Ropa de Trabajo

Despu√©s de dos a√Īos en los que nos pusimos apresuradamente una chaqueta de negocios sobre una camiseta y un pantal√≥n de ch√°ndal mientras dej√°bamos entrar a la gente en nuestras casas durante la pandemia de Covid-19, nuestra tolerancia al conformismo -y a la incomodidad- ha cambiado. El c√≥digo de vestimenta empresarial est√° evolucionando. ¬ŅTe has replanteado tu vestimenta de trabajo al volver a la oficina, pero te preocupa lo que pensar√°n los dem√°s? En este texto se ofrecen medidas pr√°cticas que puedes probar si est√°s pensando en cambiar las cosas.

Comunicación Asertiva

Este texto sobre la comunicación asertiva o empática trata de ayudar a entender qué es la asertividad y cómo es la comunicación asertiva. Describe las cualidades de la comunicación asertiva y explora sus diferencias con la comunicación pasiva y agresiva.

Reglas para Negociar una Oferta de Trabajo

Este texto ofrece una descripci√≥n de las m√°s eficaces reglas para negociar una oferta de trabajo. En algunos sectores, la debilidad del mercado laboral ha dejado a los candidatos con menos opciones y menos influencia, y a los empresarios mejor posicionados para dictar las condiciones. Los desempleados, o los que tienen un trabajo inestable, han visto reducido su poder de negociaci√≥n. Pero la complejidad del mercado de trabajo crea oportunidades para que las personas negocien las condiciones de empleo. La negociaci√≥n es m√°s importante cuando hay una amplia gama de resultados potenciales. Hay varias reglas para negociar una oferta de trabajo. Una de ellas es “no subestimar la importancia de la simpat√≠a”, lo que significa gestionar las tensiones inevitables en la negociaci√≥n, ser persistente sin ser molesto y comprender c√≥mo perciben los dem√°s tu enfoque. Otra regla es “dejar claro que te pueden pillar”. Indica que te tomas en serio lo de trabajar para un posible empleador, y no les desanimes a intentar conquistarte sugiriendo que tienes muchas opciones mejores. Tambi√©n debes “estar preparado para las preguntas dif√≠ciles”, como ¬ŅSomos tu mejor opci√≥n? No mientas ni te esfuerces en agradar, no vaya a ser que pierdas tu ventaja. Y “considere todo el asunto”, incluidas las ventajas del trabajo, la ubicaci√≥n, las oportunidades de crecimiento y la flexibilidad de horarios, no s√≥lo el salario. Estas y otras pautas pueden ayudarte a conseguir las condiciones de empleo que deseas.

Negociación de Condiciones Salariales en un Nuevo Trabajo

Si la oferta de trabajo es inminente, prep√°rate para la negociaci√≥n salarial y entiende qu√© m√°s puede haber sobre la mesa, como los beneficios. Rara vez se nos ofrecen nuevos puestos de trabajo en nuestras condiciones ideales. Tus opciones son: aceptar sus condiciones, negociar la oferta con el objetivo de aceptarla o rechazarla. Has conseguido el trabajo. Ahora toca la parte dif√≠cil: decidir si lo aceptas o no. Empieza por hacer tus deberes. Determina si el salario es digno de tus conocimientos y experiencia y si est√° en l√≠nea con el mercado local. Utiliza los sitios web de b√ļsqueda de empleo para obtener puntos de referencia; hable tambi√©n con reclutadores del sector. Y piense con amplitud en sus objetivos. Tenga en cuenta su desarrollo profesional y su calidad de vida. Preg√ļntese: ¬ŅEs √©ste un lugar en el que me sentir√© desafiado y feliz? Sopese las alternativas. Piensa en los costes y beneficios de reiniciar tu b√ļsqueda de empleo, de permanecer en tu trabajo actual y de esperar a ver qu√© otras ofertas se materializan. Dise√Īe una estrategia de negociaci√≥n. S√© constructivo y positivo. Por ejemplo, di: “Estoy contento con el puesto y las responsabilidades, pero me gustar√≠a trabajar desde casa un d√≠a a la semana”. En algunos sectores, la debilidad del mercado laboral ha dejado a los candidatos con menos opciones y menos influencia, y a los empresarios mejor posicionados para dictar las condiciones. Los desempleados, o aquellos cuyo empleo actual parece poco seguro, han visto reducido a√ļn m√°s su poder de negociaci√≥n. Pero la complejidad del mercado de trabajo crea oportunidades para que las personas negocien las condiciones de empleo. La negociaci√≥n es m√°s importante cuando hay una amplia gama de resultados potenciales. Hay varias reglas para negociar una oferta de trabajo. Una de ellas es “no subestimar la importancia de la simpat√≠a”, lo que significa gestionar las tensiones inevitables en la negociaci√≥n, ser persistente sin ser molesto y comprender c√≥mo perciben los dem√°s tu enfoque. Otra regla es “dejar claro que te pueden pillar”. Indica que te tomas en serio lo de trabajar para un posible empleador, y no les desanimes a intentar conquistarte sugiriendo que tienes muchas opciones mejores. Tambi√©n debes “estar preparado para las preguntas dif√≠ciles”, como ¬ŅSomos tu mejor opci√≥n? No mientas ni te esfuerces en agradar, no vaya a ser que pierdas tu ventaja. Y “considere todo el asunto”, incluidas las ventajas del trabajo, la ubicaci√≥n, las oportunidades de crecimiento y la flexibilidad de horarios, no s√≥lo el salario. Estas y otras directrices pueden ayudarte a conseguir las condiciones de empleo que deseas.

Relaciones Interpersonales

Relaciones Interpersonales Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Nota: puede interesar la lectura de la Comunicaci√≥n Interpersonal en el √°mbito de la empresa. Relaciones Interpersonales y Hemofilia RESUMEN La literatura es notablemente coherente en muchas relaciones diferentes y en muchas dimensiones … Leer m√°s

Definición de Liderazgo

La definici√≥n y el estudio del liderazgo (v√©ase tambi√©n carisma) no es solo una b√ļsqueda para comprender los pensamientos y acciones de los l√≠deres, sino tambi√©n una investigaci√≥n sobre c√≥mo mejorar el rendimiento (v√©ase una definici√≥n en el diccionario y m√°s detalles, en la plataforma general, sobre rendimientos) y la motivaci√≥n de los individuos y los grupos. Dada la importancia del liderazgo (v√©ase tambi√©n carisma) para el √©xito de grupos, organizaciones o incluso de civilizaciones enteras, hay pocas preguntas m√°s apremiantes, en este √°mbito, que la siguiente: “¬ŅQu√© es el liderazgo?”. Los intentos de responder a esta pregunta son evidentes en las discusiones que se realizan sobre la noci√≥n de l√≠deres. Los gobiernos, las empresas, las industrias y las organizaciones privadas se han dirigido a los cient√≠ficos del comportamiento para comprender mejor c√≥mo funcionan las organizaciones de manera eficiente, c√≥mo los gerentes pueden mejorar el desempe√Īo de los trabajadores, c√≥mo se puede inculcar el trabajo en equipo y el compromiso, y c√≥mo se puede estructurar un entorno propicio para el cambio.

Liderazgo Duradero

Implícito en el reconocimiento de que el liderazgo (véase también carisma) está condicionado por la situación es comprender que el comportamiento del líder varía con factores grupales como la estructura de la organización y el patrón de comunicación. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). Probablemente el determinante más importante de la variación en estos aspectos estructurales es la duración del grupo.