Teoría Cognitiva del Aprendizaje

Libros y obras de referencia, incluyendo definiciones

La teor√≠a cognitiva del aprendizaje, como se explica aqu√≠, observa c√≥mo los factores internos y externos influyen en los procesos mentales de un individuo para complementar el aprendizaje. Los individuos tienden a aprender el 70% de sus conocimientos a partir de experiencias desafiantes y tareas, el 20% a partir de relaciones de desarrollo y el 10% a partir de cursos y formaci√≥n. Este texto contesta a cuestiones clave como: ¬ŅQu√© es la imitaci√≥n diferida y c√≥mo se relaciona con el desarrollo cognitivo del lactante?
¬ŅC√≥mo cuestionan los nuevos puntos de vista sobre las capacidades cognitivas del lactante la teor√≠a de Piaget? ¬ŅQu√© pruebas sugieren que los beb√©s tienen un conocimiento innato del mundo exterior y en qu√© se diferencia esto de la teor√≠a de Piaget?
¬ŅEn qu√© se diferencia la teor√≠a sociocultural de Vygotsky de la Teor√≠a del Desarrollo Cognitivo de Piaget? ¬ŅCu√°les son algunas de las limitaciones de la Teor√≠a del Desarrollo Cognitivo de Piaget para explicar el desarrollo cognitivo en los beb√©s? ¬ŅC√≥mo se relaciona la imitaci√≥n diferida con el desarrollo cognitivo en los beb√©s, seg√ļn la teor√≠a de Piaget? ¬ŅCu√°les son algunos de los descubrimientos recientes que cuestionan la teor√≠a de Piaget sobre el desarrollo cognitivo en los beb√©s?

Género en el Sistema de Justicia Penal

El G√©nero en el Sistema de Justicia Penal Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre el g√©nero en el sistema de justicia penal. V√©ase tambi√©n acerca de la justicia de g√©nero, la “Discapacidad en el Sistema de Justicia Penal” y sobre la “Construcci√≥n Social … Leer m√°s

Delincuencia de Menores

Conducta persistentemente antisocial, ilegal o criminal de ni√Īos o adolescentes hasta el punto que no puede ser corregida por los padres, pone en peligro a otras personas de la comunidad y compete a un departamento especial de la justicia. Tales patrones de conducta se caracterizan por agresividad, destructibilidad, hostilidad y crueldad, y se dan con mayor frecuencia en chicos que en chicas. Es t√≠pico que los factores responsables sean una deficiente relaci√≥n entre padre e hijo, en especial el rechazo, la indiferencia y la apat√≠a paternal, as√≠ como ambientes familiares inestables en los que la disciplina es poco rigurosa, err√°tica, demasiado estricta o se basa en duros castigos f√≠sicos. Los tratamientos punitivos tradicionales, correccionales y reformatorios, suelen empeorar m√°s que remediar la situaci√≥n. (Tal vez sea de inter√©s m√°s investigaci√≥n sobre el concepto). Planteamientos m√°s progresistas, como inserci√≥n en hogares de adopci√≥n, programas recreativos y de trabajo, y diferentes servicios de asesoramiento a la comunidad y a la familia, han tenido m√°s √©xito. La terapia de conducta y otras formas de psicoterapia, que suelen afectar tanto a los padres como al chico, tambi√©n se utilizan como modos de tratamiento y prevenci√≥n.

Discapacidad en el Sistema de Justicia Penal

Discapacidad en el Sistema de Justicia Penal Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre la “Discapacidad en el Sistema de Justicia Penal”. Discapacidad y Justicia Penal Otros aspectos a considerar son los siguientes: Desinstitucionalizaci√≥n La pol√≠tica de desinstitucionalizaci√≥n pretend√≠a sustituir la atenci√≥n institucional de … Leer m√°s

Glosario de Delincuencia Juvenil

Conducta persistentemente antisocial, ilegal o criminal de ni√Īos o adolescentes hasta el punto que no puede ser corregida por los padres, pone en peligro a otras personas de la comunidad y compete a un departamento especial de la justicia. Tales patrones de conducta se caracterizan por agresividad, destructibilidad, hostilidad y crueldad, y se dan con mayor frecuencia en chicos que en chicas. Es t√≠pico que los factores responsables sean una deficiente relaci√≥n entre padre e hijo, en especial el rechazo, la indiferencia y la apat√≠a paternal, as√≠ como ambientes familiares inestables en los que la disciplina es poco rigurosa, err√°tica, demasiado estricta o se basa en duros castigos f√≠sicos. Los tratamientos punitivos tradicionales, correccionales y reformatorios, suelen empeorar m√°s que remediar la situaci√≥n. (Tal vez sea de inter√©s m√°s investigaci√≥n sobre el concepto). Planteamientos m√°s progresistas, como inserci√≥n en hogares de adopci√≥n, programas recreativos y de trabajo, y diferentes servicios de asesoramiento a la comunidad y a la familia, han tenido m√°s √©xito. La terapia de conducta y otras formas de psicoterapia, que suelen afectar tanto a los padres como al chico, tambi√©n se utilizan como modos de tratamiento y prevenci√≥n.

Delincuencia Juvenil

Conducta persistentemente antisocial, ilegal o criminal de ni√Īos o adolescentes hasta el punto que no puede ser corregida por los padres, pone en peligro a otras personas de la comunidad y compete a un departamento especial de la justicia. Tales patrones de conducta se caracterizan por agresividad, destructibilidad, hostilidad y crueldad, y se dan con mayor frecuencia en chicos que en chicas. Es t√≠pico que los factores responsables sean una deficiente relaci√≥n entre padre e hijo, en especial el rechazo, la indiferencia y la apat√≠a paternal, as√≠ como ambientes familiares inestables en los que la disciplina es poco rigurosa, err√°tica, demasiado estricta o se basa en duros castigos f√≠sicos. Los tratamientos punitivos tradicionales, correccionales y reformatorios, suelen empeorar m√°s que remediar la situaci√≥n. (Tal vez sea de inter√©s m√°s investigaci√≥n sobre el concepto). Planteamientos m√°s progresistas, como inserci√≥n en hogares de adopci√≥n, programas recreativos y de trabajo, y diferentes servicios de asesoramiento a la comunidad y a la familia, han tenido m√°s √©xito. La terapia de conducta y otras formas de psicoterapia, que suelen afectar tanto a los padres como al chico, tambi√©n se utilizan como modos de tratamiento y prevenci√≥n.

Prostitución de Menores

La Prostituci√≥n de Menores, en el marco de la Protecci√≥n de la Infancia y los Derechos del Ni√Īo, se haya recogido en la Convenci√≥n Internacional sobre los Derechos del Ni√Īo (Art. 34(b). En conjunto, este texto tambi√©n proporcionan un an√°lisis exhaustivo del lenguaje utilizado por los ni√Īos y los groomers durante las interacciones de captaci√≥n en l√≠nea. Pone de relieve la compleja din√°mica del victimismo y la agencia en este contexto y reclama un enfoque m√°s hol√≠stico para abordar la cuesti√≥n del grooming sexual infantil en l√≠nea. Se contesta a preguntas como: ¬ŅC√≥mo contribuye la ling√ľ√≠stica forense a la comprensi√≥n de la captaci√≥n sexual de menores en l√≠nea? ¬ŅCu√°les son los elementos clave que se discuten en este texto y en otros de esta plataforma en l√≠nea, sobre esta cuesti√≥n, en relaci√≥n con el discurso de la captaci√≥n sexual de menores en l√≠nea? ¬ŅCu√°l es el papel del lenguaje en el grooming en l√≠nea? ¬ŅC√≥mo puede ayudar la ling√ľ√≠stica forense a combatir el grooming en l√≠nea?
3. ¬ŅCu√°les son las t√°cticas de manipulaci√≥n utilizadas por los groomers en el grooming en l√≠nea? ¬ŅC√≥mo pueden las fuerzas del orden utilizar las conclusiones de este texto y de otros de esta plataforma en l√≠nea, sobre este asunto, para prevenir el online grooming?¬ŅCu√°l es el papel del lenguaje en el grooming en l√≠nea? ¬ŅC√≥mo puede ayudar la ling√ľ√≠stica forense a combatir el grooming en l√≠nea? ¬ŅCu√°les son las t√°cticas de manipulaci√≥n utilizadas por los groomers en el grooming en l√≠nea? ¬ŅC√≥mo pueden las fuerzas del orden utilizar las conclusiones de este texto y de otros de esta plataforma en l√≠nea, sobre este asunto, para prevenir el online grooming? ¬ŅCu√°l es la importancia de los interrogativos en el discurso de los groomers? ¬ŅCu√°l es la importancia de las perspectivas de los profesionales en la elaboraci√≥n de contenidos de formaci√≥n para combatir el grooming en l√≠nea? ¬ŅCu√°l es la importancia de los interrogativos en el discurso de los groomers?¬ŅCu√°l es la importancia de las perspectivas de los profesionales en la elaboraci√≥n de contenidos de formaci√≥n para combatir el grooming en l√≠nea?

Enfoque Cognitivo del Aprendizaje

Libros y obras de referencia, incluyendo definiciones

Desde el enfoque cognitivo, ¬Ņc√≥mo se considera el aprendizaje? ¬ŅCu√°l es el enfoque cognitivo? ¬ŅC√≥mo se produce el aprendizaje en el cognitivismo? Cuando aplicamos un enfoque cognitivo al aprendizaje y la ense√Īanza, nos centramos en la comprensi√≥n de la informaci√≥n y los conceptos. Si somos capaces de comprender las conexiones entre los conceptos, descomponer la informaci√≥n y reconstruirla con conexiones l√≥gicas, nuestra renci√≥n del material y la comprensi√≥n aumentar√°n. La teor√≠a del aprendizaje cognitivo explica c√≥mo los factores internos y externos influyen en los procesos mentales de un individuo para complementar el aprendizaje. Los individuos tienden a aprender el 70% de sus conocimientos a partir de experiencias y tareas desafiantes, el 20% de las relaciones de desarrollo y el 10% de los cursos y la formaci√≥n.

Influencia de los Compa√Īeros en la Delincuencia Juvenil

La Influencia de los Compa√Īeros en la Delincuencia Juvenil Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. [rtbs name=”jovenes-africanos”] En ingl√©s: Peer influence on juvenile delinquency. Nota: es uno de los factores de riesgo sociales en el desarrollo de la delincuencia juvenil. Un … Leer m√°s

Formato Gr√°fico GIF

Este texto se ocupa del formato gráfico GIF, o Formato de Intercambio de Gráficos, o Compuserve GIF. El formato de intercambio de gráficos está en su lecho de muerte. En parte, esto se relaciona con el fin de la era milenaria de Internet, y sobre cómo Slack y Giphy aceleran el declive de un preciado modo de expresión en línea, el formato de intercambio de gráficos.

Mercadotecnia en Salud

Este texto se ocupa de la mercadotecnia en salud. Los supuestos b√°sicos, los modelos conceptuales y los m√©todos de los profesionales de la salud p√ļblica y del marketing difieren en cuanto a la terminolog√≠a, la cultura, los objetivos y el grado de familiaridad mutua, a pesar de que ambos son campos interdisciplinarios. Mientras que la salud p√ļblica tiene como objetivo crear un “beneficio social” y proteger y servir a los m√°s necesitados y menos favorecidos de la sociedad, el marketing se origin√≥ en las escuelas de negocios para ayudar a los directivos a hacer mejor su trabajo y tiene su √©nfasis principal en los accionistas. Adem√°s, los campos del marketing y la salud tienen a veces paradigmas de investigaci√≥n divergentes y enfoques diferentes en cuanto a lo que constituye la evidencia. La falta de familiaridad mutua entre estos campos tambi√©n puede contribuir a las diferencias en sus respectivos puntos de vista sobre cuestiones relacionadas con el marketing dirigido y la salud p√ļblica. El presente an√°lisis no abarca en absoluto todas las cuestiones relacionadas con el marketing dirigido que son importantes para la salud p√ļblica. M√°s que un tratamiento exhaustivo de las cuestiones filos√≥ficas y pr√°cticas que engendra este tema, el objetivo ha sido fomentar la comprensi√≥n mutua y un uso socialmente m√°s productivo de la segmentaci√≥n. Sin embargo, es √ļtil se√Īalar otras cuestiones potencialmente importantes del marketing dirigido que no se abordan aqu√≠. Con respecto a las poblaciones vulnerables, las poblaciones de bajos ingresos tambi√©n merecen una consideraci√≥n cr√≠tica de salud p√ļblica. Algunas cuestiones de marketing dirigido relacionadas con las poblaciones de bajos ingresos se encuentran dentro de las consideraciones sobre la orientaci√≥n a los j√≥venes y a las minor√≠as √©tnicas, por ejemplo, con respecto al marketing de alimentos y bebidas y a la publicidad exterior en general (como se muestra ampliamente por la literatura en este √°mbito). Las cuestiones relativas a las poblaciones con bajo nivel de alfabetizaci√≥n tambi√©n merecen un nivel de atenci√≥n especial. Tambi√©n es de gran inter√©s actual para los responsables pol√≠ticos la cuesti√≥n de si la publicidad directa al consumidor (DTC) ejerce una influencia desleal sobre los consumidores y sus solicitudes de medicamentos con receta. La comercializaci√≥n de medicamentos mediante publicidad directa al consumidor puede variar seg√ļn el segmento de consumidores, por ejemplo, en funci√≥n de la prevalencia de la afecci√≥n en cuesti√≥n, de las caracter√≠sticas √©tnicas y culturales, o de los rasgos distintivos. Por ello, el marketing (mediante publicidad directa al consumidor) dirigido merece especial atenci√≥n. Las investigaciones tambi√©n sugieren que el aumento de la competencia en el mercado de los planes de salud est√° relacionado con un comportamiento publicitario selectivo del riesgo que se manifiesta en una mayor orientaci√≥n hacia los pacientes m√°s sanos, lo que pone de manifiesto la importancia del marketing dirigido en los debates sobre la reforma sanitaria. Otro √°mbito es el de la discriminaci√≥n de los consumidores en el √°mbito de los servicios, que puede aplicarse especialmente a las poblaciones de minor√≠as √©tnicas en situaciones en las que se percibe expl√≠citamente que no pertenecen al mercado objetivo, y que puede contribuir a tensiones que tienen efectos sobre la salud (como algunos estudios han mencionado).

Uso de los Videojuegos Violentos entre los Menores

Este texto se ocupa del uso de los videojuegos violentos entre los menores (adolescentes y ni√Īos). Aunque los intentos de limitar el acceso de los menores a materiales que contienen representaciones de violencia no han tenido mucho √©xito en el pasado, los videojuegos violentos de disparos en primera persona pueden ser lo suficientemente diferentes como para permitir la restricci√≥n. El resultado no est√° en absoluto asegurado, pero un tribunal puede considerar que esos juegos son un peligro mayor para el bienestar f√≠sico y psicol√≥gico de los j√≥venes, de modo que una ley adaptada estrictamente a los juegos de disparos en primera persona con objetivos humanos o similares puede sobrevivir al escrutinio estricto. Alternativamente, un tribunal puede determinar que el enfoque de nuestra sociedad de la ley de obscenidad a lo largo de algo m√°s del √ļltimo siglo es err√≥neo y que la excepci√≥n deber√≠a incluir las im√°genes violentas modernas que muchos encuentran mucho m√°s ofensivas que las im√°genes sexuales. Por √ļltimo, la verdadera naturaleza de los videojuegos, como juegos y no como una forma de comunicaci√≥n, puede llevar a un tribunal, como el tribunal de distrito en el caso de St. Louis, a negar la protecci√≥n de la primera enmienda a la pr√°ctica de los juegos mientras protege el dise√Īo y la historia y permite las restricciones a las actividades de rodaje de los j√≥venes.

Desarrollo Cognitivo

Se ha descrito la etapa del desarrollo psicosocial de los adolescentes como un per√≠odo de estr√©s prolongado, una crisis central impulsada por la necesidad de resolver la pregunta, ¬Ņqui√©n soy?. Aunque otros estudiosos han debatido hasta qu√© punto la adolescencia es realmente una √©poca de estr√©s y dificultades, como la mayor√≠a de los adolescentes se desenvuelven bien durante esta etapa, la forma en que el yo se conceptualiza y se involucra en el mundo social tiene una mayor probabilidad de estar bajo construcci√≥n biopsicosocial durante esta ventana. Como se ha mencionado, los adolescentes son m√°s capaces de razonar de manera abstracta e hipot√©tica y, por lo tanto, de intentar responder a la cuesti√≥n de la identidad propia de m√ļltiples maneras y en diferentes dominios. Para los adolescentes que pueden haber experimentado una infancia de percepciones restringidas y negativas de s√≠ mismos y de los dem√°s, este nuevo per√≠odo de construcci√≥n del cerebro social puede ser una oportunidad importante para revisar las evaluaciones anteriores de s√≠ mismos y de las relaciones con los dem√°s. El desarrollo cognitivo tambi√©n puede considerarse en t√©rminos culturales. La antropolog√≠a cognitiva (v√©ase m√°s adelante) tuvo sus or√≠genes en los esfuerzos de varios autores por determinar si hab√≠a diferencias en los patrones de pensamiento caracter√≠sticos de los miembros de las culturas “primitivas” y “avanzadas”. Algunos de los primeros psic√≥logos sovi√©ticos intentaron determinar los efectos del desarrollo econ√≥mico en la forma de pensar de las personas.

Intolerancia en Redes Sociales

Este texto se ocupa de la Intolerancia en redes sociales, en especial el odio online. Este texto comienza describiendo el entorno global del odio en l√≠nea y las herramientas inform√°ticas utilizadas para difundir materiales de odio, especialmente entre ni√Īos y adolescentes. Las secciones finales examinan el impacto potencial de estos discursos en los j√≥venes y sugieren implicaciones pol√≠ticas.

Sexualidad en la Juventud

Este texto examina el comportamiento y la sexualidad en la juventud. ¬ŅPor qu√© los j√≥venes tienen tan poco sexo? A pesar de la relajaci√≥n de los tab√ļes y el auge de las aplicaciones para ligar, los j√≥venes de muchos pa√≠ses (estadounidenses, asi√°ticos) se encuentran en plena retrocesi√≥n sexual. A medida que el romance y sus inicios se segregan de las rutinas de la vida diaria, cada vez hay menos espacio para el coqueteo en el ascensor. La propia existencia de las citas en l√≠nea hace que sea m√°s dif√≠cil hacer una propuesta en persona sin parecer inapropiada.

Historia de las Preferencias de Lectura en Adolescentes

El n√ļmero de estadounidenses que leen por placer ha ido disminuyendo durante d√©cadas, y ahora los datos recientes muestran los niveles m√°s bajos de la historia, especialmente entre los estadounidenses de 15 a 24 a√Īos. Al mismo tiempo, los resultados de lectura entre los adolescentes est√°n bajando. Algunos expertos en alfabetizaci√≥n declaran que la situaci√≥n es una crisis. Advierten que con menos lectores habituales y fluidos, Estados Unidos podr√≠a carecer pronto no s√≥lo de los trabajadores cualificados necesarios para una econom√≠a basada en la informaci√≥n, sino tambi√©n de los votantes informados que son cruciales para la democracia. Otros tachan estas opiniones de alarmistas, argumentando que los datos no reflejan la gran cantidad de lecturas en l√≠nea que se realizan hoy en d√≠a, especialmente por parte de los adultos j√≥venes. Los expertos en tecnolog√≠a tambi√©n se√Īalan que los ordenadores y el v√≠deo pueden estar cambiando simplemente la forma de alfabetizaci√≥n necesaria hoy en d√≠a, al igual que la imprenta y la m√°quina de escribir lo hicieron en √©pocas pasadas. Mientras que la lectura de libros constitu√≠a el n√ļcleo de la alfabetizaci√≥n del siglo XX, en el siglo XXI es m√°s probable que la alfabetizaci√≥n signifique escribir blogs y mensajes instant√°neos, as√≠ como hojear el v√≠deo y el audio en l√≠nea, junto con el texto, para obtener informaci√≥n. He aqu√≠ la historia de este fen√≥meno.

Cronología de la Abstinencia Sexual de los Adolescentes

Este texto se ocupa de presentar una cronolog√≠a de la historia del sexo adolescente ¬ŅLos programas de s√≥lo abstinencia desalientan las relaciones sexuales de los adolescentes?

Historia de la Abstinencia Sexual de los Adolescentes

Las tasas de embarazo en adolescentes han disminuido considerablemente desde 1991. Sin embargo, las adolescentes estadounidenses tienen m√°s embarazos, nacimientos y abortos que las j√≥venes de otros pa√≠ses industrializados. Y 4 millones de adolescentes contraen una enfermedad de transmisi√≥n sexual cada a√Īo. Aunque los estudiantes de secundaria de Estados Unidos posponen cada vez m√°s las relaciones sexuales o utilizan m√©todos anticonceptivos, recientes informes de los medios de comunicaci√≥n ponen de manifiesto una tendencia potencialmente preocupante: Muchos estudiantes de secundaria y bachillerato afirman que practican sexo oral de forma ocasional. Los conservadores atribuyen a la educaci√≥n sexual basada en la abstinencia el descenso de la tasa de embarazos, mientras que los liberales defienden los programas integrales que promueven la abstinencia a la vez que proporcionan informaci√≥n sobre la anticoncepci√≥n. El gobierno federal s√≥lo financia la educaci√≥n sobre la abstinencia, a pesar de que al menos el 75% de los padres dicen que quieren que se ense√Īe a los adolescentes tanto la abstinencia como la anticoncepci√≥n. Sin embargo, hoy en d√≠a hay menos escuelas estadounidenses que imparten educaci√≥n sexual integral, y aproximadamente un tercio de los institutos p√ļblicos de Estados Unidos han pasado a impartir educaci√≥n sexual basada en la abstinencia. Aqu√≠ se analiza la historia de este complejo tema.

Estudio del Desarrollo Infantil

Estudio del Desarrollo Infantil Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Uno de los primeros esfuerzos en el estudio del desarrollo infantil fue el trabajo de Jean-Marc Itard con el “Ni√Īo Salvaje de Aveyron”. Este caso ins√≥lito plante√≥ cuestiones fundamentales: … Leer m√°s

Tr√°fico de Drogas

Tr√°fico de drogas, delito consistente en facilitar o promocionar el consumo il√≠cito ajeno de determinadas sustancias estupefacientes (a nivel internacional, ha sido objeto de los siguientes instrumentos multilaterales promocionados por las Naciones Unidas: Protocolo que enmienda los Acuerdos, Convenios y Protocolos sobre Estupefacientes, concertados en La Haya el 23 de enero de 1912, en Ginebra el 11 de febrero de 1925, el 19 de febrero de 1925 y el 13 de julio de 1931, en Bangkok el 27 de noviembre de 1931 y en Ginebra el 26 de junio de 1936. Lake Success, Nueva York, 11 de diciembre de 1946; Convenio internacional sobre el opio. La Haya, 23 de enero de 1912; Acuerdo relativo a la fabricaci√≥n, el comercio interior y el uso de opio preparado. Firmado en Ginebra el 11 de febrero de 1925. Lake Success, Nueva York, 11 de diciembre de 1946; Acuerdo relativo a la fabricaci√≥n, el comercio interior y el uso de opio preparado. Ginebra, 11 de febrero de 1925; Convenio internacional sobre el opio. Ginebra, 19 de febrero de 1925 y Lake Success, Nueva York, 11 de diciembre de 1946 (incluido el Protocolo, adoptado en Ginebra, 19 de febrero de 1925); Convenio para limitar la manufactura y regular la distribuci√≥n de estupefacientes. Ginebra, 13 de julio de 1931 y Lake Success, Nueva York, 11 de diciembre de 1946 (incluido el Convenio para limitar la manufactura y regular la distribuci√≥n de estupefacientes, adoptado en Ginebra, 13 de julio de 1931, y el Protocolo de firma, de la misma fecha); Acuerdo relativo a la supresi√≥n del h√°bito de fumar opio. Bangkok, 27 de noviembre de 1931 y Lake Success, Nueva York, 11 de diciembre de 1946; Acuerdo relativo a la supresi√≥n del h√°bito de fumar opio. Bangkok, 27 de noviembre de 1931; Convenio para la supresi√≥n del tr√°fico il√≠cito de drogas nocivas. Ginebra, 26 de junio de 1936 y Lake Success, Nueva York, 11 de diciembre de 1946, incluido el protocolo de firma, de la misma fecha); Protocolo que somete a fiscalizaci√≥n internacional ciertas drogas no comprendidas en el Convenio del 13 de julio de 1931 para limitar la manufactura y regular la distribuci√≥n de estupefacientes, y modificado por el Protocolo firmado en Lake Success, Nueva York, el 11 de diciembre de 1946. Par√≠s, 19 de noviembre de 1948; Protocolo para limitar y reglamentar el cultivo de la adormidera y la producci√≥n, el comercio internacional, el comercio al por mayor y el uso del opio. Nueva York, 23 de junio de 1953; Convenci√≥n √önica sobre Estupefacientes, 1961. Nueva York, 30 de marzo de 1961; Convenio sobre Sustancias Psicotr√≥picas. Viena, 21 de febrero de 1971; Protocolo por el que se enmienda la Convenci√≥n √ļnica sobre estupefacientes, 1961. Ginebra, 25 de marzo de 1972; Convenci√≥n √ļnica sobre estupefacientes, 1961, modificada por el Protocolo que modifica la Convenci√≥n √ļnica sobre Estupefacientes, 1961. Nueva York, 8 de agosto de 1975; y Convenci√≥n de las Naciones Unidas contra el Tr√°fico Il√≠cito de Estupefacientes y Sustancias. Viena, 20 de diciembre de 1988) y adictivas que atentan contra la salud p√ļblica con fines lucrativos, aunque esta definici√≥n puede variar seg√ļn las distintas legislaciones penales de cada […]

Educación Integral en Sexualidad

Se justifica la cautela sobre el potencial de la educaci√≥n integral en sexualidad. En el pasado, este campo ha sido criticado por respirar pan-optimismo al asumir que la toma de decisiones individuales es el sitio clave para la minimizaci√≥n de riesgos y el progreso hacia la salud sexual. Los defensores de la educaci√≥n integral en sexualidad han comprendido ahora, de forma gradual, que los “derechos sexuales y reproductivos para todos” no se realizar√° s√≥lo por el enfoque en educaci√≥n integral en sexualidad. No debemos ni subestimar ni sobreestimar el potencial de la educaci√≥n integral en sexualidad. Este tipo de educaci√≥n necesita ser reforzada por un entorno habilitador (cultural, pol√≠tico, econ√≥mico) con un sistema de salud (sexual y reproductiva) s√≥lido en general. Los impulsores estructurales y sociales de los derechos sexuales y reproductivos deben ser abordados implacablemente en m√ļltiples niveles. Las pol√≠ticas de m√ļltiples v√≠as son vitales. La formaci√≥n adecuada y los sistemas de apoyo para los educadores y las escuelas ocupan un lugar destacado en la lista. Y, sobre todo debido a la persistente oposici√≥n a la educaci√≥n sexual comercial, es fundamental una cuidadosa construcci√≥n de la comunidad y la promoci√≥n en torno a la educaci√≥n sexual comercial, tanto a nivel local y regional como en la cooperaci√≥n internacional. Habr√° que tener mucho cuidado para que la educaci√≥n integral en sexualidad est√© al alcance de todos, incluidas las poblaciones m√°s vulnerables y en las regiones m√°s aisladas. Esto significa que la educaci√≥n integral en sexualidad tambi√©n tendr√° que extenderse a los entornos extraescolares. La verdadera inclusi√≥n sigue siendo un desaf√≠o en muchos, probablemente todos los contextos. Claramente, el desarrollo y la implementaci√≥n de la educaci√≥n integral en sexualidad es un proceso traicionero y complejo con muchos riesgos, amenazas y trampas, verdaderamente un trabajo nunca hecho. No hay alternativa a simplemente seguir adelante con un prop√≥sito y una energ√≠a implacables. Afortunadamente, los defensores y practicantes del enfoque de la educaci√≥n integral en sexualidad se ven fortalecidos por la noci√≥n de que la educaci√≥n integral en sexualidad, en toda su ambici√≥n y potencial, es una condici√≥n sine qua non para la ciudadan√≠a sexual productiva de los j√≥venes y para la salud y los derechos sexuales y reproductivos de todos.

Educación Sexual de los Adolescentes

A nivel mundial, la carga de enfermedades sexuales y reproductivas de los adolescentes se concentra en los países de ingresos bajos y medios, y las infecciones de transmisión sexual y las complicaciones del embarazo y el parto representan la mayor parte de la carga. Los adolescentes de todo el mundo están utilizando sus voces para defender el acceso a la información y los servicios de salud sexual y reproductiva (SSR) de alta calidad e integrales. Por lo tanto, es imperativo que se refuerce la SSR y los derechos de los adolescentes y que se prioricen las inversiones en servicios. Y existe un amplio conjunto de pruebas que informan la aplicación de estrategias eficaces para superar los factores políticos, económicos y socioculturales que actualmente restringen la prestación de información y servicios de SSRA, por lo que un llamamiento a favor de una mayor investigación no es una excusa para la adopción de medidas inmediatas. Finalmente, para lograr la SDSR para todos los adolescentes, éstos deben participar significativamente en el desarrollo e implementación de toda la investigación, programas y políticas relacionadas o desarrolladas para ellos. Con 1.250 millones de adolescentes en todo el mundo en 2020, no pueden ser y no serán excluidos de las conversaciones sobre ellos. De hecho, los adolescentes de todo el mundo nos están diciendo lo que necesitan, y es hora de escuchar.

Salud Sexual de los Adolescentes

La adolescencia, que abarca de los 10 a los 19 a√Īos de edad, comienza con cambios biol√≥gicos mientras se pasa de la condici√≥n social de ni√Īo a la de adulto. Para millones de adolescentes de pa√≠ses de ingresos bajos y medios (PRMB), este es un per√≠odo de exposici√≥n a vulnerabilidades y riesgos relacionados con la salud sexual y reproductiva (SSR), agravado por los desaf√≠os que supone satisfacer sus necesidades de SSR. La brecha entre la primera relaci√≥n sexual y el matrimonio ha aumentado en el siglo XXI, lo que requiere una atenci√≥n renovada a las necesidades de SSR, a menudo insatisfechas, de los adolescentes. Para asegurar una SDSR integral, se necesita m√°s investigaci√≥n para comprender los mejores mecanismos para proporcionar una educaci√≥n sexual integral, reducir el matrimonio infantil, promover normas equitativas de g√©nero y comprometer a las familias y comunidades, entre otras √°reas identificadas en este art√≠culo. Tambi√©n se necesitan investigaciones para comprender las necesidades singulares de los adolescentes j√≥venes (10 a 14 a√Īos), los adolescentes no conformes con el g√©nero y los adolescentes no heterosexuales, as√≠ como los adolescentes que se enfrentan a la inestabilidad por carecer de hogar o por ser refugiados.

Educación Sexual

La educaci√≥n sexual integral (ESI o CSE) puede considerarse el buque insignia del movimiento social (un organismo colectivo, en general, que se distingue por un alto nivel de compromiso, y activismo pol√≠tico, pero que a menudo carece de una organizaci√≥n clara) mundial (o global) en pro de la salud y los derechos sexuales y reproductivos (SDSR). La ESI es la premisa principal, el requisito √ļltimo para acercarse a la realizaci√≥n de la SDSR para todos. El CSE claramente pone el list√≥n muy alto. Sus objetivos son ambiciosos. El potencial del CSE es enorme y, al menos en parte, se ha demostrado que se realiza efectivamente, pero la investigaci√≥n que investiga el √©xito y sus palancas es limitada al mismo tiempo. Las investigaciones a largo plazo son raras. Las medidas de resultados utilizadas en su mayor√≠a han sido dictadas por una perspectiva biom√©dica de las intervenciones sanitarias. El potencial m√°s amplio, psicol√≥gico, social y cultural de la EEC apenas ha sido objeto de investigaci√≥n cient√≠fica, sin duda en parte debido a la complejidad y versatilidad del bienestar sexual de los j√≥venes. Tambi√©n en el √°mbito de la planificaci√≥n, la vigilancia y la evaluaci√≥n (PME), todav√≠a hay que ganar un mundo. Se han logrado avances en la orientaci√≥n de m√©todos y procedimientos de alta calidad en la investigaci√≥n de la EPC (por ejemplo, UNESCO, 2018). Se dispone de herramientas para procedimientos normalizados de PME. Se necesitan m√ļltiples dise√Īos de investigaci√≥n y m√ļltiples m√©todos para evaluar los procesos de m√ļltiples capas. Las numerosas promesas del CSE seguir√°n siendo desconocidas y subestimadas hasta que el conjunto de conocimientos sobre sus procesos, resultados y repercusiones aumente sustancialmente y, sobre todo, se diversifique.

Desarrollo Infantil

El desarrollo infantil es el estudio de los cambios secuenciales f√≠sicos, cognitivos, emocionales y sociales que experimenta un ni√Īo entre el nacimiento y la adolescencia o la edad adulta. As√≠, el campo del desarrollo infantil se ha movido de manera variada: de lo meramente anecd√≥tico a los estudios estad√≠sticos formales de diversos aspectos del comportamiento infantil observados a medida que los ni√Īos crecen, y a la recopilaci√≥n de informaci√≥n pr√°ctica √ļtil para padres y maestros. Ha sobrevivido a los amargos desacuerdos originales sobre si la herencia o el entorno es el principal factor para determinar el comportamiento humano. Ha sobrevivido a la larga era freudiana en la que se culpaba a los padres de pr√°cticamente todas las disfunciones de los ni√Īos (incluso de discapacidades tan extremas como el autismo). La vida familiar, en la medida en que afecta a los ni√Īos peque√Īos, est√° cambiando muy r√°pidamente en el mundo actual. Como resultado, muchos especialistas en desarrollo infantil est√°n empezando a cambiar su papel de meros proveedores de informaci√≥n a activistas: en lugar de limitarse a proporcionar informaci√≥n sobre c√≥mo son los ni√Īos y c√≥mo cambia su comportamiento, est√°n aplicando esa informaci√≥n en beneficio de todos los ni√Īos. Aqu√≠ se hace un repaso de los autores y las teor√≠as m√°s conocidas sobre este √°mbito.