Psicología Positiva

La felicidad es beneficiosa en una organizaci√≥n. Ese valor puede derivarse de la felicidad de los miembros de la organizaci√≥n o puede ser un aspecto de una organizaci√≥n virtuosa (aunque algunos dicen que la idea misma de una organizaci√≥n feliz es un paso demasiado lejos, que s√≥lo los humanos pueden experimentar la felicidad -o la infelicidad-). Tanto si se considera la felicidad como el bienestar subjetivo, la emoci√≥n o una vida floreciente, es intuitivamente mejor ser feliz que ser infeliz. En la antig√ľedad, el concepto de felicidad se discut√≠a como un aspecto de la filosof√≠a.[rtbs name=”filosofia”]M√°s recientemente, la psicolog√≠a, la filosof√≠a, los estudios de organizaci√≥n, los estudios de comportamiento humano y la neurociencia contribuyen al aumento del inter√©s y la producci√≥n en relaci√≥n con la felicidad. Puede haber demasiado de algo bueno. La b√ļsqueda excesiva de la felicidad organizativa puede conducir a un enfoque estrecho y a la p√©rdida de equilibrio estrat√©gico, mientras que la felicidad buscada para obtener un beneficio comercial puede dar lugar a una organizaci√≥n infeliz. La medici√≥n de la felicidad organizativa se enfrenta a cuatro dificultades importantes: la distinci√≥n entre las medidas absolutas y las relativas, el potencial de sesgo a trav√©s de los autoinformes, las diferentes definiciones de la felicidad como placer, realizaci√≥n o virtud, y el logro de un nivel adecuado de precisi√≥n para la evaluaci√≥n. Las medidas de felicidad organizativa m√°s utilizadas se basan en las puntuaciones de bienestar subjetivo de los individuos pertinentes. La investigaci√≥n en dos √°reas deber√≠a ayudar a las organizaciones a buscar una mayor felicidad y a esforzarse por medir su progreso hacia ella. Una mejor comprensi√≥n de lo que es la felicidad puede provenir de los debates dentro de la filosof√≠a y la psicolog√≠a sobre la naturaleza de la felicidad, los avances en la neurociencia y la consideraci√≥n del papel de la narrativa en las organizaciones. Nuestra comprensi√≥n de los beneficios de la felicidad en las organizaciones mejorar√° gracias a los estudios que aborden las cuestiones transculturales, las consecuencias no deseadas y el impacto del tiempo.

Emoción

El término emoción suele distinguirse de los sentimientos, el estado de ánimo y el afecto. Emoción es una reacción, tanto psicológica como física, experimentada subjetivamente en una respuesta sentida a estímulos específicos como interacciones, percepciones o eventos. Afecto es el término psicológico para una expresión observable de la emoción. Hay pruebas sustanciales que han establecido que los acontecimientos emocionales se recuerdan con mayor claridad, precisión y durante períodos más largos de tiempo que los acontecimientos neutros.

Consciencia √Čtica

La conciencia nos permite deliberar, planificar y responder a las razones para adaptarnos e interactuar con el entorno natural y social. Genera la sensación de persistencia en el tiempo y la reflexión sobre la experiencia de existir en diferentes etapas de la vida. La conciencia está en el centro de las cuestiones de la metafísica y la filosofía de la mente sobre la persona, la identidad personal y la agencia. Estas cuestiones tienen implicaciones normativas. La capacidad de experimentar nos da intereses en los tipos de experiencia que queremos tener o evitar y fundamenta las explicaciones sobre cómo podemos beneficiarnos o perjudicarnos de ellas. La capacidad cognitiva, afectiva y volitiva de tomar decisiones conscientes y realizar acciones intencionadas y voluntarias implica asumir la responsabilidad y ser considerado responsable de ellas. La conciencia como tal no tiene un significado ético. Ser consciente no es intrínsecamente valioso, sino que tiene valor o disvalor en función de la calidad subjetiva y el contenido de nuestros estados mentales, de si son placenteros o dolorosos, y de si nos permite relacionarnos de forma significativa con los demás.

Psicología Cognitiva

Este texto se ocupa de la psicolog√≠a cognitiva. Est√° claro que los estados emocionales y motivacionales pueden tener un impacto en la cognici√≥n. En un sentido importante, la “revoluci√≥n afectiva” de la psicolog√≠a se inici√≥ con los estudios sobre los efectos del estado de √°nimo en la memoria; √©stos llevaron a los psic√≥logos a interesarse m√°s por la naturaleza de los propios estados de √°nimo. Cinco de estos efectos han sido bien documentados el efecto de la intensidad afectiva (mejor recuerdo de los acontecimientos positivos o negativos, en comparaci√≥n con los neutros); el efecto de la valencia afectiva (mejor recuerdo de los acontecimientos positivos que de los negativos); la memoria congruente con el estado de √°nimo (mejor recuerdo del material cuya valencia afectiva coincide con el estado de √°nimo en el que se codifica o recupera); los efectos de la asignaci√≥n de recursos (la depresi√≥n perjudica el rendimiento en los aspectos de la funci√≥n de la memoria relacionados con el esfuerzo, pero no con los autom√°ticos); y la memoria dependiente del estado de √°nimo (el recuerdo es mejor cuando hay congruencia entre el estado emocional presente en el momento de la codificaci√≥n y el estado presente en el momento de la recuperaci√≥n). Aunque la tradici√≥n cl√≠nica sostiene que los traumas emocionales pueden dejar a las personas amn√©sicas, la conclusi√≥n abrumadora de la literatura cl√≠nica y experimental es que las experiencias traum√°ticas se recuerdan muy bien. La ciencia cognitiva est√° destinada a pasar por tres fases en su historia. En la fase 1 hacemos todo lo posible para producir descripciones similares a las met√°foras de los mecanismos de nivel funcional. El lenguaje que utilizamos para articular las teor√≠as a este nivel contendr√° descripciones de cosas que a veces parecen que podr√≠an ser mecanismos a nivel de implementaci√≥n, pero esto es a menudo una ilusi√≥n. En el futuro (y quiz√°s empezando ya) esperar√≠amos avanzar hacia una teor√≠a de esquema completo del sistema cognitivo humano. En esta fase, esperar√≠amos que los procesos y las estructuras b√°sicas estuvieran lo suficientemente claros como para que no llegaran cambios dr√°sticos que perturbaran la teor√≠a del esquema en el futuro. Esta ser√≠a entonces la fase 2, que, junto con la 3, se explican en este texto.

Consecuencias del Libre Albedrío

Consecuencias del Libre Albedr√≠o en Filosof√≠a Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. El Problema del Libre Albedr√≠o en Filosof√≠a Nota: Consulte m√°s informaci√≥n acerca del Libre Albedr√≠o en Filosof√≠a. ¬ŅCu√°l es el problema del libre albedr√≠o? Algunas cosas est√°n … Leer m√°s

Libre Albedrío

El libre albedrío es poder elegir entre diferentes acciones. Si juzgamos una acción (por ejemplo, como buena o mala), solo tiene sentido si la acción se elige libremente. Cosas como el consejo, la persuasión y la prohibición no tienen sentido a menos que la gente tenga libre albedrío. El libre albedrío significa que la gente puede hacer cosas diferentes. Tradicionalmente, solo las acciones que son de libre albedrío merecen crédito o culpa. Si no hay libre albedrío, no hay sentido ni justicia en recompensar o castigar a nadie por cualquier acción. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). El libre albedrío es un problema importante en la filosofía ética, y también es relevante para la filosofía de la ciencia.

En la vida ordinaria, y en el derecho, se asume generalmente que las personas tienen libre albedrío, y son responsables de lo que hacen. Los límites del libre albedrío presenta artículos influyentes sobre el libre albedrío y la responsabilidad moral.

Musicoterapia en la Enfermedad de Alzheimer

Este texto se ocupa de los beneficios de la musicoterapia en Alzheimer. Debemos considerar el papel de las intervenciones, como la musicoterapia, que ofrecen oportunidades de compromiso social significativo, estimulación cognitiva, autoeficacia y apoyo para el bienestar general de las personas que viven con demencia y sus familias.

Alimentos para el Cerebro

La relaci√≥n entre la dieta y la salud mental es cada vez m√°s reconocida, y la nutrici√≥n se ha convertido en una importante consideraci√≥n auxiliar como parte del tratamiento de los trastornos psiqui√°tricos. Esto ha constituido la base del concepto de “alimentos para el cerebro”, es decir, alimentos que pueden ayudar a optimizar el rendimiento mental. No presentamos aqu√≠ una revisi√≥n sistem√°tica de los resultados espec√≠ficos de los estudios de intervenci√≥n nutricional en relaci√≥n con el desarrollo y la salud del cerebro, sino una revisi√≥n narrativa, en la que analizamos el papel de la dieta en 5 √°reas clave de la neurofisiolog√≠a cerebral que est√°n relacionadas con la salud y el rendimiento mental: (1) el desarrollo del cerebro, el crecimiento de las neuronas y las c√©lulas gliales; (2) las redes de se√Īalizaci√≥n y los neurotransmisores en el cerebro; (3) la cognici√≥n y la memoria, la plasticidad sin√°ptica; (4) el equilibrio entre la formaci√≥n, el plegado y la degradaci√≥n de las prote√≠nas -la llamada proteostasis-; y (5) los efectos deteriorantes de los procesos inflamatorios cr√≥nicos. Por √ļltimo, se incluye una secci√≥n sobre el creciente conocimiento del papel de la dieta en la regulaci√≥n epigen√©tica de la funci√≥n cerebral.

Tratamientos de la Enfermedad de Alzheimer

Tratamientos de la Enfermedad de Alzheimer Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Tratamientos de la Enfermedad de Alzheimer Si se dispone de posibles tratamientos modificadores de la enfermedad, el riesgo actual de desarrollar demencia por enfermedad de Alzheimer a … Leer m√°s

Olfato en el Adulto Mayor

En el sistema olfativo humano que envejece se producen cambios funcionales y fisiopatol√≥gicos. Este art√≠culo aborda las influencias de la edad en las pruebas modernas de la funci√≥n olfativa, as√≠ como las alteraciones en el n√ļmero de factores anat√≥micos y fisiol√≥gicos que parecen contribuir a los d√©ficits olfativos relacionados con la edad. Se exploraron m√ļltiples factores, como los cambios f√≠sicos en la anatom√≠a de la nariz que afectan al flujo de aire hacia los receptores, el aumento de la propensi√≥n a las enfermedades nasales en la edad avanzada, el da√Īo acumulado en el epitelio olfativo debido a las agresiones ambientales, la disminuci√≥n de las enzimas protectoras del metabolismo en la mucosa olfativa, la osificaci√≥n de los agujeros de la placa cribiforme a trav√©s de los cuales los axones de los receptores olfativos llegan al cerebro, los cambios en los sistemas centrales de neurotransmisores y neuromoduladores, y los procesos neuropatol√≥gicos relacionados con las enfermedades relacionadas con la edad. La importancia relativa de cada uno de estos factores es actualmente desconocida y probablemente var√≠a considerablemente entre los miembros de la poblaci√≥n mayor.

Neurociencia Social

Neurociencia Social Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. En ingl√©s: Social Neuroscience. Neurociencia Social Especialmente desde la d√©cada de 1990, la psicolog√≠a cognitiva (y, por supuesto, la neurociencia cognitiva) ha realizado grandes avances en la comprensi√≥n de las bases … Leer m√°s

Neurociencia Cognitiva

Justo cuando la neurociencia social comenz√≥ a asentarse en la b√ļsqueda de m√≥dulos socio-cognitivos dedicados en el cerebro, ha comenzado a surgir un nuevo enfoque de las im√°genes cerebrales, conocido como mapeo cerebral. La aparici√≥n de m√©todos y teor√≠as neuropsicol√≥gicas y neurocient√≠ficas en el estudio de la cognici√≥n social subraya el hecho de que la experiencia, el pensamiento y la acci√≥n humanos pueden analizarse en tres niveles bastante diferentes, como se explica en el texto. Parte del atractivo de la neurociencia cognitiva y social es que promete conectar la psicolog√≠a con el nivel biof√≠sico de an√°lisis, arrojando luz sobre los sustratos neuronales de la cognici√≥n y la interacci√≥n social. Pero algunos neurocient√≠ficos han ofrecido otra justificaci√≥n, y es que las pruebas neurocient√≠ficas pueden afectar a la teorizaci√≥n en los niveles de an√°lisis psicol√≥gico e incluso sociocultural. La idea general es que los hallazgos neurocient√≠ficos limitar√°n las teor√≠as psicol√≥gicas, oblig√°ndonos a elegir, entre teor√≠as competidoras, cu√°l es la correcta en funci√≥n de su compatibilidad con las pruebas neurocient√≠ficas. La idea de la restricci√≥n fue evocada expl√≠citamente por Gazzaniga en su declaraci√≥n de la agenda para la neurociencia cognitiva.

Neurociencia

Neurociencia en contextos jur√≠dicos Ahora repasamos brevemente dos ejemplos de Neurotecnolog√≠a que actualmente se est√°n orientando hacia el uso legal ‚ÄĒ espec√≠ficamente, para la detecci√≥n de enga√Īos. Si bien estas t√©cnicas no constituyen la mayor√≠a de las pruebas neurol√≥gicas que se utilizan […]

Olfato

La olfacci√≥n es el sentido del olfato (uno de los sentidos qu√≠micos). El olfato registra informaci√≥n qu√≠mica en organismos que van desde los insectos hasta los seres humanos, pasando por los organismos marinos. La anatom√≠a de las estructuras olfativas y la neurofisiolog√≠a de la olfacci√≥n difieren considerablemente entre los distintos grupos de animales. En los vertebrados, la nariz funciona principalmente como √≥rgano del olfato. Las v√≠as neurales centrales del sistema olfativo tienen una complejidad sin parang√≥n entre los sistemas sensoriales. La sensibilidad olfativa humana var√≠a de un odorante a otro en varios √≥rdenes de magnitud. Un rango com√ļn de umbrales para los materiales utilizados en fragancias y sabores es de 1 a 100 partes por 109 partes de aire. Las teor√≠as modernas del olfato sostienen que la clave de la calidad del olor reside en el tama√Īo y la forma de las mol√©culas, con cierta influencia de la funcionalidad qu√≠mica.

Sistema Nervioso

El sistema nervioso o sistema neural es un sistema biol√≥gico animal responsable de la coordinaci√≥n de las acciones con el entorno externo y de la comunicaci√≥n r√°pida entre las diferentes partes del cuerpo. Los seres vivos con sistema nervioso se llaman eumetazoos. Ejerce un control sobre todo el cuerpo, lo que da lugar a acciones y sensaciones voluntarias o involuntarias, conscientes o inconscientes. En todos los cordados se distingue entre el sistema nervioso central (cerebro y m√©dula espinal) y el sistema nervioso perif√©rico (nervios y ganglios nerviosos). A nivel celular, el sistema nervioso se define por la presencia de c√©lulas altamente especializadas llamadas neuronas, que tienen la capacidad muy especial de transportar una se√Īal electroqu√≠mica. Adem√°s, el sistema nervioso contiene c√©lulas de soporte llamadas c√©lulas gliales, que proporcionan apoyo estructural y funcional a las neuronas. El sistema nervioso gestiona la informaci√≥n sensorial, coordina los movimientos musculares y regula el funcionamiento de otros √≥rganos. En los animales con un cerebro l√≠mbico, tambi√©n regula las emociones y en los animales con un cerebro cognitivo, es la sede del intelecto. El sistema nervioso aut√≥nomo controla las funciones viscerales del cuerpo, incluidas las asociadas a la actividad cardiovascular, la digesti√≥n, el metabolismo y la termorregulaci√≥n. Funcionando principalmente a nivel subconsciente, el sistema nervioso aut√≥nomo inerva los m√ļsculos lisos y card√≠acos y las gl√°ndulas.
El sistema nervioso aut√≥nomo se divide tradicionalmente en sistema simp√°tico y sistema parasimp√°tico, seg√ļn la regi√≥n del cerebro o de la m√©dula espinal en la que se originan los nervios aut√≥nomos. El sistema nervioso aut√≥nomo puede organizarse filogen√©ticamente procediendo desde las estructuras primitivas que conservan los recursos metab√≥licos y regulan la homeostasis visceral, hasta las estructuras que se movilizan para los comportamientos de lucha y huida, y finalmente hasta las estructuras que se encuentran s√≥lo en los mam√≠feros y que promueven el comportamiento social y emocional.

Gas Nervioso

Los agentes o agentes nerviosos son una clase de sustancias qu√≠micas caracterizadas por su estructura qu√≠mica com√ļn y por sus efectos potencialmente mortales sobre el sistema nervioso. Los agentes nerviosos producen un patr√≥n de signos y s√≠ntomas cl√≠nicos caracter√≠sticos en las personas expuestas debido a la toxicidad colin√©rgica del sistema nervioso, lo que se conoce como s√≠ndrome t√≥xico o toxidrome colin√©rgico. La detecci√≥n de los agentes nerviosos es posible mediante el uso de equipos para detectar el propio agente en el entorno o mediante pruebas cl√≠nicas para detectar su presencia o sus efectos cl√≠nicos en los pacientes. El tratamiento de las personas expuestas en un ataque con agentes nerviosos puede requerir descontaminaci√≥n, cuidados m√©dicos generales de apoyo y el uso de ant√≠dotos espec√≠ficos. Los gases nocivos pueden herir o matar a las personas, por lo que puede ser de importancia en una investigaci√≥n forense. Un ejemplo es el gas nervioso. Su uso militar ofensivo hace que el gas nervioso sea de particular relevancia para los cient√≠ficos forenses.

Historia de las Preferencias de Lectura en Adolescentes

El n√ļmero de estadounidenses que leen por placer ha ido disminuyendo durante d√©cadas, y ahora los datos recientes muestran los niveles m√°s bajos de la historia, especialmente entre los estadounidenses de 15 a 24 a√Īos. Al mismo tiempo, los resultados de lectura entre los adolescentes est√°n bajando. Algunos expertos en alfabetizaci√≥n declaran que la situaci√≥n es una crisis. Advierten que con menos lectores habituales y fluidos, Estados Unidos podr√≠a carecer pronto no s√≥lo de los trabajadores cualificados necesarios para una econom√≠a basada en la informaci√≥n, sino tambi√©n de los votantes informados que son cruciales para la democracia. Otros tachan estas opiniones de alarmistas, argumentando que los datos no reflejan la gran cantidad de lecturas en l√≠nea que se realizan hoy en d√≠a, especialmente por parte de los adultos j√≥venes. Los expertos en tecnolog√≠a tambi√©n se√Īalan que los ordenadores y el v√≠deo pueden estar cambiando simplemente la forma de alfabetizaci√≥n necesaria hoy en d√≠a, al igual que la imprenta y la m√°quina de escribir lo hicieron en √©pocas pasadas. Mientras que la lectura de libros constitu√≠a el n√ļcleo de la alfabetizaci√≥n del siglo XX, en el siglo XXI es m√°s probable que la alfabetizaci√≥n signifique escribir blogs y mensajes instant√°neos, as√≠ como hojear el v√≠deo y el audio en l√≠nea, junto con el texto, para obtener informaci√≥n. He aqu√≠ la historia de este fen√≥meno.

René Descartes

Su Vida y su Obra Ren√© Descartes (1596-1650), fil√≥sofo, cient√≠fico y matem√°tico franc√©s, considerado el fundador de la filosof√≠a moderna. [1] Filosof√≠a Descartes trat√≥ de aplicar a la filosof√≠a los procedimientos racionales inductivos de la ciencia y, m√°s concretamente, de las […]

Funcionalismo

Funcionalismo en la Teor√≠a del Derecho Recursos V√©ase Tambi√©n Teor√≠a del Derecho Natural Teor√≠a del Derecho Divino Bibliograf√≠a Paloma Dur√°n y Lalaguna: Notas de Teor√≠a del Derecho. Castell√≥ de la Plana. Publicaciones de la Universidad Jaume I. 1997 Ignacio Ara Pinilla: Introducci√≥n a la […]

Dualismo Filosófico en Descartes

Dualismo Filos√≥fico en Descartes Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Dualismo de sustancias en Descartes (Substance Dualism) Ren√© Descartes (1596-1650) fue un fil√≥sofo franc√©s que a menudo se estudia como el primer gran fil√≥sofo de la era de la “filosof√≠a moderna”. … Leer m√°s

Dualismo Patrimonial

Dualismo Patrimonial Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. En ingl√©s: Property Dualism Dualismo Patrimonial Lo primero que suele venir a la mente cuando se piensa en el dualismo es el dualismo de Ren√© Descartes (v√©ase) (1596-1650). Puntualizaci√≥n Sin embargo, hay otra … Leer m√°s

Caracteristicas del Funcionalismo

No hemos considerado todas las posibles objeciones al funcionalismo, ni hemos considerado versiones más sofisticadas del funcionalismo que pretenden eludir las objeciones más perniciosas que hemos considerado. La idea de que las mentes son realmente tipos de máquinas de computación sigue estando muy viva y es tan controvertida como siempre. Tomar esa idea en serio significa tener que luchar con una multitud de preguntas en la intersección de la filosofía de la mente, la filosofía de la acción y la identidad personal.

¬ŅEn qu√© sentido es Freya verdaderamente un agente de sus propias acciones, si simplemente citamos una entrada fr√≠a para explicar alg√ļn comportamiento suyo? Es decir, ¬Ņc√≥mo reconoce Freya sus propias creencias desde un punto de vista meramente funcionalista? Si las mentes son tipos de computadoras, ¬Ņqu√© hace que criaturas pensantes como Freya? Tipos de robots, aunque sofisticados? Estas y otras preguntas dif√≠ciles tendr√°n que ser contestadas satisfactoriamente antes de que muchos fil√≥sofos se contenten con una teor√≠a funcionalista de la mente. Para otros fil√≥sofos, un comienzo por el camino correcto, lejos del dualismo cartesiano y entre los dos terrores del materialismo y el conductismo, ya se ha hecho.

Teorías de la Consciencia

Al principio, se exploran las conexiones potenciales entre la atenci√≥n y la conciencia. En este texto, nos centraremos m√°s bien en el enfoque de buscar conceptos √ļtiles de conciencia para explicar o comprender la mente, el cual es tradicionalmente favorecido por los fil√≥sofos de la mente.

Libre Albedrío en Filosofía

Nadie sabe todavía si los seres humanos ejercen o no el control sobre sus acciones requeridas para la responsabilidad moral.

Externalismo

La diferencia entre la posici√≥n externa e interna con respecto al contenido mental es una diferencia en el tipo de preguntas que cada uno intenta responder. Es una diferencia en la forma en que cada uno interpreta el papel que juega el contenido en la explicaci√≥n del lenguaje y la mente. El argumento a favor de cualquiera de los dos enfoques de la ciencia y la filosof√≠a del lenguaje y la mente no es, por supuesto, un argumento de rechazo, ni tampoco es una garant√≠a de que una de las partes resultar√° ser el camino correcto. El punto es que no debemos esperar descubrir demasiado desde el sill√≥n. Descubrir la verdadera naturaleza del contenido deber√≠a ser una empresa cient√≠fica (ya sea que la llamemos “filos√≥fica” o no).

Mente Dominante

Mente dominante en Derecho Mar√≠timoDefinici√≥n de Mente dominante: La prueba de la mente dominante, permite al juez para determinar si el tir√≥n o el remolque controla la operaci√≥n de remolque y ayuda en la determinaci√≥n de si el contrato es de servicios (controlados por el remolque) o […]

Consciencia

T√©rmino aplicado al m√°s alto nivel de auto-conciencia, tambi√©n conocido como sensibilidad. El estado de ser consciente de uno mismo y de su entorno se desarrolla como consecuencia no puramente de eventos o fen√≥menos externos, sino tambi√©n de emociones, creencias y eventos mentales. Es una […]