Efectos de la Insurgencia del Ej√©rcito de Resistencia del Se√Īor

Este texto examina la lucha de Uganda contra el Ej√©rcito de Resistencia del Se√Īor (ERS o, LRA, por sus siglas en ingl√©s). Sostiene que a partir de 1987, bajo el liderazgo de Joseph Kony, el Ej√©rcito de Resistencia del Se√Īor libr√≥ uno de los conflictos m√°s duraderos y prolongados que definieron la historia poscolonial de Uganda. La tumultuosa experiencia durante gran parte del periodo poscolonial de Uganda es todo lo contrario de c√≥mo empez√≥ el pa√≠s. La insurgencia del Ej√©rcito de Resistencia del Se√Īor es una continuaci√≥n de los grupos insurgentes que surgieron en el norte de Uganda para impugnar la toma y el mantenimiento en el poder del Ej√©rcito Nacional de Resistencia. En cualquier pa√≠s, cuando surgen problemas de insurgencia, el Estado se convierte en el principal. La insurgencia provoc√≥ la desconfianza y la p√©rdida de confianza de la poblaci√≥n en el gobierno de Uganda. El efecto de la insurgencia del Ej√©rcito de Resistencia del Se√Īor en la poblaci√≥n local, al igual que en el Estado, est√° bien articulado en la literatura. En el norte de Uganda, en particular, muchas personas se exiliaron o se desplazaron dentro del pa√≠s. En vista de los desaf√≠os contempor√°neos inducidos por los cambios en el entorno de seguridad internacional, y los cambios concomitantes en la naturaleza y el car√°cter de los conflictos africanos, es imperativo que el gobierno ugand√©s, replantee la pol√≠tica de defensa nacional del pa√≠s y las estrategias de contrainsurgencia, fusionando la estrategia militar que se basa en maniobras de violencia “de palo”, por ejemplo la detenci√≥n y eliminaci√≥n de insurgentes individuales, la desarticulaci√≥n de las redes de apoyo de los insurgentes y la decapitaci√≥n del Ej√©rcito Resistente del Se√Īor; y la t√°ctica indirecta, que abarca las agencias pol√≠ticas, econ√≥micas, psicol√≥gicas y c√≠vicas dise√Īadas para mejorar el bienestar de los civiles m√°s all√° de las preocupaciones de seguridad, ganando as√≠ sus corazones y mentes, y alejando a los civiles de la insurgencia – las cuestiones de seguridad humana y la sostenibilidad de los medios de vida, son vitales para poner fin a la persistente insurgencia del Ej√©rcito Resistente del Se√Īor en Uganda.

Genocidio de Ruanda

Las raíces del genocidio de 1994 en Ruanda se remontan a las luchas políticas entre hutus y tutsis que surgieron al final del período colonial belga en el decenio de 1950. Antes de la colonización europea, los hutus y los tutsis parecen haberse considerado más afines a las castas o clases que a los grupos étnicos. La invasión simultánea del Frente Patriótico Ruandés y la agitación interna desencadenaron una crisis política y militar en Ruanda que finalmente condujo al genocidio de 1994. La escasez de documentos internos de los grupos extremistas que organizaron el genocidio significa que no puede haber una respuesta definitiva a por qué los extremistas se decidieron por esta sangrienta solución. Sin embargo, a pesar de estas limitaciones, se puede construir una explicación ampliamente deductiva pero convincente que sea coherente con lo que se conoce sobre la progresión de los acontecimientos de 1990 a 1994 y con las limitadas pruebas disponibles de los propios extremistas. Esta explicación sugiere que los extremistas hutus llegaron a la decisión de iniciar un genocidio sistemático sólo después de haber llegado a la conclusión de que las opciones menos violentas para hacer frente a la amenaza tutsi habían fracasado y que otras posibles soluciones serían poco prácticas o insuficientes. Aquí se describen los factores pueden haber contribuido a esta percepción entre los grupos extremistas.

Conflictos en la Historia de los Países Nórdicos

Esta narrativa hist√≥rica maestra argumenta con retrospectiva e interpreta los conflictos de la primera modernidad a la luz de un proceso teleol√≥gico con un resultado normativo: el Estado weberiano. Desde el punto de vista de este Estado moderno, el cambio y el desarrollo hist√≥ricos se iniciaron y dirigieron desde arriba, mientras que la poblaci√≥n se limitaba a reaccionar y resistir. En realidad, la poblaci√≥n de los primeros tiempos de la modernidad ni siquiera pod√≠a imaginar el Estado weberiano ni medir su propia experiencia pol√≠tica en referencia a √©l. Pero las rebeliones eran motivo de preocupaci√≥n. En la Suecia moderna temprana, el trauma de las revueltas pasadas, es decir, la Guerra de Dacke (1542-1543) y la Guerra de los Clubes (1596-1597), afect√≥ a la ret√≥rica y las t√°cticas de la √©lite pol√≠tica a la hora de enfrentarse a los disturbios (potenciales) desde abajo durante todo el siglo siguiente. En contraste con el continente europeo, donde varios pa√≠ses vieron levantamientos a gran escala como consecuencia de la tensa situaci√≥n pol√≠tica, el descontento del pueblo sueco y la aprensi√≥n del gobierno a la violencia masiva dieron lugar a continuas negociaciones de poder entre el gobierno y los s√ļbditos. Los conflictos culminaron a mediados del siglo XVII, durante el breve periodo de paz exterior bajo la reina Cristina, cuando el imperio sueco se encontr√≥ al borde de la crisis pol√≠tica, con una guerra civil inminente debido a los disturbios en combinaci√≥n con la pol√©mica Dieta larga de 1650. En la Suecia moderna temprana, el trauma de las revueltas pasadas, es decir, la Guerra de Dacke (1542-1543) y la Guerra de los Clubes (1596-1597), afect√≥ a la ret√≥rica y las t√°cticas de la √©lite pol√≠tica a la hora de enfrentarse a los disturbios (potenciales) desde abajo durante todo el siglo siguiente. Los contempor√°neos al siglo XVII sintieron la omnipresencia de las revueltas y las guerras civiles. Ni la revuelta de Gustavo I contra Cristi√°n II (conocido como el “tirano” en Suecia), ni el levantamiento de Engelbrekt o la rebeli√≥n de Carlos IX fueron considerados ilegales.

Guerra Civil de Sila

Al enterarse de la derrota de los samnitas cerca de Roma, el joven Mario se suicid√≥ en Praeneste (o fue asesinado al intentar escapar, seg√ļn Plutarco) y los habitantes fueron masacrados despu√©s de que Afella lograra tomar la ciudad. La guerra a√ļn no hab√≠a terminado, pero √©sta hab√≠a sido una de las batallas m√°s cr√≠ticas para Roma en toda su historia. Nola seguir√≠a resistiendo hasta el a√Īo 80 y Aesernia hasta el 79, mientras que Sicilia, √Āfrica y Espa√Īa segu√≠an bajo el control de los partidarios de Mario. Esta guerra civil en Italia hab√≠a durado casi dos a√Īos, desde la llegada de Sula a Brundisium en el invierno del 84/83 hasta la ca√≠da de Praeneste en noviembre del 82.

Genocidio Guatemalteco

En los a√Īos comprendidos entre 1960 y 1996, Guatemala fue devastada por repetidas olas de insurgencia y guerra de contraguerrilla. La insurgencia comenz√≥ en 1960 cuando un peque√Īo grupo de oficiales militares dio un golpe de Estado contra el r√©gimen guatemalteco. Aunque el golpe fracas√≥, sus organizadores escaparon a la captura, organizaron una peque√Īa fuerza guerrillera y prometieron derrocar al gobierno. Setenta y cinco mil personas, casi todos civiles, fueron masacrados en dieciocho meses, la mayor√≠a en los primeros ocho meses de la campa√Īa. En el √°rea de mayor actividad guerrillera, conocida como el Tri√°ngulo Ixil, aproximadamente un tercio de la poblaci√≥n local puede haber sido asesinada. A pesar de la violencia masiva asociada a la campa√Īa, la brutalidad del ej√©rcito guatemalteco no fue principalmente el resultado de l√≠deres sedientos de sangre, tropas indisciplinadas o el racismo dirigido contra los partidarios ind√≠genas de la guerrilla. El 28 de enero de 2013, un juez de Guatemala orden√≥ que el que hab√≠a sido presidente del pa√≠s en 1982-83, el general Jos√© Efra√≠n R√≠os Montt, fuera juzgado por genocidio. Es el primer ex jefe de Estado juzgado por genocidio en Am√©rica. Su sucesor en la presidencia de Guatemala, el general √ďscar Mej√≠a, tambi√©n hab√≠a sido acusado de genocidio, pero entonces se le consider√≥ no apto para el juicio. El 19 de marzo de 2013, el tribunal comenz√≥ a juzgar el caso contra R√≠os Montt, es decir, que cometi√≥ genocidio contra Maya Ixil mientras ocupaba el cargo entre marzo de 1982 y agosto de 1983.

Conflicto Armado Interno

Este texto se ocupa del conflicto armado interno. Un conflicto armado interno (o “no internacional”) se refiere a una situaci√≥n de violencia que implica enfrentamientos armados prolongados entre las fuerzas gubernamentales y uno o varios grupos armados organizados, o entre estos mismos grupos, que surgen en el territorio de un Estado. La divisi√≥n de la sociedad mundial en nacional e internacional es arbitraria, pero es una divisi√≥n a la que se aferra gran parte del derecho internacional humanitario. Dado que las leyes tradicionales de la guerra -y las leyes de los cr√≠menes de guerra- s√≥lo se refer√≠an a conflictos entre Estados, los Estados que se acusaban mutuamente de violarlas o de cometer cr√≠menes de guerra necesitaban caracterizar un conflicto como verdaderamente internacional y no interno. As√≠, los Convenios de Ginebra y el Protocolo Adicional I abordan en casi todos sus aspectos √ļnicamente los conflictos internacionales. El Tribunal de Yugoslavia ha interpretado su estatuto para permitir la jurisdicci√≥n sobre violaciones graves del art√≠culo 3 com√ļn y otras violaciones graves de las leyes y costumbres de la guerra en conflictos internos; y el estatuto de la Corte Penal Internacional prev√© espec√≠ficamente la criminalidad sobre muchos actos cometidos en conflictos internos. El art√≠culo 3, cuyo texto se repite en los cuatro Convenios de Ginebra, es la √ļnica parte de los convenios que se aplica expl√≠citamente a los conflictos armados internos. Se le ha llamado un “tratado en miniatura”, y establece las protecciones m√≠nimas y las normas de conducta a las que deben adherirse el Estado y sus oponentes armados. Las protecciones que detalla son el n√ļcleo del derecho internacional humanitario. El Protocolo Adicional II de 1977 tambi√©n cubre los conflictos armados internos, pero est√° menos aceptado entre los Estados que los Convenios de 1949.

Defensa Civil

La defensa civil consiste en un conjunto de medidas que se deben prever y de actividades que se deben desplegar para hacer frente a situaciones de peligro provocadas por situaciones tales como las calamidades de origen natural y las crisis nacionales. La defensa civil en casos de emergencia, consiste en actos realizados por la poblaci√≥n militar, en el frente interior de un pa√≠s, ya sea individualmente o en grupos organizados. Si las organizaciones civiles de defensa civil, su personal, sus edificios, sus refugios y su material son utilizados para perjudicar al enemigo, su protecci√≥n cesa. Pero la organizaci√≥n de la defensa civil bajo la direcci√≥n de las autoridades militares, la cooperaci√≥n con los militares en las tareas de defensa civil y la organizaci√≥n seg√ļn las l√≠neas militares no constituyen “actos perjudiciales para el enemigo”. En esta plataforma, los conceptos y temas relacionados con defensa civil incluyen los siguientes: Toques de queda, Mantenimiento del orden p√ļblico, Polic√≠a, Participaci√≥n ciudadana, Comunicaciones de emergencia, Delitos contra la seguridad nacional, Fuerzas armadas. Defensa Civil, en esta plataforma global, en general, hace referencia o se utiliza para programas y medidas preventivas para proteger a las poblaciones civiles del da√Īo provocado por guerras y desastres.

Causas de la Guerra Civil de Estados Unidos

Este texto se ocupa de las causas de la Guerra Civil de Estados Unidos, ofreciendo un resumen de la guerra de cesi√≥n y de lo que hizo Lincon en la historia americana. Texas hab√≠a sido originalmente una parte de la rep√ļblica de M√©xico, pero fue colonizada en gran parte por estadounidenses de los estados esclavistas, y se separ√≥ de M√©xico y estableci√≥ su independencia en 1836. A continuaci√≥n, se produjo una vigorosa agitaci√≥n para la anexi√≥n de Texas, que fue anexionada en 1844 y admitida como estado en 1845. La ley mexicana prohib√≠a la esclavitud en Texas, pero ahora el Sur reclamaba Texas por la esclavitud, y lo consigui√≥. Adem√°s, la guerra con M√©xico que surgi√≥ a ra√≠z de la anexi√≥n de Texas hab√≠a a√Īadido Nuevo M√©xico y otras zonas a los Estados Unidos, y en estas regiones tambi√©n se permit√≠a la esclavitud y una Ley de Esclavos Fugitivos aument√≥ la eficacia de los m√©todos de captura y devoluci√≥n de los esclavos que hab√≠an huido a los estados libres, Pero, mientras tanto, el desarrollo de la navegaci√≥n oce√°nica estaba trayendo un creciente enjambre de inmigrantes de Europa para engrosar la creciente poblaci√≥n de los estados del norte, y la elevaci√≥n de Iowa, Wisconsin, Minnesota y Oreg√≥n, todas ellas tierras de cultivo del norte, a nivel estatal, dio al Norte antiesclavista la posibilidad de predominar tanto en el Senado como en la C√°mara de Representantes.
El Sur algodonero, irritado por la creciente amenaza del movimiento abolicionista, y temiendo este predominio en el Congreso, comenz√≥ a hablar de secesi√≥n de la Uni√≥n. Los sure√Īos empezaron a so√Īar con anexiones al sur de ellos en M√©xico y las Indias Occidentales, y con un gran estado esclavista, separado del norte y que llegara desde la l√≠nea Mason y Dixon hasta Panam√°. Kansas se convirti√≥ en la regi√≥n para la decisi√≥n final.

Guerra de Afganist√°n desde 1978

En la historia de Asia se suele hacer referencia a la Guerra de Afganist√°n, en la historia de Afganist√°n, como el conflicto interno que comenz√≥ en 1978 entre las guerrillas isl√°micas anticomunistas y el gobierno comunista afgano (ayudado en 1979-89 por las tropas sovi√©ticas), y que condujo al derrocamiento del gobierno en 1992. En t√©rminos m√°s amplios, el t√©rmino tambi√©n abarca la actividad militar dentro de Afganist√°n despu√©s de 1992, pero aparte de la Guerra de Afganist√°n (2001-14), una invasi√≥n dirigida por Estados Unidos lanzada en respuesta a los atentados del 11 de septiembre contra Estados Unidos en 2001. Su inicio, en buena parte, se produce el 27 de abril de 1978, en que los militares desencadenaron un golpe de Estado, dirigido por los partidos comunistas unificados Khalq y Parcham, tras la muerte de un importante miembro del Parcham. El presidente Mohammed Daoud Khan fue asesinado junto con sus familiares cuando los golpistas tomaron el palacio presidencial. El t√©rmino pachto saur significa “abril”. Por ahora parece concluir en 2021, cuando el ej√©rcito de Estados Unidos abandon√≥ Afghanist√°n, y su capital, Kabul, fue tomada seguidamente por los talibanes.

Cronología de Protestas

Cronolog√≠a de Protestas en la Historia Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. La cronolog√≠a que sigue contiene una muestra de los acontecimientos importantes, protestas, disturbios y rebeliones que se produjeron en el mundo moderno. c. 1760 a 1840 Per√≠odo de transici√≥n … Leer m√°s