Geografía Histórica

Este texto se ocupa menos de la historia de la geograf√≠a hist√≥rica que de su papel en el presente. El supuesto fundamental que informa el argumento es que las representaciones del pasado se construyen en el presente para servir a las demandas de las sociedades contempor√°neas. El contenido y la metodolog√≠a de la geograf√≠a hist√≥rica contempor√°nea tambi√©n reflejan los cambios te√≥ricos en muchas de las ciencias sociales y del comportamiento que se alejan de los modelos positivistas de investigaci√≥n y producci√≥n de conocimiento. Gran parte de los trabajos recientes en geograf√≠a hist√≥rica reconocen la naturaleza situada de la investigaci√≥n y las connotaciones pol√≠ticas de la interpretaci√≥n. Sin embargo, hay variaciones significativas entre las sociedades en la forma en que se interpreta, investiga y ense√Īa la geograf√≠a hist√≥rica. Tras un an√°lisis de la naturaleza de la geograf√≠a hist√≥rica, el art√≠culo desarrolla tres temas que ayudan a describir sus preocupaciones contempor√°neas. En primer lugar, la discusi√≥n de las geograf√≠as hist√≥ricas interconectadas aborda los discursos y pr√°cticas geogr√°ficas que han estructurado las formas de entender las relaciones entre lugares y regiones. En segundo lugar, las geograf√≠as hist√≥ricas diferenciales se refieren a las formas en que los procesos de cambio social a lo largo del tiempo son experimentados de manera diferente por las personas de distintos grupos sociales y lugares, y se articulan de formas divergentes. Tambi√©n se refiere a la geograf√≠a hist√≥rica como una empresa controvertida. Por √ļltimo, a trav√©s de la perspectiva del pasado en el presente, se examinan algunas de las formas en que el pasado se recuerda, se representa y se explota en el presente como patrimonio. La geograf√≠a hist√≥rica urbana es el estudio de los diversos procesos sociales, culturales, econ√≥micos, pol√≠ticos y medioambientales que han dado forma a las ciudades. Esta diversidad tem√°tica crea un campo de estudio genuinamente interdisciplinario. Como resultado, muchas de las contribuciones clave a nuestra comprensi√≥n de las din√°micas que crearon las geograf√≠as urbanas del pasado han procedido de estudiosos que trabajan en el √°mbito de las humanidades y las ciencias sociales, especialmente de ge√≥grafos urbanos, culturales y econ√≥micos, historiadores de la planificaci√≥n y la arquitectura, historiadores urbanos y soci√≥logos. A pesar de esta variedad disciplinaria, la geograf√≠a hist√≥rica urbana est√° unida en torno a un enfoque emp√≠rico y te√≥rico sobre las ciudades del pasado. Trata de entender las ciudades como espacios siempre cambiantes que son tanto materiales como socialmente producidos. Se interesa por el modo en que los procesos humanos y no humanos han moldeado y han sido moldeados por los momentos hist√≥ricos y las transformaciones que tienen lugar en las ciudades. Como tal, la geograf√≠a hist√≥rica urbana tiene sus ra√≠ces en el trabajo pionero de historia urbana realizado por historiadores y ge√≥grafos hist√≥ricos en la d√©cada de 1970.

Historia de la Climatología

Desde la antig√ľedad, muchos se preguntaban por los cambios graduales a escala regional; a partir de mediados del siglo XIX, el descubrimiento de las edades de hielo y otras grandes perturbaciones en el registro geol√≥gico plantearon preguntas sobre el cambio clim√°tico a escala global. El fisicoqu√≠mico Svante Arrhenius, el ge√≥logo T. C. Chamberlin, el ingeniero G. S. Callendar y otros se tomaron el tiempo de sus carreras habituales para publicar trabajos innovadores y, dada la amplitud de sus explicaciones, interdisciplinarios. En retrospectiva, fueron contribuciones pioneras al estudio del clima. Otros muchos cient√≠ficos publicaron especulaciones que ahora est√°n justamente olvidadas. Sin embargo, nada de esto interesaba mucho a las personas dedicadas a la disciplina profesional de la climatolog√≠a: su preocupaci√≥n era el clima del presente. La climatolog√≠a hab√≠a sido un campo pionero en el siglo XIX. Inspirados por la visi√≥n innovadora del naturalista Alexander von Humboldt, los acad√©micos hab√≠an trazado un mapa de las variedades del clima en cada parte del globo y elaborado explicaciones detalladas de las variaciones. Su trabajo no era s√≥lo de inter√©s cient√≠fico. Sirvi√≥ al imperialismo del siglo, orientando el tipo de enfermedades y cultivos que una naci√≥n deb√≠a planificar en las colonias reci√©n conquistadas. Pero a mediados del siglo XX ese trabajo estaba pr√°cticamente terminado; las fronteras de la ciencia se hab√≠an desplazado a otros lugares, dejando atr√°s un paisaje c√≥modamente asentado.

Climatología

Muchos cient√≠ficos del clima empezaron a hacer un esfuerzo adicional para explicar su ciencia directamente al p√ļblico escribiendo o dando charlas; se desarroll√≥ una industria menor para estudiar y asesorar a los cient√≠ficos sobre c√≥mo informar y persuadir. Algunos, en particular Hansen, dedicaron gran parte de su tiempo al activismo pol√≠tico. Muchos otros hicieron un esfuerzo adicional para explicar su ciencia directamente al p√ļblico escribiendo o dando charlas. Incluso los que s√≥lo quer√≠an investigar y publicar art√≠culos cient√≠ficos aprendieron a estar atentos a las formas en que los medios de comunicaci√≥n pod√≠an distorsionar sus hallazgos. Mientras tanto, la comunidad en su conjunto sigui√≥ investigando. En 2015, una encuesta identific√≥ una comunidad de cient√≠ficos del clima con unos 4.000 miembros (de los cuales un tercio hab√≠a sido autor o revisor del informe m√°s reciente del IPCC). Alrededor de una cuarta parte de los encuestados trabajaban en Estados Unidos y Canad√°, con Alemania en segundo lugar, el Reino Unido en tercero y menos del 4% en cualquier otro pa√≠s. Seis d√©cimas partes trabajaban en el mundo acad√©mico y la mayor√≠a del resto en instituciones de investigaci√≥n no acad√©micas financiadas con fondos p√ļblicos.

Ciencias Físicas

Ciencias f√≠sicas es el estudio de la materia, la energ√≠a y las fuerzas. En general, se considera que las ciencias f√≠sicas incluyen la astronom√≠a, la qu√≠mica, la geolog√≠a, la mineralog√≠a, la meteorolog√≠a y la f√≠sica. Estos campos se solapan en mayor o menor medida, como demuestran la astrof√≠sica, la f√≠sica qu√≠mica, la qu√≠mica f√≠sica y la geof√≠sica. Asimismo, existe un solapamiento entre las ciencias f√≠sicas y biol√≥gicas, como se observa en la bioqu√≠mica, la biof√≠sica, la virolog√≠a y la estrecha relaci√≥n entre la geolog√≠a y la paleontolog√≠a. Las fronteras impl√≠citas en todas estas clasificaciones son artificiales y consisten en regiones en las que un campo se mezcla con otro. Donde s√≠ pueden establecerse distinciones m√°s claras es en el nivel superior de la divisi√≥n hist√≥rica de la ciencia en ciencias sociales y ciencias naturales, donde estas √ļltimas se subdividen a su vez en biolog√≠a y ciencias f√≠sicas, pero de nuevo, en cada campo individualizado de la ciencia hay un solapamiento con otros campos. La ciencia f√≠sica, como todas las ciencias naturales, se ocupa de describir y relacionar entre s√≠ aquellas experiencias del mundo circundante que son compartidas por diferentes observadores y cuya descripci√≥n puede ser consensuada. Uno de sus principales campos, la f√≠sica, se ocupa de las propiedades m√°s generales de la materia, como el comportamiento de los cuerpos bajo la influencia de fuerzas, y de los or√≠genes de esas fuerzas. En la discusi√≥n de esta cuesti√≥n, la masa y la forma de un cuerpo son las √ļnicas propiedades que desempe√Īan un papel significativo, siendo su composici√≥n a menudo irrelevante. Sin embargo, la f√≠sica no se centra √ļnicamente en el comportamiento mec√°nico bruto de los cuerpos, sino que comparte con la qu√≠mica el objetivo de comprender c√≥mo la disposici√≥n de los √°tomos individuales en mol√©culas y conjuntos m√°s grandes confiere propiedades particulares. Adem√°s, el propio √°tomo puede analizarse en sus componentes m√°s b√°sicos y sus interacciones. La opini√≥n actual, bastante generalizada entre los f√≠sicos, es que estas part√≠culas y fuerzas fundamentales, tratadas cuantitativamente por los m√©todos de la mec√°nica cu√°ntica, pueden revelar en detalle el comportamiento de todos los objetos materiales.

Ecología

La ecología es una subdisciplina de la biología que se centra en las interacciones entre los factores bióticos (biológicos) y abióticos (físicos) del entorno.
La ecología puede considerarse la más interdisciplinaria de las ciencias biológicas porque se basa en información y conceptos de otras ciencias, como la meteorología, para explicar la compleja organización de la naturaleza. Los ecólogos pueden especializarse en autecología (el estudio de los organismos individuales), ecología de poblaciones, sinecología (el estudio de las comunidades) o ecología de sistemas. Los principales enfoques metodológicos de la ecología son el descriptivo, el experimental y el teórico. La ecología aplicada es una rama de la ecología que se ocupa de problemas prácticos de importancia social inmediata, como el crecimiento de la población y las consecuencias de la contaminación.

Esquema de las Ciencias de la Tierra

Esquema de las Ciencias de la Tierra Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Nota: Consulte el esquema completo de las Ciencias de la Vida y el esquema completo de las Ciencias del Espacio. Esquema Completo de las Ciencias de … Leer m√°s

Metereología

Durante veinte siglos, la referencia en meteorolog√≠a fue un tratado escrito por Arist√≥teles, hacia el a√Īo 350 a.C., los “Meteorol√≥gicos”. El conocimiento de la atm√≥sfera se desarroll√≥ gracias al dise√Īo de instrumentos para medir las variables f√≠sicas que caracterizan el estado termodin√°mico del aire: el primer term√≥metro se invent√≥ en 1641, el primer bar√≥metro en 1642, el primer anem√≥metro en 1664, el primer pluvi√≥metro en 1677 y el primer higr√≥metro en 1780. Desde mediados del siglo XIX, la meteorolog√≠a se convirti√≥ en una verdadera ciencia f√≠sica. El principal acontecimiento que condujo a la creaci√≥n de una red meteorol√≥gica internacional fue la tormenta del 14 de noviembre de 1854, que envi√≥ al Mar Negro a unos cuarenta barcos franceses que participaban en el bloqueo del puerto de Sebastopol durante la guerra de Crimea. Menos de tres a√Īos despu√©s del lanzamiento del primer sat√©lite artificial de la Tierra, en octubre de 1957, por parte de la Uni√≥n Sovi√©tica, la NASA (la agencia espacial estadounidense) puso en √≥rbita el primer sat√©lite meteorol√≥gico experimental, Tiros 1, y al a√Īo siguiente sent√≥ las bases de un programa operativo de observaci√≥n meteorol√≥gica por sat√©lite que funciona desde 1966. En la actualidad se utilizan dos tipos de sat√©lites en meteorolog√≠a: los sat√©lites meteorol√≥gicos de √≥rbita terrestre baja y los sat√©lites geoestacionarios.

Geofísica

La geof√≠sica es una rama principal de las ciencias de la Tierra que aplica los principios y m√©todos de la f√≠sica al estudio de la Tierra. La geof√≠sica, utilizando valores de referencia, propone validar un modelo matem√°tico basado en mediciones o c√°lculos de campo, utilizando las caracter√≠sticas geol√≥gicas, atmosf√©ricas o espaciales de la zona estudiada. Como tal, se encuentra en la confluencia de la geolog√≠a, la f√≠sica, las matem√°ticas y la inform√°tica. Gran parte del √©xito de la teor√≠a de la tect√≥nica de placas ha dependido de las pruebas f√°cticas corroboradas por las t√©cnicas geof√≠sicas. Por ejemplo, la sismolog√≠a ha demostrado que los cinturones s√≠smicos del mundo delimitan los l√≠mites de las placas y que los focos s√≠smicos intermedios y profundos definen la inclinaci√≥n de las zonas de subducci√≥n; el estudio del magnetismo de las rocas ha definido los patrones de anomal√≠as magn√©ticas de los oc√©anos; y el paleomagnetismo ha trazado la deriva de los continentes a trav√©s del tiempo geol√≥gico. El perfil de reflexi√≥n s√≠smica ha revolucionado las ideas cient√≠ficas sobre la estructura profunda de los continentes: Los perfiles muestran que los grandes empujes, como el de Wind River en Wyoming y el de Moine en el noroeste de Escocia, se extienden desde la superficie hasta el Moho, a unos 35 kil√≥metros de profundidad; los Montes Apalaches, en el este de Estados Unidos, deben haber sido empujados al menos 260 kil√≥metros hacia el oeste hasta su posici√≥n actual en un gran plano de empuje que ahora se encuentra a unos 15 kil√≥metros de profundidad; la gruesa corteza del T√≠bet puede demostrarse que est√° formada por una pila de grandes unidades de empuje; la forma y la estructura de los m√°rgenes continentales frente a oc√©anos como el Atl√°ntico y el Pac√≠fico est√°n bellamente ilustradas en los perfiles; y la estructura detallada de cuencas sedimentarias enteras puede estudiarse en la b√ļsqueda de yacimientos de petr√≥leo.

Entorno Físico

Este texto se ocupa del entorno f√≠sico en el medio natural y el Medio Ambiente, en el contexto m√°s general de las ciencias naturales y de la tierra. El entorno f√≠sico de un organismo es la suma de todos los factores externos a los que est√° expuesto, incluidos los factores bi√≥ticos (vivos) y abi√≥ticos (no vivos). As√≠, pues, el entorno f√≠sico es la suma de todos los factores externos, tanto bi√≥ticos (vivos) como abi√≥ticos (no vivos), a los que est√° expuesto un organismo. Los factores bi√≥ticos incluyen las influencias de los miembros de la misma y de otras especies en el desarrollo y la supervivencia del individuo. Los principales factores abi√≥ticos son la luz, la temperatura, el agua, los gases atmosf√©ricos y la radiaci√≥n ionizante, que influyen en la forma y la funci√≥n del individuo. Para cada factor ambiental, un organismo tiene un rango de tolerancia en el que es capaz de sobrevivir. La intersecci√≥n de estos rangos constituye el nicho ecol√≥gico del organismo. Si el estr√©s ambiental al que se expone un individuo es extremo, pueden producirse da√Īos irreversibles y la muerte.

Corteza Terrestre

La corteza terrestre consiste en la capa m√°s externa de baja densidad de la Tierra por encima de la discontinuidad de Mohorovińćińá (el Moho). La corteza es tambi√©n la parte superior y fr√≠a de la litosfera de la Tierra, que en t√©rminos de tect√≥nica de placas es la capa m√≥vil y exterior que est√° subyacente a la astenosfera caliente y convectiva. La corteza continental de la Tierra es muy variable en cuanto a su composici√≥n geol√≥gica y estructura interna, con un espesor medio de 40 km. La corteza oce√°nica es relativamente joven y din√°mica, con una edad m√°xima de s√≥lo 200 millones de a√Īos, y la mayor parte de ella se produce en las dorsales oce√°nicas durante la expansi√≥n del suelo marino.

Consecuencias del Calentamiento Global

Este texto se ocupa de las consecuencias del calentamiento global. La temperatura media mundial ha aumentado sistem√°ticamente en los √ļltimos 150 a√Īos. El aumento de la concentraci√≥n de gases de efecto invernadero es la causa de este calentamiento. Las concentraciones de di√≥xido de carbono (CO2) en la atm√≥sfera son m√°s altas ahora que en cualquier otro momento de al menos los √ļltimos 800.000 a√Īos. El calentamiento se manifiesta en una variedad de cantidades medibles.

Deriva Continental

La deriva continental es el concepto de que los continentes del mundo fueron en su día una sola masa y que desde entonces se han desplazado hasta sus posiciones actuales. La deriva continental sugiere que no sólo los continentes se han desplazado, sino que los continentes no son más que partes de placas tectónicas más gruesas, que comprenden tanto la corteza oceánica como la continental. Desde la aceptación de la deriva continental, los científicos han aplicado el concepto al registro geológico, lo que ha permitido comprender mejor la evolución de la Tierra a lo largo del tiempo. La deriva continental es el movimiento horizontal de los continentes (o bloques continentalesa ) entre sí. La hipótesis de la deriva continental se sugirió ya en 1596. Posteriormente, fue desarrollado y popularizado, aunque mal defendido, por Alfred Wegener en 1912. Tras el descubrimiento de las anomalías magnéticas del fondo oceánico en la década de 1960, la deriva continental se convirtió en una realidad atestiguada por observaciones directas e indirectas, y comprendida en el marco más general de la teoría de la tectónica de placas.

Sismología

Sismología es el estudio de las sacudidas del interior de la Tierra provocadas por fuentes naturales o artificiales. La correcta obtención de imágenes tridimensionales de la Tierra, ya sea de toda la Tierra por medios tomográficos o de la estructura de la corteza por tomografía e imágenes sísmicas de reflexión, representa un área de investigación de frontera en sismología. La unidad básica de observación en sismología global y regional es un sismograma, pero a diferencia de sus homólogos en reflexión y refracción de la corteza, la mayoría de los sismómetros utilizados para estudios estructurales a mayor escala están geográficamente aislados de sus vecinos. Por lo tanto, las técnicas de observación y la mayoría de los métodos de análisis utilizados en la sismología global han evolucionado de forma muy diferente a la sismología de la corteza terrestre. En general, hay que retener mucho más de cada sismograma para su análisis. Esta llamada brecha de resolución espacial se está cerrando lentamente gracias al desarrollo de nuevos instrumentos portátiles adecuados para registrar fuentes naturales. Una vez que estos instrumentos estén disponibles en cantidad, los sismólogos podrán registrar la energía sísmica en lugares poco espaciados que iluminarán con mucho más detalle las estructuras profundas de la Tierra.

Degradación del Medio Ambiente

La degradaci√≥n del medio ambiente se produce de m√ļltiples maneras. La contaminaci√≥n es, sin duda, una de las principales causas. Hay cuatro causas principales: el agua, el aire, la tierra y el ruido. Formas sutiles de degradaci√≥n forestal est√°n contribuyendo en gran medida al aumento de los niveles de CO2. Los investigadores estiman que aproximadamente el 69% del carbono neto que se pierde en la atm√≥sfera es el resultado de la degradaci√≥n de los bosques tropicales, y el resto proviene de la deforestaci√≥n. Esto tendr√° consecuencias dram√°ticas en la forma en que los ecologistas busquen remedios para combatir el cambio clim√°tico global. Teniendo en cuenta estas nuevas estimaciones sobre la contribuci√≥n de la degradaci√≥n a las emisiones de carbono, los investigadores se ver√°n obligados a reevaluar las pol√≠ticas forestales generales, que en el pasado sol√≠an centrarse en detener la deforestaci√≥n, y tendr√°n que incluir tambi√©n iniciativas para limitar la degradaci√≥n.

Interior de la Tierra

El interior de la tierra es toda la Tierra bajo la superficie terrestre y el fondo del oc√©ano, incluyendo la corteza, el manto y el n√ļcleo. El interior no es accesible a la observaci√≥n directa. No obstante, se ha construido un modelo bastante detallado a partir de las mediciones realizadas en la superficie o por encima de ella. Las velocidades de las ondas s√≠smicas tambi√©n pueden medirse en experimentos de laboratorio en los que las muestras de roca se someten a las altas presiones y temperaturas t√≠picas de las condiciones del interior profundo. Los meteoritos proporcionan muestras de roca de materiales que probablemente son abundantes en el sistema solar. La comparaci√≥n de las mediciones de laboratorio y de campo conduce, pues, por inferencia, a un modelo en el que la composici√≥n y la distribuci√≥n de la temperatura pueden especificarse hasta cierto punto. Para averiguar d√≥nde y en qu√© proporciones residen los distintos materiales en la Tierra, se comparan las mediciones de laboratorio de alta presi√≥n y alta temperatura con la estructura s√≠smica y de densidad. La Tierra consta de una corteza, un manto y un n√ļcleo, por lo que existe una diferenciaci√≥n composicional en al menos tres regiones. Cada una de estas regiones se diferencia de nuevo, tanto verticalmente como, al menos para la corteza y la parte superior del manto, lateralmente. V√©ase tambi√©n: Distribuci√≥n geoqu√≠mica de la Tierra; F√≠sica de las altas presiones.

Meteorización

La meteorizaci√≥n es la respuesta de los materiales geol√≥gicos al entorno (f√≠sico, qu√≠mico y biol√≥gico) en la superficie de la Tierra o cerca de ella. Esta respuesta suele traducirse en una reducci√≥n del tama√Īo de los materiales meteorizados; algunos pueden llegar a ser tan diminutos como los iones en soluci√≥n. Los minerales arcillosos, aunque son productos relativamente estables de la meteorizaci√≥n en un entorno, pueden descomponerse si se someten a una lixiviaci√≥n m√°s dr√°stica en otro entorno mediante procesos de eliminaci√≥n de cationes intercambiables, del potasio m√°s fijado de la illita (mica hidrosa) y posiblemente de la s√≠lice. Se dice que los minerales de arcilla se degradan cuando sus estructuras se destruyen parcialmente. Las arcillas totalmente desilicadas se convierten en bauxita o laterita.

Historia de los Continentes

Este texto se ocupa de la historia de los continentes, y en especial de la evolucion geológica de los continentes.

Esquema de la Conservación

Esquema de la Conservaci√≥n Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Nota: Puede verse tambi√©n la historia de la ecolog√≠a, el esquema de ecolog√≠a humana, el esquema del ecosistema, el esquema de ecolog√≠a en general y el esquema de ecolog√≠a … Leer m√°s

Esquema del Ecosistema

Esquema del Ecosistema Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Nota: Puede verse tambi√©n la historia de la ecolog√≠a, el esquema de ecolog√≠a humana, el esquema de ecolog√≠a en general y el esquema de ecolog√≠a animal. Esquema del Ecosistema Agroecosistema … Leer m√°s

Esquema de Ecología Animal

Esquema de Ecolog√≠a Animal Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Nota: Puede verse tambi√©n el esquema de ecolog√≠a humana, el esquema de ecolog√≠a en general, la historia de la ecolog√≠a, el esquema de la conservaci√≥n, el esquema del ecosistema, … Leer m√°s

Historia de la Ecología

Si las manifestaciones de la crisis ecol√≥gica actual son de sobra conocidas, sus or√≠genes siguen siendo ignorados en gran parte. Lejos de ser una simple consecuencia de la Revoluci√≥n Industrial (v√©ase tambi√©n el impacto y las consecuencias de la industrializaci√≥n) y de la sociedad de consumo, la crisis ecol√≥gica o ambiental es el resultado de decisiones concretas que tienen sus ra√≠ces en ciertos proyectos de dominaci√≥n. El Ecu Verde fue una unidad de cuenta usada en la Pol√≠tica Agr√≠cola Com√ļn (PAC) de la Uni√≥n Europea desde 1984, que estabiliza los precios y las ayudas a los productores en t√©rminos de cada moneda nacional.

Especiación

La especiaci√≥n es el proceso por el cual las nuevas especies de organismos evolucionan a partir de especies preexistentes. Si dos poblaciones distintas de una especie viven en regiones separadas, expuestas a entornos diferentes, la selecci√≥n natural har√° que cada poblaci√≥n acumule caracter√≠sticas que la adapten a su propio entorno. As√≠, las dos poblaciones divergir√°n entre s√≠ y, con el tiempo, se diferenciar√°n tanto que dejar√°n de ser interfecundas. En este punto, se ha producido la especiaci√≥n. La especiaci√≥n por escisi√≥n es el modo m√°s com√ļn de especiaci√≥n. Hay cuatro formas en las que la poblaci√≥n de una especie puede dividirse en dos (o m√°s) partes que pueden sufrir divergencia gen√©tica y evolucionar hacia especies separadas. Otros dos modos de especiaci√≥n son la especiaci√≥n h√≠brida y la fil√©tica. Para que la especiaci√≥n sea completa, las poblaciones deben desarrollar mecanismos de aislamiento que impidan el intercambio de genes entre ellas. El modelo de gradualismo fil√©tico y el modelo de equilibrio puntuado de la evoluci√≥n describen, respectivamente, c√≥mo dos linajes descendientes pueden divergir lenta o r√°pidamente.

Gravedad de la Tierra

El campo gravitatorio de la Tierra, o campo de gravedad de la Tierra, se refiere aqu√≠ al estudio del campo de atracci√≥n gravitatoria de la Tierra. Las anomal√≠as del campo gravitatorio terrestre est√°n causadas por irregularidades de la masa. √Čstas pueden ser las irregularidades visibles de la topograf√≠a, como las monta√Īas, o pueden ser anomal√≠as invisibles de la densidad del subsuelo. Por eso es posible utilizar las mediciones de la gravedad para investigar la estructura subterr√°nea de la corteza terrestre. As√≠, los geof√≠sicos y los ge√≥logos aplican el an√°lisis de la gravedad para estudiar las caracter√≠sticas generales de la corteza, y los geof√≠sicos de exploraci√≥n para buscar irregularidades de densidad poco profundas que puedan indicar la presencia de dep√≥sitos minerales. El campo gravitatorio de la Tierra es el campo de gravedad debido a la gravedad de la Tierra y a la fuerza centr√≠fuga causada por su rotaci√≥n diurna. Se caracteriza por la distribuci√≥n espacial de la gravedad y el potencial gravitatorio.

Clima

Los mecanismos de retroalimentaci√≥n positiva y negativa pueden estabilizar o desestabilizar el sistema clim√°tico. Las retroalimentaciones positivas tienden a amplificar los cambios en el sistema, mientras que las negativas tienden a estabilizar el sistema frente a los cambios. Algunos ejemplos de retroalimentaci√≥n dentro del sistema clim√°tico son el vapor de agua, el albedo, la radiaci√≥n y el crecimiento de las plantas. Varios factores contribuyen al cambio clim√°tico a corto y largo plazo. Los ciclos del Pleistoceno de condiciones clim√°ticas glaciares e interglaciares pueden haber sido provocados por cambios en los par√°metros orbitales de la Tierra (ciclos de Milankovitch). Los cambios en la circulaci√≥n oce√°nica (Atl√°ntico Norte) y en las temperaturas de la superficie del mar (El Ni√Īo en el Pac√≠fico ecuatorial) est√°n relacionados con las fluctuaciones clim√°ticas a m√°s corto plazo. Los modelos clim√°ticos son simulaciones matem√°ticas, derivadas de procesos f√≠sicos conocidos, que los cient√≠ficos utilizan para reconstruir entornos pasados, comprender las condiciones actuales y predecir posibles escenarios clim√°ticos futuros. Un sistema mundial de observaci√≥n meteorol√≥gica, junto con la inform√°tica digital, ha hecho posible la modelizaci√≥n del clima. Los modelos clim√°ticos m√°s sencillos est√°n pensados para describir √ļnicamente el campo t√©rmico de la superficie con una resoluci√≥n bastante gruesa. Los modelos m√°s complejos se utilizan en las previsiones meteorol√≥gicas. Dado que el principal inter√©s de los modelizadores clim√°ticos es calcular el campo t√©rmico sobre la Tierra, un objetivo primordial es representar la conservaci√≥n de la energ√≠a en cada lugar del sistema. Una serie de mecanismos naturales de retroalimentaci√≥n, como los debidos al vapor de agua o a la capa de nieve, a√Īaden complejidad e incertidumbre a los modelos clim√°ticos. Los modelos acoplados atm√≥sfera-oc√©ano-tierra son necesarios para simular las variaciones naturales del clima actual y su evoluci√≥n futura.

Características de los Terremotos

Los terremotos, uno de los fen√≥menos naturales m√°s destructivos de la Tierra, son movimientos repentinos del suelo causados por la liberaci√≥n brusca de la tensi√≥n a lo largo de una falla en el interior de la Tierra, lo que provoca la propagaci√≥n de ondas s√≠smicas. La gran mayor√≠a de los terremotos se producen en o cerca de los l√≠mites de las placas litosf√©ricas, que est√°n en continuo movimiento. Los terremotos suelen producirse en secuencias bien definidas en el tiempo, pero su tama√Īo puede variar enormemente. El tama√Īo del terremoto se mide por el momento s√≠smico. Una medida m√°s antigua del tama√Īo del terremoto es la magnitud, que es proporcional al logaritmo del momento.
La intensidad de un terremoto es una medida de la gravedad de las sacudidas y de los da√Īos que conllevan en un punto de la superficie terrestre, y suele disminuir con la distancia al epicentro. Aunque la previsi√≥n precisa de los terremotos sigue siendo inalcanzable, se pueden emitir pron√≥sticos aproximados basados en las brechas s√≠smicas y las estimaciones de probabilidad.

Volc√°n

Un volc√°n es una monta√Īa o colina formada por la acumulaci√≥n de magma del interior de la Tierra que ha entrado en erupci√≥n a trav√©s de respiraderos en la corteza terrestre. Los dos tipos generales de chimeneas volc√°nicas son las chimeneas de fisura y las chimeneas centrales (en forma de tubo). Adem√°s de los flujos de lava, otros productos de los volcanes incluyen materiales pirocl√°sticos (como cenizas y escombros), gases volc√°nicos, aerosoles y flujos de lodo. La viscosidad de la lava, o coeficiente de pegajosidad, determina el tipo de erupci√≥n (explosiva o no explosiva), la velocidad a la que fluye la lava sobre la superficie y el aspecto f√≠sico (topogr√°fico) del volc√°n. Gran parte de la superficie de la Tierra, en tierra y bajo el mar, ha sido moldeada por la actividad volc√°nica; de hecho, m√°s del 80% de la corteza terrestre es de origen volc√°nico. La mayor√≠a de los volcanes activos de la Tierra se encuentran a lo largo de los l√≠mites de las placas tect√≥nicas como producto de los procesos de reciclaje y creaci√≥n de placas que se producen en estos lugares. Podr√≠a definirse como un monte con un cr√°ter en su cima, generalmente de forma c√≥nica, formado a partir de la solidificaci√≥n de materiales incandescentes. Se trata de un conducto que establece comunicaci√≥n directa entre la superficie terrestre y los niveles profundos de la corteza terrestre. Los estilos de erupci√≥n, los dep√≥sitos volc√°nicos, las formas del terreno y los peligros potenciales est√°n fuertemente relacionados con la composici√≥n qu√≠mica y el contenido de gas de la lava. Dado que las lavas bas√°lticas son relativamente fluidas y secas, suelen presentar erupciones menos explosivas y entran en erupci√≥n como flujos de lava. Las lavas riol√≠ticas son muy viscosas y suelen estar h√ļmedas. Por lo tanto, suelen entrar en erupci√≥n de forma muy explosiva como flujos pirocl√°sticos o, si est√°n secas, forman domos.

Cambio Clim√°tico Mundial

El clima de la Tierra ha cambiado significativamente en el pasado en escalas de tiempo relativamente largas debido a causas naturales. Desde mediados del siglo XX, el clima de la Tierra ha cambiado rápidamente como resultado de la quema de combustibles fósiles, una acción que atrapa el dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero en la atmósfera de la Tierra. La temperatura media de la superficie de la Tierra y el nivel del mar han aumentado como consecuencia del incremento de las concentraciones atmosféricas de gases de efecto invernadero. Otros aspectos del clima de la Tierra, como la magnitud e intensidad de los fenómenos meteorológicos extremos, también han cambiado significativamente debido al aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero. Los científicos prevén que el clima de la Tierra seguirá cambiando, dependiendo en gran medida de la cantidad adicional de gases de efecto invernadero que los seres humanos emitan a la atmósfera, lo que tendrá consecuencias negativas para la vida en la Tierra.

Erosión

La erosi√≥n es el resultado de procesos que arrastran y transportan materiales terrestres a lo largo de las costas, en los arroyos y en las laderas. Los tipos de erosi√≥n suelen denominarse erosi√≥n e√≥lica, erosi√≥n fluvial o erosi√≥n glaciar. La erosi√≥n incluye varios procesos, como la meteorizaci√≥n de las rocas, el movimiento de masas, el lavado de las laderas, el lecho del canal y la socavaci√≥n de las orillas. La erosi√≥n es la descomposici√≥n de la roca y el suelo y su movimiento a otro lugar. La erosi√≥n puede hacer que los acantilados, las riberas de los r√≠os y otras estructuras cambien de forma. El Gran Ca√Ī√≥n de Arizona, por ejemplo, se form√≥ por 5 millones de a√Īos de erosi√≥n por el R√≠o Colorado. La erosi√≥n es un proceso natural, causado por el agua, el viento o el hielo. El viento puede incluso desgastar la roca en un proceso llamado meteorizaci√≥n. En los tiempos modernos, sin embargo, la erosi√≥n ha aumentado debido a las actividades humanas. La erosi√≥n excesiva es un problema ambiental importante y puede contribuir a los da√Īos causados por desastres naturales como los deslizamientos de tierra y las inundaciones.

Energía de las Olas

Las olas del océano son oscilaciones que se propagan y que transportan energía e impulso de una región a otra. La energía de las olas, con un recurso mundial asombroso, tiene el potencial de ser la mayor fuente de energía limpia. Debido a la viscosidad, las ondas superficiales pierden energía a medida que se propagan, y las ondas de periodo corto se amortiguan más rápidamente que las de periodo largo. Las olas con periodos largos (normalmente 10 s o más) pueden viajar miles de kilómetros con poca pérdida de energía. Se cree que las ondas internas se generan en el mar por las variaciones de la presión y la tensión del viento en la superficie del mar, por la interacción de las ondas superficiales entre sí y por la interacción de los movimientos de las mareas con el fondo marino rugoso. Su importancia radica en que pueden transmitir la energía y el impulso a través del océano, no sólo lateralmente sino también verticalmente. Por lo tanto, pueden transmitir energía desde la superficie a todas las profundidades. Gran parte de la energía oceánica forzada por el viento en la plataforma continental está asociada a las olas de Rossby. Las tecnologías de la energía de las olas captan el movimiento de las olas del mar y lo utilizan para crear energía, normalmente electricidad. La energía creada depende de la velocidad, la altura y la frecuencia de la ola, así como de la densidad del agua.

Placas Tectónicas

La litosfera de la Tierra est√° dividida en siete placas principales y varias menores, que cabalgan continuamente sobre una astenosfera semipl√°stica. Las circulaciones t√©rmicas internas impulsan los movimientos de las placas, que se reciclan a lo largo de las zonas de subducci√≥n y convergencia en los l√≠mites de las placas, que son volc√°nicamente y s√≠smicamente activas. Las primeras pruebas que apoyaron la teor√≠a de la tect√≥nica de placas fueron el descubrimiento de bandas magn√©ticas datables en el suelo marino, que indicaban la propagaci√≥n del suelo marino, y los eventos de cambio de polos magn√©ticos a lo largo del tiempo. Los l√≠mites de las placas transformantes permiten movimientos laterales del suelo que no producen actividad volc√°nica. La tect√≥nica de placas ha provocado reordenamientos continentales a lo largo de la historia geol√≥gica, dando lugar a la existencia en el pasado de enormes continentes, a cambios en el nivel del mar y al consiguiente desarrollo evolutivo de los organismos. A lo largo de las zonas convergentes, la placa subducida se sumerge debajo de la placa superior, creando una regi√≥n inclinada propensa a la erosi√≥n con una fosa que la acompa√Īa. Al mismo tiempo, se forma una cu√Īa de acreci√≥n adicional inclinada a partir de la acumulaci√≥n de material de la corteza raspada. El ensamblaje y la posterior ruptura de Pangea representan un ejemplo sorprendente de los efectos de la tect√≥nica de placas que act√ļan a lo largo del tiempo geol√≥gico. La historia comienza con la ruptura del antiguo supercontinente de Rodinia hace 750 millones de a√Īos. Los procesos de tect√≥nica de placas dispersaron los fragmentos de Rodinia formando un sistema de antiguos continentes que existi√≥ desde finales del Proterozoico hasta gran parte del Paleozoico. Los continuos movimientos tect√≥nicos acabaron provocando una serie de colisiones continentales y la reformaci√≥n de los antiguos continentes en Pangea. El ensamblaje se complet√≥ durante el Tri√°sico temprano, hace unos 240 millones de a√Īos. Entonces, hace unos 200 millones de a√Īos, comenz√≥ a abrirse la grieta que se convertir√≠a en la Dorsal Atl√°ntica y la separaci√≥n de Pangea estaba en marcha.