Guerra Híbrida Rusa Sobre Ucrania

Este texto expone el concepto ruso de una guerra híbrida, describe los objetivos estratégicos de Moscú hacia Ucrania, esboza la evolución de sus planes de guerra desde las operaciones «tradicionales» a las híbridas y analiza las tácticas y la eficacia del intervencionismo ruso en ese país. El bloqueo estratégico a partir de 2014 significa que Rusia no es capaz de ganar la guerra híbrida contra Ucrania. Entre las causas de este fracaso, la fundamental fue el gran error estratégico de Putin al subestimar la determinación de la sociedad ucraniana y de la mayor parte de sus élites para resistir la agresión rusa y también la determinación de los Estados Unidos y de los países europeos de sancionar a Rusia para detener su invasión e impulsarla a retirarse de Donbás. Además, la capacidad de las autoridades ucranianas de reprimir a los grupos subversivos y terroristas prorrusos en Odessa, Jarkiv y algunas otras regiones del sureste de Ucrania durante los tres o cuatro meses críticos posteriores a la caída del régimen de Yanukóvich y el inicio de la agresión híbrida en Donbás fue de importancia crítica para evitar la propagación del motín más allá de las fronteras de Donbás.

Causas de la Primera Guerra Mundial

De acuerdo con una teoría ampliamente aceptada, el asesinato del heredero al trono austrohúngaro, el 28 de junio de 1914, habría desencadenado un “efecto dominó” de alianzas que habría provocado la Primera Guerra Mundial. Esta lectura esconde las causas reales del conflicto, en particular la mortífera espiral de rivalidades imperiales. Con el auge del socialismo y el conflicto de clases, los líderes estadounidenses se preocuparon por la unidad nacional. Un senador comentó que los jóvenes debían conocer su responsabilidad con el país. La Primera Guerra Mundial, librada «por la salud del Estado», como la describió un escritor radical, costó millones de muertos sin que la humanidad saliera ganando. Los países europeos lucharon por «fronteras, colonias, esferas de influencia» en todo el mundo. La guerra comenzó rápidamente en Europa. Woodrow Wilson (1856-1924) prometió al principio que Estados Unidos se mantendría neutral. Pero cuando los alemanes atacaron barcos mercantes estadounidenses en 1917, Wilson utilizó este hecho como pretexto para entrar en la guerra. Sus motivos eran principalmente financieros. La economía estadounidense estaba en recesión desde 1914. El beneficio requería mercados extranjeros, especialmente una alianza con Inglaterra. Industriales como J.P. Morgan prestaban dinero a las fuerzas aliadas de Inglaterra. Una victoria británica contra Alemania podría conducir a beneficios para los Estados Unidos.

Imperialismo Norteamericano

Este texto se ocupa de la historia y algunas de las características del Imperio estadounidense. Después de la masacre de Wounded Knee de 1890 no quedaba mucha tierra en la frontera nacional. La depresión de 1893 hizo que las élites económicas consideraran los mercados de ultramar para los productos estadounidenses. Finalmente, «los impulsos gemelos del capitalismo y el nacionalismo» condujeron a una mayor expansión en el extranjero y, en última instancia, a la guerra. Los políticos, empresarios y líderes militares ya estaban a favor de la expansión en el extranjero. Incluso los líderes populistas apoyaban la expansión, con la esperanza de obtener mayores oportunidades económicas en sus granjas. Pero Zinn sostiene que los periódicos exageraron el deseo de la gente común de un imperio internacional. El deseo de imperio del presidente Theodore Roosevelt estaba impulsado por el racismo. Quería conquistar razas que consideraba inferiores, y estaba ansioso por ir a la guerra. Sin embargo, las excusas más populares para la expansión incluían una mayor prosperidad y generosidad con las naciones en dificultades. A principios del siglo XX, Estados Unidos adoptó una política exterior de «puertas abiertas». Se trataba de una versión del imperialismo dominada por los intereses económicos. Los empresarios estadounidenses querían tener libre acceso a los mercados extranjeros, no a las colonias. La intervención de Estados Unidos en China y Cuba estuvo impulsada por motivos de lucro. China era una puerta de entrada al resto de Asia. Las plantaciones cubanas cultivaban productos con un gran potencial comercial. El fervor por el imperio afectó a la vida estadounidense. Los políticos hablaban de conquistar otras razas y de cumplir el destino americano. El racismo floreció en todo el país. Empresarios, políticos, intelectuales y otros que se oponían al imperio formaron la Liga Antiimperialista. Las fuerzas laborales denunciaron la expansión americana pero aprobaron el crecimiento económico. En el extranjero, los efectos fueron más devastadores. El sofisticado armamento estadounidense masacró a miles de filipinos. Las tropas afroamericanas en Filipinas se enfrentaron a la violencia racial en casa y en el extranjero, lo que llevó a muchos de ellos a oponerse a la guerra. Sobre la guerra hispano-estadounidense; ahí se explican muchas de sus causas y consecuencias.

Batalla de El Álamo

En marzo de 1836, el ejército mexicano dirigido por el general Santa Anna masacró a más de doscientos tejanos que habían quedado atrapados en El Álamo. Tras trece días de lucha, las leyendas estadounidenses Jim Bowie y Davey Crockett murieron allí, junto con otros estadounidenses que se habían trasladado a Texas en busca de un nuevo comienzo. Fue un golpe demoledor para la lucha por la libertad de Texas. Pero la historia no termina ahí. La derrota galvanizó a los colonos tejanos y, bajo el liderazgo del general Sam Houston, se unieron. Seis semanas después de El Álamo, Houston y su banda de colonos derrotaron al ejército de Santa Anna en una impactante victoria, consiguiendo la independencia por la que tantos habían muerto. Sam Houston y sus huestes, tratando de vengar la derrota del Álamo, recupera esta guerra fundamental que cambió América para siempre, y arroja luz sobre la cuerda floja que todos los héroes de guerra recorren entre el valor y el cálculo.. Toda nación necesita su mito de creación, y como Texas fue una nación antes de ser un estado, no es de extrañar que sus mitos calen hondo. No hay un trozo de historia más importante para los tejanos que la Batalla del Álamo, en la que Davy Crockett y una banda de rebeldes cayeron en un incendio de gloria luchando por la independencia de México, perdiendo la batalla pero preparando a Texas para ganar la guerra. Sin embargo, esa versión de los hechos, debe más a la fantasía que a la realidad. Al igual que el emplazamiento de El Álamo quedó en ruinas durante décadas, su historia fue olvidada y tergiversada con el paso del tiempo, borrándose las contribuciones de los tejanos -tejanos de origen mexicano que lucharon junto a los rebeldes anglosajones- y ocultándose el origen del conflicto por la presión de México para abolir la esclavitud. Desde los años 70, oleadas de revisionistas se han acercado a este tema, y a veces han hecho verdaderos progresos hacia una historia más matizada e inclusiva que no aliena a nadie. Pero no estamos viviendo una de esas épocas; la lucha por el significado del Álamo se ha vuelto más encarnizada que nunca en los últimos años, incluso violenta, a medida que el futuro de Texas empieza a ser cada vez más diferente de su pasado.

Conquistas de Alejandro Magno

La destrucción de Tebas delataba una veta de violencia en el nuevo dueño de los destinos humanos. Fue un golpe demasiado duro. Fue algo bárbaro. Si se mató el espíritu de rebelión, también se mató el espíritu de ayuda. Los estados griegos permanecieron inertes a partir de entonces, ni molestos ni útiles. Al principio de la guerra los persas tenían esta suprema ventaja, eran prácticamente dueños del mar. Los barcos de los atenienses y de sus aliados se enfurruñaban sin ayuda. Alejandro, para llegar a Asia, tenía que rodear el Helesponto; y si se adentraba en el Imperio Persa, corría el riesgo de quedar completamente aislado de su base. Su primera tarea, por tanto, era paralizar al enemigo en el mar, y esto sólo podía hacerlo marchando a lo largo de la costa de Asia Menor y capturando puerto tras puerto hasta destruir las bases marítimas persas. Si los persas hubiesen evitado la batalla y se hubiesen apoyado en su larga línea de comunicaciones, probablemente habrían podido destruirlo.

Guerra de Afganistán desde 1978

En la historia de Asia se suele hacer referencia a la Guerra de Afganistán, en la historia de Afganistán, como el conflicto interno que comenzó en 1978 entre las guerrillas islámicas anticomunistas y el gobierno comunista afgano (ayudado en 1979-89 por las tropas soviéticas), y que condujo al derrocamiento del gobierno en 1992. En términos más amplios, el término también abarca la actividad militar dentro de Afganistán después de 1992, pero aparte de la Guerra de Afganistán (2001-14), una invasión dirigida por Estados Unidos lanzada en respuesta a los atentados del 11 de septiembre contra Estados Unidos en 2001. Su inicio, en buena parte, se produce el 27 de abril de 1978, en que los militares desencadenaron un golpe de Estado, dirigido por los partidos comunistas unificados Khalq y Parcham, tras la muerte de un importante miembro del Parcham. El presidente Mohammed Daoud Khan fue asesinado junto con sus familiares cuando los golpistas tomaron el palacio presidencial. El término pachto saur significa «abril». Por ahora parece concluir en 2021, cuando el ejército de Estados Unidos abandonó Afghanistán, y su capital, Kabul, fue tomada seguidamente por los talibanes.

Historia de la Guerra Relámpago

En la medida en que la Wehrmacht alemana logró una innovación doctrinal que puede llamarse Blitzkrieg, la intervención de Hitler fue decisiva. En ausencia de su intervención, parece probable que la dinámica organizativa normal hubiera sido determinante. Guderian bien podría haber terminado comandando solo un cuerpo de infantería en 1939. Sus ideas habrían sido suprimidas y el ejército alemán habría entrado en la Segunda Guerra Mundial con una estrategia mucho más tradicional. Aunque no se puede dudar de que la Wehrmacht habría vencido a los polacos bajo cualquier circunstancia, los acontecimientos en los Países Bajos podrían haber resultado muy diferentes si Guderian y los otros pioneros de la guerra mecanizada en el ejército alemán no hubieran recibido el apoyo de Hitler.

Cooperación Militar

La ayuda o cooperación militar puede adoptar muchas formas diferentes, como subvenciones, préstamos o créditos para adquirir equipos de defensa, servicios y formación. A menudo la cooperación militar está «vinculada», en el sentido de que los receptores deben utilizar los fondos para comprar bienes y servicios de defensa al donante. El objetivo de la ayuda militar es ayudar a los receptores a resolver diversos problemas de seguridad. Los países receptores pueden enfrentarse a diferentes amenazas a la seguridad, como una guerra internacional, una rebelión interna o el terrorismo. La cooperación militar se suministra a menudo para ayudar no sólo a la seguridad nacional del receptor, sino también a las amenazas a la seguridad regional y mundial. Estas consideraciones internacionales hacen que el estudio de la ayuda militar sea controvertido. Si los donantes no siempre utilizan la ayuda al desarrollo para sus fines declarados, ¿qué ocurre con los países receptores? En la bibliografía sobre la ayuda al desarrollo existe un amplio debate sobre la fungibilidad, es decir, existe la preocupación de que los fondos destinados a un fin específico se utilicen para financiar proyectos y programas para los que no estaban originalmente destinados. Se ha calculado que alrededor del 11% de la ayuda al desarrollo se filtra hacia el gasto militar.

Estrategia Militar

Si el poder implica la victoria en la guerra, entonces los actores débiles casi nunca deberían ganar contra los oponentes más fuertes, especialmente cuando la brecha en el poder relativo es muy grande. Sin embargo, la historia sugiere lo contrario: Los actores débiles a veces ganan. La cuestión es cómo. Comprender las condiciones en las que los actores débiles ganan las guerras es importante.

Guerra de Yom Kipur

Guerra del Yom Kipur es la denominación que recibió la cuarta de las Guerras árabe-israelíes por haber comenzado el día sagrado judío del Yom Kipur. Israel fue la potencia militar dominante en la región durante los siguientes seis años. Liderado por Golda Meir desde 1969, estaba generalmente satisfecho con el status quo. Sin embargo, los líderes árabes advirtieron repetidamente que no aceptarían que continuara la ocupación israelí de las tierras perdidas en 1967. Después de que Anwar al-Sadat sucediera a Nasser como presidente de Egipto en 1970, las amenazas fueron más frecuentes. Las tropas se concentraron periódicamente a lo largo del Canal de Suez. Las fuerzas egipcias y sirias se sometieron a un rearme masivo con sofisticados equipos soviéticos. Sadat consolidó los preparativos de guerra en acuerdos secretos con el presidente Hafez al-Assad de Siria para un ataque conjunto y con el rey Faisal de Arabia Saudita para financiar las operaciones.

Konfrontasi

La confrontación entre Indonesia y Malasia o la confrontación de Borneo (también conocida por su nombre indonesio/malayo, Konfrontasi) fue un conflicto violento entre 1963 y 1966 que surgió de la oposición de Indonesia a la creación de Malasia. La creación de Malasia fue la fusión de la Federación de Malaya (ahora Malasia Occidental), Singapur y la colonia de la corona/los protectorados británicos de Borneo del Norte y Sarawak (conocidos colectivamente como Borneo Británico, ahora Malasia Oriental) en septiembre de 1963[17] Entre los precursores importantes del conflicto se encuentran la política de confrontación de Indonesia contra Nueva Guinea holandesa de marzo-agosto de 1962 y la Revuelta de Brunei en diciembre de 1962.
El enfrentamiento fue una guerra no declarada con la mayoría de las acciones que tuvieron lugar en la zona fronteriza entre Indonesia y Malasia Oriental en la isla de Borneo (conocida como Kalimantan en Indonesia). El conflicto se caracterizó por un combate terrestre restringido y aislado, enmarcado en tácticas de bajo nivel de agresividad. El combate se llevaba a cabo normalmente mediante operaciones del tamaño de una compañía o de un pelotón a ambos lados de la frontera. La campaña de infiltraciones de Indonesia en Borneo pretendía explotar la diversidad étnica y religiosa de Sabah y Sarawak en comparación con la de Malaya y Singapur, con la intención de desentrañar el estado propuesto de Malasia. El terreno selvático de Borneo y la falta de carreteras a ambos lados de la frontera entre Malasia e Indonesia obligaron a las fuerzas indonesias y del Commonwealth a realizar largas patrullas a pie. Ambas partes dependían de operaciones de infantería ligera y transporte aéreo, aunque las fuerzas del Commonwealth aprovecharon la ventaja de un mejor despliegue de helicópteros y reabastecimiento de las bases de operaciones de avanzada. Los ríos también se utilizaban como medio de transporte y de infiltración. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). Aunque las operaciones de combate fueron realizadas principalmente por fuerzas terrestres, las fuerzas aéreas desempeñaron un papel de apoyo vital y las fuerzas navales garantizaron la seguridad de los flancos del mar. Los británicos proporcionaron la mayor parte del esfuerzo defensivo, aunque las fuerzas malasias aumentaron constantemente sus contribuciones, y hubo contribuciones periódicas de fuerzas australianas y neozelandesas dentro de la Reserva Estratégica combinada del Lejano Oriente estacionadas entonces en Malasia Occidental y Singapur.

Emergencia Malaya

Emergencia malaya fue una insurrección comunista en la Federación Malaya (la actual Malaysia) que se prolongó desde 1948 hasta 1960,propiciando la intervención de terceros países, como Austalia. Implicó un desafío no solo al régimen imperialista británico sino también a la pacífica transición política hacia la independencia malaya. En el momento de mayor virulencia, a inicios de la década de 1950, se empleó a más de cien mil soldados para hacer frente a 8.000 guerrilleros. La Emergencia supuso la pérdida de 11.000 vidas aproximadamente.

Crisis del Canal de Suez

Crisis del canal de Suez (Historia) Crisis del canal de Suez, conflicto entre Gran Bretaña, Francia, Israel y Egipto, que tuvo lugar desde el 29 de octubre hasta el 6 de noviembre de 1956. La causa inmediata de esta crisis fue la nacionalización de la Compañía Universal del Canal Marítimo de […]