Política de Seguridad Rusa

Política de Seguridad Rusa Este elemento es una expansión del contenido de los cursos y guías de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y análisis sobre este tema. El Legado Soviético Nota: Consulte la información relativa a la caída o disolución (o descomposición) de la Unión Soviética (URSS). Después de que la Unión Soviética se desintegrara a … Leer más

Poscomunismo

Poscomunismo Este elemento es una expansión del contenido de los cursos y guías de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y análisis sobre este tema. Véase: Comunismo en los balcanes y neomarxismo. Poscomunismo: Transformaciones del Estado Nota: Consulte también la información relativa a las dimensiones políticas de la globalización, el Estado-nación y la extinción del Estado. Se … Leer más

Partidos Anticomunistas

Este texto se ocupa de los partidos anticomunistas.

Comunismo Latinoamericano

El marxismo no tuvo mucho impacto en América Latina hasta la primera década del siglo XX. El Partido Obrero de Chile, creado en 1912 por Luis Emilio Recabarren y otros, se convirtió en el Partido Comunista de Chile (PCCh) en 1920 y, con el Partido Comunista de Argentina, fue miembro fundador de la Tercera Internacional (Comintern). En 1928 también existían partidos en Brasil, Guatemala y Uruguay, así como en México, donde una revuelta infructuosa en 1929 tuvo poco impacto. Sin embargo, una gran insurrección en El Salvador en 1932 fue sofocada con grandes pérdidas de vidas («La Matanza») y la revuelta de Luis Carlos Prestes en Brasil en 1935 no hizo sino reforzar el creciente autoritarismo en ese país. Bajo la nueva estrategia del ‘Frente Popular’, el partido colombiano apoyó al gobierno liberal reformista de Alfonso López Pumarejo y el PCCh se unió a los radicales y a otros para elegir a Pedro Aguirre Cerda como presidente en 1938. Los comunistas también formaron parte de la coalición que eligió a Fulgencio Batista en Cuba en 1940. Durante la Segunda Guerra Mundial los partidos se legalizaron y ganaron apoyo en todo el continente, y brevemente, en 1945-47, el Partido Comunista do Brasil fue el más grande de la región. Sin embargo, con el inicio de la Guerra Fría, fue prohibido en 1947 y el «Bogotazo» de 1948 dio una excusa a otros gobiernos, especialmente al de Chile, para seguir su ejemplo. Sin embargo, bajo el nombre de Partido Guatemalteco del Trabajo, el partido guatemalteco se mantuvo legal hasta la caída de Jacobo Arbenz en 1954 y los diputados cubanos permanecieron en el Congreso de Batista hasta 1959. Con la Revolución Cubana, la vía de la lucha armada volvió a ganar adeptos.

Karl Marx

La influencia de Marx no se ha limitado a las sociedades comunistas. Los gobiernos conservadores han introducido reformas sociales para cortar el terreno de los movimientos revolucionarios de oposición marxista. Los conservadores también han reaccionado de forma menos benigna: Mussolini y Hitler fueron ayudados a llegar al poder por conservadores que veían su rabioso nacionalismo como la respuesta a la amenaza marxista. E incluso cuando no existía la amenaza de una revolución interna, la existencia de un enemigo marxista extranjero sirvió para justificar a los gobiernos en el aumento del gasto en armamento y la restricción de los derechos individuales en nombre de la seguridad nacional. En el plano del pensamiento, más que en el de la política práctica, la contribución de Marx es igualmente evidente. ¿Puede alguien pensar ahora en la sociedad sin referirse a las ideas de Marx sobre los vínculos entre la vida económica y la intelectual? Las ideas de Marx dieron lugar a la sociología moderna, transformaron el estudio de la historia y afectaron profundamente a la filosofía, la literatura y las artes. En este sentido del término -que es ciertamente muy laxo- ahora todos somos marxistas.

Manifiesto Comunista

Este texto se ocupa de uno de los más significativos escritos de Engels y Karl Marx: El manifiesto comunista. Marx se vio obligado a abandonar París en 1845 debido a su implicación en actividades revolucionarias. Se instaló en Bruselas y comenzó a organizar y dirigir una red de grupos llamados Comités de Correspondencia Comunista, establecidos en varias ciudades, y ese es parte del contexto de este influyente documento. Diseñado principalmente como pieza de propaganda, el Manifiesto esbozaba el socialismo moderno. Marx creía que las leyes regían tanto los acontecimientos científicos como los históricos. Para entender la historia y posiblemente predecir el futuro, Marx se basó en una interpretación económica y predijo que la distribución desigual de la riqueza entre las diferentes clases sociales conduciría finalmente a un conflicto de clases abierto -la revolución- en el que finalmente las clases trabajadoras tomarían el poder y crearían una sociedad sin clases.

Comunismo

Concepción Marxista Soviética Según esta interpretación, Comunismo es “forma superior de organización de la sociedad humana; se basa en fuerzas productivas altamente desarrolladas. La primera fase de la sociedad comunista es el socialismo (ver). El comunismo, se dice en el programa del […]

Tercer Mundo

Esta expresión se debe al sociólogo francés Alfred Sauvy, quien la formuló en 1952 con la idea de asimilar a los países pobres de la actualidad con el “tercer estado” de la estratificación socio-política francesa anterior a la revolución de 1789, que era la capa social más pobre y marginada. Tercer Mundo, en realidad, se trata de un término anticuado para los países en desarrollo. Entre 1950 y 1990, dos bloques hostiles se enfrentaron en el mundo: El «Occidente» (EE.UU. y aliados = primer mundo) y el «Oriente» (Unión Soviética [Rusia] y aliados = segundo mundo). Los países en desarrollo que no pertenecían a ninguno de los dos bloques formaban el tercer mundo según este recuento.

Comunismo en los Balcanes

Todos los Estados de los Balcanes han realizado importantes progresos económicos después de la Segunda Guerra Mundial. Los perjudiciales problemas de entreguerras asociados al subdesarrollo se redujeron mucho, excepto en algunas regiones como Albania y Macedonia. ¿Podemos decir que a los habitantes de los Estados socialistas les fue mejor o peor en comparación con Grecia, o con el Estado socialista no convencional, Yugoslavia? Medir la satisfacción popular sobre la base de las estadísticas económicas es cuestionable, especialmente teniendo en cuenta los acontecimientos de 1989. El descontento de los consumidores (medido con respecto al estándar de Occidente) desempeñó un papel visible en las revoluciones de 1989 en las zonas del norte de Europa del Este e incluso en Hungría; en los Balcanes sólo Grecia, con sus vínculos occidentales, escapó a la revolución en ese año. Pero otras cuestiones (de contenido político y no meramente económico) fueron igual de importantes en la mayoría de las revoluciones balcánicas. El cambio económico por sí solo no evitó los disturbios en la década de 1980, como tampoco lo hizo durante los períodos de actividad reformista en el siglo XIX. Las diferencias en los sistemas políticos de los Balcanes rara vez parecen traducirse en diferencias socioeconómicas que contrasten con las condiciones de los estados vecinos, al menos a corto plazo. Lo mismo podríamos decir de la situación de las mujeres. Grecia muestra pocos contrastes fuertes con sus vecinos socialistas, a pesar de los puntos de vista opuestos sobre el papel de la mujer que se encuentran en el pensamiento marxista frente al occidental. La modernización y la prosperidad general parecen ser las claves para acabar con los límites tradicionales de la mujer, ya sea bajo el socialismo o el capitalismo. Sólo en los Balcanes los antiguos comunistas mantuvieron el control del poder político en el periodo inmediatamente posterior a la revolución. Elementos arraigados en Solidaridad y en la Iglesia católica derrotaron a los comunistas polacos. La Carta 77 creó una alternativa en Checoslovaquia. Alemania del Este miró a Bonn y los antiguos líderes del Partido fueron juzgados por traición. Pero en los Estados balcánicos, los ex comunistas siguen siendo actores importantes en la política nacional, aunque muchos hayan optado por redefinirse como nacionalistas. La violencia generalizada durante las revoluciones de 1989 se limitó a dos Estados balcánicos: Rumanía y Yugoslavia. En las revoluciones del norte participaron manifestantes pacíficos, que establecieron regímenes pluralistas. En los Balcanes, la tolerancia y el pluralismo fueron escasos. Esto condujo a respuestas violentas a la disidencia y al conflicto étnico. Ambos parecen más bien ecos del pasado balcánico, que signos de progreso hacia un futuro mejor.

Historia de la Educación en los Países Comunistas

Este texto se ocupa de la historia de la educación y el conocimiento en los países comunistas, incluida la Unión Soviética, cuando existió. La historia de la educación en los países comunistas comienza en la década de 1920, cuando se produjo la Revolución Rusa. Cuando los comunistas llegaron al poder en las naciones comunistas, asumieron tres tareas educativas de gran importancia: enseñar a leer y escribir a muchas personas analfabetas; formar al personal necesario para llevar a cabo el trabajo de organización política, producción agrícola e industrial y reforma económica; remodelar el comportamiento, las emociones, las actitudes y la perspectiva del pueblo. Después de la Segunda Guerra Mundial, la mayoría de los países de Europa del Este adoptaron sistemas educativos que reflejan rasgos sustanciales de la práctica soviética. Otros países comunistas que estaban menos dominados por la presencia soviética, como Cuba, Vietnam y China, también tomaron prestados muchos modelos de educación soviéticos. En comparación con los países no comunistas, la evolución de la educación en los países comunistas entre 1960 y 1981 fue relativamente pobre. Las razones de ello podrían interpretarse por las diversas limitaciones y problemas de la educación comunista, que eran la delincuencia juvenil, la falta de compromiso con los altos propósitos sociales y morales, la inflexibilidad del sistema escolar frente a los rápidos cambios de las demandas sociales y económicas, y los problemas de asignación de mano de obra. Además, el aumento de los costes de la educación permitió organizar la práctica laboral productiva sólo en partes limitadas de los países. Los comunistas chinos no estaban aislados, sin embargo, de todo el conocimiento occidental. Utilizaron la psicología e incluso la técnica publicitaria para su invento más conocido, el «lavado de cerebro». Era un método mucho más eficaz para tratar a los disidentes que las amenazas, los castigos y las torturas de antaño. («Golpear, golpear, golpear» había sido una de las instrucciones de Stalin.) Era un sistema de adoctrinamiento por repetición y estrés físico, en particular la negación del sueño, que, en última instancia, mediante la sugestión, el aislamiento y el agotamiento, hacía que la víctima accediera a lo que se quería. La confesión de un delito concreto era ahora sólo un objeto secundario; la necesidad primordial era convencer al sujeto de que sólo un tonto o un canalla podía pensar o actuar de otra manera que no fuera comunista. Un fallo en este proceso aparentemente triunfante fue sugerido por la rapidez con la que los extranjeros a los que se les había lavado el cerebro, al volver a un entorno occidental, volvían a sus antiguos errores.

Eurocomunismo

Eurocomunismo fue una ideología política adoptada por determinados partidos comunistas europeos en los primeros años de la década de 1970. Esta vía europea al comunismo estuvo vinculada principalmente al Partido Comunista Italiano (PCI), al Partido Comunista Francés (PCF) y al Partido Comunista de España o PCE. Tras la Segunda Guerra Mundial, los rusos habían retenido, y plantado con asentamientos rusos, los estados bálticos de Lituania, Estonia y Letonia, de los que se habían apoderado en los días de su alianza con los nazis en 1940. Pero los estados de Rumanía, Bulgaria, Hungría, Yugoslavia, Albania, Checoslovaquia y Polonia habían sido liberados de los alemanes por la guerra y su derecho a la independencia y a las instituciones libres estaba específicamente garantizado por los acuerdos con Occidente. En el año 1948, a pesar de las protestas occidentales, se extinguió la libertad e independencia de todos estos países menos uno y fueron convertidos en satélites rusos, con una estructura social comunista. (Se intentó incluir a Grecia entre las víctimas, mediante la invasión de Bulgaria y Yugoslavia, pero los invasores fueron derrotados en enero en un intento de tomar Konitza, en el Epiro). La única excepción a la lista de estados esclavizados fue aquella en la que los rusos habían cometido el error de no estacionar una guarnición: Yugoslavia. Su intento de hacerse con el control de las fuerzas de seguridad y el desarrollo económico de Yugoslavia se vio frustrado por una resistencia inesperada y casi unánime de Tito y los comunistas yugoslavos, una resistencia motivada en parte por la adhesión yugoslava al comunismo primitivo e incorrupto de la época de Lenin, del que el régimen de Stalin les parecía una parodia degenerada.

Espartaquistas

Los Espartaquistas era un grupo de socialistas revolucionarios alemanes, formado en 1916, cuyos principales dirigentes eran Rosa Luxemburg y Karl Liebknecht. En un principio, fue una corriente izquierdista del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), a cuyos líderes criticaron. El 5 de enero de 1919, en Alemania, un comité revolucionario, compuesto por Liebknecht, Ledebour y el líder de los Delegados Revolucionarios, Paul Scholze, declara que depone al gobierno y asume temporalmente sus funciones. Sin embargo, este comité fue ahuyentado por los marineros con los que creía cobijarse, y posteriormente una mayoría del mismo optó por negociar con el gobierno, en contra, al parecer, de la mayoría de los propios espartaquistas. El 10 de enero de 1919, el socialdemócrata Gustav Noske, con el apoyo de los militares leales, lanzó una contraofensiva en Berlín, dominando las guarniciones rebeldes, arrestando a Ledebour en la noche del 10 al 11, y luego a Karl Liebknecht y Rosa Luxemburg el 15 de enero – los dos líderes espartaquistas fueron inmediatamente asesinados. La «Comuna de Berlín» llegó a su fin.

Bolchevismo

Este texto se ocupa, especialmente, de la situación cuando los bolcheviques llegaron al poder; no fue provocado por su usurpación. Durante un tiempo, en sus intentos por restablecer el orden, se fusilaba a cualquiera que portara armas. Miles de hombres fueron apresados y fusilados, y es dudoso que Moscú hubiera podido recuperar siquiera una apariencia de orden sin una violencia semejante. La debacle de la Rusia zarista fue tan completa que el marco y el hábito del orden público habían desaparecido. En la primavera de 1918, los bolcheviques se habían asegurado el control de las grandes ciudades, los ferrocarriles y la navegación de la mayor parte de Rusia. Una Asamblea Constituyente había sido disuelta y dispersada en enero; los bolcheviques no podían trabajar con ella; estaba demasiado dividida en sus objetivos y consejos, según ellos, para una acción vigorosa; y en marzo se firmó la paz, una paz muy sumisa, con Alemania en Brest-Litovsk. A la cabeza de la dictadura bolchevique, que ahora se proponía gobernar Rusia, estaba Lenin, un hombre muy enérgico y de gran lucidez que había pasado la mayor parte de su vida en el exilio en Londres y Ginebra, dedicado a las especulaciones políticas y a la oscura política de las organizaciones marxistas rusas. Al principio, las ideas de los líderes bolcheviques iban mucho más allá de Rusia. El proceso de restauración de una oligarquía, si no de una autocracia, fue lento; y las consignas bolcheviques no cambiaron. El primer paso se representó incluso como una defensa de la democracia; Trotsky, el colega más eminente de Lenin, fue acusado de ambiciones dictatoriales y privado de sus cargos.

Origen del Socialismo

Los diversos tipos de pensamiento social que se convirtieron en las vertientes del socialismo o comunismo modernos surgieron en realidad en la antigüedad y han recorrido la historia de la humanidad (a menudo de forma clandestina). Estas ideas han influido poderosamente en las mentes de las personas y, de vez en cuando, han provocado luchas encarnizadas. Se originaron en la profunda rabia y el dolor precipitados por la mezquindad y la estupidez de la acción motivada por el interés propio. También se debían a la injusticia de diversos órdenes sociales en los que la mayoría de la gente estaba oprimida y vivía en la pobreza y la miseria. Del dolor y la ira causados por el orden social existente surgieron naturalmente varias corrientes de pensamiento que idealizaban y anhelaban una vida social armoniosa y comunitaria de personas libres. La Historia del Socialismo Británico de M. Beer (1940) comienza presentando tales corrientes de pensamiento desde la época de los antiguos, y muy anteriores al socialismo moderno. Por ejemplo, en el siglo V a.C. Platón preguntó en sus Diálogos sobre el Estado qué es el mal, y respondió que es la riqueza y la pobreza. Porque la riqueza produce extravagancia y pereza, mientras que la pobreza produce mezquindad e inmoralidad. Por lo tanto, en el Estado justo ideal los que están en la posición de políticos, que representan la virtud de la razón y la inteligencia, y los que están en la posición de guerreros, que representan el valor y el vigor, no deben tener ni propiedad privada ni familia para concentrarse en los asuntos del Estado sin interés propio. Así, Platón afirmaba que el comunismo de consumo debía imponerse a estos dos grupos sociales. En la época romana posterior, surgieron ideas notables en poemas de Virgilio y Horacio, así como en la filosofía estoica de Séneca, llena de admiración por la vida comunal y el derecho natural. Tales condiciones se daban entre los pueblos en un orden natural puro e incorrupto antes del nacimiento de la propiedad privada. Como el cristianismo nació inicialmente como una religión de los humildes y hambrientos, también contenía sentimientos comunistas como los de «Benditos seáis los pobres, porque vuestro es el Reino de Dios».

Historia de la Unión Soviética

Aunque los sucesores de Stalin también persiguieron a escritores y disidentes, utilizaron el terror policial con más moderación para coaccionar a la población, y trataron de ganarse cierto apoyo popular relajando los controles políticos e introduciendo incentivos económicos. No obstante, la estricta centralización continuó y acabó provocando, según algunos observadores, el declive económico, la ineficacia y la apatía que caracterizaron las décadas de 1970 y 1980, y contribuyeron al desastre nuclear de «Chernóbil». El programa de perestroika de Mijaíl Gorbachov fue una reacción a esta situación, pero su éxito se vio limitado, en buena medida, por su reticencia a abolir los bastiones del poder soviético -el partido, la policía y el sistema económico centralizado- hasta que se vio obligado a hacerlo tras el intento de golpe de Estado de agosto de 1991. Sin embargo, para entonces ya era demasiado tarde para mantener unidos a los dirigentes comunistas y a la Unión Soviética. Tras setenta y cuatro años de existencia, el sistema soviético se desmoronó.

Historia del Comunismo Americano

El comunismo aparece en América Latina poco después del congreso de fundación de la III Internacional (Moscú, 1919); los primeros partidos comunistas se constituyen a partir de escisiones de izquierda dé partidos socialistas o de la evolución de corrientes sindicalistas y anarquistas. En enero de 1918 un grupo disidente del Partido Socialista Argentino funda el Partido Internacional Socialista que se transforma en 1920 en Partido Comunista; en 1919, el Partido Comunista Mexicano es fundado por Manabendra Nath Roy, comunista hindú enviado por el Comintern. En 1921 el Partido Socialista de los Trabajadores Chilenos se constituye en Partido Comunista; en el mismo año es fundado por obreros de origen anarquista el Partido Comunista de Brasil, y el Partido Socialista Uruguayo acepta las 21 condiciones de adhesión a la Internacional Comunista. Otros partidos serán fundados más tarde: el cubano en 1925, el peruano en 1928, etc.

Comunismo Cristiano

En el clima de la Guerra Fría de los años 50 y 60, la amenaza del comunismo galvanizó la atención pública. A medida que Martin Luther King fue adquiriendo relevancia, tuvo que defenderse con frecuencia de las acusaciones de ser comunista, aunque su opinión de que «el comunismo y el cristianismo son fundamentalmente incompatibles» no cambió. Aunque simpatizaba con la preocupación central del comunismo por la justicia social, King se quejaba de que, con su «frío ateísmo envuelto en los ropajes del materialismo, el comunismo no da cabida a Dios ni a Cristo». Dos discursos suyos fueron particularmente influyentes en relación al comunismo cristiano. Esta sección se centra, también, en el papel que desempeñan Hegel y Marx en dos de sus escritos más recientes y convincentes. En un primer momento, uno no puede dejar de sorprenderse por el modo en que los autores en cuestión parecen, contra todo pronóstico, oponerse repetidamente el uno al otro.

Historia del Comunismo Soviético

En el siglo XIX, Karl Marx y Friedrich Engels escribieron que un espectro recorre Europa: «el espectro del comunismo». El comunismo, en la segunda mitad del siglo XX, ya no es un espectro. Se había convertido en un sistema político y económico bajo el que vivía un tercio de la población mundial (o global) en los años 60, 70 y 80. Hoy en día, comunistas y no comunistas estarían de acuerdo en que la «Gran Revolución Socialista de Octubre», que tuvo lugar en Rusia en 1917, tuvo una enorme importancia internacional y que aceleró la marcha de los acontecimientos históricos en el mundo. El relevo lo ha tomado el partido comunista chino.
¿Qué ha conseguido el comunismo desde entonces? ¿Dónde se ha quedado corto en sus objetivos? Y, sobre todo, ¿hacia dónde se dirige? Estas preguntas se plantearon también mientras existía el comunismo soviético, y las respuestas no han sido ni mucho menos uniformes, ni lo son ahora en el caso del comunismo chino. Una Unión Soviética democratizada era incompatible con la negación de la independencia de los Estados bálticos, ya que, en la medida en que esas repúblicas soviéticas se democratizaran, su oposición a permanecer en una entidad política cuyo centro era Moscú se haría cada vez más evidente. Sin embargo, no estaba predestinado que toda la Unión Soviética se desintegrara, aunque eso fue lo que ocurrió. Y, respecto a Europa del Este, con Gorbachov, eso es lo que ocurrió también(véase más).

Cronología del Comunismo

Desde sus inicios en el siglo XIX, el comunismo, una ideología política y económica que aboga por una sociedad sin clases y controlada por el gobierno en la que todo se comparte por igual, ha experimentado una serie de auge y declive. Lo que comenzó en la Rusia de 1917, se convirtió en una revolución mundial, arraigando en países tan lejanos como China y Corea, hasta Kenia y Sudán, pasando por Cuba y Nicaragua. El comunismo se lanzó a partir de la Revolución de Octubre de Lenin y se extendió a China con el ascenso al poder de Mao Zedong y a Cuba, con la toma del poder de Fidel Castro. Fue la ideología de uno de los bandos de la Guerra Fría y vio un declive simbólico con la caída del Muro de Berlín. Hoy en día sólo quedan unos pocos países bajo el régimen comunista.

Caída del Comunismo en la Europa del Este

El papel fundamental de la nomenklatura en la gestión de la economía obligó a muchos de sus miembros a enfrentar la crisis cada vez mayor del modelo burocrático. Directores de em presas públicas y secretarios regionales se sentían impacientes ante las restricciones que les imponían ministerios industriales y planificadores centrales, y se resentían ante la interminable sustracción de trabajadores e insumos materiales resultante de la escasez endémica. Simultáneamente el creciente involucra miento de las economías del Este europeo con los mercados mundiales –a pesar del lento ritmo de la reforma económica, después de la caída de Khruschev y Dubcek, Polonia y Hungr ía, en especial, obtuvieron grandes préstamos de Occidente e hicieron esfuerzos para pagarlos con crecientes exportaciones generadoras de divisas– acostumbró a los gerentes a la cooperación con empresas occidentales. A pesar de los esfuerzos del régimen de Honecker para reducir el comercio con Occidente, a fin de evitar el tipo de crisis de endeudamiento experimentada por Polonia y Hungría en la década de 1980, 30% del comercio de Alemania oriental, en vísperas de la revolución, era realiza do con países de la OCDE. La necesidad de tecnología avanzada impuso un estímulo a los emprendimientos conjuntos con firmas de Occidente. Las revoluciones de 1989, por más abruptas y dramáticas que hayan sido, se destacaron por la ausencia de conflictos sociales y violencia en gran escala. El enfrentamiento entre manifestantes y policías en Alemania oriental y Checoslovaquia implicó un nivel de violencia semejante al alcanzado por los choques entre las fuerzas antimotines y los mineros en huelga en Gran Bretaña. En Hungría y Polonia incluso la movilización de masas brilló por su ausencia.

Sociedad Capitalista

En las sociedades capitalistas, todos los aspectos de la vida y las relaciones sociales de las personas están sometidos a las exigencias del mercado, que se normalizan y se hacen parecer naturales. El prestigio y el estatus de las personas están relacionados con su capacidad productiva; la sociedad valora a las personas por lo que ganan o poseen. Aspectos básicos como dónde vivimos, cómo nos ganamos la vida, quiénes son nuestros amigos y qué acceso tenemos a la sanidad y la educación dependen de nuestra capacidad de producir riqueza y otros recursos. Es posible que la dependencia y el subdesarrollo no fueron un fracaso de la modernización económica, ni se remediarían con una mayor expansión capitalista. En la sociedad capitalista, al desarrollarse rápidamente la productividad de la sociedad de consumo, el capital de los capitalistas se acumuló a mayor velocidad en la etapa primaria del capitalismo privado como fundamento económico. Esta acumulación de capital se convirtió pronto en reproducción social.

Heterogeneidad Estructural en el Capitalismo

Cada vez hay más consenso en que el capitalismo se compone de muchas relaciones sociales más allá del trabajo asalariado, pero esta heterogeneidad se explica de maneras opuestas. Una corriente de estudiosos atribuye este estado de cosas a particularidades culturales arraigadas en diferencias ontológicas que supuestamente florecen fuera del capitalismo. La economista feminista J. K. Gibson-Graham afirmaba en 1996 y 2006 que el cuidado y la reciprocidad en las esferas doméstica y comunitaria y la prosperidad compartida en los lugares de trabajo cooperativos son algunas de las prácticas que escapan al valor y la lógica capitalistas. Los ejemplos de no capitalismo son numerosos y son el terreno de pruebas para el ethos igualitario y las nuevas relaciones económicas. Las mujeres indígenas responden a las demandas del capital cuando asumen los costes de la reproducción social con su trabajo no remunerado, pero también se resisten y eluden al capital.

Consecuencias de la Revolución Rusa de 1917

Este texto se ocupa de las consecuencias de la revolución rusa de 1917. La Unión Soviética finalmente fue víctima de la misma lógica de la competencia económica y geopolítica que la formó en primer lugar. Pero, en parte debido a la inversión ideológica de gran parte de la izquierda -incluso muchos de los críticos del estalinismo- en la URSS como una alternativa, aunque deformada y distorsionada, al capitalismo, las revoluciones de 1989-91 amplificaron en gran medida la ofensiva neoliberal. Pero ahora el capitalismo neoliberal en sí mismo está en una crisis profunda, no solo por el colapso de 2007-8 y sus secuelas, sino también por las revueltas contra los partidos de la clase dominante. Esto proporciona un contexto favorable para reafirmar que la Revolución de Octubre continúa teniendo un significado en el presente. No simplemente porque representa el mayor golpe político jamás golpeado al sistema del capitalismo. Más específicamente, toda la experiencia del bolchevismo debe seguir siendo un punto de referencia fundamental para quienes buscan continuar la tradición marxista revolucionaria. Esto no implica el tipo de imitación mecánica que el propio Lenin denunció, especialmente en el Cuarto Congreso de la Internacional Comunista en 1922. Trotsky, paladín de las «Lecciones de octubre», siempre insistió en que seguir una tradición implica un proceso de selección de lo que aún se puede usar del pasado. Fue posible una fusión de lo universal y lo particular -sobre todo, de una tendencia universal a las luchas de los trabajadores de masas para crear situaciones de doble poder y la existencia particular de un partido revolucionario capaz de aprovechar esa situación. ¿Se puede repetir una convergencia tan singular?

Estalinismo

Estalinismo, término que en ciencia política designa a la ideología y praxis política del líder soviético Iósiv Stalin y, por extensión, a la de los seguidores de esta doctrina. El empleo del término con un sentido negativo y crítico tiene su origen en la «oposición de izquierda» de la Internacional Comunista en los años 30, dirigida por León Trotsky. En esta corriente política el significado de la palabra cambia progresivamente. En una primera etapa, hasta 133; la oposición comunista habla del centrismo stalinista», considerando la corriente dirigida por Stalin como ocupando el «centro» entre la izquierda (Trotsky) y la derecha (Bujarin) en el PCUS. Pero en el curso de los años 30, Trotsky va a hablar de un «Termidor stalinista», atribuyendo al stalinismo un papel «contrarrevolucionario». A partir de esa época los trotskystas (y otras tendencias influidas por sus análisis) consideran al stalinismo un fenómeno de degeneración burocrática del Estado obrero soviético y de la III Internacional. Su reputación declinó en la URSS después de que Nikita Jruschov revelara muchos de los crímenes de Stalin en 1956. Con la desintegración de la URSS y la apertura de los archivos soviéticos y los archivos de la KGB en los años 90, se dispone de una gran cantidad de nuevo material sobre Stalin que permitirá a los historiadores elaborar un cuadro más completo del líder soviético.

Maoísmo

Maoísmo, ideología política basada en la doctrina y en las actividades del dirigente revolucionario y estadista chino Mao Zedong (Mao Tse-tung, presidente de China en el período 1949-1976). El maoísmo, como tal, nunca fue definido en el plano teórico de un modo sistemático y el término nunca fue empleado por sus seguidores. Éstos prefieren hablar […]

Cultura Proletaria

Cultura Proletaria Este elemento es una ampliación de los cursos y guías de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y análisis sobre este tema. Véase también Realismo Social Proletkult en las Ciencias Sociales Se denomina así a una tendencia que nace en la Rusia revolucionaria a partir de 1905 en función de la idea de una «cultura … Leer más

Bolcheviques

Dirigidos por el líder del Partido Bolchevique, Vladimir Lenin, los revolucionarios de izquierda lanzan un golpe de Estado casi incruento contra el ineficaz Gobierno Provisional de Rusia. Los bolcheviques y sus aliados ocuparon edificios gubernamentales y otros lugares estratégicos en la capital rusa de Petrogrado (ahora San Petersburgo) y en dos días formaron un nuevo gobierno con Lenin a la cabeza. La Rusia bolchevique, que más tarde pasó a llamarse Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), fue el primer estado marxista del mundo.

Partidos Comunistas

Cuando se examinan los orígenes y el desarrollo del movimiento comunista chino antes de que tomara el poder estatal en 1949, mientras que el movimiento se periodiza de acuerdo con su tarea principal de lucha respectiva, también se puede dividir en cuatro fases distintas en referencia a los dominantes. El espíritu y el estilo en cada fase. Para evitar las trampas centradas en el movimiento, se puede mostrar cómo las circunstancias estructurales y las ecologías organizacionales en cada fase condicionaron la configuración de su ética dominante. En su fase más temprana, una política parlamentaria fallida con una sociedad civil relativamente fuerte e instituciones estatales débiles configuró su ética como un movimiento social (un organismo colectivo, en general, que se distingue por un alto nivel de compromiso, y activismo político, pero que a menudo carece de una organización clara) liderado por intelectuales, con redes en expansión pero con una coordinación floja. Después de ser purgado y prohibido por el Kuomintang, el movimiento comenzó a bifurcarse en dos segmentos, uno dedicado a actividades urbanas clandestinas y el otro capitalizar la devolución del estado en el campo. Los esfuerzos incrementales de construcción del estado del KMT redujeron el espacio del movimiento, hasta que estuvo casi al borde de la extinción organizativa, a pesar de que sus compañeros de viaje intelectuales habían ayudado a obtener mucho éxito en los dominios ideológicos y culturales. El retiro forzado de la Gran Marcha inauguró una tercera fase de exploración y apertura, cuando el movimiento recuperó sus actividades legales y atrajo un amplio apoyo de una variedad de sectores sociales. Sin embargo, la mezcla de recursos como resultado de la estructura de los conflictos triádicos con Japón y el KMT terminó esa fase de exploración y apertura. Una nueva fase de ajuste interno y ablandamiento externo consolidó su hegemonía, pero también consolidó e institucionalizó una cultura organizativa centrada en el líder que en parte reflejaba a su competidor y en parte se tomaba de la plantilla soviética. Al rastrear su transformación de un movimiento social (un organismo colectivo, en general, que se distingue por un alto nivel de compromiso, y activismo político, pero que a menudo carece de una organización clara) a una institución con sus propios mitos, rituales y reglas organizacionales, la narrativa teleológica da paso a un énfasis en las interacciones contingentes entre su entorno organizativo y su evolución interna. Este punto de vista también subraya la política de interpretación en la formación de su poder y autoridad organizativa.

Mao Zedong

El maoísmo en china: La figura de Mao Zedong Las actividades políticas de Mao Zedong abarcaron más de medio siglo desde que en 1921 participara en la fundación del Partido Comunista Chino (PCCh). Así, su nombre está ligado a los principales hitos acontecidos en su país durante el siglo XX: la […]

Maoísmo en el Mundo

Esta entrada se ocupa del maoísmo en el mundo, salvo en China, pues ya hay otra entrada dedicado a ello. En la década de 1960 el maoísmo ejerció gran influencia en determinados medios universitarios de Europa y Norteamérica que quedaron cautivados por su aparente componente antitotalitarista y voluntarista. En varios países como Australia, India, Japón, Filipinas, Francia, Italia, Perú, existen (o existieron) partidos comunistas o facciones maoístas, que constituyen normalmente el ala de la izquierda radical. Comúnmente el maoísmo se identifica como comunismo campesino, primero, por el carácter agrario de la revolución, y segundo, por la importancia que se da a la transformación socialista en el campo como en el caso de la campaña de comunas populares. Esto produjo una interpretación errónea del maoísmo.

Leninismo

Leninismo, doctrina e ideología política basada en la interpretación que del marxismo hizo Lenin. Esta concepción resalta el papel prioritario que debe tener el partido revolucionario en la toma y consolidación del poder comunista. Los miembros del partido serían revolucionarios profesionales y […]

Comunismo Primitivo

Comunismo Primitivo: Introducción al Concepto Jurídico De acuerdo con Eduardo Jorge Arnoletto: Primera etapa del proceso evolutivo dialéctico de la humanidad, de acuerdo con la visión marxista, caracterizada por la presencia de hordas o tribus, comunidades pequeñas que no conocían las clases […]

Arte Soviético

El nacimiento del arte soviético fue precedido a lo largo de la década de 1920 por una época de intensa competencia ideológica entre diferentes agrupaciones artísticas, cada una de las cuales se esforzaba por asegurar que sus propios puntos de vista tuvieran prioridad a la hora de determinar las formas y direcciones en las que el arte soviético debía desarrollarse, buscando ocupar puestos clave en las instituciones culturales y ganarse el favor y el apoyo de las autoridades. Esta entrada analiza la figura de Vladimir Mayakovsky, hijo de un guardabosques del Cáucaso, se convirtió en el principal poeta de vanguardia ruso de los años anteriores a la Primera Guerra Mundial, profeta de la Revolución de 1917, autor de un largo poema sobre Lenin, al cual tuvo gran afecto, y luego cada vez más desilusionado, aunque todavía firmemente ‘comunista’, poeta, agitador, dramaturgo y director de cine de la Unión Soviética de la década de 1920. Deslumbrante poeta lírico que nunca creció, se suicidó trágicamente en 1930 a la edad de 36 años.

Comunismo Capitalista

Comunismo Capitalista Este elemento es una profundización de los cursos y guías de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y análisis sobre este tema. Capitalismo del Estado A principios del presente siglo, China fue admitida en la Organización Mundial de Comercio, y si le pregunta a los líderes empresariales occidentales qué ha hecho que el auge del … Leer más

Realismo Social

Realismo Social Este elemento es una ampliación de los cursos y guías de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y análisis sobre este tema. En inglés: Social Realism. Nota: no confundir con el Realismo Socialista. En Varios Países Realismo Social Australiano A través de la depresión económica y la Segunda Guerra Mundial, los artistas progresistas se alinearon … Leer más

Comuna

Comuna Este elemento es una profundización de los cursos y guías de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y análisis sobre este tema. En inglés: Commune. Comuna en la Historia de Rusia y Ucrania Una de las formas de agricultura colectiva en la que, a diferencia de las artes agrícolas, todos los medios de producción, incluido el … Leer más

Internacional Comunista

Se explican, en esta entrada, los orígenes y el propósito de la Internacional Comunista o Comintern, y las razones por las que se dobló. La Comintern había sido concebida como una organización paraguas que uniría a partidos afines, y después de su desaparición, Cominform fue establecida por Moscú en Polonia. La cooperación podría tener ventajas económicas y de seguridad, pero el hecho de que los Estados comunistas a veces tuvieran interpretaciones fundamentalmente diferentes de los principios básicos del comunismo se ve confirmado por el deterioro de las relaciones entre China y la URSS en los años sesenta.

Politburó

Politburó Este elemento es una profundización de los cursos y guías de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y análisis sobre este tema. Politburó, abreviatura de Buró Político El máximo órgano político del CPSU y de los comités centrales de las organizaciones republicanas del Partido. El primer Buró Político del CC CP(B)U fue creado el 6 de … Leer más

Totalitarismos Europeos

Los orígenes del totalitarismo, publicado en 1951, fue la primera obra importante de Hannah Arendt, en la que describe y analiza el nazismo y el estalinismo, los principales movimientos políticos totalitarios de la primera mitad del siglo XX en Europa. El libro está regularmente catalogado como uno de los mejores libros de no ficción del siglo XX.

Realismo Socialista

Realismo Socialista Este elemento es una ampliación de los cursos y guías de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y análisis sobre este tema. Aspectos Jurídicos, Filosóficos y Políticos de Realismo e instrumentalismo Hay diferentes entradas de esta enciclopedia que cubren las materias relacionadas con realismo metafísico, realismo moral, realismo en general, realismo legal o jurídico, y … Leer más

Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas

Introducción Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas o Unión Soviética (en ruso, Soyuz Sovyetskikh Sotsialisticheskikh Respublik), Estado federal plurinacional, formado por distintas repúblicas europeas y asiáticas, creado como resultado del triunfo de la Revolución Rusa de noviembre […]

Comunismo de Guerra

Comunismo de guerra (Historia) Comunismo de guerra, término aplicado a la política económica y social de la República Socialista Soviética Federada de Rusia (núcleo esencial de lo que habría de ser la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas), en vigor desde la primavera de 1918 hasta marzo […]

Revolución Cubana

Estados Unidos venía interviniendo en los asuntos cubanos desde hacía mucho tiempo (sólo Inglaterra impedía que se apoderase de Cuba sobre los españoles). Fidel Castro, condenado por ciertos hechos a 15 años de prisión, su reclusión se prolongó finalmente durante algo menos de dos, ya que fue amnistiado en 1955. Se exilió sucesivamente a Estados Unidos y México. La revolución cubana de 1959 y la oposición de Estados Unidos al gobierno de Fidel Castro configuraron el momento más oscuro de la guerra fría.

La revolución cubana encabezada por Fidel Castro (n. 1926) comenzó el 1 de enero de 1959, después de que el dictador militar cubano Fulgencio Batista (1901–1973) huyera del país. Desde entonces, Cuba ha estado encabezada por un gobierno nacionalista y revolucionario. El principal impulsor del proceso revolucionario ha sido el propio Fidel Castro, aunque su hermano Raúl Castro asumió el cargo en agosto de 2006 cuando el presidente de 80 años se sometió a una cirugía abdominal mayor.

Maoísmo en China

Maoísmo El maoismo en China Bases teoricas (Historia) Hasta la década de 1960 las tesis maoístas no fueron consideradas una nueva ideología. No obstante, las bases de esta teoría política habían sido fijadas progresivamente por su fundador desde finales de la década de 1920, a partir de sus […]

Agricultura Colectivizada

Agricultura Colectivizada (Historia) Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y su Desarrollo economico: La agricultura colectivizada continuó ocupando la actividad económica de gran parte de la población. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). Las explotaciones agrícolas surgidas tras el triunfo de la Revolución de 1917 fueron […]

Derecho Soviético

Muchas de sus características del derecho soviético derivan de los orígenes rusos prerrevolucionarios y, por lo tanto, son similares a las de otros sistemas jurídicos (especialmente el alemán y el francés), de los que Rusia tomó prestado en el siglo XIX. Otras características, sin embargo, son peculiarmente soviéticas, reflejando las necesidades de un estado de partido único, una economía planificada y un orden social dirigido hacia una moral comunista.

Tesis Maoístas

El maoísmo en china: Bases teóricas Hasta la década de 1960 las tesis maoístas no fueron consideradas una nueva ideología. No obstante, las bases de esta teoría política habían sido fijadas progresivamente por su fundador desde finales de la década de 1920, a partir de sus escritos. Entre […]

Vladímir Ilich Lenin

Vladímir Ilich Lenin: El Exilio Lenin pasó en Europa la mayor parte del periodo anterior a 1917. Regresó a Rusia durante la Revolución de 1905, pero se vio obligado a abandonar nuevamente el país en 1907 ante la misma falta de apoyo que acabó con la insurrección. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). Los años que pasó en Europa […]