Relacion Mente-Cuerpo en Filosofia

Este texto se ocupa del concepto de relacion mente-cuerpo en filosofia. El concepto o la concepci√≥n de Descartes sobre la relaci√≥n entre la mente y el cuerpo era bastante diferente de la que sosten√≠a la tradici√≥n aristot√©lica. Para Arist√≥teles, no existe una ciencia exacta de la materia. El comportamiento de la materia se ve afectado esencialmente por la forma que tiene. No se puede combinar cualquier materia con cualquier forma -no se puede hacer un cuchillo de mantequilla, ni un ser humano de papel- por lo que la naturaleza de la materia es una condici√≥n necesaria para la naturaleza de la sustancia. Pero la naturaleza de la sustancia no se desprende √ļnicamente de la naturaleza de su materia: no existe un relato “ascendente” de las sustancias. La materia es un determinable hecho por la forma. As√≠ fue como Arist√≥teles pens√≥ que pod√≠a explicar la conexi√≥n del alma con el cuerpo: un alma particular existe como principio organizador en una parcela particular de la materia.

Antropología Feminista

La Antropolog√≠a Feminista Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. La antropolog√≠a feminista es, al mismo tiempo, una cr√≠tica a la antropolog√≠a masculina, as√≠ como a la antropolog√≠a euroc√©ntrica y sesgada; un momento hist√≥rico que marca el desarrollo de los … Leer m√°s

Consecuencias del Libre Albedrío

Consecuencias del Libre Albedr√≠o en Filosof√≠a Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. El Problema del Libre Albedr√≠o en Filosof√≠a Nota: Consulte m√°s informaci√≥n acerca del Libre Albedr√≠o en Filosof√≠a. ¬ŅCu√°l es el problema del libre albedr√≠o? Algunas cosas est√°n … Leer m√°s

Libre Albedrío

El libre albedrío es poder elegir entre diferentes acciones. Si juzgamos una acción (por ejemplo, como buena o mala), solo tiene sentido si la acción se elige libremente. Cosas como el consejo, la persuasión y la prohibición no tienen sentido a menos que la gente tenga libre albedrío. El libre albedrío significa que la gente puede hacer cosas diferentes. Tradicionalmente, solo las acciones que son de libre albedrío merecen crédito o culpa. Si no hay libre albedrío, no hay sentido ni justicia en recompensar o castigar a nadie por cualquier acción. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). El libre albedrío es un problema importante en la filosofía ética, y también es relevante para la filosofía de la ciencia.

En la vida ordinaria, y en el derecho, se asume generalmente que las personas tienen libre albedrío, y son responsables de lo que hacen. Los límites del libre albedrío presenta artículos influyentes sobre el libre albedrío y la responsabilidad moral.

Feminismo Interseccional

Este texto se ocupa del Feminismo interseccional. El feminismo interseccional es un movimiento intelectual y pol√≠tico que identifica y cuestiona las formas en que los sistemas de opresi√≥n interconectados afectan a la vida social, ejemplificadas en las luchas de las mujeres de color. El feminismo interseccional es una forma de feminismo que defiende los derechos y el empoderamiento de todas las mujeres, tomando en serio el hecho de las diferencias entre las mujeres, incluidas las diferentes identidades basadas en la radicalidad, la sexualidad, la situaci√≥n econ√≥mica, la nacionalidad, la religi√≥n y el idioma. Es un movimiento que reconoce que las barreras a la igualdad de g√©nero var√≠an seg√ļn otros aspectos de la identidad de la mujer, como la edad, la raza, la etnia, la clase y la religi√≥n, y que se esfuerza por abordar un espectro diverso de problemas de la mujer: Las luchas internas entre las feministas blancas y las partidarias de otras soluciones a la descriminaci√≥n ten√≠an que cesar.

Raz√≥n P√ļblica

Raz√≥n P√ļblica en la Teor√≠a del Derecho Recursos V√©ase Tambi√©n Teor√≠a del Derecho Natural Teor√≠a del Derecho Divino Bibliograf√≠a Paloma Dur√°n y Lalaguna: Notas de Teor√≠a del Derecho. Castell√≥ de la Plana. Publicaciones de la Universidad Jaume I. 1997 Ignacio Ara Pinilla: Introducci√≥n a la […]

Sistema Patriarcal

La Ascendencia Patriarcal es un sistema en el que la descendencia familiar se calcula a trav√©s de los lazos sangu√≠neos de los varones. T√≠picamente los nombres y las propiedades siguen la l√≠nea de descendencia masculina. En esta entrada tambi√©n examinamos las reflexiones de la literatura feminista sobre las formas en que los movimientos feministas transnacionales se han comprometido a transformar el patriarcado. Algunas autoras tratan de responder a la pregunta de si los movimientos feministas transnacionales han desestabilizado los sistemas patriarcales, como el neoliberalismo, el militarismo, la democracia y el fundamentalismo religioso, que sustentan la econom√≠a pol√≠tica, la seguridad y la gobernanza mundiales y afectan a todos los aspectos de nuestras vidas. Tambi√©n planteamos cuestiones sobre la cooptaci√≥n y la colusi√≥n, el trabajo con los hombres y la superaci√≥n de los binarios de g√©nero. Una parte de la doctrina del feminismo examina la compleja y cambiante din√°mica del compromiso feminista con las religiones patriarcales. Centr√°ndose en las fuerzas religiosas (incluidos los gobiernos, los movimientos sociopol√≠ticos, las organizaciones confesionales y las redes y coaliciones transnacionales) que desempe√Īan un papel intr√≠nsecamente pol√≠tico, m√°s que en la espiritualidad como cuerpo de creencias, explora las diversas plataformas de la erudici√≥n y el activismo feministas para contrarrestar y comprometerse con los fundamentalismos religiosos.

Feminismo Global

Este texto se ocupa del feminismo global y, en un aspecto m√°s concreto, de la situaci√≥n de los movimientos feministas transnacionales. El documento de trabajo de la CSW de 1973 abogaba por una convenci√≥n √ļnica y exhaustiva que obligara legalmente a los Estados a eliminar las leyes discriminatorias, as√≠ como la discriminaci√≥n de hecho. El Plan de Acci√≥n Mundial acordado en la Primera Conferencia Mundial de la ONU sobre la Mujer, celebrada en M√©xico en 1975, dio alta prioridad a la adopci√≥n de la CEDAW. La elaboraci√≥n de la convenci√≥n se bas√≥ en los estudios, conocimientos y teor√≠as feministas contempor√°neos del Norte y del Sur (en las √°reas de la vida pol√≠tica y p√ļblica, la educaci√≥n, el empleo, la salud, las mujeres rurales, el derecho, el matrimonio y la vida familiar, etc.) para establecer normas legales normativas y para establecer est√°ndares legales normativos para la igualdad que son de naturaleza sustantiva, atribuyendo el mismo valor a las mujeres y a los hombres, proporcionar una definici√≥n √ļnica de ‘discriminaci√≥n’, reconociendo el patr√≥n de g√©nero de las vidas de las mujeres y de los hombres que desfavorece a las mujeres, y encomendar a los Estados la responsabilidad de tomar medidas positivas para redistribuir los recursos, el poder y las oportunidades para permitir a las mujeres superar los efectos de la discriminaci√≥n pasada.

Feminismo Transnacional

En este texto se utiliza una perspectiva transnacional para examinar las estrategias pol√≠ticas feministas utilizadas por las mujeres de todo el mundo desde mediados de los a√Īos cincuenta. Y se centra en tres √°mbitos: (1) la redefinici√≥n de la pol√≠tica: qu√© constituye la pol√≠tica y las cuestiones pol√≠ticas, la naturaleza del activismo pol√≠tico y los cambiantes discursos pol√≠ticos, desde el feminismo hasta los derechos humanos; (2) la naturaleza de la pol√≠tica feminista: su autonom√≠a frente al Estado, los partidos pol√≠ticos y otros movimientos sociales; y (3) los lugares del activismo pol√≠tico, desde lo personal hasta lo familiar, lo local, lo nacional y lo transnacional. En cada √°mbito, se destaca la naturaleza hist√≥rica y diversa de los debates, los flujos transnacionales de la pol√≠tica feminista y los √©xitos y limitaciones de las estrategias pol√≠ticas feministas.

Compromiso de los Movimientos Feministas Transnacionales

Este texto se ocupa del compromiso de los movimientos feministas transnacionales, en especial los diferentes niveles de compromiso de los movimientos feministas transnacionales. La exitosa instalaci√≥n del conocimiento y las ideas feministas en las instituciones de elaboraci√≥n de pol√≠ticas est√° invirtiendo los principios b√°sicos de los movimientos feministas transnacionales, que pretend√≠an descomponer la producci√≥n de la mujer del Tercer Mundo. En su lugar, se est√° produciendo una creciente homogeneizaci√≥n de las historias, necesidades e intereses de las muy diferentes experiencias de las mujeres de todo el mundo y la construcci√≥n de los temas prioritarios impl√≠citamente consensuados en torno a los cuales aparentemente se espera que todas las mujeres se organicen. Como consecuencia, el poder para definir las necesidades e intereses de las mujeres se traslada cada vez m√°s a los √°mbitos pol√≠ticos globales, y se produce tanto un desreconocimiento de las luchas locales y espec√≠ficas del contexto en torno a los derechos de las mujeres como un borrado de las cuestiones estructurales y de redistribuci√≥n que conducen a la negaci√≥n de los derechos. Desaf√≠a a los movimientos feministas transnacionales a encontrar nuevas bases para la solidaridad que no sean la inserci√≥n del g√©nero en las agendas internacionales y a resistirse a la asimilaci√≥n en las agendas globales a trav√©s de una pol√≠tica re-energizada de reconocimiento y redistribuci√≥n. El texto es una importante respuesta cr√≠tica y cautelar a lo que puede considerarse el triunfalismo de la organizaci√≥n feminista transnacional en las conferencias y procesos globales, y la “homogeneizaci√≥n” de las necesidades e intereses de las mujeres en las sociedades poscoloniales, as√≠ como de las mujeres pobres, de las minor√≠as √©tnicas y de otras mujeres marginadas en los pa√≠ses desarrollados. En 1945, hab√≠a menos del 2% de mujeres en los parlamentos elegidos democr√°ticamente en todo el mundo. En 1975, las mujeres representaban el 10,9% de los parlamentarios del mundo. La media mundial (o global) aument√≥ al 13,5% en 2000, al 18,8% en 2010 y al 20,4% en 2013. Las mujeres no han alcanzado el 30% (o una “masa cr√≠tica”) de los esca√Īos elegidos en ninguna regi√≥n del mundo: los pa√≠ses n√≥rdicos (no definidos como regi√≥n) est√°n a la cabeza con un 42%, seguidos de Am√©rica con un 24,8%; Europa (excluyendo los pa√≠ses n√≥rdicos) con un 22,7%; √Āfrica con un 21,9% (por encima de la media mundial). Asia (19,1%), los Estados √Ārabes (17,8%) y el Pac√≠fico (12,8%) est√°n por debajo de la media mundial.

Movimientos Feministas Transnacionales

Sobre este tema, se expone las contribuciones de los movimientos feministas transnacionales al conocimiento, la pol√≠tica y el cambio social a nivel mundial (o global) desde los a√Īos 60. El texto destaca las contribuciones de los feminismos transnacionales a estos procesos trabajando tanto dentro como fuera de las instituciones gubernamentales. Otro nivel de redes y campa√Īas feministas transnacionales que se refleja en el texto tiene lugar a trav√©s de las fronteras mundiales, regionales y nacionales (lo que se denomina “glocal”), donde diversas perspectivas y organizaciones feministas trabajan en conjunto para lograr objetivos feministas espec√≠ficos. El texto abarca campa√Īas de solidaridad y defensa para poner fin a la violencia contra las mujeres; apoyar a las mujeres en situaciones posteriores a los conflictos; promover la salud y los derechos sexuales y reproductivos; estimular la elaboraci√≥n de presupuestos con perspectiva de g√©nero; y reconocer y apoyar la contribuci√≥n de las mujeres a los medios de vida sostenibles de las comunidades. El texto muestra c√≥mo los movimientos feministas transnacionales han contribuido a cambiar la forma de pensar sobre la salud, el trabajo de cuidados, los medios de vida sostenibles, las finanzas y el comercio, los derechos humanos, la seguridad humana, la violencia, la paz y los conflictos, la ciudadan√≠a, la participaci√≥n pol√≠tica, la construcci√≥n del Estado y las tecnolog√≠as digitales. El texto examina adem√°s el proceso de construcci√≥n de movimientos por los derechos de las mujeres y la justicia de g√©nero, ilustrando c√≥mo los movimientos feministas transnacionales han contribuido a la pol√≠tica y la cultura de movimientos globales m√°s amplios, por ejemplo los movimientos de derechos humanos y Occupy, y las alianzas en torno a la justicia clim√°tica. Las autoras hablan desde una amplia plataforma de ubicaciones individuales e institucionales en el Sur y el Norte globales. Muchas autoras feministas consideran que los movimientos feministas transnacionales deben seguir dando forma a los espacios e instituciones pol√≠ticas a todos los niveles y reconocer las m√ļltiples formas formales e informales en que las relaciones de poder basadas en el g√©nero definen e informan la vida cotidiana. Apoy√°ndose en su historia, sus conocimientos y su profunda comprensi√≥n de la transformaci√≥n pol√≠tica y social, los movimientos feministas transnacionales tienen mucho que ofrecer a la hora de enfrentarse a los dif√≠ciles retos que nos esperan.

Cognitivismo

Este texto se ocupa del cognitivismo, en cuanto fen√≥meno de la psicolog√≠a centrado en la comprensi√≥n y el estudio de los procesos cognitivos que rigen y regulan el comportamiento humano. Al igual que los estudios culturales, el cognitivismo es muy interdisciplinario y se basa en la psicolog√≠a cognitiva, la inteligencia artificial, la filosof√≠a de la mente, la ling√ľ√≠stica, la antropolog√≠a, la neurociencia y la biolog√≠a evolutiva.

Filosofía de la Mente

Filosof√≠a de la Mente Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Nota: v√©ase tambi√©n Metaf√≠sica de la Mente. La filosof√≠a de la mente son un conjunto de reflexi√≥n sobre la naturaleza de los fen√≥menos mentales y especialmente sobre la relaci√≥n … Leer m√°s

Mente

Algunas de las primeras especulaciones de las que se tiene constancia vinculaban la mente (a veces descrita como id√©ntica al alma o al esp√≠ritu) a las teor√≠as relativas a la vida despu√©s de la muerte y al orden cosmol√≥gico y natural, por ejemplo en las doctrinas de Zoroastro (v√©ase el concepto de Vohu Mana), Buda (cinco agregados, sintiencia y Naturaleza de Buda), Plat√≥n y Arist√≥teles (Nous), y otros antiguos fil√≥sofos griegos, indios y posteriormente isl√°micos y europeos medievales. En el budismo y en la filosof√≠a del proceso, la mente tambi√©n se representa en su aspecto de corriente de conciencia, en la que las impresiones sensoriales y los fen√≥menos mentales cambian constantemente. Entre los fil√≥sofos de la mente m√°s importantes se encuentran Plat√≥n, Patanjali, Descartes, Leibniz, Locke, Berkeley, Hume, Kant, Hegel, Schopenhauer, Searle, Dennett, Fodor, Nagel y Chalmers. Psic√≥logos como Freud y James e inform√°ticos como Turing y Putnam tambi√©n han desarrollado influyentes teor√≠as sobre la naturaleza de la mente. Algunos supuestos -pensamiento, conocimiento o autoconocimiento y finalidad- parecen ser comunes a todas las teor√≠as de la mente. M√°s que eso, parecen ser supuestos que requieren el desarrollo de la concepci√≥n. El conflicto de teor√≠as sobre qu√© es la mente humana, qu√© estructura tiene, qu√© partes le pertenecen y a qu√© conjunto pertenece no abarca toda la gama de controversias sobre el tema. Sin embargo, todas las teor√≠as de la mente tienen algo en com√ļn que permite formular otras preguntas: ¬ŅC√≥mo funciona la mente? ¬ŅC√≥mo lleva a cabo su trabajo, y con qu√© excelencias o defectos intr√≠nsecos? ¬ŅCu√°l es la relaci√≥n de la mente con la materia, con los √≥rganos corporales, con las condiciones materiales, o de una mente con otra (v√©ase el dualismo mente-cuerpo)? ¬ŅEs la mente una posesi√≥n com√ļn de hombres y animales, o lo que podr√≠a llamarse mente en los animales es claramente diferente de la mente humana? ¬ŅExisten mentes o una mente aparte del hombre y de todo el mundo de la vida corp√≥rea? ¬ŅCu√°les son los l√≠mites de la llamada inteligencia artificial, la capacidad de las m√°quinas para realizar funciones generalmente asociadas a la mente?

Feminismo Postmoderno

Feminismo postmoderno implica, entre otras cosas, la oposici√≥n al esencialismo en el estudio del g√©nero y la creencia en modos de conocimiento plurales. Los derechos de la mujer y la igualdad de g√©nero son las principales preocupaciones de los movimientos feministas transnacionales y est√°n vinculados de forma compleja a luchas m√°s amplias a nivel mundial, regional, nacional, local y glocal por la transformaci√≥n social. Los textos examinan el desaf√≠o de los movimientos feministas transnacionales a los discursos y sistemas hegem√≥nicos que han oprimido a un gran n√ļmero de mujeres y hombres debido a su g√©nero, ubicaci√≥n geogr√°fica, raza, etnia, indigeneidad, clase, casta, religi√≥n, edad, capacidad y sexualidad, entre otras razones. Los textos espec√≠ficos exploran las contribuciones de los movimientos feministas transnacionales al desmantelamiento de los viejos √≥rdenes pol√≠ticos, durante los conflictos y las crisis, y a las nuevas formas de organizaci√≥n en la b√ļsqueda continua de sociedades justas, equitativas, inclusivas, democr√°ticas y pac√≠ficas. Las mujeres siguen teniendo un acceso desigual a los derechos humanos fundamentales, como la alimentaci√≥n y la vivienda. Su integridad corporal y sus derechos sexuales y reproductivos est√°n profundamente cuestionados. Las mujeres, tanto en el Sur como en el Norte, realizan la mayor parte de las tareas de cuidado y reproducci√≥n social, est√°n segregadas en ocupaciones mal pagadas y ganan menos que los hombres por un trabajo de igual valor. Tienen un acceso y un control desiguales sobre los recursos econ√≥micos, como la tierra, la propiedad y el cr√©dito. Las brechas de g√©nero son evidentes en √°reas como la salud, la educaci√≥n, el empleo, la pobreza, el esp√≠ritu empresarial, la toma de decisiones y el impacto de la degradaci√≥n medioambiental. La violencia contra las mujeres, en sus m√ļltiples manifestaciones, contin√ļa en proporciones epid√©micas en el Sur y el Norte globales.

Tensiones en los Movimientos Feministas Transnacionales

El feminismo transnacional tiene que volver a plantear los viejos debates sobre la especificidad de los sistemas de g√©nero patriarcales y capitalistas que prevalecen en las distintas partes del mundo. Las pol√≠ticas de solidaridad deben surgir de esa apreciaci√≥n de la “diferencia” y del an√°lisis de los modos globales de explotaci√≥n y las desigualdades patriarcales. Para los del Norte, tienen que tener un profundo reconocimiento de las modalidades interseccionales de poder -en torno al racismo, la clase, el g√©nero, la etnia, la religi√≥n, la sexualidad- entre nosotras y las mujeres del Sur. La experiencia previa sugiere que no es f√°cil ganar solidaridad sin tener en cuenta nuestras ubicaciones y posicionamientos diferenciales frente a los dem√°s. Hay que respetar otras formas de vida, distintas de las occidentales, sin sucumbir a los imperativos patriarcales. Un movimiento feminista transnacional vibrante s√≥lo puede prosperar si hay respeto mutuo. Aunque las TIC pueden proporcionar una plataforma √ļtil para la articulaci√≥n local de los problemas, especialmente a trav√©s de debates y discusiones, incluso cuando las mujeres activistas ganan poder en algunos contextos, pueden quedar impotentes en otros en medio de las tensiones entre lo global y lo local, el acceso y la exclusi√≥n, y las din√°micas contrapuestas de casta, clase y raza. El texto tambi√©n ofrece una plataforma para la articulaci√≥n de tensiones entre generaciones de feministas. Un sector de la doctrina feminista plantea cuestiones sobre la inclusi√≥n y la exclusi√≥n de las j√≥venes feministas en los procesos relacionados con la salud. Respecto a las diferencias dentro del Sur global, en el contexto de las comunidades marginadas y econ√≥micamente despose√≠das, la violencia ejercida por muchos proyectos dominantes que invocan la etiqueta de “feminismo” o “g√©nero” ha hecho que mucha gente se distancie de lo que hace afirmaciones y articula objetivos e ideas de proyectos en nombre del feminismo.

Metafísica de la Mente

Metaf√≠sica de la Mente Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Nota: v√©ase asimismo la informaci√≥n relativa a la filosof√≠a de la mente. [rtbs name=”cognicion”] [rtbs name=”razonamiento”] Recursos [rtbs name=”informes-jur√≠dicos-y-sectoriales”][rtbs name=”quieres-escribir-tu-libro”] Traducci√≥n al Ingl√©s Traducci√≥n al ingl√©s de Mente: Mind … Leer m√°s

Construcción Mental

En este texto, junto a otros de esta referencia, se analiza las construcciones mentales en competencia que permiten comprender el arbitraje internacional como un fenómeno coherente. El autor identifica tres de estas construcciones o representaciones mentales, cada una de las cuales arroja luz sobre la totalidad de la ley y la práctica del arbitraje, y capta las creencias subyacentes de las diferentes escuelas de pensamiento en el campo. Las tres representaciones abordan la cuestión fundamental de la fuente de validez y legitimidad del proceso arbitral a través del prisma, respectivamente, del ordenamiento jurídico de la sede del arbitraje, de los diferentes ordenamientos jurídicos que están dispuestos a reconocer el laudo resultante del proceso arbitral, o de un orden jurídico transnacional distinto -que el autor caracteriza como el orden jurídico arbitral-. Cada una de estas filosofías de arbitraje internacional conduce a una etiqueta, una imagen, un vocabulario y una conducta concreta distintos de todos los actores en el campo, ya sean profesionales, árbitros o tribunales. Con el estudio de estas tres representaciones y sus consecuencias, así como su fundamento en las ciencias cognitivas, se examina algunos de los primeros informes científicos generales del arbitraje internacional.

Producción del Conocimiento

La investigaci√≥n produce conocimiento, y el conocimiento es poder. Por lo tanto, la investigaci√≥n es el objetivo de quienes tienen inter√©s en el conocimiento y desean poseerlo, controlarlo y manipularlo para producir los resultados deseados. De ello se desprende que controlar la investigaci√≥n significa controlar el poder y, por lo tanto, controlar la investigaci√≥n seg√ļn el plan es una propuesta atractiva. En consecuencia, es importante ser consciente de la naturaleza pol√≠tica de la investigaci√≥n antes de empezar a tratar los detalles de su estructura y proceso. La investigaci√≥n se orienta a la producci√≥n de datos cuando existe una demanda de informaci√≥n. Esta demanda puede ser acad√©mica, por ejemplo, para explorar o probar teor√≠as, o para medir la presencia de una asociaci√≥n entre variables. Sin embargo, en muchos casos, y especialmente cuando la investigaci√≥n es exigente en t√©rminos de tiempo, trabajo y recursos, la investigaci√≥n depende casi exclusivamente del apoyo financiero; √©ste suele provenir de patrocinadores que especifican el tipo y la naturaleza de la investigaci√≥n que est√°n dispuestos a apoyar.

Capital Intelectual

Este texto se ocupa de capital intelectual en la empresa, en el contexto de la econom√≠a del conocimiento y la administraci√≥n del personal. El t√©rmino modelo de capital de conocimiento se deriva de la suposici√≥n de que las empresas multinacionales tienen una ventaja de propiedad en comparaci√≥n con otras empresas debido a alg√ļn activo de conocimiento, como patentes, planos, procedimientos, nombres de marca, marcas comerciales o reputaci√≥n. El capital de conocimiento tiene tres propiedades. En primer lugar, su uso en las plantas es barato de separar geogr√°ficamente de su creaci√≥n en la sede central (fragmentaci√≥n). En segundo lugar, la creaci√≥n de capital de conocimiento requiere mucha mano de obra cualificada (intensidad de mano de obra cualificada). En tercer lugar, una vez producido en la sede central, puede utilizarse en m√ļltiples plantas dentro de la empresa (insumo conjunto). El modelo de capital de conocimiento considera la inversi√≥n extranjera directa como un flujo de conocimientos en forma de servicios de gesti√≥n e ingenier√≠a, servicios financieros, reputaci√≥n y marcas comerciales a trav√©s de las fronteras. Y el modelo de capital de conocimiento ofrece una rica descripci√≥n de los tipos de actividades emprendidas por las empresas multinacionales, incluida la inversi√≥n extranjera directa vertical y horizontal. El grado de apoyo emp√≠rico al modelo de capital de conocimiento est√° siendo objeto de debate, siendo la ampliaci√≥n para incluir un tercer pa√≠s la que actualmente resulta m√°s prometedora.

Fundamentos del Comportamiento Organizaciónal

El comportamiento organizativo es el estudio del comportamiento humano en el entorno organizativo, de la interfaz entre el comportamiento humano y la organizaci√≥n y de la propia organizaci√≥n. El comportamiento organizativo puede definirse como el estudio y la aplicaci√≥n de los conocimientos sobre el comportamiento humano en relaci√≥n con otros elementos de una organizaci√≥n, como la estructura, la tecnolog√≠a y los sistemas sociales. El comportamiento se ocupa directamente de la comprensi√≥n, la predicci√≥n y el control del comportamiento humano en las organizaciones. El comportamiento organizativo es el estudio del comportamiento individual aislado, en grupo y como parte de una organizaci√≥n. El estudio del comportamiento individual √ļnicamente ser√≠a incompleto porque el comportamiento se ve afectado por las personas que nos rodean y por la organizaci√≥n en la que trabajamos. Estudiar s√≥lo a los individuos o s√≥lo a las organizaciones no servir√≠a de nada. Es esencial estudiar ambos simult√°neamente.

Gestión del Conocimiento

El conocimiento es poder. Desde la aparici√≥n de la gesti√≥n del conocimiento a principios de los a√Īos 90, se ha convertido en el recurso competitivo clave para las empresas y las naciones en un entorno econ√≥mico mundial (o global) cada vez m√°s competitivo. Esta entrada sobre la gesti√≥n del conocimiento ofrece una mirada cr√≠tica a la historia, la naturaleza y el futuro del campo, para aquellos que cuestionan las pr√°cticas de gesti√≥n contempor√°neas. Se considera la naturaleza del conocimiento, incluyendo su definici√≥n y medici√≥n, as√≠ como la ignorancia, el olvido y el desaprendizaje, antes de que los principales conceptos y contribuciones te√≥ricas a la gesti√≥n del conocimiento sean revisados y cuestionados, proporcionando nuevas perspectivas en los debates centrales.

Consecuencias de la Ilustración

Este texto se ocupa del legado, efectos o consecuencias de la Ilustraci√≥n. La Ilustraci√≥n ayud√≥ a combatir los excesos de la iglesia, a establecer la ciencia como fuente de conocimiento y a defender los derechos humanos contra la tiran√≠a. Tambi√©n nos dio la escuela moderna, la medicina, las rep√ļblicas, la democracia representativa y mucho m√°s.

Ilustración Humanista

Ilustraci√≥n Humanista Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Ilustraci√≥n Humanista y la Compasi√≥n En otro lugar se ha hecho referencia a las fuerzas de la compasi√≥n. El por qu√© la gente se siente obligada a responder al sufrimiento sigue … Leer m√°s

Creencias

Se explora una distinción, a menudo pasada por alto, entre creer en algo y creer que algo es verdadero. Se aclara que la primera noción de creencia es en realidad una expresión utilizada para significar la confianza o la fe en algo más que el tipo de creencia que es un componente del conocimiento. Una vez que se aclara la importancia de creer, se examinan brevemente los diversos relatos principales de la naturaleza de la creencia. El capítulo concluye dejando claro que los relatos disposicionistas y representacionistas de la creencia son las mejores opciones. A la luz de esto se deduce que la mejor manera de entender el componente de creencia del conocimiento es o bien en términos de tener ciertas disposiciones o bien en términos de tener ciertas representaciones mentales de la información. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). Además, se deja claro que no necesitamos decidir cuál de estos relatos es superior para el propósito de entender el conocimiento científico. La entrada investiga también si, en realidad, no tienes derecho a creer lo que quieras. Se examinan también las creencias Religiosas y Filosóficas de los Padres.

Control de la Mente

¬ŅSe Podr√° en el Futuro Controlar la Mente? en el Marco de los M√©todos e Intereses Jur√≠dico-Criminol√≥gicos En el Derecho Penal

Resumen

Si al hombre le es ya permitido regalarse la felicidad el√©ctrica mediante la autoestimulaci√≥n, es factible suponer que un d√≠a no muy lejano la gente […]

René Descartes

Su Vida y su Obra Ren√© Descartes (1596-1650), fil√≥sofo, cient√≠fico y matem√°tico franc√©s, considerado el fundador de la filosof√≠a moderna. [1] Filosof√≠a Descartes trat√≥ de aplicar a la filosof√≠a los procedimientos racionales inductivos de la ciencia y, m√°s concretamente, de las […]

Esquema del Conocimiento

Esquema del Conocimiento Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Nota: el “The Outline of Knowledge” tambi√©n fue una obra de 20 vol√ļmenes publicada en 1924, de James A. Richards. Este esquema proporciona una visi√≥n general de la estructura conceptual de las … Leer m√°s

Conocimiento Adquirido

Actualmente, las preguntas dif√≠ciles pueden ser respondidas con unas pocas pulsaciones de tecla. Nuestros poderes individuales de memoria, percepci√≥n y razonamiento pueden ser comprobados por amigos lejanos y expertos, con un m√≠nimo esfuerzo. Las generaciones pasadas se maravillar√≠an con la cantidad de libros a nuestro alcance. El conocimiento siempre pertenece a alg√ļn individuo o grupo y el conocimiento de un grupo puede ir m√°s all√° del conocimiento de sus miembros individuales. La entrada se centra en el tipo de conocimiento que es un v√≠nculo entre una persona y un hecho. ¬ŅQu√© es para alguien saber algo, en lugar de simplemente creerlo? ¬ŅHay alguna diferencia?

Tipos de Conocimiento

A lo largo de los siglos, los fil√≥sofos que investigan el conocimiento han desenterrado algunos extra√Īos rompecabezas y paradojas. Los fil√≥sofos tambi√©n han desarrollado algunas soluciones innovadoras para estos problemas. Despu√©s de mirar hacia atr√°s a los principales desarrollos hist√≥ricos de la teor√≠a del conocimiento, este texto avanza en sus debates centrales actuales. Comenzamos con un recorrido por algunas caracter√≠sticas del conocimiento que f√°cilmente despiertan la curiosidad filos√≥fica. El conocimiento vincula a un sujeto con una verdad. [rtbs name=”verdad”] Esta caracter√≠stica de “saber que” se llama factividad: podemos conocer solo hechos, o proposiciones verdaderas. Se supone que la verdad es objetiva, o basada en la realidad y la misma para todos nosotros. Pero el conocimiento tiene a√ļn m√°s requisitos, m√°s all√° de la verdad y la confianza. El conocimiento directo, y el conocimiento por descripci√≥n fue una distinci√≥n hecha por Bertrand Russell. El conocimiento directo (en ingl√©s, y seg√ļn Rusell escribi√≥, “knowledge by acquaintance”) es “lo que obtenemos del sentido”, lo que no implica “ni siquiera el m√°s peque√Īo “conocimiento sobre”, es decir, no implica el conocimiento de ninguna proposici√≥n relativa al objeto que conocemos.