Poscomunismo

Poscomunismo Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. V√©ase: Comunismo en los balcanes y neomarxismo. Poscomunismo: Transformaciones del Estado Nota: Consulte tambi√©n la informaci√≥n relativa a las dimensiones pol√≠ticas de la globalizaci√≥n, el Estado-naci√≥n y la extinci√≥n del Estado. Se … Leer m√°s

Antecedentes de la Guerra Fría

La Guerra Fr√≠a fue una larga lucha entre Estados Unidos y la Uni√≥n Sovi√©tica que comenz√≥ oficialmente tras la rendici√≥n de la Alemania de Hitler. Pero antes ocurrieron otros antecedentes de la guerra fr√≠a que es preciso mencionar. En 1941, la agresi√≥n nazi contra la URSS convirti√≥ al r√©gimen sovi√©tico en aliado de las democracias occidentales. Y cabe se√Īalar que Estados Unidos y Rusia iniciaron sus enfrentamientos en 1917, cuando los revolucionarios tomaron el poder, creando la Uni√≥n Sovi√©tica, y declararon la guerra ideol√≥gica a las naciones capitalistas de Occidente. Estados Unidos intervino en la Guerra Civil rusa, y apoy√≥ en cierto modo a los llamados rusos blancos. La primera aplicaci√≥n significativa de la doctrina de la contenci√≥n contra la URSS se produjo en Oriente Medio y el Mediterr√°neo oriental. A principios de 1946, Estados Unidos exigi√≥, y obtuvo, una retirada total de los sovi√©ticos de Ir√°n, cuya mitad norte hab√≠a ocupado durante la guerra. Ese verano, Estados Unidos apoy√≥ decididamente a Turqu√≠a contra las demandas sovi√©ticas de control de los estrechos turcos entre el Mar Negro y el Mediterr√°neo. A principios de 1947, la pol√≠tica estadounidense cristaliz√≥ cuando Gran Breta√Īa dijo a Estados Unidos que no pod√≠a seguir apoyando al gobierno de Grecia contra una fuerte insurgencia comunista.

Comunismo en los Balcanes

Todos los Estados de los Balcanes han realizado importantes progresos econ√≥micos despu√©s de la Segunda Guerra Mundial. Los perjudiciales problemas de entreguerras asociados al subdesarrollo se redujeron mucho, excepto en algunas regiones como Albania y Macedonia. ¬ŅPodemos decir que a los habitantes de los Estados socialistas les fue mejor o peor en comparaci√≥n con Grecia, o con el Estado socialista no convencional, Yugoslavia? Medir la satisfacci√≥n popular sobre la base de las estad√≠sticas econ√≥micas es cuestionable, especialmente teniendo en cuenta los acontecimientos de 1989. El descontento de los consumidores (medido con respecto al est√°ndar de Occidente) desempe√Ī√≥ un papel visible en las revoluciones de 1989 en las zonas del norte de Europa del Este e incluso en Hungr√≠a; en los Balcanes s√≥lo Grecia, con sus v√≠nculos occidentales, escap√≥ a la revoluci√≥n en ese a√Īo. Pero otras cuestiones (de contenido pol√≠tico y no meramente econ√≥mico) fueron igual de importantes en la mayor√≠a de las revoluciones balc√°nicas. El cambio econ√≥mico por s√≠ solo no evit√≥ los disturbios en la d√©cada de 1980, como tampoco lo hizo durante los per√≠odos de actividad reformista en el siglo XIX. Las diferencias en los sistemas pol√≠ticos de los Balcanes rara vez parecen traducirse en diferencias socioecon√≥micas que contrasten con las condiciones de los estados vecinos, al menos a corto plazo. Lo mismo podr√≠amos decir de la situaci√≥n de las mujeres. Grecia muestra pocos contrastes fuertes con sus vecinos socialistas, a pesar de los puntos de vista opuestos sobre el papel de la mujer que se encuentran en el pensamiento marxista frente al occidental. La modernizaci√≥n y la prosperidad general parecen ser las claves para acabar con los l√≠mites tradicionales de la mujer, ya sea bajo el socialismo o el capitalismo. S√≥lo en los Balcanes los antiguos comunistas mantuvieron el control del poder pol√≠tico en el periodo inmediatamente posterior a la revoluci√≥n. Elementos arraigados en Solidaridad y en la Iglesia cat√≥lica derrotaron a los comunistas polacos. La Carta 77 cre√≥ una alternativa en Checoslovaquia. Alemania del Este mir√≥ a Bonn y los antiguos l√≠deres del Partido fueron juzgados por traici√≥n. Pero en los Estados balc√°nicos, los ex comunistas siguen siendo actores importantes en la pol√≠tica nacional, aunque muchos hayan optado por redefinirse como nacionalistas. La violencia generalizada durante las revoluciones de 1989 se limit√≥ a dos Estados balc√°nicos: Ruman√≠a y Yugoslavia. En las revoluciones del norte participaron manifestantes pac√≠ficos, que establecieron reg√≠menes pluralistas. En los Balcanes, la tolerancia y el pluralismo fueron escasos. Esto condujo a respuestas violentas a la disidencia y al conflicto √©tnico. Ambos parecen m√°s bien ecos del pasado balc√°nico, que signos de progreso hacia un futuro mejor.

Revoluci√≥n H√ļngara de 1956

Este texto trata de la Revoluci√≥n h√ļngara de 1956, tambi√©n llamada insurrecci√≥n de Budapest, tratando de explicar porque los sovi√©ticos invadieron Hungr√≠a en 1956, en el contexto de la guerra fr√≠a, y sus efectos en los partidos comunistas europeos. Ocupada por los ej√©rcitos alemanes en octubre de 1944, Budapest fue liberada por el Ej√©rcito Rojo tras una larga batalla (del 26 de diciembre de 1944 al 13 de febrero de 1945) en la que gran parte de Buda fue destruida. Hungr√≠a pas√≥ entonces a estar bajo el r√©gimen comunista. En 1956, Budapest fue el escenario del sangriento Levantamiento de Octubre contra la ocupaci√≥n sovi√©tica: el 23 de octubre, los estudiantes, luego las tropas y la poblaci√≥n de la ciudad se levantaron contra el gobierno comunista. La huelga general se extendi√≥ r√°pidamente a todo el pa√≠s; se organizaron espont√°neamente consejos obreros que exig√≠an en particular la salida de todos los dirigentes del periodo estalinista. Tras una primera intervenci√≥n, las tropas sovi√©ticas se retiraron, y luego intervinieron con fuerza a partir del 4 de noviembre; despu√©s de que los blindados sovi√©ticos aplastaran la insurrecci√≥n, Janos K√°d√°r fue colocado a la cabeza del partido y del Estado. En diciembre se dictaron las primeras sentencias de muerte. Muchos h√ļngaros tuvieron que huir al extranjero para escapar de la represi√≥n.

Inicio de la Guerra Fría

El inicio de la Guerra Fria (Historia) Uni√≥n de Rep√ļblicas Socialistas Sovi√©ticas en la epoca de Stalin: El gobierno sovi√©tico afront√≥ los problemas de la posguerra bajo el prisma de una pol√≠tica expansionista destinada a aumentar los territorios controlados por gobiernos comunistas leales a […]

Partición de Palestina

Incluye información acerca de las motivaciones británicas para la partición de palestina. El Mandato Británico para Palestina (1918-1948) fue el resultado de varios factores: la ocupación británica de territorios anteriormente gobernados por el Imperio Otomano, los tratados de paz que pusieron fin a la Primera Guerra Mundial y el principio de autodeterminación que surgió después de la guerra. El Mandato Británico para Palestina fue un resultado de la Primera Guerra Mundial, que reflejó el colapso de los imperios anteriores a la guerra y la aparición de naciones que exigían la autodeterminación. El Oriente Medio que conocemos hoy sigue reflejando las particiones arbitrarias promulgadas por los vencedores de la guerra y está influenciado por ellas.

Eurocomunismo

Eurocomunismo fue una ideolog√≠a pol√≠tica adoptada por determinados partidos comunistas europeos en los primeros a√Īos de la d√©cada de 1970. Esta v√≠a europea al comunismo estuvo vinculada principalmente al Partido Comunista Italiano (PCI), al Partido Comunista Franc√©s (PCF) y al Partido Comunista de Espa√Īa o PCE. Tras la Segunda Guerra Mundial, los rusos hab√≠an retenido, y plantado con asentamientos rusos, los estados b√°lticos de Lituania, Estonia y Letonia, de los que se hab√≠an apoderado en los d√≠as de su alianza con los nazis en 1940. Pero los estados de Ruman√≠a, Bulgaria, Hungr√≠a, Yugoslavia, Albania, Checoslovaquia y Polonia hab√≠an sido liberados de los alemanes por la guerra y su derecho a la independencia y a las instituciones libres estaba espec√≠ficamente garantizado por los acuerdos con Occidente. En el a√Īo 1948, a pesar de las protestas occidentales, se extingui√≥ la libertad e independencia de todos estos pa√≠ses menos uno y fueron convertidos en sat√©lites rusos, con una estructura social comunista. (Se intent√≥ incluir a Grecia entre las v√≠ctimas, mediante la invasi√≥n de Bulgaria y Yugoslavia, pero los invasores fueron derrotados en enero en un intento de tomar Konitza, en el Epiro). La √ļnica excepci√≥n a la lista de estados esclavizados fue aquella en la que los rusos hab√≠an cometido el error de no estacionar una guarnici√≥n: Yugoslavia. Su intento de hacerse con el control de las fuerzas de seguridad y el desarrollo econ√≥mico de Yugoslavia se vio frustrado por una resistencia inesperada y casi un√°nime de Tito y los comunistas yugoslavos, una resistencia motivada en parte por la adhesi√≥n yugoslava al comunismo primitivo e incorrupto de la √©poca de Lenin, del que el r√©gimen de Stalin les parec√≠a una parodia degenerada.

Coexistencia Pacifica

La coexistencia pac√≠fica fue una teor√≠a desarrollada y aplicada por la Uni√≥n Sovi√©tica en varios puntos durante la Guerra Fr√≠a en el contexto de una pol√≠tica exterior principalmente marxista-leninista y fue adoptada por los estados socialistas aliados sovi√©ticos que podr√≠an coexistir pac√≠ficamente con el bloque capitalista (es decir, estados aliados de Estados Unidos). Esto contrasta con el principio de contradicci√≥n antag√≥nica de que el socialismo y el capitalismo nunca podr√≠an coexistir en paz. La Uni√≥n Sovi√©tica lo aplic√≥ a las relaciones entre el mundo occidental, particularmente entre los Estados Unidos y los pa√≠ses de la OTAN y las naciones del Pacto de Varsovia. Los debates sobre las diferentes interpretaciones de la coexistencia pac√≠fica fueron un aspecto de la divisi√≥n chino-sovi√©tica en los a√Īos cincuenta y sesenta. Durante los a√Īos sesenta y principios de los setenta, la Rep√ļblica Popular China, bajo el liderazgo (v√©ase tambi√©n carisma) de su fundador, Mao Zedong (Mao Tse-tung, presidente de China en el per√≠odo 1949-1976), argument√≥ que deb√≠a mantenerse una actitud beligerante hacia los pa√≠ses capitalistas, por lo que inicialmente rechaz√≥ la teor√≠a de la coexistencia pac√≠fica como un revisionismo esencialmente marxista.

Sin embargo, su decisi√≥n en 1972 de establecer una relaci√≥n comercial con los Estados Unidos tambi√©n hizo que China adoptara con cautela una versi√≥n de la teor√≠a de las relaciones entre s√≠ y los pa√≠ses no socialistas. Desde ese momento hasta principios de los a√Īos 80 y el socialismo con caracter√≠sticas chinas, China extendi√≥ cada vez m√°s su propio concepto de coexistencia pac√≠fica para incluir a todas las naciones. La coexistencia pac√≠fica, al extenderse a todos los pa√≠ses y movimientos sociales vinculados a la interpretaci√≥n del comunismo de la URSS, se convirti√≥ r√°pidamente en un modus operandi para muchos partidos comunistas individuales, alentando a muchos, especialmente a los del mundo desarrollado, a renunciar a su larga vida. objetivo a largo plazo (v√©ase m√°s en esta plataforma general) de acumular apoyo para una revoluci√≥n comunista armada e insurrecta e intercambiarla por una participaci√≥n m√°s plena en la pol√≠tica electoral.

Balcanes durante la Guerra Fría

La Guerra Fría mundial puso en juego nuevos factores para las naciones balcánicas, pero no pudo hacer desaparecer los problemas, tradiciones y rivalidades locales. Al igual que el nacionalismo y la modernización adquirieron atributos balcánicos específicos determinados por las condiciones locales en el siglo XIX, el comunismo también se vio afectado por factores balcánicos subyacentes después de 1945. Los acontecimientos ocurridos desde 1989 son una prueba más de que el comunismo no pudo eliminar las tradiciones rivales de la región. En retrospectiva es posible ver signos reveladores de continuidad en la vida política de los Balcanes antes, durante y después de la era de la Guerra Fría. Para entender los Balcanes, los análisis basados en los acontecimientos locales son más informativos y más interesantes que las generalizaciones sobre la Guerra Fría.

Incidente del Mayag√ľez

La pol√≠tica exterior americana se enfrent√≥ en 1975 a un mayor escrutinio p√ļblico. Tras la derrota en Vietnam, los funcionarios tem√≠an que el p√ļblico no apoyara otras acciones militares en el extranjero. El Secretario de Estado Henry Kissinger (nacido en 1923) decidi√≥ que Estados Unidos deb√≠a reafirmarse como potencia mundial. En 1975, los camboyanos detuvieron un barco estadounidense, el Mayaguez, y retuvieron brevemente a su tripulaci√≥n. Estados Unidos respondi√≥ bombardeando los barcos camboyanos en un encubrimiento militar conocido como el asunto Mayaguez. El bombardeo fue dise√Īado para restablecer la autoridad estadounidense en todo el mundo. El Incidente de Mayaguez, del 12 al 15 de mayo de 1975, fue el √ļltimo enfrentamiento armado entre las tropas estadounidenses y los jemeres rojos. El 12 de mayo, el buque portacontenedores estadounidense Mayaguez fue capturado por las tropas camboyanas, con 39 miembros de la tripulaci√≥n hechos prisioneros. La posterior operaci√≥n militar de liberaci√≥n de la isla de Koh Tang, de dos d√≠as de duraci√≥n, en la que participaron m√°s de 600 efectivos del Cuerpo de Marines de Estados Unidos, varios helic√≥pteros y buques de guerra, se sald√≥ con la muerte de 15 soldados estadounidenses y la desaparici√≥n de otros tres. La tripulaci√≥n del Mayaguez hab√≠a sido liberada por los jemeres rojos antes de que comenzara la operaci√≥n y pudo regresar a su barco. Los combates y las p√©rdidas se consideran en Estados Unidos como los √ļltimos de la guerra de Vietnam.

Estados Unidos Después de la Segunda Guerra Mundial

Este texto se ocupa de Estados Unidos despu√©s de la Segunda Guerra Mundial, incluyendo algunas consecuencias de la Segunda Guerra Mundial y situaciones pol√≠ticas y econ√≥micas en la posguerra de la Segunda Guerra Mundial. La guerra no s√≥lo puso a Estados Unidos en posici√≥n de dominar gran parte del mundo, sino que cre√≥ las condiciones para un control efectivo en casa. El desempleo, la angustia econ√≥mica y la consiguiente agitaci√≥n que hab√≠an marcado los a√Īos treinta, s√≥lo aliviados en parte por las medidas del New Deal, hab√≠an sido pacificados, superados por la mayor agitaci√≥n de la guerra. La guerra trajo precios m√°s altos para los agricultores, salarios m√°s altos, suficiente prosperidad para una parte de la poblaci√≥n como para asegurarse contra las rebeliones que tanto amenazaban los a√Īos treinta.

Esquema de la Historia de Estados Unidos desde 1945

Esquema de la Historia de Estados Unidos desde 1945 Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Esquema de la Historia de Estados Unidos desde 1945 Los or√≠genes de la Guerra Fr√≠a El posrevisionismo y la Guerra Fr√≠a El siglo americano … Leer m√°s

Naturaleza de la Guerra de Vietnam

La guerra de Vietnam marc√≥ un punto de inflexi√≥n en la historia militar convencional, tanto por la amplitud del combate guerrillero como por el creciente uso de los helic√≥pteros. Todo el mundo, incluida la Casa Blanca, estaba convencida hasta el final de la guerra de que esta se luchaba por los norvietnamitas a las √≥rdenes de Mao y Breznev. Ahora sabemos que los rusos estaban muy disgustados con la guerra. Y los chinos no estaban contentos. Recordaban Corea. Si De Gaulle hubiera sido inteligente habr√≠a visto que en 1945 no hab√≠a manera de que los franceses mantuvieran Vietnam como colonia. Pero Francia estaba tan humillada por la derrota de 1940 que no negociaron con los comunistas vietnamitas y comenzaron diez a√Īos de guerra hasta perderla, Y los estadounidenses, y los brit√°nicos, en las guerras desde 1945 nunca han sido buenos identific√°ndose con las culturas locales. La gran lecci√≥n del Vietnam es que no importa cu√°ntas batallas ganas. No significan nada a menos que tengas alg√ļn compromiso social, cultural y pol√≠tico con la sociedad local.

Aspectos Culturales de Estados Unidos durante la Guerra Fría

Este texto se ocupa de algunos aspectos culturales de Estados Unidos durante la Guerra Fr√≠a, incluyendo el uso de los libros con fines de propaganda. ¬ŅEra Franklin Books Programs Inc. una organizaci√≥n de propaganda? Los hombres de Franklin Books insistieron en que no lo era. Su negativa a aceptar lo que Smith llamaba “la idea americana del comunismo (real o imaginario)” la puso en desacuerdo con sus supuestos socios en el gobierno desde el principio, y comprometi√≥ su capacidad de funcionamiento hasta el poco glorioso final. Los esc√©pticos podr√≠an argumentar, por supuesto, que la asistencia t√©cnica -incluso cuando se dirige a una cultura editorial aut√≥ctona- era en s√≠ misma una estratagema informativa. La econom√≠a pol√≠tica de una determinada cultura impresa contribuye a determinar la naturaleza del discurso que fluye a trav√©s de ella, y la propia noci√≥n de un circuito de comunicaciones “moderno” es en s√≠ misma ideol√≥gica. Franklin ciertamente trabaj√≥ para crear un marco de estilo occidental -incluyendo un mercado viable- dentro del cual se llevar√≠a a cabo la producci√≥n, distribuci√≥n y consumo de libros a nivel local y regional. El programa form√≥ a tip√≥grafos, impresores, editores, dise√Īadores y libreros (a veces en centros regionales, a veces en Estados Unidos), y en algunos pa√≠ses (especialmente Ir√°n y Afganist√°n) invirti√≥ sumas considerables en instalaciones de impresi√≥n, papel y encuadernaci√≥n. Recurri√≥ a la experiencia de acad√©micos, editores, libreros y bibliotecarios estadounidenses (y expatriados de Oriente Medio) para crear los amplios cat√°logos de libros disponibles de los que los directores de ultramar seleccionaban los t√≠tulos para traducir (Smith a Claude Hawley, 11 de abril de 1955, caja 16, carpeta 10). Y aunque Franklin se enorgullec√≠a de contar con expertos locales, la organizaci√≥n eleg√≠a cuidadosamente a sus “locales”. En Ir√°n, por ejemplo, la oficina de Franklin abri√≥ inmediatamente despu√©s del asesinato de Mohammad Mossadegh, patrocinado por la CIA, y disfrut√≥ de d√©cadas de acogedor patrocinio por parte del Sha y su familia, varios de los cuales tradujeron y/o escribieron introducciones para los vol√ļmenes de Franklin. Franklin Books no apoyaba los movimientos revolucionarios de autodeterminaci√≥n nacional; sus miembros buscaban combatir el comunismo y ayudar a abrir mercados para los libros estadounidenses. En el contexto de la Guerra Fr√≠a, semejante amalgama de sentimientos y pr√°cticas s√≥lo pod√≠a dar lugar a una cosa, y la llamamos “propaganda”. Al igual que la mayor parte de los libros distribuidos a trav√©s de los programas aqu√≠ analizados, la correspondencia, los memorandos y los informes a trav√©s de los cuales los bur√≥cratas de las relaciones culturales de la Guerra Fr√≠a negociaron entre s√≠, con socios privados y con sus superiores dentro de las estructuras de poder del Estado son bastante aburridos. Pero abrazar el funcionamiento cotidiano de las instituciones sobre el terreno puede ser la forma m√°s segura que tenemos de entender realmente las complejidades de la “propaganda”. Y tal movimiento es necesario. El ejemplo de los Programas del Libro de Franklin ilustra que las comunicaciones nunca son un√≠vocas o unilaterales, incluso cuando el Estado pretende que lo sean. Al prestar atenci√≥n a la disonancia -el desacuerdo- dentro de los reg√≠menes de comunicaci√≥n oficiales, en lugar de centrarnos en sus productos finales aparentemente sin fisuras, obtenemos una imagen m√°s precisa del desordenado funcionamiento del poder. Con m√°s precisi√≥n, tal vez, podamos comprender mejor c√≥mo intervenir en el ejercicio del poder.

Desventajas de la Discriminación Positiva

Este texto se ocupa de las desventajas de la discriminación positiva y algunas de sus características. El debate sobre la discriminación positiva se ha prolongado durante más de cuatro décadas, sin que ninguna de las partes haya cedido. La mayoría está de acuerdo en que comenzó como un noble esfuerzo para poner en marcha la integración racial; muchos creen que se convirtió en un sistema de cuotas y ocultación claramente injusto. Por un lado, se examina por qué las preferencias raciales en las admisiones universitarias perjudican a los estudiantes de las minorías y envuelven al sistema educativo en la deshonestidad. Por otro, se argumenta en contra de algunos de estos mitos.

Historia de la Discriminación Positiva

La acci√≥n afirmativa a partir de los a√Īos sesenta, tal y como lleg√≥ a funcionar, se centr√≥ principalmente en las oportunidades para los negros de clase media que quer√≠an acceder a la educaci√≥n superior y a los puestos de trabajo de alto nivel. Esta acci√≥n afirmativa ha tenido un gran efecto, creando una sociedad racialmente m√°s justa y diversa de lo que hubiera sido el caso. Pero los programas de acci√≥n afirmativa para los negros instituidos desde 1965 fueron de hecho m√≠seros en su alcance y escala comparados con las masivas transferencias gubernamentales que ayudaron desproporcionadamente a los blancos en las tres d√©cadas anteriores, 1935-65. La naturaleza casi exclusivamente blanca de la extensa legislaci√≥n federal anterior a 1965 ha sido ignorada en gran medida por los analistas pol√≠ticos, al igual que lo fue por Lyndon Johnson. As√≠, a menudo sin darse cuenta, Estados Unidos ha practicado lo que, en efecto, era una acci√≥n afirmativa blanca de forma muy generosa y generalizada, seguida de un programa mucho m√°s modesto de acci√≥n afirmativa negra. Comprendiendo esta historia, podemos llegar a entender la creciente brecha entre negros y blancos se√Īalada por Lyndon Johnson y la incapacidad de muchos negros de poder compensar esta brecha en las cuatro d√©cadas siguientes. Las implicaciones pol√≠ticas de una apreciaci√≥n completa de estas caracter√≠sticas de la historia moderna de EE.UU., en resumen, son lo contrario de las opiniones actualmente populares. Si se dise√Īan y financian adecuadamente, las pol√≠ticas de discriminaci√≥n positiva pueden funcionar con gran eficacia, pero hay que reconocer y superar el arraigado sesgo en favor de los blancos. Si los pol√≠ticos y la opini√≥n p√ļblica estadounidenses se toman en serio la igualdad racial, esta historia indica la necesidad de poner en marcha un programa de discriminaci√≥n positiva tan ambicioso como el que se aplic√≥ a los blancos durante las tres d√©cadas anteriores a la intervenci√≥n del presidente Johnson en 1965. Es importante considerar tanto los principios que podr√≠an animar tal esfuerzo como imaginar la forma que podr√≠a adoptar.

Comunismo Cristiano

En el clima de la Guerra Fr√≠a de los a√Īos 50 y 60, la amenaza del comunismo galvaniz√≥ la atenci√≥n p√ļblica. A medida que Martin Luther King fue adquiriendo relevancia, tuvo que defenderse con frecuencia de las acusaciones de ser comunista, aunque su opini√≥n de que “el comunismo y el cristianismo son fundamentalmente incompatibles” no cambi√≥. Aunque simpatizaba con la preocupaci√≥n central del comunismo por la justicia social, King se quejaba de que, con su “fr√≠o ate√≠smo envuelto en los ropajes del materialismo, el comunismo no da cabida a Dios ni a Cristo”. Dos discursos suyos fueron particularmente influyentes en relaci√≥n al comunismo cristiano. Esta secci√≥n se centra, tambi√©n, en el papel que desempe√Īan Hegel y Marx en dos de sus escritos m√°s recientes y convincentes. En un primer momento, uno no puede dejar de sorprenderse por el modo en que los autores en cuesti√≥n parecen, contra todo pron√≥stico, oponerse repetidamente el uno al otro.

An√°lisis del Tratado del Espacio Exterior

Este tratado es el principal instrumento internacional de regulación del Derecho del Espacio Ultraterrestre. Este texto analiza buena parte de sus principales artículos, con un comentario sobre los mismos. El desarme espacial forma parte de los problemas generales del desarme y la paz y la seguridad internacionales, y este tratado es un instrumento más. Los artículos más fundamentales del Tratado del Espacio Exterior incluyen la libertad que tienen los estados para explorar y utilizar el espacio exterior sin pedir autorización previa o permiso a otros estados o a la ONU. Estas grandes libertades se equilibran con la prohibición de la apropiación nacional, la prohibición del emplazamiento de armas nucleares u otras armas de destrucción masiva en el espacio, y las obligaciones impuestas a los estados en la supervisión de sus actividades espaciales nacionales y para la protección del entorno espacial y terrestre durante sus actividades espaciales.

Carrera Espacial

Tras la Segunda Guerra Mundial, las relaciones internacionales se basaban en la dicotom√≠a entre Estados Unidos y la Uni√≥n Sovi√©tica (URSS). La base de las actividades en el espacio exterior hunde sus ra√≠ces en la Guerra Fr√≠a y reproduce la din√°mica geopol√≠tica distintiva de ese momento hist√≥rico. En este contexto, el espacio exterior fue considerado como la √ļltima dimensi√≥n de la competencia entre los dos estados. Los intereses divergentes entre Estados Unidos y la URSS se consolidaron entonces en tensiones pol√≠ticas que caracterizaron la competencia por alcanzar el espacio exterior. Aunque estas tensiones rodearon todos los debates y negociaciones internacionales, no impidieron que se llegara a un consenso para la elaboraci√≥n de normas internacionales comunes para llevar a cabo las actividades espaciales, proteger los intereses comunes y permitir el uso pac√≠fico del espacio exterior.

Estrategias de Disuasión

Este texto se ocupa de las estrategias de disuasi√≥n. Los organismos pol√≠ticos que m√°s a menudo se encuentran en esta situaci√≥n parecen ser los grandes imperios de la historia. Los brit√°nicos encontraron ventajoso en los a√Īos 20 y 30 vigilar a los miembros de las tribus √°rabes no mediante batallas campales, sino mediante bombardeos desde el aire. Pod√≠an obedecer las reglas o ser castigados. Un examen detallado de la pol√≠tica de defensa brit√°nica en la d√©cada de 1930 muestra una pronunciada inclinaci√≥n hacia la disuasi√≥n. Los pol√≠ticos de la √©poca utilizaban frecuentemente el t√©rmino. Debido a las limitaciones econ√≥micas, industriales y tecnol√≥gicas, las operaciones reales previstas eran m√°s de la variedad de negaci√≥n que de castigo. Sin embargo, la disuasi√≥n era el objetivo, y uno encuentra una preocupaci√≥n constante con la manipulaci√≥n de la capacidad militar y la potencial capacidad militar para desalentar la agresi√≥n.

Caída del Comunismo en la Europa del Este

El papel fundamental de la nomenklatura en la gesti√≥n de la econom√≠a oblig√≥ a muchos de sus miembros a enfrentar la crisis cada vez mayor del modelo burocr√°tico. Directores de em presas p√ļblicas y secretarios regionales se sent√≠an impacientes ante las restricciones que les impon√≠an ministerios industriales y planificadores centrales, y se resent√≠an ante la interminable sustracci√≥n de trabajadores e insumos materiales resultante de la escasez end√©mica. Simult√°neamente el creciente involucra miento de las econom√≠as del Este europeo con los mercados mundiales ‚Äďa pesar del lento ritmo de la reforma econ√≥mica, despu√©s de la ca√≠da de Khruschev y Dubcek, Polonia y Hungr √≠a, en especial, obtuvieron grandes pr√©stamos de Occidente e hicieron esfuerzos para pagarlos con crecientes exportaciones generadoras de divisas‚Äď acostumbr√≥ a los gerentes a la cooperaci√≥n con empresas occidentales. A pesar de los esfuerzos del r√©gimen de Honecker para reducir el comercio con Occidente, a fin de evitar el tipo de crisis de endeudamiento experimentada por Polonia y Hungr√≠a en la d√©cada de 1980, 30% del comercio de Alemania oriental, en v√≠speras de la revoluci√≥n, era realiza do con pa√≠ses de la OCDE. La necesidad de tecnolog√≠a avanzada impuso un est√≠mulo a los emprendimientos conjuntos con firmas de Occidente. Las revoluciones de 1989, por m√°s abruptas y dram√°ticas que hayan sido, se destacaron por la ausencia de conflictos sociales y violencia en gran escala. El enfrentamiento entre manifestantes y polic√≠as en Alemania oriental y Checoslovaquia implic√≥ un nivel de violencia semejante al alcanzado por los choques entre las fuerzas antimotines y los mineros en huelga en Gran Breta√Īa. En Hungr√≠a y Polonia incluso la movilizaci√≥n de masas brill√≥ por su ausencia.

Disuasión Militar

Disuasi√≥n Militar Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Estrategia de Disuasi√≥n Militar Brit√°nica Tras la Gran Guerra Nota: v√©ase detalles sobre la Historia de la Estrategia Militar Brit√°nica en el Siglo XX, sobre la Doctrina Militar Brit√°nica Tras la … Leer m√°s

Teoría de la Disuasión

Arraigada en las concepciones del libre albedrío, la disuasión se refiere a la forma en que las amenazas de sanción y la imposición de sanciones inhiben la actividad delictiva en la sociedad en general (en el caso de la disuasión general) y a la persistencia de la delincuencia entre los delincuentes (en el caso de la disuasión específica). Se presume que las sanciones disuaden de la comisión de delitos en el futuro en la medida en que el castigo es seguro, rápido y lo suficientemente severo como para compensar la recompensa obtenida por la comisión del delito. La certeza se refiere a la probabilidad o el riesgo de detección y posterior castigo, la rapidez se refiere a la rapidez con que se aplica la sanción después del delito y la posterior detección, y la severidad se refiere a la fuerza o la magnitud del castigo. Pero además de en el derecho penal, esta expresión también se utilizó, en el contexto de la guerra fría, como doctrina militar durante el siglo XX.

Historia de las Cooperativas

El experimento cooperativo se expandió durante el vibrante período de 1820 a 1850, con el establecimiento de cooperativas en toda Europa, los Estados Unidos, Rusia, el Japón, México y el Brasil. Se fundaron organizaciones cooperativas en una amplia gama de funciones y tipos, entre ellos la vivienda, la agricultura, el crédito, la producción industrial, la artesanía, las compras, los servicios sociales y los seguros. Las cooperativas adquirieron un papel y un significado diferentes con la Revolución Rusa de 1917 y la aparición del pensamiento marxista-leninista. El líder comunista ruso Vladimir Lenin (1870-1924) consideró las cooperativas como un medio para la colectivización completa eventual bajo la propiedad del Estado. Las cooperativas se crearon como un medio para organizar y controlar la producción. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). El modelo soviético carecía de los elementos cooperativos esenciales de propiedad, control o participación en los beneficios por parte de los miembros y, por lo tanto, no constituía una verdadera aplicación de los conceptos cooperativos; sin embargo, este modelo fue exportado por la Unión Soviética a las naciones del bloque comunista durante la época de la guerra fría (1947-1991).

Orígenes del Activismo Humanitario

Los esfuerzos de la Liga Internacional, sin precedentes en muchos aspectos, esencialmente fracasaron. La organización nunca pasó de un papel marginal porque nunca logró profesionalizar suficientemente sus estructuras institucionales, porque concentró sus esfuerzos en las Naciones Unidas y porque su labor la colocó en contradicción con la escena política interna de los Estados Unidos. Si la Liga Internacional resultó ser en gran medida impotente, ello no se debió ciertamente a una falta de compromiso o de perspicacia política. Más bien, su historia pone de relieve los límites estructurales a los que se enfrentaba un compromiso civil universalizado en el punto álgido de la Guerra Fría.

Discriminación Positiva

Discriminaci√≥n Positiva o Discriminaci√≥n Inversa Noci√≥n de Discriminaci√≥n Positiva (acci√≥n positiva) Son denominadas a veces como Discriminaci√≥n Positiva las medidas dirigidas a un grupo determinado, con las que se pretende suprimir y prevenir una discriminaci√≥n o compensar las desventajas […]

Castrismo

Fidel Castro fue el m√°ximo dirigente de un estado comunista, con importancia durante la guerra fria. El t√©rmino “castrismo” se refiere originariamente a la doctrina y la pr√°ctica de la direcci√≥n revolucionaria cubana en general y de Fidel Castro en particular; por extensi√≥n se emplea tambi√©n para designar las corrientes pol√≠ticas, movimientos guerrilleros y dirigentes revolucionarios en Am√©rica Latina que se inspiran del ejempl√≥ cubano. En 1953, Fidel Castro lidera una protesta contra el autoritario Fulgencio Batista, que est√° en el poder en Cuba. Castro incursiona infructuosamente en los cuarteles militares, es sometido a un juicio p√ļblico y va a prisi√≥n. (Tal vez sea de inter√©s m√°s investigaci√≥n sobre el concepto). Conocido por sus largos y apasionados discursos, se convierte en un h√©roe para el pobre pueblo cubano. Liberado de la prisi√≥n en 1955, Castro y su hermano viajan a M√©xico, donde se encuentran con el Che Guevara. En 1956 Castro regresa, y con sus partidarios, fomenta la revoluci√≥n en la que los pobres los ven como libertadores. Castro contin√ļa dando sus largos discursos a audiencias entusiastas, y la revoluci√≥n es el resultado de muchos a√Īos de guerra de guerrillas y luchas propagand√≠sticas. En 1958 los Estados Unidos implementan un embargo econ√≥mico sobre Cuba. Castro incita a una huelga en todo el pa√≠s y el Presidente Batista emplea un gran ej√©rcito para luchar contra Castro, pero no lo derrota a √©l y a sus partidarios. En enero de 1959 Castro y sus tropas entran en La Habana y Batista abandona la ciudad. Castro se convierte en Primer Ministro y Cuba se convierte en un Estado socialista revolucionario.
Los principales documentos de la doctrina castrista son, aparte los discursos del mismo. Fidel, las dos declaraciones de La Habana (1960 y 1962) y la declaraci√≥n de la OLAS (Organizaci√≥n Latinoamericana de Solidaridad) de 1967, que resumen el mensaje revolucionario cubano para el continente. A trav√©s de estos discursos y documentos el castrismo aparece como una variante del marxismo leninismo considerablemente distinta de la doctrina y la estrategia tradicional del movimiento comunista en Am√©rica Latina. Fracasado su intento de establecer relaciones diplom√°ticas o comerciales con Estados Unidos, Castro negoci√≥ acuerdos sobre armamento, cr√©ditos y alimentos con la Uni√≥n de Rep√ļblicas Socialistas.

Cronología de la Guerra Fría

Eje Conol√≥gico, L√≠nea del Tiempo o Cronolog√≠a de Acontecimientos de la Guerra Fr√≠a Este elemento es una profundizaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Esta entrada es una cronolog√≠a completa de la Guerra Fr√≠a, desde los or√≠genes del conflicto ruso-estadounidense despu√©s de la Segunda Guerra Mundial … Leer m√°s