notable fue el de Robert M. White, que en su cargo de jefe de la Oficina Meteorológica de Estados Unidos, y después de la agencia responsable de toda la meteorología y oceanografía del gobierno (NOAA), fue el representante oficial de su nación ante la OMM. Ya a principios de los años 60, Bob White había sido uno de los fundadores de la Vigilancia Meteorológica Mundial. Ahora, en todos sus cargos oficiales, presionó para que se realizara una investigación cooperativa sobre el cambio climático, utilizando los compromisos del gobierno estadounidense para influir en la OMM y viceversa.

Historia de la Cooperación Internacional frente al Cambio Climático

Historia de la Cooperación Internacional frente al Cambio Climático Este elemento es una expansión del contenido de los cursos y guías de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y análisis sobre este tema. Nota: Consulte la información relativa a la cooperación internacional frente al cambio climático en el Siglo XX. A partir de 1980, las reuniones congregaron … Leer más

Esquema de las Ciencias de la Tierra

Esquema de las Ciencias de la Tierra Este elemento es una expansión del contenido de los cursos y guías de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y análisis sobre este tema. Nota: Consulte el esquema completo de las Ciencias de la Vida y el esquema completo de las Ciencias del Espacio. Esquema Completo de las Ciencias de...

Sección Premier: Sin acceso todavía a este contenido para miembros de Suscriptor mensual, Suscriptor trimestral, y Suscriptor anual. ¿Desea inscribirse en esta plataforma digital?
Acceso ilimitado al contenido o Registrarse en la plataforma

Metereología

Durante veinte siglos, la referencia en meteorología fue un tratado escrito por Aristóteles, hacia el año 350 a.C., los «Meteorológicos». El conocimiento de la atmósfera se desarrolló gracias al diseño de instrumentos para medir las variables físicas que caracterizan el estado termodinámico del aire: el primer termómetro se inventó en 1641, el primer barómetro en 1642, el primer anemómetro en 1664, el primer pluviómetro en 1677 y el primer higrómetro en 1780. Desde mediados del siglo XIX, la meteorología se convirtió en una verdadera ciencia física. El principal acontecimiento que condujo a la creación de una red meteorológica internacional fue la tormenta del 14 de noviembre de 1854, que envió al Mar Negro a unos cuarenta barcos franceses que participaban en el bloqueo del puerto de Sebastopol durante la guerra de Crimea. Menos de tres años después del lanzamiento del primer satélite artificial de la Tierra, en octubre de 1957, por parte de la Unión Soviética, la NASA (la agencia espacial estadounidense) puso en órbita el primer satélite meteorológico experimental, Tiros 1, y al año siguiente sentó las bases de un programa operativo de observación meteorológica por satélite que funciona desde 1966. En la actualidad se utilizan dos tipos de satélites en meteorología: los satélites meteorológicos de órbita terrestre baja y los satélites geoestacionarios.

Bosques

El término bosque -habitual de otras lenguas europeas- no se ha empleado tradicionalmente en el derecho de algunos países, que alude, por el contrario, a los montes o terrenos. Esta entrada también examina la cuestión de la preservación de los bosques en un clima cambiante.

Consecuencias del Calentamiento Global

Este texto se ocupa de las consecuencias del calentamiento global. La temperatura media mundial ha aumentado sistemáticamente en los últimos 150 años. El aumento de la concentración de gases de efecto invernadero es la causa de este calentamiento. Las concentraciones de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera son más altas ahora que en cualquier otro momento de al menos los últimos 800.000 años. El calentamiento se manifiesta en una variedad de cantidades medibles.

Política del Medio Ambiente

La política medioambiental se ocupa principalmente de cómo gobernar la relación entre los seres humanos y el entorno natural de forma mutuamente beneficiosa. Tradicionalmente, se ha definido en función de los problemas que abordaba, como el control de la contaminación y los flujos de residuos y la limitación de la pérdida de hábitats. Sin embargo, los responsables políticos han empezado a apreciar que la política medioambiental sólo tendrá verdadero éxito cuando se integre con sensibilidad en otros sectores y ámbitos políticos. Desde el punto de vista político, la «integración de la política medioambiental» representa una nueva pero potencialmente difícil etapa en la continua metamorfosis de la política medioambiental en una política mucho más amplia de apoyo al desarrollo humano sostenible.

Clima

Los mecanismos de retroalimentación positiva y negativa pueden estabilizar o desestabilizar el sistema climático. Las retroalimentaciones positivas tienden a amplificar los cambios en el sistema, mientras que las negativas tienden a estabilizar el sistema frente a los cambios. Algunos ejemplos de retroalimentación dentro del sistema climático son el vapor de agua, el albedo, la radiación y el crecimiento de las plantas. Varios factores contribuyen al cambio climático a corto y largo plazo. Los ciclos del Pleistoceno de condiciones climáticas glaciares e interglaciares pueden haber sido provocados por cambios en los parámetros orbitales de la Tierra (ciclos de Milankovitch). Los cambios en la circulación oceánica (Atlántico Norte) y en las temperaturas de la superficie del mar (El Niño en el Pacífico ecuatorial) están relacionados con las fluctuaciones climáticas a más corto plazo. Los modelos climáticos son simulaciones matemáticas, derivadas de procesos físicos conocidos, que los científicos utilizan para reconstruir entornos pasados, comprender las condiciones actuales y predecir posibles escenarios climáticos futuros. Un sistema mundial de observación meteorológica, junto con la informática digital, ha hecho posible la modelización del clima. Los modelos climáticos más sencillos están pensados para describir únicamente el campo térmico de la superficie con una resolución bastante gruesa. Los modelos más complejos se utilizan en las previsiones meteorológicas. Dado que el principal interés de los modelizadores climáticos es calcular el campo térmico sobre la Tierra, un objetivo primordial es representar la conservación de la energía en cada lugar del sistema. Una serie de mecanismos naturales de retroalimentación, como los debidos al vapor de agua o a la capa de nieve, añaden complejidad e incertidumbre a los modelos climáticos. Los modelos acoplados atmósfera-océano-tierra son necesarios para simular las variaciones naturales del clima actual y su evolución futura.

Sección Premier: Sin acceso todavía a este contenido para miembros de Suscriptor mensual, Suscriptor trimestral, y Suscriptor anual. ¿Desea inscribirse en esta plataforma digital?
Acceso ilimitado al contenido o Registrarse en la plataforma

Política de Medio Ambiente

Política de Medio Ambiente en el Derecho de la Unión Europea El Diccionario Jurídico Espasa (2001) hace el siguiente tratamiento de este término jurídico: Tiene como finalidad la protección, conservación y mejora de la calidad del medio ambiente y la salud humana, así como al uso racional de […]

Cambio Climático Mundial

El clima de la Tierra ha cambiado significativamente en el pasado en escalas de tiempo relativamente largas debido a causas naturales. Desde mediados del siglo XX, el clima de la Tierra ha cambiado rápidamente como resultado de la quema de combustibles fósiles, una acción que atrapa el dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero en la atmósfera de la Tierra. La temperatura media de la superficie de la Tierra y el nivel del mar han aumentado como consecuencia del incremento de las concentraciones atmosféricas de gases de efecto invernadero. Otros aspectos del clima de la Tierra, como la magnitud e intensidad de los fenómenos meteorológicos extremos, también han cambiado significativamente debido al aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero. Los científicos prevén que el clima de la Tierra seguirá cambiando, dependiendo en gran medida de la cantidad adicional de gases de efecto invernadero que los seres humanos emitan a la atmósfera, lo que tendrá consecuencias negativas para la vida en la Tierra.

Conservación de Recursos

La conservación de recursos es la gestión del uso humano de los recursos naturales para proporcionar el máximo beneficio a las generaciones actuales, manteniendo al mismo tiempo la capacidad de satisfacer las necesidades de las generaciones futuras. La conservación incluye tanto la protección como el uso racional de los recursos naturales. En sus intentos por proteger y limitar el uso de los limitados recursos naturales de la Tierra, los ecologistas y conservacionistas deben considerar la preservación, restauración, beneficio, maximización, reutilización, sustitución, asignación e integración de estos recursos (véase más). Otro factor que influye en el uso y la conservación de los recursos naturales es el cambio climático global (calentamiento del planeta). En particular, los seres humanos están alterando inadvertidamente la composición química atmosférica a escala mundial, lo que ha provocado un calentamiento sin precedentes de la atmósfera global. Este rápido calentamiento está cambiando los biomas del mundo, lo que a su vez afectará a la supervivencia de todas las especies vegetales y animales, incluida la humana.

Sección Premier: Sin acceso todavía a este contenido para miembros de Suscriptor mensual, Suscriptor trimestral, y Suscriptor anual. ¿Desea inscribirse en esta plataforma digital?
Acceso ilimitado al contenido o Registrarse en la plataforma

Paleoclimatología

La paleoclimatología es el estudio de los climas terrestres del pasado lejano. El clima de la Tierra ha cambiado muchas veces durante sus 4.540 millones de años de existencia como planeta. Muchos tipos de materiales en la superficie de la Tierra e incrustados en el subsuelo proporcionan pistas sobre el pasado de la Tierra. Entre ellos se incluyen rocas, anillos de árboles, núcleos de hielo, fósiles y sedimentos de océanos y lagos. Los paleoclimatólogos utilizan diversas técnicas para evaluar estas sustancias y aprender sobre los climas del pasado de la Tierra. Entender el paleoclima es importante para dos preocupaciones humanas: la exploración de recursos y la predicción del cambio climático futuro. La distribución de muchos recursos energéticos e industriales (como el carbón, el petróleo, el fosfato, el manganeso, etc.) está relacionada, al menos en parte, con el clima de la época en que se formaron. Conocer los patrones climáticos del pasado ayuda a la exploración de nuevos recursos. El sistema climático de la Tierra ha sufrido muchos cambios extremos, algunos muy superiores a los previstos para el futuro cambio climático antropogénico. Hay indicios de que los modelos que utilizamos para predecir el futuro cambio climático, que se basan en nuestra comprensión del clima en el presente y en el pasado reciente (los últimos 10.000 o 2 millones de años), pueden no ser suficientes para comprender estos estados más extremos. Al estudiar toda la gama de cambios climáticos en la historia de la Tierra, comprendemos mejor cómo responderá el clima a los posibles forzamientos.

Estación del Año

Las estaciones se dividen de varias maneras según la posición geográfica y la cultura. En general, en Occidente, en las zonas de clima templado, las estaciones astronómicas se corresponden aproximadamente con cuatro fases del cambio climático en el año: primavera, verano, otoño e invierno. A veces, el verano y el invierno se denominan estaciones completas, y la primavera y el otoño, estaciones medias. Aun así, las cuatro estaciones se dividen en duraciones equivalentes de tres meses, el periodo de tiempo aproximado entre un solsticio y un equinoccio o viceversa. En los climas tropicales, las estaciones también se denominan estaciones lluviosas y secas, mientras que en los polos se denominan día y noche polares. En la India, una marcada alternancia estacional de lluvias y sequías, provocada por el monzón, se extiende hacia el norte en latitudes donde también existen estaciones térmicas diferenciadas. El resultado es una estación seca y fría de diciembre a febrero, una estación seca y calurosa de marzo a mediados de junio y una estación lluviosa de mediados de junio a noviembre.

Sección Premier: Sin acceso todavía a este contenido para miembros de Suscriptor mensual, Suscriptor trimestral, y Suscriptor anual. ¿Desea inscribirse en esta plataforma digital?
Acceso ilimitado al contenido o Registrarse en la plataforma

Historia de la Sobreexplotación Pesquera

Los científicos advierten que la pesca industrial está agotando las poblaciones mundiales de atún, bacalao y otras especies marinas, dificultando la subsistencia de los pequeños pescadores de los países en desarrollo y haciendo saltar las alarmas de que la sobrepesca amenaza a especies enteras. Al mismo tiempo, los efectos del cambio climático en el calentamiento de los océanos están llevando a algunas especies, como la langosta, a aguas más frías, lo que pone en peligro las pautas de pesca comercial establecidas desde hace tiempo. Los estudios han revelado que un tercio de las especies son objeto de sobrepesca -frente al 10% de 1974-, a menudo por parte de arrastreros equipados con herramientas de alta tecnología para la búsqueda de peces, como el sonar y los drones, y dotados de artes que pueden recoger miles de peces a la vez. La disminución de las poblaciones de peces ha llevado a pedir la prohibición de la pesca en alta mar y el establecimiento de zonas protegidas frente a las costas. Pero los representantes de la industria pesquera sostienen que los hábitos migratorios de los peces harían ineficaz la prohibición, y advierten que las restricciones podrían dejar sin trabajo a miles de pescadores comerciales.

Medidas de Prevención de Sequías

Este texto se ocupa de la historia y el futuro, en el contexto de las políticas públicas, del riesgo y las medidas de prevención de sequías: antes, durante y después. Las soluciones para enfrentar la sequía no son fáciles. Las sequías han sido una característica constante de la vida moderna, independientemente de los diferentes sistemas de propiedad del suministro de agua, por lo que las reformas propuestas tienen razón al subrayar la importancia de hacer que las contingencias de la sequía y el aumento de la eficiencia del agua sean una parte normal de los planes futuros de los consumidores.
Sin embargo, hay un «contrato de civilización» en el centro de la cuestión del suministro de agua y la sequía, ya que el aumento del uso del agua ha sido durante mucho tiempo una característica positiva de la vida civilizada. En consecuencia, la historia de las sequías en algunos países revela un desajuste entre la disposición de los consumidores a aceptar las economías en tiempos de sequía y su falta de voluntad para reducir el consumo a largo plazo.
Existe el peligro de que las distinciones entre la sequía aguda (y temporal) y el estrés hídrico crónico (permanente y acumulativo) se vean oscurecidas por una referencia generalizada a la escasez de agua. Se necesita una mayor claridad sobre las implicaciones para los consumidores de tales países, tanto de las restricciones más frecuentes relacionadas con la sequía como del estrés hídrico permanente. Dado que las rutinas y la percepción de los derechos de los consumidores siempre han desempeñado un papel activo en la configuración del funcionamiento y la ruptura de los sistemas de suministro, es hora de revisar el «contrato civilizador» que sustenta sus expectativas a largo plazo. Del mismo modo, dado que la categoría de «despilfarro» de agua se está ampliando con el aumento de la atención a la sequía y la escasez, es importante reconocer que lo que es un «despilfarro» y lo que es un consumo «racional» han sido históricamente objeto de acaloradas controversias y conflictos. Por lo tanto, es vital para el éxito de cualquier reforma que los consumidores participen activamente en el debate sobre cómo podrían ser los sistemas de suministro y las estrategias de gestión de la demanda en el futuro. Las definiciones de sequía y escasez, uso racional, despilfarro y derecho del consumidor siempre han sido, y deben seguir siendo, fluidas y abiertas a la contestación política.

Sequía

Hace referencia la expresión "sequía", en esta plataforma global, fundamentalmente a los períodos significativos y excepcionalmente secos que dañan la fauna y flora. La mayoría de los pueblos dedicados al pastoreo viven en lo que a menudo se denomina tierras marginales, y una característica de estas tierras es que están sujetas a eventos extremos periódicos que tienen un impacto significativo en las poblaciones de ganado y en los medios de vida de los pastores. La movilidad es la respuesta más importante a las condiciones de sequía, pero incluso con el movimiento del ganado y de las personas, la mortalidad del ganado durante las sequías puede alcanzar una media de entre el 50 y el 90 por ciento de los rebaños individuales.

Sección Premier: Sin acceso todavía a este contenido para miembros de Suscriptor mensual, Suscriptor trimestral, y Suscriptor anual. ¿Desea inscribirse en esta plataforma digital?
Acceso ilimitado al contenido o Registrarse en la plataforma

Cronología de la Industria Bioenergética

Cronología de la Industria Bioenergética Este elemento es una expansión del contenido de los cursos y guías de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y análisis sobre este tema. Nota: para una explicación más detallada, puede convenir consultar la Historia de la Industria del Biocarburante. Cronología de la Industria (Bioenergética) del Biocarburante 1900-1960: Aumento y dominio de...

Sección Premier: Sin acceso todavía a este contenido para miembros de Suscriptor mensual, Suscriptor trimestral, y Suscriptor anual. ¿Desea inscribirse en esta plataforma digital?
Acceso ilimitado al contenido o Registrarse en la plataforma

Biocarburante

El etanol, el único combustible renovable que se produce en Estados Unidos en cantidades significativas, se está promoviendo agresivamente en ese país como un ingrediente clave en la búsqueda de la seguridad energética. Pero antes de competir cara a cara con la gasolina, tendrá que superar importantes obstáculos. No sólo es más caro de producir, sino que algunos estudios dicen que se necesita más energía para transformar el maíz en etanol que la que proporciona el combustible. Los expertos creen que una fuente de etanol más viable a largo plazo podría ser el pasto varilla u otra biomasa llamada celulósica. El actual auge de los biocombustibles también es un buen augurio para otras energías renovables, como el biodiésel, que ha alcanzado gran popularidad en Europa. Realmente no hay ningún mecanismo que proteja a esta industria del exceso de oferta. Para que una industria sea viable a largo plazo, debería ser capaz de capear todo el ciclo de las materias primas, no sólo la parte alta del mismo.

Sección Premier: Sin acceso todavía a este contenido para miembros de Suscriptor mensual, Suscriptor trimestral, y Suscriptor anual. ¿Desea inscribirse en esta plataforma digital?
Acceso ilimitado al contenido o Registrarse en la plataforma

Impacto Humano sobre el Clima

La civilización humana puede considerarse el nuevo geosistema del planeta. Los seres humanos han aprovechado los medios de producción de energía a una escala que compite con la tectónica de placas y el sistema climático en la modificación del medio ambiente de la superficie de la Tierra. Especialmente potente es la economía de los combustibles fósiles, que ha elevado el dióxido de carbono atomosférico desde los niveles preindustriales.

Sección Premier: Sin acceso todavía a este contenido para miembros de Suscriptor mensual, Suscriptor trimestral, y Suscriptor anual. ¿Desea inscribirse en esta plataforma digital?
Acceso ilimitado al contenido o Registrarse en la plataforma

Regulación del Cambio Climático

Regulación Nacional del Cambio Climático en el Derecho Medioambiental Global y Comparado Regulación Nacional del Cambio Climático en relación con Cambio Climático Esta subsección examina parte de la literatura y las principales ideas y reflexiones asociadas con Regulación Nacional del Cambio [...]

Sección Premier: Sin acceso todavía a este contenido para miembros de Suscriptor mensual, Suscriptor trimestral, y Suscriptor anual. ¿Desea inscribirse en esta plataforma digital?
Acceso ilimitado al contenido o Registrarse en la plataforma

Consecuencias del Cambio Climático

¿Qué es el cambio climático peligroso? ¿Cuál es nuestro campo de acción? Esta entrada se centra en las consecuencias políticas del cambio climático. [rtbs name="calentamiento-global"] [rtbs name="cambio-climatico"] Más adelante, evalúa los efectos potenciales del cambio climático en el medio ambiente natural, así como en las sociedades humanas y en nuestras economías. Los impactos del cambio climático aumentarán significativamente a medida que aumente la temperatura global. El cambio climático afectará el período de retorno y la gravedad de las inundaciones, sequías, olas de calor y tormentas. Las ciudades y pueblos costeros serán especialmente vulnerables, ya que el aumento del nivel del mar empeorará los efectos de las inundaciones y las mareas tormentosas. El agua y la seguridad alimentaria y la salud pública se convertirán en los problemas más importantes a los que se enfrentarán todos los países. [rtbs name="mundo"] El cambio climático también amenaza la biodiversidad (o diversidad biológica, la variabilidad de los organismos vivos, como los ecosistemas y los complejos ecológicos) mundial (o global) y el bienestar de miles de millones de personas. La entrada incluye un examen de las políticas industrializados hacia los gases de efecto invernadero.

Cambio Climático

El cambio climático es un fenómeno global, estrechamente vinculado al desarrollo basado en combustibles fósiles, que expone a los estados a diversos grados de vulnerabilidad. El derecho internacional debe desarrollar un sistema de mitigación y adaptación al cambio climático que permita a los estados adaptarse más fácilmente a los nuevos datos y requisitos, y que tenga en cuenta la amplia gama de intereses nacionales. La respuesta de la comunidad internacional a este desafío ha sido desarrollar un régimen internacional de cambio climático iniciado por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (9 de mayo de 1992). Este texto pionero no estableció obligaciones obligatorias y concretas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, sino que estableció un sistema de negociación mediante el cual sería posible adoptar rápidamente enmiendas y actualizaciones derivadas de las continuas rondas de negociaciones que cubren los protocolos de desarrollo. El marco de negociación creado por la Convención dio lugar al Protocolo de Kyoto, presentado el 11 de diciembre de 1997, que entró en vigor el 16 de febrero de 2005. El Protocolo establece la obligación de reducir los gases de efecto invernadero controlados. Una de las características clave del Protocolo es que la obligación de reducir las emisiones se refiere solo a las naciones desarrolladas; el sistema de Kioto se ejecutaría hasta finales de 2012, momento en el cual las negociaciones deberían haber concluido con el establecimiento de un nuevo período de cumplimiento. Ningún acuerdo vinculante de este tipo se ha alcanzado durante las diversas rondas de reuniones de la Convención y el Protocolo, por lo que el proceso de negociación aún tiene que acordar la adopción de nuevas medidas obligatorias de mitigación y adaptación al cambio climático para 2013 en adelante. En la 17ª sesión de la Conferencia de las Partes en la Convención (COP) y en la 7ª sesión de la Conferencia de las Partes que actúa como Reunión de las Partes en el Protocolo de Kyoto (MOP), celebrada en Durban (2011), nuevos pasos se tomaron para establecer un nuevo período de compromiso para el Protocolo de Kyoto y diseñar un nuevo acuerdo sobre el clima; Las próximas reuniones en Doha serán el nuevo escenario para continuar este proceso. Las nuevas negociaciones deben encontrar formas de reforzar la eficacia del Protocolo, ya que no logró que los estados productores de gases de efecto invernadero más grandes cumplieran con las obligaciones de reducir las emisiones; estados Unidos se negó a inscribirse, y las naciones en desarrollo, aunque miembros del esquema, no tenían la obligación de reducir las emisiones. Para lograr estos objetivos, el proceso de negociación en curso se basa en la flexibilidad y la cooperación con los estados. Además, las negociaciones se centran en los cuatro temas clave mencionados en el Plan de Acción de Bali: mitigación, adaptación, finanzas y transferencia de tecnología. La selección de este artículo incluye trabajos que analizan los desafíos involucrados en el desarrollo de un régimen internacional sobre cambio climático y textos que examinan en detalle el Convenio Marco y el Protocolo de Kyoto y sus elementos más importantes.

Sección Premier: Sin acceso todavía a este contenido para miembros de Suscriptor mensual, Suscriptor trimestral, y Suscriptor anual. ¿Desea inscribirse en esta plataforma digital?
Acceso ilimitado al contenido o Registrarse en la plataforma

Energía Solar

Energía Solar en el Derecho Internacional El Diccionario Jurídico Espasa (2001) hace el siguiente tratamiento de este término jurídico: El problema suscitado ante la posible insuficiencia o agotamiento en un futuro más o menos inmediato de las fuentes de energía derivadas de los combustibles [...]

Sección Premier: Sin acceso todavía a este contenido para miembros de Suscriptor mensual, Suscriptor trimestral, y Suscriptor anual. ¿Desea inscribirse en esta plataforma digital?
Acceso ilimitado al contenido o Registrarse en la plataforma