Derecho de Autodeterminación

Este texto ofrece una visi√≥n general y una reconsideraci√≥n del concepto de autodeterminaci√≥n nacional de Wilson, un an√°lisis del impacto de la estrategia y la diplomacia en tiempos de guerra sobre las ideas de Wilson, y una discusi√≥n de la relevancia de las ideas de Wilson para los debates contempor√°neos sobre pol√≠tica internacional. Este texto se basa en una serie de fuentes, incluidos documentos primarios, art√≠culos acad√©micos y disertaciones in√©ditas, para ofrecer un an√°lisis exhaustivo y matizado de las ideas de Wilson y su impacto en la pol√≠tica mundial. Se examinan y contestan cuestiones clave como: ¬ŅQu√© es la autodeterminaci√≥n nacional y cu√°les fueron sus causas y efectos? ¬ŅC√≥mo evolucion√≥ la concepci√≥n de Wilson sobre la autodeterminaci√≥n nacional durante la guerra? ¬ŅCu√°les fueron algunos de los compromisos que Wilson acept√≥ en la mesa de negociaciones de paz? ¬ŅC√≥mo afectaron las consideraciones de seguridad, diplomacia y econom√≠a a la aplicaci√≥n del principio de autodeterminaci√≥n nacional? ¬ŅCu√°l era la opini√≥n de Woodrow Wilson sobre la autodeterminaci√≥n nacional?
¬ŅC√≥mo influy√≥ el pensamiento pol√≠tico y constitucional brit√°nico en la visi√≥n del mundo de Wilson? ¬ŅQui√©nes fueron algunas de las figuras clave que contribuyeron al desarrollo de la teor√≠a internacional liberal? ¬ŅCu√°les fueron algunos de los puntos de vista fundamentales que conformaron la visi√≥n del mundo de Wilson?

Cronología del Derecho de Autor desde el Siglo XXI

libros

La historia de la legislaci√≥n estadounidense sobre derechos de autor tiene su origen en la introducci√≥n de la imprenta en Inglaterra a finales del siglo XV. A medida que crec√≠a el n√ļmero de imprentas, las autoridades trataron de controlar la publicaci√≥n de libros concediendo a los impresores casi el monopolio de la edici√≥n en Inglaterra. La Ley de Licencias de 1662 confirm√≥ ese monopolio y estableci√≥ un registro de libros con licencia que ser√≠a administrado por la Stationers’ Company, un grupo de impresores con autoridad para censurar las publicaciones. La ley de 1662 caduc√≥ en 1695, lo que condujo a una relajaci√≥n de la censura gubernamental, y en 1710 el Parlamento promulg√≥ el Estatuto de Ana para responder a las preocupaciones de los libreros e impresores ingleses. La ley de 1710 estableci√≥ los principios de propiedad de los autores sobre los derechos de autor y un plazo fijo de protecci√≥n de las obras protegidas por derechos de autor (14 a√Īos, y renovable por 14 m√°s si el autor estaba vivo a su vencimiento). El estatuto imped√≠a el monopolio por parte de los libreros y creaba un “dominio p√ļblico” para la literatura limitando los plazos de los derechos de autor y garantizando que, una vez adquirida una obra, el propietario de los derechos dejaba de tener control sobre su uso. Aunque el estatuto contemplaba los derechos de autor, el beneficio era m√≠nimo porque para cobrar por una obra el autor ten√≠a que cederla a un librero o editor.

Cronología del Derecho de Autor

libros

La historia de la legislaci√≥n estadounidense sobre derechos de autor tiene su origen en la introducci√≥n de la imprenta en Inglaterra a finales del siglo XV. A medida que crec√≠a el n√ļmero de imprentas, las autoridades trataron de controlar la publicaci√≥n de libros concediendo a los impresores casi el monopolio de la edici√≥n en Inglaterra. La Ley de Licencias de 1662 confirm√≥ ese monopolio y estableci√≥ un registro de libros con licencia que ser√≠a administrado por la Stationers’ Company, un grupo de impresores con autoridad para censurar las publicaciones. La ley de 1662 caduc√≥ en 1695, lo que condujo a una relajaci√≥n de la censura gubernamental, y en 1710 el Parlamento promulg√≥ el Estatuto de Ana para responder a las preocupaciones de los libreros e impresores ingleses. La ley de 1710 estableci√≥ los principios de propiedad de los autores sobre los derechos de autor y un plazo fijo de protecci√≥n de las obras protegidas por derechos de autor (14 a√Īos, y renovable por 14 m√°s si el autor estaba vivo a su vencimiento). El estatuto imped√≠a el monopolio por parte de los libreros y creaba un “dominio p√ļblico” para la literatura limitando los plazos de los derechos de autor y garantizando que, una vez adquirida una obra, el propietario de los derechos dejaba de tener control sobre su uso. Aunque el estatuto contemplaba los derechos de autor, el beneficio era m√≠nimo porque para cobrar por una obra el autor ten√≠a que cederla a un librero o editor.

Glosario del Comunismo

Glosario del Comunismo Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. V√©ase tambi√©n el “Glosario de las Ideas Pol√≠ticas” y el de la geograf√≠a humana. Glosario del Comunismo Dial√©ctica hegeliana: Concepto filos√≥fico seg√ļn el cual, en el mundo de las ideas, … Leer m√°s

Alianzas

Se examina b√°sicamente las alianzas en la historia, incluyendo las alianzas internacionales de la primera guerra mundial (o global) y de la segunda guerra mundial, pero tambi√©n en las crisis anteriores a la guerra (1905 -1914). Pues se parte al encontrarse Europa dividida en dos sistemas de alianzas hostiles, cualquier alteraci√≥n de la situaci√≥n pol√≠tica o militar en Europa, √Āfrica o en cualquier otro lugar, afectaba al resto.

Siglo XX

Si nos referimos estrictamente al calendario gregoriano, la respuesta es clara, pero el periodo comprendido entre 1901 y 1914 fue, en muchos aspectos, una continuaci√≥n del siglo XIX. En los pocos pa√≠ses industrializados de ese periodo, la estratificaci√≥n social continu√≥ y se intensific√≥ con el progreso tecnol√≥gico. La mayor parte de la poblaci√≥n mundial, que no ten√≠a acceso a los avances de aquella √©poca, segu√≠a atra√≠da por la agricultura o las actividades de producci√≥n tradicionales. El orden imperialista mundial, que adopt√≥ la forma del colonialismo en √Āfrica y Asia, se consolid√≥ gracias a esta divisi√≥n.

Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color

La Asociaci√≥n Nacional para el Avance de las Personas de Color (NAACP) fue fundada en 1909 y es la organizaci√≥n de derechos civiles m√°s antigua y m√°s grande de Estados Unidos. A lo largo de sus cien a√Īos de existencia, la asociaci√≥n ha luchado contra todas las manifestaciones de segregaci√≥n (concepto: separaci√≥n forzada de razas o separaci√≥n de fincas) y discriminaci√≥n racial y ha exigido la igualdad de derechos y oportunidades para todos los estadounidenses, independientemente de la raza y el color. Sus objetivos preeminentes han sido la plena integraci√≥n y participaci√≥n de los afroamericanos y otras minor√≠as raciales en la promesa de la democracia americana.

Commonwealth

Cuerpo pol√≠tico fundado en el derecho para el ‘weal’ com√ļn, “common,” o bueno. Los fil√≥sofos pol√≠ticos del siglo XVII, como Thomas Hobbes y John Locke, utilizaron el t√©rmino para denominar una comunidad pol√≠tica organizada. En Gran Breta√Īa se aplica espec√≠ficamente al per√≠odo entre 1649 y 1660 cuando, despu√©s de la ejecuci√≥n de Charles I en la guerra civil inglesa, Inglaterra era una Rep√ļblica.

Guerra Bóer

Los afrk√°neres, que cre√≠an fervientemente en los derechos sobre su territorio por gracia de Dios, y los brit√°nicos, alentados por lo que consideraban su destino imperial para preservar el honor brit√°nico y el imperio, libraron una cruda batalla que dur√≥ tres a√Īos. La causa inmediata de la Guerra B√≥er fue el descubrimiento de abundantes dep√≥sitos de oro y diamantes. Este conflicto b√©lico entre Gran Breta√Īa y los aliados afrik√°ners del Transvaal y el Estado Libre de Orange, que tuvo lugar, desde 1899 hasta 1902, en el sur de √Āfrica, concretamente en los territorios que actualmente forman Sud√°frica, tuvo un gran efecto en la √©poca. La entrada trata de ayudar a comprender la brutal realidad de los asesinatos en las granjas de Sud√°frica. Comprender la verdadera magnitud del problema y la complicidad del gobierno sudafricano en la crisis. Y destaca por qu√© estos ataques son diferentes – en su desproporcionada frecuencia, la extrema brutalidad, el papel crucial que los agricultores tienen que desempe√Īar para levantar a Sud√°frica, y las circunstancias √ļnicas en las que se encuentran.

Keynesianismo

El keynesianismo se refiere, en sentido estricto, a las teor√≠as econ√≥micas de J. M. Keynes (1883‚Äď1946) y, en sentido m√°s amplio, a una serie de pol√≠ticas econ√≥micas que han sido influenciadas por estas teor√≠as. El keynesianismo ofrece una alternativa a la econom√≠a neocl√°sica y, en particular, plantea una cr√≠tica a la “anarqu√≠a econ√≥mica” del capitalismo del “laissez-faire”. Keynes sosten√≠a que los niveles de crecimiento y de empleo est√°n determinados en gran medida por el nivel de ‚Äėdemanda agregada‚Äô en la econom√≠a, y que el gobierno puede regular la demanda, principalmente a trav√©s de ajustes en la pol√≠tica fiscal, para conseguir el pleno empleo. El keynesianismo lleg√≥ a asociarse con una estrecha obsesi√≥n por las pol√≠ticas de ‚Äėimpuestos y gastos‚Äô, pero esto ignora la complejidad y sofisticaci√≥n de los escritos econ√≥micos de Keynes‚Äô. Influido por la globalizaci√≥n econ√≥mica, ha surgido una forma de neokeynesianismo que rechaza la gesti√≥n econ√≥mica “de arriba abajo”, pero que sigue reconociendo que los mercados se ven obstaculizados por la incertidumbre, la desigualdad y los distintos niveles de conocimiento. John Maynard Keynes fue un Director del Economic Journal y gobernador del Banco de Inglaterra que en 1919 predijo el fracaso del Tratado de Versailles. En 1942 recibi√≥ el t√≠tulo de bar√≥n Keynes de Tilton y, dos a√Īos m√°s tarde, dirigi√≥ la delegaci√≥n brit√°nica que asisti√≥ a la Conferencia Monetaria y Financiera de las Naciones Unidas (m√°s conocida por el nombre de Conferencia de Bretton Woods). Presento en este foro el que fue denominado Plan Keynes, que promov√≠a la instituci√≥n de un organismo financiero internacional al que deb√≠an estar sujetos los distintos bancos centrales nacionales y que podr√≠a conceder cr√©ditos internacionales. En esta entrada se analizar√° a fondo el paso del keynesianismo al neoliberalismo, y su enfrentamiento y diferencias, todos ellos paradigmas (sistema de creencias, reglas o principios) cambiantes en la econom√≠a. La comprensi√≥n p√ļblica de la econom√≠a tambi√©n es importante. Una de las consecuencias m√°s significativas del colapso de la econom√≠a neoliberal, con su culto al “mercado autorregulado”, ha sido el renacimiento del gran economista ingl√©s John Maynard Keynes. El keynesianismo proporciona algunas respuestas a la situaci√≥n actual, pero no la clave para superarla. El capitalismo global ha sido abatido por sus contradicciones inherentes, pero un segundo ataque de keynesianismo no es lo que necesita. La profundizaci√≥n de la crisis internacional exige un control estricto de la libertad de movimiento del capital, una regulaci√≥n estricta de los mercados financieros y de materias primas, y un gasto p√ļblico masivo. Sin embargo, las necesidades de los tiempos van m√°s all√° de estas medidas keynesianas para abarcar la distribuci√≥n masiva del ingreso, un ataque sostenido a la pobreza, una transformaci√≥n radical de las relaciones de clase, la desglobalizaci√≥n y quiz√°s la trascendencia del propio capitalismo bajo la amenaza del cataclismo ambiental.

Manifiesto Comunista

Este texto se ocupa de uno de los m√°s significativos escritos de Engels y Karl Marx: El manifiesto comunista. Marx se vio obligado a abandonar Par√≠s en 1845 debido a su implicaci√≥n en actividades revolucionarias. Se instal√≥ en Bruselas y comenz√≥ a organizar y dirigir una red de grupos llamados Comit√©s de Correspondencia Comunista, establecidos en varias ciudades, y ese es parte del contexto de este influyente documento. Dise√Īado principalmente como pieza de propaganda, el Manifiesto esbozaba el socialismo moderno. Marx cre√≠a que las leyes reg√≠an tanto los acontecimientos cient√≠ficos como los hist√≥ricos. Para entender la historia y posiblemente predecir el futuro, Marx se bas√≥ en una interpretaci√≥n econ√≥mica y predijo que la distribuci√≥n desigual de la riqueza entre las diferentes clases sociales conducir√≠a finalmente a un conflicto de clases abierto -la revoluci√≥n- en el que finalmente las clases trabajadoras tomar√≠an el poder y crear√≠an una sociedad sin clases.

Consecuencias de la Conferencia de Potsdam

En la madrugada del 13 de agosto de 1961, comenzaron a sellarse los pasos fronterizos entre la zona oriental ocupada por la Uni√≥n Sovi√©tica en Berl√≠n y los sectores occidentales controlados por los estadounidenses, brit√°nicos y franceses. Al principio se utilizaron alambres de p√ļas para separar el este del oeste de Berl√≠n, pero con el tiempo esto fue sustituido por losas de hormig√≥n y una mort√≠fera tierra de nadie que se conoci√≥ como el Muro de Berl√≠n. El Muro dividi√≥ una ciudad, un pueblo y el mundo, desgarrando familias y amigos durante d√©cadas y convirti√©ndose en un poderoso s√≠mbolo de la Guerra Fr√≠a, que representaba la profundizaci√≥n de la divisi√≥n entre Oriente y Occidente, tanto f√≠sica como pol√≠tica y filos√≥ficamente.

Telón de Acero en la Guerra Fría

Europa y comercio

Este texto se ocupa del tel√≥n de acero en la Guerra Fr√≠a. Al final de la Segunda Guerra Mundial, la Uni√≥n Sovi√©tica se encontr√≥ inesperadamente con el control de una enorme franja de territorio en Europa del Este. Stalin y su polic√≠a secreta se propusieron convertir una docena de pa√≠ses radicalmente diferentes a un sistema pol√≠tico y moral completamente nuevo: el comunismo. Las pruebas de los Balcanes demuestran que la Guerra Fr√≠a “comenz√≥” durante un largo periodo de tiempo, a medida que los gobiernos locales y mundiales se adaptaban a la evoluci√≥n de las condiciones. No hubo un plan trazado en 1917, ni siquiera en 1945, y los enfrentamientos de la Guerra Fr√≠a se produjeron en distintos momentos en diferentes Estados. Los acontecimientos de los Balcanes apoyan los an√°lisis de la Guerra Fr√≠a que parten de acontecimientos espec√≠ficos, √ļnicos y locales que tuvieron lugar en toda la regi√≥n de los Balcanes (o, para el caso, en todo el mundo en otros escenarios de la Guerra Fr√≠a). La visi√≥n tradicional y simplificada, que empieza por arriba examinando los acontecimientos de Mosc√ļ y Washington, y luego hace un muestreo selectivo de los acontecimientos hist√≥ricos y destaca los que coinciden con las generalizaciones, pasa por alto demasiadas cosas. Este enfoque suele ignorar discrepancias inc√≥modas, como la actividad brit√°nica en Grecia o el √©xito de la desviaci√≥n de Tito, porque esos acontecimientos socavan las conclusiones. ¬ŅEstaban los Estados balc√°nicos condenados a caer bajo el control ruso? Una vez que sabemos algo sobre los acontecimientos reales, la propia pregunta tiene que revisarse sustancialmente, porque s√≥lo tres de los seis estados balc√°nicos se convirtieron en “sat√©lites” rusos en el sentido tradicional. Un examen m√°s detallado de la pol√≠tica de la √©poca de la Guerra Fr√≠a en la mayor√≠a de los Estados balc√°nicos hace a√ļn m√°s dif√≠cil aceptar tales generalizaciones. Nada en la historia est√° predestinado. Por otra parte, las mismas fuerzas que sometieron a los Estados balc√°nicos a la influencia de las grandes potencias en el siglo XIX estaban actuando a mediados del XX, por lo que el control ruso no resulta sorprendente. ¬ŅPodemos asignar la “culpa” de la Guerra Fr√≠a? Cualquiera que estudie las t√°cticas comunistas en el periodo 1944-48 encontrar√° muchos comportamientos censurables. Por otra parte, tambi√©n hay margen para criticar las acciones de Gran Breta√Īa (y m√°s tarde de Estados Unidos): como suele ocurrir con las grandes potencias, los rivales de la Guerra Fr√≠a persiguieron ante todo sus propios intereses, mientras que los estados locales pagaron el precio. En cualquier caso, asignar culpas es m√°s un juego de sal√≥n que un ejercicio hist√≥rico: el historiador est√° mejor tratando de explicar los factores responsables de las decisiones de ambos bandos.

Ni√Īos en los Campos de Concentraci√≥n

Este texto se ocupa e intenta responder a que hac√≠an con los ni√Īos en los campos de concentraci√≥n, los llamados ni√Īos del holocausto. Durante el Holocausto, los nazis y sus aliados asesinaron a m√°s de 1,5 millones de ni√Īos y adolescentes jud√≠os, as√≠ como a miles de ni√Īos roman√≠es y alemanes con discapacidades f√≠sicas y emocionales. Este texto intenta proporcionar una visi√≥n de las vulnerabilidades a las que se enfrentaban los ni√Īos durante el Holocausto, describiendo c√≥mo los rescatadores individuales y las organizaciones de rescate m√°s grandes (aunque clandestinas) trataron de minimizar los peores efectos de las medidas antijud√≠as nazis contra los ni√Īos, c√≥mo algunos ni√Īos jud√≠os se hicieron pasar por no jud√≠os para sobrevivir y c√≥mo algunas v√≠ctimas adultas del Holocausto que, a pesar de los riesgos que corr√≠an, trabajaron para salvar a los ni√Īos.

Movimiento del Califato

El movimiento Califato o Khilafat fue una agitaci√≥n de los musulmanes indios, aliados con los nacionalistas indios, para presionar al gobierno brit√°nico a fin de que preservara la autoridad del sult√°n otomano como califa del Islam despu√©s de la Primera Guerra Mundial. El Movimiento Khilafat, tambi√©n conocido como Movimiento Musulm√°n Indio (1919-24), que surgi√≥ en la India a principios del siglo XX como resultado de los temores de los musulmanes sobre la integridad del Islam. Estos temores fueron despertados por los ataques italianos (1911) y balc√°nicos (1912-13) contra Turqu√≠a -cuyo sult√°n, como califa, era la cabeza religiosa de la comunidad musulmana mundial- y las derrotas de Turqu√≠a en la Primera Guerra Mundial. Desde el dominio de los grandes mogoles en la India, al que pusieron fin los brit√°nicos en 1761, los musulmanes indios veneraban a los califas turcos, ya que ellos mismos no viv√≠an bajo el dominio isl√°mico. Para apoyar al califa, fundaron el movimiento del califato. Mahatma Gandhi qued√≥ impresionado por la voluntad de sacrificio de los musulmanes y vio una excelente oportunidad para reconciliar y fraternizar a musulmanes e hind√ļes, aunque los hind√ļes eran indiferentes a los sentimientos panisl√°micos de sus conciudadanos por el moralmente indigno califa otomano en su mayor√≠a. Reconoci√≥ en ello una aut√©ntica necesidad religiosa de los musulmanes. Tras la masacre de Amritsar en 1919, el Congreso Nacional Indio celebr√≥ una reuni√≥n del partido en Amritsar a la que asistieron un gran n√ļmero de importantes pol√≠ticos indios, como Gandhi, Motilal Nehru, Ali Jinnah, Hazrat Mohani, Bal Gangadhar Tilak, Chittaranjan Das y Madan Mohan Malaviya. Sacudidos por la noticia de la masacre, los participantes deliberaron sobre c√≥mo responder a lo que consideraban las tibias intenciones de reforma de los brit√°nicos (reformas Montagu-Chelmsford). A ra√≠z de la masacre, se debati√≥ un boicot a los productos brit√°nicos. En los proleg√≥menos de la reuni√≥n, Gandhi se enter√≥ de que hab√≠a voces musulmanas que ped√≠an apoyo para la campa√Īa del califato, a cambio de lo cual estaban dispuestos a ofrecer la demanda de los hind√ļes de abstenerse de sacrificar ganado. Le inquietaba la perspectiva de un “regateo” pol√≠tico, que consideraba deshonroso. Fue en esta conferencia donde Gandhi redact√≥ por primera vez la campa√Īa de no cooperaci√≥n.

Tratado de Rapallo

16 de abril de 1922. Alemania y Rusia, los antiguos adversarios de la Primera Guerra Mundial, se reunieron en la ciudad italiana de Rapallo para firmar un tratado mediante el cual cada uno renunciaba a las reivindicaciones territoriales y financieras establecidas en 1918 por el Tratado de Paz de Brest – Litovsk.

Esquema de Economía en la China Contemporánea

Esquema de Econom√≠a en la China Contempor√°nea Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece un “Esquema de Econom√≠a en la China Contempor√°nea”. Nota: en un contexto m√°s general, puede interesar el Esquema de China en la Era Contempor√°nea, Esquema de Pol√≠tica en la China Contempor√°nea y el Esquema de … Leer m√°s

Bloqueo a Cuba

Embargo o Bloqueo a Cuba Antecedentes del Embargo o Bloqueo a Cuba La Revoluci√≥n Cubana de 1959 no s√≥lo tuvo un tremendo impacto en la vida del pueblo cubano, sino que tambi√©n result√≥ ser uno de los momentos m√°s cruciales de las relaciones internacionales modernas. Fulgencio Batista domin√≥ la […]

Organización de Países No-Alineados

Este texto se ocupa de la Organización de Países No-Alineados, agrupación de estados que, durante la Guerra fría, no tenían alianza formal con ninguno de los dos bloques hegemónicos liderados por Estados Unidos y la Unión Soviética. Movimiento fundado en 1961 por una reunión de 25 jefes de estado y de gobierno para vincular a los países que desean distanciarse de la división contemporánea Este-Oeste.

Gestapo

Gestapo (Geheime Staatspolizei o Polic√≠a Secreta), apelativo com√ļn empleado para referirse a la polic√≠a pol√≠tica del r√©gimen nazi, que tom√≥ el poder en Alemania desde 1933 hasta 1945; no obstante, este t√©rmino se emplea en sentido estricto para designar √ļnicamente a su rama ejecutiva. Hay monumentos conmemorativos en una treintena de lugares de la antigua Gestapo y de la polic√≠a del orden, as√≠ como en centros penitenciarios y de detenci√≥n. Sirvieron para encarcelar a opositores pol√≠ticos, a personas marginadas por motivos socio-racistas y, adem√°s, a miles de resistentes de los pa√≠ses ocupados durante la Segunda Guerra Mundial, un gran n√ļmero de los cuales fueron ejecutados.

Disolución de Yugoslavia

Esta parte ofrecer√° los antecedentes y el an√°lisis de la disoluci√≥n de la antigua Yugoslavia, citando los momentos sociales y pol√≠ticos clave y los cambios de poder que sentaron las bases para las eventuales manipulaciones de las masas necesarias para llevar a cabo el genocidio. Se examinan las complicadas relaciones entre las naciones yugoslavas, as√≠ como el modo en que las consecuencias de los retos econ√≥micos provocados por la transici√≥n a una econom√≠a de mercado se vincularon a un aumento del nacionalismo. Se analiza espec√≠ficamente una cepa particular del nacionalismo serbio, que cobr√≥ vida gracias a antiguos s√≠mbolos y mitos culturales – especialmente la historia del martirio de un pr√≠ncipe serbio del siglo XIV en Kosovo – que se desarroll√≥ en una forma de “nacionalismo cultural” que alimenta a los defensores de una “Gran Serbia” hasta el d√≠a de hoy. Tambi√©n se examina, en consecuencia, c√≥mo se utiliz√≥ el mito de Kosovo como propaganda.

Escuela de los Annales

Escuela de los Annales Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. La Escuela de Annales, una escuela de historia (se puede examinar algunos de estos temas en la presente plataforma online de ciencias sociales y humanidades). Fundada por Lucien Febvre … Leer m√°s

Víctimas del Comunismo

Este texto se ocupa de las v√≠ctimas del comunismo. El esfuerzo de dise√Īar la utop√≠a ha sido la justificaci√≥n de algunos de los cr√≠menes m√°s horrendos del mundo. No es coincidencia que el deseo de crear una sociedad radicalmente diferente y mejor haya motivado los asesinatos en masa m√°s mort√≠feros de la historia de la humanidad. La historia del comunismo en la Uni√≥n Sovi√©tica, China y Camboya es una poderosa demostraci√≥n del grado en que los accidentes hist√≥ricos, la casualidad y el poder de las personalidades individuales pueden determinar el surgimiento de grupos extremadamente radicales y violentos. Sin embargo, el enfoque selectivo y espec√≠fico puede ayudarnos a reconocer las caracter√≠sticas generales de las ideolog√≠as que, si est√°n profundamente arraigadas en quienes tienen el poder de actuar sobre ellas, pueden representar un peligro significativo de matanzas masivas. Lideolog√≠as m√°s salvajes (en p√©rdidas de vidas humanas) de la historia han sido las que han exigido una transformaci√≥n extremadamente r√°pida y radical de la sociedad.

Guerras Imperiales del Siglo XX

Algunos historiadores se proponen replantear la visi√≥n que tenemos de la Segunda Guerra Mundial, sus or√≠genes y sus consecuencias. Algunos sostienen que √©sta fue la √ļltima guerra imperial, con casi un siglo de preparaci√≥n de la expansi√≥n imperial global, que alcanz√≥ su punto √°lgido en las ambiciones territoriales de Italia, Alemania y Jap√≥n en la d√©cada de 1930 y principios de la de 1940, antes de descender en la guerra m√°s grande y costosa de la historia de la humanidad y el fin, despu√©s de 1945, de todos los imperios territoriales.
También se aboga por una perspectiva más global de la guerra, más amplia que el típico enfoque del conflicto militar entre los Estados aliados y del Eje. Sobre todo, hay que destacar el amargo coste que supuso para quienes participaron en la lucha, y el excepcional nivel de crimen y atrocidad que marcó la guerra y sus prolongadas secuelas, que se extendieron mucho más allá de 1945. En 1940, casi uno de cada tres individuos del planeta estaba colonizado. En 1965, apenas uno de cada 50 lo era. Sólo dejando de lado a Asia se puede afirmar que la Segunda Guerra Mundial se extendió desde 1939 hasta 1945.

Gran Depresión

Conocida como la Gran Depresi√≥n, la rentabilizaci√≥n de la econom√≠a mundial (o global) a principios de la d√©cada de 1930 implic√≥ grandes privaciones y una cat√°strofe emocional en todo el mundo. Fue, en resumen, una crisis econ√≥mica mundial (o global) iniciada en octubre de 1929, a causa del conocido como crac de 1929, y que se prolong√≥ durante los primeros a√Īos de 1930, en buena parte por una mala gesti√≥n gubernamental, extendi√©ndose geogr√°ficamente desde Estados Unidos al resto del mundo capitalista, afectando gravemente, en especial, a Alemania.

Solución Final

En el lenguaje de los nazis, el t√©rmino “soluci√≥n final de la cuesti√≥n jud√≠a” (Endl√∂sung der Judenfrage) se refer√≠a a su plan de eliminaci√≥n de la poblaci√≥n jud√≠a en Europa. Esta eliminaci√≥n adopt√≥ varias formas, siguiendo una cronolog√≠a precisa: emigraci√≥n, expulsi√≥n/deportaci√≥n, asesinato. Las deportaciones que se llevaron a cabo en toda la Europa ocupada por los alemanes generaron multitud de conflictos pol√≠ticos y administrativos. Dentro de la propia Alemania se produjo un fuerte debate sobre el destino de los jud√≠os. El asesinato de millones de personas fue impensable durante mucho tiempo (aunque s√≥lo fuera a nivel log√≠stico) incluso para los nazis m√°s extremistas. Los contextos y los planes tuvieron que evolucionar lentamente para que la “soluci√≥n final” adquiriera el significado -el definitivo- que se conoci√≥ a posteriori. Cualquiera que fuera el medio (balas, gas, Zyklon B) y el lugar (c√°mara de gas m√≥vil, c√°mara de gas construida, una zanja) el objetivo era id√©ntico, la muerte de toda una poblaci√≥n, con formas de organizaci√≥n y log√≠stica similares (reuni√≥n en un lugar central, asesinato r√°pido y a gran escala).