Estrategias de Marketing Mix

Este texto se ocupa de las estrategias de la mezcla de marketing, Marketing Mix o Mezcla de Mercadotecnia (las cuatro áreas principales -las 4 P- de toma de decisiones en el proceso de comercialización. También examina en profundidad las explicaciones teóricas de las diferentes respuestas a los elementos y estrategias de la mezcla de marketing.

Marketing Mix

El t√©rmino mezcla de marketing, Marketing Mix o Mezcla de Mercadotecnia se refiere a las cuatro √°reas principales -las 4 P- de toma de decisiones en el proceso de comercializaci√≥n (vender lo que se produce; v√©ase la comercializaci√≥n, por ejemplo, de productos) o/y, en muchos casos, marketing, o mercadotecnia (como actividades empresariales que tratan de anticiparse a los requerimientos de su cliente; producir lo que se vende) que se combinan para obtener los resultados deseados por la organizaci√≥n: producto, precio, promoci√≥n y lugar. Los cuatro elementos de la mezcla de marketing a veces se denominan las cuatro P del marketing. [rtbs name=”etapas-del-marketing”] [rtbs name=”estrategias-de-marketing”] La mezcla de marketing determina el papel del marketing en todos los tipos de organizaciones, tanto con fines de lucro como sin fines de lucro. Cada elemento de las cuatro P consta de numerosos subelementos. Los gerentes de marketing toman numerosas decisiones basadas en los diversos subelementos de la mezcla de marketing, todo en un intento de satisfacer las necesidades y deseos de los consumidores.

Protección Financiera del Consumidor

Este texto se ocupa de la proteccion financiera del consumidor.

Desintermediación

Concepto de Desintermediaci√≥n en Econom√≠a Significado de desintermediaci√≥n: Proceso de exclusi√≥n de los intermediarios financieros de los canales de distribuci√≥n del ahorro. Los entes emisores de valores colocan directamente √©stos entre el p√ļblico ahorrador sin tener que acudir a los […]

Canales de Distribución

Introducci√≥n: Canales de Distribuci√≥n Concepto de Canales de Distribuci√≥n en el √°mbito del comercio exterior y otros afines: Los Canales de Distribuci√≥n son todos los medios de los cuales se vale la Mercadotecnia, para hacer llegar los productos hasta el consumidor, en las cantidades […]

Distribución Comercial

Visualización Jerárquica de Distribución comercial Intercambios Económicos y Comerciales > Distribución
Intercambios Económicos y Comerciales > Comercialización > Comercialización
Intercambios Económicos y Comerciales > Comercialización > Acto de comercio > Venta
Empresa y Competencia […]

Modelos de Distribución Comercial

La venta en s√≠ debe estar respaldada por la estrategia de marketing, proceso y optimizaci√≥n adecuados. La selecci√≥n del canal adecuado es fundamental para cualquier empresa, y los productos suelen fracasar porque la empresa eligi√≥ la ruta de comercializaci√≥n equivocada. Cuando se dise√Īa una estrategia de distribuci√≥n, nunca se debe empezar por el propio canal de ventas. Un canal de ventas bien dise√Īado es una funci√≥n del producto que se ha construido y del objetivo -es decir, los clientes o el mercado- que se desea perseguir. Es conveniente pensar en el canal de ventas como el resultado del dise√Īo de distribuci√≥n, teniendo en cuenta el producto o servicio a vender y el objetivo de la empresa.

Mercadotecnia en Salud

Este texto se ocupa de la mercadotecnia en salud. Los supuestos b√°sicos, los modelos conceptuales y los m√©todos de los profesionales de la salud p√ļblica y del marketing difieren en cuanto a la terminolog√≠a, la cultura, los objetivos y el grado de familiaridad mutua, a pesar de que ambos son campos interdisciplinarios. Mientras que la salud p√ļblica tiene como objetivo crear un “beneficio social” y proteger y servir a los m√°s necesitados y menos favorecidos de la sociedad, el marketing se origin√≥ en las escuelas de negocios para ayudar a los directivos a hacer mejor su trabajo y tiene su √©nfasis principal en los accionistas. Adem√°s, los campos del marketing y la salud tienen a veces paradigmas de investigaci√≥n divergentes y enfoques diferentes en cuanto a lo que constituye la evidencia. La falta de familiaridad mutua entre estos campos tambi√©n puede contribuir a las diferencias en sus respectivos puntos de vista sobre cuestiones relacionadas con el marketing dirigido y la salud p√ļblica. El presente an√°lisis no abarca en absoluto todas las cuestiones relacionadas con el marketing dirigido que son importantes para la salud p√ļblica. M√°s que un tratamiento exhaustivo de las cuestiones filos√≥ficas y pr√°cticas que engendra este tema, el objetivo ha sido fomentar la comprensi√≥n mutua y un uso socialmente m√°s productivo de la segmentaci√≥n. Sin embargo, es √ļtil se√Īalar otras cuestiones potencialmente importantes del marketing dirigido que no se abordan aqu√≠. Con respecto a las poblaciones vulnerables, las poblaciones de bajos ingresos tambi√©n merecen una consideraci√≥n cr√≠tica de salud p√ļblica. Algunas cuestiones de marketing dirigido relacionadas con las poblaciones de bajos ingresos se encuentran dentro de las consideraciones sobre la orientaci√≥n a los j√≥venes y a las minor√≠as √©tnicas, por ejemplo, con respecto al marketing de alimentos y bebidas y a la publicidad exterior en general (como se muestra ampliamente por la literatura en este √°mbito). Las cuestiones relativas a las poblaciones con bajo nivel de alfabetizaci√≥n tambi√©n merecen un nivel de atenci√≥n especial. Tambi√©n es de gran inter√©s actual para los responsables pol√≠ticos la cuesti√≥n de si la publicidad directa al consumidor (DTC) ejerce una influencia desleal sobre los consumidores y sus solicitudes de medicamentos con receta. La comercializaci√≥n de medicamentos mediante publicidad directa al consumidor puede variar seg√ļn el segmento de consumidores, por ejemplo, en funci√≥n de la prevalencia de la afecci√≥n en cuesti√≥n, de las caracter√≠sticas √©tnicas y culturales, o de los rasgos distintivos. Por ello, el marketing (mediante publicidad directa al consumidor) dirigido merece especial atenci√≥n. Las investigaciones tambi√©n sugieren que el aumento de la competencia en el mercado de los planes de salud est√° relacionado con un comportamiento publicitario selectivo del riesgo que se manifiesta en una mayor orientaci√≥n hacia los pacientes m√°s sanos, lo que pone de manifiesto la importancia del marketing dirigido en los debates sobre la reforma sanitaria. Otro √°mbito es el de la discriminaci√≥n de los consumidores en el √°mbito de los servicios, que puede aplicarse especialmente a las poblaciones de minor√≠as √©tnicas en situaciones en las que se percibe expl√≠citamente que no pertenecen al mercado objetivo, y que puede contribuir a tensiones que tienen efectos sobre la salud (como algunos estudios han mencionado).

Pol√≠ticas P√ļblicas sobre el Marketing en Servicios de Salud

Este texto, junto a otros de la presnte plataforma digital, trata de sentar las bases de esa comprensi√≥n e identifica los principales retos y las lagunas de conocimiento que deben abordarse para informar sobre las pol√≠ticas y las pr√°cticas relacionadas. Proporcionamos ejemplos espec√≠ficos y complementarios a partir de pruebas relacionadas con los productos mencionados anteriormente (es decir, el tabaco, el alcohol, la violencia en el entretenimiento y los alimentos y bebidas) cuando se comercializan para los j√≥venes o cuando se comercializan para las poblaciones de las minor√≠as √©tnicas de EE.UU. como ejemplo de una poblaci√≥n adulta con vulnerabilidad percibida en el mercado. Limitamos el enfoque a la comercializaci√≥n comercial, aunque tambi√©n pueden surgir diferentes tipos de preocupaciones de salud p√ļblica con respecto a los efectos potencialmente da√Īinos o las consecuencias adversas no deseadas de la comercializaci√≥n dirigida no comercial. Las cuestiones pol√≠ticas se analizan desde la perspectiva estadounidense y mundial. Es importante que los investigadores, los profesionales y los responsables pol√≠ticos del marketing, la salud p√ļblica y otros sectores comprendan la influencia del marketing dirigido como influencia contextual en la salud de la poblaci√≥n en general y en la salud de los ni√Īos y las minor√≠as √©tnicas en particular. El potencial de los efectos adversos para la salud de las pr√°cticas de marketing dirigido desaf√≠a a los responsables pol√≠ticos a identificar formas en las que las pol√≠ticas p√ļblicas, las pr√°cticas de marketing corporativo, la promoci√≥n de la salud y los esfuerzos de prevenci√≥n de enfermedades, as√≠ como las colaboraciones intersectoriales, puedan armonizarse hacia acciones eficaces para fomentar el desarrollo saludable de los j√≥venes y mejorar la salud de las poblaciones de minor√≠as √©tnicas, especialmente cuando existen disparidades en relaci√≥n con la poblaci√≥n en general.

Marketing Dirigido

Aunque no hay nada intr√≠nsecamente malo en la segmentaci√≥n y la focalizaci√≥n, algunas t√°cticas de marketing dirigido plantean cuestiones sobre qu√© consumidores se incluyen y c√≥mo se dirigen, as√≠ como qu√© consumidores se excluyen y los beneficios que se les niegan. Los posibles efectos positivos de la mercadotecnia dirigida, como el suministro de productos necesarios a grupos tradicionalmente ignorados, deben equilibrarse con los posibles efectos negativos para la salud. Como resultado de las diferentes caracter√≠sticas, patrones de consumo y uso de los medios de comunicaci√≥n, los diferentes segmentos de consumidores pueden experimentar diferentes entornos de marketing y mensajes con respecto a los productos de relevancia para la salud p√ļblica. Esta diferencia, un supuesto crucial del proceso de orientaci√≥n, est√° abierta a la interpretaci√≥n desde una perspectiva √©tica. Las teor√≠as de la justicia sugieren que los profesionales del marketing pueden querer evitar pr√°cticas que empeoren sistem√°ticamente la situaci√≥n de un grupo de la sociedad. Los aspectos pol√≠ticamente sensibles de dirigirse a las poblaciones de minor√≠as √©tnicas pueden incluir acusaciones de prejuicio racial, explotaci√≥n o falta de responsabilidad social, lo que puede causar problemas a los comerciantes con respecto a la imagen y puede desencadenar boicots u otras estrategias de respuesta (y existen muchos estudios sobre esto).

Problema del Consumidor Parásito en Economía

Este texto se ocupa del problema del consumidor par√°sito en econom√≠a, tambi√©n llamado “problema del poliz√≥n” o “problema del free rider”.

Super√°vit del Consumidor

Super√°vit del consumidor en econom√≠a En ingl√©s: Consumer Surplus in economics. V√©ase tambi√©n acerca de un concepto similar a Super√°vit del consumidor en econom√≠a. Introducci√≥n a: Super√°vit del consumidoren este contexto A lo largo de los a√Īos, el excedente del consumidor se ha utilizado para […]

Comportamiento del Consumidor

Este texto se ocupa del comportamiento del consumidor y las diferentes teor√≠as e intereacciones. Por ejemplo, en relaci√≥n a la publicidad comercial, todav√≠a se discute el grado en que los anunciantes pueden influir en las decisiones de compra de los consumidores en la econom√≠a estadounidense. La teor√≠a de la soberan√≠a del productor, popularizada en los a√Īos 50 y 60 por el economista John Kenneth Galbraith (La sociedad del bienestar) y el soci√≥logo Vance Packard (Los persuasores ocultos), sosten√≠a que los productores manipulaban h√°bilmente la demanda de los consumidores mediante la publicidad y las campa√Īas de marketing. Hoy, sin embargo, la teor√≠a de la soberan√≠a del consumidor representa la corriente principal del pensamiento econ√≥mico. Esta teor√≠a afirma que los consumidores conocedores y exigentes tienen suficiente informaci√≥n para ejercer su libertad de elecci√≥n y tomar decisiones de compra racionales. En otras palabras, los consumidores son conscientes de las estrategias de venta de los productores y votar√°n con su dinero por los productos que mejor satisfagan sus necesidades. Los defensores de la soberan√≠a del consumidor tambi√©n se√Īalan que Adam Smith, el fundador de la econom√≠a moderna, proclam√≥ con confianza que el inter√©s propio llevar√≠a a las personas a tomar decisiones de compra informadas. Por √ļltimo, los consumidores est√°n protegidos de los abusos de las empresas, como las afirmaciones falsas o enga√Īosas de los productos, por las leyes de protecci√≥n del consumidor, los organismos reguladores gubernamentales y las organizaciones privadas de consumidores.

Movimiento de Consumidores

Desde la d√©cada de 1960, el movimiento de los consumidores de Estados Unidos ha incorporado el concepto de los derechos del consumidor a la corriente econ√≥mica. Tambi√©n ha ampliado su misi√≥n. En la actualidad, muchas agrupaciones de consumidores especializadas defienden la mejora de la atenci√≥n sanitaria, la seguridad de los productos y los alimentos, la nutrici√≥n y el etiquetado nutricional, la veracidad de la publicidad, los servicios financieros, el telemarketing y la protecci√≥n del medio ambiente. El movimiento de los consumidores ha ganado un peso considerable. La influencia del movimiento aument√≥ a medida que se profesionalizaba, se financiaba mejor y se apoyaba tanto en la opini√≥n p√ļblica como en la legislaci√≥n. Hoy en d√≠a, algunas agrupaciones de consumidores emplean a investigadores, cient√≠ficos, ingenieros y otros expertos, lo que aumenta su legitimidad. Las agrupaciones de consumidores tambi√©n emplean a grupos de presi√≥n profesionales y abogados para apoyar los intereses de los consumidores a trav√©s de la legislaci√≥n y los litigios. Consumers International, originalmente llamada Organizaci√≥n Internacional de Uniones de Consumidores, fue fundada en 1960 para unificar las voces de los consumidores de todo el mundo. CI ayud√≥ a idear, y actualmente apoya, la aplicaci√≥n de las Directrices de las Naciones Unidas para la Protecci√≥n de los Consumidores, adoptadas por las Naciones Unidas en 1985. Estas directrices de la ONU ampliaron los cuatro derechos del consumidor nombrados por el presidente John F. Kennedy en su Declaraci√≥n de Derechos del Consumidor para los estadounidenses de 1962. A principios de la d√©cada de 2010, Consumers International contaba con m√°s de 240 organizaciones repartidas en 120 pa√≠ses.

Excedente del Consumidor

El excedente del consumidor es la satisfacción extra que obtiene un consumidor al pagar el precio real solicitado por un vendedor por un producto, en lugar de la cantidad máxima que habría estado dispuesto a pagar. El excedente del consumidor es mayor sólo en los mercados perfectamente competitivos, en los que el precio de cualquier bien viene determinado por la interacción de la oferta y la demanda. Cuando el precio del mercado no está determinado por la competencia perfecta, por ejemplo, en una condición de monopolio, donde una empresa vende todos los bienes disponibles, el excedente del consumidor es mucho, mucho menor.

Protección del Consumidor

Visualización Jerárquica de Protección del consumidor Intercambios Económicos y Comerciales > Consumo > Consumidor
Empresa y Competencia > Competencia > Restricción de la competencia
Derecho > Derecho civil > Derecho civil > Responsabilidad > Responsabilidad del fabricante
Asuntos […]

Gasto de los Consumidores

Gasto de los consumidores (nuevos desarrollos y estado de la investigaci√≥n) en econom√≠a En ingl√©s: Consumer Expenditure (New Developments and the State of Research) in economics. V√©ase tambi√©n acerca de un concepto similar a Gasto de los consumidores en econom√≠a. Introducci√≥n a: Gasto de los […]

Nivel de Gasto de los Consumidores

Gasto de los consumidores en econom√≠a En ingl√©s: Consumer Expenditure in economics. V√©ase tambi√©n acerca de un concepto similar a Nivel de gasto de los consumidores en econom√≠a. Introducci√≥n a: Gasto de los consumidoresen este contexto El gasto de los consumidores es una preocupaci√≥n central […]

Elementos del Modelo de Negocio del Comercio Electrónico

Elementos del Modelo de Negocio del Comercio Electr√≥nico Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. [rtbs name=”regulacion-mundial-del-comercio-electronico”] Nota: v√©ase otros tipos de modelos de negocio digitales y, m√°s espec√≠ficamente, los tipos o clases de modelo de negocio de contenido. Cadena de valor, … Leer m√°s

Teoría del Consumidor

En este texto sugerimos que es necesaria una teorizaci√≥n m√°s equilibrada del consumo que aborde tanto sus aspectos positivos como los negativos. Adem√°s, las teor√≠as m√°s equilibradas sobre el consumo deben abordar una gama m√°s amplia de cuestiones, como los consumidores, los objetos consumidos, los lugares de consumo y los procesos de consumo. Los te√≥ricos sociales tienen la creencia de que la teor√≠a seria se ocupa de la producci√≥n mientras que la teor√≠a trivial se ocupa del consumo. Esto est√° relacionado, sin duda, con la divisi√≥n del trabajo en funci√≥n del g√©nero, en la que los hombres trabajan y las mujeres compran. Un soci√≥logo es un pensador serio cuando estudia la f√°brica, pero un diletante cuando estudia el centro comercial. Esto contin√ļa hasta hoy, aunque est√° claro, al menos en Estados Unidos y Europa Occidental, que el centro comercial se ha convertido en un lugar infinitamente m√°s importante que la f√°brica y, en general, el consumo tiene m√°s importancia para m√°s personas que la producci√≥n. Por √ļltimo, los te√≥ricos tienden a pensar en sus carreras profesionales en t√©rminos de producci√≥n m√°s que de consumo. El estatus y los salarios est√°n relacionados con lo que escriben, no con lo que leen. Adem√°s, reconocer el consumo es reconocer que sus propias contribuciones ser√°n consumidas de formas que no pretenden ni pueden controlar. El significado de cualquier producto de consumo, incluida la teor√≠a social, deriva tanto del consumidor como del productor. Mientras los te√≥ricos se vean a s√≠ mismos como productores de teor√≠a social, ¬Ņpodr√°n conceder al consumo un lugar central?

Desde los a√Īos 60 han surgido nuevos trabajos te√≥ricos (y emp√≠ricos) sobre el consumo, pero √©ste sigue estando muy subordinado al pensamiento sobre la producci√≥n. No hay duda de que, dadas las tendencias sociales y econ√≥micas actuales, la teorizaci√≥n del consumo acabar√° superando a la de la producci√≥n, pero no ahora ni pronto. La teor√≠a social sigue caracteriz√°ndose por el “retraso cultural”, es decir, nuestro pensamiento sigue estando por detr√°s del cambiante mundo social.