Protección de la Dignidad Humana

Este texto se ocupa de la protecci√≥n de la dignidad humana, y la vinculaci√≥n de los poderes p√ļblicos a los derechos fundamentales. Como hacen muchas constituciones, se declara inviolable la dignidad humana. Esto significa que ning√ļn ser humano puede ser tratado como una cosa, completamente privado de sus derechos, sometido a castigos y tratos inhumanos y degradantes, torturado o destruido como una vida indigna.

Funciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos es un órgano de la Organización de Estados Americanos (OEA), creado para promover la observancia y la defensa de los derechos humanos y servir de órgano consultivo de la organización. Sus atribuciones se derivan del Estatuto de la CIDH aprobado por la Asamblea General de la OEA en su noveno período ordinario de sesiones, celebrado en La Paz, Bolivia, en octubre de 1979. Estos poderes incluyen el derecho y, de hecho, el deber de presentar casos ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Está basada en, Washington, DC, EE.UU. Su misión es promover y proteger los derechos humanos en el hemisferio americano.

La Comisión cumple esta función realizando visitas a los países, llevando a cabo actividades e iniciativas temáticas, preparando informes sobre la situación de los derechos humanos en un determinado país o sobre un tema particular, adoptando medidas cautelares o solicitando medidas provisionales ante la Corte Interamericana, y tramitando y analizando peticiones individuales con el fin de determinar la responsabilidad internacional de los Estados por violaciones de los derechos humanos, y emitiendo las recomendaciones que considere necesarias. En 2019, la CIDH adoptó las Directrices sobre las actividades y funciones de sus dos relatores especiales.

Derechos Sociales en Europa

Derechos Sociales en Europa Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Visualizaci√≥n Jer√°rquica de Derecho Social Asuntos Sociales > Vida social > Pol√≠tica social Asuntos Sociales > Protecci√≥n social > Seguridad social > Derecho de la seguridad social Derecho > … Leer m√°s

Libertad de Expresion

Es una de las m√°s representativas y caracter√≠sticas libertades de los sistemas democr√°ticos; consiste en el derecho del individuo a exponer sus pensamientos y opiniones por medio de la palabra, por escrito o cualquier otro medio de reproducci√≥n sin cortapisas. La libertad de expresi√≥n es un derecho humano internacional fundamental. Es intr√≠nsecamente valioso y necesario para el funcionamiento saludable de la democracia y la sociedad civil. La libertad de expresi√≥n es necesaria para el logro de otros derechos humanos, como la administraci√≥n justa de justicia, la educaci√≥n, el nivel de vida adecuado, la igualdad, la dignidad humana y los derechos de las mujeres, los pueblos y las minor√≠as. Aunque generalmente es una libertad negativa, la libertad de expresi√≥n impone obligaciones positivas al estado para proporcionar acceso a la informaci√≥n, acceso a Internet y para promover el derecho del ni√Īo a participar en la educaci√≥n, el trabajo y la vida familiar. La libertad de expresi√≥n ampliamente entendida abarca un paquete de derechos que est√°n √≠ntimamente entrelazados, incluida la libertad de opini√≥n, expresi√≥n, prensa, informaci√≥n, asociaci√≥n, reuni√≥n, pensamiento, conciencia, creencia y religi√≥n. Aunque los derechos pueden organizarse conceptualmente en las cuatro categor√≠as de expresi√≥n, asociaci√≥n, reuni√≥n y pensamiento, cada uno con un significado distinto, los casos reales com√ļnmente involucran m√°s de uno de los derechos. Por ejemplo, la prohibici√≥n de usar pa√Īuelos en un entorno educativo p√ļblico plantea cuestiones de libertad de expresi√≥n y religi√≥n. La libertad de expresi√≥n est√° reconocida por la Declaraci√≥n Universal de los Derechos Humanos (DUDH), el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Pol√≠ticos (PIDCP), la Carta Africana sobre los Derechos Humanos y de los Pueblos, la Convenci√≥n Americana sobre Derechos Humanos (CADH), la Carta √Ārabe de los Derechos Humanos (Carta √Ārabe) y el Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH). Aunque la libertad de expresi√≥n es fundamental, no es absoluta. El art√≠culo 19 del ICCPR permite restricciones a la libertad de expresi√≥n que son necesarias para proteger los derechos o la reputaci√≥n de los dem√°s, la seguridad nacional, el orden p√ļblico, la salud p√ļblica o la moral p√ļblica. Cualquier restricci√≥n de este tipo debe estar prevista por la ley y ser proporcionada. La literatura sobre la libertad de expresi√≥n como un derecho humano internacional tiende a centrarse en los casos y la jurisprudencia, prestando cierta atenci√≥n a las funciones de las instituciones internacionales de derechos humanos. Los grupos regionales e internacionales de la sociedad civil destacan activamente las amenazas actuales a la libertad de expresi√≥n, a menudo en casos de amenazas a individuos, periodistas o grupos peque√Īos, pero tambi√©n de manera m√°s sistem√°tica a trav√©s de informes anuales, nacionales, regionales y tem√°ticos. Los problemas contempor√°neos de libre expresi√≥n que surgen bajo el derecho internacional incluyen discursos comerciales, discursos de odio, medios, homosexualidad y religi√≥n. Los dos temas m√°s frecuentes en la √ļltima d√©cada han sido las medidas contra el terrorismo y la Internet. Por supuesto, Internet ha transformado las comunicaciones, pero tambi√©n ha permitido una vigilancia estatal e internacional sin precedentes que amenaza la privacidad y la libertad de expresi√≥n por igual. La importancia de la libertad de expresi√≥n en el derecho constitucional nacional tiene su reflejo en el derecho internacional. Se expresa en el art√≠culo 19 de la Declaraci√≥n Universal de Derechos Humanos (1948); en el art√≠culo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Pol√≠ticos (1966) (“PIDCP”); y en los instrumentos regionales de derechos humanos, como el art√≠culo 9 de la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos (1981); el art√≠culo 13 de la Convenci√≥n Americana de Derechos Humanos (1969); el art√≠culo 10 del CEDH; y el art√≠culo 11 de la Carta de Derechos Fundamentales de la Uni√≥n Europea (2000).

Gobernanza Humanitaria

Este texto se ocupa de la gobernanza humanitaria. El mundo está más cerca que nunca de lograr algo así como un gobierno humanitario. Una administración de las colectividades humanas en nombre de un principio moral superior que ve la preservación de la vida y el alivio del sufrimiento como el valor más alto de la acción. La sociedad global ha colocado el sufrimiento humano, junto a otros elementos (la economía, las pandemias, etc) en el centro de sus preocupaciones. Sin embargo, cualquier acto de intervención, por muy bien intencionado que sea, es también un acto de control. La gobernanza humanitaria puede tener su corazón en el lugar adecuado, pero sigue siendo una forma de gobernanza, y la gobernanza siempre incluye el poder. La presencia simultánea de atención y control se ha intensificado por la creciente participación de los Estados y las organizaciones internacionales en los asuntos humanitarios a lo largo de los decenios (y a este respecto invierte la observación habitual de que la gobernanza mundial aumenta el poder de las ONG en relación con los Estados).

Organismos Humanitarios

Existen muchas distinciones entre los organismos humanitarios, incluido el origen nacional, la afiliaci√≥n religiosa o secular, la edad, el tama√Īo y el mandato, pero dos tipos han dominado el pensamiento y la pr√°ctica: una rama de emergencia que se centra en los s√≠ntomas y una rama de desarrollo que a√Īade la ambici√≥n de eliminar las causas fundamentales del sufrimiento. Estas ramas tienen una comprensi√≥n claramente diferente del significado del humanitarismo, sus principios y su relaci√≥n con la pol√≠tica. Estas diferencias ayudan a explicar las diferentes posiciones adoptadas por los organismos de ayuda en respuesta a los dilemas de la √©poca, e incluso si reconocen la existencia de un dilema en primer lugar. Adem√°s, durante gran parte de la historia del humanitarismo, estas ramas tuvieron vidas paralelas; de hecho, la rama de la emergencia rein√≥ durante mucho tiempo de manera suprema, y su definici√≥n de humanitarismo era la norma de la industria, mientras que los de la rama de desarrollo tend√≠an a evitar el discurso del humanitarismo en favor de los discursos de socorro y desarrollo. Debido a que operaban por separado y retrataban sus actividades de forma distintiva, durante gran parte de su existencia ninguna de las dos partes se preocup√≥ mucho por lo que hac√≠a la otra (excepto en las emergencias humanitarias durante la Guerra Fr√≠a). Sin embargo, esta negligencia benigna cambi√≥ en el decenio de 1990, cuando estas dos ramas se cruzaron en las operaciones de socorro y reconstrucci√≥n y se debati√≥ sobre el significado del humanitarismo.

Historia de la Acción Humanitaria

Ese siglo XX de acci√≥n humanitaria plante√≥ retos considerables, pero los miembros de la comunidad humanitaria sab√≠an lo que hac√≠an y c√≥mo hacerlo. Proporcionaron un alivio que salv√≥ vidas. Lo hicieron siguiendo varios principios b√°sicos: la imparcialidad, ya que deben prestar ayuda en funci√≥n de las necesidades, no de qui√©nes est√°n siendo ayudados o d√≥nde viven; la neutralidad, ya que deben evitar aparentar que act√ļan de manera que favorezcan a una u otra parte; y la independencia, ya que deben estar desvinculados de cualquier parte con intereses en el conflicto. Esto hace que los principios humanitarios sean apol√≠ticos, una de las claves de su √©xito. Si los estados cre√≠an que los esfuerzos humanitarios trataban de influir en los resultados o dar forma a los acuerdos de la posguerra, entonces rechazaban la entrada a los bienhechores entrometidos. Siguiendo su versi√≥n de Mateo 22:21: “Dad al C√©sar lo que es del C√©sar y a Dios lo que es de Dios”, los defensores de los principios humanitarios se aferraron a la √©tica y dejaron la pol√≠tica al mundo de los estados. En los a√Īos 90, todo cambi√≥. La Guerra Fr√≠a fue historia, reemplazada por “nuevas guerras” que creaban complejas emergencias humanitarias. De hecho, estas nuevas guerras no eran tan nuevas, y las emergencias humanitarias siempre hab√≠an sido complejas, pero la comunidad internacional actu√≥ como si nunca hubiera visto nada parecido.

Pacto

Pacto en el Derecho Constitucional Concepto de Pacto publicado por V√≠ctor Manuel Alfaro Jimenez, de la Universidad Nacional Aut√≥noma de M√©xico (UNAM): Acuerdo vinculante entre estados; usado como sin√≥nimo de Convenci√≥n y Tratado. Los principales pactos sobre derechos humanos internacionales, […]

Mortalidad

Cuota por mortalidad (mortality charge) en Derecho de Seguros de Estados Unidos Definici√≥n de Cuota por mortalidad (mortality charge) en la tem√°tica del Seguro en su √°mbito jur√≠dico americano: La porci√≥n correspondiente al factor de protecci√≥n del seguro de una p√≥liza universal de vida. Este […]

Reglamento

Conjunto de normas para la ejecuci√≥n de una ley o para regular el r√©gimen y gobierno de un organismo privado. Reglamento, toda norma dictada por la administraci√≥n, y por lo tanto, con rango inferior al de la ley. En los reg√≠menes democr√°ticos, se puede afirmar que en el reglamento tienen una […]

Migración Internacional

Migraci√≥n Neta Internacional Concepto de Migraci√≥n Neta Internacional publicado por V√≠ctor Manuel Alfaro Jimenez, de la Universidad Nacional Aut√≥noma de M√©xico (UNAM): Es la diferencia entre el n√ļmero de inmigrantes y de emigrantes internacionales en un a√Īo dado. Tambi√©n se le conoce como […]

Derechos Colectivos

Derechos Colectivos en el Derecho Constitucional Concepto de Derechos Colectivos publicado por V√≠ctor Manuel Alfaro Jimenez, de la Universidad Nacional Aut√≥noma de M√©xico (UNAM): son los intereses o derechos colectivos transindividuales, de naturaleza indivisible, que son reconocidos por un […]

Migración Interna

Migraci√≥n Neta Interestatal en el Derecho Constitucional Concepto de Migraci√≥n Neta Interestatal publicado por V√≠ctor Manuel Alfaro Jimenez, de la Universidad Nacional Aut√≥noma de M√©xico (UNAM): Es la diferencia entre el n√ļmero de inmigrantes y de emigrantes interestatales en un a√Īo dado. […]

Fondo Monetario Internacional

Definici√≥n Instituci√≥n establecida en la Conferencia de Bretton Woods, New Hampshire, en 1944, cuyo prop√≥sito es servir como guardi√°n del Sistema Monetario Mundial. Aunque los reglamentos y la organizaci√≥n del FMI son bastante complejos, esencialmente su funci√≥n primaria es establecer los […]

Legislación

Legislaci√≥n es el conjunto de textos legales vigentes en un lugar y tiempo determinados. Tambi√©n puede definirse como el conjunto de normas positivas que regulan la vida jur√≠dica. En una democracia, la mayor√≠a respectiva del parlamento puede convertir sus programas e ideas en realidad aprobando las leyes correspondientes. En el pasado, la palabra “legislaci√≥n” era el nombre dado a la facultad otorgada a ciertas autoridades para dictar normas vinculantes. En la actualidad, se refiere en general al conjunto de leyes y reglamentos vigentes en un Estado determinado. Por ejemplo, hablamos de la legislaci√≥n francesa. Del mismo modo, en un sentido menos general, la palabra “legislaci√≥n” puede utilizarse para restringir su alcance a un tema espec√≠fico. En este sentido se podr√≠a decir “remitirse a la legislaci√≥n sobre el divorcio”. La legislaci√≥n incluye la Constituci√≥n, las normas establecidas por el Parlamento (sus dos C√°maras), las normas administrativas como los decretos, las √≥rdenes y, en cierta medida, las circulares.

Evolución de los Asesinatos Selectivos

Este texto aborda la importante cuestión, dentro de la evolución más reciente de los asesinatos selectivos, de si la actual transformación de los asesinatos selectivos está transformando el orden internacional global y de qué manera. La antigua práctica de los asesinatos selectivos ha sufrido una profunda transformación desde el cambio de milenio. Los Estados recurren a ella con mayor frecuencia, especialmente en el contexto de las operaciones antiterroristas. El rápido desarrollo de las tecnologías de vigilancia y de los aviones no tripulados facilita las misiones de asesinatos selectivos, y los Estados están empezando a abandonar lentamente sus políticas de secretismo y negación con respecto a esta forma de violencia. Para responder a esta pregunta, este texto describe el marco teórico que concibe el mantenimiento y la transformación del orden internacional como un proceso dinámico y triangular entre la violencia, el discurso y las instituciones que conforman el orden internacional. También arroja luz sobre diferentes partes de este proceso triangular: la reinterpretación del derecho internacional para legitimar el asesinato selectivo, la contestación entre actores estatales y no estatales sobre el desarrollo de una nueva norma de asesinato selectivo, la aparición del asesinato selectivo en el contexto de los cambios en el contexto normativo más amplio del orden internacional, y el impacto de las nuevas tecnologías, en particular los sistemas de armas autónomas, sobre el futuro de las prácticas de asesinato selectivo y el orden internacional. Tras un trabajo conceptual, el texto se centra en la transformación actual del asesinato selectivo y en las condiciones que lo facilitan, estableciendo así un punto de partida para la literatura en este tema.

Consecuencias de la Violencia Sexual en el Conflicto Armado

Este texto se ocupa de las consecuencias de la violencia sexual en el conflicto armado. El estatuto por el que se establece una Corte Penal Internacional permanente, adoptado por la conferencia diplom√°tica de las Naciones Unidas en Roma el 17 de julio de 1998, otorga jurisdicci√≥n para perseguir la violaci√≥n, la prostituci√≥n forzada, la esclavitud sexual, el embarazo forzado, la esterilizaci√≥n forzada y otras formas de violencia sexual de gravedad comparable. (Los tribunales de Yugoslavia y Ruanda han se√Īalado que otras formas de violencia sexual incluyen el matrimonio forzado, el aborto forzado, la mutilaci√≥n sexual y la humillaci√≥n con estos fines, etc). Los cr√≠menes pueden ser perseguidos tanto durante la guerra como durante la paz, si son de naturaleza generalizada o sistem√°tica. El Estatuto de la CPI tambi√©n reconoce la persecuci√≥n relacionada con el g√©nero y la trata de mujeres y ni√Īos. As√≠, desde que se cre√≥ el tribunal para Yugoslavia en 1993, los avances en materia de cr√≠menes relacionados con el g√©nero no han tenido precedentes. El Tribunal de Ruanda sostuvo que la violaci√≥n de mujeres tutsis “fue sistem√°tica y se perpetr√≥ contra todas las mujeres tutsis y √ļnicamente contra ellas”. La sala de primera instancia concluy√≥ que, si se realizan con la intenci√≥n de destruir a un grupo protegido en su totalidad o en parte, “la violaci√≥n y la violencia sexual constituyen un genocidio de la misma manera que cualquier otro acto”.

Glosario de Crímenes de Guerra

El derecho es un mandato jurídico aplicable a los conflictos armados basado en la costumbre, el tratado o la convención. Los términos de este glosario ilustran la aplicación del derecho internacional humanitario a las situaciones de conflicto armado.

Expulsi√≥n √Čtnica

Este texto se ocupa de la expulsi√≥n √©tnica, como la pol√≠tica destinada a remover de un √°rea a grupos culturalmente diferentes. En las √ļltimas d√©cadas esta operaci√≥n se ha denominado ‚Äúlimpieza √©tnica‚ÄĚ. Las deportaciones masivas llevadas a cabo en los Balcanes no eran nuevas en este siglo de ingenier√≠a √©tnica (siglo XX). Los griegos de Turqu√≠a; los turcos de Grecia; los serbios de la Croacia fascista de 1941-1945; los jud√≠os de la Europa de Hitler; los alemanes √©tnicos de la Checoslovaquia de posguerra; los palestinos de los territorios ocupados. Las oleadas de desalojos forzosos de grupos √©tnicos y religiosos han sido repetitivas, y a menudo han combinado la expulsi√≥n f√≠sica con una violencia devastadora o, como en el caso de los jud√≠os, con el genocidio. La limpieza √©tnica es un t√©rmino general, y no hay ning√ļn delito espec√≠fico con ese nombre, pero la pr√°ctica abarca una serie de delitos. La Comisi√≥n de Expertos de las Naciones Unidas, en un informe de enero de 1993 dirigido al Consejo de Seguridad, defini√≥ la “limpieza √©tnica” como “hacer que una zona sea √©tnicamente homog√©nea mediante el uso de la fuerza o la intimidaci√≥n para expulsar a personas de determinados grupos de la zona”. Dijo que la limpieza √©tnica se llev√≥ a cabo en la antigua Yugoslavia mediante asesinatos, torturas, arrestos y detenciones arbitrarias, ejecuciones extrajudiciales, y muchos otros delitos contra la humanidad, o delitos de guerra. La decisi√≥n de participar en la limpieza √©tnica no siempre es una decisi√≥n de perpetrar un asesinato colectivo. La limpieza √©tnica y los asesinatos en masa suelen mezclarse en el lenguaje popular, pero no son sin√≥nimos. La depuraci√≥n √©tnica se refiere a la eliminaci√≥n de ciertos grupos de un territorio determinado, proceso que puede o no entra√Īar un asesinato colectivo.

Genocidios Actuales

Hemos sido testigos de c√≥mo una ganadora del Premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, se ha dedicado a negar el genocidio y c√≥mo un negacionista del genocidio, Peter Handke, ha ganado el Premio Nobel de Literatura. La Convenci√≥n de las Naciones Unidas sobre el Genocidio espera que todos los Estados firmantes “prevengan y castiguen” el genocidio. Sin embargo, el balance mundial de ambas cosas es extremadamente sombr√≠o. Lo es principalmente porque la mayor√≠a de las veces los intereses pol√≠ticos y financieros/comerciales tienen prioridad sobre la vida humana. Omar al-Bashir, presidente de Sud√°n, sobre el que pesa una orden de detenci√≥n de la Corte Penal Internacional desde hace una d√©cada, sigue viajando a pa√≠ses signatarios de la Corte Penal Internacional sin ser detenido. La Corte Internacional de Justicia observ√≥ en su sentencia de 23 de enero de 2020 que “la Misi√≥n de Investigaci√≥n concluy√≥ en septiembre de 2019 que el pueblo rohingya segu√≠a corriendo un grave riesgo de genocidio”. Pidi√≥ a Myanmar que “tomara medidas efectivas para evitar la destrucci√≥n y garantizar la preservaci√≥n de las pruebas de las acusaciones de genocidio”. Sin embargo, el tribunal no puede hacer nada contra Myanmar en caso de que lo incumpla. Las medidas ordenadas por la CIJ son vinculantes, pero carece de medios de ejecuci√≥n. Los m√°s expuestos a la violencia genocida son los ap√°tridas y su poblaci√≥n, de 12 millones de personas en 2O2O, es mayor que nunca. El n√ļmero s√≥lo puede aumentar si el actual gobierno de la India sigue adelante con su plan de poner en marcha el ejercicio para la formaci√≥n de un Registro Nacional de Ciudadanos (NRC) en toda la India a pesar de la agitaci√≥n nacional en contra. Genocide Watch ya ha emitido una alarma de genocidio para dos lugares, Assam en el noreste de la India y la Cachemira administrada por la India.

Asesinato Selectivo

Un examen de la legalidad de los asesinatos selectivos patrocinados por el Estado en virtud del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos, este texto revisa los tratados, las costumbres y los principios generales del derecho para determinar los paradigmas (sistema de creencias, reglas o principios) normativos que rigen el uso intencional de la fuerza letal contra determinadas personas en la aplicaci√≥n de la norma (generalmente por los organismos y autoridades p√ļblicas, incluido las fuerzas y cuerpos de seguridad y orden p√ļblico) y la conducci√≥n de las hostilidades. Tambi√©n aborda la relevancia de la ley de la fuerza interestatal para los asesinatos selectivos, y la interrelaci√≥n de los diversos marcos normativos que pueden aplicarse simult√°neamente a las operaciones que implican el uso de la fuerza letal. La literatura ha hecho un esfuerzo destacando y comparando los principales motivos de preocupaci√≥n en relaci√≥n con los asesinatos selectivos patrocinados por el Estado en cada paradigma normativo y situando los resultados del an√°lisis en el contexto m√°s amplio del estado de derecho. Los acad√©micos, los responsables pol√≠ticos, los medios de comunicaci√≥n y otras personas debaten peri√≥dicamente la legalidad internacional del programa de asesinatos selectivos del gobierno de Estados Unidos. Ese debate se centra en la permisibilidad de los asesinatos selectivos del gobierno estadounidense en virtud de dos marcos jur√≠dicos internacionales: el jus ad bellum y el jus in bello, como se describe en este texto.

Pena Capital

Las actitudes con respecto a lo que constituye una cuesti√≥n de derechos humanos cambian con el tiempo. ¬ŅEs la pena de muerte una cuesti√≥n de derechos humanos? Si creemos que la tortura y los castigos inhumanos est√°n absolutamente prohibidos, entonces el castigo irrevocable √ļltimo de la ejecuci√≥n tambi√©n deber√≠a prohibirse, al menos como forma de castigo inhumano. La pena de muerte” considera c√≥mo los tratados de derechos humanos que permiten la pena de muerte han sido interpretados para incluir garant√≠as procesales, l√≠mites sobre los delitos que pueden ser castigados con la pena de muerte, qui√©nes pueden ser ejecutados, y prohibiciones sobre ciertas formas de ejecuci√≥n en las que la pena de muerte todav√≠a se utiliza en todo el mundo. Las ejecuciones siguen disminuyendo, pero, seg√ļn el informe anual de Amnist√≠a Internacional sobre la pena capital, sigue habiendo graves motivos de preocupaci√≥n. Un total de 108 pa√≠ses, a fines del a√Īo 2021, han abolido por completo la pena de muerte para todos los delitos, 28 pa√≠ses han abolido efectivamente la pena de muerte al no ejecutar a nadie en los √ļltimos 10 a√Īos y 55 pa√≠ses a√ļn mantienen la pena de muerte para los delitos comunes. En 2018, 20 Estados llevaron a cabo ejecuciones, frente a 23 en 2017. El √ļltimo informe de Amnist√≠a Internacional registr√≥ 690 ejecuciones confirmadas en 2018, lo que confirma la importante tendencia a la baja observada en los √ļltimos a√Īos (en 2017 se enumeraron 993 ejecuciones, en 2016 1.032 y en 2015 1.634). El n√ļmero de condenas a muerte registradas en 2018 (2.531) ha disminuido ligeramente en comparaci√≥n con 2017 (2.591). Es importante recordar que la cifra real de ejecuciones totales es dif√≠cil de establecer dada la falta de estad√≠sticas oficiales en algunos pa√≠ses, entre ellos China. Fuera de China, el 78% de las ejecuciones enumeradas en 2018 tuvieron lugar en cuatro pa√≠ses (Ir√°n, Arabia Saud√≠, Vietnam e Irak).

Genocidio Cultural

Viene de la palabra ‘gens’, que significa clan o comunidad de personas relacionadas por descendencia com√ļn. La idea de genocidio (v√©ase su historia, la Convenci√≥n para la Prevenci√≥n y la Sanci√≥n del Delito de Genocidio, adoptada y abierta a la firma y ratificaci√≥n, o adhesi√≥n, por la Asamblea General en su resoluci√≥n 260 A (III), de 9 de diciembre de 1948 y que entr√≥ en vigor el 12 de enero de 1951, de conformidad con el art√≠culo XIII, y la aplicaci√≥n de este tratado multinacional) cultural implica el proceso de socavar, suprimir y finalmente eliminar las culturas nativas. Durante los debates de las Naciones Unidas sobre el contenido del proyecto de Convenci√≥n de las Naciones Unidas, el genocidio cultural result√≥ ser uno de los elementos m√°s pol√©micos. Provoc√≥ fuertes respuestas defensivas por parte de las potencias coloniales, sensibles a las cr√≠ticas de sus pol√≠ticas en los territorios no aut√≥nomos, de manera que la protecci√≥n de los grupos culturales se dej√≥ finalmente en manos de las convenciones sobre derechos humanos y derechos de las minor√≠as. Este resultado, como veremos, constern√≥ a Raphael Lemkin, ya que elimin√≥ un m√©todo clave de la pr√°ctica genocida. Para alg√ļn autor, “la destrucci√≥n de los s√≠mbolos culturales es un genocidio”. Destruir su funci√≥n “amenaza la existencia del grupo social que existe en virtud de su cultura com√ļn”. Lemkin tambi√©n reconoci√≥ que los grupos nacionales no duran para siempre, y diferenci√≥ entre el cambio cultural y el genocidio cultural, cuando las naciones “se desvanecen despu√©s de haber agotado sus energ√≠as espirituales y f√≠sicas ” o “cuando son asesinadas en la carretera de la historia del mundo. Morir de edad o de enfermedad es un desastre, pero el genocidio es un crimen”. Debido a la oposici√≥n pol√≠tica, el elemento cultural del genocidio est√° en gran medida ausente del texto final de la Convenci√≥n sobre el Genocidio. Sin embargo, estuvo presente en las fases de borrador y el t√©rmino “genocidio cultural” tambi√©n se incluy√≥ en el art√≠culo 7 del proyecto de Declaraci√≥n de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Ind√≠genas. Aunque el t√©rmino no est√° presente en el texto final, su inclusi√≥n inicial sugiere que el concepto sigue siendo v√°lido, a pesar de la falta de apoyo a nivel estatal. Como se√Īala Moses, “aunque los pueblos ind√≠genas suelen considerar las pol√≠ticas de asimilaci√≥n y desarrollo como genocidas o, al menos, culturalmente genocidas, sabemos que no cuentan con la protecci√≥n legal de la Convenci√≥n sobre el Genocidio de la ONU. El “genocidio cultural” s√≥lo tiene un efecto ret√≥rico”. A pesar de su falta de vigencia desde el punto de vista jur√≠dico, el “genocidio cultural” formaba parte del concepto de genocidio de Lemkin (v√©ase sus reflexiones).

Explotación

Explotaci√≥n en el Derecho Constitucional Concepto de Explotaci√≥n publicado por V√≠ctor Manuel Alfaro Jimenez, de la Universidad Nacional Aut√≥noma de M√©xico (UNAM): Maltrato, aprovecharse de alguien, utilizar a alguien de manera ego√≠sta. Como hacer que una ni√Īa o ni√Īo trabaje para pagar las […]

Derecho a la Información

Aspectos Tributarios de Derecho a la informaci√≥n Derecho a la informaci√≥n Derecho a la informaci√≥n Derecho a la intimidad Derecho constitucional Derecho de defensa Derecho de llave Derecho de petici√≥n Derecho de uso Derecho Tributario Derechos adquiridos Derechos de autor Derechos laborales […]

Derechos del Ni√Īo

Derechos del ni√Īo (general) Derechos del ni√Īo (general) en el Diccionario de Derecho Procesal Constitucional y Convencional Se expresa el mencionado Diccionario, sobre Derechos del ni√Īo (general), en voz escrita por M√≥nica Gonz√°lez Contr√≥, en los siguientes t√©rminos: Por derechos del ni√Īo […]

Pena de Muerte Obligatoria

Este texto se ocupa de la pena de muerte obligatoria. Al menos m√°s de 20 pa√≠ses siguen aplicando la pena de muerte obligatoria, aunque cada vez m√°s tribunales nacionales reconocen que, seg√ļn el derecho internacional, las condenas a muerte obligatorias son arbitrarias e inhumanas. En el √°mbito internacional, los casos han puesto a prueba la capacidad de los √≥rganos de los tratados de derechos humanos para responder a las voluminosas y urgentes quejas de manera oportuna y eficaz, y han dado lugar a avances materiales en los principios y normas internacionales que rigen la aplicaci√≥n de la pena capital, basados en parte en los precedentes nacionales. En el √°mbito nacional, los tribunales han considerado valioso recurrir a los t√©rminos de los instrumentos de derechos humanos y a las decisiones asociadas de sus instituciones supervisoras para dar un significado y efecto informados y progresivos a los derechos y libertades consagrados en las constituciones regionales. De este modo, los poderes judiciales de los gobiernos regionales han dado un efecto significativo al principio de efectividad, seg√ļn el cual la obligaci√≥n de garantizar el libre y pleno ejercicio de los derechos humanos requiere no s√≥lo la existencia de un sistema legal dise√Īado para hacer posible el cumplimiento de esta obligaci√≥n, sino tambi√©n que los gobiernos se comporten de manera que garanticen efectivamente el libre y pleno ejercicio de los derechos humanos. Adem√°s, los tribunales nacionales han extendido este principio m√°s all√° de las garant√≠as sustantivas de los instrumentos interamericanos de derechos humanos de los instrumentos interamericanos de derechos humanos para abarcar los procedimientos internacionales mediante los cuales se supervisa el cumplimiento de esas garant√≠as.

Tribunal Imparcial

Algunas personas que se enfrentan a la pena de muerte (pena capital) carecen de acceso a tribunales imparciales en el juicio y en la apelaci√≥n, lo que supone una violaci√≥n de los principales instrumentos de derechos humanos. Durante una audiencia justa, la autoridad se ejerce de acuerdo con el principio del debido proceso legal.Audiencia justa significa que un individuo tendr√° la oportunidad de presentar pruebas para apoyar su caso y descubrir qu√© pruebas existen en su contra. Los forjadores de la Constituci√≥n y los ratificadores consideraron que un poder judicial justo e imparcial -que se ajustara a la ley y no fuera parcial, partidista, intimidatorio o buscara preferencias- era fundamental para una forma de gobierno republicana. Cre√≠an que la independencia judicial era fundamental para la equidad y la imparcialidad. Los comentarios de Hamilton son pertinentes incluso ahora. Los jueces no deben estar unidos a los otros poderes por motivos de partido o por cualquier otra raz√≥n. Tampoco deben participar por iniciativa y autoridad propia en la reorientaci√≥n de la riqueza de la sociedad. Aunque podemos defender a nuestros jueces de la acusaci√≥n de que no son m√°s que “pol√≠ticos con toga”, debemos y tenemos que reconocer que los jueces son seres humanos con toga, seleccionados por actores pol√≠ticos, y que ejercer√°n su discreci√≥n y su juicio de diferentes maneras. La profesi√≥n debe dedicar muchos m√°s recursos a explicar lo que hacen los jueces y a defenderlos de los ataques cuando sean injustos y pol√≠ticos. Mientras que los jueces no tienen gestores de crisis ni expertos en medios sociales, otros grupos s√≠ los tienen.

Torturas

La Declaraci√≥n Universal de los Derechos Humanos enuncia, entre otras disposiciones afirmativas, que “nadie estar√° sometido a esclavitud ni a servidumbre” (art√≠culo 4) y “nadie ser√° sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes” (art√≠culo 5). Una hip√≥tesis es que la modernidad moral, o lo que es lo mismo, el fundamento moral de la modernidad pol√≠tica, se realiza y articula de forma perspicaz en la serie de actos por los que, en toda Europa, se prohibi√≥ la tortura. La tortura se convirti√≥, y sigue siendo sotto voce, el paradigma del da√Īo moral, de lo que nunca debe hacerse a un individuo porque es intr√≠nsecamente degradante y desvalorizante: perjudica la condici√≥n humana como tal al da√Īar intencionadamente la ejemplificaci√≥n actual de la misma. Incluso cuando la tortura se considera -aunque sea err√≥neamente- como moralmente justificada, sigue siendo una violaci√≥n y una degradaci√≥n. Si se elimina la prohibici√≥n de la tortura, ni el Estado liberal ni la vida moral moderna son inteligibles.

Cronolog√≠a de los Derechos del Ni√Īo

Aqu√≠ se presenta una cronolog√≠a de la historia de los derechos de los ni√Īos desde el siglo XVII.