Nexo Migración-Seguridad

En el mundo posterior al 11-S debemos buscar una forma equilibrada de estudiar los ciclos viciosos y virtuosos de la acción colectiva transnacional no estatal y las consiguientes respuestas de los Estados y otras estructuras de gobierno.

Estrategia de Seguridad Nacional

Estrategia de Seguridad Nacional Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre la “Estrategia de Seguridad Nacional”. Riesgos, Amenazas y Desaf√≠os para la Seguridad Nacional de Jap√≥n Esta secci√≥n trata principalmente de c√≥mo Jap√≥n formula su estrategia de seguridad nacional en respuesta a las amenazas … Leer m√°s

Oficina de la ONU para Asuntos de Desarme

Oficina de la ONU para Asuntos de Desarme (UNODA) Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre la Oficina de la ONU para Asuntos de Desarme (UNODA). Para un sector determinado, puede intersar el “Desarme Nuclear“, los Organismos de Desarme y la No Profileraci√≥n Nuclear. … Leer m√°s

Organismos de Desarme

Contenido de los Organismos de Desarme Dentro del derecho internacional p√ļblico, la informaci√≥n sobre los organismos de desarme en esta referencia jur√≠dica cubre, entre otras, las siguientes materias: Agencia Internacional de la Energ√≠a At√≥mica Organismo para la Proscripci√≥n de las Armas […]

Riesgos de Salud

En la Rep√ļblica Dominicana Administadora De Riesgos De Salud (Ars) Entidades p√ļblicas, privadas o mixtas, descentralizadas, con patrimonio propio y personer√≠a jur√≠dica, autorizadas por la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales a asumir y administrar el riesgo de la provisi√≥n del Plan […]

Terrorismo en el Siglo XX

Hasta la década de 1990, el terrorismo se consideraba en general un problema de seguridad de segundo orden, que a menudo se ignoraba en los libros de texto habituales sobre política internacional. Menos de dos meses después de los asesinatos (de los atletas israelíes en los Juegos Olímpicos de Munich en 1972) el canciller Willy Brandt hizo un trato secreto con los terroristas palestinos. Se pusieron de acuerdo para que otros terroristas palestinos secuestraran un avión de Lufthansa que salía de Beirut llevando once alemanes varones y una mínima tripulación y coger a esos alemanes como rehenes, amenazando con matarlos si los tres asesinos de Munich no volaban hacia la libertad en un país árabe.

Seguridad Social

En la Rep√ļblica Dominicana Base De Datos De La Seguridad Social Es una base de datos √ļnica desde el punto de vista de la norma y descentralizada desde el punto de vista operativo, en la cual se integra la informaci√≥n confidencial obtenida por la TSS con el prop√≥sito de disponer y organizar los […]

Consecuencias de la Guerra contra el Terrorismo

Este texto se ocupa de las consecuencias de la guerra contra el terror, tambi√©n conocida como guerra global contra el terrorismo. Los atentados contra el World Trade Center y el Pent√°gono, a menos de un a√Īo de la presidencia de Bush, fueron un ataque sin precedentes contra enormes s√≠mbolos de la riqueza y el poder estadounidenses por parte de extremistas de Oriente Medio. Bush declar√≥ inmediatamente la “guerra al terrorismo”. Orden√≥ el bombardeo de Afganist√°n, ignorando la evidencia hist√≥rica de que la fuerza es in√ļtil contra el terrorismo. La mayor√≠a de los estadounidenses apoyaron las acciones de Bush en el extranjero. El Partido Dem√≥crata tambi√©n apoy√≥ sus acciones, queriendo demostrar que tambi√©n eran duros con el terrorismo. Las cadenas de noticias se centraron en el patriotismo y la venganza. Como resultado, el p√ļblico no vio el efecto completo de los bombardeos en Afganist√°n. Los cr√≠ticos de la pol√≠tica gubernamental se convirtieron en sospechosos. Tambi√©n los inmigrantes. La Ley Patri√≥tica del Congreso permit√≠a al Departamento de Justicia detener sin juicio a cualquiera que no fuera ciudadano. Aunque se desalent√≥ la disidencia, mucha gente se manifest√≥ en contra de la guerra. Los familiares de los fallecidos en los bombardeos instaron a Bush a no combatir la violencia con violencia. Otros cr√≠ticos pensaban que Estados Unidos deb√≠a abordar los agravios internacionales que condujeron al ataque en primer lugar. Pero para abordar estas cuestiones, dicen algunos autores, ambas partes tendr√≠an que retirar sus fuerzas militares y renunciar al papel de Estados Unidos como superpotencia militar. El dinero del presupuesto de defensa podr√≠a utilizarse para ayudar a la gente de todo el mundo y convertir a Estados Unidos en una “superpotencia humanitaria”. Cita al veterano de las Fuerzas A√©reas Robert Bowman (1934-2013), que aboga por que Estados Unidos ayude a otros pa√≠ses en lugar de perjudicarlos. Los principios de la Declaraci√≥n de Independencia hacen que el gobierno sea secundario a los deseos del pueblo.

Arma

Existen tres categorías principales de armas de guerra: las armas no convencionales (es decir, las armas nucleares, químicas y biológicas), las armas convencionales (todas las demás armas) y las armas digitales o cibernéticas1 (ciberguerra). Las armas han sido transportadas y entregadas por una amplia variedad de vehículos, a menudo llamados plataformas de armas. Entre ellos se encuentran embarcaciones navales como el buque de línea, el acorazado, el submarino y el portaaviones; aviones como el caza, el bombardero y el helicóptero; y vehículos terrestres como el carro y el tanque. En la actualidad, los principales usuarios de las armas siguen siendo los Estados, que controlan su desarrollo, producción y acceso, y las utilizan principalmente con fines militares y policiales. Algunos consideran que el control de las armas es esencial en una sociedad desarrollada, mientras que otros sostienen que los ciudadanos deben tener siempre un arma para poder luchar, si es necesario, contra un agresor (conciudadano abusivo o invasor) o un poder corrupto.
Los militares amplían la definición del término arma a todos los dispositivos que participan en la guerra, aunque no causen una destrucción inmediata. Los ejemplos incluyen la inteligencia y la logística. El conjunto de equipos necesarios para el uso de una munición (proyectil, bomba o misil) se denomina sistema de armas.

Historia de la Vigilancia de las Comunicaciones Privadas

Este texto se ocupa de la historia de la vigilancia de las comunicaciones privadas. La crisis del espionaje postal de 1844 desencaden√≥ el primer p√°nico por la privacidad de los ciudadanos, y ofrece lecciones de la historia para quienes se enfrentan a las revelaciones de Edward Snowden sobre la vigilancia de la comunicaci√≥n digital. Las narrativas de la libertad nacional coincidieron con las estructuras del poder nacional en el siglo XIX. Ahora hay una tensi√≥n creciente entre los derechos de los ciudadanos de algunos pa√≠ses y los procesos transnacionales de comunicaci√≥n y vigilancia. La controversia actual se genera por la colisi√≥n entre las expectativas de seguridad y privacidad. No puede tratarse simplemente como un problema del Ministerio de Asuntos Exteriores. El Gobierno necesita generar una respuesta que se comprometa tanto con la conducta del espionaje como con las pr√°cticas r√°pidamente cambiantes de la comunicaci√≥n digital. El secreto sobre el secreto en la realizaci√≥n de la vigilancia estatal s√≥lo puede defenderse apelando al “honorable secreto”, que ya no tiene la credibilidad que supuso en el siglo XIX. El pasado m√°s reciente sugiere que las condiciones para que se produzcan explosiones de preocupaci√≥n p√ļblica sobre los sistemas de vigilancia estatal est√°n ampliamente presentes, y que los intervalos entre los p√°nicos se est√°n acortando. La medici√≥n estad√≠stica del comportamiento comunicativo”, desde los flujos postales hasta el tr√°fico de Facebook, comenz√≥ con la introducci√≥n del Penny Post en 1840. Esta forma de recuento proporciona pruebas objetivas y desafiantes del impacto real de las crisis de privacidad. La ausencia de cambios en el comportamiento comunicativo de la gente en la d√©cada de 1840 sugiere que las crisis de privacidad actuales pueden no alterar el flujo masivo de mensajes digitales entre individuos.

Futuro de la Seguridad Nacional

La agenda de seguridad nacional contin√ļa cambiando en respuesta a las amenazas reales y percibidas y a las necesidades, metas y objetivos identificados. El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) es todav√≠a relativamente nuevo, pero sigue afirm√°ndose como l√≠der en varias √°reas vol√°tiles, incluyendo la gesti√≥n de emergencias, la inmigraci√≥n y la seguridad fronteriza, la ciberseguridad, la protecci√≥n mar√≠tima, y m√°s. Cada una de estas cuestiones presenta sus propios y formidables desaf√≠os. Desde el 11 de septiembre de 2001, el papel de gesti√≥n de emergencias del DHS ha seguido evolucionando. A medida que el DHS avanza en el cumplimiento de su compleja y dif√≠cil misi√≥n, la historia de la FEMA ofrece a los responsables de la formulaci√≥n de pol√≠ticas y al liderazgo (v√©ase tambi√©n carisma) varias lecciones importantes. Este texto se proporciona para identificar y explicar brevemente varios de los problemas m√°s apremiantes a los que se enfrenta el papel de la gesti√≥n de emergencias y los programas de asistencia en caso de desastre en la seguridad nacional, tanto en general como en particular en el Departamento de Seguridad Nacional (DHS). As√≠ como la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en ingl√©s) ha sido el l√≠der del gobierno federal en el sistema nacional de manejo de emergencias desde su creaci√≥n en 1979, el Departamento de Seguridad Nacional ha asumido un papel de liderazgo (v√©ase tambi√©n carisma) similar en la creaci√≥n y manejo de un sistema nacional para garantizar la seguridad de Estados Unidos.

Medidas de Seguridad

Definici√≥n de MEDIDAS DE SEGURIDAD en Derecho espa√Īol Las complementarias o sustitutivas de las penas, que, con fines preventivos, puede imponer el juez a personas inimputables que hayan exteriorizado su peligrosidad criminal o de los que puede temerse que vuelvan a delinquir. Diferencias […]

Seguridad Nacional

Se examina la Seguridad Nacional en relación con las Política Exterior y las Relaciones Internacionales . Después de los ataques del 11 de septiembre, muchos de los funcionarios en el Departamento de Estado de Estados Unidos se enfrentaron al Pentágono, donde una vez más trataron de dar forma a la política de Estados Unidos. El modelo antiterrorista que intentaron conformar en la NSS-2002 estuvo influenciado por las dificultades que encontraron en el gobierno de Reagan al implementar el NSDD-138. En resumen, el argumento presentado aquí es que la doctrina Bush en NSS-2002 fue tomada de la doctrina Shultz, y que la doctrina Shultz en NSDD-138 fue tomada de la doctrina israelí.

Seguridad Sanitaria Mundial

Cuando la bioseguridad se refiere a la seguridad de la informaci√≥n, la decisi√≥n de impedir la publicaci√≥n de los resultados de las investigaciones sobre pat√≥genos podr√≠a reducir el riesgo de que la tecnolog√≠a se utilizara con fines hostiles. Sin embargo, la censura tambi√©n podr√≠a inhibir la explotaci√≥n de un descubrimiento cient√≠fico para el mejoramiento de la salud p√ļblica. Adem√°s, si las restricciones basadas en la seguridad para la comunicaci√≥n de los datos de las investigaciones se perciben como una falta de intercambio de tecnolog√≠a con los pa√≠ses que la necesitan, ello podr√≠a poner en peligro la cooperaci√≥n internacional necesaria para la vigilancia de enfermedades basada en la investigaci√≥n. La detecci√≥n y el control de los brotes de enfermedades mortales y contagiosas son los principales objetivos cuando la bioseguridad entra√Īa la aplicaci√≥n de un programa de seguridad sanitaria mundial (o global) en cooperaci√≥n con otros gobiernos. Sin embargo, el reto pol√≠tico en este caso es asegurar que no se descuide la tarea de aliviar los problemas actuales de los sistemas de salud en el mundo en desarrollo, como el acceso inadecuado a las vacunas contra la gripe pand√©mica. En circunstancias en las que no se dispone de vacunas y otros recursos farmac√©uticos, algunos gobiernos que se enfrentan a la propagaci√≥n internacional de enfermedades se ver√°n tentados a equiparar la bioseguridad con la seguridad de las fronteras. Ese enfoque se adopt√≥ hasta el extremo cuando el Ebola azot√≥ al √Āfrica occidental en 2014, y puede que al principio pareciera mejor que permitir que la libertad de circulaci√≥n internacional continuara ante el contagio. Pero esta forma de pr√°ctica de bioseguridad es un desperdicio si es innecesaria, y es perjudicial para la salud mundial (o global) si inhibe una respuesta internacional cooperativa.

Riesgo Global de Bioseguridad

Los brotes de enfermedades infecciosas mortales son una gran y creciente preocupación para los gobiernos de todo el mundo, pero los procesos particulares de tratamiento de los riesgos de enfermedad son potencialmente malos para la salud mundial. Este potencial se deriva de diversas prácticas de bioseguridad que podrían, paradójicamente, aumentar el riesgo de brotes de enfermedades, impedir el uso de la tecnología para salvar vidas, descuidar los problemas actuales del sistema de salud o inhibir la contención efectiva del contagio transnacional. Cuando la bioseguridad se lleva a cabo en forma de biodefensa, existe la posibilidad de que algunas actividades realizadas con fines de evaluación de amenazas se consideren de carácter ofensivo. Si la incertidumbre sobre la experimentación de un Estado con sistemas de dispersión biológica incita a otros Estados a buscar una capacidad similar, el resultado podría ser una peligrosa espiral de sospecha, proliferación y un mayor riesgo general de ataques biológicos. En el presente texto se muestra que la bioseguridad puede poner en peligro la salud mundial (o global) en por lo menos cuatro esferas de interés normativo: el desarrollo de defensas contra las armas biológicas, la gestión de los riesgos de seguridad derivados de las investigaciones de laboratorio sobre microorganismos patógenos, la priorización de los riesgos de enfermedad y los mecanismos de respuesta en el marco de un programa de seguridad sanitaria mundial (o global) y el uso de las fronteras nacionales para contener el contagio transnacional.

Seguridad

Seguridad en Derecho Militar El t√©rmino se utiliza en el derecho de los conflictos armados cuando se refiere a la seguridad de: a) los internados civiles; b) los prisioneros de guerra; c) la Potencia ocupante; d) los extranjeros; e) la poblaci√≥n civil; f) el Estado; g) las Partes en conflicto; […]

Seguridad P√ļblica

Seguridad P√ļblica en M√©xico Conforme a la entrada del mismo nombre de la Enciclopedia Jur√≠dica Mexicana, del Instituto de Investigaciones Jur√≠dicas, escrita por Ra√ļl PLASCENCIA VILLANU: Definici√≥n de Seguridad P√ļblica en M√©xico Establecer¬†una definici√≥n respecto de la seguridad¬†p√ļblica […]

Pol√≠tica Exterior y de Seguridad Com√ļn

Pol√≠tica Exterior y de Seguridad Com√ļn (P.E.S.C.) Pol√≠tica Exterior y de Seguridad Com√ļn (P.E.S.C.) en el Derecho de la Uni√≥n Europea El Diccionario Jur√≠dico Espasa (2001) hace el siguiente tratamiento de este t√©rmino jur√≠dico: El Consejo de la Uni√≥n, sobre la base de las estrategias comunes […]

Terrorismo como una Amenaza a las Empresas

El 11 de septiembre de 2001 cambiará para siempre la manera en que Estados Unidos y algunos de sus aliados clave verán sus fronteras y protegerán a sus ciudadanos, su economía y su infraestructura digital, lo que también se conoce como seguridad cibernética. Con la creación del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y varios actos legislativos para prevenir otro ataque terrorista en el suelo de la nación, se establece un delicado equilibrio entre la protección de las libertades de las que disfrutan los estadounidenses y el potencial de graves infracciones, así como las violaciones de las libertades individuales que se preservan en la Carta de Derechos de la Constitución de los Estados Unidos. A pesar de la muerte de Osama Bin Laden, Jefe de la red de terrorismo de Al Qaeda, a manos del Equipo 6 de los Sellos de la Marina, en Estados Unidos el Departamento de Seguridad Nacional está aquí para quedarse y debe innovar en las estrategias de protección, así como anticipar el próximo movimiento contra los Estados Unidos para preservar el futuro de América de la amenaza del terrorismo.

Definición del Terrorismo Global

Se cree que el grupo terrorista jud√≠o de la d√©cada de 1940 conocido como Lehi (el acr√≥nimo hebreo de Lohamei Herut Yisrael, los Combatientes de la Libertad de Israel, m√°s popularmente conocido simplemente como la Pandilla Stern, en honor a su fundador y primer l√≠der, Abraham Stern) es uno de los √ļltimos grupos terroristas en describirse p√ļblicamente como tal. Echados perpetuamente a la defensiva y obligados a tomar las armas para protegerse a s√≠ mismos y a sus constituyentes reales o imaginarios solamente, los terroristas se perciben a s√≠ mismos como guerreros reacios, impulsados por la desesperaci√≥n – y sin ninguna alternativa viable – a la violencia contra un estado represivo, un grupo √©tnico o nacionalista rival depredador, o un orden internacional que no responde. Aunque la mayor√≠a de los estados miembros de la ONU apoyaron al Secretario General, una minor√≠a discutible -entre ellos muchos estados √°rabes y varios pa√≠ses africanos y asi√°ticos- desbarat√≥ la discusi√≥n, argumentando (de manera muy parecida a como lo har√≠a Arafat dos a√Īos despu√©s en su propio discurso ante la Asamblea General) que `la gente que lucha por liberarse de la opresi√≥n y explotaci√≥n extranjeras tiene el derecho de usar todos los m√©todos a su disposici√≥n, incluyendo la fuerza’. El informe final del Subcomit√© de Terrorismo de la Asamblea del Atl√°ntico Norte de 1989 dice: `Los asesinatos, secuestros, incendios y otros actos criminales constituyen una conducta criminal, pero muchas naciones no occidentales se han mostrado reacias a condenar como actos terroristas lo que consideran luchas de liberaci√≥n nacional'”. En este razonamiento, la caracter√≠stica que define al terrorismo es el acto de violencia en s√≠ mismo, no las motivaciones o la justificaci√≥n o las razones que lo sustentan. Por lo tanto, le hace el juego a los terroristas y a sus apologistas, quienes sostienen que no hay diferencia entre la bomba de tubo terrorista de `baja tecnolog√≠a’ colocada en el basurero de un mercado lleno de gente que mata o mutila indiscriminadamente a todos los que est√°n en un radio de 10 pies y la artiller√≠a de precisi√≥n de `alta tecnolog√≠a’ lanzada por cazabombarderos de la fuerza a√©rea desde una altura de 20,000 pies o m√°s que logra los mismos efectos indiscriminados y sin sentido en el abarrotado mercado que se encuentra muy por debajo. Este razonamiento iguala as√≠ la violencia aleatoria infligida a los centros de poblaci√≥n enemigos por las fuerzas militares, como las incursiones de la Luftwaffe en Varsovia y Coventry, los bombardeos aliados de Dresde y Tokio, y las bombas at√≥micas lanzadas por Estados Unidos sobre Hiroshima y Nagasaki durante la Segunda Guerra Mundial, y, de hecho, la estrategia de contravalor de la pol√≠tica nuclear estrat√©gica de las superpotencias de la posguerra, que apuntaba deliberadamente a la poblaci√≥n civil del enemigo -con la violencia cometida por entidades subestatales calificadas de “terroristas”, ya que ambas implican infligir muertos y heridos a los no combatientes. De hecho, este fue precisamente el punto se√Īalado durante los mencionados debates de la ONU por el representante cubano, quien argument√≥ que “los m√©todos de combate utilizados por los movimientos de liberaci√≥n nacional no pueden ser declarados ilegales mientras que la pol√≠tica de terrorismo desatada contra ciertos pueblos [por las fuerzas armadas de los estados establecidos] se declara leg√≠tima”.