Filosofía Latinoamericana

La filosofía latina/o o latinoamericana es una tradición de pensamiento que se refiere tanto a la obra de muchos filósofos latinos en Estados Unidos como a un conjunto específico de problemas filosóficos y método de cuestionamiento que se relacionan con la identidad latina/o, las fronteras, la inmigración, el género, la raza, el feminismo y la decolonialidad. La «filosofía latina» es utilizada por algunos para referirse también a la filosofía latinoamericana que se practica dentro de América Latina y Estados Unidos, mientras que otros sostienen que para mantener la especificidad la filosofía latina debería referirse sólo a un subconjunto de la filosofía latinoamericana. Este texto considera tanto los contornos generales de la filosofía latina/o como su ubicación en la historia de la filosofía latinoamericana como la especificidad de un modo de filosofía que emerge de las prácticas y experiencias de las latinas/os que escriben y piensan dentro de los Estados Unidos. El surgimiento de la filosofía latina/o en el sentido más restringido no sigue una trayectoria simple, aunque una parte importante de su legado puede situarse en relación con la historia de la filosofía latinoamericana y su surgimiento como campo de estudio dentro de los Estados Unidos iniciado por filósofos hispanos y latinos. La filosofía latina/o también está conformada por las principales contribuciones del feminismo latino, y su diversa genealogía con vínculos con las mujeres de color y los feminismos del Tercer Mundo en Estados Unidos (véase, por ejemplo, la obra fundacional Moraga y Anzaldúa 1981, citada en Feminismos Latinos). Aunque la propia filosofía latina ha surgido más recientemente en Estados Unidos, la historia de la filosofía latinoamericana que enmarca muchas de sus cuestiones y se cruza con muchos de sus problemas clave de identidad y colonización comienza tras la colonización de las Américas por parte de los españoles y portugueses. Esto no quiere decir que no hubiera filosofía en las Américas hasta que los europeos colonizaron la región, pero lo que llamamos filosofía latinoamericana es el producto de la colonización; y la condición colonial de la filosofía latinoamericana es un tema que da forma a gran parte del trabajo contemporáneo en el área. La historia de la filosofía latinoamericana puede desglosarse en los siguientes períodos: el período colonial, el período de la Independencia, el positivismo y el período contemporáneo. La llevada a cabo en tierras de Hispanoamérica, Iberoamérica, o Latinoamérica, a partir de la época de la conquista española hasta nuestros días. No quedan comprendidas con este término, por tanto, las ideas filosóficas -si las hay- de las culturas precolombinas, maya, azteca e inca, sobre todo. En la filosofía latinoamericana, así entendida, pueden distinguirse tres grandes fases. Propia de la época colonial, se caracteriza por el predominio de la filosofía escolástica y la presencia de una cierta corriente humanista, con la consecuente mezcla de ambas, provenientes de la península ibérica, que España y Portugal imponen como cultura a las colonias de sus respectivos imperios. Nace esta filosofía en los colegios de las órdenes religiosas y en las universidades que éstas regentan. Se trata de obras que se inscriben en la filosofía tomista de la escolástica. Filósofos notables de esta época son el dominico Tomás Mercado y el jesuita Antonio Rubio, autor de Commentarii in Universam Aristotelis Dialecticam, obra conocida como Lógica mexicana. Al franciscano Alfonso Briceño, obispo de Nicaragua y luego de Caracas, se le considera el filósofo de mayor importancia dentro de la corriente escotista y, por su nacimiento en Santiago de Chile, el primer filósofo propiamente dicho del continente americano. A éstos hay que añadir un grupo de filósofos humanistas novohispanos, integrado principalmente por el franciscano Juan de Zumárraga, el clérigo don Vasco de Quiroga, fundador de los «hospitales-pueblo», el naturalista y filósofo, protomédico de Felipe II, Francisco Hernández y el dominico Juan Ramírez, quienes, influidos por ideas humanistas procedentes de Erasmo, Tomás Moro o J.L. Vives continúan la labor de la defensa de los derechos humanos de los indios, iniciada por Francisco de Vitoria y Domingo de Soto, en España, y Bartololomé de las Casas y Tomás de Mercado en México. La filosofía de tendencia suareciana se difunde ampliamente durante el s. XVIII, comienza el cambio hacia la filosofía moderna que empieza a llegar del continente europeo, como objeto más bien de crítica al principio, pero que es ya filosofía aceptada en autores como José de Aguilar, jesuita peruano, y Pedro Peralta y Barnuevo, seguidor de Copérnico, Descartes y Gassendi, así como en José Elías del Carmen Pereira, profesor de la universidad de Córdoba, y Carlos María González, ambos franciscanos seguidores de Descartes y de las nuevas ideas científicas. Tras el auge de las ideas ilustradas que comienza a mediados del siglo anterior, y en el marco de la eclosión del pensamiento liberal en lo político, el eclecticismo ideológico deriva hacia posiciones espiritualistas o más bien hacia un romanticismo ecléctico, muy en consonancia con los movimientos nacionalistas. El movimiento surge, al parecer, en Brasil coincidiendo con la llegada de Juan VI de Portugal y su corte a Río de Janeiro, que huye de la invasión de Junot en España. Este movimiento de liberación respecto de las ideas ilustradas se extiende por Argentina -donde Esteban Echeverría se apoya en las nociones de Volksgeist y de «razón histórica»-, por Bolivia -donde Joaquín Mora sigue preferentemente a Malebranche y a la escuela escocesa- y por otros países, como Perú o México. En Ecuador, Juan Montalvo, liberal profundo y revolucionario, opone a la abstracción de las ideas ilustradas y el materialismo francés principios espiritualistas e ideas románticas. «Al final del período, lograda la independencia, se impone, desde 1830 a 1910 como filosofía dominante, el positivismo filosófico como expresión del triunfo de los liberales sobre los conservadores -que imponen una educación distinta de la que se inspiraba en la escolástica tradicional- el cual, según se expresa Leopoldo Zea, es usado como «instrumento de la emancipación mental de Hispanoamérica.

En Argentina, las ideas positivistas -Comte, Spencer y Haeckel – llegan algo más tarde, llevadas también de la mano de la clase comercial e industrial. Los iniciadores son el jurista Juan Bautista Alberdi y el escritor Domingo Faustino Sarmiento, presidente de la República en 1868. La rama positivista más fiel a la primera filosofía de Comte -la de la ley de los tres estadios- se difunde ahora entre científicos, antropólogos y psicólogos de orientación spenceriana y darwinista. José Ingenieros, nacido en Palermo, hijo de padres italianos que se trasladan a vivir a Buenos Aires, es el más conocido de los positivistas de esta época. Gabino Barreda, médico, discípulo de Comte en París, autor además de la Ley de Instrucción Pública del D. F., introduce estas ideas en su país, rechazando el individualismo spenceriano e insistiendo en la solidaridad y otros aspectos sociales. La misma orientación, de fidelidad al primer Comte, y no al segundo, el de la mística de la humanidad, siguen el a veces considerado más humanista que filósofo, Justo Sierra, también en México, así como Manuel González Prada, en Perú, Eugenio María de Hostos y Bonilla, en Puerto Rico, y Belisario Quevedo, en Ecuador. El positivismo fue adoptado como filosofía en toda Latinoamérica. Se producen también diversas aportaciones a la filosofía latinoamericana por parte de filósofos exiliados españoles.

A la última fase de la tercera época se la define como una «mayoría de edad filosófica» de los países iberoamericanos .

Razón Pública

Razón Pública en la Teoría del Derecho Recursos Véase También Teoría del Derecho Natural Teoría del Derecho Divino Bibliografía Paloma Durán y Lalaguna: Notas de Teoría del Derecho. Castelló de la Plana. Publicaciones de la Universidad Jaume I. 1997 Ignacio Ara Pinilla: Introducción a la […]

Fisiocracia

Esta entrada se ocupa de la Fisiocracia, teoríam doctrina y escuela de pensamiento económico surgida en Francia en el siglo XVIII y la primera que aplicó el método científico a la economía. Los fisiócratas, que creían en la existencia de una ley natural, defendían una política económica de laissez-faire (o de no intervención pública en la economía) que según ellos produciría de forma natural una sociedad próspera y virtuosa, y que por tanto era favorable al librecambio. Los fisiócratas tuvieron una importante influencia durante la década de 1760; sus ideas sobre la economía de mercado influyeron en Adam Smith (1723-1790, importante filósofo social y economista). Sin embargo, éste y su discípulo David Ricardo estaban en contra de sus postulados sobre la agricultura, por lo que definieron la teoría del valor trabajo. El interés por la teoría económica de Anne Robert Jacques Tourgot fue objetivo de las críticas de sus enemigos políticos; cuando fue destituido en 1776 los fisiócratas tuvieron que exiliarse.

Ilustración Escocesa

La Ilustración Escocesa La Ilustración escocesa marca el período de eflorescencia intelectual sin precedentes en Escocia durante la mayor parte del siglo XVIII. Este florecimiento se nutrió de las evoluciones en Inglaterra y en el continente europeo, así como de la Ilustración inglesa y […]

Imperio Austriaco

La constitución política de Austria-Hungría se produjo tras la exclusión de los emperadores austriacos de sus zonas tradicionales de influencia: Italia (1860) y Alemania (1866). El plan de Francisco José I era fortalecer su posición involucrando a la élite húngara en el poder. Este compromiso fue aceptado por la nobleza húngara porque perpetuaba la mayoría de sus privilegios feudales establecidos por la Bula de Oro del rey Andrés II en 1222. En 1867, Francisco José, ya emperador de Austria, fue coronado rey de Hungría en Budapest. Autócrata conservador pero pragmático, se apoyó en los factores de cohesión de la monarquía y su burocracia, la Iglesia católica, la aristocracia y el ejército. Su sobrino nieto le sucedió en 1916 como Carlos I de Austria y Carlos IV de Hungría. El Imperio de los Habsburgo se convierte así en una «monarquía dual», término reservado a Austria-Hungría. El águila bicéfala, un símbolo anterior a la Constitución, encajaba perfectamente. En 1908-1909, pese a las vehementes protestas de Serbia y una larga crisis internacional, el Imperio austrohúngaro se anexionó las dos provincias. Tras la crisis, Serbia prometió no permitir que se llevaran actividades subversivas en su territorio. El 28 de junio de 1914, en Sarajevo, capital de Bosnia, provincia del Imperio austrohúngaro, un serbo-bosnio de diecinueve años, Gavrilo Princip, disparó contra el archiduque Francisco Fernando, heredero del trono austríaco, y contra su esposa, la duquesa de Hohenberg, causándoles la muerte. Fue la chispa de la Gran Guerra.

Música Clásica

En el momento de su creación, esta música de los siglos XVII y XVIII era el privilegio de un pequeño mundo cultivado: la gente de las cortes, la gente de las ciudades provinciales y de las casas de campo que podían organizar representaciones, la gente de las ciudades lo suficientemente grandes como para tener teatros de ópera y salas de concierto. El campesino y el obrero de Europa occidental tenían cada vez menos música en los siglos XVII y XVIII mientras se desarrollaban estas nuevas formas. El canto popular había decaído y parecía que iba a ser olvidado. Unas pocas canciones populares, unos pocos himnos, era toda la vida musical que le quedaba a la generalidad de la gente. Los resurgimientos religiosos de aquellos días probablemente debían algo de su ímpetu a la liberación del impulso cantado reprimido. Sólo hoy, con el gran desarrollo de los métodos mecánicos de reproducción musical, la música, modernizada, evolucionada y exaltada, vuelve a la vida común, y Bach y Beethoven pasan a formar parte de la cultura general de la humanidad.

Independencia de Haití

Al declarar su independencia, Haití reclamó un lugar singular en la historia mundial. La revolución haitiana, que duró de 1791 a 1804, culminó en la primera nación independiente del Caribe, la segunda democracia del hemisferio occidental y la primera república negra del mundo. La Revolución Haitiana ha sido descrita a menudo como la mayor y más exitosa rebelión de esclavos del hemisferio occidental. Los esclavos iniciaron la rebelión en 1791 y en 1803 habían conseguido acabar no sólo con la esclavitud sino con el control francés sobre la colonia. La revolución haitiana, sin embargo, fue mucho más compleja y consistió en varias revoluciones que se desarrollaron simultáneamente. Estas revoluciones estaban influenciadas por la Revolución Francesa de 1789, que llegaría a representar un nuevo concepto de derechos humanos, ciudadanía universal y participación en el gobierno. Esta historia del siglo XVIII se desarrolla en Saint Dominigue, como se llamaba entonces Haití, que se convirtió en la colonia de ultramar más rica de Francia en esa época, pero que fue un ejemplo para toda América. Liderados por el antiguo esclavo Toussaint l’Overture (véase más detalles), los esclavizados actuarían primero, rebelándose contra los plantadores el 21 de agosto de 1791.

Toussaint Louverture

Entre las figuras definitorias de la Era de la Revolución, Toussaint Louverture es la más enigmática. Aunque la imagen del revolucionario haitiano se ha multiplicado en todo el mundo -apareciendo en billetes y en bronce, en camisetas y en películas-, el único retrato definitivo realizado en vida se ha perdido. Al principio se apellidó Breda, pero posteriormente se cambió por «L’Ouverture» en señal de los resultados de su valentía al provocar una brecha en las filas del enemigo. Desde la infancia manifestó unas habilidades inusuales y consiguió, aprovechando al máximo todas las oportunidades, obtener una educación notablemente buena. Muy versado en la obra de todos, desde Maquiavelo a Rousseau, fue sin embargo rechazado por Thomas Jefferson como «caníbal». Acólito caribeño de la Ilustración europea, Toussaint alimentó una clase de clérigos católicos negros que se convirtieron en uno de los pilares de su gobierno, mientras que sus partidarios también creían que se comunicaba con los espíritus vodú. Y para ser un líder que resumió una vez su modus operandi con la frase «Di poco pero haz todo lo posible», era un corresponsal prolífico e infatigable, famoso por agotar a los cinco secretarios que mantenía, simultáneamente, en el apogeo de su poder en la década de 1790. El general Brunet invitó a Toussaint a una conferencia en Gorges, y ambas partes acudieron, lo que resultó en una fatal trampa para Toussaint L’Ouverture. En una época en la que su tema ha sido reducido a poco más que un icono unidimensional de la liberación o criticado por sus defectos personales -sus amantes blancas, su temprana posesión de esclavos, su autoritarismo-, la literatura más moderna propone una nueva concepción de la comprensión de Toussaint de sí mismo y de su papel en el mundo atlántico de finales del siglo XVIII. Este texto pretende describir la hibridez fundamental de Toussaint: su capacidad para unir las tradiciones europeas, africanas y caribeñas al servicio de sus objetivos revolucionarios. Se recoge una interpretación nueva y resonante de la política racial de Toussaint, mostrando cómo utilizó las ideas de la Ilustración para defender la igualdad de dignidad de todos los seres humanos, insistiendo al mismo tiempo en su propia importancia histórica mundial (o global) y en la pertinencia universal de la negritud, un mensaje que resonó con especial fuerza entre los afroamericanos. En última instancia, esta historia es un llamamiento a tomar en serio al padre fundador de Haití en sus propios términos y a honrar su papel en la configuración del mundo poscolonial venidero. Ha sido descrito como «el primer superhéroe negro» de la era moderna.

Napoleón Bonaparte

Esta es una rápida biografía de Napoleón Bonaparte. Después de once meses en Elba, Napoleón juzgó que Francia había tenido suficiente de los Borbones; se las ingenió para evadir los barcos británicos que vigilaban su isla, y reapareció en Cannes, en Francia, para su última apuesta contra el destino. Su avance hacia París fue un desfile triunfal; caminó con escarapelas blancas de los Borbones. Luego, durante cien días, «los cien días», volvió a ser dueño de Francia. Su regreso creó una posición desconcertante para cualquier francés honesto. Por un lado, estaba este aventurero que había traicionado a la república; por otro, el aburrido peso de la antigua realeza restaurada. Los aliados no querían oír ningún otro experimento de republicanismo; eran los Borbones o Napoleón. ¿No es de extrañar que, en general, Francia estuviera con Napoleón? Y regresó profesando ser un hombre cambiado; no iba a haber más despotismo; respetaría el régimen constitucional. Reunió un ejército, hizo algunos intentos de paz con los aliados; cuando vio que estos esfuerzos eran ineficaces, atacó rápidamente a los británicos, holandeses y prusianos en Bélgica, con la esperanza de derrotarlos antes de que los austriacos y los rusos pudieran subir. Estuvo a punto de conseguirlo. Derrotó a los prusianos en Ligny, pero no lo suficiente; y luego fue derrotado sin remedio por la tenacidad de los británicos bajo el mando de Wellington en Waterloo (1815), los prusianos, bajo el mando de Bliicher, se acercaron a su flanco derecho a medida que avanzaba el día. Waterloo terminó en una derrota; dejó a Napoleón sin apoyo y sin esperanza. Francia se alejó de él de nuevo. Todos los que se habían unido a él estaban ansiosos por atacarle y borrar ese error. Un gobierno provisional en París le ordenó abandonar el país, fue por darle veinticuatro horas para hacerlo.

Directorio Francés

La historia de la República después del verano de 1794 se convierte en una historia enmarañada de grupos políticos que aspiran a todo, desde una república radical hasta una reacción monárquica, pero que están impregnados de un deseo general de algún acuerdo de trabajo definitivo, incluso al precio de concesiones considerables. Hubo una serie de insurrecciones de los jacobinos y de los realistas:
Parece que hubo lo que hoy en día llamaríamos una clase de gamberros en París que estaban dispuestos a salir a luchar y a saquear en cualquiera de los bandos; sin embargo, la Convención produjo un gobierno, el Directorio de cinco miembros, que mantuvo a Francia unida durante cinco años. La última y más amenazante revuelta, en octubre de 1795, fue reprimida con gran habilidad y decisión por un joven general en ascenso, Napoleón Bonaparte. El Directorio fue victorioso en el exterior, pero poco creativo en el interior; sus miembros estaban demasiado ansiosos por apegarse a las dulzuras y glorias del cargo como para preparar una constitución que los sustituyera, y demasiado deshonestos como para ocuparse de la tarea de reconstrucción financiera y económica que exigía la condición de Francia. Sólo hay que mencionar dos de sus nombres: Camot, que era un republicano honesto, y Barras, que era un granuja. Su reinado de cinco años constituyó un curioso interludio en esta historia de grandes cambios. Tomaron las cosas como las encontraron. El celo propagandístico de la Revolución llevó a los ejércitos franceses a Holanda, Bélgica, Suiza, el sur de Alemania y el norte de Italia. En todas partes se expulsó a los reyes y se crearon repúblicas. Pero ese celo propagandista que animaba al Directorio no impidió que se saquearan los tesoros de los pueblos liberados para aliviar el bochorno financiero del Gobierno francés.

Historia de la Constitución Francesa de 1791

Este texto se ocupa de los antecedentes políticos y de la historia de la Constitución francesa de 1791. La Asamblea estableció que los salarios del clero se convirtieron en una carga para la nación. Esto, en sí mismo, no era malo para el bajo clero francés, que a menudo estaba escandalosamente mal pagado en comparación con los dignatarios más ricos. Pero, además, la elección de los sacerdotes y obispos se hizo electiva, lo que golpeó la idea misma de la raíz de la Iglesia romana, que centraba todo en el Papa, y en la que toda la autoridad es de arriba hacia abajo. Prácticamente, la Asamblea Nacional quiso de un solo golpe convertir a la Iglesia de Francia en protestante, en organización si no en doctrina. En todas partes había disputas y conflictos entre los sacerdotes estatales creados por la Asamblea Nacional y los sacerdotes recalcitrantes (no estatales) que eran leales a Roma. Pero la Asamblea Nacional debilitó mucho su control sobre los asuntos cuando decretó que ningún miembro de la Asamblea debía ser ministro ejecutivo. Esto fue una imitación de la constitución americana, donde, además, los ministros están separados de la legislatura. El método británico ha sido tener a todos los ministros en el cuerpo legislativo, listos para responder a las preguntas y dar cuenta de su interpretación de las leyes y su conducción de los asuntos de la nación. Si el poder legislativo representa al pueblo soberano, sin duda es necesario que los ministros estén en estrecho contacto con su soberano. La separación del legislativo y el ejecutivo en Francia provocó malentendidos y desconfianza. El poder legislativo carecía de control y el ejecutivo de fuerza moral. Esto condujo a una ineficacia tal en el gobierno central que en muchos distritos se encontraban actualmente comunas y ciudades que eran prácticamente comunidades autogobernadas; aceptaban o rechazaban los mandatos de París según les parecía, declinaban el pago de impuestos y se repartían las tierras de la iglesia según sus apetencias locales.

Trece Colonias Inglesas en América

Este texto se ocupa de describir cómo se formaron las Trece colonias inglesas en América, y el proceso a su independencia de Inglaterra. El rey Jorge III, que había comenzado su reinado en 1760, estaba decidido a ser mucho más rey que sus dos predecesores alemanes. Sabía hablar inglés; pretendía «gloriarse en nombre de los británicos», y, de hecho, no es un mal nombre para un hombre con apenas un rastro de sangre inglesa, galesa o escocesa en sus venas. En las colonias americanas y en las posesiones de ultramar en general, con sus estatutos indefinidos o sin ellos, le parecía que la corona podía reclamar autoridad y obtener recursos y poderes que le eran absolutamente negados por la fuerte y celosa aristocracia de Gran Bretaña. Esto inclinó a muchos de los nobles whigs a una simpatía con los colonos que de otro modo no habrían mostrado. No tenían ninguna objeción a la explotación de las colonias en interés de la «empresa privada» británica, pero sí tenían fuertes objeciones al fortalecimiento de la corona mediante esa explotación para hacerla actualmente independiente de ellos. La guerra que estalló no fue, por tanto, en realidad una guerra entre Gran Bretaña y los colonos, sino una guerra entre el gobierno británico y los colonos, con un cuerpo de nobles whigs y una cantidad considerable de sentimiento público en Inglaterra del lado de estos últimos. Una de las primeras medidas tomadas después de 1763 fue un intento de recaudar ingresos para Gran Bretaña en las colonias exigiendo que los periódicos y documentos de diversa índole fueran sellados. La corona británica se sintió intimidada y las Leyes del Timbre fueron revocadas (1766). Su derogación fue recibida con un júbilo desenfrenado en Londres. Más efusivos incluso que los de las colonias. Pero el asunto de la Ley del Timbre era sólo un remolino en una corriente turbulenta que fluía hacia la guerra civil. Con una veintena de pretextos, y a lo largo de toda la costa, los representantes del gobierno británico estaban ocupados en afirmar su autoridad y hacer intolerable el gobierno británico.

Expansión de Rusia hacia el Pacífico

La decadencia de la energía mongola en los siglos XVII y XVIII es muy difícil de explicar. En el plazo de dos o tres siglos desde los días de Gengis y Timurlane, Asia Central había pasado de un período de ascendencia mundial (o global) a una impotencia política extrema. Los cambios de clima, las pestes no registradas, las infecciones de tipo palúdico, pueden haber desempeñado su papel en esta recesión -que puede ser sólo una recesión temporal medida por la escala de la historia universal- de los pueblos de Asia Central. Algunas autoridades piensan que la difusión de las enseñanzas budistas desde China también tuvo una influencia pacificadora sobre ellos. En cualquier caso, en el siglo XVI los pueblos mongoles tártaros y turcos ya no presionaban hacia el exterior, sino que eran invadidos, subyugados y rechazados tanto por la Rusia cristiana en el oeste como por China en el este. A lo largo del siglo XVII, los cosacos se extendieron hacia el este desde la Rusia europea y se asentaron allí donde encontraban condiciones agrícolas. Cordones de fortalezas y estaciones formaban una frontera móvil para estos asentamientos al sur, donde los turcomanos eran todavía fuertes y activos; al noreste, sin embargo, Rusia no tenía frontera hasta llegar al Pacífico.

India Colonial

Este texto se ocupa de la India Colonial, la colonización de India por el Imperio británico. Durante un tiempo, los portugueses se adueñaron del comercio de la India y Lisboa superó a Venecia como mercado de especias orientales; sin embargo, en el siglo XVII los holandeses se hicieron con este monopolio. El Parlamento aprobó un voto de censura contra Clive. Se suicidó en 1774. En 1788 Warren Hastings, un segundo gran administrador indio, fue impugnado y absuelto (1792). Era una situación extraña y sin precedentes en la historia del mundo. El Parlamento inglés se encontraba gobernando sobre una compañía comercial londinense, que a su vez dominaba un imperio mucho mayor y más poblado que todos los dominios de la corona británica. Para el grueso del pueblo inglés, la India era una tierra remota, fantástica, casi inaccesible, a la que salían jóvenes pobres aventureros, para volver al cabo de muchos años señores viejos muy ricos y coléricos. A los ingleses les resultaba difícil concebir lo que podía ser la vida de esos innumerables millones de pardos en el sol de Oriente. Su imaginación declinó la tarea. La India seguía siendo románticamente irreal. Era imposible para los ingleses, por lo tanto, ejercer una supervisión y control efectivos sobre los procedimientos de la compañía.

Guerras Turco-Rusas

Guerras Turco-rusas, nombre que reciben los enfrentamientos bélicos mantenidos por los imperios ruso y otomano durante los siglos XVII, XVIII y XIX, a medida que Rusia se hacía con el control de la costa norte del mar Negro y ampliaba su esfera de influencia en la península de los Balcanes a costa del poder de los sultanes otomanos. En las Guerras Turco-rusas tuvo lugar la ia intervención de las potencias Europeas en algunas ocasiones. En algunos periodos, el objetivo de Rusia fue aumentar su influencia política en los Balcanes y controlar los estrechos del Bósforo y de los Dardanelos, situados entre el mar Negro y el Mediterráneo. En 1875, cuando las razas cristianas de los Balcanes, y en particular los búlgaros, se volvieron inquietas e insurgentes, comenzó un nuevo impulso de lo que hemos llamado aquí el mapa natural contra los acuerdos diplomáticos del Tratado de Viena. Los turcos adoptaron violentas medidas represivas y emprendieron masacres de búlgaros a gran escala. Entonces Rusia intervino (1877), y tras un año de costosa guerra obligó a los turcos a firmar el Tratado de San Stefano, que fue, en general, un tratado sensato, que rompió el Imperio turco artificial, y estableció en gran medida el mapa natural. Pero se había convertido en una tradición de la política británica frustrar «los designios de Rusia».

Historia de la Revolución Científica

La «revolución científica» abarca el periodo comprendido entre 1500 y 1700. Importantes figuras biográficas como Francis Bacon (1561-1626), Galileo Galilei (1564-1642), Robert Boyle (1627-1691), Nicolás Copérnico (1473-1543), Johannes Kepler (1571-1630) e Isaac Newton (1642-1727) dominan la historiografía de este periodo, aunque los historiadores han realizado un trabajo considerable sobre figuras como Paracelso (1493-1541) o Robert Fludd (1574-1637), cuyas ideas sobre las ciencias ocultas o el misticismo influyeron en figuras importantes, o aquellas como Marin Mersenne (1588-1648) o Christiaan Huygens (1629-1695), cuyas ideas sobre el mecanismo o la metafísica ayudaron a dar forma al trabajo de otros. Los historiadores de la ciencia reconocieron hace tiempo la importancia de la comunicación y la autoría publicadas durante este periodo. En la historia de la ciencia desde la década de 1970, Newton ha seguido siendo una figura biográfica clave. Newton también emerge como una fuerza social por derecho propio, desde su trabajo como guardián y maestro del «mint» hasta su liderazgo de la Royal Society (1703-1727).

Tratado de Utrecht

El Tratado de Utrecht fue firmado en 1713 y puso fin a la Guerra de Sucesión española entre Inglaterra y Francia. Los objetivos inmediatos de Gran Bretaña se lograron cuando Francia fue expulsada de los Países Bajos e Italia españoles, y las coronas de España y Francia no se unieron. Francia necesitaba la paz para reagruparse y reformular su estrategia. Los ingleses también estaban agotados y aprovecharon la oportunidad para conseguir las condiciones más ventajosas posibles.

Historia de la Desigualdad

Los contínuos avances tecnológicos han dejado una marca indeleble en el siglo XXI, pero no todos los países, ni todas las personas, se han beneficiado de forma sustancial. La desigualdad en Estados Unidos está en su nivel más alto en medio siglo, según la Oficina del Censo de Estados Unidos. El 0,1 por ciento de los hogares más ricos posee entre el 15 y el 20 por ciento de toda la riqueza de Estados Unidos, mientras que la mitad inferior sólo posee el 1 por ciento. Pero esta brecha de riqueza es sólo una parte del problema, dicen los economistas. La desigualdad se extiende también a la educación, donde los pobres van a la zaga de los más ricos en cuanto a rendimiento académico, y a las regiones, donde los centros de alta tecnología están dejando atrás a las zonas dependientes de la agricultura o la manufactura. La pandemia de coronavirus, por su parte, hace que el desempleo se dispare y aumenta el abismo entre los que tienen y los que no tienen. Los conservadores y los liberales están de acuerdo en que la desigualdad existe, pero difieren mucho sobre lo que hay que hacer. Los demócratas proponen aumentar los impuestos a los ricos, ampliar el seguro de salud para los pobres y gastar más en la educación pública a todos los niveles. Pero los conservadores dicen que la desigualdad es un subproducto natural de una economía próspera de libre mercado y advierten que los impuestos sobre la riqueza perjudicarían el crecimiento y, en última instancia, a los trabajadores.

Mujer en la Revolución Industrial en Europa

Este texto se centra, principalmente, en la mujer en la revolución industrial en Europa.

Economías de las Guerras Revolucionarias

Economías de las Guerras Revolucionarias La economía de la Guerra de la Independencia Americana Cuando se inició la Revolución Americana, Gran Bretaña había alcanzado el estatus de superpotencia militar y económica. Las trece colonias americanas eran una parte de un imperio global generado por los británicos en una serie de guerras coloniales que comenzaron a … Leer más

Catalina II la Grande

Esta entrada se ocupa de la vida y el legado de Catalina II la Grande de Rusia. Los rusos siguen admirando a Catalina, la alemana, la usurpadora y despilfarradora, y la consideran una fuente de orgullo nacional. La opinión no rusa sobre Catalina es menos favorable. Debido a que Rusia bajo su gobierno creció lo suficientemente fuerte como para amenazar a las otras grandes potencias, y debido a que era de hecho un gobernante duro y sin escrúpulos, figuraba en la imaginación occidental como la encarnación del inmenso, atrasado y sin embargo prohibitivo país que gobernaba. Una de las principales glorias de Catalina es haber sido una mujer que, al igual que Isabel I de Inglaterra y la Reina Victoria dieron sus nombres a períodos de la historia, se convirtió en sinónimo de una época decisiva en el desarrollo de su país. Al final del reinado de Catalina, Rusia se había expandido hacia el oeste y el sur en un área de más de 200.000 millas cuadradas, y el antiguo sueño de los gobernantes rusos de acceder al Estrecho del Bósforo (que conectaba el Mar Negro con el Egeo) se había convertido en una meta alcanzable. Al final de su reinado, Catalina afirmó que había reorganizado 29 provincias bajo su plan de reforma administrativa. Como gastadora desinhibida, invirtió fondos en muchos proyectos. Se construyeron más de cien nuevas ciudades; las antiguas fueron ampliadas y renovadas. Como los productos básicos eran abundantes, el comercio se expandió y las comunicaciones se desarrollaron. Estos logros, junto con la gloria de las victorias militares y la fama de una corte brillante, a la que fueron atraídas las mentes más grandes de Europa, le han ganado un lugar distinguido en la historia.

Dólares

Valor en Dólares de un Punto Básico en el Ámbito Económico-Empresarial En el Contexto de: Valores Véase una definición de valor en dólares de un punto básico en el diccionario y también más información relativa a valor en dólares de un punto básico. [rtbs name=»valores-financieros»]

Principales Períodos de la Historia de China

Principales Períodos de la Historia de China Nota: puede interesar el Esquema de China en la Era Contemporánea, el Esquema de Gobierno y Administración Pública en la China Contemporánea, el Esquema de Política en la China Contemporánea, el Esquema de Economía-Empresa, Industria, Desarrollo Económico en la China Contemporánea y el Esquema de Relaciones Internacionales en … Leer más

Historia de la Industrialización

En la fabricación, las máquinas sustituyeron a un gran número de trabajadores manuales, lo que se llama el método industrial de producción. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). Como resultado, se cambió la naturaleza de la producción. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). Antes de la industrialización, los artesanos tradicionalmente producía los bienes manualmente en casa o en pequeñas tiendas. La producción de esos bienes estaba descentralizada, es decir, grupos de personas en diferentes lugares solían realizar los diversos pasos necesarios para completar un producto. Era posible un escaso control sobre la calidad del producto final. Además, los costos (o costes, como se emplea mayoritariamente en España) eran elevados y el volumen de esa producción era relativamente bajo. Los arquitectos de la Revolución Industrial eliminaron la mayoría de las pequeñas tiendas de artesanía e industrias domésticas que tradicionalmente producían bienes. En su lugar, crearon fábricas donde los trabajadores se reunían para operar la nueva maquinaria que ahorraba mano de obra, creando productos en un sistema altamente organizado y a gran escala. Debido a este drástico cambio en los productos que se fabricaban, cómo se hacían y dónde se fabricaban, una economía principalmente agrícola (rural) fue reemplazada por una economía industrial (urbana). Durante la Revolución Industrial, se produjeron cambios fundamentales en sectores tan importantes de la economía como la agricultura, la fabricación de metales, los textiles y el transporte. En estos sectores revividos, la productividad y la eficiencia técnica mejoraron mucho a medida que la ciencia y la ingeniería se introdujeron (y aceptaron) en el proceso de fabricación. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). Debido a esas mejoras en la fabricación industrial, la estructura social y las políticas económicas de Inglaterra, y de los países en vías de industrialización subsiguientes, también cambiaron.

Esquema de Filosofía

Esquema de Filosofía Los esquemas, que presentan información estructurada, ayudan al usuario a ver la estructura general de la información relacionada con un tema y a encontrar entradas individuales que coinciden con algunos criterios. Este Esquema le permite buscar términos que corresponden a los temas que puedan interesarle para encontrar entradas en esta plataforma relacionadas. … Leer más

Rebelión de Fédon

En la isla caribeña de Granada, la Rebelión de Fédon tiene lugar de 1795 a 1796. El líder clave de esta sublevación es Julien Fédon, un católico francés dueño de una plantación de mestizos, que lucha contra el dominio británico en Granada. Fédon está influenciado por la Revolución Francesa y su misión es hacer de Granada «una república negra como Haití». El ejército rebelde incluye francohablantes mestizos libres y esclavos (los esclavos lucharon en ambos lados del conflicto). Un número significativo de esclavos muere cuando los rebeldes obtienen el control de una gran parte de la isla, pero no de la sede del gobierno, la parroquia de St. El ejército insurgente de Fédon es entonces derrotado por las fuerzas militares del general escocés Ralph Abercromby.

Socinianismo

Socinianismo Socinianismo en la Historia de la Ilustración La Ilustración fue un movimiento intelectual del siglo XVIII, que también recibe el nombre de Siglo de las Luces. Nota: Consulte sus características. Puede interesar especialmente la información sobre la Historia de la Ilustración Religiosa. El caso del socinianismo es similar al Arminianismo (véase). Debido a que … Leer más

Consecuencias de la Revolución Industrial

La Revolución Industrial (véase también sus consecuencias y la industrialización) trajo cambios fundamentales en el estilo de vida británico. Las innovaciones científicas y las mejoras tecnológicas contribuyeron al avance de la agricultura, la industria, la navegación y el comercio y a la expansión de la economía. Con el aumento del capital y la necesidad de crédito, la banca se desarrolló no solo en Londres sino también en el campo. Los industriales, constructores navales, comerciantes y otros fabricantes privados establecieron bancos provinciales y emitieron papel moneda en forma de letras de cambio y billetes, principalmente para pagar la mano de obra y la compra de materias primas.

Se produjeron cambios drásticos en la estructura social y económica a medida que las invenciones e innovaciones tecnológicas crearon el sistema de fábricas de producción de maquinaria a gran escala y una mayor especialización económica, y a medida que la población trabajadora, anteriormente empleada predominantemente en la agricultura (en la que la producción también había aumentado como resultado de las mejoras tecnológicas), se fue reuniendo cada vez más en los grandes centros de fábricas urbanas.

Guillotina

La Guillotina Véase suplicio y Reino del Terror. La Guillotina en la Historia [rtbs name=»home-historia»] El instrumento utilizado para infligir la pena capital por decapitación durante la Revolución Francesa. Un dispositivo similar se había utilizado en Europa desde la Edad Media y había caído en desuso cuando el Dr. Guillotin (1738-1814) sugirió su reintroducción. (Tal … Leer más

Cronología de la Revolución Francesa de 1790 a 1795

Cronología de la Revolución Francesa de 1790 a 1795 Nota: puede interesar la Cronología de la Revolución Francesa en 1789, la información sobre la Vida Cotidiana en la Revolución Francesa y sobre la Cronología de la Revolución Francesa de 1748 a 1788. 1790 Enero: Se distribuye la primera entrega de cesiones. La Asamblea Nacional Constituyente … Leer más

Cronología de la Revolución Francesa de 1748 a 1788

Cronología de la Revolución Francesa de 1748 a 1788 Nota: puede interesar la Cronología de la Revolución Francesa en 1789, la información sobre la Vida Cotidiana en la Revolución Francesa y sobre la Cronología de la Revolución Francesa de 1790 a 1795. En los años 1740 se inicia la Ilustración, un período de curiosidad intelectual, … Leer más

Siglo de las Luces

Aspectos Jurídicos y/o Políticos de Siglo de las Luces Siglo de las Luces en relación con la Filosofía Siglo de las Luces o Ilustración, término utilizado para describir las tendencias en el pensamiento y la literatura en Europa y en toda América durante el siglo XVIII previas a la Revolución […]

Características de la Ilustración

Como se ha hecho evidente que las líneas de exclusión política, económica y jurídica heredadas del orden colonial persisten en el presente, los estudiosos de la IR recurren cada vez más a la historia para dar sentido a los discursos de la civilización contemporánea. Se ha prestado mucha atención a la recuperación de esas líneas de exclusión política y jurídica que nos legó el orden colonial de los siglos XIX y XX en forma de «normas de civilización». Sin embargo, se han dedicado menos esfuerzos a la investigación de los discursos europeos de los siglos XVII y XVIII sobre la civilización, es decir, los antecedentes de las normas de civilización.

En esta entrada se ha esbozado algunos de los rasgos más destacados de la concepción de la civilización surgida de la Ilustración en Europa y he sugerido un compromiso más estrecho con ella. Como otros pensadores europeos del siglo XVIII, los escoceses no se preocupaban centralmente de dictar sus teorías al servicio del imperialismo europeo, sino más bien de la creación de un orden europeo de estados territoriales. El hecho de que las historias conjeturales de los escoceses miraran «hacia adentro» -a la historia de Gran Bretaña y Europa- más que «hacia afuera» no impidió que los autores posteriores restaran importancia al carácter «local» de estas historias y las adaptaran a las visiones teleológicas de la historia del mundo y a las ideas de una misión civilizadora del imperialismo blanco y occidental. Volver a examinar el concepto de civilización que surgió de la Ilustración no solo es importante porque es el espacio social donde la noción de civilización europea encuentra sus raíces «modernas», sino también porque es un ejemplo de un contexto intelectual en el que la civilización se entendía como una formación cultural internamente diversa y un proceso históricamente fluido. Por lo tanto, la recuperación de esta concepción multidimensional y dinámica puede contribuir a restar importancia a la adquisición de algunas teorías contemporáneas – como el «choque de civilizaciones» – basadas en nociones de civilización y cultura internamente homogéneas e históricamente estáticas. La Ilustración en España fue un comportamiento específico que tuvo en España este movimiento intelectual europeo que se desarrolló en el siglo XVIII hasta la Revolución Francesa.

Primeras Representaciones del Sistema Económico

Primeras Representaciones del Sistema Económico en la Teoría Económica Un hecho abrumador fue obvio para todos los observadores contemporáneos al final del Antiguo Régimen: en este gran reino de Francia, fundamentalmente rural, no se podía ignorar el peso económico de la agricultura. «Todos los autores de la época, utopistas, hugonotes exiliados, economistas (…) valoraban el … Leer más

Privilegios Jurisdiccionales Extraterritoriales Recíprocos

Durante la segunda mitad del siglo XVIII y la primera década del siglo XIX, hubo un auge de las cláusulas de jurisdicción consular en los tratados de amistad y comercio entre las naciones occidentales, en particular Francia y Rusia. Sin embargo, no todos los privilegios consulares fueron creados de la misma manera y un análisis de estos acuerdos bilaterales y recíprocos revela varios tipos de soluciones. En la entrada se describen los tratados pertinentes y la variedad de privilegios que se ofrecen en ellos. El cambio de siglo XIX fue testigo del fin de los privilegios de la jurisdicción consular occidental. Este texto se centrará, entre otros, en un ejemplo de arreglo jurisdiccional consular, la Convención Consular Franco-Americana (1788), tanto en su concepción como en su ejecución, con el fin de recoger pistas sobre las razones de la desaparición de los privilegios jurisdiccionales consulares recíprocos occidentales.

Imperio Portugués

Esta entrada examina el Imperio portugués, conjunto de territorios de Sudamérica, África, India y del Sureste asiático que estuvieron sometidos a lo largo de la historia a la soberanía de Portugal. El proceso del imperialismo portugués, que comenzó en 1415 cuando arrebataron la ciudad norteafricana de Ceuta a los musulmanes, puede dividirse en tres fases: la expansión en África y Oriente; la expansión en Brasil y nuevamente la expansión en África, aunque estas etapas se solapan en ocasiones. El Imperio portugués en África oriental era esencialmente marítimo y comercial, y se extendía únicamente por las regiones costeras. Durante el siglo XVII, Brasil, territorio del que en 1500 Pedro Álvares Cabral tomó posesión en nombre del rey portugués Manuel I, rebasó en importancia al imperio oriental. La resistencia al dominio portugués fue una constante en los territorios coloniales a lo largo del siglo XX; no obstante, la presión de las zonas dominadas en favor de la descolonización aumentó considerablemente en la década de 1960.

Prensa en la Revolución Francesa

La Revolución Francesa puede considerarse un acontecimiento mediático de época de dos maneras, aparte de la cuestión del poder de la prensa durante el levantamiento y los años siguientes. En primer lugar, fue el resultado de una explosión sin precedentes de textos, imágenes y medios orales, una democratización de la comunicación política de masas que la Revolución, a su vez, aceleró. En segundo lugar, consistía en una cadena de acontecimientos históricos clave espectaculares y sensacionales que se comunicaban en toda Europa a través de periódicos, sátiras gráficas traducidas, canciones e imágenes impresas. Esta entrada también examinará el rol de los periódicos ingleses en la época de la Revolución Francesa (véase un resumen, su esquema y sus etapas).

Ideas de la Ilustración

Ideas de la Ilustración En inglés: Enlightenment Thoughts. Ideas de la Ilustración Interés Moderno La fuerte hostilidad a las ideas asociadas con los pensadores de la Ilustración (movimiento intelectual del siglo XVIII, que también recibe el nombre de Siglo de las Luces; véase sus características) surgió durante la Revolución Francesa, y durante el siguiente medio … Leer más

Reino del Terror

Maximilien de Robespierre, figura clave de la Revolución Francesa, contribuyó a la caída de la monarquía. Pero mientras su’Reino del Terror’ revitalizó la Revolución, terminó de una manera tan sangrienta como empezó. ¿Cuáles son los orígenes del terrorismo? El reino del terror’ explica que la noción de terrorismo, o terror, surgió de la Revolución Francesa. El terror transformó la Revolución de una fuerza liberadora a una fuerza destructiva. Aquellos que instigaron el terror tuvieron que encontrar una justificación para su violento asesinato. Su motivación es la clave de la naturaleza distintiva del terrorismo moderno. Puede parecer que los revolucionarios actuaron como cruzados, pero el Gobiero del Terror se basó en la suposición de la Ilustración (movimiento intelectual del siglo XVIII, que también recibe el nombre de Siglo de las Luces; véase sus características) de que la acción humana puede cambiar el orden social. El uso de la violencia de la Revolución Francesa creó un modelo para la aplicación de la fuerza terrorista por parte de los actores estatales que duró dos siglos.

Auge del Imperialismo

Esta entrada narra, en la historia del Imperio Francés, el auge del imperialismo, A pesar de varios hechos, la definitiva expansión colonial francesa no se materializó hasta la III República. Por otro lado, exotismo alude a influencias e ideologías extrañas, extranjerizantes y, en última instancia, disolventes, en cuanto contrarían las esencias primordiales de la identidad y cultura nacionales. La acuñación y uso del término se derivan de la filosofía histórica de carácter fundamentalista que ha presidido la. formación de valores e instituciones en México. En este sentido ha gravitado considerablemente la actitud hostil en relación con el papel jugado por la conquista española.

Filosofía Ilustrada

A lo largo de la historia, los repertorios y límites conceptuales, las tradiciones profesionales, los objetivos y las agendas, y las lealtades normativas han sido celosamente guardados. Los científicos en ejercicio suelen prestar poca atención a la historia de sus disciplinas, métodos y conceptos, pero la mayoría son conscientes del carácter subdeterminado de sus informes escritos. Después de todo, no pueden ser entendidos ni reproducidos, ni siquiera por otros expertos, sin información adicional sobre el contexto que abarca, por ejemplo, las limitaciones, las tecnologías y los recursos en funcionamiento. Por el contrario, los historiadores de la ciencia, la medicina, la ingeniería o la agricultura están atentos a la importancia y asequibilidad de los equipos de laboratorio, experimentales o de campo, como los microscopios o los instrumentos de medición, pero se han realizado pocos estudios sobre las consecuencias económicas y artísticas de las características tecnológicas del teatro, como la escenografía, la acústica, la iluminación y el diseño de instrumentos. Aquellos que se han limitado a la «teoría», las «ideas», los «conceptos» o los «argumentos» -ya sean filosóficos, políticos, jurídicos o teológicos- típicamente descartan como irrelevantes el modo en que tales ideas han sido (o, de hecho, podrían ser) implementadas en los confusos y complejos contextos del mundo real. De este modo, prolongan la hostilidad establecida entre los profesionales y los comentaristas. Es tan importante examinar la manera en que se han utilizado las prácticas y afirmaciones científicas para reforzar o desacreditar determinadas culturas como lo ha sido analizar el impacto de las opiniones religiosas y políticas. El «contenido cognitivo» de las reivindicaciones filosóficas o científicas (independientemente de cómo se identifiquen) no es el mismo que el de sus fuentes o implicaciones sociales o culturales. Además, no hay ningún campo de investigación que no utilice ideas y métodos que se originaron en otras áreas no relacionadas: las implicaciones de tales legados, si no se detectan, pueden impedir seriamente la comprensión. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). Los conceptos son herramientas, concebidas humanamente para tareas ancladas en el contexto. Si los contextos cambian, las herramientas deben ser remodeladas o abandonadas, pero los conceptos obsoletos siempre incorporan elementos inútiles y a menudo obstructivos.

Los conceptos de ley, libertad, interés, propiedad o revolución oscilan tanto con el tiempo en su alcance y uso como los de conocimiento, verdad o realidad. La toma de conciencia de la variación y el cambio conceptual, bajo diferentes condiciones, requiere un estudio multidisciplinario sostenido, junto con el análisis de las tecnologías y los puntos de vista científicos predominantes sobre el comportamiento y las mentalidades. Las opiniones de un individuo sobre la medicina en general o sobre la salud en particular, por ejemplo, pueden influir en su comportamiento hacia la familia, la propiedad, las responsabilidades sociales o el futuro. Además, los conceptos utilizados pueden cambiar a lo largo de la vida, generando obstáculos tanto para el autoconocimiento como para la comprensión de los demás. La investigación histórica, la hermenéutica y los estudios de recepción han confirmado simplemente que los individuos no pueden identificarse y separarse de manera fiable de sus intereses, conocimientos, agendas y contextos culturales, con el fin de emitir juicios de validez o alcance universal. El uso de la «Ilustración» como descripción de un período de tiempo o de un conjunto de ideas y prácticas puede disminuir su valor a medida que la investigación detallada profundiza en el pensamiento y la acción de épocas anteriores. Las categorías y taxonomías elegidas por los historiadores no registran esencias eternas abstractas, ni tampoco celebran la inmunidad frente a la revisión o el abandono. Naturalmente, en el siglo XVIII, nadie podía prever la escala o las implicaciones de la Revolución Industrial (véase también el impacto y las consecuencias de la industrialización), la comprensión científica o las oportunidades tecnológicas, las tendencias nacionales o mundiales de la población, los cambios sociales o políticos, las consecuencias de las reformas educativas y la comunicación mundial, o las ambiciones maníacas de quienes buscan el poder.

Ilustración

Está mencionada como uno de los ocho valores políticos básicos de Lasswell: poder, ilustración, riqueza, bienestar, habilidad, afecto, rectitud y deferencia. En términos más filosóficos, el término «iluminación», como sustantivo o adjetivo, ha sido ampliamente utilizado por los historiadores del siglo XX para cubrir una multitud de ideas y actividades en el siglo XVIII, muchas de las cuales eran bastante desconocidas para sus contemporáneos. Sin embargo, las categorías y taxonomías utilizadas por los historiadores, y sus lealtades normativas, no son inmunes a la revisión, y el uso del término puede disminuir a medida que las investigaciones contextuales detalladas examinan con más detenimiento que hasta ahora el pensamiento y la acción de la época. Durante los últimos doscientos años el significado y las implicaciones de muchos términos familiares han cambiado mucho. No existe un solo principio, práctica o significado al que todos se adhirieran, en diferentes culturas, durante el `período de la iluminación’. Aunque muchos escritores abogaron por una investigación escéptica sobre la naturaleza del conocimiento, la naturaleza, la sociedad y la condición humana, pocos sostuvieron que las respuestas se encontraban solo con el ejercicio de la «razón»; y la mayoría estaban influenciadas, al menos indirectamente, por los recursos tecnológicos y científicos y la comprensión de la época.

Cosacos de Zaporozhia

Cosacos de Zaporozhia, Cosacos zaporozhianos, el ejército cosaco zaporozhiano, o simplemente los zaporozhianos Zaporizhia El nombre de la organización militar y política de los cosacos ucranianos y de su territorio autónomo (aproximadamente 80.000 km2) en el sur de Ucrania desde mediados del siglo XVI hasta 1775. El nombre se deriva de la ubicación del territorio … Leer más

Historia de la Ilustración Religiosa

Historia de la Ilustración Religiosa Nota: la Ilustración fue un movimiento intelectual (político, religioso, social) del siglo XVIII, que también recibe el nombre de Siglo de las Luces; véase sus características. La Historia Religiosa de la Ilustración Se dice comúnmente que la revolución intelectual, no menos que la industrial de Europa, tiene sus orígenes en … Leer más

Antiguo Régimen

Con el nombre de Antiguo Régimen se conoce al conjunto de características políticas, sociales y económicas que había en Europa, particularmente en Francia hasta fines del siglo XVIII. Francia, el país más poblado de Europa (24 millones de habitantes), era una de las principales potencias del continente, con un gran poderío económico que, gracias a la producción agrícola, había podido entrar en un incipiente desarrollo industrial que abriría un promisorio comercio exterior. Sin embargo, mantenía fuertes contradicciones sociales internas que se hacía cada vez más irreconciliables. El Antiguo Régimen es un término referente a un sistema político y jurídico que también ha sido empleado para expresar un periodo comprendido entre el siglo XVI y el estallido de la Revolución Francesa.

Dinastía Qing

Dinastía Qing (Historia) Dinastía Qing o Dinastía Ts’ing, también conocida como dinastía Manchú o Ch’ing, última dinastía imperial china, que gobernó desde 1644 hasta que en 1912 tuvo lugar el triunfo de la Revolución republicana. Fue fundada por Dorgon, corregente de los manchúes y poseedor […]