Actividades Armadas en el Territorio del Congo

El 23 de junio de 1999, la República Democrática del Congo (RDC) inició un procedimiento contra Burundi, Uganda y Ruanda por agresión armada cometida en violación de la Carta de las Naciones Unidas y de la Carta de la Organización de la Unidad Africana (OUA). En su solicitud contra Uganda, la RDC basó la jurisdicción en las declaraciones realizadas en virtud del artículo 36(2) del Estatuto de la Corte Internacional de Justicia (la Cláusula Facultativa). En su demanda contra Ruanda y Burundi, la RDC basó su jurisdicción en el artículo 36(1) del Estatuto de la Corte Internacional de Justicia, en la Convención sobre la Tortura del 10 de diciembre de 1984 (1465 Serie de Tratados de las Naciones Unidas 1947- 85) (véase Tortura, Convención contra), y en el Convenio de Montreal para la Represión de Actos Ilícitos contra la Seguridad de la Aviación Civil del 23 de septiembre de 1971 (974 Serie de Tratados de las Naciones Unidas 1947- 177) (véase Convenio de Montreal (Sabotaje)); y también en el apartado 5 del artículo 38 del Reglamento de la Corte de 1978, enmendado (Actas y Documentos de la Corte Internacional de Justicia núm. 6), en lo que respecta al consentimiento a la jurisdicción que aún no se ha dado. La RDC acusó a las tropas ugandesas, ruandesas y burundesas de invadir el territorio congoleño y de violar, entre otras cosas, la soberanía congoleña. La RDC solicitó a la Corte que adjudicara y declarara que Burundi, Uganda y Ruanda eran culpables de actos de agresión; que habían violado y seguían violando los Convenios de Ginebra del 12 de agosto de 1949 (75 Serie de Tratados de las Naciones Unidas 1947- 31 y ss.) y sus Protocolos Adicionales del 8 de junio de 1977 (1125 Serie de Tratados de las Naciones Unidas 1947- 3 y ss. ); que su acción forzosa contra la presa hidroeléctrica de Inga y su corte de electricidad habían provocado muertes en Kinshasa y sus alrededores; y que el derribo de un Boeing 727 de Congo Airlines el 9 de octubre de 1998 provocó la muerte de 40 civiles y violó el derecho internacional de la aviación. La RDC también solicitó que la Corte ordenara la retirada de estas tropas y la concesión de una indemnización. El 19 de junio de 2000, la RDC, en su caso contra Uganda, presentó una solicitud de indicación de medidas provisionales, afirmando que la reanudación de los combates entre las tropas armadas de Uganda y otro ejército extranjero había provocado daños en el territorio y la población congoleños. El I de julio de 2000, la Corte (por unanimidad) indicó medidas provisionales contra Uganda, exigiendo a las partes que se abstuvieran de realizar más acciones armadas, que cumplieran con las restricciones de la Carta de la ONU y de la Carta de la OEA y que garantizaran el pleno respeto de los derechos humanos y del derecho humanitario en la zona de conflicto: 2000 Rep. de la Corte Internacional de Justicia 111. El 30 de enero de 2001, la Corte ordenó el cese de los procedimientos contra Ruanda y Burundi a petición de las partes. El caso contra Uganda sigue en la lista de la Corte.

Caso Plataforma Continental del Mar Egeo

Dentro de la disputa por el Mar Egeo, este texto se ocupa del caso plataforma continental del Mar Egeo ( Continental Shelf, Grecia v Turquía, Jurisdicción Sentencia, [1978] CIJ Rep 3, ICGJ 128 (CIJ 1978), 19 de diciembre de 1978, Corte Internacional de Justicia Detalles: Jurisdicción: Corte Internacional de Justicia [CIJ] Fecha: 19 de diciembre de 1978 Citación: Sentencia, [1978] CIJ Rep). El Caso de la Plataforma Continental del Mar Egeo de 1978 fue objeto de Rep. de la Corte Internacional de Justicia 3. Mediante una solicitud fechada el 10 de agosto de 1976, especificando como base de la jurisdicción el Acta General de Ginebra de 26 de septiembre de 1928 (93 Serie de Tratados de la Sociedad de Naciones (1920-1946) 343) junto con el llamado Comunicado de Bruselas de 31 de mayo de 1973, el Gobierno de Grecia pidió a la Corte Internacional de Justicia que determinara el límite de la plataforma continental con Turquía y los derechos de las partes dentro de sus respectivas esferas, solicitando simultáneamente la indicación de medidas provisionales de protección que prohibieran tanto las actividades de exploración dentro de las zonas en disputa como otras medidas militares que pudieran poner en peligro las relaciones pacíficas. Por su orden del 11 de septiembre de 1976, la Corte consideró (12 a 1) que las circunstancias no eran tales como para requerir medidas provisionales, ya que la acción unilateral de Turquía consistía simplemente en la exploración sísmica y no era creadora de nuevos derechos ni implicaba la apropiación de recursos naturales, y era imposible presumir que alguna de las partes dejara de atender sus obligaciones de arreglo pacífico o las recomendaciones del Consejo de Seguridad en la materia.

Soberanía Popular

Soberanía Popular es un principio teórico en el que se basan todas las concepciones de la democracia y que hoy tiene aceptación prácticamente universal como fuente de todo poder y autoridad. La soberanía popular es un principio democrático fundamental según el cual el poder supremo (= soberanía) en el Estado emana del pueblo. La soberanía del pueblo está anclada en la Constitución de cada país y se expresa en el hecho de que el propio pueblo determina su gobierno, sus legisladores y sus jueces directa o indirectamente a través de las elecciones.

Formación del Estado

Este texto se ocupa de la formación del Estado. Podemos ver el desarrollo de una cultura política definida por una alfabetización mutuamente compartida. Esto puede interpretarse como una contribución a la formación o al desarrollo del Estado, en el que participan activamente segmentos más amplios de la población. Hacia finales del primer milenio d. C. se produjeron importantes transformaciones en el tamaño de los hogares, claras diferencias de riqueza y estatus, y jerarquías de asentamiento. ¿Qué factores contribuyeron al surgimiento de sociedades que formalizaron cada vez más la desigualdad a partir de las sociedades igualitarias y heterárquicas que las precedieron? ¿Podrían estos factores haber favorecido también la inversión y el uso de la violencia organizada como medio para obtener y monopolizar el acceso a las tierras fértiles de pastoreo, los recursos hídricos y minerales y la infraestructura comercial?

Historia del Consentimiento en el Derecho Internacional

En el siglo XIX, el consentimiento, y solo el consentimiento, se convirtió en la medida de la obligación contractual -la historia de ahí es la de la consiguiente invasión de la legislación social sobre el principio de la autonomía contractual y el desplazamiento de la preocupación por las intenciones reales en favor de una atención al carácter “empírico” del acuerdo que se produce. Nadie comprenderá la verdadera teoría del contrato ni podrá siquiera discutir algún tema fundamental, se decía, cuestionándolo inteligentemente, hasta que ha comprendido que todos los contratos son formales, que la elaboración de un contrato no depende del acuerdo de dos mentes en una intención, sino del acuerdo de dos conjuntos de signos externos -no de que las partes hayan querido decir lo mismo, sino de que hayan dicho lo mismo. La trayectoria del derecho de los tratados sigue en parte este relato y en parte se aparta de él. Está claro que hasta el siglo XIX, las enseñanzas humanistas y escolásticas habían fomentado la idea de que la obligación de respetar los tratados era una cuestión de virtud individual y de buena fe y que se guiaría por los principios de equidad y justicia.

Interpretaciones de la Conquista

La conquista es un tipo de violencia fundacional, de hecho quizás el tipo paradigmático. Es fundacional en la medida en que introduce una ruptura política, lo que Maquiavelo ha llamado «nuevos modos» y «nuevos órdenes». Las conquistas inauguran nuevos derechos y obligaciones; con frecuencia borran las costumbres y convenciones políticas, jurídicas y sociales y consagran nuevos privilegios y autoridades. Por cada narración de triunfo y esperanza contada por el conquistador hay una contra-narrativa de derrota y desesperación contada por el conquistado. Foucault describe los discursos de conquista que surgieron en la Inglaterra y la Francia del siglo XVII como contrahistorias que desafían la unidad del Estado soberano y la universalidad de la ley. En opinión de Foucault, los relatos ingleses sobre la conquista normanda y los franceses sobre cómo los francos sometieron a los galos funcionaron como impugnaciones de los discursos políticos hegemónicos inglés y francés. Estos relatos de conquista desafiaron las representaciones oficiales del Estado y el derecho hasta el punto de hacer que la sociedad estuviera marcada por una división binaria entre conquistadores y conquistados. Las acciones de los conquistadores españoles en América han sido enjuiciadas desde enfoques muy distintos, como expone este texto. La conquista también justifica la rebelión y la insubordinación y que, a partir del siglo XVII, ofrece un esquema interpretativo para contar un relato alternativo. Tras la conquista de México y otras tierras americanas por parte de España, estos acontecimientos inspiraron libros, pinturas y otros registros históricos y artísticos. En esta sección se encuentran materiales que ilustran estas interpretaciones. Algunos de estos artículos destacan los esfuerzos de Bartolomé de las Casas (1474-1566), uno de los primeros historiadores españoles y misionero dominico en América, por persuadir al Imperio español de que los pueblos indígenas merecían un trato humano. También se presentan las espectaculares pinturas de la Conquista de México creadas en el siglo XVII, que captan el dramatismo del encuentro original tal y como lo imaginaron e interpretaron los artistas 150 años después.

Agencia

La agencia es un ente de Derecho Público que se rige por su normativa específica. No obstante, en el desarrollo de las funciones de gestión, inspección y recabación, y demás funciones públicas que se le atribuyen, según la normativa de cada país, se regirá por normas más generales. Este texto también
diagnostica las dificultades inherentes a las concepciones convencionales de la agencia e identifica los problemas que plantean para la política democrática; asimismo, se expone una explicación alternativa, no soberana, de la agencia, mostrando cómo la agencia está distribuida social y materialmente y, por lo tanto, no es reducible a la elección intencional y al control sobre la acción; la tercera parte examina brevemente las implicaciones emancipadoras de entender la agencia en términos no soberanos. En el ejercicio de la agencia dependemos de la forma en que nuestras iniciativas interactúan con las dinámicas del mundo material y social que nunca podremos dominar del todo. Además de eludir nuestro control, la agencia también supera regularmente nuestras intenciones porque es un fenómeno distribuido que surge a través de intercambios intersubjetivos e intercorporales. La agencia es más que una mera causalidad porque implica una actividad que responde a las normas. Nos sitúa en relaciones especiales de responsabilidad, y da lugar a un sentido de posibilidad que tiene un potencial liberador único para la política. Sin embargo, aunque los agentes son distintivos en este sentido, este carácter distintivo no es lo mismo que la superioridad. Los agentes no son la medida de todas las cosas; somos tipos particulares de cosas con nuestro propio tipo de valor y dignidad, que no es el único tipo de valor y dignidad. Además, aunque la agencia no sea soberana, es robusta y está llena de vida. Sus fuentes se encuentran en las iniciativas de los individuos, las comunidades de afirmación que sostienen la asunción social y las vitalidades del mundo material.

Regionalismo Político

Regionalismo Político Distritos industriales, nuevas economías regionales y resurgimiento de los cinturones del óxido Antes de pasar a analizar el nuevo regionalismo en lo que se refiere específicamente al desarrollo regional, quizá merezca la pena señalar varias versiones alternativas que se ocupan más directamente de cuestiones políticas.Entre las Líneas En primer lugar, la subdisciplina de … Leer más

Soberanía de los Pueblos

Este texto se ocupa de la Soberanía de los pueblos. La soberanía es una idea de autoridad encarnada en esas organizaciones territoriales delimitadas a las que nos referimos como Estados, y se expresa en sus diversas relaciones y actividades, tanto internas como externas. Tiene su origen en las controversias y guerras, religiosas y políticas de la Europa de los siglos XVI y XVII. Se ha convertido en la idea fundamental de autoridad de la era moderna, posiblemente la más fundamental. La soberanía es una idea constitucional de los derechos y deberes de los gobiernos y los ciudadanos o súbditos de determinados estados. También es una idea internacional de múltiples estados en relación con los demás, cada uno de los cuales ocupa sus propios territorios y mantiene relaciones y tratos exteriores con los demás.

Seguridad en el Espacio Exterior

La seguridad espacial es un concepto diverso que toca todos los aspectos de la seguridad. Este artículo es una introducción básica a algunos de los conceptos fundamentales y es lo más completo posible dentro del espacio limitado. El derecho de la seguridad espacial en sí mismo aún está emergiendo y, a medida que la tecnología espacial siga evolucionando, será un reto constante para el derecho seguir el ritmo de las innovaciones. Además, a medida que nuevos actores estatales y comerciales comiencen a participar en las actividades espaciales, el entorno de seguridad seguirá evolucionando y cambiando. En concreto, muchos de los supuestos en los que se basaba el derecho de la seguridad espacial durante la Guerra Fría quedarán subsumidos por las nuevas circunstancias, y aunque los principios básicos del derecho espacial probablemente seguirán siendo aplicables, las interpretaciones de los mismos tendrán que adaptarse para mantener el espacio como un entorno seguro y sostenible que, al mantener la seguridad global, sirva para el beneficio de toda la humanidad.

Aplicación Nacional del Derecho Espacial

Los tratados específicos sobre el espacio imponen a los Estados una gran carga de responsabilidad, y la exposición a la responsabilidad, con respecto a las actividades espaciales nacionales, incluso cuando una entidad no gubernamental no tiene ninguna relación con el gobierno (y tal vez opera en abierto desafío al gobierno). Por lo general, los Estados tratan de cumplir con su responsabilidad, y mitigar su exposición a esta responsabilidad.

Historia de la Soberanía

El término soberano tiene su origen en la palabra latina ‘supro’ o ‘superanus’ en la época medieval. Fue utilizado por primera vez a principios del francés como ‘sovrains’ y apareció más adelante como ‘soverain’, y en italiano como ‘sovrano’. Las diferentes concepciones del concepto polisémico de soberanía, sus concepciones predominantes, aunque a veces contradictorias, son en realidad el resultado de tensiones y contingencias históricas.

Congo

Actividades Armadas en el Territorio del Congo, República Democrática del Congo Congo Orden, Medidas Provisionales, [2000] CIJ Rep 111, ICGJ 28 (CIJ 2000), 1 de julio de 2000, Corte Internacional de Justicia Detalles: Jurisdicción: Corte Internacional de Justicia [CIJ] Fecha: 01 de julio de […]

Sucesión de Estados

Sucesión de Estados en el Derecho Internacional El Diccionario Jurídico Espasa (2001) hace el siguiente tratamiento de este término jurídico: Sustitución de un Estado por otro en el gobierno y administración de un territorio. Sustitución de un Estado por otro en la responsabilidad de las […]

Regionalismo

Introducción: Regionalismo Concepto de Regionalismo en el ámbito del comercio exterior y otros afines: Medidas adoptados por la gobiernos para la liberalizar o facilitar el comercio sobre una base regional, en ocasiones mediante zonas de libre comercio o unidades aduanares. Regionalismo con […]

Delegación de Poderes

En el contexto del derecho internacional y comparado, esta sección se ocupará de lo siguiente: Delegación de poderes. Véase asimismo más sobre esta materia y algunas cuestiones conexas en esta plataforma. [rtbs name="derecho-constitucional-y-administrativo"] [rtbs […]

Delegación a Organismos Privados

Delegación a Organismos Privados En el contexto del derecho internacional y comparado, esta sección se ocupará de lo siguiente: Delegación a organismos privados. Véase asimismo más sobre esta materia y algunas cuestiones conexas en esta plataforma. [rtbs […]

Soberanía Nacional

En el Derecho Constitucional Comparado del Continente Americano Estudio comparativo sobre esta cuestión constitucional en los países que más abajo se cubren: BOLIVIA Artículo 2.- La soberanía reside en el pueblo; es inalienable e imprescriptible; su ejercicio está delegado a los poderes […]

Soberanía

La soberanía es un concepto legal abstracto que también tiene, hoy en día, algunas implicaciones no legales (políticas, sociales y económicas). En términos estrictamente legales, denota el poder o autoridad suprema en el estado: la fuente última de legalidad. En términos de derecho […]

Margen de Apreciación

El presente texto defiende una versión de la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de un margen de apreciación, en virtud de la cual el TEDH otorga a un Estado la facultad, dentro de ciertos límites, de determinar si el Convenio Europeo de Derechos Humanos es violado en un caso particular. Esta Doctrina también es adecuada para la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a pesar de que debe juzgar a los Estados con frágiles tradiciones democráticas y de estado de derecho, a pesar de su escepticismo. La Doctrina no tiene por qué sacrificar los derechos humanos en el altar de la soberanía del Estado: el respeto de la soberanía democrática expresado por la Doctrina no tiene por qué reducir la protección y promoción de la democracia que los tribunales regionales de derechos humanos están creados para proporcionar.

Esta sección introductoria presenta un breve contexto de estos dos tribunales y algunas de las recientes críticas a las que se enfrentan. En la sección 2 se expone una interpretación favorable de la Doctrina actual por parte del TEDH. La Sección 3 considera cómo la Corte Interamericana de Derechos Humanos puede aplicar la Doctrina a Estados de diversa calidad democrática.

Reinos

Reinos En el contexto del derecho internacional y comparado, esta sección se ocupará de lo siguiente: Reinos . Véase asimismo más sobre esta materia y algunas cuestiones conexas en esta plataforma. [rtbs name="derecho-constitucional-y-administrativo"] [rtbs […]

Declaración sobre las Relaciones de Amistad

La Declaración sobre los principios de derecho internacional referentes a las relaciones de amistad y a la cooperación entre los Estados de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas (firmada en San Francisco, 26 de junio de 1945) fue adoptada sin votación -señalando que representaba un consenso- como parte de la Resolución 2625 (XXV) de 24 de octubre de 1970 de la Asamblea General de las Naciones Unidas. La Asamblea General de las Naciones Unidas se proponía establecer un «hito» en la codificación y el desarrollo progresivo del derecho internacional, y subrayó la importancia de la Declaración incluyendo su adopción. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). El primer ministro británico Winston Churchill creía, en el contexto de su relación especial, que los Estados Unidos y Gran Bretaña debían trabajar juntos para contener la amenaza del comunismo y su propagación por todo el mundo.

Guerra de Liberación

Guerra de Liberación Guerra de Liberación de Zimbabue Cabe mencionar brevemente la forma en que el partido gobernante enfrentó importantes desafíos a su autoridad en las zonas rurales en el decenio de 1980, especialmente en las provincias de Midlands y Matabeleland (en su mayor parte zonas de habla ndebele), en forma de la ZAPU, su … Leer más

Gobierno del Pueblo

En el contexto del derecho internacional y comparado, esta sección se ocupará de lo siguiente: Gobierno del pueblo. Véase asimismo más sobre esta materia y algunas cuestiones conexas en esta plataforma. [rtbs name="derecho-constitucional-y-administrativo"] [rtbs […]

Soberanía de la Nación

Soberanía de los Pueblos y Soberanía de la Nación En el contexto del derecho internacional y comparado, esta sección se ocupará de lo siguiente: Soberanía de los pueblos y Soberanía de la nación. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). Véase asimismo más sobre esta materia y algunas cuestiones conexas en esta plataforma. [rtbs […]

Respuesta de las Diásporas a los Conflictos de la Patria

Las diásporas son inmigrantes que mantienen una conexión, psicológica o material, con su país de origen. Varias características comunes a las diásporas unen a sus miembros y sugieren un potencial de acción colectiva. En todo el mundo, los conflictos abundan y los países miembros de la OCDE están gastando miles de millones de dólares para la reconstrucción y el desarrollo post-conflicto. Estos conflictos producen muchos refugiados y son la causa de mucha migración. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). Pero, ¿cuáles son las consecuencias de esta migración, electiva o no, para la estabilidad y el desarrollo posconflicto? ¿Son las diásporas emprendedoras del conflicto, que buscan estimular, apoyar y sostener el conflicto en sus países de origen? ¿Son un interés competitivo adicional en la reconstrucción de sociedades devastadas por la guerra, complicando aún más la legitimidad y los compromisos políticos? ¿O están contribuyendo a la estabilidad, la paz sostenida y el desarrollo? . Este texto ha analizado cómo la soberanía es cuestionada y reflejada en la gobernanza de la política de la diáspora en un Estado en situación de posconflicto. Dicho estado está plagado de una capacidad institucional limitada y de fuga de cerebros debido a la guerra o al subdesarrollo. Esto lleva a sus elites a involucrar a la diáspora incluyéndola en las prácticas sociales extraterritoriales en lugar de a través de una gestión a gran escala. En primer lugar, la perspectiva posicional se hace muy visible, ya que no hay una diáspora próspera o bien conectada a la red a la que comprometerse, y las élites del estado de origen necesitan conseguir todo lo que puedan con un esfuerzo mínimo. Consideran la positividad de la diáspora como un recurso no tangible, que potencia a las diásporas a través del contexto. En segundo lugar, los estados en situación de posconflicto también están plagados de vínculos entre los empresarios de la diáspora y las autoridades de los estados de origen con legados de guerra. Las credenciales de un miembro de la diáspora de anteriores luchas por la independencia de Kosovo se traducen a menudo en oportunidades de autoiniciativa y de inversión financiera. Estos vínculos no son simplemente gruesos o finos como las interacciones globales, sino que tienen una sustancia específica, en este caso las lealtades en tiempos de guerra convertidas en legados de posguerra. Estos vínculos, así como la corrupción local, podrían impedir que otros miembros de la diáspora participen en los procesos de los Estados emisores. En tercer lugar, un Estado en situación de posconflicto puede no implicar necesariamente a la diáspora a través de una identidad nacional cívica. La evidencia del desarrollo del currículo educativo de Kosovo demuestra que la presión internacional para incluir principios cívicos para la participación de la diáspora puede ser definida estratégicamente pero no implementada o puede ser complementada por prácticas que cosifican una identidad etnonacional. Por último, un Estado de facto como Kosovo puede buscar sistemáticamente a las diásporas para legitimar la condición de Estado y las políticas a través de la diplomacia pública. Incluso con poca capacidad institucional, la diplomacia pública que apunta al reconocimiento del Estado podría ser fomentada con más vigor que por los Estados reconocidos internacionalmente.

Compromiso Transnacional de los Emigrantes

La política de la diáspora es de creciente interés para las relaciones internacionales (más detalles sobre relaciones internacionales y las tensiones geopolíticas en nuestra plataforma) (RI), aunque la teoría sobre la participación de los Estados de origen de las diásporas en diferentes contextos globales ha sido mínima. La relación de los estados con las poblaciones más allá de sus fronteras es de creciente interés para aquellos que buscan entender la política internacional de la migración. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). Esta entrada sobre las diásporas y los estados emisores proporciona una visión general de las explicaciones existentes sobre por qué los estados llegan a las diásporas y a los migrantes en el extranjero y problematizan de forma importante la idea de que el estado emisor es un actor unitario. Destaca la necesidad de examinar el comportamiento extraterritorial de los agentes dentro de los países de origen, como partidos, burocracias y actores no estatales, y de explicar por qué y cómo difiere su alcance. La pregunta central de este texto es: ¿cómo los desafíos a la condición de estado posconflicto configuran el compromiso de la diáspora de un estado de origen? Proporciono una perspectiva socio-espacial fresca sobre la «posicionalidad de la diáspora», el poder que los agentes políticos de la diáspora acumulan o son percibidos como acumulados a partir de sus vínculos con diferentes contextos globales, lo que habla de razones utilitarias, constructivistas y de gobernanza y de las teorías relacionales y posicionales emergentes de la RI. Este poder es relativo al de otros actores en un campo social transnacional, en el que los estados emisores y las diásporas operan globalmente: es socio-espacial, definido por las relaciones sociales entre las diásporas en todo el mundo y por sus vínculos con contextos espaciales específicos. Sostengo que los estados en situación de posconflicto ven el empoderamiento posicional de las diásporas en lugares distantes como un activo para la construcción de su estado. Las diásporas no son controladas sino que están involucradas en procesos extraterritoriales a través de prácticas de gobernanza parcialmente racionalizadas y parcialmente implícitas.

Supremacía Parlamentaria

La doctrina de la supremacía parlamentaria se denomina a menudo soberanía parlamentaria. La soberanía puede definirse para los propósitos presentes como la posesión de poder legal ilimitado dentro de una comunidad, aunque el término se usa a veces simplemente para significar la autoridad legal más alta, por ejemplo el jefe de estado. La soberanía también significa la independencia de un estado en el derecho internacional. Estos significados no están necesariamente relacionados. Un estado puede ser un estado soberano internacionalmente pero sin un único soberano interno. No hay ninguna razón lógica por la que deba haber un único soberano dentro de un Estado con poderes ilimitados, aunque la justificación hobbesiana del Estado, la de mantener el orden, apunta a la ventaja práctica de una autoridad final dentro de cualquier comunidad. Algunas teorías de la ley explican un sistema legal como una jerarquía trazable a un único principio último o ‘grundnorm’ (según la obra de Kelsen de 1961). Por ejemplo, en el caso de los EE.UU., «la Constitución de 1788 debe ser obedecida» podría ser considerada como la 2grundnorm». Por lo tanto, una revolución produce un cambio en la grundnorm. Algunos enfoques consideran que la validez de la grundnorm se basa en una actitud social de obediencia a un hipotético primer principio. En el caso del Reino Unido, la ausencia de un evento de nacimiento constitucional definitivo hace que esto sea especulativo. La grundnorm podría ser, por ejemplo, que ‘la voluntad de los revolucionarios de 1688 será obedecida’ o podría estar basada en la ley común (el derecho común). En algunos estados, ideas como la transmisión por parte de una deidad o la supuesta voluntad del pueblo pretenden distinguir entre las grundnorms válidas y las inválidas.

Límites del Consentimiento en el Derecho Internacional

La Convención de Viena, uno podría pensar, hace precisamente el trabajo de hacer que la idea de autobierno esté condicionada, regularizada, encajonada en las reglas y sus excepciones y organizada como una categoría social. Desde este punto de vista, uno puede simplemente preguntarse con qué coherencia lo hace. ¿Qué tan «libre» deja el consentimiento? ¿Qué restricciones pueden afectar a la misma?. Pero hay otro relato de la Convención que se ha estado tratando de esbozar aquí, que comienza en un lugar distinto. Más que suponer la preexistencia de una categoría fenomenológica de consentimiento del Estado y luego mirar cómo se organiza y controla, se ha tratado de pensar en él como una idea (o conjunto de ideas) producida o generada, al menos en parte, a través de los términos de la Convención de Viena. La hipótesis en este caso es que el consentimiento del Estado adquiere sentido solo en el punto en que se controla o regulariza, que aparece solo a través del acto de su aparente limitación. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). Desde este punto de vista, la Convención asume una apariencia muy distinta: opera como una forma de instarnos a creer en la realidad del ‘consentimiento’, incitándonos a organizar nuestras concepciones de la coerción de manera que no desplace la (aparente) realidad del libre albedrío soberano, fomentando la actuación a partir de un conjunto de formalidades ceremoniales cuyo propósito general es generar la idea de fe, obligación y creencia en el derecho. Seguir esta línea de pensamiento es pensar en el consentimiento no como el principio de nuestra investigación sino como el fin: como la producción ideológica de una maquinaria de formación de consentimiento con sus propias formas de capital, trabajo e intercambio.

Consentimiento Efectivo en los Tratados Internacionales

Esta entrada examina los requisitos al libre albedrío en el consentimiento de los tratados y otros instrumentos internacionales. Si se puede pensar que el régimen del derecho de los tratados, tal como se articula en la(s) Convención(es) de Viena, se organiza en torno a la idea legitimadora del ‘consentimiento a la obligación’, el consentimiento es solo nominalmente el punto de partida. Su función principal, se puede imaginar, es inmunizar a la obligación legal internacional de una crítica de la política de poder: instanciar en la forma del contrato, el principio de igualdad soberana y la idea de autogobierno. Su pedagogía es, por tanto, una pedagogía de la virtud y la moderación. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). Sin embargo, está claro que incluso esta idea de autogobierno no puede ser nunca solo una «regla del yo». Siempre debe estar condicionada, regularizada, encajonada en las reglas y sus excepciones y organizada como una categoría social.

Consentimiento en el Derecho Internacional

El consentimiento puede verse como una convergencia de voluntades (una reunión de voluntades; artículos 31 y 32 del Convenio de Viena sobre los tratados), que puede depender de dónde se empieza, o de qué aspectos del derecho de los tratados se toman como fundamentales. En ese sentido, se podría pensar que las características más significantes o, tal vez, aclaratorias del derecho de los tratados (si se entiende como una empresa sistémicamente coherente) se encuentran en los lugares en los que el consentimiento parece estar totalmente ausente (coacción, sucesión, acuerdos objetivos) o en los que sus efectos se ven sistemáticamente limitados por otros factores (“rebus sic stantibus”, necesidad, fuerza mayor y “jus cogens”). Sólo, se podría argumentar, al observar los límites de la libertad de contrato se puede discernir qué es lo que dicha libertad parece implicar o implicar. Esto en sí mismo puede poner inmediatamente una serie de preguntas en este marco: ¿En qué medida es indispensable el consentimiento para asumir las obligaciones derivadas de los tratados? ¿Pueden asumirse/imponerse obligaciones convencionales sin consentimiento? ¿Qué se requiere a modo de consentimiento? ¿Cuál es su contenido práctico? ¿En qué momentos puede dejarse de lado? Si en el método puede atraer la idea de que el contenido positivo (si lo hay) de la idea de consentimiento debe ser discernido a través del medio de su desplazamiento potencial (el punto en el que «termina»), hay también otro sentido de sus «fines» sobre el cual también se quiere llamar la atención – el que se refiere a lo que permite o produce como práctica discursiva. Una hipótesis, aquí, es que la idea del consentimiento es más que un simple medio instrumental por el cual se logran otras cosas (como un vehículo para transacciones sociales de un tipo u otro), sino que opera como una forma de producir aquello a lo que busca dar efecto: a saber, un mundo legal configurado en torno a la idea de que es el resultado sistemático de actos de libre albedrío colectivo más que de coerción. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). El consentimiento, en otras palabras, se toma a sí mismo como su propio fin.

Detrás de esta hipótesis general se encuentran dos intuiciones teóricas o metodológicas relacionadas. La primera es que el consentimiento, como idea, opera como una forma de vincular la autoridad nacional e internacional buscando asegurar la validez de las transacciones internacionales por referencia a condicionantes de la soberanía (territorial). Sin embargo, esto no significa que su contenido se haya mantenido totalmente estable a lo largo del tiempo. De hecho, a pesar de la adopción de una posición de aparente neutralidad con respecto a las condiciones operativas de los acuerdos políticos internos, se puede observar un cambio general de una concepción del consentimiento basada en el cumplimiento de las promesas de los soberanos a una noción moderna, popular y tal vez democrática, del consentimiento como «autogobierno». Independientemente de que exista o no el derecho a un gobierno democrático o al control popular sobre el ejercicio de la política exterior, la práctica del consentimiento (con lo que me refiero tanto al cumplimiento de las formalidades por las que un Estado se compromete internacionalmente como a la retórica que lo sustenta) es tal que mantiene vivos esos programas.

La segunda intuición, relacionada, es que si el consentimiento debe operar como una categoría de evaluación contra la cual se podría probar la validez de las transacciones internacionales, no lo hace porque se intuye que las condiciones necesarias ya están establecidas, sino porque (al menos en parte) busca operacionalizar esas condiciones y llevarlas a cabo. El consentimiento, en estos términos, se entiende mejor como una práctica que tiene que ver con la «producción» de autoridad tanto nacional como internacional a través de la realización de una serie de actos en gran parte formales y simbólicos, cuyo propósito es demostrar la existencia de un derecho preexistente a gobernar, pero que, sin embargo, está en constante proceso de establecimiento. Así pues, nos queda la formulación casi imposible: «la práctica del consentimiento se refiere a la producción del consentimiento como deseo». En el curso de este texto y de otros en esta referencia, se intentará dilucidar estas ideas en tres etapas: primero a través de una discusión del lugar del consentimiento, más generalmente, en el derecho internacional esbozando sus características productivas; en segundo lugar a través de un breve relato de su surgimiento en la historia del derecho internacional; y finalmente a través de un relato de sus ‘límites’ que pone en primer plano el problema de producir una idea de consentimiento que sea ‘auténtica’ en condiciones de restricción social.

Territorios Dependientes

Territorios Dependientes Historia: Lista de Posesiones y Colonias que fueron Depedientes Austria-Hungría Albania (1916-1918) Austria Países Bajos (Bélgica) (1714-1793/95) Banat (1718-1918) Banquibazar & Cabelon (India) (1723-1733/42) Bohemia (1526-1619, 1620-1918) Bosnia-Hercegovina (1878-1918) Bucovina (1774-1918) Cattaro/Kotor (1797-1806, 1814-1918) Carniola (Krain/Eslovenia) (1270-1918) Charlois (1493-1556) Comacchio (1708-1725) Cracovia (1795-1809, 1847-1918) Croacia (1527-1809, 1813-1918) Dalmacia (Iliria) (1797-1805, 1815-1918) Fiume (1471-1809, … Leer más

Margen de Apreciación en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos

«Margen de Apreciación» en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos En inglés: Margin of appreciation (MA) in the the European Court of Human Rights (ECtHR). Nota: es muy recomendable la lectura de la información sobre el Margen de Apreciación y de la información sobre el Margen de Apreciación Nacional. La Doctrina o Principio del «Margen … Leer más

Arbitrabilidad

El crecimiento del comercio internacional ha conducido a una considerable ampliación del alcance de las cuestiones que pueden resolverse mediante arbitraje. A pesar de la sostenida actividad académica sobre la arbitrabilidad, la cuestión de lo que es arbitrable sigue siendo controvertida pero pertinente en muchas regiones del mundo, incluida África. La arbitrabilidad tiene el potencial de afectar la validez de un acuerdo de arbitraje, despojar a un árbitro de su jurisdicción o descarrilar la ejecución de un laudo. Dada la importancia del concepto, es vital que las entidades involucradas en transacciones internacionales no extrapolen engañosamente el conocimiento de lo que pertenece en Europa y América a través de todas las jurisdicciones y regiones del mundo. Este estudio establece una comparación entre la arbitrabilidad y su relación con las políticas públicas en Europa y América, por un lado, y la tendencia en África en un intento de investigar críticamente hasta qué punto los Estados africanos están dispuestos a ampliar el alcance de los temas arbitrables. Se observan varias tendencias en cuanto a la arbitrabilidad. La mayoría de los litigios comerciales son arbitrables y esta observación se ajusta en general a la práctica en Europa y América. Más allá de esto, hay tres diferencias significativas en las áreas de alcance de la materia, los enfoques de la regulación de la arbitrabilidad y el papel de la política pública.

Unión Aduanera Europea

A la luz del análisis de la unión aduanera europea, llevamos a cabo una investigación comparativa de los acuerdos regionales por los que se establecen en Europa las uniones aduaneras, prestando atención a la forma en que se formula la relación entre los aspectos armonizados e independientes de la política comercial de los países miembros. La forma en que las uniones aduaneras operan en la realidad abre la posibilidad de pensar en ellas no como una opción binaria de existencia, sino más bien como una cuestión de grado. Lo que es crucial es que tanto el componente interno como el externo de las uniones aduaneras estén sincronizados; los bienes cubiertos por los dos componentes deben ser los mismos.

Consentimiento Tácito

Consentimiento Tácito En inglés: Tacit Consent. Consentimiento Tácito y Exclusión en Derecho Internacional Definición y características principales No existe una definición generalmente aceptada del término procedimiento de consentimiento tácito/exclusión. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). Mientras tanto, este procedimiento específico de modificación puede encontrarse en un gran número de tratados multilaterales … Leer más

Enmienda de los Tratados

Enmienda de los Tratados Enmienda de los Tratados A veces se dice que de la norma pacta sunt servanda se desprende, tal vez junto con consideraciones básicas de soberanía (véase también Estados, Igualdad Soberana), que la revisión de los tratados requiere el consentimiento unánime de todas las partes. Esto es indudablemente cierto con respecto a … Leer más

Desmembramiento de Estados

Desmembramiento de Estados En inglés: Dismemberment of States. El desmembramiento de un Estado tiene lugar cuando su territorio se convierte en el territorio de dos o más nuevos Estados.Entre las Líneas En consecuencia, el Estado predecesor deja de existir (véase también Extinción de Estados), y se considera que los Estados recién formados son sus sucesores … Leer más

Régimen Autónomo en Derecho Internacional

Este texto examina el papel de la máxima de la lex specialis como herramienta para la creación de redes de derecho internacional «tradicional» y «nuevos» subsistemas de derecho internacional. Dado que el derecho internacional se ha convertido en una estructura elaborada, pero fragmentada, en la que múltiples regímenes rigen las consecuencias jurídicas de la violación, la distinción conceptual entre leyes generales y especiales sigue siendo importante para mantener la cohesión sistémica. En principio, prevalecerán las normas secundarias especiales del régimen. Sin embargo, en la medida en que tales normas sean inexistentes o ineficaces, seguirán siendo aplicables las normas generales sobre la responsabilidad del Estado. La diferenciación del régimen sociológico no excluye la compatibilidad normativa con el derecho internacional general. Sin embargo, sería demasiado sencillo afirmar que la aplicación mecánica de la máxima de la lex specialis da lugar a un recurso alternativo al derecho internacional general de forma «automática». Más bien, las consideraciones normativas son decisivas en última instancia. Hay que considerar que lo que se ha establecido en un tratado especial representa un compromiso particularmente firme. Por lo tanto, el principio de interpretación efectiva requiere que las obligaciones primarias especiales se interpreten como exigibles. Si las normas y procedimientos de los sistemas especiales fracasan, se justifica un recurso al derecho internacional general, incluido el recurso a las contramedidas.
La práctica legal contemporánea requiere la asignación de autoridad dentro de un complejo sistema de prescripciones legales. A medida que el derecho internacional se ha ido extendiendo a ámbitos tan diversos como el comercio, la reglamentación ambiental y los derechos humanos, resulta más difícil evaluar las consecuencias del incumplimiento de las obligaciones jurídicas internacionales. Los autores examinan el papel de la máxima de la lex specialis como instrumento para la inclusión efectiva de normas secundarias especiales en el derecho internacional general de la responsabilidad del Estado. La pregunta central es: ¿Deben aplicarse de forma residual las normas generales sobre la responsabilidad del Estado? Los autores responden afirmativamente. Los argumentos ‘conceptuales’ para los llamados regímenes autónomos no son convincentes. Los estudiosos que perciben el derecho internacional como un orden jurídico unificado podrían verse inducidos a aplicar una presunción a favor de la aplicabilidad del derecho internacional general sobre la responsabilidad del Estado. Los estudiosos que consideran que el derecho internacional no es más que la suma total de subsistemas poco interrelacionados tienden a abogar por una presunción en favor del cierre normativo de un régimen particular. En opinión de los autores, ninguna de las dos presunciones es útil, ya que ambas tienden a ofuscar los juicios de valor que inevitablemente conlleva la adopción de decisiones jurídicas. En cambio, los autores proponen que un recurso al derecho internacional general, incluido el recurso a las contramedidas, puede estar justificado por motivos normativos. Un análisis más detallado de cuatro subsistemas que a menudo se han asociado con la noción de regímenes autónomos -derecho diplomático, derecho de la Comunidad Europea, OMC y derechos humanos- concluye el debate.

Actos Unilaterales de los Estados

Una vez establecidos la naturaleza, los elementos y la fuerza vinculante de los actos unilaterales en otras entradas de esta referencia, surge un marco que rige la creación y la validez de un acto unilateral, que puede ser aplicado por los Estados al considerar si un acto unilateral debe ser realizado y cómo debe ser realizado, o al interpretarlo. Es anómalo que, si bien se han regulado las conductas bilaterales y multilaterales y se han reconocido y codificado los actos unilaterales ilícitos en el ámbito de la responsabilidad del Estado, los actos unilaterales lícitos siguen sin estar regulados en el derecho internacional. La codificación de los actos unilaterales constituiría un avance significativo hacia el logro del tema general de las «fuentes del derecho internacional», que fue identificado como un tema global de codificación por la Secretaría de las Naciones Unidas en 1949. Es probable que aumente la importancia de los actos unilaterales.

Obligación Unilateral

La Obligación Jurídica Unilateral En inglés: Unilateral obligation. Nota: sobre los elementos e interpretación de un acto unilateral, véase aquí. Véase también la Naturaleza Jurídica de los Actos Unilaterales. La Obligación Unilateral en el Derecho Internacional: su Base Jurídica El fundamento jurídico de los actos unilaterales ha sido durante mucho tiempo un punto de desacuerdo … Leer más

Naturaleza de los Actos Unilaterales

La Naturaleza Jurídica de los Actos Unilaterales En inglés: Nature of Unilateral acts. Nota: sobre los elementos e interpretación de un acto unilateral, véase aquí. La Naturaleza Jurídica de los Actos Unilaterales de los Estados en materia de derecho internacional En el derecho internacional, los Estados pueden adquirir derechos y obligaciones legales a través de … Leer más

Cisjordania

La cuestión de los territorios ocupados por Israel es el aspecto más llamativo del conflicto en el Oriente Medio. Esta cuestión se resolverá por sí sola una vez que se resuelva el conflicto en general. Contrariamente a la conclusión que se puede sacar de los acontecimientos y disputas que ocupan la atención diaria de Oriente Medio, la visión más amplia indica una progresión hacia la reconciliación, aunque muy lenta y errática. A partir de la negación y el rechazo mutuos, las partes han llegado al reconocimiento de la realidad de la existencia del otro como parte permanente de Oriente Medio. Aunque existen elementos extremistas en ambos bandos, el debate realista ya no se centra en el derecho de Israel a existir o en la existencia de un pueblo palestino, sino en las condiciones para la coexistencia pacífica entre ambos. Al mismo tiempo, las cuestiones existentes son sumamente complejas e incluyen los elementos más básicos de la identidad nacional de las partes. Esto queda muy bien demostrado por las cuestiones que surgieron en la segunda Conferencia de Camp David. Sin embargo, las partes nunca antes se habían atrevido a discutir los asuntos de Jerusalén o el asentamiento de los palestinos en el extranjero. En ese sentido, el segundo Camp David fue un gran avance más que un fatídico fracaso. Esta ronda de debates condujo a la sangrienta segunda intifada, pero se ha establecido el principio de que estas son las cuestiones que hay que resolver. Las realidades cotidianas revelan el tipo de dificultades que requieren un enfoque más imaginativo. La desconfianza entre las partes es grande. Por parte palestina, Hamás ha obtenido un apoyo considerable de la opinión pública palestina y ha puesto bajo su control la Franja de Gaza. Como Hamás no comparte la aceptación palestina de la condición de Estado israelí, existe un gran escepticismo en la opinión pública israelí sobre la negociación con el liderazgo (véase también carisma) oficial de la Autoridad Palestina. La sugerencia actual es que el producto de tales negociaciones sería un «acuerdo de plataforma» que se aplicaría una vez que se resuelva el conflicto interno entre los palestinos.

Santos Lugares

Santos Lugares En inglés: Holy Places. Nota: para información sobre la Historia del Armisticio, véase aquí. Santos Lugares en el Derecho Internacional El término lugares santos o sagrados se refiere a lugares que tienen un significado especial para los seguidores de una o más religiones en particular. Stricto sensu se utiliza en relación con ciertos … Leer más

Poder de Celebrar Tratados Internacionales

Las afirmaciones de la existencia de un jus tractatus internacionalmente reconocido para los Estados federados son a menudo acogidas con profundo escepticismo en los Estados Unidos y en (la parte inglesa de) Canadá. En el mejor de los casos, los interlocutores parecen estar dispuestos a reconocer la capacidad de los Estados federados para contraer compromisos o contratos políticos jurídicamente no vinculantes. La capacidad de los Estados federados para celebrar tratados internacionales parece una extravagancia extravagante, en opinión de varios autores. Es por ello que primero examinaremos lo que el derecho internacional tiene que decir sobre el jus tractatus de los Estados federados. Con el fin de explicitar tales reglas, presentaremos cómo las diferentes Federaciones (o cuasi-federaciones) tratan el tema. Después de haber discutido las cuestiones jurídicas planteadas por el jus tractactus de los Estados federados, examinaremos en la segunda parte de este artículo las consideraciones de política que justifican tales posiciones.

Confederaciones de Estados

Confederaciones de Estados En inglés: Confederations of States. Una confederación es una entidad gubernamental (o, en ocasiones, de la Administración Pública, si tiene competencia) creada por un Estado soberano independiente[s] que se reúne para desempeñar algunas funciones gubernamentales bajo autoridad común («Soberanía Integridad territorial e independencia política»). Una confederación es una forma de asociación más … Leer más

Ciudad Libre de Danzig

El compromiso territorial impuesto de una Ciudad Libre, que no satisface ni a Polonia ni a Alemania, ni a los propios habitantes de Danzig, estaba condenado al fracaso. La adopción de la tradición de autogobierno de Danzig no pudo durar en el siglo XX. Con su debilidad económica y la amenaza de la anexión polaca, Danzig dependía de su estrecha relación con el Imperio Alemán (1871-1918). No hay lugar para establecer un Estado independiente. Además, Alemania no podía aceptar el Tratado de Paz de Versalles: Danzig era considerada como una ciudad que había sido arrebatada a la nación alemana y que ahora se extendía más allá del territorio polaco; y como un símbolo comprensivo de la derrota en la Primera Guerra Mundial, este «corredor» polaco se convertiría en un recordatorio ineludible de Versalles sobre el que, casi físicamente, uno seguía tropezando.

Tratado de Heligoland-Zanzíbar

La afiliación de Heligoland a Alemania a finales del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX sigue afectando el estatus legal de Heligoland. Hoy en día, los derechos de la minoría frisona y el aspecto de la protección del medio ambiente, así como la situación económica particular de Heligoland en materia de impuestos y aduanas, son los asuntos en los que se centra la atención, aparte, naturalmente, del Tratado.