√ďrbita

Derechos de Acceso y Uso de la Trayectoria Orbital Los sat√©lites artificiales son objetos de fabricaci√≥n humana que se colocan en √≥rbita alrededor de un cuerpo celeste como un planeta o un sat√©lite natural. Muchos sat√©lites artificiales se encuentran en √≥rbita. Seg√ļn la NASA, existen m√°s de […]

Reparto de √Āfrica

Entre 1875 y 1914, los pa√≠ses europeos invadieron y subyugaron casi todo el continente africano. Los historiadores han debatido durante mucho tiempo las causas de esta ruptura con las pasadas pol√≠ticas europeas hacia √Āfrica. El creciente apetito europeo por la conquista, y la disposici√≥n de los gobiernos europeos a pagar por las empresas imperialistas, se ha conocido como el “Nuevo Imperialismo” para distinguirlo de las tradiciones m√°s antiguas del colonialismo anterior a 1850. Las pol√≠ticas anteriores se centraban m√°s en la b√ļsqueda de influencia comercial que en la ocupaci√≥n formal. El reparto de √Āfrica comenz√≥ en el decenio de 1880, cuando las potencias coloniales europeas se apresuraron a establecer colonias oficiales en √Āfrica. Mediante los acuerdos bilaterales concertados en la Conferencia de Berl√≠n, as√≠ como las nuevas normas para garantizar que pudieran mantener sus reivindicaciones, las naciones europeas dividieron √Āfrica sin la participaci√≥n africana y sin tener en cuenta las fronteras √©tnicas o las estructuras ya existentes. Algunos grupos de personas fueron separados y otros se reunieron en pol√≠ticas que no ten√≠an sentido en t√©rminos de cultura o historia compartida. Cuando comenz√≥ la Primera Guerra Mundial en 1914, la mayor parte de √Āfrica estaba bajo control europeo.

Dios

Dios y diosa son términos genéricos para las numerosas deidades de las religiones politeístas antiguas y modernas. En el cristianismo, Dios es el creador supremo y gobernante del universo. La creencia en la existencia de Dios (o dioses) es definitoria del teísmo y característica de muchas tradiciones religiosas (aunque no de todas). Durante gran parte de su historia, el cristianismo en particular se ha ocupado de la cuestión de si la existencia de Dios puede establecerse racionalmente (es decir, por la sola razón o por la razón informada por la experiencia de los sentidos) o a través de la experiencia religiosa o la revelación, o si por el contrario debe aceptarse como una cuestión de fe. En este texto se examinarán algunos argumentos históricamente influyentes que se han presentado para demostrar la existencia de Dios.

Brasil

Describe la enciclopedia Rialp, sobre brasil, lo siguiente: Configuraci√≥n Sociopol√≠tica Desde los tiempos de su descubrimiento y colonizaci√≥n, Brasil ha conocido cuatro reg√≠menes diferentes (colonial, imperial, republicano y dictatorial) y se ha regido por varias constituciones. Esto refleja su […]

México

Antecedentes y relaciones internacionales (m√°s detalles sobre relaciones internacionales y las tensiones geopol√≠ticas en nuestra plataforma) con los Estados Unidos Las relaciones diplom√°ticas entre los Estados Unidos y M√©xico han sido √≠ntimas y, a menudo, pol√©micas. Al principio, el tema de otorgar reconocimiento a un M√©xico independiente dividi√≥ a l√≠deres estadounidenses como Henry Clay y […]

Cobre

El cobre, uno de los pocos metales que se encuentra como tal en la naturaleza, se conoce desde la antig√ľedad. Sin embargo, hoy en d√≠a se extrae de minerales que contienen √≥xido de cobre o sulfuro de cobre. Los minerales de sulfuro se muelen primero y el material no deseado se elimina por flotaci√≥n; el material seco se funde primero en cobre an√≥dico y luego se purifica por electr√≥lisis. Los minerales de √≥xido se separan primero en un ba√Īo de √°cido y la capa que contiene cobre se purifica por electr√≥lisis. Chile contiene aproximadamente un tercio de las reservas de cobre conocidas y es el mayor productor y exportador de cobre del mundo desde 1982, con una producci√≥n que ascendi√≥ a unos 4,4 millones de toneladas m√©tricas en 2003. Los principales productores latinoamericanos en 2001 fueron Per√ļ, cuarto productor mundial despu√©s de Chile, Estados Unidos e Indonesia, y M√©xico. Argentina y Brasil son productores relativamente menores.

Esquizofrenia

Seg√ļn Freud, entidad cl√≠nica que se distingue, dentro del grupo de las psicosis, por una localizaci√≥n de la fijaci√≥n predisponente en un estadio muy precoz del desarrollo de la libido y por un mecanismo particular de formaci√≥n de s√≠ntomas: el sobreinvestimiento de las representaciones de palabra (trastornos del lenguaje) y de las representaciones de objeto (alucinaciones).

Emoción

El término emoción suele distinguirse de los sentimientos, el estado de ánimo y el afecto. Emoción es una reacción, tanto psicológica como física, experimentada subjetivamente en una respuesta sentida a estímulos específicos como interacciones, percepciones o eventos. Afecto es el término psicológico para una expresión observable de la emoción. Hay pruebas sustanciales que han establecido que los acontecimientos emocionales se recuerdan con mayor claridad, precisión y durante períodos más largos de tiempo que los acontecimientos neutros.

F√ļtbol

El juego ofrece lecciones para gestionar el movimiento de profesionales talentosos en todo el mundo. El f√ļtbol es el deporte m√°s globalizado. Los propietarios de cualquier equipo deportivo exigen y pagan por los mejores talentos de cualquier parte del mundo. Antes de 1995, las reglas del f√ļtbol en Europa limitaban el n√ļmero de jugadores extranjeros a un pu√Īado por club. Un jugador belga protest√≥ con √©xito que las normas violaban las leyes europeas sobre movilidad laboral y discriminaci√≥n. (Tal vez sea de inter√©s m√°s investigaci√≥n sobre el concepto). Desde entonces, las puertas se han abierto de par en par y las habilidades en el juego han mejorado, aunque el talento se concentra cada vez m√°s entre los equipos y las naciones m√°s ricas. Al permitir la movilidad laboral para los mejores profesionales, como ingenieros y m√©dicos, podr√≠a mejorar las habilidades, pero tambi√©n aumentar la concentraci√≥n y la desigualdad. En el f√ļtbol, ‚Äč‚Äčlas reglas globales para la Copa Mundial restringen a los jugadores a jugar en su pa√≠s de origen. Naciones podr√≠an promulgar un sistema similar de reglas globales sobre el trabajo, fomentando el aumento de habilidades, al tiempo que hace que la movilidad sea aceptable tanto para los profesionales como para las tierras que proporcionan el talento. Este texto destaca el crecimiento del juego profesional y de las industrias de apoyo. En Inglaterra, el establecimiento de la Liga de F√ļtbol en 1888 hab√≠a proporcionado a los clubes de la conurbaci√≥n ejemplos de lo que se pod√≠a conseguir, y durante el periodo considerado los clubes de f√ļtbol de las principales ciudades inglesas (como M√°nchester) se volvieron m√°s empresariales, centr√°ndose en la competici√≥n nacional y en el aumento de los ingresos.

Ateísmo

El t√©rmino “ateo” describe a una persona que no cree que Dios o un ser divino exista. En todo el mundo puede haber hasta mil millones de ateos, aunque el estigma social, la presi√≥n pol√≠tica y la intolerancia dificultan la realizaci√≥n de encuestas precisas. En su mayor parte, los ateos han expresado (v√©ase m√°s detalles sobre el debate) que las conclusiones m√°s razonables son las que tienen el mejor apoyo probatorio.

Tragedia

Este texto se ocupa de la tragedia, desde la historia de la tragedia griega a las obras posteriores. Este texto tambi√©n examina las “Notas” de S√≥focles de Friedrich H√∂lderlin. Las “Notas” de H√∂lderlin a Edipo el Tirano y Ant√≠gona persiguen dos objetivos principales: por un lado, delinean las diferencias entre la poes√≠a antigua y la moderna; por otro, tratan de definir “lo tr√°gico” tal como se manifiesta en las obras de S√≥focles. La primera tarea, en esencia, se remonta a la Querelle y a su “resurgimiento” en la d√©cada de 1790, mientras que la segunda es √ļnicamente idealista, aunque poderosamente mediada por la Po√©tica de Arist√≥teles. Las concepciones religiosas e hist√≥ricas constituyen el v√≠nculo entre ambos objetivos. Ambos objetivos invocan el intercambio din√°mico de lo antiguo y lo moderno sugerido en las cartas de H√∂lderlin y su concepto de traducci√≥n. La adici√≥n de notas a la traducci√≥n de S√≥focles permite a H√∂lderlin hacer expl√≠cita esta din√°mica y abogar por un nuevo enfoque de la poes√≠a antigua entre sus contempor√°neos. Los eruditos cl√°sicos se vuelcan cada vez m√°s en el estudio de los fragmentos tr√°gicos griegos, abordando los textos fragmentarios de diferentes maneras. Los fragmentos tr√°gicos informan de los debates en √°reas que van desde la historia cultural, pasando por la escenograf√≠a, hasta la filosof√≠a, y tocan temas tan diversos como la percepci√≥n de los no griegos en la Atenas cl√°sica, los fantasmas en el escenario √°tico y la visi√≥n antigua de la creaci√≥n art√≠stica.

Palabra

Una palabra es una secuencia de sonidos o caracteres gr√°ficos que forman una unidad sem√°ntica y que se distinguen por un separador, como el espacio tipogr√°fico en la escritura. En ling√ľ√≠stica, una palabra es el elemento m√°s peque√Īo que puede pronunciarse de forma aislada con un contenido sem√°ntico o pragm√°tico. Tambien tiene importancia en filosof√≠a. La idea del logos en el pensamiento griego se remonta al menos al fil√≥sofo Her√°clito, del siglo VI a.C., que discerni√≥ en el proceso c√≥smico un logos an√°logo a la capacidad de razonamiento de los seres humanos. M√°s tarde, los estoicos, fil√≥sofos que segu√≠an las ense√Īanzas del pensador Zen√≥n de Citio (siglos IV-III a.C.), definieron el logos como un principio activo racional y espiritual que impregnaba toda la realidad. Llamaron al logos providencia, naturaleza, dios y alma del universo, que se compone de muchos logoi seminales que est√°n contenidos en el logos universal. El trabajo de Paul Kiparsky en ling√ľ√≠stica ha sido amplio y fundamental. Las contribuciones de Kiparsky como acad√©mico y profesor han transformado pr√°cticamente todos los subcampos de la ling√ľ√≠stica contempor√°nea, desde la fonolog√≠a generativa hasta la teor√≠a po√©tica. El n√ļmero de escritos posteriores sobre sus ideas acerca de la palabra -la entidad fundamental del lenguaje- por parte de colegas, estudiantes y profesores de Kiparsky refleja el enfoque distintivo de su propia atenci√≥n y su influencia en el campo.

Mitología

Una mitolog√≠a es una colecci√≥n de mitos o historias sobre una persona, cultura, religi√≥n o cualquier grupo con creencias compartidas. Un mito de la creaci√≥n es un relato del origen divino de la existencia humana. La mitolog√≠a es el campo de estudio que se ocupa de los mitos, pero tambi√©n de un conjunto concreto de mitos. El mito se remonta a la palabra griega mythos, que originalmente significaba palabra, discurso, mensaje, pero que en el siglo V a.C. empez√≥ a adquirir el significado de “relato entretenido, aunque no necesariamente fidedigno”. Los romanos utilizaron la palabra fabula, que tambi√©n se emple√≥ en las discusiones modernas hasta que, hacia 1760, el clasicista de Gotinga C. G. Heyne (1729-1812) acu√Ī√≥ la palabra “mythus” para subrayar la veracidad interna del mito. No existe una definici√≥n universalmente aceptada del mito, pero la afirmaci√≥n de que el mito es un relato tradicional con referencia secundaria y parcial a algo de importancia colectiva da una buena idea de las principales caracter√≠sticas del mito.

Karl Marx

La influencia de Marx no se ha limitado a las sociedades comunistas. Los gobiernos conservadores han introducido reformas sociales para cortar el terreno de los movimientos revolucionarios de oposici√≥n marxista. Los conservadores tambi√©n han reaccionado de forma menos benigna: Mussolini y Hitler fueron ayudados a llegar al poder por conservadores que ve√≠an su rabioso nacionalismo como la respuesta a la amenaza marxista. E incluso cuando no exist√≠a la amenaza de una revoluci√≥n interna, la existencia de un enemigo marxista extranjero sirvi√≥ para justificar a los gobiernos en el aumento del gasto en armamento y la restricci√≥n de los derechos individuales en nombre de la seguridad nacional. En el plano del pensamiento, m√°s que en el de la pol√≠tica pr√°ctica, la contribuci√≥n de Marx es igualmente evidente. ¬ŅPuede alguien pensar ahora en la sociedad sin referirse a las ideas de Marx sobre los v√≠nculos entre la vida econ√≥mica y la intelectual? Las ideas de Marx dieron lugar a la sociolog√≠a moderna, transformaron el estudio de la historia y afectaron profundamente a la filosof√≠a, la literatura y las artes. En este sentido del t√©rmino -que es ciertamente muy laxo- ahora todos somos marxistas.

Libre Albedrío

El libre albedrío es poder elegir entre diferentes acciones. Si juzgamos una acción (por ejemplo, como buena o mala), solo tiene sentido si la acción se elige libremente. Cosas como el consejo, la persuasión y la prohibición no tienen sentido a menos que la gente tenga libre albedrío. El libre albedrío significa que la gente puede hacer cosas diferentes. Tradicionalmente, solo las acciones que son de libre albedrío merecen crédito o culpa. Si no hay libre albedrío, no hay sentido ni justicia en recompensar o castigar a nadie por cualquier acción. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). El libre albedrío es un problema importante en la filosofía ética, y también es relevante para la filosofía de la ciencia.

En la vida ordinaria, y en el derecho, se asume generalmente que las personas tienen libre albedrío, y son responsables de lo que hacen. Los límites del libre albedrío presenta artículos influyentes sobre el libre albedrío y la responsabilidad moral.

Ciencia

La palabra ciencia (conocimiento, previsi√≥n, “permiso” en alem√°n; en lat√≠n “scientia”) denota la totalidad de los conocimientos, percepciones y experiencias humanas de una √©poca, que se ampl√≠an, recogen, conservan, ense√Īan y transmiten sistem√°ticamente. Las ciencias f√≠sicas estudian el mundo inorg√°nico y comprenden los campos de la astronom√≠a, la f√≠sica, la qu√≠mica y las ciencias de la Tierra. Las ciencias biol√≥gicas, como la biolog√≠a y la medicina, estudian el mundo org√°nico de la vida y sus procesos. Las ciencias sociales, como la antropolog√≠a, el derecho y la econom√≠a, estudian los aspectos sociales y culturales del comportamiento humano.

La ciencia se trata con más detalle en numerosos textos de esta plataforma digital. Para la historia de la ciencia occidental y oriental, véase historia de la ciencia. Para la conceptualización de la ciencia y sus interrelaciones con la cultura, véase filosofía de la ciencia. Para los aspectos básicos del enfoque científico, véase principios de la ciencia física; y método científico. Este texto pretende examinar que es ciencia, algunas aproximaciones de que es la ciencia y y analizar que es una ciencia y su taxonomía.

Método Científico

Este texto se ocupa del m√©todo cient√≠fico, como los m√©todos y t√©cnicas de investigaci√≥n y an√°lisis utilizados en las ciencias para desarrollar teor√≠as y dise√Īar experimentos. El m√©todo cient√≠fico se refiere al conjunto de c√°nones que gu√≠an o se supone que gu√≠an el proceso de producci√≥n de conocimiento cient√≠fico, ya sea mediante observaciones, experimentos, razonamientos o c√°lculos te√≥ricos. Muy a menudo, el t√©rmino “m√©todo” lleva impl√≠cita la idea de su unicidad, tanto para el p√ļblico en general como para ciertos investigadores, que, adem√°s, a veces lo confunden con el m√©todo hipot√©tico-deductivo exclusivamente. Sin embargo, el estudio de las pr√°cticas de los investigadores revela una diversidad tan grande de enfoques y disciplinas cient√≠ficas que la idea de la unidad del m√©todo se vuelve muy problem√°tica. Esto tambi√©n se aplica, en buena medida, al m√©todo cient√≠fico empleado en las ciencias sociales (como la ciencia econ√≥mica y la ciencia del derecho). Sin embargo, esta observaci√≥n no debe entenderse como una forma de anarquismo epistemol√≥gico. Si la cuesti√≥n de la unidad del m√©todo es problem√°tica (y este problema se tratar√° con m√°s detalle a continuaci√≥n), esto no pone en duda la existencia de una pluralidad de c√°nones metodol√≥gicos que se imponen a los investigadores en sus pr√°cticas cient√≠ficas. Normalmente los m√©todos cient√≠ficos intentan descubrir las causas de las cosas y las relaciones entre ellas.

Enfermedad de Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer (EA) es la forma m√°s com√ļn de demencia en personas de 65 a√Īos o m√°s. Es una enfermedad neurol√≥gica progresiva, irreversible e incurable, causada por la degeneraci√≥n y eventual muerte de muchas neuronas (c√©lulas nerviosas) en varias √°reas del cerebro. La EA suele ocurrir en la vejez y comienza con la p√©rdida de la memoria a corto plazo. A esto le sigue la p√©rdida lenta y progresiva de la memoria y de las funciones cognitivas e intelectuales, lo que lleva al deterioro del funcionamiento f√≠sico y finalmente a la incapacitaci√≥n. (Tal vez sea de inter√©s m√°s investigaci√≥n sobre el concepto). La enfermedad de Alzheimer es el trastorno cerebral degenerativo m√°s com√ļn. Representa el 50%-70% de todos los casos de demencia en los Estados Unidos y cerca del 75% de todas las demencias en personas mayores de 65 a√Īos. En 2018, se estima que 5,7 millones de estadounidenses viv√≠an con la EA. El n√ļmero exacto es dif√≠cil de determinar porque la EA es a menudo mal diagnosticada o no se diagnostica hasta que la enfermedad est√° en sus √ļltimas etapas. Hasta 14 millones de americanos podr√≠an tener EA en 2050. La EA es la sexta causa de muerte en los adultos estadounidenses, y la quinta causa de muerte en Am√©rica a partir de los 65 a√Īos. La demencia de la enfermedad de Alzheimer se refiere a las √ļltimas etapas de la enfermedad que implica la p√©rdida progresiva de las capacidades cognitivas y funcionales causadas por el extenso da√Īo celular en el marco de la neurodegeneraci√≥n. La demencia de la enfermedad de Alzheimer denota el s√≠ndrome cl√≠nico que afecta al funcionamiento cotidiano, a la personalidad y a las habilidades intelectuales como la memoria, el razonamiento, el juicio, el lenguaje y el procesamiento visoespacial, lo que lleva a la dependencia total.

Renacimiento Italiano

Las excavaciones realizadas en G√©nova por arque√≥logos italianos y brit√°nicos a partir del decenio de 1960 fueron especialmente influyentes en la promoci√≥n del estudio del per√≠odo posmedieval. La publicaci√≥n de la arqueolog√≠a urbana posmedieval tambi√©n est√° empezando a ser m√°s com√ļn, al menos en algunas regiones. La arqueolog√≠a urbana tambi√©n desempe√Ī√≥ un papel importante en el fomento del estudio de la cer√°mica cotidiana. No es sorprendente que el estudio del Renacimiento y la cultura urbana en general haya sido un importante foco de estudio para los historiadores italianos y extranjeros que han generado una enorme literatura. La arquitectura, las fortificaciones, los jardines, la cer√°mica y el vidrio han sido estudiados como parte de la historia del Renacimiento. Entre las tendencias recientes de la historia del arte y la cultura de importancia para la arqueolog√≠a figura la nueva atenci√≥n que se presta a los contextos sociales y pol√≠ticos del arte, los estudios sobre el hogar y el consumo y las redes internacionales de intercambio cultural.

Historia del Confucionismo

Confucio fue un erudito que vivi√≥ entre el 551 y el 479 a.C. Durante esta √©poca, China experiment√≥ la descentralizaci√≥n pol√≠tica y la inestabilidad social como resultado de la rivalidad entre los pr√≠ncipes de la diferencia. En su b√ļsqueda del restablecimiento del orden social, Confucio argument√≥ que esta situaci√≥n ca√≥tica se deb√≠a a la ruptura de los cimientos sociales de China, que se basaban en el principio de las relaciones adecuadas. Seg√ļn Confucio, las relaciones clave eran las existentes entre gobernante y s√ļbdito, padre e hijo, marido y mujer, hermano mayor y hermano menor, y amigo y amigo. S√≥lo fijando estas relaciones podr√≠a China recuperar la paz y el orden. Sin embargo, las ideas de Confucio no fueron bien aceptadas por la clase dirigente de su √©poca, y pas√≥ el resto de su vida ense√Īando. Despu√©s de Confucio, China se hundi√≥ en un periodo a√ļn peor conocido como los Estados Guerreros (475-221 a.C.). Confucio no dej√≥ ninguna obra escrita, pero sus disc√≠pulos registraron y enriquecieron sus ideas recopilando -de forma poco sistem√°tica- una colecci√≥n de sus ense√Īanzas y argumentos. Estas Analectas, que describen lo que com√ļnmente conocemos como confucianismo, remodelar√≠an la forma de pensar de los chinos en los milenios siguientes.

Características del Protestantismo

Las caracter√≠sticas principales del Protestantismo est√°n relacionadas con otros puntos de vista distintivos sobre asuntos como el pecado, los sacramentos del bautismo y la Cena del Se√Īor, y la escatolog√≠a (vida futura). Por ejemplo, bas√°ndose en las Escrituras, los protestantes rechazan la clasificaci√≥n cat√≥lica de los pecados como “mortales” o “veniales” y la doctrina del purgatorio. Como gu√≠as para vivir una vida cristiana, el protestantismo mira la centralidad del amor y la justicia como se expresa en la persona de Jesucristo. Jes√ļs mismo encarn√≥ el amor de Dios y orden√≥ a sus seguidores que expresaran este amor. Vio el amor como el cumplimiento de la ley y los profetas del Antiguo Testamento (Mateo 22:40). Los protestantes ven la vida de Jes√ļs como un modelo para vivir fielmente ante Dios y en relaciones correctas con otras personas. Los protestantes tambi√©n hacen hincapi√© en que los cristianos que se relacionan con Dios por la fe y que siguen a Jesucristo pueden vivir sus vidas en libertad como hijos de Dios. El poder del pecado como fuerza controladora de la vida se rompe con el perd√≥n que viene a trav√©s de la muerte de Cristo en la cruz (Efesios 1:7; Colosenses 1:14). El poder de la ley moral para condenar a los pecadores tambi√©n se rompe por la gracia de Dios en Cristo (Romanos 6:14). La vida cristiana es la vida en el Esp√≠ritu que habita en los creyentes (Romanos 6:9-11). Esto da a los cristianos la libertad de seguir a Cristo como su gu√≠a de conducta moral y de estar abiertos a la direcci√≥n del Esp√≠ritu de Dios para determinar c√≥mo vivir y c√≥mo actuar. La libertad cristiana implica la responsabilidad de buscar la voluntad de Dios en todas las cosas. Para los protestantes el objetivo de la vida cristiana es “hacer todo para la gloria de Dios”.

Iglesia Ortodoxa Oriental

La principal diferencia entre Occidente y Rusia se basa en las distintas concepciones de la sociedad. Mientras que las sociedades occidentales hacen hincapi√© en la virtud del individualismo, las sociedades cristianas orientales alaban la comunidad. Seg√ļn la Iglesia Ortodoxa Rusa, el individualismo es algo malo para la sociedad. Aunque la ideolog√≠a imperial rusa de “Ortodoxia, Autocracia, Nacionalismo” se introdujo oficialmente en 1833, la ideolog√≠a tiene ra√≠ces mucho m√°s profundas. Desde la fundaci√≥n de la monarqu√≠a moscovita, el cristianismo ortodoxo se consideraba uno de los elementos clave de la identidad rusa. Como sugiere Pipes (1974), la ortodoxia y la Iglesia Ortodoxa Rusa eran tambi√©n partes vitales de la ideolog√≠a imperial anterior a 1833, una ideolog√≠a basada en la idea de Rusia como heredera del imperio de Bizancio y l√≠der del mundo cristiano. Seg√ļn Pipes (1974), esta ideolog√≠a espec√≠fica fue desarrollada por el clero de la Iglesia Ortodoxa Rusa. Sin embargo, tras la Revoluci√≥n de Febrero de 1917, la posici√≥n de la Rep√ļblica de China cambi√≥ significativamente. Casi de la noche a la ma√Īana, la Iglesia Ortodoxa Rusa se convirti√≥ en un enemigo clave del Estado. Obviamente, la Iglesia no estaba preparada para este gran cambio pol√≠tico, ni para sus consecuencias.

Artes Visuales

Este texto se ocupa de las artes visuales. A finales del siglo XX, el arte y la tecnolog√≠a se han unido gracias al ordenador. Es posible crear composiciones musicales en un ordenador. Tambi√©n es habitual dise√Īar modelos tridimensionales de productos comerciales o esbozar planos. Los ordenadores son utilizados por escultores, cineastas, arquitectos, grabadores y otros trabajadores de las artes visuales. Incluso es posible crear obras de arte acabadas en una pantalla de ordenador. Pero la distinci√≥n entre tecnolog√≠a y arte persiste. Los ordenadores hacen que la ejecuci√≥n de algunos tipos de arte sea m√°s dif√≠cil e interesante; sin embargo, no hacen que el arte sea mejor. En Italia, el estilo no se aplic√≥ a los distintos tipos de m√ļsica hasta aproximadamente el a√Īo 1600. Su uso para las artes visuales lleg√≥ poco despu√©s de 1700. Hoy en d√≠a es la palabra m√°s utilizada para describir las caracter√≠sticas distintivas de artistas individuales, periodos de arte, artes nacionales, tipos regionales y otras variaciones en las artes. As√≠, los t√©rminos rom√°nico, bizantino, g√≥tico, realista, postimpresionista, cubista, barroco, rococ√≥, cl√°sico, neocl√°sico, manierista, puntillista, surrealista, minimalista y adjetivos similares pueden entenderse como indicaci√≥n de estilos. En las artes visuales, especialmente, los estilos surgen y se desarrollan de diferentes maneras y por diferentes razones. Todas las artes est√°n influenciadas por la √©poca en la que florecen. Est√°n sujetas a las limitaciones o a la abundancia de una √©poca, especialmente a la calidad y disponibilidad de los materiales para las artes visuales.

Oro

Introducci√≥n: Puntaje del Oro Concepto de Puntaje del Oro: L√≠mites superiores e inferiores que comprenden al rango dentro del cual los tipos de cambio pueden desplazarse cuando las divisas se encuentran vinculadas con el precio del oro. La magnitud del rango del puntaje del oro depende de […]

Humanitarismo

El humanitarismo no era un asunto totalmente privado antes del decenio de 1990; en los decenios anteriores los Estados y sus organizaciones internacionales se estaban convirtiendo en financiadores, coordinadores y prestadores de asistencia cada vez más destacados. Los principios de imparcialidad, neutralidad e independencia no formaban parte del ADN original del humanitarismo; más bien, se habían ido implantando a lo largo de decenios de acción y debate y no habían pasado a formar parte de los códigos de conducta del Comité Internacional de la Cruz Roja hasta el decenio de 1960. Los esfuerzos humanitaristas originales se habían adelantado al famoso libro de Dunant sobre la batalla de Solferino (origen del sentimiento que llevó a la primera Convención de Ginebra) casi medio siglo y nunca se habían limitado al socorro de emergencia; habían tratado de poner fin a todas las fuentes de sufrimiento, incluida la crueldad con los animales, la indigencia, la esclavitud y las formas inhumanas de castigo y encarcelamiento. Los organismos de ayuda no habían asumido un compromiso de no hacer política antes del decenio de 1990, ya que siempre habían sido criaturas políticas de una u otra manera. Es difícil analizar el humanitarismo sin tropezarse con un campo más famoso, los derechos humanos. El humanitarismo y los derechos humanos comparten varios rasgos, pero no son sinónimos, un punto que hay que subrayar porque a menudo se supone que el campo más conocido de los derechos humanos incorpora el humanitarismo. Es una confusión, parece, que los activistas y estudiosos de los derechos humanos propagan sin querer. No hay una forma sencilla de explicar la diferencia porque estos ríos comparten una cabecera y han fluido entre sí a lo largo de décadas, y los trabajadores humanitarios y los activistas de derechos humanos tratan frecuentemente de resolver la relación mientras trabajan para mantener las aguas separadas. En general, se puede considerar que el humanitarismo y los derechos humanos son construcciones sociales y por lo tanto no tienen diferencias esenciales, pero es necesario reconocer que a lo largo de las décadas han tenido significados distintos. Los derechos humanos se basan en un discurso de derechos, el humanitarismo en un discurso de necesidades. Los derechos humanos se centran en el discurso y los marcos jurídicos, mientras que el humanitarismo desplaza la atención a los códigos y sentimientos morales. Los derechos humanos se centran típicamente en el objetivo a largo plazo de eliminar las causas del sufrimiento, mientras que el humanitarismo se centra en el objetivo urgente de mantener a las personas con vida.

Género

Las relaciones de g√©nero son “construcciones sociales” que var√≠an de unas sociedades a otras y de unos tiempos a otros, y por lo tanto, como tales, susceptibles de modificaci√≥n, de reinterpretaci√≥n y de reconstrucci√≥n.

Ideología

Ideolog√≠a: Introducci√≥n al Concepto Jur√≠dico De acuerdo con Eduardo Jorge Arnoletto: Quiz√°s sea este el concepto pol√≠tico que registra mayor frecuencia de uso y al mismo tiempo mayor diversidad de significados. Los primeros estudios sociol√≥gicos de la ideolog√≠a fueron elaborados por Karl […]

Imperialismo

Imperialismo: Introducci√≥n al Concepto Jur√≠dico De acuerdo con Eduardo Jorge Arnoletto: El concepto de imperialismo puede ser entendido de dos modos distintos pero complementarios: 1) Como expansi√≥n violenta del √°mbito de influencia o dominio de un Estado sobre √°reas de otro dominio. 2) […]

Moneda

Introducci√≥n: Ecu Concepto de Ecu en el √°mbito de la contabilidad, el derecho financiero y otros afines: Del ingl√©s ¬ęEuropean Currency Unit¬Ľ, en espa√Īol se traduce por Unidad de Cuenta Europea (UCE). Era una unidad monetaria europea, formada por una cesta ponderada de monedas de pa√≠ses de la […]