Futuro de la Publicidad Política

Futuro de la Publicidad Pol√≠tica Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre el “Futuro de la Publicidad Pol√≠tica”. Puede ser √ļtil tambi√©n el estudio de “Algoritmos de Publicidad Pol√≠tica” y de la “Publicidad Pol√≠tica en Internet“. Futuro de la Publicidad Pol√≠tica Los … Leer m√°s

Publicidad Política en Internet

Publicidad Pol√≠tica en Internet Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Puede ser √ļtil tambi√©n el estudio de “Algoritmos de Publicidad Pol√≠tica“. La democracia e Internet En esta secci√≥n se aborda la afirmaci√≥n de que “Internet polariza” o que los … Leer m√°s

Longevidad

Esta es una gu√≠a completa para vivir una vida m√°s larga, m√°s sana y m√°s plena. Bas√°ndose en la ciencia m√°s avanzada y en consejos pr√°cticos, le capacita para optimizar su ejercicio, nutrici√≥n, sue√Īo y salud emocional para lograr la m√°xima longevidad. El ejercicio tiene el mayor poder para determinar c√≥mo vivir√° el resto de su vida… Pasar de cero ejercicio semanal a s√≥lo noventa minutos por semana puede reducir su riesgo de morir por todas las causas en un 14%. Es muy dif√≠cil encontrar un medicamento que pueda hacer eso. El ejercicio, una dieta equilibrada, un sue√Īo de calidad y la salud emocional son componentes cruciales para vivir una vida m√°s larga y saludable. El ejercicio mejora su circulaci√≥n y su funci√≥n cerebral, mientras que una dieta equilibrada, que incluya prote√≠nas, grasas saludables y restricci√≥n cal√≥rica, puede ayudarle a mantener la masa muscular y la salud en general. Dar prioridad a su sue√Īo y crear una rutina constante favorece el rendimiento f√≠sico y cognitivo. Su salud emocional es igual de vital, y abordar problemas como la depresi√≥n o los traumas puede contribuir a su bienestar general. Centr√°ndose en todas estas √°reas, puede trabajar para conseguir una vida plena, activa y saludable.

Muerte Lenta

Pulsiones de Muerte Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Puede interesar el contenido de “Pulsiones de Muerte“. De la muerte r√°pida a la muerte lenta “Llega un punto en el que tenemos que dejar de limitarnos a sacar a … Leer m√°s

P√ļblicos en la Edad Digital

P√ļblicos Digitales son p√ļblicos que existen en plataformas digitales y que comparten temas comunes. Los medios sociales pueden llegar a los p√ļblicos digitales como t√°cticas de comunicaci√≥n estrat√©gica. Una diferencia significativa entre los mensajes tradicionales y los de los medios sociales es la respuesta inmediata. La identificaci√≥n de un nuevo tipo de p√ļblico potencial es m√°s realista al pasar a la comunicaci√≥n en los medios sociales. Los p√ļblicos digitales ofrecen nuevas oportunidades para el compromiso informativo, para la comunicaci√≥n p√ļblica y para la participaci√≥n cultural.

Purga Política

Los resultados de las purgas fueron tan profundos que algunos han argumentado que el terror constituy√≥ una “segunda revoluci√≥n desde arriba”. Por otra parte, el terror estaba tan √≠ntimamente relacionado con la colectivizaci√≥n que la revoluci√≥n de Stalin en la agricultura y la industria y su asalto al partido que consum√≥ esta revoluci√≥n es vista por la literatura m√°s autorizada como partes integradas de un mismo proceso. Aunque en 1932 surgieron serias preocupaciones con respecto a las actividades de los grupos de oposici√≥n dentro del r√©gimen, no hay pruebas de que Stalin estuviera considerando una purga importante hasta 1934. No fue hasta 1936 o 1937 que el terror comenz√≥ en serio. A lo largo de este per√≠odo se produjeron purgas y represi√≥n pol√≠tica en escala relativamente peque√Īa, pero √©stas se llevaron a cabo principalmente mediante la expulsi√≥n del partido o, m√°s raramente, mediante el arresto y el encarcelamiento. El per√≠odo desde 1935 hasta mediados de 1936 se consumi√≥ con juicios espect√°culo, purgas y reorganizaci√≥n burocr√°tica mientras Stalin constru√≠a el aparato ideol√≥gico y f√≠sico del terror. Deng Xiaoping fue tambi√©n un superviviente de dos purgas politicas (Historia): Tras el colapso del r√©gimen nacionalista y la creaci√≥n del gobierno comunista en 1949, Deng r√°pidamente se traslad√≥ a la jerarqu√≠a dirigente bajo el patronazgo de Mao, desempe√Īando el cargo de ministro de Finanzas (1953-1954).

Puerto Rico

Visualización Jerárquica de Puerto Rico Geografía > América > Caribe > Grandes Antillas
Geograf√≠a > Geograf√≠a econ√≥mica > Pa√≠s de la APEC > Estados Unidos Concepto de Puerto Rico V√©ase la definici√≥n de Puerto Rico en el diccionario. Caracter√≠sticas de Puerto Rico [rtbs […]

Pulsiones del Yo

Dentro del marco de la primera teor√≠a de las pulsiones (tal como fue formulada por Freud en los a√Īos 1910-1915), las pulsiones del yo designan un tipo espec√≠fico de pulsiones cuya energ√≠a se sit√ļa al servicio del yo en el conflicto defensivo; son asimiladas a las pulsiones de autoconservaci√≥n y se oponen a las pulsiones sexuales. En la primera teor√≠a freudiana de las pulsiones, que opone pulsiones sexuales y pulsiones de autoconservaci√≥n, estas √ļltimas reciben todav√≠a el nombre de pulsiones del yo.

Pulsiones de Vida

Este texto se ocupa de las pulsiones de vida. Gran categor√≠a de pulsiones que Freud contrapone, en su √ļltima teor√≠a, a las pulsiones de muerte (v√©ase m√°s detalles). Tienden a constituir unidades cada vez mayores y a mantenerlas. Las pulsiones de vida, que se designan tambi√©n con el t√©rmino ¬ęEros¬Ľ, abarcan no s√≥lo las pulsiones sexuales propiamente dichas, sino tambi√©n las pulsiones de autoconservaci√≥n (v√©ase sobre estas).

Pulsiones de Muerte

El concepto de pulsi√≥n de muerte, introducido por Freud en M√°s all√° del principio de placer (Jenseits des Lustprinzips, 1920) y constantemente reafirmada por √©l hasta el fin de su obra, no ha logrado imponerse a los disc√≠pulos y a la posteridad de Freud a igual t√≠tulo que la mayor√≠a de sus aportaciones conceptuales. Sigue siendo una de las nociones m√°s controvertidas. Para captar su sentido, creemos que no basta remitirse a las tesis de Freud acerca de la misma, o encontrar en la cl√≠nica las manifestaciones que parecen m√°s aptas para justificar esta hip√≥tesis especulativa; ser√≠a necesario, adem√°s, relacionarla con la evoluci√≥n del pensamiento freudiano y descubrir a qu√© necesidad estructural obedece su introducci√≥n dentro de una reforma m√°s general (¬ęvuelta¬Ľ de los a√Īos 20 del siglo XX). S√≥lo una apreciaci√≥n de este tipo permitir√≠a encontrar, m√°s all√° de los enunciados expl√≠citos de Freud e incluso de su sentimiento de innovaci√≥n radical, la exigencia de la cual este concepto es testimonio, exigencia que, bajo otras formas, ya pudo ocupar un puesto en modelos anteriores.

Pulsiones de Autoconservación

Este texto se ocupa de las “Pulsiones de autoconservaci√≥n”. T√©rmino mediante el cual Freud designa el conjunto de las necesidades ligadas a las funciones corporales que se precisan para la conservaci√≥n de la vida del individuo; su prototipo viene representado por el hambre. Dentro de su primera teor√≠a de las pulsiones, Freud contrapone las pulsiones de autoconservaci√≥n a las pulsiones sexuales.

Pulsión Parcial

Este texto se ocupa de la pulsi√≥n parcial. Se designan con este t√©rmino los elementos √ļltimos a los que llega el psicoan√°lisis en el an√°lisis de la sexualidad. Cada uno de estos elementos viene especificado por una fuente (por ejemplo, pulsi√≥n oral, pulsi√≥n anal) y un fin (por ejemplo, pulsi√≥n de ver, pulsi√≥n de apoderamiento).

Pulsión de Apoderamiento

Este texto se ocupa de la pulsión o impulso de apoderamiento. Término utilizado ocasionalmente por Freud, sin que su empleo pueda codificarse con precisión. Entiende por tal una pulsión no sexual, que sólo secundariamente se une a la sexualidad, y cuyo fin consiste en dominar el objeto por la fuerza.
El t√©rmino Bem√§chtigungstrieb resulta dif√≠cil de traducir (en las traducciones francesas resulta dif√≠cil aislar este concepto, por cuanto el mismo t√©rmino se traduce en formas distintas). Los t√©rminos ¬ępulsi√≥n de sometimiento¬Ľ o ¬ęinstinto de posesi√≥n¬Ľ, a los que suele recurrirse, no parecen muy adecuados

Pulsión Agresiva

Este texto se ocupa de la “Pulsi√≥n agresiva”. Designa, para Freud, las pulsiones de muerte, en tanto que dirigidas hacia el exterior. El fin de la pulsi√≥n agresiva es la destrucci√≥n del objeto. Alfred Adler introdujo el concepto de una pulsi√≥n agresiva en 1908, al mismo tiempo que el de un ¬ęentrelazamiento pulsional¬Ľ (Triebverschr√§nkung).

Pulsión

Este texto se ocupa de la “Pulsi√≥n”, motivo que surge de satisfacer necesidades fisiol√≥gicas b√°sicas. Concepto fundamental del psicoan√°lisis, destinado a dar cuenta, a trav√©s de la hip√≥tesis de un montaje espec√≠fico, de las formas de relaci√≥n con el objeto y de la b√ļsqueda de la satisfacci√≥n. Dado que esta b√ļsqueda de la satisfacci√≥n tiene m√ļltiples formas, conviene hablar en general m√°s bien de pulsiones que de la pulsi√≥n, excepto en el caso en que interese su naturaleza general: las caracter√≠sticas comunes a todas las pulsiones. Estas caracter√≠sticas son cuatro: fueron definidas por Freud como la fuente, el empuje, el objeto y el fin. Determinan la naturaleza de la pulsi√≥n: ser esencialmente parcial, as√≠ como sus diferentes avatares (sus diferentes destinos: inversi√≥n, reversi√≥n, represi√≥n, sublimaci√≥n, etc.).

Puertos Africanos

A partir del siglo XV, la orientaci√≥n de √Āfrica Occidental empez√≥ a cambiar, pasando de estar orientada hacia el interior, hacia las rutas de caravanas transaharianas, donde surgieron estados poderosos y centralizados cerca del S√°hara para controlar este comercio hacia las regiones costeras, a un enfoque atl√°ntico orientado hacia el exterior. A medida que las embarcaciones europeas navegaban por la costa de √Āfrica Occidental, los pueblos costeros interactuaban y comerciaban con los reci√©n llegados, ya que trataban de aprovechar las nuevas oportunidades que se les presentaban. As√≠ se inici√≥ un proceso en el que grandes sectores de √Āfrica Occidental, desde los r√≠os Senegal y Gambia (Senegambia) hasta el Reino del Kongo, se involucraron en el comercio atl√°ntico. Mientras que los estudiosos consideraron en su d√≠a que la participaci√≥n de √Āfrica Occidental en el comercio atl√°ntico era totalmente destructiva, sobre todo por las consecuencias demogr√°ficas de la trata de esclavos, junto con la creencia de que la importaci√≥n de productos europeos y otros productos mundiales destru√≠a la manufactura aut√≥ctona, creando as√≠ dependencia, los estudios recientes destacan la agencia africana y el control costero de √Āfrica sobre el comercio atl√°ntico. El auge del comercio atl√°ntico hizo que los pueblos con presencia costera pudieran establecerse como intermediarios entre el Atl√°ntico y el interior. Esto signific√≥ que muchas ciudades costeras, por lo general orientadas a la pesca, pero que a menudo serv√≠an como ciudades de mercado, se convirtieron r√°pidamente en importantes puertos que conectaban el comercio atl√°ntico con las redes comerciales regionales. El primer ejemplo de ello fue la construcci√≥n por parte de Portugal del castillo de S√£o Jorge da Mina (Elmina) en 1482, tras recibir el permiso de la √©lite local. Durante este periodo de comercio atl√°ntico, se desarrollaron numerosos puertos costeros que desempe√Īaron un importante papel econ√≥mico, social, pol√≠tico y cultural en el desarrollo de √Āfrica Occidental, complementado por un sistema de comercio costero secundario que permit√≠a comerciar all√≠ donde no exist√≠an puertos establecidos. Aunque estos puertos desempe√Īaron un papel importante en este periodo, el n√ļmero de historias individuales de estos puertos sigue siendo bastante reducido.

Publicidad Legal

Para que se pongan en conocimiento de una categor√≠a de personas, de determinadas autoridades o del p√ļblico en general, las escrituras p√ļblicas, as√≠ como determinadas escrituras privadas, deben ser redactadas o depositadas √ļnicamente en manos de un funcionario p√ļblico. Algunos deben publicarse en un peri√≥dico que acepte avisos legales. La publicidad puede ser general, como es el caso de las escrituras que contienen la constituci√≥n o la transmisi√≥n de derechos reales, que deben ser redactadas por un notario, y se presentan a la Oficina de Hipotecas para que las consulte cualquier interesado. Este es tambi√©n el caso de las sentencias dictadas en materia de suspensi√≥n de pagos o liquidaci√≥n judicial, que se insertan en el Registro Mercantil. Por otra parte, hay documentos que s√≥lo son objeto de una publicidad limitada, como es el caso, por ejemplo, de los certificados de nacimiento, a los que tiene acceso un n√ļmero muy reducido de personas que no pueden obtener una copia. La publicidad legal adopta la forma que la ley determina en funci√≥n de la finalidad que se persigue. Algunos de los registros p√ļblicos pueden consultarse en las oficinas de las administraciones responsables de su custodia, mientras que otros pueden facilitarse en forma de copias o extractos. En algunos casos, la publicidad puede consistir en la publicaci√≥n del contenido del documento, como en el caso de las “amonestaciones” o los planes de matrimonio o el anuncio de ventas p√ļblicas, o puede anunciarse en un bolet√≠n legal.
La publicidad legal o jur√≠dica se realiza principalmente en tres √°mbitos, la publicidad relativa al estado de las personas que realiza el Registro Civil, la relativa a los testamentos, como el fichero central de √ļltimas voluntades y el fichero inmobiliario.

Publicación de Sentencias

Publicaci√≥n de Sentencias Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Nota: Consulte tambi√©n los detalles de la Justificaci√≥n de las Sentencias. Visualizaci√≥n Jer√°rquica de Jurisdicci√≥n Constitucional Derecho constitucional > Jurisdicci√≥n constitucional > Decisiones judiciales Derecho constitucional > Jurisdicci√≥n constitucional > … Leer m√°s

Puntos de Apoyo

Introducci√≥n: Puntos de Apoyo Concepto de Puntos de Apoyo en el √°mbito del comercio exterior y otros afines: L√≠mite superior e inferior de una banda que enmarca a un cierto tipo de cambio (v√©ase m√°s en el diccionario y m√°s detalles, en esta plataforma, sobre este t√©rmino) y en la cual los bancos centrales participan para evitar que el tipo de cambio (v√©ase m√°s en el diccionario y m√°s detalles, en esta plataforma, sobre este t√©rmino) se salga de dicha banda. […]

Publicidad

Definición de Publicidad Decía Guillermo Díaz en su Diccionario Político que Publicidad (1948) es: Arte de dar a conocer las excelencias de un artículo de un servicio de una idea política o social etc. por todos los medios imaginables. La publicidad es hoy el más eficaz auxiliar (secundario, subordinado)
del comercio […]