Teoría de las Prácticas

Este texto se ocupa de la pr√°ctica, los procesos y el giro de la pr√°ctica en algunas disciplinas. ¬ŅTiene sentido, o incluso es necesario, hablar de un “giro de la pr√°ctica”? Independientemente de la respuesta que demos a esta pregunta, las teor√≠as de la pr√°ctica de la atenci√≥n impulsan actualmente importantes investigaciones sobre su aplicaci√≥n. Sin embargo, el desarrollo de la teor√≠a de la pr√°ctica internacional sigue estando en sus primeras etapas. En este art√≠culo, intentamos aclarar el car√°cter y la promesa de la teor√≠a de la pr√°ctica. Rechazamos las conceptualizaciones demasiado vagas del “giro de la pr√°ctica”, as√≠ como las afirmaciones de que la teor√≠a de la pr√°ctica no ofrece nada nuevo al campo. Es especialmente importante que nos opongamos a los intentos de presentar la teor√≠a de la pr√°ctica internacional como la nueva gran teor√≠a de las rpr√°cticas y su aplicaci√≥n. No lo es. Tampoco es capaz de integrar los diversos paradigmas y metodolog√≠as de la disciplina. De hecho, la teor√≠a de la pr√°ctica internacional a√Īade vocabulario y perspectivas metodol√≥gicas adicionales. Aumenta, en lugar de disminuir, el pluralismo del campo. Esto facilita el debate productivo, siempre y cuando tengamos claro qu√© aportan las diferentes teor√≠as y enfoques. Adem√°s, ofrecimos tres niveles de aproximaci√≥n en relaci√≥n con la teor√≠a de la pr√°ctica internacional. Comenzamos con un debate sobre lo que pertenece a la teor√≠a de la pr√°ctica: la elecci√≥n racional, el constructivismo orientado a las normas o el estudio de los sistemas de creencias o del discurso. En t√©rminos de teor√≠a social, la teor√≠a de la pr√°ctica se aleja del estudio de la coordinaci√≥n intersubjetiva. Su car√°cter distintivo reside en tomar los patrones de actividad como la unidad m√°s peque√Īa de an√°lisis. Esto implica centrarse en el estudio de los movimientos corporales, el manejo de artefactos y el conocimiento pr√°ctico. Se ocupa de las estructuras y situaciones en las que los actores realizan pr√°cticas compartidas y producen el orden social. Tambi√©n expusimos los compromisos centrales de la teor√≠a de la pr√°ctica: sus apuestas ontol√≥gicas y epistemol√≥gicas m√≠nimas. Estos compromisos “finos” proporcionan la base para la comprensi√≥n mutua tanto dentro como fuera de la teor√≠a de la pr√°ctica internacional. La teor√≠a de la pr√°ctica es m√°s fuerte cuando se mantiene lo m√°s delgada posible con respecto a sus requisitos conceptuales generales. A continuaci√≥n, examinamos los enfoques m√°s amplios que encajan en esta comprensi√≥n “delgada” del giro de la pr√°ctica. En particular, subrayamos la necesidad de evitar confundir los enfoques bourdieusianos con la teor√≠a de la pr√°ctica internacional en general. M√°s bien, estos enfoques forman parte de un debate en curso dentro de la teor√≠a de la pr√°ctica.

El futuro de la teoría de la práctica internacional depende de la vitalidad de ese debate en curso. Lo que está en juego son problemas no resueltos para el giro de la práctica: cómo hacer frente a las tensiones entre el carácter regulativo y errático de la práctica, cómo manejar la política de la escala, qué metodologías permiten captar y escribir mejor sobre la práctica, y cómo situar reflexivamente a los investigadores de la práctica dentro del mundo que estudian. Pero estas cuestiones no pueden resolverse simplemente a través de debates teóricos; deben elaborarse en el contexto de la investigación empírica.

Pr√°cticas en las Relaciones Internacionales

Este texto se ocupa de la pr√°ctica, los procesos y el giro de la pr√°ctica en las relaciones internacionales. ¬ŅTiene sentido, o incluso es necesario, hablar de un “giro de la pr√°ctica”? Independientemente de la respuesta que demos a esta pregunta, las teor√≠as de la pr√°ctica de la atenci√≥n impulsan actualmente importantes investigaciones sobre las relaciones internacionales. Sin embargo, el desarrollo de la teor√≠a de la pr√°ctica internacional sigue estando en sus primeras etapas. En este art√≠culo, intentamos aclarar el car√°cter y la promesa de la teor√≠a de la pr√°ctica. Rechazamos las conceptualizaciones demasiado vagas del “giro de la pr√°ctica”, as√≠ como las afirmaciones de que la teor√≠a de la pr√°ctica no ofrece nada nuevo al campo. Es especialmente importante que nos opongamos a los intentos de presentar la teor√≠a de la pr√°ctica internacional como la nueva gran teor√≠a de las relaciones internacionales. No lo es. Tampoco es capaz de integrar los diversos paradigmas y metodolog√≠as de la disciplina. De hecho, la teor√≠a de la pr√°ctica internacional a√Īade vocabulario y perspectivas metodol√≥gicas adicionales. Aumenta, en lugar de disminuir, el pluralismo del campo. Esto facilita el debate productivo, siempre y cuando tengamos claro qu√© aportan las diferentes teor√≠as y enfoques. Adem√°s, ofrecimos tres niveles de aproximaci√≥n en relaci√≥n con la teor√≠a de la pr√°ctica internacional. Comenzamos con un debate sobre lo que pertenece a la teor√≠a de la pr√°ctica: la elecci√≥n racional, el constructivismo orientado a las normas o el estudio de los sistemas de creencias o del discurso. En t√©rminos de teor√≠a social, la teor√≠a de la pr√°ctica se aleja del estudio de la coordinaci√≥n intersubjetiva. Su car√°cter distintivo reside en tomar los patrones de actividad como la unidad m√°s peque√Īa de an√°lisis. Esto implica centrarse en el estudio de los movimientos corporales, el manejo de artefactos y el conocimiento pr√°ctico. Se ocupa de las estructuras y situaciones en las que los actores realizan pr√°cticas compartidas y producen el orden social. Tambi√©n expusimos los compromisos centrales de la teor√≠a de la pr√°ctica: sus apuestas ontol√≥gicas y epistemol√≥gicas m√≠nimas. Estos compromisos “finos” proporcionan la base para la comprensi√≥n mutua tanto dentro como fuera de la teor√≠a de la pr√°ctica internacional. La teor√≠a de la pr√°ctica es m√°s fuerte cuando se mantiene lo m√°s delgada posible con respecto a sus requisitos conceptuales generales. A continuaci√≥n, examinamos los enfoques m√°s amplios que encajan en esta comprensi√≥n “delgada” del giro de la pr√°ctica. En particular, subrayamos la necesidad de evitar confundir los enfoques bourdieusianos con la teor√≠a de la pr√°ctica internacional en general. M√°s bien, estos enfoques forman parte de un debate en curso dentro de la teor√≠a de la pr√°ctica.

El futuro de la teoría de la práctica internacional depende de la vitalidad de ese debate en curso. Lo que está en juego son problemas no resueltos para el giro de la práctica: cómo hacer frente a las tensiones entre el carácter regulativo y errático de la práctica, cómo manejar la política de la escala, qué metodologías permiten captar y escribir mejor sobre la práctica, y cómo situar reflexivamente a los investigadores de la práctica dentro del mundo que estudian. Pero estas cuestiones no pueden resolverse simplemente a través de debates teóricos; deben elaborarse en el contexto de la investigación empírica.

Enfrentamiento Geopolítico Australia-China

Este texto se ocupa y analiza la dinámica bilateral Australia-China en contextos históricos, estratégicos y políticos amplios.

Tipos de Organizaciones Internacionales

Este texto se ocupa de los “Tipos de Organizaciones Internacionales”. En este texto se revisa toda la gama de organizaciones internacionales. En primer lugar, se examinan las categor√≠as convencionales utilizadas y, a continuaci√≥n, se consideran diversas formas de distinguir entre los numerosos tipos de organizaci√≥n y grados de “internacionalidad”. Se discute el problema de los casos l√≠mite, junto con los sustitutos no organizativos de las organizaciones y las posibles formas alternativas de organizaci√≥n. Tambi√©n se presenta informaci√≥n cuantitativa sobre el crecimiento de las instituciones internacionales y datos indicativos sobre las organizaciones regionales. Una de las principales dificultades para obtener una cierta comprensi√≥n de las organizaciones internacionales es la variedad de formas organizativas que hay que considerar. Los esquemas abstractos de clasificaci√≥n, sobre todo cuando se simplifican por conveniencia, tienden a ocultar la existencia de grupos de organizaciones bien desarrollados con caracter√≠sticas distintas. El enfoque empleado aqu√≠ ha sido el de utilizar varias formas diferentes de dividir la gama de organizaciones y citar varios ejemplos de organizaciones de cualquier tipo concreto. Este texto aclara la variedad de organismos que, en alg√ļn momento, puede ser √ļtil incluir en un esquema de clasificaci√≥n coherente. Se trata de un reto interesante. La confusi√≥n sobre la naturaleza y la cantidad de organizaciones internacionales/transnacionales se aclara por el momento s√≥lo parcialmente mediante definiciones simplistas de las entidades que se seleccionan as√≠ para su estudio. En cierto modo, la satisfacci√≥n con la distinci√≥n “OIG, ONG, multinacional” se asemeja a la situaci√≥n de los zo√≥logos antes de la clasificaci√≥n de “omn√≠voros, herb√≠voros y carn√≠voros” en una multiplicidad de especies animales interrelacionadas en diferentes grados. Quiz√°s sea abusar de la met√°fora sugerir que la preferencia generalizada por la “caza mayor” impide el desarrollo de la comprensi√≥n de las redes de comunicaci√≥n en el ecosistema organizativo en su conjunto y del papel de las muchas especies m√°s peque√Īas o menos numerosas. A pesar de la falta de claridad conceptual, la variedad de formas organizativas que funcionan de alg√ļn modo a nivel transnacional sigue aumentando. Es de suponer que en alg√ļn momento ser√° posible rastrear la manera en que estas formas aumentan, disminuyen y evolucionan en respuesta a las oportunidades que se les presentan.

Participación de las Organizaciónes Internacionales en la Elaboración del Derecho Internacional

La Participaci√≥n de las Organizaci√≥nes Internacionales en la Elaboraci√≥n del Derecho Internacional en el Derecho Internacional P√ļblico La presente secci√≥n analiza la participaci√≥n de las organizaciones internacionales en la elaboraci√≥n del derecho internacional en este contexto y, brevemente, […]

Convenios Internacionales que Regulan las Relaciones Diplom√°ticas y Consulares

Convenciones internacionales que regulan las relaciones diplom√°ticas y consulares [rtbs name=”derecho-constitucional”] [rtbs name=”fuentes-juridicas”] [rtbs name=”categorias-de-fuentes-juridicas”] [rtbs name=”normas-escritas”] [rtbs name=”instrumentos-internacionales”] Recursos Traducci√≥n de […]

Instituciones Financieras Internacionales

Introducci√≥n: Fondo Monetario Internacional (fmi) Concepto de Fondo Monetario Internacional (fmi) en el √°mbito de la contabilidad, el derecho financiero y otros afines: Instituci√≥n establecida en la Conferencia de Bretton Woods, New Hampshire, en 1944, cuyo prop√≥sito es servir como guardi√°n […]

Topolog√≠as Geopol√≠ticas en √Āfrica

La larga presencia del Islam en la sociedad africana est√° bien documentada en la historia africana. Esta larga presencia del islam en la ficci√≥n se capta mejor topol√≥gicamente. El peligro evidente de utilizar el 11-S o la Guerra Fr√≠a como puntos de partida de un an√°lisis de los musulmanes reside en la atribuci√≥n err√≥nea de la importancia del islam en la vida cotidiana de los musulmanes a la ocurrencia de un acontecimiento pol√≠tico espectacular. Tales estudios suelen revelar el propio sesgo del intelectual al trazar el itinerario del tema, en el sentido de que un tema s√≥lo existe en la medida en que es relevante para la preferencia del intelectual que lo representa. En este texto se lee el islam en la sociedad africana como una presencia topol√≥gica, es decir, la configuraci√≥n o la relaci√≥n de diferentes componentes y elementos. Al hacerlo, se pone de relieve la idea crucial de que la presencia del islam en la sociedad africana no adquiri√≥ relevancia de forma abrupta con la ocurrencia de un pu√Īado de acontecimientos pol√≠ticos, como ocurri√≥ con los estudios sobre el islam en los c√≠rculos euroamericanos tras el 11-S. Se advierte sobre la conveniencia acad√©mica de los temas que adquieren relevancia cr√≠tica y acad√©mica. La soluci√≥n del intelectual no es abstenerse de la representaci√≥n. El problema es que el itinerario del sujeto no se ha dejado trazar para ofrecer un objeto de seducci√≥n al intelectual representante. La cuesti√≥n se convierte en c√≥mo podemos tocar la conciencia de la gente, incluso mientras investigamos su pol√≠tica. La pol√≠tica de representar e investigar un tema concreto ilustra el estudio de √Āfrica y su relaci√≥n con el resto del mundo. Concomitante con este descuido es la exclusi√≥n del islam en √Āfrica, como se observa al fechar la importancia del islam y atribuirle una relevancia cr√≠tica a la sombra de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en los Estados Unidos de Am√©rica.

Instituciones Ambientales Internacionales

Este texto se ocupa de las instituciones medioambientales internacionales.

Procesos en las Relaciones Internacionales

Procesos en las Relaciones Internacionales Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Aunque los diversos enfoques del estudio de las pr√°cticas internacionales est√°n lejos de formar una teor√≠a singular, comparten, no obstante, muchas preocupaciones b√°sicas. Estas preocupaciones incluyen el √©nfasis … Leer m√°s

Sanciones Económicas Internacionales

En el contexto del derecho internacional y comparado, este texto se ocupa de las sanciones econ√≥micas internacionales. Las sanciones contra la Rusia de Vladimir Putin en 2022 tras la invasi√≥n de Ucrania son de una magnitud sin precedentes. Pero, ¬Ņqu√© podemos esperar de tales instrumentos internacionales? Aqu√≠ se explora los or√≠genes y las ambig√ľedades de un instrumento dise√Īado en los a√Īos 20 para alejar el espectro de una nueva guerra. La historia de las sanciones econ√≥micas comenz√≥ mucho antes del siglo XX, durante las guerras napole√≥nicas (con el famoso bloqueo continental) y luego con la expansi√≥n del imperialismo europeo en el siglo XIX. Pero fue en el crisol de la Primera Guerra Mundial cuando se sistematizaron, bajo el efecto del proceso de movilizaci√≥n total de las sociedades en guerra (militar, econ√≥mica, industrial, cultural e ideol√≥gica, etc.). El origen de las sanciones se encuentra en la encrucijada entre la globalizaci√≥n econ√≥mica (que crea las condiciones para una gran interdependencia entre los pa√≠ses, multiplicando a su vez las fuentes potenciales de su vulnerabilidad) y la aparici√≥n de la guerra total. En la literatura tambi√©n se aborda otro aspecto de las sanciones, el de la ayuda econ√≥mica y financiera a los pa√≠ses que han sido v√≠ctimas de una agresi√≥n. Este aspecto “positivo” de las sanciones, favorecido en particular por John Maynard Keynes, se materializ√≥ durante la Segunda Guerra Mundial a trav√©s del programa Lend Lease establecido por Estados Unidos en 1941. Las sanciones impuestas a las potencias del Eje fueron acompa√Īadas de facilidades crediticias concedidas a los pa√≠ses que deseaban comprar equipos y municiones a Estados Unidos. La historia de las sanciones es inseparable de la de las pol√≠ticas de ayuda y desarrollo, que se convirtieron en un tema de rivalidad mundial durante la Guerra Fr√≠a.

Relaciones de Rusia con Occidente

Este texto explora la relación de Rusia con el orden mundial liberal y las formas en que esa relación se ve influida por la preocupación del gobierno ruso por la hegemonía o unipolaridad de Estados Unidos. A continuación, aquí se considera la compleja interrelación entre Rusia, el orden mundial liberal y Europa, antes de concluir con algunas reflexiones sobre posibles futuros.

Políticas Internacionales del Medio Ambiente

Este texto se ocupa de las pol√≠ticas internacionales del medio ambiente. Este texto se centra en el din√°mico campo de las pol√≠ticas p√ļblicas internacionales del medio ambiente, y en especial la pol√≠tica medioambiental internacional, un √°mbito que ha crecido r√°pidamente y de forma espectacular desde los a√Īos 90, impulsado por la preocupaci√≥n por un cambio medioambiental global sin precedentes y a gran escala, que incluye el cambio clim√°tico, la p√©rdida de biodiversidad, la deforestaci√≥n, la degradaci√≥n marina y la expansi√≥n del comercio y el consumo. La pol√≠tica medioambiental internacional afecta ahora directa e indirectamente al comportamiento y las decisiones de gobiernos, empresas, ONG, comunidades locales y particulares. Este texto abarcar√° la naturaleza de la pol√≠tica medioambiental internacional; su desarrollo en las √ļltimas d√©cadas; los actores e instituciones que la forman e influyen en ella; y los conflictos que le dan forma. Se examinar√°n las principales √°reas de debate dentro de la pol√≠tica medioambiental internacional, incluyendo las tensiones entre la conservaci√≥n y el desarrollo; los conflictos en torno al conocimiento, la ciencia y la incertidumbre; y la dependencia de los enfoques de “mando y control” frente a los basados en el mercado. Las cuestiones transversales incluyen el g√©nero, la lucha contra la pobreza, el papel de las empresas e iniciativas internacionales como los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Las fuerzas estructurales y las elecciones de los agentes ejercen diferentes cantidades y tipos de influencia en las distintas etapas pol√≠ticas. Los agentes no estatales ejercen una influencia diferente, y quiz√° mayor, en las primeras fases del proceso. La ingenier√≠a social consciente parece poder resolver los problemas de formulaci√≥n y aplicaci√≥n de pol√≠ticas m√°s que la fijaci√≥n de la agenda.

Obligaciones Internacionales de los Estados

Obligación Recursos Véase también Obligaciones Obligación

Geopol√≠tica del √Ārtico

Bajo los p√°ramos helados del √Ārtico, se est√° produciendo un tira y afloja geopol√≠tico a tres bandas sobre qu√© pa√≠s posee una cresta de monta√Īas submarinas. El ganador cambiar√° los mapas para siempre. Este texto analiza el choque de naciones bajo el hielo en esa zona, describiendo la prisa por reclamar una cordillera submarina. Aunque la dorsal puede ser una extensi√≥n de Groenlandia, si se mira desde el otro extremo tambi√©n es una extensi√≥n de Rusia. Cuando hay tensiones internacionales en torno a las fronteras, la Comisi√≥n de L√≠mites de la Plataforma Continental de la ONU no interviene. La soberan√≠a sobre el fondo marino no cambia los derechos o la capacidad de un pa√≠s para controlar la navegaci√≥n, o para llevar a cabo la pesca comercial. Las comunidades ind√≠genas son cada vez m√°s reconocidas como una parte crucial de la sostenibilidad, en el √Ārtico y en otros lugares. Rusia ha dejado claro que cree que el √Ārtico es crucial para su supervivencia, pero las negociaciones contin√ļan por la v√≠a diplom√°tica. Pero en 2007, Rusia utiliz√≥ un submarino para plantar una bandera con el fin de publicitar sus reivindicaciones sobre la regi√≥n del √Ārtico.

Historia de las Relaciones Ruso-Japonesas

En 1855, despu√©s de un siglo de intentos infructuosos por establecer relaciones comerciales con Jap√≥n, se firm√≥ el primer tratado ruso-japon√©s, que marcaba los l√≠mites de sus territorios. Se estableci√≥ una jurisdicci√≥n conjunta en la isla de Sajal√≠n, que se mantuvo hasta 1875, cuando Jap√≥n intercambi√≥ sus derechos en Sajal√≠n por la posesi√≥n de las islas Kuriles. Las relaciones amistosas continuaron hasta 1894, cuando Jap√≥n, en busca de un punto de apoyo en el continente, entr√≥ en guerra con China. Como vencedor en ese conflicto, Jap√≥n obtuvo en el tratado de paz de 1895, Formosa, la pen√≠nsula de Liaotung en la que se encuentra Port Arthur, y el reconocimiento chino de la independencia de Corea. Rusia protest√≥ inmediatamente por este tratado y, respaldada por Francia y Alemania, oblig√≥ a Jap√≥n a devolver a China la pen√≠nsula de Liaotung y Port Arthur. Jap√≥n conserv√≥ Formosa y el control virtual de una Corea “independiente”. Los acontecimientos que siguieron condujeron directamente a la guerra ruso-japonesa de 1904. Tras la derrota, y el triunfo comunista en Rusia, el gobierno sovi√©tico, incapaz de hacer frente al poder√≠o militar de Jap√≥n y confiado en que la poblaci√≥n rusa se decantar√≠a por Mosc√ļ frente a Tokio, ayud√≥ en 1920 a la creaci√≥n de un estado tap√≥n en el este de Siberia conocido como la Rep√ļblica del Lejano Oriente, que, para apaciguar a Jap√≥n, se acord√≥ que tendr√≠a una administraci√≥n no comunista.

Políticas Internacionales Comparadas

Contenido de Pol√≠ticas Internacionales Comparadas Dentro del derecho internacional p√ļblico, la informaci√≥n sobre pol√≠ticas internacionales comparadas en esta referencia jur√≠dica cubre, entre otras, las siguientes materias: Principios Generales de Pol√≠tica Exterior Integraci√≥n en Bloques […]

Instrumentos Internacionales Aplicables en la Cooperación Procesal Internacional

Durante los a√Īos posteriores a la Segunda Guerra Mundial, la cooperaci√≥n internacional para responder a la delincuencia transnacional se ha ampliado y profundizado. Los instrumentos internacionales han proporcionado los principales bloques de construcci√≥n para este desarrollo. El ritmo de desarrollo se ha acelerado claramente durante la d√©cada de 1990 y el comienzo del nuevo milenio. La “Convenci√≥n sobre las Drogas” de 1988 y la Convenci√≥n de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional de 2000 son claros indicios de que los instrumentos multilaterales est√°n adquiriendo una importancia creciente. No cabe duda de que se redactar√°n m√°s instrumentos de este tipo de aplicaci√≥n mundial. Al mismo tiempo, sin embargo, los Estados seguir√°n celebrando acuerdos bilaterales con aquellos Estados con los que comparten preocupaciones e intereses particulares. En octubre de 1999, la Uni√≥n Europea acord√≥ la importancia del reconocimiento mutuo de decisiones y sentencias, que, en su opini√≥n, “deber√≠a convertirse en la piedra angular de la cooperaci√≥n judicial en materia civil y penal dentro de la Uni√≥n”. El argumento era que, ya hoy, los Estados miembros de la Uni√≥n Europea comparten valores y principios jur√≠dicos fundamentales.

Funcionalismo en las Relaciones Internacionales

Este texto se ocupa del funcionalismo en la teor√≠a de las relaciones internacionales y en las organizaciones internacionales, especialmente la ONU. El funcionalismo es una teor√≠a de las relaciones internacionales que surgi√≥ durante el periodo de entreguerras principalmente a partir de la fuerte preocupaci√≥n por la obsolescencia del Estado como forma de organizaci√≥n social. El objetivo del funcionalismo hacia la paz mundial (o global) se consigue mediante la cooperaci√≥n funcional a trav√©s de la labor de las organizaciones internacionales (incluidas las intergubernamentales y las no gubernamentales). Las actividades de las organizaciones internacionales funcionales implican la adopci√≥n de medidas sobre problemas pr√°cticos y t√©cnicos m√°s que sobre los de car√°cter militar y pol√≠tico. Adem√°s, no son pol√©micas desde el punto de vista pol√≠tico y suponen un inter√©s com√ļn por resolver problemas internacionales que podr√≠an abordarse mejor en un marco transnacional.

Relaciones Internacionales de China en el Siglo XXI

Hoy en d√≠a, la legitimidad del PCC se basa en el consentimiento popular t√°cito: siempre que las reformas econ√≥micas que el gobierno ha dise√Īado sigan proporcionando tasas de crecimiento asombrosas y sirviendo a la clase media emergente, la legitimidad del PCC es en gran medida incuestionable. Con la condici√≥n de que el PCC siga funcionando bien, la expresi√≥n de las quejas populares se centra m√°s en situaciones espec√≠ficas en zonas concretas de China y todav√≠a no presenta un desaf√≠o coherente al principio subyacente del gobierno del PCC. Sin embargo, el mantenimiento de este sistema tiene claras implicaciones propagand√≠sticas, ya que los chinos se enfrentan hoy a una compleja red de contradicciones, como el de una econom√≠a abierta pero un sistema pol√≠tico cerrado. historia revela que el PCCh ha mirado m√°s all√° de China en busca de un modelo de c√≥mo moldear la opini√≥n p√ļblica. Adem√°s del Nuevo Laborismo, el Partido tambi√©n ha estudiado las obras extranjeras y, m√°s recientemente, Noam Chomsky. Se trata de nuevos enfoques conceptuales de la propaganda en China que se basan en formas no chinas e incluso no comunistas de entender las comunicaciones modernas, pero que reconocen que “Occidente” se dedica a la propaganda (igualando as√≠ el terreno de juego) y, en el caso de Chomsky, que los medios de comunicaci√≥n estadounidenses participan voluntariamente en los esfuerzos del gobierno por controlar la informaci√≥n. Esta atenci√≥n a las teor√≠as no chinas representa la adopci√≥n consciente de los m√©todos occidentales de control social y persuasi√≥n. El entorno posterior al SARS ha sido testigo de una clara falta de separaci√≥n entre la propaganda, las relaciones p√ļblicas y la diplomacia p√ļblica.

Geopolítica de las Religiones

Este texto se ocupa de la geopol√≠tica de las religiones. La afinidad entre geopol√≠tica y religi√≥n se basa en dos supuestos: las religiones pueden fomentar el conflicto territorial y las religiones contienen ideas sobre un orden mundial (o global) ideal. El primer supuesto es controvertido y el segundo no implica necesariamente que dichas ideas se consideren tambi√©n prescripciones. Lo que s√≠ podemos concluir es que las religiones han contribuido a establecer las identidades nacionales durante la formaci√≥n de los Estados-naci√≥n y que la religi√≥n o los l√≠deres religiosos pueden ser activos en la movilizaci√≥n de la protesta. La l√≥gica que subyace en las disciplinas de geopol√≠tica y geograf√≠a pol√≠tica conduce a dos enfoques en el estudio de la religi√≥n. En primer lugar, el contenido de los textos religiosos y de la jurisprudencia puede analizarse a partir de las ideas territoriales (esto es, en particular, lo que pretende la “geopol√≠tica cr√≠tica”). Las ideas territoriales suelen estar relacionadas con conceptos como tierra santa, guerra santa y milenarismo. La segunda tarea importante es establecer en qu√© condiciones se activan los lazos de solidaridad (territorial) entre los miembros de una religi√≥n.

Antigeopolítica

Anti-geopol√≠tica Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Anti-geopol√≠tica El t√©rmino antigeopol√≠tica surgi√≥ en la literatura geogr√°fica cr√≠tica angloamericana a mediados de la d√©cada de 1990. Conceptualiza aquellas pr√°cticas, pol√≠ticas y perspectivas que se apartan cr√≠ticamente de los modos dominantes … Leer m√°s

Geopolítica Crítica

La Geopol√≠tica Cr√≠tica Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. La Geopol√≠tica Cr√≠tica La geopol√≠tica cr√≠tica se estableci√≥ como un enfoque postestructural, que insiste en que, en lugar de ser una influencia apol√≠tica en la pol√≠tica internacional, como sostienen los … Leer m√°s

Relaciones Anglo-Americanas antes de 1939

Este texto se ocupa de las relaciones anglo-americanas antes de 1945. Las relaciones entre Estados Unidos y Gran Breta√Īa en 1934-1938 hab√≠an alcanzado un grado de cordialidad que hasta ahora s√≥lo se hab√≠a logrado, si acaso, en el breve per√≠odo de participaci√≥n activa de Estados Unidos en la Guerra Mundial. Esta situaci√≥n contrasta fuertemente con la de hace una d√©cada antes, cuando, durante la conferencia naval de Ginebra y despu√©s de su colapso, las dos naciones estaban en serio desacuerdo sobre los m√©todos para limitar el tonelaje de las naves de guerra auxiliares. Aunque las relaciones angloamericanas mejoraron un poco durante la administraci√≥n Hoover, volvieron a sufrir un rev√©s en 1933, cuando la negativa del presidente Roosevelt a considerar la estabilizaci√≥n de la moneda provoc√≥ la ruptura de la Conferencia Monetaria y Econ√≥mica Mundial de Londres. El acercamiento de las dos grandes naciones de habla inglesa hab√≠a sido inducido, en parte, por la creciente amenaza a sus ideales democr√°ticos y a sus intereses materiales que presentaba el creciente poder de los estados totalitarios en Europa y la agresi√≥n de Jap√≥n en el Extremo Oriente. Aunque segu√≠na pendientes cuestiones tan controvertidas como el impago de la deuda de guerra y los asuntos relacionados con el pr√≥ximo acuerdo comercial, se cre√≠a en 1935-1937 que la perspectiva de que puedan resolverse a satisfacci√≥n de ambos pa√≠ses se ve√≠a reforzada por el deseo, especialmente en Gran Breta√Īa, de aclarar las diferencias restantes para consolidar a√ļn m√°s las relaciones angloamericanas y proporcionar una base firme para un entendimiento general m√°s estrecho en el futuro. La relaci√≥n de Gran Breta√Īa con Estados Unidos cambi√≥ fundamentalmente en el periodo de 1939 a 1945. Gran Breta√Īa fue superada por Estados Unidos como primera potencia econ√≥mica del mundo, pas√≥ a depender de √©l para alcanzar sus objetivos de pol√≠tica exterior de mantener el equilibrio de poder en Europa y su imperio colonial en el extranjero, y cedi√≥ la hegemon√≠a cultural.

Geopolítica Espacial

La geopolítica espacial clásica se ocupa de cómo deben actuar los Estados en el espacio exterior para aumentar su influencia en la escena internacional. Además de las dimensiones tradicionales del poder, como la terrestre, la marítima y la aérea, la dimensión extraterrestre se ha convertido en el cuarto y más avanzado elemento de poder en las relaciones internacionales. En este sentido, las actividades espaciales representan un nuevo instrumento para potenciar la política exterior o alcanzar una posición hegemónica de poder, por razones científicas, tecnológicas y militares. El desarrollo de las actividades espaciales y la evolución del contexto de la política internacional entre el periodo posterior a la Segunda Guerra Mundial y la actualidad han fomentado un debate doctrinal que pretende reproducir y aplicar las teorías clásicas del poder a la situación política. Los principales enfoques se apoyan en diferentes bases teóricas, como el realismo, el liberalismo, el determinismo y el interaccionismo.

Glosario de Relaciones Interinstitucionales

Glosario de Relaciones Interinstitucionales Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Glosario de Relaciones Interinstitucionales e Inter-organizativas La rendici√≥n de cuentas permite atribuir actividades o resultados a una entidad e implica la obligaci√≥n por parte de √©sta de aceptar la … Leer m√°s

Actores Internacionales

El Estado ha sido considerado durante mucho tiempo como el actor m√°s importante en la escena mundial, la “unidad” b√°sica de la pol√≠tica global. Su predominio se deriva de su jurisdicci√≥n soberana. Como los Estados ejercen un poder indiscutible dentro de sus fronteras, operan, o deber√≠an operar, como entidades independientes y aut√≥nomas en los asuntos mundiales. Sin embargo, el Estado est√° amenazado, quiz√°s como nunca antes. En particular, la globalizaci√≥n, en sus formas econ√≥micas y pol√≠ticas, ha conducido a un proceso de retroceso del Estado, llegando a conformar lo que algunos llaman el Estado post-soberano. Otros, sin embargo, sostienen que las condiciones de flujo y transformaci√≥n subrayan que la necesidad del orden, la estabilidad y la direcci√≥n que (posiblemente) s√≥lo el Estado puede proporcionar es mayor que nunca. ¬ŅEst√°n los Estados en declive, o est√°n en un proceso de renacimiento?

Glosario de Relaciones Internacionales

Glosario de Relaciones Internacionales Este glosario contiene una explicaci√≥n de t√©rminos t√©cnicos clave, con significados espec√≠ficos de la teor√≠a de las relaciones internacionales. Ventaja absoluta: Situaci√≥n en la que un pa√≠s tiene una ventaja productiva sobre otro en dos (o m√°s) bienes, pero el comercio puede seguir siendo mutuamente beneficioso debido al principio de la … Leer m√°s

Relaciones Diplomaticas

Relaciones Diplom√°ticas Relaciones Diplom√°ticas y Consulares Relaciones Diplom√°ticas y Consulares en el Derecho Internacional El Diccionario Jur√≠dico Espasa (2001) hace el siguiente tratamiento de este t√©rmino jur√≠dico: Esta materia est√° regulada por el Convenio de Viena de 18 de abril de […]