Terrorismo en el Siglo XX

Hasta la década de 1990, el terrorismo se consideraba en general un problema de seguridad de segundo orden, que a menudo se ignoraba en los libros de texto habituales sobre política internacional. Menos de dos meses después de los asesinatos (de los atletas israelíes en los Juegos Olímpicos de Munich en 1972) el canciller Willy Brandt hizo un trato secreto con los terroristas palestinos. Se pusieron de acuerdo para que otros terroristas palestinos secuestraran un avión de Lufthansa que salía de Beirut llevando once alemanes varones y una mínima tripulación y coger a esos alemanes como rehenes, amenazando con matarlos si los tres asesinos de Munich no volaban hacia la libertad en un país árabe.

Consecuencias de la Guerra contra el Terrorismo

Este texto se ocupa de las consecuencias de la guerra contra el terror, tambi√©n conocida como guerra global contra el terrorismo. Los atentados contra el World Trade Center y el Pent√°gono, a menos de un a√Īo de la presidencia de Bush, fueron un ataque sin precedentes contra enormes s√≠mbolos de la riqueza y el poder estadounidenses por parte de extremistas de Oriente Medio. Bush declar√≥ inmediatamente la “guerra al terrorismo”. Orden√≥ el bombardeo de Afganist√°n, ignorando la evidencia hist√≥rica de que la fuerza es in√ļtil contra el terrorismo. La mayor√≠a de los estadounidenses apoyaron las acciones de Bush en el extranjero. El Partido Dem√≥crata tambi√©n apoy√≥ sus acciones, queriendo demostrar que tambi√©n eran duros con el terrorismo. Las cadenas de noticias se centraron en el patriotismo y la venganza. Como resultado, el p√ļblico no vio el efecto completo de los bombardeos en Afganist√°n. Los cr√≠ticos de la pol√≠tica gubernamental se convirtieron en sospechosos. Tambi√©n los inmigrantes. La Ley Patri√≥tica del Congreso permit√≠a al Departamento de Justicia detener sin juicio a cualquiera que no fuera ciudadano. Aunque se desalent√≥ la disidencia, mucha gente se manifest√≥ en contra de la guerra. Los familiares de los fallecidos en los bombardeos instaron a Bush a no combatir la violencia con violencia. Otros cr√≠ticos pensaban que Estados Unidos deb√≠a abordar los agravios internacionales que condujeron al ataque en primer lugar. Pero para abordar estas cuestiones, dicen algunos autores, ambas partes tendr√≠an que retirar sus fuerzas militares y renunciar al papel de Estados Unidos como superpotencia militar. El dinero del presupuesto de defensa podr√≠a utilizarse para ayudar a la gente de todo el mundo y convertir a Estados Unidos en una “superpotencia humanitaria”. Cita al veterano de las Fuerzas A√©reas Robert Bowman (1934-2013), que aboga por que Estados Unidos ayude a otros pa√≠ses en lugar de perjudicarlos. Los principios de la Declaraci√≥n de Independencia hacen que el gobierno sea secundario a los deseos del pueblo.

Material Explosivo

Un explosivo se define como una mezcla de sustancias que, al transformarse, son capaces de liberar un gran volumen de gas a alta temperatura en un tiempo muy corto, lo que constituye una explosión. Una carga explosiva es una cantidad medida de material explosivo. En este texto se examinará preferentemente el material explosivo químico, que es, con diferencia, el más abundante.

Cronolog√≠a del Terrorismo en √Āfrica

Cronolog√≠a del Terrorismo en √Āfrica Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Nota: para una explicaci√≥n m√°s detallada, puede verse Historia del Terrorismo en √Āfrica. Cronolog√≠a del Terrorismo en √Āfrica D√©cada de 1920-198:0 Surgen grupos yihadistas al aumentar las tensiones … Leer m√°s

Historia del Terrorismo en √Āfrica

Este texto se ocupa de la historia del terrorismo en √Āfrica. ¬ŅAmenazan los islamistas del continente a Occidente? La ideolog√≠a yihadista contempor√°nea se inspira en los primeros siglos del Islam, cuando el mundo musulm√°n se expandi√≥ desde su cuna en la actual Arabia Saud√≠ en el siglo VII hasta abarcar grandes franjas del globo. En su apogeo, en el a√Īo 1200, varios imperios o estados musulmanes -llamados califatos- se extend√≠an desde Espa√Īa, en Europa occidental, hasta Marruecos, en √Āfrica occidental, y a trav√©s de la mitad norte de √Āfrica, y por todo Oriente Medio hasta Indonesia y el sur de Filipinas, en el sudeste asi√°tico. En el norte de Nigeria, dominado por los musulmanes, Usman Dan Fodio (1754-1817), que se opon√≠a a la mezcla de las tradiciones religiosas animistas locales con el islam, lanz√≥ un movimiento de reforma para librar al islam de influencias externas. Tras liderar un exitoso levantamiento contra un gobernante local, se convirti√≥ en el l√≠der pol√≠tico y religioso de un nuevo califato que se gobernaba seg√ļn los principios isl√°micos, entre ellos la veneraci√≥n del estudio del pensamiento isl√°mico y la abolici√≥n de la sucesi√≥n hereditaria del liderazgo. Fue el principio. Algunas zonas de √Āfrica se han convertido en frentes de batalla en la lucha contra el terrorismo de los yihadistas y otros extremistas. La ruptura de la ley y el orden en Libia, en particular, ha permitido a la organizaci√≥n terrorista Estado Isl√°mico (ISIS) capturara focos de territorio y afianzarse en el continente. Algunos grupos yihadistas quieren imponer la estricta ley isl√°mica, que exige azotes, lapidaciones y ejecuciones de los no creyentes. Al sur, otro grupo violento, Boko Haram, ha matado a miles de personas en Nigeria -y ha secuestrado a cientos de ni√Īas- y se ha alineado con el ISIS. En Somalia, Al Shabab, filial de Al Qaeda, ha lanzado ataques en los pa√≠ses vecinos y est√° tratando de impedir que Somalia restablezca un gobierno que funcione. Estados Unidos ha respondido con intervenciones militares limitadas y se est√° asociando, desde hace a√Īos, con aliados y bloques regionales para intentar detener la violencia. Mientras tanto, miles de africanos huyen a Europa para escapar de la violencia o la pobreza, creando una crisis de refugiados de proporciones √©picas.

Crímenes de Odio

El t√©rmino crimen de odio ha sido aplicado frecuentemente no solo por representantes de medios y gobiernos, sino tambi√©n por cient√≠ficos sociales, para caracterizar ataques basados en raza y religi√≥n, o pol√≠ticos. Los tribunales han intervenido. La cuesti√≥n, en esencia, era: ¬ŅSon constitucionales las sentencias m√°s largas para los cr√≠menes de odio?

Extremismos Políticos

Desde los a√Īos 90, el campo de las relaciones internacionales ha experimentado una revoluci√≥n en los estudios de los conflictos. Mientras que los enfoques anteriores trataban de identificar los atributos de los individuos, los Estados y los sistemas que produc√≠an el conflicto, se explica ahora la violencia, en muchas ocasiones, como el producto de la informaci√≥n privada con incentivos para falsear la informaci√≥n, los problemas de compromiso cre√≠ble y las indivisibilidades de las cuestiones. La guerra interestatal ya no se considera sui generis, sino una forma particular dentro de una teor√≠a √ļnica e integrada del conflicto. Este texto se ocupa del extremismo pol√≠tico y el radicalismo, centr√°ndose predominantemente en el extremismo y el radicalismo dentro de contextos democr√°ticos (liberales), pero tambi√©n yendo m√°s all√° al incluir estudios (particularmente hist√≥ricos) de los principales reg√≠menes y art√≠culos extremistas del siglo XX y XXI.

Bioterrorismo

Recursos V√©ase Tambi√©n Armas biol√≥gicas Bioseguridad Delitos relativos a manipulaci√≥n gen√©tica Omg Bioderecho Bibliograf√≠a Alejandre, Jaime, ¬ęmedidas de Control de Sustancias Qu√≠micas Susceptibles de Desv√≠o para la Fabricaci√≥n de Armas Qu√≠micas¬Ľ, la Ley: Revista Jur√≠dica Espa√Īola de […]

Delito de Odio

Delito de Odio Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Tendencias del Delito de Odio en la Historia de los Derechos Civiles de los Afroamericanos en Estados Unidos Puede interesar la lectura de la Historia de los Derechos Civiles en Estados Unidos … Leer m√°s

Atentados del 11-S

Uno de los días más traumáticos en la historia de los Estados Unidos fue el 11 de septiembre de 2001, el secuestro por parte de Al-Qaeda de cuatro aviones de pasajeros convertidos en armas de destrucción masiva. Ese día, todos los vuelos de EE.UU. fueron detenidos, excepto el Air Force One. Los temas principales de la entrada son el heroísmo de los primeros en responder y los civiles, las familias destrozadas y tratando de recoger los pedazos de sus vidas, y la transformación de un país sumido en el caos en uno con acero para destruir a los terroristas responsables de 2.983, y contando, muertes. El presidente George W. Bush, que fue trasladado en el Air Force One desde Washington, DC, a las bases militares de Louisiana y Nebraska, y luego de vuelta a la capital, todo el 11 de septiembre, pronunció el discurso más importante de su presidencia esa noche. Eso, junto con la desgarradora evacuación del World Trade Center de Nueva York, son dos de los muchos hilos que quedarán de esa tragedia.

Wahabismo

La Wahhabiyya es un movimiento de reforma conservadora iniciado en la Arabia del siglo XVIII por Muhammad ibn  ŅAbd al-Wahhab (1703-1792). Proporcion√≥ la base ideol√≥gica para la conquista militar de la Pen√≠nsula Ar√°biga que hab√≠a emprendido la familia Saqud, primero a fines del siglo XVIII y principios del XIX y luego nuevamente a principios del siglo XX. El wahabismo es el credo sobre el que se fund√≥ el reino de Arabia Saudita y ha influido en los movimientos isl√°micos de todo el mundo.

Terrorismo

Terrorismo en Derecho Militar En el derecho internacional vigente no existe ninguna definici√≥n de este t√©rmino. El terrorismo internacional est√° siendo estudiado desde hace a√Īos por un comit√© ad hoc de las Naciones Unidas, pero hasta la fecha no ha podido encontrarse ninguna definici√≥n […]

Linchamiento

Linchamiento, Ejecuci√≥n en masa, generalmente en la horca y a menudo acompa√Īada de tortura, de presuntos delincuentes, en particular afroamericanos. Tambi√©n se ha definido como una forma de ejecuci√≥n, en la mayor√≠a de los casos por medio de ahorcamiento, que se lleva a cabo contra alguien de quien se presume la autor√≠a de un delito por grupos organizados o multitudes, sin el debido procedimiento judicial. Aparte de la esclavitud, el linchamiento es quiz√°s el cap√≠tulo m√°s horrible de la historia de los afroamericanos.

Terrorismo como una Amenaza a las Empresas

El 11 de septiembre de 2001 cambiará para siempre la manera en que Estados Unidos y algunos de sus aliados clave verán sus fronteras y protegerán a sus ciudadanos, su economía y su infraestructura digital, lo que también se conoce como seguridad cibernética. Con la creación del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y varios actos legislativos para prevenir otro ataque terrorista en el suelo de la nación, se establece un delicado equilibrio entre la protección de las libertades de las que disfrutan los estadounidenses y el potencial de graves infracciones, así como las violaciones de las libertades individuales que se preservan en la Carta de Derechos de la Constitución de los Estados Unidos. A pesar de la muerte de Osama Bin Laden, Jefe de la red de terrorismo de Al Qaeda, a manos del Equipo 6 de los Sellos de la Marina, en Estados Unidos el Departamento de Seguridad Nacional está aquí para quedarse y debe innovar en las estrategias de protección, así como anticipar el próximo movimiento contra los Estados Unidos para preservar el futuro de América de la amenaza del terrorismo.

Definición del Terrorismo Global

Se cree que el grupo terrorista jud√≠o de la d√©cada de 1940 conocido como Lehi (el acr√≥nimo hebreo de Lohamei Herut Yisrael, los Combatientes de la Libertad de Israel, m√°s popularmente conocido simplemente como la Pandilla Stern, en honor a su fundador y primer l√≠der, Abraham Stern) es uno de los √ļltimos grupos terroristas en describirse p√ļblicamente como tal. Echados perpetuamente a la defensiva y obligados a tomar las armas para protegerse a s√≠ mismos y a sus constituyentes reales o imaginarios solamente, los terroristas se perciben a s√≠ mismos como guerreros reacios, impulsados por la desesperaci√≥n – y sin ninguna alternativa viable – a la violencia contra un estado represivo, un grupo √©tnico o nacionalista rival depredador, o un orden internacional que no responde. Aunque la mayor√≠a de los estados miembros de la ONU apoyaron al Secretario General, una minor√≠a discutible -entre ellos muchos estados √°rabes y varios pa√≠ses africanos y asi√°ticos- desbarat√≥ la discusi√≥n, argumentando (de manera muy parecida a como lo har√≠a Arafat dos a√Īos despu√©s en su propio discurso ante la Asamblea General) que `la gente que lucha por liberarse de la opresi√≥n y explotaci√≥n extranjeras tiene el derecho de usar todos los m√©todos a su disposici√≥n, incluyendo la fuerza’. El informe final del Subcomit√© de Terrorismo de la Asamblea del Atl√°ntico Norte de 1989 dice: `Los asesinatos, secuestros, incendios y otros actos criminales constituyen una conducta criminal, pero muchas naciones no occidentales se han mostrado reacias a condenar como actos terroristas lo que consideran luchas de liberaci√≥n nacional'”. En este razonamiento, la caracter√≠stica que define al terrorismo es el acto de violencia en s√≠ mismo, no las motivaciones o la justificaci√≥n o las razones que lo sustentan. Por lo tanto, le hace el juego a los terroristas y a sus apologistas, quienes sostienen que no hay diferencia entre la bomba de tubo terrorista de `baja tecnolog√≠a’ colocada en el basurero de un mercado lleno de gente que mata o mutila indiscriminadamente a todos los que est√°n en un radio de 10 pies y la artiller√≠a de precisi√≥n de `alta tecnolog√≠a’ lanzada por cazabombarderos de la fuerza a√©rea desde una altura de 20,000 pies o m√°s que logra los mismos efectos indiscriminados y sin sentido en el abarrotado mercado que se encuentra muy por debajo. Este razonamiento iguala as√≠ la violencia aleatoria infligida a los centros de poblaci√≥n enemigos por las fuerzas militares, como las incursiones de la Luftwaffe en Varsovia y Coventry, los bombardeos aliados de Dresde y Tokio, y las bombas at√≥micas lanzadas por Estados Unidos sobre Hiroshima y Nagasaki durante la Segunda Guerra Mundial, y, de hecho, la estrategia de contravalor de la pol√≠tica nuclear estrat√©gica de las superpotencias de la posguerra, que apuntaba deliberadamente a la poblaci√≥n civil del enemigo -con la violencia cometida por entidades subestatales calificadas de “terroristas”, ya que ambas implican infligir muertos y heridos a los no combatientes. De hecho, este fue precisamente el punto se√Īalado durante los mencionados debates de la ONU por el representante cubano, quien argument√≥ que “los m√©todos de combate utilizados por los movimientos de liberaci√≥n nacional no pueden ser declarados ilegales mientras que la pol√≠tica de terrorismo desatada contra ciertos pueblos [por las fuerzas armadas de los estados establecidos] se declara leg√≠tima”.

Lucha contra el Terrorismo desde los Foros Internacionales

Desde hace casi dos d√©cadas, los hegemones de la lucha contra el terrorismo han actuado en m√ļltiples niveles transnacionales, utilizando una mezcla de maniobras legales, institucionales, t√©cnicas y pol√≠ticas para desarrollar leyes, pol√≠ticas y pr√°cticas de lucha contra el terrorismo que subestiman los derechos, excluyen a la sociedad civil, limitan el disentimiento y el desacuerdo y ampl√≠an enormemente el alcance de la seguridad nacional y transnacional. El conjunto de leyes, instituciones, foros, procesos, burocracias y redes de cooperaci√≥n que han surgido de estas maquinaciones debe entenderse como un orden antiterrorista transnacional que pretende instanciar a nivel global un arreglo de vida social que promueva ciertos objetivos o valores, est√©n o no en conflicto con los derechos, surjan o no de procesos leg√≠timos y participativos. En esta y otras entradas sobre el tema en esta referencia, reunimos varias vertientes aparentemente t√©cnicas o esot√©ricas del derecho, las instituciones, las pol√≠ticas y la pol√≠tica para mostrar sus conexiones, interdependencias e interacciones y, de este modo, ilustrar el surgimiento de este orden transnacional de lucha contra el terrorismo. Hacer esto a veces requiere lo que a primera vista puede parecer un nivel excesivo de detalle, especialmente en las partes 1 y 2, pero los detalles importan en el intento de describir cr√≠ticamente esta mara√Īa de leyes, instituciones e interacciones porque es en los detalles -y especialmente en las referencias cruzadas y las notas aparentemente t√©cnicas que acompa√Īan a las leyes duras y blandas- donde se hace visible el cuadro m√°s completo de la econom√≠a pol√≠tica de la lucha transnacional contra el terrorismo.

El argumento de que lo que est√° surgiendo aqu√≠ no es simplemente una ley antiterrorista transnacional sino un orden antiterrorista transnacional tiene por objeto aprovechar las dimensiones tanto descriptivas como explicativas de la noci√≥n de ¬ęorden¬Ľ. Al esbozar y establecer conexiones entre los procesos por los que surgen, persisten, cambian y decaen determinadas ¬ęreglas del juego¬Ľ que observamos en la lucha contra el terrorismo transnacional, estamos realizando un ejercicio de diagn√≥stico que se basa en patrones de actividad de seguridad hegem√≥nica establecidos desde hace mucho tiempo a nivel internacional y nacional para explicar lo que se puede observar. Al hacerlo, nos fijamos en las formas en que las normas y conceptos desarrollados en un espacio pol√≠tico-legal viajan, se desarrollan e influyen en otros espacios pol√≠tico-legales, viendo el orden antiterrorista como un conjunto de cuestiones y desarrollos que ¬ęse repiten en diversos lugares, a diferentes ritmos y en diversas formas¬Ľ y que son moldeados y conforman el otro. Al ver estas m√ļltiples escalas, reconocer que tanto los actores estatales como los no estatales se est√°n involucrando a trav√©s de ellas, y reconocer las interacciones entre ellos, el transnacionalismo de este orden se hace evidente.

Aunque es detallado, este informe no pretende ser exhaustivo, sino que su funci√≥n es ilustrar tres cosas. En primer lugar, que el Consejo de Seguridad ha adoptado la noci√≥n, como sugiri√≥ su entonces Presidente en 2004, de que puede y debe legislar para el resto de los Miembros de las Naciones Unidas, al menos en el √°mbito de la lucha contra el terrorismo. En segundo lugar, que el Consejo ha pasado de utilizar estas resoluciones en gran medida para ¬ęreflejar¬Ľ el contenido de los instrumentos de tratados pertinentes para la lucha contra el terrorismo, a eludir los procesos de elaboraci√≥n de tratados, que requieren mucho tiempo y deliberaci√≥n, y a imponer en su lugar nuevas obligaciones, a menudo muy exigentes, a los Estados, incluidas las que exigen la introducci√≥n o modificaci√≥n del derecho penal interno. Esta parte del documento sirve para mostrar que estas resoluciones del Consejo de Seguridad no solo son importantes como instrumentos jur√≠dicos primarios, sino que tambi√©n sustentan y circulan dentro de un complejo conjunto de instituciones y organizaciones transnacionales a trav√©s de las cuales logran una penetraci√≥n muy profunda en los arreglos jur√≠dicos y normativos nacionales.

Podemos unir estas partes, argumentando que a menos que reconozcamos las conexiones e implicaciones multiescalares de los elementos aparentemente dispares, a veces opacos, y a menudo burocráticos que componen el orden antiterrorista transnacional, su escala e implicaciones permanecerán ocultas a plena vista, y puede que nos encontremos incapaces de insistir eficazmente en la fidelidad a los valores constitucionalistas de los derechos, la rendición de cuentas y la legitimidad democrática.

Actividades Internacionales de Lucha contra el Terrorismo

Dentro de los Estados, los derechos casi siempre han sido superados por las preocupaciones sobre la seguridad en la formaci√≥n, aplicaci√≥n e implementaci√≥n de la ley antiterrorista. Adem√°s, desde la d√©cada de 1970 el t√©rmino ‘terrorismo’ ha sido ‘secuestrado’ por una agenda internacional neoliberal que pretende, entre otras cosas, reducir el alcance y el potencial transformador del mundo de un despliegue antihegem√≥nico del lenguaje de los derechos. Hay una continuidad ideol√≥gica observable entre esos movimientos en la d√©cada de 1970 y el surgimiento contempor√°neo del orden antiterrorista transnacional como uno en el que el lenguaje y las respuestas al ‘terrorismo’ han tendido a amortiguar, limitar y restringir articulaciones m√°s amplias y m√°s restrictivas de los derechos y de sus demandas al poder estatal. Los enfoques posteriores al 11-S y los acuerdos de normas con respecto al terrorismo y la lucha antiterrorista introducen esas disposiciones hacia los derechos en los ordenamientos jur√≠dicos y normativos nacionales, regionales y transnacionales de una manera que el sistema basado en tratados anterior al 11-S, con todas sus controversias en torno a la definici√≥n de terrorismo y la naturaleza de la violencia estatal, no hab√≠a logrado del todo.

Legitimación de Políticas

El lavado o legitimidad de políticas es una práctica en la que los responsables de la formulación de políticas utilizan otras jurisdicciones para promover sus objetivos y, de esta manera, eluden los procesos de deliberación nacionales. El modelaje ocurre cuando los gobiernos, abiertamente a través de llamados a la armonización o sutilmente a través de la influencia silenciosa y la traducción de conceptos, dan forma a sus leyes basadas en leyes desarrolladas en otras jurisdicciones. El cambio de foro se produce cuando los actores persiguen en las organizaciones intergubernamentales normas que se ajustan a sus propósitos e intereses, y cuando surgen oposiciones y desafíos, se pasa a otras organizaciones intergubernamentales o estructuras de acuerdo. En el presente texto se examinarán las dinámicas de la legitimación de políticas, especialmente en el ámbito de las políticas antiterroristas.

Terrorismo en la Historia Mundial

Aunque quiz√° sea f√°cil descartar el movimiento, como lo han hecho algunos historiadores, como compuesto por adolescentes `frustrados, pobres, sombr√≠os e inadaptados’ – de forma similar, muchos observadores contempor√°neos denigran a los terroristas de hoy en d√≠a como descerebrados, obsesivo e inadaptado – fue un miembro de la joven Bosnia, Gavrilo Princip, a quien se le atribuye ampliamente haber puesto en marcha la cadena de acontecimientos que comenz√≥ el 28 de junio de 1914, cuando asesin√≥ al archiduque Francisco Fernando de Habsburgo en Sarajevo, y que culmin√≥ en la Primera Guerra Mundial. De hecho, seg√ļn un relato revisionista de los acontecimientos que condujeron al asesinato, aunque la pistola utilizada por Princip hab√≠a sido suministrada por la Mano Negra desde una armer√≠a militar serbia en Kragujevac, y aunque Princip hab√≠a sido entrenado por la Mano Negra en Serbia antes de ser devuelto de contrabando al otro lado de la frontera para el asesinato, en el √ļltimo momento Dimitrievich aparentemente cedi√≥ a la intensa presi√≥n del gobierno e intent√≥ detener el asesinato. Sin embargo, los oscuros v√≠nculos entre los altos funcionarios del gobierno y sus comandantes militares de alto rango y los movimientos terroristas transnacionales aparentemente independientes, y la enmara√Īada red de intrigas, complots, suministro y entrenamiento clandestino de armas, agentes de inteligencia y santuario transfronterizo que estas relaciones inevitablemente implican, proporcionan un paralelismo hist√≥rico pertinente al fen√≥meno contempor√°neo conocido como terrorismo “patrocinado por el Estado” (es decir, el apoyo, est√≠mulo y asistencia activos y a menudo clandestinos proporcionados por un gobierno extranjero a un grupo terrorista), que se discute en esta entrada. Por un lado, inspir√°ndose en la despiadada eliminaci√≥n por parte de Hitler de sus propios oponentes pol√≠ticos, el dictador ruso transform√≥ de manera similar el partido pol√≠tico que dirig√≠a en un instrumento servil que respond√≠a directamente a su voluntad personal, y el aparato policial y de seguridad del Estado en √≥rganos serviles de coerci√≥n, aplicaci√≥n y represi√≥n. (Tal vez sea de inter√©s m√°s investigaci√≥n sobre el concepto). Por lo tanto, por otro lado, a diferencia de los nazis o de los fascistas, que hab√≠an salido de la libertad pol√≠tica en sus propios pa√≠ses para tomar el poder y luego tuvieron que luchar para consolidar su dominio y conservar su autoridad indiscutible, a mediados de la d√©cada de 1930 el Partido Comunista Ruso estaba firmemente afianzado en el poder desde hac√≠a m√°s de una d√©cada. El uso de los llamados `escuadrones de la muerte’ (a menudo agentes de seguridad o de polic√≠a fuera de servicio o vestidos de civil) junto con una flagrante intimidaci√≥n de los opositores pol√≠ticos, los trabajadores de derechos humanos y de ayuda, los grupos estudiantiles, los organizadores sindicales, los periodistas y otros, ha sido una caracter√≠stica prominente de las dictaduras militares derechistas que tomaron el poder en Argentina, Chile y Grecia durante los a√Īos 70 e incluso de los gobiernos electos en El Salvador, Guatemala, Colombia y Per√ļ desde mediados de los 80. Pero estos actos de violencia pol√≠tica interna sancionados o expl√≠citamente ordenados por el Estado y dirigidos en su mayor√≠a contra poblaciones dom√©sticas, es decir, gobernados por la violencia y la intimidaci√≥n de quienes ya est√°n en el poder contra su propia ciudadan√≠a, se denominan generalmente “terrorismo” para distinguir ese fen√≥meno del “terrorismo”, que se entiende como la violencia cometida por entidades no estatales. Disenfranchised or exiled nationalist minorities — such as the PLO, the Quebecois separatist group FLQ (Front de Liberation du Quebec), the Basque ETA (Euskadi ta Askatasuna, or Freedom for the Basque Homeland) and even a hitherto unknown South Moluccan irredentist group seeking independence from Indonesia — adopted terrorism as a means to draw attention to themselves and their respective causes, in many instances with the specific aim, like their anti-colonial predecessors, of attracting international sympathy and support. Around the same time, various left-wing political extremists — drawn mostly from the radical student organizations and Marxist/Leninist/Maoist movements in Western Europe, Latin America and the United States — began to form terrorist groups opposing American intervention in Vietnam and what they claimed were the irredeemable social and economic inequities of the modern capitalist liberal-democratic state. Consequently, this phenomenon — whereby various renegade foreign governments such as the regimes in Iran, Iraq, Libya and Syria became actively involved in sponsoring or commissioning terrorist acts — replaced communist conspiracy theories as the main context within which terrorism was viewed.

Esquema de los Estudios en Terrorismo

Esquema de los Estudios en Terrorismo Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. [rtbs name=”home-historia”] Historia del Terrorismo El contenido de la historia del terrorismo podr√≠a dividirse en las siguientes secciones: El fin del imperio y los or√≠genes del terrorismo contempor√°neo La … Leer m√°s

Capacidades de Inteligencia en la Lucha contra el Terrorismo

Los patrones de elaboraci√≥n e incorporaci√≥n de la legislaci√≥n antiterrorista esbozados en algunas partes de esta referencia pueden muy bien apuntar hacia el surgimiento de un orden jur√≠dico transnacional, pero la reflexi√≥n sobre c√≥mo y por qu√© el antiterrorismo transnacional se ha desarrollado de esta manera revela r√°pidamente que lo que est√° sucediendo aqu√≠ es m√°s que un “mero” establecimiento de normas jur√≠dicas. Por el contrario, cuando consideramos cr√≠ticamente la din√°mica de establecimiento y difusi√≥n de normas ya esbozada, surge una narrativa explicativa que sugiere que lo que se pretende no es “meramente” armonizar las leyes nacionales con el prop√≥sito de contrarrestar m√°s eficazmente el terrorismo, sino la instanciaci√≥n de un arreglo de la vida social que promueva ciertos objetivos o valores que la mayor√≠a de las veces privilegia la “seguridad” y presenta una barrera casi insuperable para resistir a tales narrativas sobre la base de los derechos, la resistencia pol√≠tica o la disidencia democr√°tica. En esta parte, ilustramos esto dibujando los procesos de selecci√≥n de foro, y cambio de foro que burbujea por debajo y permite el establecimiento y difusi√≥n de normas ya delineadas.

Lucha contra el Terrorismo en los Regímenes Normativos Transnacionales

Lucha contra el Terrorismo en los Reg√≠menes Normativos Transnacionales Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. V√©ase Derecho Nacional contra el Terrorismo y la situaci√≥n en Europa, con la Directiva de la UE sobre la lucha contra el terrorismo (v√©ase la informaci√≥n … Leer m√°s

Derecho Nacional contra el Terrorismo

Derecho Nacional contra el Terrorismo Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Derecho Nacional contra el Terrorismo El ejemplo de la Directiva de la UE sobre la lucha contra el terrorismo (v√©ase tambi√©n la informaci√≥n sobre el Derecho Europeo contra el Terrorismo) … Leer m√°s

Derecho Europeo contra el Terrorismo

Derecho Europeo contra el Terrorismo Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Derecho Europeo contra el Terrorismo Las resoluciones legislativas del Consejo de Seguridad contra el terrorismo son b√°sicamente la resoluci√≥n 1373 (2001), la resoluci√≥n 2178 (2014), la resoluci√≥n 2396 (2017) y … Leer m√°s

Repercusión de las Resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas contra el Terrorismo

La Repercusi√≥n de las Resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas contra el Terrorismo Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. La repercusi√≥n de las resoluciones legislativas del Consejo de Seguridad en materia de lucha contra el terrorismo Dado que … Leer m√°s

Resolución 2462 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas

En 2019, el Consejo de Seguridad ampli√≥ una vez m√°s la obligaci√≥n de tipificar como delito los actos relacionados con el terrorismo en la resoluci√≥n 2462 (2019). La obligaci√≥n de tipificaci√≥n es tan amplia que merece la pena comentarla aqu√≠ en su totalidad. De conformidad con el p√°rrafo 5 de la resoluci√≥n, todos los Estados deben velar por que sus leyes y reglamentos internos tipifiquen delitos penales graves suficientemente “para poder enjuiciar y sancionar de manera que se refleje debidamente la gravedad del delito” el suministro o la recolecci√≥n intencional de fondos, activos financieros o recursos econ√≥micos o servicios financieros u otros servicios conexos, directa o indirectamente, con la intenci√≥n de que los fondos sean utilizados, o a sabiendas de que ser√°n utilizados en beneficio de organizaciones terroristas o terroristas individuales “para cualquier prop√≥sito, incluyendo pero no limitado al reclutamiento, entrenamiento o viajes, incluso en ausencia de un v√≠nculo con un acto terrorista espec√≠fico”.

Por lo tanto, en la resoluci√≥n 2462 (2019), el Consejo de Seguridad ampl√≠a considerablemente la obligaci√≥n de tipificar como delito, introducida originalmente en la resoluci√≥n 1373 (2001), de modo que pr√°cticamente cualquier participaci√≥n financiera con “organizaciones terroristas o terroristas individuales” debe quedar recogida en el derecho penal.

Resolución 2396 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas

El enfoque del Consejo de Seguridad respecto de los combatientes terroristas extranjeros se intensific√≥ con la resoluci√≥n 2396 (2017). En ella se recuerdan los requisitos de penalizaci√≥n y asistencia de la resoluci√≥n 2178 (2014) y se refuerza el enfoque del intercambio de datos en relaci√≥n con los viajes transfronterizos. Anteriormente, se hab√≠a alentado o pedido a los Estados que establecieran procesos de intercambio de datos, pero la resoluci√≥n 2396 obliga a los Estados a establecer amplios mecanismos de recopilaci√≥n, procesamiento e intercambio de datos. En primer lugar, todos los estados est√°n obligados a establecer sistemas de informaci√≥n anticipada sobre los pasajeros y a exigir a las compa√Ī√≠as a√©reas de sus territorios que proporcionen estos datos a las autoridades nacionales. Los Estados miembros que reciben esta informaci√≥n deben compartir la informaci√≥n sobre las salidas o los intentos de entrada o tr√°nsito en esos territorios con el Estado de residencia o nacionalidad, o los condados de retorno, tr√°nsito o reubicaci√≥n, y las organizaciones internacionales pertinentes, seg√ļn proceda, para garantizar que el API sea analizado por todas las autoridades competentes con el fin de prevenir, detectar e investigar los delitos de terrorismo y los viajes.

Resolución 2178 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas

La Resoluci√≥n 2178 (2014) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. El Consejo de Seguridad de la ONU es un √≥rgano de composici√≥n limitada, compuesto por cinco Estados miembros permanentes y diez Estados miembros … Leer m√°s

Resolución 1373 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas

La Resolución 1373 (2001) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas fue adoptada tras los ataques del 11 de septiembre de 2001. A continuación, el Consejo de Seguridad aprobó una resolución, en virtud del Capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas (firmada en San Francisco, 26 de junio de 1945), que por lo tanto es jurídicamente vinculante, en la que se pide a los Estados Miembros que adopten medidas para combatir el terrorismo y controlar las fronteras.

Estrategia Global contra el Terrorismo

Estrategia Global contra el Terrorismo Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. El Orden Transnacional de Lucha contra el Terrorismo Vivimos nuestras vidas en un orden transnacional de lucha contra el terrorismo que a menudo no se ve. Desde hace casi dos … Leer m√°s