Plan de Colombo

Este texto se ocupa del Plan de Colombo en Asia, como acuerdo y organizaci√≥n. Este texto pretende abordar algunos descuidos y explicar c√≥mo dar ayuda financiera y t√©cnica a Asia – una regi√≥n hasta entonces ignorada o denostada- se convirti√≥ en un pilar indispensable de la pol√≠tica del Gobierno de Menzies hacia Asia. Este texto explora la agenda p√ļblica y privada que subyace a la diplomacia de ayuda exterior de Australia y revela los objetivos estrat√©gicos, pol√≠ticos y culturales que impulsaron el Plan Colombo. Examina el legado de la Segunda Guerra Mundial, c√≥mo la ayuda exterior se consider√≥ crucial para la consecuci√≥n de la seguridad regional y los debates que condujeron al establecimiento del Plan Colombo a principios de la d√©cada de 1950.
Sobre todo, este texto cuenta la historia de cómo una sociedad insular, profundamente marcada por las turbulencias de la guerra, decidió afrontar su futuro regional.

Derechos de la Mujer en India

El siglo XX fue un periodo de profundos cambios para el sur de Asia. El desarrollo de un movimiento nacionalista en la India contribuy√≥ a acelerar el proceso de descolonizaci√≥n de los brit√°nicos en ese pa√≠s, y la partici√≥n de la India brit√°nica condujo finalmente a la aparici√≥n de tres naciones principales (India, Pakist√°n y Bangladesh, que originalmente era Pakist√°n Oriental) y otras m√°s peque√Īas, como But√°n. Sin embargo, para muchos habitantes del campo indio, que llevaban un estilo de vida tradicional, el cambio de gobierno brit√°nico a “indio” tuvo relativamente poco efecto en la mayor√≠a de los aspectos de la vida hasta finales de siglo. La India se presentaba a s√≠ misma como un estado nuevo y moderno, que predicaba la igualdad y las oportunidades para todos, independientemente de su origen o g√©nero. Sin embargo, en general, la situaci√≥n de la mujer segu√≠a siendo (y en cierto modo sigue siendo hoy) la misma de siempre: respetada, quiz√°s, pero en ning√ļn caso igual.

Sistema de Common Law

Tambi√©n llamado Derecho Anglosaj√≥n. Los pa√≠ses que adoptan el Common Law son, en su mayor parte, aquellos cuyo territorio formaron parte de las colonias y protectorados ingleses, incluyendo a Australia, Canad√° (salvo Quebec) y los Estados Unidos (salvo Luisiana). Las caracter√≠sticas del […]

Cuestión de Cachemira

La cuestión o conflicto de Cachemira, clave para la estabilidad del subcontinente indio, se inició tras la breve guerra no declarada de finales de verano de 1965 entre India y Pakistán. El alto el fuego que los combatientes acordaron el 22 de septiembre de 1965 fue violado repetidamente. Pues ni Nueva Delhi ni Rawalpindi parecían dispuestos a hacer las concesiones necesarias para un acuerdo duradero.

Cachemira, situada en el extremo occidental de la gran cordillera del Himalaya, ha envenenado las relaciones entre India y Pakist√°n desde que ambos pa√≠ses se independizaron en 1947; aproximadamente dos tercios de Cachemira fueron pr√°cticamente anexionados por India, y el resto por Pakist√°n. Pero ninguno de los dos pa√≠ses renunciar√° a reclamar la totalidad del territorio. Muchas d√©cadas de negociaciones bilaterales y la intervenci√≥n de las Naciones Unidas han sido in√ļtiles. Seg√ļn los t√©rminos acordados por India y Pakist√°n para la partici√≥n del subcontinente indio, los gobernantes de los estados principescos ten√≠an derecho a optar por Pakist√°n o India o -con ciertas reservas- a seguir siendo independientes. Hari Singh, el maharaj√° de Cachemira, crey√≥ inicialmente que retrasando su decisi√≥n podr√≠a mantener la independencia de Cachemira, pero, atrapado en una serie de acontecimientos que inclu√≠an una revoluci√≥n entre sus s√ļbditos musulmanes a lo largo de las fronteras occidentales del estado y la intervenci√≥n de miembros de la tribu past√ļn, firm√≥ un instrumento de adhesi√≥n a la uni√≥n india en octubre de 1947. Esta fue la se√Īal para la intervenci√≥n tanto de Pakist√°n, que consideraba el estado como una extensi√≥n natural de Pakist√°n, como de India, que pretend√≠a confirmar el acto de adhesi√≥n. La guerra localizada continu√≥ durante 1948 y termin√≥, gracias a la intercesi√≥n de las Naciones Unidas, en un alto el fuego que entr√≥ en vigor en enero de 1949. En julio de ese a√Īo, India y Pakist√°n definieron una l√≠nea de alto el fuego -la l√≠nea de control- que divid√≠a la administraci√≥n del territorio. Considerada en su momento como un recurso temporal, la partici√≥n a lo largo de esa l√≠nea sigue existiendo.

Historia del Sistema de Castas

Este texto se ocupa de la historia del Sistema de Castas, especialmente en la India, pero no exclusivamente, como en la Alemania medieval. Si se analiza el desarrollo social de la India en los 2.000 a√Īos siguientes antes de la era cristiana, encontramos ciertas diferencias amplias y muy interesantes. La primera de ellas es que encontramos una fijeza de clases en proceso de establecimiento como no puede presentar ninguna otra parte del mundo. Esta fijaci√≥n de clases es conocida por los europeos como la instituci√≥n de la casta (de casta, una palabra de origen portugu√©s; la palabra india es varna, color). Sus or√≠genes siguen siendo completamente oscuros, pero sin duda estaba bien arraigada en el valle del Ganges antes de los d√≠as de Alejandro Magno. Se trata de una complicada divisi√≥n horizontal de la estructura social en clases o castas, cuyos miembros no pueden comer ni casarse con personas de una casta inferior bajo pena de convertirse en parias, y que tambi√©n pueden “perder la casta” por diversas negligencias ceremoniales y profanaciones. Al perder la casta, un hombre no se hunde en una casta inferior, sino que se convierte en un paria.

Fin del Imperialismo Colonial

Este texto se ocupa del fin del imperialismo o fin de los imperios coloniales. No solo se trata de los imperios que desaparecieron luego de la 1 Guerra Mundial (cuatro imperios se derrumbaron: el ruso en 1917, el alem√°n y el austroh√ļngaro en 1918, y el otomano en 1922), sino tambi√©n tras la segunda guerra mundial. Durante la Primera Guerra Mundial, los imperios coloniales de Francia y Gran Breta√Īa se movilizaron para ayudar a los esfuerzos b√©licos europeos e imperiales. Esta movilizaci√≥n y las dificultades de la desmovilizaci√≥n supusieron una considerable presi√≥n sobre los sistemas imperiales, que s√≥lo se abord√≥ parcialmente mediante las reformas de posguerra. La Gran Guerra tambi√©n desencaden√≥ un desaf√≠o ideol√≥gico sin precedentes al r√©gimen colonial, encarnado en las ideas de Woodrow Wilson, que tom√≥ forma a trav√©s del sistema obligatorio. Aunque se impusieron algunas restricciones a las actividades de las potencias coloniales, tanto Gran Breta√Īa como Francia mantuvieron su dominio imperial, a menudo reprimiendo violentamente los desaf√≠os nacionalistas anticoloniales. Durante la Segunda Guerra Mundial, los gigantescos gastos para mantener a los alemanes y a los italianos fuera de Egipto, y a los japoneses fuera de la India, hab√≠an sido cargados como una cuesti√≥n de contabilidad s√≥lo contra los brit√°nicos; lo √ļnico que se pod√≠a hacer, en la opini√≥n posiblemente quijotesca del Gobierno, era financiar estas vastas demandas y pagarlas a los egipcios y a los indios pieza por pieza como fuera posible.

Características del Imperio Británico

Este texto se ocupa de las caracter√≠sticas (incluyen la situaci√≥n de sus Colonias) del Imperio brit√°nico. Nadie hab√≠a comprendido el Imperio Brit√°nico en su totalidad. Era una mezcla de crecimientos y acumulaciones totalmente diferente a todo lo que se hab√≠a llamado imperio antes (franc√©s, espa√Īol, romano, etc). Garantizaba una amplia paz y seguridad; por eso fue soportado y sostenido por muchos hombres de las razas “s√ļbditas”, a pesar de las tiran√≠as e insuficiencias oficiales, y de mucha negligencia por parte del p√ļblico “dom√©stico”. Como el “imperio ateniense”, era un imperio de ultramar; sus caminos eran mar√≠timos, y su v√≠nculo com√ļn era la Marina brit√°nica. Como todos los imperios, su cohesi√≥n depend√≠a f√≠sicamente de un m√©todo de comunicaci√≥n; el desarrollo de la mariner√≠a, la construcci√≥n naval y los barcos de vapor entre los siglos XVI y XIX lo hab√≠an convertido en una Pax posible y conveniente -la “Pax Britannica”- y los nuevos desarrollos del transporte a√©reo o terrestre r√°pido o de la guerra submarina pod√≠an convertirlo en cualquier momento en un inconveniente o en una inseguridad impotente. Las caracter√≠sticas principales del imperio brit√°nico (a veces con cierta semejanza, en otros casos con claras diferencias, de los otros imperios) ofrece un mosaico de algunos de los principales rasgos definitorios del Imperio m√°s all√° de su presencia f√≠sica. ¬ŅQu√© era el Imperio Brit√°nico? M√°s all√° de su presencia f√≠sica como entidad geopol√≠tica, la respuesta a esta pregunta es menos clara. Era un reino en constante disputa y hab√≠a una multiplicidad de experiencias individuales. Funcionaba como un bloque econ√≥mico, un universo cultural, donde la influencia de las culturas flu√≠a en ambas direcciones entre Gran Breta√Īa y su Imperio. Tambi√©n era una construcci√≥n racial, donde los blancos ten√≠an un estatus m√°s alto que los no blancos. El Imperio ten√≠a tambi√©n una dimensi√≥n militar y estrat√©gica.

Naciones Unidas

Este texto se ocupa de las Naciones Unidas. La Organizaci√≥n de Naciones Unidas (ONU) se ha convertido en el marco global para la mayor parte de las actividades internacionales del planeta, sean diplom√°ticas, econ√≥micas o humanitarias, por lo que se ha dotado de una estructura. La Carta de la nueva organizaci√≥n, aprobada en San Francisco, establec√≠a, adem√°s de la Secretar√≠a, cinco departamentos principales. Estos eran: la Asamblea General de las Naciones, que se esperaba que con el tiempo se convirtiera en algo parecido a un Parlamento Mundial; el Consejo de Seguridad, que deb√≠a ser un Ejecutivo o Gabinete para los asuntos pol√≠ticos; el Consejo Econ√≥mico y Social; el Consejo de Administraci√≥n Fiduciaria; y la Corte Internacional de Justicia, cuyos nombres explican sus prop√≥sitos. Tambi√©n hab√≠a organismos especializados, como la Oficina Internacional del Trabajo, la Alimentaci√≥n y la Agricultura, la Ciencia y la Educaci√≥n (“UNESCO”), el Socorro y la Rehabilitaci√≥n (“UNRRA”), a los que siguieron m√°s tarde la Organizaci√≥n Mundial de la Salud, el Consejo Alimentario de Emergencia y otros organismos. La atenci√≥n se concentr√≥ pronto en los fracasos del Consejo de Seguridad, que se escribir√≠an a lo grande en la historia; pero el funcionamiento de estos otros organismos tuvo una enorme importancia, no s√≥lo para mantener vivo el concepto de unidad internacional, sino para el mero hecho de salvar vidas humanas. Millones de personas han tenido ocasi√≥n de darles las gracias, lo sepan o no. El √≥rgano central, el Consejo de Seguridad, ten√≠a un gran defecto, el veto “incorporado”. Como en el parlamento polaco del siglo XVIII, cualquiera de los “miembros permanentes” pod√≠a prohibir una decisi√≥n tomada por la mayor√≠a, sin necesidad de dar razones. Seis esca√Īos impermanentes en el Consejo estaban ocupados por potencias menores, elegidas por dos a√Īos. Hab√≠a cinco miembros permanentes, las “Grandes Potencias” de Estados Unidos, Rusia, Gran Breta√Īa, Francia y China. La lista era incluso en 1945 poco realista. De los dos gigantes, Rusia pronto empez√≥ a vetar sistem√°ticamente cualquier propuesta que no fuera en beneficio de la pol√≠tica comunista internacional. Cuando estos vetos superaron el n√ļmero de ochenta, qued√≥ claro que el organismo central de las Naciones Unidas estaba paralizado; no ten√≠a m√°s que una utilidad propagand√≠stica.

Colonización de Asia

Este texto se ocupa de los motivos, caracter√≠sticas y consecuencias de la colonizaci√≥n de Asia, cuyos pueblos eran muy distintos de los de √Āfrica, y por ello su colonizaci√≥n tambi√©n. En el siglo XIX, las diversas oficinas exteriores europeas se dedicaron no s√≥lo a disputarse con los brit√°nicos las regiones salvajes y subdesarrolladas de la superficie del mundo, sino tambi√©n a trocear los populosos y civilizados pa√≠ses de Asia como si estos pueblos, tambi√©n, no fueran m√°s que materia prima para la explotaci√≥n europea. El imperialismo interiormente precario, pero exteriormente espl√©ndido de la clase dominante brit√°nica en la India, y las extensas y rentables posesiones de los holandeses en las Indias Orientales, llenaron a las clases dominantes y mercantiles de las Grandes Potencias rivales con sue√Īos de glorias similares en Persia, en el Imperio Otomano en desintegraci√≥n, y en M√°s India, China y Jap√≥n. Los b√≥xers se volvieron m√°s y m√°s amenazantes para los europeos en China. Se intent√≥ enviar m√°s guardias europeos a las legaciones de Pek√≠n, pero esto s√≥lo precipit√≥ las cosas. El ministro alem√°n fue abatido en las calles de Pek√≠n por un soldado de la Guardia Imperial. El resto de los representantes extranjeros se reunieron e hicieron una fortificaci√≥n de las legaciones mejor situadas y soportaron un asedio de dos meses. Una fuerza aliada combinada de 20.000 personas al mando de un general alem√°n march√≥ entonces hasta Pek√≠n y relev√≥ las legaciones, y la emperatriz huy√≥ a Sian-fu, la antigua capital de Taitsung en Shensi. Algunas de las tropas europeas cometieron graves atrocidades contra la poblaci√≥n civil china. Esto nos lleva al nivel de 1850, digamos. Sigui√≥ la anexi√≥n pr√°ctica de Manchuria por parte de Rusia, una disputa entre las potencias, y en 1904 una invasi√≥n brit√°nica del T√≠bet, hasta entonces un pa√≠s prohibido. Pero lo que no aparec√≠a en la superficie de estos acontecimientos, y lo que hac√≠a que todos estos eventos fueran fundamentalmente diferentes, era que China conten√≠a ahora un n√ļmero considerable de personas capaces que ten√≠an educaci√≥n y conocimientos europeos. La insurrecci√≥n de los b√≥xers amain√≥, y entonces la influencia de este nuevo factor comenz√≥ a aparecer en las conversaciones sobre una constituci√≥n (1906), en la supresi√≥n del consumo de opio y en las reformas educativas.

India Colonial

Este texto se ocupa de la India Colonial, la colonizaci√≥n de India por el Imperio brit√°nico. Durante un tiempo, los portugueses se adue√Īaron del comercio de la India y Lisboa super√≥ a Venecia como mercado de especias orientales; sin embargo, en el siglo XVII los holandeses se hicieron con este monopolio. El Parlamento aprob√≥ un voto de censura contra Clive. Se suicid√≥ en 1774. En 1788 Warren Hastings, un segundo gran administrador indio, fue impugnado y absuelto (1792). Era una situaci√≥n extra√Īa y sin precedentes en la historia del mundo. El Parlamento ingl√©s se encontraba gobernando sobre una compa√Ī√≠a comercial londinense, que a su vez dominaba un imperio mucho mayor y m√°s poblado que todos los dominios de la corona brit√°nica. Para el grueso del pueblo ingl√©s, la India era una tierra remota, fant√°stica, casi inaccesible, a la que sal√≠an j√≥venes pobres aventureros, para volver al cabo de muchos a√Īos se√Īores viejos muy ricos y col√©ricos. A los ingleses les resultaba dif√≠cil concebir lo que pod√≠a ser la vida de esos innumerables millones de pardos en el sol de Oriente. Su imaginaci√≥n declin√≥ la tarea. La India segu√≠a siendo rom√°nticamente irreal. Era imposible para los ingleses, por lo tanto, ejercer una supervisi√≥n y control efectivos sobre los procedimientos de la compa√Ī√≠a.

Potencias Mundiales

Las “Potencias”, se introdujeron insensiblemente en el pensamiento pol√≠tico europeo, hasta que a finales del siglo XVIII y en el XIX lo dominaron por completo. Hasta el d√≠a de hoy lo dominan. Europa, bajo la idea de la cristiandad, hab√≠a avanzado mucho hacia la unificaci√≥n. Y si bien personas tribales como “Israel” o “Tiro” representaban una cierta comunidad de sangre, una cierta uniformidad de tipo y una homogeneidad de intereses, las potencias europeas que surgieron en los siglos XVII y XVIII eran unidades totalmente ficticias. Rusia era en realidad una asamblea de los elementos m√°s incongruentes, cosacos, t√°rtaros, ucranianos, moscovitas y, despu√©s de la √©poca de Pedro, estonios y lituanos; la Francia de Luis XV comprend√≠a la Alsacia alemana y las regiones reci√©n asimiladas de la Borgo√Īa; era una prisi√≥n de hugonotes reprimidos. En los siglos XIII y XIV la poblaci√≥n general de Europa era religiosa y s√≥lo vagamente patri√≥tica; en el XIX se hab√≠a vuelto totalmente patri√≥tica. En un vag√≥n de tren ingl√©s, franc√©s o alem√°n atestado de gente a finales del siglo XIX, habr√≠a despertado mucha menos hostilidad burlarse de Dios que de uno de esos extra√Īos seres, Inglaterra, Francia o Alemania. Las mentes de los hombres se aferraban a estas cosas, y se aferraban a ellas porque en todo el mundo no parec√≠a haber nada m√°s satisfactorio a lo que aferrarse. Eran los dioses reales y vivos de Europa. Hasta que las dos guerras mundiales dieron lugar a nuevos imperios y, en el siglo XXI, a dos fuerzas dominantes.

Invasiones de los Hunos

Este texto se ocupa de las invasiones de los hunos, antes, mientras y despu√©s de la ca√≠da del imperio romano de occidente. Tambi√©n explica porque los hunos invadieron el Imperio romano. Durante a√Īos, el imparable Atila saque√≥ una ciudad tras otra hasta que una alianza germano-romana detuvo a los hunos en el a√Īo 451 d. C. La victoria puso de manifiesto una dura realidad para el tambaleante imperio: La amenaza b√°rbara s√≥lo pod√≠a mantenerse a raya con la ayuda de otros b√°rbaros. Despu√©s de 500 a√Īos, el Imperio Romano en el oeste cay√≥, y Europa occidental se fragment√≥. Entr√≥ en lo que se ha llamado la “Edad Oscura”, con guerras constantes, p√©rdidas en las artes, la alfabetizaci√≥n y el conocimiento cient√≠fico, y una vida m√°s corta tanto para las √©lites como para los campesinos. De forma m√°s o menos accidental, los hunos ayudaron a sumir a Europa occidental en mil a√Īos de atraso. En la India, eftalitas se disolvieron muy r√°pida y completamente en las poblaciones circundantes, de forma muy parecida a como lo hicieron los hunos europeos tras la muerte de Atila cien a√Īos antes.

Delhi

Denominada oficialmente el Territorio de la Capital Nacional de Delhi, es una ciudad y territorio del norte de la India, que contiene en su interior a Nueva Delhi, la capital del pa√≠s. Delhi ha sido durante mucho tiempo una ciudad importante en las rutas comerciales del noroeste hacia las llanuras del Ganges. Ha sido la capital hist√≥rica de varios imperios indios. Delhi pas√≥ a formar parte del Imperio mogol en 1526, despu√©s de que el pr√≠ncipe Babur derrotara al √ļltimo sult√°n de Delhi. Los mogoles establecieron su capital en la parte de la ciudad que ahora se conoce como la Vieja Delhi. Sigui√≥ siendo la capital hasta 1707 y la derrota de los mogoles por los marathas. A principios del siglo XX, durante la colonizaci√≥n brit√°nica, el gobierno brit√°nico decidi√≥ trasladar la capital de Calcuta, considerada demasiado lejana, a la ciudad de Delhi: Nueva Delhi se construy√≥ as√≠ al sur de la antigua ciudad y se convirti√≥ en la capital del Imperio Brit√°nico de la India en 1911. En 1947, la India independiente confirm√≥ a Nueva Delhi como capital del nuevo pa√≠s: Nueva Delhi, situada en el territorio de la capital nacional, alberga las instituciones del gobierno central de la Rep√ļblica de la India, incluido el Parlamento. Delhi se constituye como el Territorio de la Capital Nacional de Delhi con su propia asamblea legislativa. El territorio est√° formado por cinco administraciones municipales (Nueva Delhi, Delhi del Este, Delhi del Norte, Delhi del Sur y Delhi Cantonment) y cuenta con una poblaci√≥n total de 16,7 millones de habitantes en 20111 y, seg√ļn las √ļltimas estimaciones de la ONU, de 25 millones en 2020/20212. Las proyecciones de la ONU estiman que el √°rea metropolitana de Delhi tiene una poblaci√≥n total de 25 millones, lo que la convierte en la segunda m√°s poblada del mundo en 2015. Anidada en diferentes capas de regiones administrativas y de planificaci√≥n, Delhi est√° formada tanto por la aglomeraci√≥n urbana como por m√°s de 200 pueblos distribuidos en su mayor√≠a por los tehsils (subdistritos) de Delhi y Mehrauli del territorio. A nivel macro, Delhi forma parte de la Regi√≥n de la Capital Nacional (RNC), una regi√≥n de planificaci√≥n creada en 1971 por la Organizaci√≥n de Planificaci√≥n Urbana y Rural para orientar el futuro crecimiento en torno a Delhi. La RNC comprende no s√≥lo Delhi, sino tambi√©n los tehsils lim√≠trofes de los estados de Haryana, Uttar Pradesh y Rajast√°n.

Derecho Matrimonial en India

El marco jur√≠dico del pa√≠s est√° al servicio de los intereses de todas las comunidades religiosas afectadas que forman parte intr√≠nseca de la India. La solemnizaci√≥n y el registro son los aspectos legalmente regulados del matrimonio, ya sea de parejas pertenecientes a cualquier religi√≥n. Sin embargo, es necesario actualizar las leyes para que sean m√°s inclusivas y est√©n a la altura de los tiempos. La inclusi√≥n de las minor√≠as sexuales en la legitimidad jur√≠dica institucional de los matrimonios es el siguiente paso en el que est√°n trabajando asiduamente los miembros, abogados y activistas de la sociedad civil. No dejan de sonar las demandas de un C√≥digo Civil Uniforme que, de introducirse, supondr√° una revoluci√≥n hacia la existencia de un sistema jur√≠dico √ļnico y racional que regule las distintas facetas de la vida humana, incluido el matrimonio, y ser√° un paso hacia la eliminaci√≥n de las diferentes y complejas leyes personales de las distintas religiones. En la India, los matrimonios concertados son una tradici√≥n centenaria que se remonta al siglo IV. La cultura de los matrimonios concertados se considera la piedra angular del sistema matrimonial indio. En la antig√ľedad, los matrimonios sol√≠an celebrarse cuando los novios estaban en edad adolescente. Los padres del chico buscaban una chica adecuada con la ayuda de intermediarios y se dirig√≠an a los padres de la chica con una propuesta. El intermediario o negociador suger√≠a la fecha y hora adecuadas para el matrimonio seg√ļn las cartas natales de la pareja. En aquella √©poca, los matrimonios se celebraban generalmente en la ciudad natal de la chica y la familia de la novia actuaba como anfitriona de la familia del novio.

Creencias del Budismo

En Benar√©s, Gautama busc√≥ a sus cinco disc√≠pulos, que todav√≠a llevaban una vida asc√©tica. Se cuenta que dudaron en recibirlo cuando lo vieron acercarse. Era un reincidente. Pero hab√≠a en √©l alg√ļn poder de la personalidad que prevaleci√≥ sobre su frialdad, y les hizo escuchar sus nuevas convicciones. La discusi√≥n se prolong√≥ durante cinco d√≠as. Cuando por fin les convenci√≥ de que estaba iluminado, le aclamaron como Buda. Ya en aquellos d√≠as exist√≠a en la India la creencia de que, a largos intervalos, la Sabidur√≠a volv√≠a a la tierra y se revelaba a la humanidad a trav√©s de una persona elegida conocida como Buda. Seg√ļn la creencia india, ha habido muchos Budas de este tipo; el Buda Gautama es s√≥lo el √ļltimo de una serie. Pero es dudoso que √©l mismo aceptara ese t√≠tulo o reconociera esa teor√≠a. En sus discursos nunca se llam√≥ a s√≠ mismo Buda. Aqu√≠ se hace referencia a los ocho elementos del Camino ario. En primer lugar, los puntos de vista correctos: Gautama coloc√≥ el severo examen de los puntos de vista e ideas, la insistencia en la verdad, como la primera investigaci√≥n de sus seguidores. No hab√≠a que aferrarse a supersticiones vulgares. Conden√≥, por ejemplo, la creencia predominante en la transmigraci√≥n de las almas.

Historia del Budismo

Se ha prestado especial atenci√≥n al √°rbol bajo el cual Gautama tuvo esta sensaci√≥n de claridad mental. Era un √°rbol del g√©nero de la higuera, y desde el principio fue tratado con peculiar veneraci√≥n. Se le llamaba el √Ārbol de Bo. Hace mucho tiempo que pereci√≥, pero muy cerca vive otro gran √°rbol que puede ser su descendiente, y en Ceil√°n crece hasta hoy un √°rbol, el m√°s antiguo del mundo, que sabemos con certeza que fue plantado como un esqueje del √Ārbol Bo en el a√Īo 245 a.c. Desde entonces hasta hoy ha sido cuidadosamente cuidado y regado; sus grandes ramas est√°n sostenidas por pilares, y la tierra ha sido aterrizada a su alrededor de modo que ha podido echar nuevas ra√≠ces continuamente. Nos ayuda a darnos cuenta de la brevedad de toda la historia de la humanidad al ver tantas generaciones abarcadas por la resistencia de un solo √°rbol. Muy pronto en su carrera el budismo entr√≥ en conflicto con las crecientes pretensiones de los brahmanes. Esta casta sacerdotal s√≥lo luchaba por dominar la vida india en los d√≠as de Gautama. Ya ten√≠an grandes ventajas. Ten√≠an el monopolio de la tradici√≥n y de los sacrificios religiosos. Pero su poder estaba siendo desafiado por el desarrollo de la realeza, ya que los hombres que se convert√≠an en l√≠deres de clanes y reyes no sol√≠an ser de la casta brahm√°nica.

Fe Bah√°’√≠

La historia de la fe bah√°’√≠ , o o baha√≠smo ,sigue la secuencia hist√≥rica de sus l√≠deres espirituales, comenzando en la noche del 22 de mayo de 1844 con la declaraci√≥n del BńĀb en Shiraz, Ir√°n, y construyendo siempre sobre los cimientos de un orden administrativo establecido por las figuras hist√≥ricas centrales de la fe. La comunidad bah√°’√≠ permaneci√≥ confinada en los imperios iran√≠ y otomano hasta la muerte de BahńĀ ĺ-AllńĀh en 1892. Bajo el liderazgo de su hijo  ŅAbd-al-BahńĀ ĺ, la religi√≥n se expandi√≥ a Europa y Am√©rica del Norte, y se consolid√≥ en Ir√°n, donde a√ļn hoy sufre una intensa persecuci√≥n. Con la muerte de  ŅAbd-al-BahńĀ ĺ en 1921, la direcci√≥n espiritual de la comunidad entr√≥ en una nueva fase, pasando del liderazgo de un individuo a un orden administrativo formado por instituciones elegidas y personas designadas. A principios del siglo XXI hab√≠a nueve casas de culto BahńĀ ĺńę: en Australia, Camboya, Chile, Alemania, India, Panam√°, Samoa, Estados Unidos y Uganda. En los templos no se predica; los servicios consisten en la recitaci√≥n de las escrituras de todas las religiones. Los bah√° ĺńęs utilizan un calendario, establecido por el BńĀb y confirmado por BahńĀ ĺ AllńĀh, en el que el a√Īo se divide en 19 meses de 19 d√≠as cada uno, con la adici√≥n de 4 d√≠as intercalares (5 en los a√Īos bisiestos). El a√Īo comienza el primer d√≠a de la primavera, el 21 de marzo, que es uno de los varios d√≠as sagrados del calendario BahńĀ ĺńę.

Himalaya

De las cuatro principales familias ling√ľ√≠sticas del subcontinente indio -indoeuropeo, tibeto-birmano, austroasi√°tico y drav√≠dico-, las dos primeras est√°n bien representadas en el Himalaya. En la antig√ľedad, los pueblos que hablaban lenguas de ambas familias se mezclaron en distintas proporciones en diferentes zonas. Su distribuci√≥n es el resultado de una larga historia de penetraciones de grupos centroasi√°ticos e iran√≠es desde el oeste, pueblos indios desde el sur y pueblos asi√°ticos desde el este y el norte. En Nepal, que constituye el tercio medio del Himalaya, esos grupos se solaparon y mezclaron. Las penetraciones en el bajo Himalaya fueron decisivas para las migraciones hacia y a trav√©s de las llanuras fluviales del sur de Asia. Durante mucho tiempo, los senderos y las rutas a pie fueron el √ļnico medio de comunicaci√≥n en el Himalaya. Aunque siguen siendo importantes, sobre todo en los lugares m√°s remotos, el transporte por carretera ha hecho que el Himalaya sea accesible tanto desde el norte como desde el sur. Los primeros viajes por el Himalaya fueron realizados por comerciantes, pastores y peregrinos. El turismo se ha convertido en una fuente de ingresos y empleo cada vez m√°s importante en algunas zonas del Himalaya, especialmente en Nepal. Adem√°s de los turistas, se ha producido un aumento espectacular del n√ļmero de excursionistas extranjeros en las zonas m√°s bajas de la monta√Īa, as√≠ como de alpinistas que intentan escalar el Everest y otros picos altos. Sin embargo, el aumento del tr√°fico y el elevado consumo de los recursos limitados de la regi√≥n por parte de los turistas han afectado a√ļn m√°s al medio ambiente regional.

Características del Sijismo

Los sijs entienden su religi√≥n como el producto de cinco acontecimientos fundamentales. El primero fue la ense√Īanza de Guru Nanak: su mensaje de liberaci√≥n a trav√©s de la meditaci√≥n del nombre divino. El segundo fue el armamento de los sikhs por parte de Guru Hargobind. El tercero fue la fundaci√≥n de la Khalsa por parte de Guru Gobind Singh, su c√≥digo distintivo que deb√≠an observar todos los iniciados. A su muerte lleg√≥ el cuarto acontecimiento, el paso del Gur√ļ m√≠stico de sus 10 portadores humanos al Gur√ļ Granth Sahib. El √ļltimo acontecimiento tuvo lugar a principios del siglo XX, cuando el sijismo sufri√≥ una profunda reforma de la mano del Tat Khalsa. Los sijs se sienten universalmente orgullosos de su fe diferenciada. El sijismo se origin√≥ en la regi√≥n del Punjab, en el noroeste de la India, hace cinco siglos. Es la m√°s joven de todas las religiones independientes de la India, donde los sijs son menos del 2% (1,8%) de los mil millones de habitantes del pa√≠s. Lo que hace que los sijs sean significativos no es su n√ļmero, sino su contribuci√≥n. El an√°lisis aqu√≠ de la vida de los diez gur√ļs se basa en el relato tradicional de los sijs, la mayor√≠a de cuyos elementos se derivan de leyendas y tradiciones hagiogr√°ficas y no pueden verificarse hist√≥ricamente. Este punto debe tenerse en cuenta en todo momento, especialmente en las secciones sobre los primeros gur√ļs.

Migración India

La literatura examina los esfuerzos por controlar el movimiento de los indios hacia Canad√° en un clima de hostilidad hacia los “asi√°ticos” que, sin embargo, eran s√ļbditos brit√°nicos. ¬ŅC√≥mo impedir la entrada de los cuerpos negativamente racializados, sin nombrar la raza? La respuesta fue movilizar la nacionalidad a trav√©s del pasaporte. Esto permiti√≥ una relaci√≥n de pseudo-reciprocidad y la apariencia de igualdad de trato. Esto genera profundas contradicciones para los Estados democr√°ticos liberales. En el Reino Unido, la discriminaci√≥n directa o indirecta por raz√≥n de la nacionalidad es legal, y la etnia y la nacionalidad est√°n legalmente exentas de la obligaci√≥n de igualdad en el sector p√ļblico con el argumento de que “raza” no es lo mismo que “nacionalidad”, y as√≠ contin√ļa. Incluso los s√ļbditos brit√°nicos supuestamente “libres” que quer√≠an trasladarse a otras partes del Imperio Brit√°nico, como es el caso de la migraci√≥n india, se encontraron con leyes de inmigraci√≥n racistas en lugares como Canad√° y Australia. La trampa del reconocimiento oculta y legitima las estructuras coloniales que subyacen a la legislaci√≥n brit√°nica sobre inmigraci√≥n, asilo y ciudadan√≠a. Tambi√©n dificulta la articulaci√≥n de reivindicaciones m√°s radicales, empoderadoras y redistributivas de la riqueza y los recursos coloniales robados.

Cronología del Budismo

Cronolog√≠a del Budismo Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Cronolog√≠a de la Historia de la India El primer intento serio de establecer una cronolog√≠a para la civilizaci√≥n del Indo se bas√≥ en la dataci√≥n cruzada con Mesopotamia. As√≠, Cyril John Gadd … Leer m√°s

Desarrollo Económico en India

En los pa√≠ses pobres en v√≠as de desarrollo, las personas acaban teniendo un bajo nivel de alfabetizaci√≥n, un bajo nivel de salud y nutrici√≥n, etc. Las miserias derivadas de la falta de alimentos y vivienda no se reflejan en el concepto de crecimiento econ√≥mico. √Čste tampoco se ocupa de las cuestiones medioambientales. En el proceso de lograr un mayor crecimiento econ√≥mico, se da poca importancia a consideraciones medioambientales como el agotamiento de los recursos naturales renovables, la contaminaci√≥n atmosf√©rica (v√©ase qu√© es, su definici√≥n, o concepto jur√≠dico), etc. Estos aspectos tienen una importante influencia en el desarrollo econ√≥mico de un pa√≠s a largo plazo. En el discurso del desarrollo, la justicia social necesita un concepto m√°s normativo para todos. Y eso es el desarrollo.

Draft: Tribunal Supremo de la India 1

Draft: Tribunal Supremo de la India 1 Tribunales constitucionales/tribunales supremos – Poder judicial Nota: esto es s√≥lo un primer borrador del cap√≠tulo de un libro que estamos redactando. A. Introducci√≥n 1. El Tribunal Supremo tiene su sede en la c√ļspide del poder judicial federal integrado de la India, que comprende los tribunales superiores de los … Leer m√°s

Budismo

El budismo surgió en la India en el siglo VII aC como reacción contra el brahmanismo, en el que predominaban los ritos y los sacrificios. Se difundió a a Birmania, Sri Lanka, Tailandia, Laos, China, Corea, Japón y Vietnam

Elecciones en el Derecho Constitucional de la India

El marco constitucional de la India tiene un complejo conjunto de mecanismos que rigen y controlan el proceso electoral. En el presente cap√≠tulo se ha tratado de dar cuenta de algunos de esos mecanismos, especialmente los que van m√°s all√° del √°mbito de la ley electoral y plantean cuestiones e inquietudes constitucionales. Algunos aspectos del marco electoral de la India, en particular la Comisi√≥n Electoral independiente, han servido en general bien a la naci√≥n. (Tal vez sea de inter√©s m√°s investigaci√≥n sobre el concepto). La pr√°ctica de elecciones libres y justas se considera en general como uno de los principales logros del Estado indio moderno. Otros aspectos reglamentarios, como la financiaci√≥n de las campa√Īas electorales, presentan un panorama mucho menos prometedor y no muestran ning√ļn signo de mejora inmediata.

Acoso Sexual

Concepto de Acoso Sexual Acoso sexual, comportamiento ofensivo que consiste en solicitar favores de tipo carnal o sexual para el autor o para un tercero, prevali√©ndose de un contexto de superioridad laboral, docente o an√°loga, a modo de contrapartida de un trato favorable en el √°mbito de esa […]

Congreso Nacional Indio

Congreso Nacional Indio (Organizaci√≥n) Congreso Nacional Indio (Historia) Congreso Nacional Indio o Partido del Congreso, partido pol√≠tico que dirigi√≥ la lucha por la independencia de la India, obtenida en 1947, y m√°s tarde, domin√≥ la mayor√≠a de los gobiernos del pa√≠s pr√°cticamente hasta […]

India

Exposici√≥n que realiza la enciclopedia Rialp sobre india:(bharat). Configuraci√≥n Pol√≠tico-Social La Uni√≥n India est√° formada por 16 Estados y nueve territorios de la Uni√≥n. (Tal vez sea de inter√©s m√°s investigaci√≥n sobre el concepto). Su Constituci√≥n data de 1950, pero sufri√≥ una reforma total en 1963. El ejecutivo corresponde al Gobierno, presidido […]

Khojas

Los khojas viven hoy en d√≠a en √Āfrica oriental, el subcontinente indio, Europa y Am√©rica del Norte y muestran un fuerte compromiso con los valores de la filantrop√≠a musulmana en su esp√≠ritu empresarial y su contribuci√≥n a las sociedades en las que viven.