Normandos

Normandos Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre los normandos. Nota: Consulte la definici√≥n de Normand√≠a, como regi√≥n, en el diccionario, y se puede consultar el papel de Normand√≠a en la historia europea. La conquista normanda de Inglaterra Nota: Para m√°s informaci√≥n, … Leer m√°s

Mercantilismo Inglés

En t√©rminos corrientes mercantilismo significa af√°n de lucro hasta el extremo de comerciar con objetos y sentimientos impropios de esta clase de actividades. En el marco de la historia de las doctrinas econ√≥micas, el mercantilismo consideraba que la econom√≠a de un pa√≠s mejoraba mediante la intervenci√≥n del Estado y para ello se necesitaba que √©ste fuera lo m√°s fuerte posible; por lo que se persigui√≥ implementar un marco regulador que catalizara el desarrollo econ√≥mico del pa√≠s y con ello posibilitar el aumento de los ingresos del Estado sobre la base de la mayor riqueza del pa√≠s, esto ya ofrece un mayor potencial recaudatorio, y de la implementaci√≥n de nuevas herramientas fiscales y mejora de las ya existentes para as√≠, con este incremento de los ingresos, poder atender a las cada vez mayores obligaciones de los Estados. [rtbs name=”mundo”]

Mercantilismo Francés

En t√©rminos corrientes mercantilismo significa af√°n de lucro hasta el extremo de comerciar con objetos y sentimientos impropios de esta clase de actividades. En el marco de la historia de las doctrinas econ√≥micas, el mercantilismo consideraba que la econom√≠a de un pa√≠s mejoraba mediante la intervenci√≥n del Estado y para ello se necesitaba que √©ste fuera lo m√°s fuerte posible; por lo que se persigui√≥ implementar un marco regulador que catalizara el desarrollo econ√≥mico del pa√≠s y con ello posibilitar el aumento de los ingresos del Estado sobre la base de la mayor riqueza del pa√≠s, esto ya ofrece un mayor potencial recaudatorio, y de la implementaci√≥n de nuevas herramientas fiscales y mejora de las ya existentes para as√≠, con este incremento de los ingresos, poder atender a las cada vez mayores obligaciones de los Estados. [rtbs name=”mundo”]

Mancomunidad de Inglaterra

Durante un tiempo, la calidad personal de Oliver Cromwell y la disciplina y fuerza del ej√©rcito que hab√≠a creado mantuvieron a Inglaterra en el rumbo republicano que hab√≠a tomado. Los cat√≥licos irlandeses hab√≠an hecho una masacre de los ingleses protestantes en Irlanda, y ahora Cromwell reprimi√≥ la insurrecci√≥n irlandesa con gran vigor. A excepci√≥n de algunos frailes en la tormenta de Drogheda, sus tropas no mataron m√°s que a hombres con armas en las manos; pero las atrocidades de la masacre estaban frescas en su mente, no se dio cuartel en la batalla, y por eso su recuerdo todav√≠a resuena en la mente de los irlandeses, que tienen una larga memoria para sus propios males. Despu√©s de Irlanda vino Escocia, donde Cromwell destroz√≥ un ej√©rcito mon√°rquico en la batalla de Dunbar (1650). Luego dirigi√≥ su atenci√≥n a los Pa√≠ses Bajos, pa√≠s que hab√≠a aprovechado precipitadamente las divisiones entre los ingleses como excusa para perjudicar a un rival comercial. Los holandeses eran entonces los dominadores del mar, y la flota inglesa luchaba contra viento y marea; pero tras una serie de obstinados combates mar√≠timos los holandeses fueron expulsados de los mares brit√°nicos y los ingleses ocuparon su lugar como potencia naval ascendente. Los barcos holandeses y franceses tuvieron que arriar sus banderas. Una flota inglesa se adentr√≥ en el Mediterr√°neo -la primera fuerza naval inglesa que entraba en estas aguas-; repar√≥ varios agravios de los cargadores ingleses con Toscana y Malta, y bombarde√≥ el nido de piratas de T√ļnez y destruy√≥ la flota pirata -que en los d√≠as laxos de Carlos hab√≠a tenido la costumbre de llegar hasta las costas de Comwall y Devon para interceptar barcos y llevarse esclavos a √Āfrica.

Revolución Gloriosa

Esta entrada se ocupa de la Revoluci√≥n Gloriosa, que fue una incruenta revoluci√≥n que tuvo lugar en Inglaterra en 1688-1689, que depuso a Jacobo II, en favor de su hija Mar√≠a II y su marido Guillermo III, pr√≠ncipe de Orange. En otras palabras, la Revoluci√≥n Gloriosa tuvo lugar cuando Guillermo de Orange arrebat√≥ el trono ingl√©s a Jacobo II en 1688. Este acontecimiento supuso un reajuste permanente del poder dentro de la constituci√≥n inglesa. La Revoluci√≥n Gloriosa fue (posiblemente) el momento clave de la historia constitucional de Gran Breta√Īa. La nueva monarqu√≠a conjunta del rey Guillermo III y la reina Mar√≠a II acept√≥ m√°s restricciones del Parlamento que los monarcas anteriores, y la nueva constituci√≥n cre√≥ la expectativa de que los futuros monarcas tambi√©n seguir√≠an limitados por el Parlamento. El nuevo equilibrio de poder entre el Parlamento y la Corona hizo que las promesas del gobierno ingl√©s fueran m√°s cre√≠bles, y la credibilidad permiti√≥ al gobierno reorganizar sus finanzas a trav√©s de un conjunto de cambios llamados Revoluci√≥n Financiera. Un argumento m√°s pol√©mico es que los cambios constitucionales hicieron m√°s seguros los derechos de propiedad y, por tanto, promovieron el desarrollo econ√≥mico. Pero, eso s√≠, la revoluci√≥n transform√≥ la monarqu√≠a absoluta de los Estuardo en una monarqu√≠a constitucional.

Liga Musulmana

Liga Musulmana (Historia) Liga Musulmana, organizaci√≥n pol√≠tica creada durante la dominaci√≥n brit√°nica de la India, fundada en 1906 para proteger los intereses musulmanes en el pa√≠s, proporcionar a √©stos una voz pol√≠tica independiente y suscitar en ellos un ‚Äúsentimiento de lealtad‚ÄĚ hacia el […]

Tendencias en la Política Británica

Gran Breta√Īa evolucion√≥ a partir de pa√≠ses independientes (Inglaterra, Escocia y Gales). Se convirti√≥ en el Reino Unido de Gran Breta√Īa e Irlanda del Norte en 1922, tras la independencia de cinco sextas partes de Irlanda. El Reino Unido es una democracia parlamentaria que tiene un soberano constitucional como jefe de Estado. A diferencia de las administraciones descentralizadas, Escocia, Gales e Irlanda del Norte, a las que se les concedieron competencias en 1998, Inglaterra no tiene un gobierno propio. La legislaci√≥n de Inglaterra es aprobada por el Parlamento del Reino Unido en Westminster, Londres. La estructura del gobierno local var√≠a en todo el pa√≠s. La responsabilidad de la educaci√≥n, en la medida en que corresponde al gobierno local, recae en 150 autoridades locales de primer nivel, que son consejos de condado o autoridades unitarias. Las cuestiones pendientes sobre Escocia, Irlanda del Norte y Gales vuelven a estar sobre la mesa. A pesar de la erosi√≥n de algunos de sus cimientos, el sistema de partidos sobrevive. Tras la elecci√≥n en 2019 de un gobierno conservador con mayor√≠a, quedaba por ver si la crisis conducir√° a una reinvenci√≥n pol√≠tica significativa. No hubo √©xito, y no s√≥lo por la pandemia y las juergas del gobierno en Downing Street mientras ordenaban al resto de la poblaci√≥n que no salieran de sus casas.

Mercantilismo

En t√©rminos corrientes mercantilismo significa af√°n de lucro hasta el extremo de comerciar con objetos y sentimientos impropios de esta clase de actividades. En el marco de la historia de las doctrinas econ√≥micas, el mercantilismo consideraba que la econom√≠a de un pa√≠s mejoraba mediante la intervenci√≥n del Estado y para ello se necesitaba que √©ste fuera lo m√°s fuerte posible; por lo que se persigui√≥ implementar un marco regulador que catalizara el desarrollo econ√≥mico del pa√≠s y con ello posibilitar el aumento de los ingresos del Estado sobre la base de la mayor riqueza del pa√≠s, esto ya ofrece un mayor potencial recaudatorio, y de la implementaci√≥n de nuevas herramientas fiscales y mejora de las ya existentes para as√≠, con este incremento de los ingresos, poder atender a las cada vez mayores obligaciones de los Estados. [rtbs name=”mundo”]

Inicio de la Segunda Guerra Mundial

Este texto se ocupa del inicio de la Segunda Guerra Mundial. En abril de 1939 Italia invadi√≥ y conquist√≥ Albania. Hitler cancel√≥ su pacto de no agresi√≥n con Polonia. Para entonces, incluso el gobierno de Chamberlain se hab√≠a dado cuenta de lo que se avecinaba a grandes pasos. El Tratado de Versalles hab√≠a desaparecido, la Sociedad de Naciones hab√≠a sido destruida y s√≥lo quedaba un posible aliado de cierta fuerza: Rusia. Por fin se envi√≥ una misi√≥n a Mosc√ļ para negociar un tratado. Era demasiado tarde: all√≠ se estaba produciendo un cambio de pol√≠tica, simbolizado por la sustituci√≥n del “realista” Sr. Molotov por el viejo bolchevique Litvinov como Ministro de Asuntos Exteriores. Los planes alemanes para la guerra, como sab√≠an incluso los estrategas aficionados, se vieron frenados por el miedo a tener que luchar en dos frentes. Era la ansiedad tradicional de los generales alemanes: con los ej√©rcitos rusos en el este y los franceses en el oeste, y con Gran Breta√Īa controlando los mares, Alemania era una nuez en un cascanueces. Mientras esta amenaza existiera, Hitler no pod√≠a comenzar con su programa “uno a uno”. Cuando se eliminara, la guerra podr√≠a comenzar. Abri√≥ las negociaciones, con Rusia, para eliminarla.

Segunda Guerra Mundial

Una vez m√°s, como ocurri√≥ con la invasi√≥n de Rusia, el Eje no pod√≠a esperar; deb√≠a arrancar la fruta antes de que estuviera madura. En octubre, los alemanes hab√≠an anunciado, oficialmente y crey√©ndolo claramente, que los ej√©rcitos sovi√©ticos estaban en disoluci√≥n. Ahora parec√≠a estar demostrado, para otros que para ellos, y haber llegado el momento en que deb√≠a comenzar la tercera fase de la conquista del Eje. El 7 de diciembre de 1941, Jap√≥n atac√≥ la flota americana del Pac√≠fico en Pearl Harbour, hundiendo o poniendo fuera de combate sus 8 acorazados, 3 de sus 7 cruceros y 3 destructores. Estados Unidos estaba ahora en guerra con el Eje. Los brit√°nicos hab√≠an intentado reunir al pueblo indio en su apoyo. En marzo, Sir Stafford Cripps fue enviado para ofrecer al Congreso indio el estatus de Dominio despu√©s de la guerra, con el derecho de secesi√≥n; una constituci√≥n que ser√≠a redactada por los propios indios; un Consejo ejecutivo inmediatamente con los poderes de un Gabinete brit√°nico, los poderes del Virrey se mantendr√≠an en reserva como los del Rey. Pero el Sr. Gandhi se mof√≥: “Esto es un cheque posfechado en un banco que obviamente se est√° hundiendo”.

Independencia Irlandesa

Este texto se ocupa de la independencia de Irlanda. En agosto de 1914 la tormenta de la Primera Guerra Mundial estall√≥ en el mundo. En septiembre, Sir Edward Carson denunciaba la inclusi√≥n del proyecto de ley de autonom√≠a en los libros de leyes. Su aplicaci√≥n se suspendi√≥ hasta despu√©s de la guerra. El mismo d√≠a, el Sr. John Redmond, l√≠der de la mayor√≠a irlandesa, el verdadero representante de Irlanda, ped√≠a al pueblo irland√©s que tomara su parte en la carga y el esfuerzo de la guerra. Durante un tiempo, Irlanda desempe√Ī√≥ su parte en la guerra al lado de Inglaterra fielmente y bien, hasta que en 1915 el Gobierno Liberal fue sustituido por una coalici√≥n, en la que, debido a la debilidad moral del Sr. Asquith, el Primer Ministro, este Sir Edward Carson figur√≥ como Fiscal General (a pesar de haberse dedicado al contrabando de armas en el Ulster contra el resto de Irlanda), para ser sustituido luego por su socio en la sedici√≥n del Ulster, Sir F. E, Smith. Nunca se ofreci√≥ un insulto m√°s grave a un pueblo amigo. La obra de reconciliaci√≥n, iniciada por Gladstone en 1886, y llevada tan cerca de su culminaci√≥n en 1914, naufrag√≥ completa y finalmente. En la primavera de 1916 Dubl√≠n se rebel√≥ sin √©xito contra este nuevo gobierno. Los cabecillas de esta insurrecci√≥n, muchos de ellos simples muchachos, fueron fusilados, con una deliberada y torpe severidad que, en vista del trato dado a los l√≠deres rebeldes del Ulster, impresion√≥ a toda Irlanda como atrozmente injusto. Un traidor, Sir Roger Casement, que hab√≠a sido nombrado caballero por sus anteriores servicios al imperio, fue juzgado y ejecutado, sin duda merecidamente, pero su fiscal fue Sir F. E. Smith, de la insurrecci√≥n del Ulster, una conjunci√≥n chocante. La revuelta de Dubl√≠n hab√≠a tenido poco apoyo en Irlanda en general, pero a partir de entonces el movimiento por una rep√ļblica independiente creci√≥ r√°pidamente hasta alcanzar grandes proporciones.

Primera Guerra Mundial

La Primera Guerra Mundial fue una guerra de ilusiones, causada por las percepciones err√≥neas que afectaban a las sociedades europeas contempor√°neas. En un sentido inmediato, la guerra creci√≥ a partir de las perversas estructuras de pago y el entorno estrat√©gico de 1914, y de los peligros de la multipolaridad que fueron magnificados por estos condiciones. Estas causas inmediatas fueron un reflejo de las falsas ideas que hab√≠a sobrepasado a Europa. Una Europa clarividente habr√≠a sufrido no hay estructuras de pago perversas, no hay un entorno estrat√©gico perverso, menos patolog√≠as de la multipolaridad y probablemente no haya guerra. Habr√≠a habido menos conflicto internacional, y las condiciones que permitan una resoluci√≥n pac√≠fica de conflicto habr√≠a estado abundantemente presente. En general, las cosas parec√≠an mucho menos peligrosas para el imperialismo Hohenzollern a finales de 1916 que tras el fracaso de la primera gran acometida en el Marne. Los aliados hab√≠an desperdiciado dos a√Īos de oportunidades. B√©lgica, Serbia y Ruman√≠a, as√≠ como amplias zonas de Francia y Rusia, estaban ocupadas por las tropas austro-alemanas. Un contragolpe tras otro hab√≠a fracasado, y Rusia se tambaleaba ahora hacia el colapso. Era el momento obvio para que Alemania hiciera una oferta de paz, y de hecho se iniciaron negociaciones con ese fin. Pero eran poco entusiastas y fueron recibidas con una negaci√≥n igualmente t√≠mida por parte de los Aliados. De hecho, los gobiernos de Lloyd George y Clemenceau, que sustituyeron en Gran Breta√Īa y Francia a gobiernos menos “firmes”, se comprometieron a luchar hasta el final.

Tradici√≥n Art√ļrica

Este texto se ocupa del Rey Arturo, Morgana, la tradici√≥n art√ļrica y la Edad Media. Morgana y sus compa√Īeras hechiceras han tenido un siglo de enorme √©xito y su atractivo parece que continuar√° en el nuevo milenio. Morgana se ha beneficiado principalmente de la revisi√≥n feminista, no s√≥lo de la leyenda art√ļrica, sino del papel de las mujeres como maestras, legisladoras y curanderas, y de los importantes principios de empoderamiento femenino que han pasado a primer plano en los √ļltimos cincuenta a√Īos. La exigencia de las hechiceras de educar en conocimientos prohibidos, y la manipulaci√≥n de los hombres que ello conllevaba, central en la comprensi√≥n de su papel en el siglo XIX, ha perdido relevancia con la emancipaci√≥n de las mujeres y su admisi√≥n a la educaci√≥n superior. El siglo XX entiende a Morgana y a sus hermanas en t√©rminos freudianos, entretejidas en un estrecho nexo de relaciones, un dominio que ofrece juego libre a todas las tensiones y complejidades de la familia. Las hechiceras se conciben ahora tambi√©n en t√©rminos fuertemente visuales, apareciendo en pel√≠culas que explotan el drama de sus vidas personales y su exclusi√≥n del poder, y sus im√°genes se popularizan en otros medios de comunicaci√≥n; los cuadros del siglo XIX est√°n a un clic de rat√≥n. La tarea de la moderna Morgana ha sido animar a las mujeres a reclamar su autonom√≠a en los planos personal, pol√≠tico y espiritual; se ha rehecho a s√≠ misma y a sus hermanas como las sabias, buenas y bellas curanderas de la Isla de las Manzanas, donde comenz√≥ su historia all√° por el siglo XII. Sin embargo, la tradici√≥n de la hechicera es tan din√°mica como siempre: en sus encarnaciones medievales y modernas, las hechiceras de Arturo encarnan significados complejos e individualizados dentro de los textos en los que act√ļan y en el universo art√ļrico m√°s amplio. Su acceso a una fuente de poder en gran medida independiente de los hombres, los usos que hacen de ese poder, las ganancias que obtienen de √©l y el precio que pagan por ello nos dan una perspectiva desde la que podemos pensar de forma cr√≠tica y productiva sobre la caballer√≠a, sobre el g√©nero y, sobre todo, sobre los usos que hacemos del pasado.

Trece Colonias Inglesas en América

Este texto se ocupa de describir c√≥mo se formaron las Trece colonias inglesas en Am√©rica, y el proceso a su independencia de Inglaterra. El rey Jorge III, que hab√≠a comenzado su reinado en 1760, estaba decidido a ser mucho m√°s rey que sus dos predecesores alemanes. Sab√≠a hablar ingl√©s; pretend√≠a “gloriarse en nombre de los brit√°nicos”, y, de hecho, no es un mal nombre para un hombre con apenas un rastro de sangre inglesa, galesa o escocesa en sus venas. En las colonias americanas y en las posesiones de ultramar en general, con sus estatutos indefinidos o sin ellos, le parec√≠a que la corona pod√≠a reclamar autoridad y obtener recursos y poderes que le eran absolutamente negados por la fuerte y celosa aristocracia de Gran Breta√Īa. Esto inclin√≥ a muchos de los nobles whigs a una simpat√≠a con los colonos que de otro modo no habr√≠an mostrado. No ten√≠an ninguna objeci√≥n a la explotaci√≥n de las colonias en inter√©s de la “empresa privada” brit√°nica, pero s√≠ ten√≠an fuertes objeciones al fortalecimiento de la corona mediante esa explotaci√≥n para hacerla actualmente independiente de ellos. La guerra que estall√≥ no fue, por tanto, en realidad una guerra entre Gran Breta√Īa y los colonos, sino una guerra entre el gobierno brit√°nico y los colonos, con un cuerpo de nobles whigs y una cantidad considerable de sentimiento p√ļblico en Inglaterra del lado de estos √ļltimos. Una de las primeras medidas tomadas despu√©s de 1763 fue un intento de recaudar ingresos para Gran Breta√Īa en las colonias exigiendo que los peri√≥dicos y documentos de diversa √≠ndole fueran sellados. La corona brit√°nica se sinti√≥ intimidada y las Leyes del Timbre fueron revocadas (1766). Su derogaci√≥n fue recibida con un j√ļbilo desenfrenado en Londres. M√°s efusivos incluso que los de las colonias. Pero el asunto de la Ley del Timbre era s√≥lo un remolino en una corriente turbulenta que flu√≠a hacia la guerra civil. Con una veintena de pretextos, y a lo largo de toda la costa, los representantes del gobierno brit√°nico estaban ocupados en afirmar su autoridad y hacer intolerable el gobierno brit√°nico.

Potencias Mundiales

Las “Potencias”, se introdujeron insensiblemente en el pensamiento pol√≠tico europeo, hasta que a finales del siglo XVIII y en el XIX lo dominaron por completo. Hasta el d√≠a de hoy lo dominan. Europa, bajo la idea de la cristiandad, hab√≠a avanzado mucho hacia la unificaci√≥n. Y si bien personas tribales como “Israel” o “Tiro” representaban una cierta comunidad de sangre, una cierta uniformidad de tipo y una homogeneidad de intereses, las potencias europeas que surgieron en los siglos XVII y XVIII eran unidades totalmente ficticias. Rusia era en realidad una asamblea de los elementos m√°s incongruentes, cosacos, t√°rtaros, ucranianos, moscovitas y, despu√©s de la √©poca de Pedro, estonios y lituanos; la Francia de Luis XV comprend√≠a la Alsacia alemana y las regiones reci√©n asimiladas de la Borgo√Īa; era una prisi√≥n de hugonotes reprimidos. En los siglos XIII y XIV la poblaci√≥n general de Europa era religiosa y s√≥lo vagamente patri√≥tica; en el XIX se hab√≠a vuelto totalmente patri√≥tica. En un vag√≥n de tren ingl√©s, franc√©s o alem√°n atestado de gente a finales del siglo XIX, habr√≠a despertado mucha menos hostilidad burlarse de Dios que de uno de esos extra√Īos seres, Inglaterra, Francia o Alemania. Las mentes de los hombres se aferraban a estas cosas, y se aferraban a ellas porque en todo el mundo no parec√≠a haber nada m√°s satisfactorio a lo que aferrarse. Eran los dioses reales y vivos de Europa. Hasta que las dos guerras mundiales dieron lugar a nuevos imperios y, en el siglo XXI, a dos fuerzas dominantes.

Cronología de la Presencia Europea en la Sudáfrica del Siglo XIX

Se presenta una cronología de la presencia europea en la Sudáfrica del siglo XIX y la influencia que los europeos tuvieron en ella. En especial, la colonización de Sudáfrica, con el predominio final de los ingleses.

Sucesión a la Corona Británica

Este texto se ocupa de la sucesi√≥n a la corona brit√°nica. Se examina los grandes temas relacionados con la sucesi√≥n a la Corona del Reino Unido de Gran Breta√Īa e Irlanda del Norte, sus estados predecesores (los Reinos de Gran Breta√Īa, Inglaterra, Escocia e Irlanda), y los estados sucesores del antiguo Imperio Brit√°nico, los Reinos de la Commonwealth.

Revuelta del Oeste

La Revuelta del Oeste o la Rebeli√≥n de Monmouth Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. La Revuelta del Oeste o la Rebeli√≥n de Monmouth (hijo natural mayor del rey Carlos II), tambi√©n conocida como la Rebeli√≥n de la Horquilla, … Leer m√°s

Plan de Gobierno de William Temple

Sir William Temple (1628-1699) negoci√≥ el matrimonio del Pr√≠ncipe de Orange y la Princesa Mar√≠a. A su regreso fue muy consultado por Carlos II (y esta entrada se centra en ello), pero desaprobando las medidas adoptadas, se retir√≥ a su casa de Sheen, que posteriormente abandon√≥ y compr√≥ Moor Park, donde el famoso Jonathan Swift fue durante un largo tiempo su secretario. No tom√≥ parte en la Revoluci√≥n, sino que acept√≥ el nuevo r√©gimen, y se le ofreci√≥, pero rechaz√≥, la Secretar√≠a de Estado. El plan que Temple propuso mostraba un ingenio considerable. Aunque no era un fil√≥sofo profundo, hab√≠a reflexionado m√°s que la mayor√≠a de los hombres ocupados del mundo sobre los principios generales del gobierno; y su mente se hab√≠a ampliado con estudios hist√≥ricos y viajes al extranjero. Parece haber discernido con mayor claridad que la mayor√≠a de sus contempor√°neos una de las causas de las dificultades por las que atravesaba el gobierno. El car√°cter de la pol√≠tica inglesa estaba cambiando gradualmente. El Parlamento estaba ganando terreno, lenta pero constantemente, a la prerrogativa. La l√≠nea entre los poderes legislativo y ejecutivo estaba en teor√≠a tan fuertemente marcada como siempre, pero en la pr√°ctica era cada vez m√°s tenue. La teor√≠a de la Constituci√≥n era que el Rey pod√≠a nombrar a sus propios ministros. Pero la C√°mara de los Comunes hab√≠a expulsado sucesivamente a Clarendon, a la C√°bala y a Danby de la direcci√≥n de los asuntos. La teor√≠a de la constituci√≥n era que el Rey era el √ļnico que ten√≠a el poder de hacer la paz y la guerra. Pero la C√°mara de los Comunes le hab√≠a obligado a hacer la paz con Holanda, y casi le hab√≠a obligado a hacer la guerra con Francia.

Complot Papista

La Conspiración Papista fue una conspiración ficticia que tuvo lugar en Inglaterra entre 1678 y 1681 y que tuvo como objetivo desacreditar a los católicos del país y que provocó numerosas detenciones y 35 ejecuciones de personas inocentes.