Nazaret en el Conflicto Israelí-Palestino

Este texto se ocupa de Nazaret en el conflicto israelí-palestino. Nazaret es la mayor ciudad árabe palestina dentro de Israel y una de las ciudades cristianas más sagradas del mundo. En el Nuevo Testamento se describe la ciudad como el hogar de la infancia de Jesús y, como tal, es un centro de santuarios y peregrinaciones cristianas, con muchos santuarios que conmemoran acontecimientos bíblicos. Aunque según el plan de partición de la ONU de 1947 la ciudad formaba parte del estado árabe palestino, fue conquistada en 1948 por el ejército israelí y anexionada al estado israelí.

Guerra Híbrida Rusa Sobre Ucrania

Este texto expone el concepto ruso de una guerra híbrida, describe los objetivos estratégicos de Moscú hacia Ucrania, esboza la evolución de sus planes de guerra desde las operaciones «tradicionales» a las híbridas y analiza las tácticas y la eficacia del intervencionismo ruso en ese país. El bloqueo estratégico a partir de 2014 significa que Rusia no es capaz de ganar la guerra híbrida contra Ucrania. Entre las causas de este fracaso, la fundamental fue el gran error estratégico de Putin al subestimar la determinación de la sociedad ucraniana y de la mayor parte de sus élites para resistir la agresión rusa y también la determinación de los Estados Unidos y de los países europeos de sancionar a Rusia para detener su invasión e impulsarla a retirarse de Donbás. Además, la capacidad de las autoridades ucranianas de reprimir a los grupos subversivos y terroristas prorrusos en Odessa, Jarkiv y algunas otras regiones del sureste de Ucrania durante los tres o cuatro meses críticos posteriores a la caída del régimen de Yanukóvich y el inicio de la agresión híbrida en Donbás fue de importancia crítica para evitar la propagación del motín más allá de las fronteras de Donbás.

Cuestión de Cachemira

La cuestión o conflicto de Cachemira, clave para la estabilidad del subcontinente indio, se inició tras la breve guerra no declarada de finales de verano de 1965 entre India y Pakistán. El alto el fuego que los combatientes acordaron el 22 de septiembre de 1965 fue violado repetidamente. Pues ni Nueva Delhi ni Rawalpindi parecían dispuestos a hacer las concesiones necesarias para un acuerdo duradero.

Cachemira, situada en el extremo occidental de la gran cordillera del Himalaya, ha envenenado las relaciones entre India y Pakistán desde que ambos países se independizaron en 1947; aproximadamente dos tercios de Cachemira fueron prácticamente anexionados por India, y el resto por Pakistán. Pero ninguno de los dos países renunciará a reclamar la totalidad del territorio. Muchas décadas de negociaciones bilaterales y la intervención de las Naciones Unidas han sido inútiles. Según los términos acordados por India y Pakistán para la partición del subcontinente indio, los gobernantes de los estados principescos tenían derecho a optar por Pakistán o India o -con ciertas reservas- a seguir siendo independientes. Hari Singh, el maharajá de Cachemira, creyó inicialmente que retrasando su decisión podría mantener la independencia de Cachemira, pero, atrapado en una serie de acontecimientos que incluían una revolución entre sus súbditos musulmanes a lo largo de las fronteras occidentales del estado y la intervención de miembros de la tribu pastún, firmó un instrumento de adhesión a la unión india en octubre de 1947. Esta fue la señal para la intervención tanto de Pakistán, que consideraba el estado como una extensión natural de Pakistán, como de India, que pretendía confirmar el acto de adhesión. La guerra localizada continuó durante 1948 y terminó, gracias a la intercesión de las Naciones Unidas, en un alto el fuego que entró en vigor en enero de 1949. En julio de ese año, India y Pakistán definieron una línea de alto el fuego -la línea de control- que dividía la administración del territorio. Considerada en su momento como un recurso temporal, la partición a lo largo de esa línea sigue existiendo.

Causas de la Primera Guerra Mundial

De acuerdo con una teoría ampliamente aceptada, el asesinato del heredero al trono austrohúngaro, el 28 de junio de 1914, habría desencadenado un “efecto dominó” de alianzas que habría provocado la Primera Guerra Mundial. Esta lectura esconde las causas reales del conflicto, en particular la mortífera espiral de rivalidades imperiales. Con el auge del socialismo y el conflicto de clases, los líderes estadounidenses se preocuparon por la unidad nacional. Un senador comentó que los jóvenes debían conocer su responsabilidad con el país. La Primera Guerra Mundial, librada «por la salud del Estado», como la describió un escritor radical, costó millones de muertos sin que la humanidad saliera ganando. Los países europeos lucharon por «fronteras, colonias, esferas de influencia» en todo el mundo. La guerra comenzó rápidamente en Europa. Woodrow Wilson (1856-1924) prometió al principio que Estados Unidos se mantendría neutral. Pero cuando los alemanes atacaron barcos mercantes estadounidenses en 1917, Wilson utilizó este hecho como pretexto para entrar en la guerra. Sus motivos eran principalmente financieros. La economía estadounidense estaba en recesión desde 1914. El beneficio requería mercados extranjeros, especialmente una alianza con Inglaterra. Industriales como J.P. Morgan prestaban dinero a las fuerzas aliadas de Inglaterra. Una victoria británica contra Alemania podría conducir a beneficios para los Estados Unidos.

Causas de la Guerra de México contra Estados Unidos

Este texto se ocupa de las causas de la guerra de México contra Estados Unidos, 1846-48, y sus inmediatas consecuencias. Este texto aborda la expansión estadounidense del siglo XIX hacia los estados del Oeste a través de la Guerra México-Estadounidense (1846-48). La Compra de Luisiana de Jefferson duplicó el territorio del país. Pero muchas tierras seguían perteneciendo a México, incluidos los actuales estados de Texas, Utah, Nuevo México, Nevada, Arizona, California y una parte de Colorado. El Congreso reclamó Texas como estado en 1845. El presidente James Polk quiso adquirir California poco después. Trasladó tropas a territorio mexicano en el Río Grande. Las tropas planeaban invadir México e ir a la guerra por California. El gobierno estadounidense empujó a México a disparar el primer tiro de la guerra. Ambos partidos políticos, demócratas y whigs, votaron a favor de la guerra. Los Whigs no apoyaron inicialmente la guerra, pero querían los beneficios económicos de la expansión hacia California. Aunque el político (y futuro presidente) Abraham Lincoln (1809-65) se manifestó en contra de las tácticas agresivas del presidente James K. Polk (1795-1849), no hizo ningún movimiento para detener la financiación de la guerra. Muchos congresistas sí protestaron, pues veían la invasión de México como un intento de adquirir más estados esclavistas. Cuando el Congreso votó a favor de la guerra en mayo de 1846, los sentimientos de superioridad racial sobre los mexicanos, el deseo de expansión comercial y un sentido de misión divina se sumaron al sentimiento pro-guerra. Pero los activistas antiesclavistas siguieron protestando. La oposición aumentó a medida que avanzaba la guerra. Los escritores Henry David Thoreau (1817-62) y Frederick Douglass (c. 1818-95) fueron dos críticos abiertos. Es posible que los periódicos a favor de la guerra no informaran sobre el entusiasmo del público por la guerra, sugiere Zinn, sino que «creaban un sentimiento en el público». Los soldados estadounidenses estaban entusiasmados al principio, pero a finales de 1846 la sombría realidad de la batalla se impuso, y las tropas tuvieron problemas para encontrar voluntarios. Las fuerzas estadounidenses se adentraron en California y Nuevo México, luchando contra los residentes mexicanos e indios. Se describe el conflicto como una guerra de la élite estadounidense contra la élite mexicana. Cuando México se rindió en 1848, miles de civiles y soldados de ambos bandos habían muerto. Los soldados supervivientes vendieron sus tierras en el territorio recién conquistado a los especuladores de tierras para conseguir dinero rápido.

Resumen Estadístico de las Principales Guerras de América

El ratio de participación militar es el porcentaje de personas en armas. Aunque el ratio de la Segunda Guerra Mundial parece sorprendentemente alto comparado con los de la Guerra de la Independencia y la Guerra Civil, esto se debe a que la Guerra de la Independencia tuvo lugar antes de la Revolución Industrial, y la Guerra Civil ocurrió antes de su máximo impacto, mientras que el poder femenino de la nación no fue aprovechado también en ninguno de los dos conflictos anteriores, ni para la movilización militar ni para la económica. Las muertes en combate se refieren a las tropas muertas en combate o por heridas. Otros incluye las muertes por enfermedad, privación y accidentes, e incluye las pérdidas entre los prisioneros de guerra. Heridos excluye a los que murieron por sus heridas, que se incluyen en Muertes en combate. El ratio es la proporción de heridos en acción respecto a las muertes en combate. La información compara el coste de las principales guerras de Estados Unidos desde 1775 sobre la base de los dólares de entonces y de la década de 1990. Los dólares actuales son las cifras reales gastadas en ese momento.

Guerra de Afganistán desde 1978

En la historia de Asia se suele hacer referencia a la Guerra de Afganistán, en la historia de Afganistán, como el conflicto interno que comenzó en 1978 entre las guerrillas islámicas anticomunistas y el gobierno comunista afgano (ayudado en 1979-89 por las tropas soviéticas), y que condujo al derrocamiento del gobierno en 1992. En términos más amplios, el término también abarca la actividad militar dentro de Afganistán después de 1992, pero aparte de la Guerra de Afganistán (2001-14), una invasión dirigida por Estados Unidos lanzada en respuesta a los atentados del 11 de septiembre contra Estados Unidos en 2001. Su inicio, en buena parte, se produce el 27 de abril de 1978, en que los militares desencadenaron un golpe de Estado, dirigido por los partidos comunistas unificados Khalq y Parcham, tras la muerte de un importante miembro del Parcham. El presidente Mohammed Daoud Khan fue asesinado junto con sus familiares cuando los golpistas tomaron el palacio presidencial. El término pachto saur significa «abril». Por ahora parece concluir en 2021, cuando el ejército de Estados Unidos abandonó Afghanistán, y su capital, Kabul, fue tomada seguidamente por los talibanes.

Interpretaciones de la Conquista

La conquista es un tipo de violencia fundacional, de hecho quizás el tipo paradigmático. Es fundacional en la medida en que introduce una ruptura política, lo que Maquiavelo ha llamado «nuevos modos» y «nuevos órdenes». Las conquistas inauguran nuevos derechos y obligaciones; con frecuencia borran las costumbres y convenciones políticas, jurídicas y sociales y consagran nuevos privilegios y autoridades. Por cada narración de triunfo y esperanza contada por el conquistador hay una contra-narrativa de derrota y desesperación contada por el conquistado. Foucault describe los discursos de conquista que surgieron en la Inglaterra y la Francia del siglo XVII como contrahistorias que desafían la unidad del Estado soberano y la universalidad de la ley. En opinión de Foucault, los relatos ingleses sobre la conquista normanda y los franceses sobre cómo los francos sometieron a los galos funcionaron como impugnaciones de los discursos políticos hegemónicos inglés y francés. Estos relatos de conquista desafiaron las representaciones oficiales del Estado y el derecho hasta el punto de hacer que la sociedad estuviera marcada por una división binaria entre conquistadores y conquistados. Las acciones de los conquistadores españoles en América han sido enjuiciadas desde enfoques muy distintos, como expone este texto. La conquista también justifica la rebelión y la insubordinación y que, a partir del siglo XVII, ofrece un esquema interpretativo para contar un relato alternativo. Tras la conquista de México y otras tierras americanas por parte de España, estos acontecimientos inspiraron libros, pinturas y otros registros históricos y artísticos. En esta sección se encuentran materiales que ilustran estas interpretaciones. Algunos de estos artículos destacan los esfuerzos de Bartolomé de las Casas (1474-1566), uno de los primeros historiadores españoles y misionero dominico en América, por persuadir al Imperio español de que los pueblos indígenas merecían un trato humano. También se presentan las espectaculares pinturas de la Conquista de México creadas en el siglo XVII, que captan el dramatismo del encuentro original tal y como lo imaginaron e interpretaron los artistas 150 años después.

Reconstrucción Después del Conflicto

Las ocupaciones británica y estadounidense de Irak y Afganistán han demostrado que el «cambio de régimen» y la victoria en la guerra no conducen necesariamente al establecimiento de democracias estables y prósperas, como ocurrió en las ocupaciones aliadas de Alemania Occidental y Japón tras la Segunda Guerra Mundial. Las experiencias británicas en la Alemania de posguerra, entre 1945 y 1949, ponen de relieve algunos principios generales que son relevantes hoy en día: lo que ocurre después de ganar la guerra puede ser más importante que la propia guerra. Como dijo el Mariscal de Campo Montgomery en un mensaje a sus tropas el Día de la Victoria en Europa (VE), el 8 de mayo de 1945, «Hemos ganado la guerra alemana. Ganemos ahora la paz». Las medidas restrictivas para evitar futuras agresiones deben complementarse con medidas reconstructivas positivas para que los ocupados puedan ver recompensados sus propios esfuerzos. Dar a los alemanes «esperanza en el futuro» era una de las frases favoritas de Montgomery. Hay un límite a la preparación que se puede hacer por adelantado porque es imposible predecir las circunstancias reales sobre el terreno. Por ello, los mandos militares y las autoridades civiles deben responder con flexibilidad en función de lo que encuentren. La democracia no puede imponerse por la fuerza ni por medios totalitarios. Intentar que la población local haga todo a la manera del vencedor puede ser contraproducente. Para que las estructuras políticas duren más allá de la ocupación, tienen que ser creadas por los líderes políticos locales y aceptadas por el conjunto de la población. Las relaciones personales entre ocupantes y ocupados son importantes. La reconciliación no se produce automáticamente, sino que requiere un esfuerzo consciente por ambas partes.

Cronología de los Conflictos Internacionales

Cronología de los Conflictos Internacionales Este elemento es una ampliación de los cursos y guías de Lawi. Ofrece hechos, comentarios … Leer más

Restablecimiento de la Paz Internacional

¿Cómo puede adaptarse la consolidación de la paz a las realidades y dilemas que plantean los conflictos contemporáneos? Esta publicación del United States Institute of Peace Press sostiene que la construcción de la paz requiere un enfoque integral. Ofrece sugerencias estratégicas y prácticas para ayudar a establecer una infraestructura para la transformación sostenible y abordar las necesidades inmediatas y profundamente arraigadas de las sociedades divididas.

La construcción de la paz se enfrenta a cuestiones sistémicas sobre cómo abordar la producción, la transferencia y la disponibilidad inmediata de armas, que alimentan y hacen posible un nivel extraordinario de violencia armada. La mayoría de los conflictos son internos, construidos en torno a grupos de identidad y caracterizados como de naturaleza étnica y/o religiosa. Se trata de conflictos muy arraigados que plantean dos cuestiones centrales: ¿Cuál es el marco conceptual más útil para abordar la naturaleza estructural y psicológica de los conflictos contemporáneos? ¿Qué enfoques y actividades prácticas tienen el mayor potencial para llevar estos conflictos hacia resultados pacíficos? Las respuestas se pueden encontrar en un enfoque integral, integrador y estratégico para la transformación de conflictos. En el ámbito de la resolución de conflictos,se proporciona ideas y estrategias fundamentales e importantes para la construcción de la paz y la reconciliación.

Tratado de Neuilly

Esta entrada examina el Tratado de Paz firmado en Neuilly-sur-Seine, el 27 de noviembre de 1919 entre Bélgica, el Imperio Británico, China, Cuba, Checoslovaquia, Francia, Grecia, Hedjaz, Italia, Japón, Polonia, Portugal, el Estado serbio-croata-esloveno, Siam y los Estados Unidos, y Bulgaria.

Tratado de Saint-Germain

Esta entrada describe el Tratado de Paz firmado en St. Germain-en-Laye, el 10 de septiembre de 1919 entre el Imperio Británico, Francia, Italia, Japón y los Estados Unidos (las principales potencias aliadas y asociadas), y Bélgica, China, Checoslovaquia, Cuba, Grecia, Nicaragua, Panamá, Portugal, Rumania, el Estado serbio-croata-esloveno y Siam, y Austria.

Combatiente Terrorista Extranjero

Autoridades nacionales que no quieran aplicar el párr. 1 de SC res. 2178 directamente tendría que justificar la no aplicación de esa resolución. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). Deben basarse, en su justificación, en el principio de legalidad mencionado, que en última instancia busca proteger la libertad individual. Bajo el debido respeto al principio de legalidad, especialmente en su versión estricta de nulla poena, la resolución 2178 seguramente no puede implementar ningún efecto criminalizador. Pero las obligaciones de cesar y desistir de todos los actos terroristas se derivan directamente de la resolución 2178 del Consejo de Seguridad. Incluso se podría argumentar (aunque con cierta dificultad) que la obligación de los individuos de no viajar a una región para participar en el financiamiento, planificación, La preparación, o la perpetración de actos terroristas también se deriva de la resolución en sí (párrafos 1, 6 y 8).

Eso significaría que una autoridad nacional, en ausencia de una ley nacional de control de fronteras, podría, desde la perspectiva del derecho internacional, basarse en la res. 2178 para rechazar la emisión de un pasaporte, por ejemplo. Tendría que respetar el derecho internacional de los derechos humanos, a saber, el derecho humano a abandonar el país (12 (2) ICCPR), para esto. Parece como si los límites establecidos en el art. 12 (3) El ICCPR está satisfecho a primera vista, ya que la prohibición y el control de los viajes es, como se argumentó anteriormente, «proporcionado por la ley», y parece ser «necesario» para proteger la seguridad nacional, el orden público y los derechos y libertades de los demás.

No Combatiente

No Combatiente en Derecho Militar Expresión cuya primera acepción, caída en desuso, se refería a los miembros de las fuerzas armadas, que no fueran personal sanitario o religioso, que no participaban directamente en las hostilidades (por ej., los adscritos al abastecimiento, al transporte, […]

Combatientes

Combatientes en el Derecho Español Combatientes a finales del Siglo XX En el Diccionario Jurídico Espasa, Combatientes se define como: Los actos de hostilidad no pueden ser realizados por cualquiera En este punto, el DI ha establecido tradicionalmente una distinción entre: a) combatientes, a […]