Esquema de Historia

Esquema de Historia Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Los esquemas, que presentan informaci√≥n estructurada, ayudan al usuario a ver la estructura general de la informaci√≥n relacionada con un tema y a encontrar entradas individuales que coinciden con algunos criterios. Este … Leer m√°s

Gobernanza Transnacional

Gobernanza Transnacional Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Gobernanza Transnacional en el Contexto de la Regulaci√≥n en el Siglo XXI, Neoliberalismo y Globalizaci√≥n Nota: hay abundante informaci√≥n acerca del neoliberalismo y de la globalizaci√≥n en el siglo XXI. Puede interesar la … Leer m√°s

Corporaciones Transnacionales

Consideraciones Generales Hace referencia la expresi√≥n “corporaciones transnacionales”, en esta plataforma global, fundamentalmente a corporaciones incorporadas y no incorporadas que operan en dos o m√°s pa√≠ses y que comprenden empresas “matrices” o principales y sus filiales en el […]

Terrorismo en la Historia Mundial

Aunque quiz√° sea f√°cil descartar el movimiento, como lo han hecho algunos historiadores, como compuesto por adolescentes `frustrados, pobres, sombr√≠os e inadaptados’ – de forma similar, muchos observadores contempor√°neos denigran a los terroristas de hoy en d√≠a como descerebrados, obsesivo e inadaptado – fue un miembro de la joven Bosnia, Gavrilo Princip, a quien se le atribuye ampliamente haber puesto en marcha la cadena de acontecimientos que comenz√≥ el 28 de junio de 1914, cuando asesin√≥ al archiduque Francisco Fernando de Habsburgo en Sarajevo, y que culmin√≥ en la Primera Guerra Mundial. De hecho, seg√ļn un relato revisionista de los acontecimientos que condujeron al asesinato, aunque la pistola utilizada por Princip hab√≠a sido suministrada por la Mano Negra desde una armer√≠a militar serbia en Kragujevac, y aunque Princip hab√≠a sido entrenado por la Mano Negra en Serbia antes de ser devuelto de contrabando al otro lado de la frontera para el asesinato, en el √ļltimo momento Dimitrievich aparentemente cedi√≥ a la intensa presi√≥n del gobierno e intent√≥ detener el asesinato. Sin embargo, los oscuros v√≠nculos entre los altos funcionarios del gobierno y sus comandantes militares de alto rango y los movimientos terroristas transnacionales aparentemente independientes, y la enmara√Īada red de intrigas, complots, suministro y entrenamiento clandestino de armas, agentes de inteligencia y santuario transfronterizo que estas relaciones inevitablemente implican, proporcionan un paralelismo hist√≥rico pertinente al fen√≥meno contempor√°neo conocido como terrorismo “patrocinado por el Estado” (es decir, el apoyo, est√≠mulo y asistencia activos y a menudo clandestinos proporcionados por un gobierno extranjero a un grupo terrorista), que se discute en esta entrada. Por un lado, inspir√°ndose en la despiadada eliminaci√≥n por parte de Hitler de sus propios oponentes pol√≠ticos, el dictador ruso transform√≥ de manera similar el partido pol√≠tico que dirig√≠a en un instrumento servil que respond√≠a directamente a su voluntad personal, y el aparato policial y de seguridad del Estado en √≥rganos serviles de coerci√≥n, aplicaci√≥n y represi√≥n. (Tal vez sea de inter√©s m√°s investigaci√≥n sobre el concepto). Por lo tanto, por otro lado, a diferencia de los nazis o de los fascistas, que hab√≠an salido de la libertad pol√≠tica en sus propios pa√≠ses para tomar el poder y luego tuvieron que luchar para consolidar su dominio y conservar su autoridad indiscutible, a mediados de la d√©cada de 1930 el Partido Comunista Ruso estaba firmemente afianzado en el poder desde hac√≠a m√°s de una d√©cada. El uso de los llamados `escuadrones de la muerte’ (a menudo agentes de seguridad o de polic√≠a fuera de servicio o vestidos de civil) junto con una flagrante intimidaci√≥n de los opositores pol√≠ticos, los trabajadores de derechos humanos y de ayuda, los grupos estudiantiles, los organizadores sindicales, los periodistas y otros, ha sido una caracter√≠stica prominente de las dictaduras militares derechistas que tomaron el poder en Argentina, Chile y Grecia durante los a√Īos 70 e incluso de los gobiernos electos en El Salvador, Guatemala, Colombia y Per√ļ desde mediados de los 80. Pero estos actos de violencia pol√≠tica interna sancionados o expl√≠citamente ordenados por el Estado y dirigidos en su mayor√≠a contra poblaciones dom√©sticas, es decir, gobernados por la violencia y la intimidaci√≥n de quienes ya est√°n en el poder contra su propia ciudadan√≠a, se denominan generalmente “terrorismo” para distinguir ese fen√≥meno del “terrorismo”, que se entiende como la violencia cometida por entidades no estatales. Disenfranchised or exiled nationalist minorities — such as the PLO, the Quebecois separatist group FLQ (Front de Liberation du Quebec), the Basque ETA (Euskadi ta Askatasuna, or Freedom for the Basque Homeland) and even a hitherto unknown South Moluccan irredentist group seeking independence from Indonesia — adopted terrorism as a means to draw attention to themselves and their respective causes, in many instances with the specific aim, like their anti-colonial predecessors, of attracting international sympathy and support. Around the same time, various left-wing political extremists — drawn mostly from the radical student organizations and Marxist/Leninist/Maoist movements in Western Europe, Latin America and the United States — began to form terrorist groups opposing American intervention in Vietnam and what they claimed were the irredeemable social and economic inequities of the modern capitalist liberal-democratic state. Consequently, this phenomenon — whereby various renegade foreign governments such as the regimes in Iran, Iraq, Libya and Syria became actively involved in sponsoring or commissioning terrorist acts — replaced communist conspiracy theories as the main context within which terrorism was viewed.

Constitucionalismo Transnacional

Este texto ofrece una reflexi√≥n cr√≠tica sobre los acontecimientos constitucionales en todo el mundo desde 1989, y encuentra que el mundo del constitucionalismo global ha encarnado principalmente el constitucionalismo judicial, legal y transnacional con caracter√≠sticas centradas en los tribunales, de texto legal y centradas en las √©lites. En este texto se argumenta que, en lugar de ser puramente legal o pol√≠tica, la naturaleza de las constituciones y el constitucionalismo presenta un intrincado conjunto de leyes y pol√≠ticas que se entrecruzan, y que ha llegado el momento de que los estudiosos del derecho constitucional presten atenci√≥n a los fundamentos pol√≠ticos del constitucionalismo con m√°s reavivamientos democr√°ticos y mejores compromisos c√≠vicos. Las caracter√≠sticas clave del constitucionalismo democr√°tico desarrollado desde 1989 han sido centradas en los tribunales, con textos legales y centradas en la √©lite. Un √©nfasis excesivo en las constituciones como textos legales y en los tribunales como actores poderosos ha llevado a la dominaci√≥n de las √©lites legales y judiciales en las esferas constitucional y pol√≠tica. Esto se ha visto en el retroceso democr√°tico y constitucional en varias jurisdicciones, e inevitablemente ha desencadenado el surgimiento y resurgimiento del populismo y el neo-autoritarismo. Una larga secci√≥n considera diferentes formas de lograr una doctrina de la enmienda constitucional inconstitucional m√°s limitada. Destaca la soluci√≥n propuesta de adoptar una doctrina amplia que est√° limitada por un compromiso de compromiso comparativo y, espec√≠ficamente, de anclaje transnacional. Tambi√©n muestra c√≥mo el compromiso ha funcionado en algunos casos y habr√≠a actuado como un principio limitador plausible en otros en los que la doctrina probablemente se despleg√≥ innecesariamente. Por otro lado, y en este √ļltimo √°mbito, no se puede hablar de la participaci√≥n transnacional como una restricci√≥n vinculante para los jueces. El valor de tal comparaci√≥n no es que vincule o limite estrictamente a los jueces. M√°s bien, es que la comparaci√≥n tiene la capacidad de proporcionar una pista valiosa, o un control, a los jueces sobre sus potenciales sesgos o puntos ciegos en cuanto a la diferencia entre lo que es verdaderamente fundamental para una democracia de su tipo particular, y lo que simplemente parece serlo en base a una larga historia o a los propios preconceptos subjetivos del juez.

Historia de las Monedas Mundiales

El d√≥lar estadounidense reemplaz√≥ a la libra esterlina como la principal moneda de reserva del mundo alrededor de 1945, de conformidad con los acuerdos de Bretton Woods, formalizando as√≠ el reconocimiento mundial (o global) de la condici√≥n de EE.UU. como una de las principales potencias mundiales. En ese momento, el d√≥lar estadounidense era la moneda de mayor poder adquisitivo y la √ļnica moneda respaldada por el oro.

Historia Mundial

Historia Mundial Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. La historia del mundo es m√°s oportuna hoy que nunca. La “globalizaci√≥n” es casi un clich√©, de “El mundo es plano” a “la homogeneizaci√≥n de las culturas” y a la “mercantilizaci√≥n del lugar”. … Leer m√°s