Negocio de Reciclaje de Pl√°sticos

Las empresas est√°n apostando fuerte por el reciclaje de pl√°sticos. ¬ŅEst√°n las probabilidades a su favor?
El reciclaje químico está atrayendo miles de millones de dólares en gastos de capital, pero los ecologistas no creen que vaya a resolver el problema de los residuos plásticos. Las empresas químicas y las grandes marcas de consumo apuestan por que el reciclaje químico -principalmente la pirólisis y la despolimerización- les ayudará a alcanzar los ambiciosos objetivos de reciclaje. Invertirán miles de millones en nuevos proyectos durante la próxima década. Los ecologistas, sin embargo, son escépticos. Piensan que el reciclaje químico es una cortina de humo para mantener el negocio como siempre, para no mejorar mucho el medio ambiente. Y dudan de que los proyectos se pongan en marcha. Utilizar menos plástico, dicen, es la mejor opción. Pero la industria sostiene que está a punto de probar la tecnología.

Ne Bis In Idem

Elementos de Ne Bis in Idem Descripci√≥n y definici√≥n de Ne Bis in Idem aparecidas en el diccionario de derecho procesal constitucional y convencional (2014), escrito por Sergio Garc√≠a Ram√≠rez y publicado por el Poder Judicial de la Federaci√≥n (mexicana) y el Instituto de Investigaciones […]

Negacionistas del Cambio Clim√°tico

Este texto se centra en los principales actores implicados en el negacionismo del cambio clim√°tico, destacando el papel de la industria de los combustibles f√≥siles y sus partidarios en la comunidad empresarial, los grupos de reflexi√≥n conservadores, los cient√≠ficos contrarios, los pol√≠ticos conservadores (en particular los l√≠deres del Partido Republicano estadounidense) y los medios de comunicaci√≥n conservadores. Tras ofrecer una breve descripci√≥n de los principales actores de la “m√°quina del negacionismo”, en este texto se examina su estrategia b√°sica de fabricar incertidumbre respecto al cambio clim√°tico y c√≥mo se emplea. Aunque nos centramos en EE.UU., donde el negacionismo del cambio clim√°tico comenz√≥ y sigue estando m√°s arraigado, cuando sea oportuno se√Īalaremos la difusi√≥n del negacionismo a nivel internacional, a menudo con la ayuda directa de actores estadounidenses. Tambi√©n hay una breve evaluaci√≥n de las repercusiones de quienes promueven el negacionismo del cambio clim√°tico.

Negación del Cambio Climático

Empezamos por situar los usos contempor√°neos del escepticismo medioambiental y clim√°tico en el contexto hist√≥rico y, a continuaci√≥n, pasamos a hablar de los principales actores implicados en el negacionismo del cambio clim√°tico. Hemos ofrecido una r√°pida visi√≥n general del papel que desempe√Īan la industria, los grupos de reflexi√≥n conservadores, los cient√≠ficos contrarios, los pol√≠ticos conservadores y los medios de comunicaci√≥n conservadores a la hora de cuestionar la ciencia clim√°tica dominante como medio para oponerse a las pol√≠ticas dise√Īadas para reducir las emisiones de carbono. Argumentamos que lo que une a estos actores, incluso cuando sus papeles individuales han evolucionado con el tiempo, es un fuerte compromiso con los principios b√°sicos del conservadurismo, en particular la fe en el libre mercado y la oposici√≥n a las regulaciones gubernamentales. A continuaci√≥n, pasamos a analizar la estrategia y las t√°cticas empleadas por la maquinaria de negaci√≥n, se√Īalando que la fabricaci√≥n de la incertidumbre es el enfoque estrat√©gico que une las t√°cticas espec√≠ficas. Al reflexionar sobre la evoluci√≥n de la ciencia del clima y la formulaci√≥n de pol√≠ticas en las √ļltimas d√©cadas, creemos que la maquinaria negacionista ha logrado un √©xito considerable, especialmente en Estados Unidos, pero tambi√©n a nivel internacional. La preocupaci√≥n p√ļblica por el calentamiento global y el apoyo a la elaboraci√≥n de pol√≠ticas clim√°ticas en Estados Unidos son bajos en comparaci√≥n con otros pa√≠ses, lo que contribuye a la inacci√≥n del gobierno estadounidense. Adem√°s, la falta de liderazgo estadounidense en materia de cambio clim√°tico y la oposici√≥n frontal a la elaboraci√≥n de pol√≠ticas internacionales durante la Administraci√≥n de George W. Bush y de Dondald Trump han sido obst√°culos importantes para el progreso internacional. Por √ļltimo, importantes figuras de Estados Unidos (como Exxon Mobil, grupos de reflexi√≥n conservadores y destacados cient√≠ficos contrarios) han contribuido a difundir la negaci√≥n del cambio clim√°tico en otras naciones. Sin embargo, a pesar de las afirmaciones del senador Inhofe en sentido contrario, las pruebas que apoyan el cambio clim√°tico antropog√©nico y que se√Īalan los problemas que plantea siguen fortaleci√©ndose, como se refleja en las evaluaciones del IPCC. Estas pruebas son cada vez m√°s aceptadas no s√≥lo por la mayor√≠a de los gobiernos, sino tambi√©n por una parte importante de los intereses empresariales, especialmente el sector de los seguros, muy vulnerable a los impactos del calentamiento global. Esto parece presagiar un avance en la pol√≠tica clim√°tica internacional. Sin embargo, mucho depender√° de Estados Unidos. Los esfuerzos de la Administraci√≥n Obama y de un Congreso dem√≥crata por desarrollar una pol√≠tica nacional -y contribuir a una pol√≠tica internacional eficaz- para lograr la reducci√≥n de las emisiones de carbono encontraron una intensa resistencia. No es de extra√Īar que la oposici√≥n a Obama estaba liderada por la maquinaria negacionista, y que todos sus principales componentes trabajen febrilmente para derrotar cualquier medida destinada a reducir las emisiones de carbono.

Neorrealismo Italiano

Este texto se ocupa del Neorrealismo italiano y del neorrealismo transnacional. Los historiadores intelectuales, culturales y cinematogr√°ficos han considerado durante mucho tiempo el neorrealismo como el bloque fundador del cine italiano de la posguerra. El neorrealismo, seg√ļn la historia tradicional, fue un estilo cinematogr√°fico italiano nacido en la segunda posguerra y destinado a recuperar la realidad de Italia tras las im√°genes en movimiento azucaradas del fascismo. Dur√≥ desde 1945 hasta principios de la d√©cada de 1950 y produjo obras maestras de renombre mundial como “Roma, citt√† aperta” (Roma, ciudad abierta, 1945) de Roberto Rossellini y “Ladri di biciclette” (Ladrones de bicicletas, 1947) de Vittorio De Sica. Estas pel√≠culas ganaron algunos de los premios cinematogr√°ficos m√°s prestigiosos de la inmediata posguerra. Este texto trata de complicar este enfoque basado en la naci√≥n de la historia del neorrealismo. A pesar de la historia tradicional, el significado y los or√≠genes del t√©rmino son problem√°ticos. Con una gran falta de recursos pero una abundancia de problemas del mundo real que abordar, los cineastas italianos que antes hab√≠an rodado producciones tradicionales en los estudios de Cinecitt√† sal√≠an ahora a la calle con un equipo m√≠nimo, actores no profesionales y una creencia inquebrantable en su prop√≥sito sociopol√≠tico. El final de la Segunda Guerra Mundial y el consiguiente fin de la ocupaci√≥n alemana permitieron entonces que el movimiento neorrealista prosperara art√≠sticamente, discutiendo las turbulencias sociopol√≠ticas y las luchas del mundo real de una manera que nunca fue posible bajo el gobierno de Mussolini.

Negocio de Viajar en Primera Clase para las Aerolíneas

Este texto se ocupa del negocio de viajar en primera clase: El truco de las aerol√≠neas para la clase econ√≥mica superior. La clase econ√≥mica premium no se cre√≥ para atraer a los viajeros m√°s exigentes, sino que los transportistas la dise√Īaron originalmente para captar los egos heridos de los antiguos miembros de la clase business cuando el mundo corporativo empez√≥ a autoevaluar seriamente y a reducir los presupuestos de viajes de los empleados. Un reciente informe de Jay Sorensen, consultor del sector, se√Īalaba que “el aparente descubrimiento de un nuevo tipo de viajero de ocio de lujo” es una grata sorpresa para estas aerol√≠neas. Esto connota un peque√Īo milagro: Las aerol√≠neas hab√≠an vuelto a exprimir una nueva clase social de los vuelos, como hab√≠an hecho con la primera clase y la clase business. Y pudieron hacerlo, en parte, gracias a un fen√≥meno llamado “dolor de pago”. La gente suele experimentar un “dolor real y f√≠sico” al pagar por algo. Pero los humanos pueden tener poca memoria. Si las aerol√≠neas crean una distancia suficiente entre la compra inicial del billete y la opci√≥n de subir de categor√≠a, es m√°s probable que los pasajeros piensen en esta √ļltima como un coste independiente. Muchas subidas de clase se producen porque ahora est√°s en el aeropuerto, o est√°s facturando, y te dan una opci√≥n. Ni siquiera recuerdas exactamente cu√°nto pagaste por tu vuelo cuando lo reservaste, as√≠ que ese dolor desaparece. B√°sicamente, no tienes en cuenta el importe total porque ya has interiorizado la cantidad inicial.

Neohumanismo

Esta entrada se ocupa del Neohumanismo. Tiene varios aspecto. As√≠, se dice que el derecho laboral debe ir buscando f√≥rmulas que devuelvan al trabajador su car√°cter originario de actividad esencialmente humana, a la que el hombre se entrega instintivamente. Pero es distinto su aspecto hist√≥rico global, m√°s cercano a la ayuda humanitaria tras el a√Īo 1945. El neo-humanitarismo se asemejaba al humanitarismo previo a las guerras mundiales del siglo XX en una √ļltima forma: el paternalismo. Sin duda, el paternalismo de los sectores humanitarios de posguerra se diferenciaba de los colectivos humanitarios precedentes de tres maneras significativas. Con los misioneros perdiendo terreno frente a los expertos en desarrollo, los agentes humanitarios eran m√°s propensos a citar a la humanidad que a Dios para explicar por qu√© les importaba. Eran m√°s sensibles al lenguaje infantil y descartaron cualquier insinuaci√≥n de que estas personas eran “atrasadas” o “infantiles”, aunque las distinciones entre “no desarrollados” y “desarrollados” conservaban im√°genes evolutivas en las que Occidente mostrar√≠a al resto del mundo su futuro. Y, utilizaron el conocimiento de los expertos y utilizaron un lenguaje cuasi-tecnocr√°tico para justificar sus intervenciones. Aunque estos cambios pod√≠an sugerir un enfoque m√°s respetuoso, el humanitarismo segu√≠a siendo algo que se hac√≠a por y para los dem√°s, no con los dem√°s. Recordando c√≥mo los abolicionistas razonaron que el colonialismo ayudar√≠a a expiar los pecados de la esclavitud, los que argumentaban a favor de varios tipos de asistencia se√Īalaban las responsabilidades que los ricos ten√≠an con los pobres, no s√≥lo por razones morales sino tambi√©n por las responsabilidades causales, heredadas por Occidente a causa del colonialismo. Tambi√©n, como hab√≠a ocurrido con los abolicionistas, muchos argumentaban que la libertad, la independencia y la soberan√≠a significar√≠an poco sin las herramientas intelectuales y materiales necesarias para el autogobierno, el desarrollo y el progreso. Una caracter√≠stica dominante de la primera Ilustraci√≥n -la preocupaci√≥n por el valor humano individual- recibi√≥ un nuevo impulso de la religi√≥n en la reacci√≥n contra la raz√≥n. La demanda de reformas y la creencia en el progreso humano se equipararon ahora con los principios cristianos tradicionales, como la comunalidad humana y la preocupaci√≥n de Dios por todas las personas. El humanitarismo religioso evit√≥ la pol√≠tica radical e ignor√≥ la cuesti√≥n de los derechos de la mujer, a pesar del fuerte apoyo que recibi√≥ el movimiento entre las mujeres. Esta combinaci√≥n de objetivos humanitarios y fe cristiana era similar, en algunos aspectos, a la de la Ilustraci√≥n, pero muy diferente en su tono emocional y sus justificaciones religiosas.

Negocio de los Informativos de Televisión

Puede ser dif√≠cil pensar en c√≥mo desarrollar nuevas habilidades y sentirse c√≥modo relacion√°ndose con los periodistas. Las organizaciones cient√≠ficas tambi√©n ofrecen becas para la psicolog√≠a y los medios de comunicaci√≥n. Es probable que las cadenas de televisi√≥n est√©n interesadas porque les proporciona una persona con “ideas” sin coste alguno, y beneficia al investigador porque le da una visi√≥n “interna” del funcionamiento de los medios de comunicaci√≥n. La cobertura de la ciencia en los telediarios s√≥lo va a crecer y a ser m√°s relevante para el p√ļblico. La gente intenta comprender sus propias motivaciones, descubrir formas de enfrentarse a un entorno siempre cambiante y saber qu√© esperar en el futuro. El establecimiento de relaciones entre los cient√≠ficos del comportamiento y los periodistas de televisi√≥n contribuir√° en gran medida a mejorar el acceso del p√ļblico a la informaci√≥n basada en la ciencia para ayudar a responder a estas preguntas.

Neuromarketing

La memoria desempe√Īa un papel fundamental en la forma en que la publicidad influye en las decisiones de consumo. Este texto se ocupa del papel de la activaci√≥n neuronal en el recuerdo de los anuncios y otras cuestiones relacionadas con el neuromarketing. Se examinan los cambios fisiol√≥gicos que se producen en los consumidores al exponerse a est√≠mulos, como los anuncios publicitarios, que es uno de los avances m√°s recientes en la investigaci√≥n de la memoria. La regi√≥n temporal medial del cerebro desempe√Īa un papel importante en la codificaci√≥n de la informaci√≥n publicitaria y es parcialmente responsable de la recuperaci√≥n de la informaci√≥n. Sin embargo, el neoc√≥rtex es responsable de consolidar la informaci√≥n del anuncio en una representaci√≥n unificada del episodio de exposici√≥n publicitaria. El neoc√≥rtex tambi√©n es responsable de los procesos de memoria preconsciente, como la fluidez perceptiva y conceptual. Por √ļltimo, la am√≠gdala y los l√≥bulos frontales ventro-mediales se activan ante la informaci√≥n publicitaria emocionalmente excitante. Gracias a los avances realizados en la investigaci√≥n sobre la memoria, como la comprensi√≥n del procesamiento preconsciente y las nuevas t√©cnicas neurol√≥gicas, los profesionales del marketing tienen hoy una mayor apreciaci√≥n de la memoria y de su papel en la eficacia publicitaria. El afecto es otra variable que puede influir en la recuperaci√≥n de la informaci√≥n publicitaria. Los consumidores recuerdan bien los componentes emocionalmente intensos de un anuncio. El examen del afecto tambi√©n sugiere que la recuperaci√≥n de la informaci√≥n publicitaria puede mejorar si el estado de √°nimo del consumidor en el momento de la codificaci√≥n y de la recuperaci√≥n coincide, o si la valencia de la informaci√≥n publicitaria coincide con el estado de √°nimo del consumidor en el momento de la recuperaci√≥n. Por √ļltimo, la recuperaci√≥n puede verse afectada por la memoria reconstructiva, es decir, la idea de que los consumidores no siempre recuperan recuerdos precisos. En cambio, la informaci√≥n recuperada de la memoria puede verse alterada por el esquema del consumidor o por la informaci√≥n adicional obtenida de otra fuente de informaci√≥n. La memoria desempe√Īa un papel fundamental en la forma en que la publicidad influye en las decisiones de consumo. Nuestro an√°lisis integr√≥ las investigaciones recientes con los hallazgos de larga data en esta √°rea para proporcionar una descripci√≥n completa del papel de la memoria en la eficacia de la publicidad. Gracias a los avances realizados en la investigaci√≥n sobre la memoria, como la comprensi√≥n del procesamiento preconsciente y las nuevas t√©cnicas neurol√≥gicas, los profesionales del marketing tienen hoy una mayor apreciaci√≥n de la memoria y de su papel en la eficacia publicitaria.

Neuroeconomía

La neuroeconom√≠a consiste en un nuevo enfoque de los principales problemas econ√≥micos que combina las aportaciones de las ciencias neurol√≥gicas y la psicolog√≠a con la propia ciencia econ√≥mica. Combina la investigaci√≥n de la neurociencia, la econom√≠a experimental y conductual, y la psicolog√≠a cognitiva y social. A medida que la investigaci√≥n sobre la toma de decisiones se vuelve cada vez m√°s computacional, tambi√©n ha incorporado nuevos enfoques de la biolog√≠a te√≥rica, las ciencias de la computaci√≥n y las matem√°ticas. La neuroeconom√≠a estudia la toma de decisiones utilizando una combinaci√≥n de herramientas de estos campos para evitar las deficiencias que surgen de un enfoque de perspectiva √ļnica. En la econom√≠a dominante, se siguen utilizando la utilidad esperada y el concepto de agentes racionales. Muchos comportamientos econ√≥micos no se explican completamente con estos modelos, como la heur√≠stica (aprender del descubrimiento, y la experimentaci√≥n; a veces se utiliza un concepto abstracto) y el encuadramiento.

Neutralidad del Dinero

Neutralidad del dinero en econom√≠a En ingl√©s: Neutrality of Money in economics. V√©ase tambi√©n acerca de un concepto similar a Neutralidad del dinero en econom√≠a. Introducci√≥n a: Neutralidad del dineroen este contexto La “neutralidad del dinero” es una expresi√≥n abreviada de la proposici√≥n […]

Negociación de Condiciones Salariales en un Nuevo Trabajo

Si la oferta de trabajo es inminente, prep√°rate para la negociaci√≥n salarial y entiende qu√© m√°s puede haber sobre la mesa, como los beneficios. Rara vez se nos ofrecen nuevos puestos de trabajo en nuestras condiciones ideales. Tus opciones son: aceptar sus condiciones, negociar la oferta con el objetivo de aceptarla o rechazarla. Has conseguido el trabajo. Ahora toca la parte dif√≠cil: decidir si lo aceptas o no. Empieza por hacer tus deberes. Determina si el salario es digno de tus conocimientos y experiencia y si est√° en l√≠nea con el mercado local. Utiliza los sitios web de b√ļsqueda de empleo para obtener puntos de referencia; hable tambi√©n con reclutadores del sector. Y piense con amplitud en sus objetivos. Tenga en cuenta su desarrollo profesional y su calidad de vida. Preg√ļntese: ¬ŅEs √©ste un lugar en el que me sentir√© desafiado y feliz? Sopese las alternativas. Piensa en los costes y beneficios de reiniciar tu b√ļsqueda de empleo, de permanecer en tu trabajo actual y de esperar a ver qu√© otras ofertas se materializan. Dise√Īe una estrategia de negociaci√≥n. S√© constructivo y positivo. Por ejemplo, di: “Estoy contento con el puesto y las responsabilidades, pero me gustar√≠a trabajar desde casa un d√≠a a la semana”. En algunos sectores, la debilidad del mercado laboral ha dejado a los candidatos con menos opciones y menos influencia, y a los empresarios mejor posicionados para dictar las condiciones. Los desempleados, o aquellos cuyo empleo actual parece poco seguro, han visto reducido a√ļn m√°s su poder de negociaci√≥n. Pero la complejidad del mercado de trabajo crea oportunidades para que las personas negocien las condiciones de empleo. La negociaci√≥n es m√°s importante cuando hay una amplia gama de resultados potenciales. Hay varias reglas para negociar una oferta de trabajo. Una de ellas es “no subestimar la importancia de la simpat√≠a”, lo que significa gestionar las tensiones inevitables en la negociaci√≥n, ser persistente sin ser molesto y comprender c√≥mo perciben los dem√°s tu enfoque. Otra regla es “dejar claro que te pueden pillar”. Indica que te tomas en serio lo de trabajar para un posible empleador, y no les desanimes a intentar conquistarte sugiriendo que tienes muchas opciones mejores. Tambi√©n debes “estar preparado para las preguntas dif√≠ciles”, como ¬ŅSomos tu mejor opci√≥n? No mientas ni te esfuerces en agradar, no vaya a ser que pierdas tu ventaja. Y “considere todo el asunto”, incluidas las ventajas del trabajo, la ubicaci√≥n, las oportunidades de crecimiento y la flexibilidad de horarios, no s√≥lo el salario. Estas y otras directrices pueden ayudarte a conseguir las condiciones de empleo que deseas.

Neonazismo

Neonazismo, término referido a la ideología de grupos o personas cuyas actividades siguen o imitan las del político alemán Adolf Hitler y su movimiento político, el nacionalsocialismo o nazismo. En la mayor parte de las democracias liberales, sus acciones se manifiestan en la discriminación racista. El Neo-Nazi es una persona que todavía se adhiere a las ideas de los nacionalsocialistas (abreviado: nazis) que establecieron una dictadura en Alemania entre 1933 y 1945.

Neurociencia Social

Neurociencia Social Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. En ingl√©s: Social Neuroscience. Neurociencia Social Especialmente desde la d√©cada de 1990, la psicolog√≠a cognitiva (y, por supuesto, la neurociencia cognitiva) ha realizado grandes avances en la comprensi√≥n de las bases … Leer m√°s

Neurociencia Cognitiva

Justo cuando la neurociencia social comenz√≥ a asentarse en la b√ļsqueda de m√≥dulos socio-cognitivos dedicados en el cerebro, ha comenzado a surgir un nuevo enfoque de las im√°genes cerebrales, conocido como mapeo cerebral. La aparici√≥n de m√©todos y teor√≠as neuropsicol√≥gicas y neurocient√≠ficas en el estudio de la cognici√≥n social subraya el hecho de que la experiencia, el pensamiento y la acci√≥n humanos pueden analizarse en tres niveles bastante diferentes, como se explica en el texto. Parte del atractivo de la neurociencia cognitiva y social es que promete conectar la psicolog√≠a con el nivel biof√≠sico de an√°lisis, arrojando luz sobre los sustratos neuronales de la cognici√≥n y la interacci√≥n social. Pero algunos neurocient√≠ficos han ofrecido otra justificaci√≥n, y es que las pruebas neurocient√≠ficas pueden afectar a la teorizaci√≥n en los niveles de an√°lisis psicol√≥gico e incluso sociocultural. La idea general es que los hallazgos neurocient√≠ficos limitar√°n las teor√≠as psicol√≥gicas, oblig√°ndonos a elegir, entre teor√≠as competidoras, cu√°l es la correcta en funci√≥n de su compatibilidad con las pruebas neurocient√≠ficas. La idea de la restricci√≥n fue evocada expl√≠citamente por Gazzaniga en su declaraci√≥n de la agenda para la neurociencia cognitiva.

Negociación Colectiva

Negociación colectiva, en relaciones laborales, procedimiento mediante el cual un empleador o empleadores aceptan discutir las condiciones de trabajo mediante la negociación con representantes de los empleados, generalmente un sindicato. Un sistema, entonces, para la fijación de ganancias y condiciones de empleo. Las partes negociadoras y contratantes en el sentido del derecho de la negociación colectiva son los empresarios individuales o las asociaciones de empresarios y los sindicatos como representantes de los trabajadores. La afiliación a una asociación de empresarios y a un sindicato es voluntaria y no se puede imponer. Sin embargo, en principio es un requisito previo para estar cubierto por los convenios colectivos. La aplicación de los convenios colectivos también puede acordarse en el contrato de trabajo individual, de modo que la negociación colectiva también es vinculante. La negociación colectiva se lleva a cabo a nivel regional, a nivel estatal o a nivel de regiones de negociación colectiva. La Confederación Alemana de Sindicatos (DGB) está formada por ocho sindicatos, que son los más importantes en cuanto a política de negociación colectiva y que han unido sus fuerzas, y que se relacionan en el texto.

Neurociencia

Neurociencia en contextos jur√≠dicos Ahora repasamos brevemente dos ejemplos de Neurotecnolog√≠a que actualmente se est√°n orientando hacia el uso legal ‚ÄĒ espec√≠ficamente, para la detecci√≥n de enga√Īos. Si bien estas t√©cnicas no constituyen la mayor√≠a de las pruebas neurol√≥gicas que se utilizan […]

Necesidades

Necesidades en econom√≠a En ingl√©s: Necessaries in economics. V√©ase tambi√©n acerca de un concepto similar a Necesidades en econom√≠a. Introducci√≥n a: Necesidadesen este contexto Los economistas cl√°sicos, en particular Smith y Ricardo, utilizaron el t√©rmino “productos necesarios” para indicar […]

Necesidades de los Lectores de los Medios de Comunicación

¬ŅC√≥mo se cubren las noticias seg√ļn las necesidades del usuario? Escuche a su p√ļblico y utilice su respuesta como gu√≠a. Una necesidad del usuario puede ser perfecta para un tema, pero no para otro. Aqu√≠ se describen tratamientos editoriales diferentes de un acontecimiento informativo, centrados en otros detalles de la historia adem√°s de los fr√≠os y duros hechos, pueden ofrecer m√°s valor al lector. Esto se ha demostrado en muchas ocasiones en diversos √°mbitos. El objetivo final del enfoque de las necesidades del usuario es conectar con la audiencia de una manera m√°s fuerte y significativa, creando m√°s compromiso y lealtad en el proceso y aumentando la relevancia de la marca del medio de comunicaci√≥n. A veces, se trata de capacitar al lector para que se forme su propia opini√≥n. Una historia edificante sobre el mundo puede ser realmente √ļtil.

Neolitización

La neolitizaci√≥n, la transici√≥n del Paleol√≠tico al Neol√≠tico, representa un conjunto de cambios econ√≥micos y sociales a veces radicales, pero tambi√©n muy progresivos. En M√©xico, el cultivo del ma√≠z se inici√≥ hacia el a√Īo 5700 a.C., y el algod√≥n se conoc√≠a hacia el a√Īo 5000 a.C. Sin embargo, en la cuenca de M√©xico, donde los recursos naturales son accesibles durante todo el a√Īo en la misma zona, la vida sedentaria se remonta al a√Īo 6000 a.C., y precede en gran medida a la agricultura. Tras el final de la √ļltima glaciaci√≥n, la Edad de Hielo de W√ľrm, una multitud de inventos t√©cnicos y nuevos comportamientos provocaron una ruptura definitiva entre el hombre paleol√≠tico y el neol√≠tico, aunque el modo de vida anterior no desapareciera por completo. La ruptura es, de hecho, la del hombre con la naturaleza, en la que estaba previamente incrustado.

Neocl√°sico

Neocl√°sico en econom√≠a En ingl√©s: ‚ÄėNeoclassical‚Äô in economics. V√©ase tambi√©n acerca de un concepto similar a Neocl√°sico en econom√≠a. Introducci√≥n a: Neocl√°sicoen este contexto El t√©rmino “neocl√°sico” fue utilizado por primera vez por Veblen (1900, pp. 242, 260-2, 265-8), para caracterizar la […]

Negociación

Introducci√≥n: Factores Decisivos del √Čxito en la Negociaci√≥n Concepto de Factores Decisivos del √Čxito en la Negociaci√≥n en el √°mbito de la contabilidad, el derecho financiero y otros afines: 1. Prep√°rese en forma exhaustiva, 2. Enf√≥quese a intereses m√°s que a posiciones, 3. Use una BATNA m√°s […]

Neoricardianismo

neoricardianismo en econom√≠a En ingl√©s: neo-Ricardianism in economics. V√©ase tambi√©n acerca de un concepto similar a neoricardianismo en econom√≠a. Introducci√≥n a: neoricardianismoen este contexto El t√©rmino neoricardianismo apareci√≥ en la literatura en la d√©cada de 1970 para describir los […]

Negocio de las Noticias

El Negocio de las Noticias Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. En el siglo XVII las noticias eran una inversi√≥n en las relaciones sociales, un recurso que afectaba a los intereses de los miembros de las √©lites funcionales. El … Leer m√°s

Neoliberalismo Económico

Este texto se ocupa del neoliberalismo econ√≥mico. El neoliberalismo, en uno de sus manifestaciones o significados, es una filosof√≠a econ√≥mica que describe conceptualmente un movimiento hacia los mercados libres, el capitalismo y un desv√≠o de la propiedad gubernamental. Las pol√≠ticas t√≠picas asociadas al neoliberalismo incluyen el libre comercio, la globalizaci√≥n, la privatizaci√≥n y los cambios en el gasto p√ļblico para estimular el sector privado. Tambi√©n ofrece una exploraci√≥n de la interrelaci√≥n entre el neoliberalismo econ√≥mico y el desarrollo econ√≥mico internacional. Los intelectuales neoliberales proporcionaron recursos simb√≥licos a las √©lites pol√≠ticas en forma de explicaciones sobre los fracasos de las pol√≠ticas keynesianas y de desarrollo y un nuevo conjunto de recomendaciones para la recuperaci√≥n econ√≥mica. Estos recursos se desplegaron con distintos efectos a trav√©s de gobiernos y organizaciones que estaban bien situados para ejercer presiones coercitivas y normativas a nivel internacional: el gobierno estadounidense (o los pa√≠ses ricos “centrales” en general), la OCDE, la Uni√≥n Europea, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial. La transformaci√≥n del neoliberalismo, que pas√≥ de ser un conjunto de convicciones intelectuales marginales a una fuerza hegem√≥nica en toda regla, comenz√≥ con la crisis econ√≥mica, que debilit√≥ a los gobiernos existentes e hizo que las √©lites pol√≠ticas se prestaran a un sistema de pensamiento diferente. Las tensiones econ√≥micas se afianzaron a partir de mediados de la d√©cada de 1960, pero el origen del fin decisivo de la prosperidad de la posguerra se produjo en 1973, cuando los pa√≠ses de la OPEP9 restringieron la producci√≥n y provocaron una quintuplicaci√≥n del precio del petr√≥leo. A medida que los costes de producci√≥n de los bienes nacionales aumentaban, tambi√©n lo hac√≠an la inflaci√≥n y el desempleo, un hecho, denominado “estanflaci√≥n”, que desafi√≥ la comprensi√≥n keynesiana del funcionamiento de los sistemas econ√≥micos y foment√≥ nuevas luchas por la autoridad pol√≠tica.

Neandertales

Los neandertales (Homo neanderthalensis) son una especie humana extinta. En el Tercer Periodo Interglaciar, un cierto n√ļmero de peque√Īos grupos familiares de hombres (Homo neanderthalensis) deambulaban por la tierra, sin dejar m√°s que utensilios de s√≠lex y huesos ocasionales para atestiguar su presencia. Es posible que hayan existido otras especies fabricantes de utensilios de las que actualmente no tenemos m√°s que una sospecha. Probablemente tambi√©n utilizaban una multitud y variedad de utensilios de madera; probablemente hab√≠an aprendido mucho sobre las formas de los objetos.

Neptuno

Neptuno es el octavo planeta en orden de distancia al Sol y el m√°s lejano conocido del Sistema Solar. Orbita alrededor del Sol a una distancia de unas 30,1 UA (4.500 millones de kil√≥metros), con una excentricidad orbital de la mitad de la de la Tierra y un periodo de revoluci√≥n de 164,79 a√Īos. Es el tercer planeta m√°s masivo del Sistema Solar y el cuarto en tama√Īo, ligeramente m√°s masivo pero m√°s peque√Īo que Urano. Tambi√©n es el planeta gigante m√°s denso. Como Neptuno era el √ļltimo destino planetario de la Voyager 2, los cient√≠ficos de la misi√≥n se arriesgaron a enviar la nave espacial m√°s cerca de √©l que de cualquier otro planeta durante la misi√≥n. La Voyager pas√≥ a unos 5.000 km (3.100 millas) por encima del polo norte de Neptuno. Unas horas m√°s tarde, pas√≥ a menos de 40.000 km de Trit√≥n, lo que le permiti√≥ obtener im√°genes de alta resoluci√≥n de la variada superficie de la luna, as√≠ como mediciones precisas de su radio y temperatura superficial. No est√° prevista ninguna misi√≥n futura a Neptuno. No visible a simple vista, Neptuno es el primer objeto celeste y el √ļnico de los ocho planetas del Sistema Solar que ha sido descubierto por deducci√≥n y no por observaci√≥n emp√≠rica.

Neutrón

Neutr√≥n (del lat√≠n: neutro – ni lo uno ni lo otro): part√≠cula elemental pesada sin carga el√©ctrica. El neutr√≥n es un fermi√≥n y pertenece a la clase de los bariones. Los neutrones y los protones son los dos componentes principales de los n√ļcleos at√≥micos; el nombre com√ļn de los protones y los neutrones es nucleones. Los neutrones est√°n presentes en el n√ļcleo de los √°tomos, unidos a los protones por la interacci√≥n fuerte. Mientras que el n√ļmero de protones de un n√ļcleo determina su elemento qu√≠mico, el n√ļmero de neutrones determina su is√≥topo. Los neutrones ligados a un n√ļcleo at√≥mico son generalmente estables, pero los neutrones libres son inestables: se desintegran en poco menos de 15 minutos (880,3 segundos). Los neutrones libres se producen en las operaciones de fisi√≥n y fusi√≥n nuclear. Al igual que el prot√≥n y otras part√≠culas bari√≥nicas, el neutr√≥n est√° formado por tres quarks; de hecho, el neutr√≥n posee un momento de dipolo magn√©tico, es decir, se comporta como un min√ļsculo im√°n en formas que sugieren que es una entidad de cargas el√©ctricas en movimiento. En otras palabras, el neutr√≥n no es una part√≠cula elemental, sino una part√≠cula compuesta formada por el ensamblaje de tres componentes: un quark up y dos quarks down, unidos por gluones.

Neoplatonismo

El desaf√≠o fundamental que todos los neoplat√≥nicos se esforzaron por resolver fue esencialmente el siguiente: ¬ŅC√≥mo entender y describir el surgimiento del universo, con todos sus diversos fen√≥menos, como efecto de un principio singular de conciencia? En particular -y en este sentido el neoplatonismo comparte ciertas preocupaciones con la cosmolog√≠a moderna-, ¬Ņc√≥mo es posible entender el surgimiento del universo f√≠sico y material a partir de una singularidad que es en todo sentido diferente a este universo? Su respuesta a esta pregunta era totalmente nueva y superaba en elegancia y sofisticaci√≥n cualquier etiolog√≠a c√≥smica anterior, incluida la del Timeo de Plat√≥n.