Antropología Cristiana

Este texto considera cómo afectan las distintas versiones de cómo las personas humanas se relacionan con Dios a la forma en que se concibe a Dios. Aquí , el texto se centra en los problemas filosóficos generados por los distintos enfoques de las prácticas espirituales católicas y la cuestión de cómo conocemos y deseamos a Dios.

Ideología de Género

Crisis

Este texto se ocupa de la “Ideolog√≠a de G√©nero”. Se ha sugerido que el evangelicalismo proporciona una herencia ambigua para quienes desean desafiar los roles de g√©nero. La llamada al activismo y el imperativo de buscar conversiones abrieron oportunidades para las mujeres, pero los evang√©licos se vieron influidos con frecuencia por una interpretaci√≥n de las Escrituras que percib√≠a a las mujeres como dependientes de los hombres. Es cierto que muchos evang√©licos han cre√≠do, sobre bases b√≠blicas, en un papel restringido para la mujer en comparaci√≥n con el del hombre. En ocasiones, los evang√©licos conservadores han animado a las mujeres a cursar estudios superiores y a desempe√Īar trabajos sustanciales, al tiempo que restring√≠an su papel dentro de la iglesia y segu√≠an manteniendo una visi√≥n jer√°rquica del matrimonio. Otros evang√©licos, sin embargo, especialmente desde 1970, han cre√≠do que los roles de g√©nero se han visto constre√Īidos por la cultura, y que una hermen√©utica m√°s verdadera y apropiada permitir√≠a a las mujeres participar en las iglesias en pie de igualdad con los hombres. Por lo tanto, de este estudio se desprende que ha habido y sigue habiendo un amplio espectro de creencias y pr√°cticas dentro del evangelicalismo en relaci√≥n con los roles de g√©nero.

Derecho Cristiano Medieval

El periodo medieval comenz√≥ con el declive del Imperio Romano como consecuencia de las invasiones b√°rbaras. Tras ello y a lo largo de varios siglos, la iglesia cristiana desempe√Ī√≥ un papel decisivo en la constituci√≥n de lo que se conoci√≥ como la respublica Christiana. Inclu√≠a, en configuraciones siempre cambiantes, los sectores occidental y oriental del antiguo Imperio Romano, es decir, porciones de Europa occidental y Bizancio, que comprend√≠a Asia Menor y la mayor parte de los territorios alrededor del borde mediterr√°neo. Roma y Constantinopla acabar√≠an convirti√©ndose, respectivamente, en las sedes de las dos partes del nuevo imperio. Fuera de Alemania, de Borgo√Īa y de la mayor parte de Italia, la supremac√≠a del Emperador era una preeminencia esencialmente moral (auctoritas), distinta del poder efectivo (potestas), que simbolizaba la unidad del mundo cristiano en lo temporal, no siendo siempre este aspecto, por lo dem√°s, claramente distinto de lo espiritual. El imperium mundi romano se hab√≠a convertido, en efecto, en el imperium christianum, el sacrum imperium, el Sacro Imperio, cuyo titular ten√≠a como misi√≥n principal la de ¬ędefensor de la Iglesia¬Ľ, t√≠tulo que no priv√≥ al Emperador de inmiscuir¬¨se con frecuencia en los asuntos de la Iglesia. M√°s efectivo fue el poder espiritual del Papa, el cual se extend√≠a a todos los bautizados, independientemente de su sumisi√≥n a una u otra jurisdicci√≥n temporal. Por tal hecho, el Derecho can√≥nico lleg√≥ a ser, en tanto que Derecho supranacional ‚ÄĒjunto al derecho romano convertido en ius commune‚ÄĒ uno de los elementos esenciales de unidad del Occidente cristiano. La Cristiandad medieval fue en realidad una diarqu√≠a pecu¬¨liar, compatible con una amplia autonom√≠a de los cuerpos sociales que la integraban. En una palabra, la Rep√ļblica cristiana de la que hablan las fuentes de la √©poca, era un cuerpo social jerarquizado, pero no unitario, una communitas communitatum bajo la direcci√≥n m√°s o menos efectiva del Papa y del Emperador.

Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja

Este texto se ocupa del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. El movimiento de la Cruz Roja comenzó con la fundación del Comité Internacional de Socorro a los Heridos (ahora Comité Internacional de la Cruz Roja) en 1863. Se estableció para atender a las víctimas de las batallas en tiempos de guerra, pero posteriormente se crearon sociedades nacionales de la Cruz Roja para ayudar a prevenir y aliviar el sufrimiento humano en general. En agosto de 1921, el Comité Internacional de la Cruz Roja pidió a Fridtjof Nansen, un humanista noruego famoso también por sus expediciones, que dirigiera una iniciativa para socorrer a la Rusia asolada por la hambruna. Aceptó, y el 15 de agosto una conferencia en Ginebra, en la que estaban representados 13 gobiernos y 48 organizaciones de la Cruz Roja, le nombró alto comisionado de esta nueva empresa. La Cruz Roja es el nombre utilizado en los países bajo patrocinio nominalmente cristiano, mientras que la Media Luna Roja (adoptada por insistencia del Imperio Otomano en 1906) es el nombre utilizado en los países musulmanes.

Consejo Mundial de las Iglesias

Diversos √≥rganos, incluidos grupos consultivos, comisiones y grupos de referencia, integrados por miembros de los √≥rganos rectores del Consejo Mundial de Iglesias (CMI) y de las iglesias miembros, asesoran a la Secretar√≠a General sobre la orientaci√≥n, la aplicaci√≥n y la evaluaci√≥n de las pol√≠ticas. Los principales √≥rganos son las Comisiones de Fe y Constituci√≥n (√≥rganos plenarios y permanentes), de Misi√≥n Mundial y Evangelizaci√≥n, de Educaci√≥n y Formaci√≥n Ecum√©nica, de las Iglesias sobre Asuntos Internacionales, y la Comisi√≥n ECHOS sobre la Juventud en el Movimiento Ecum√©nico. El CMI, a trav√©s de las Comisiones de Fe y Constituci√≥n y de Misi√≥n Mundial y Evangelizaci√≥n, pretende promover una “unidad visible” entre las iglesias miembros y animarlas a abordar cuestiones potencialmente divisivas y a desarrollar posiciones mutuamente aceptables.

Relaciones Cristiano-Musulmanas en √Āfrica

Este texto se ocupa de las relaciones cristiano-musulmanas en el continente africano. A trav√©s de ejemplos de diferentes momentos de la historia en todo el continente africano, est√° claro que las diferencias religiosas y las interacciones culturales son fundamentales para la forma en que los africanos se entienden a s√≠ mismos y a sus sociedades cambiantes. A trav√©s de la lente de las historias cristiano-musulmanas en √Āfrica, tambi√©n es posible ver por qu√© los practicantes de las religiones africanas aut√≥ctonas han temido el borrado de la diferencia y la p√©rdida de autonom√≠a cultural en sus interacciones tanto con los cristianos como con los musulmanes y en sus comparaciones de los dos monote√≠smos. La larga visi√≥n de los enredos entre musulmanes y cristianos en √Āfrica demuestra que no basta con celebrar la diversidad religiosa pasada y presente. El poder de los actores religiosos para moldear la sociedad es real y puede ser incluso mayor que el de los actores pol√≠ticos en muchos contextos. Por lo tanto, las religiones y las diferencias religiosas deben entenderse no s√≥lo en t√©rminos idealizados basados en las nociones occidentales de libertad religiosa y tolerancia, sino tambi√©n a trav√©s del surgimiento de factores como la desigualdad y la desinformaci√≥n, condicionados por factores hist√≥ricos como el evangelismo agresivo y el control educativo. Estos aspectos antisociales y divisivos de la pol√≠tica religiosa deben reconocerse junto a los rasgos cohesivos e idealistas para poder encontrar respuestas pragm√°ticas y proactivas a los problemas del conflicto religioso.

Esquema de Religión

Vista, imagen, conocimiento

Casi todas las sociedades humanas examinadas están imbuidas de nociones y prácticas religiosas de un tipo u otro. Cada religión puede caracterizarse por su propio conjunto de creencias, rituales, textos sagrados, códigos de conducta ética, etc., que son atribuidos por sus adherentes.

Cristología

Este texto se ocupa de la Cristolog√≠a. La cristolog√≠a es el estudio de Cristo a lo largo de un periodo hist√≥rico. Cabe se√Īalar que los primeros debates sobre cristolog√≠a comenzaron en √Āfrica. Una serie de tempranas controversias cristol√≥gicas los ocasionaron. Una de las famosas controversias teol√≥gicas m√°s tempranas es la controversia arriana. √Čsta es considerada por la mayor√≠a de los historiadores de la Iglesia como una de las mayores controversias doctrinales de la historia del cristianismo que comenz√≥ en suelo africano, en Alejandr√≠a, Egipto (318 d.C.), liderada por un te√≥logo africano, un tal Arrio (256-336), un presb√≠tero asceta de Libia. La controversia arriana se centr√≥ en la m√°s fundamental de todas las cuestiones: “¬ŅQui√©n es Jesucristo? ¬ŅEs Dios en la carne? ¬ŅO es s√≥lo un ser creado como nosotros?”. Por implicaci√≥n, la cristolog√≠a de Arrio significaba que hubo un tiempo en el que el Hijo nunca existi√≥. √Čl, sin embargo, no negaba que todas las cosas fueron creadas en Cristo por el Padre, pero tambi√©n a√Īad√≠a que “Cristo fue el primog√©nito de todo lo creado, implicando por tanto que s√≥lo el Padre es Dios”. La interpretaci√≥n cristol√≥gica africana contempor√°nea de Arrio sugerir√≠a que Cristo se encuentra entre las divinidades posteriores a Dios, el Ser Supremo.

Movimientos Misioneros del Cristianismo

Este texto se ocupa de los “Movimientos misioneros del Cristianismo” en relaci√≥n con la Teolog√≠a El cristianismo, religi√≥n misionera por naturaleza, fue en primer lugar propagado por los ap√≥stoles, especialmente san Pablo, y por creyentes laicos. Desde finales del periodo medieval, un objetivo misionero clave hab√≠a sido someter a las iglesias orientales a la jurisdicci√≥n romana, permiti√©ndoles por lo general conservar su liturgia oriental. En varios casos, estas iglesias se dividieron, una parte permaneciendo fuera de la autoridad romana y otra -las llamadas iglesias “uniatas”- entrando en comuni√≥n con Roma. √Čstas no deben confundirse con los cat√≥licos de rito occidental, y a menudo se consideran a s√≠ mismas ortodoxas, a pesar de su lealtad a Roma, pero el espacio impide hablar de ellas aqu√≠. En ocasiones, esta historia ha hecho que los l√≠deres de las iglesias orientales desconf√≠en de que los misioneros protestantes intenten igualmente someterlas a una jurisdicci√≥n extranjera; ha permitido que protestantes y ortodoxos se consideren mutuamente o bien aliados potenciales contra Roma (como en los primeros contactos) o bien colaboradores potenciales con ella (cuando protestantes y cat√≥licos romanos han compartido el estatus de minor√≠a en zonas ortodoxas, el juego puede ser algo diferente). Adem√°s, durante las d√©cadas de 1830 y 1840, la misi√≥n evang√©lica estimul√≥ una mayor actividad cat√≥lica en algunas zonas de Oriente Pr√≥ximo.

Evangelios Canónicos

Los cuatro evangelios can√≥nicos son el evangelio de Mateo, el de Marcos, el de Lucas y el de Juan. ¬ŅC√≥mo termin√≥ Marcos su evangelio? Es dif√≠cil saberlo a partir de las nueve versiones de su √ļltimo cap√≠tulo que tenemos en la actualidad. La versi√≥n m√°s corta termina con la tumba vac√≠a; no se vuelve a ver a Jes√ļs. En la m√°s larga, Jes√ļs reaparece tres veces antes de subir al cielo. La diferencia es fundamental: para los estudiosos de la Biblia que intentan determinar qu√© final es el m√°s antiguo, para los bi√≥grafos que trazan el curso de la vida de Jes√ļs, para los historiadores que intentan rastrear c√≥mo lleg√≥ a registrarse, para los te√≥logos que contemplan la resurrecci√≥n de Jes√ļs y para los lectores curiosos que simplemente quieren saber c√≥mo termina la historia.

Idolatría en la Sagrada Escritura

Idolatr√≠a en la Sagrada Escritura en Relaci√≥n a Teolog√≠a En este contexto, a efectos hist√≥ricos puede ser de inter√©s lo siguiente: [1] Introducci√≥n Idolo (en griego e√≠d√≥lon) es la traducci√≥n m√°s com√ļn de unos nombres hebreos, diversos entre s√≠. La palabra e√≠d√≥lon significa propiamente la […]

Ortodoxia

“Ortodoxia” proviene de la palabra griega orthodoxia, que es a su vez un compuesto de dos t√©rminos: orthos y doxa. Orthos es un adjetivo que significa recto o erguido. Por extensi√≥n, significa recto, seguro, verdadero o correcto. Es en este sentido ampliado que orthos se convierte en un t√©rmino evaluativo con una connotaci√≥n positiva. Decir que algo es orthos es decir que es de alguna manera bueno o correcto. Doxa tiene dos significados principales que nos interesan para los fines actuales. En contextos t√≠picamente hel√©nicos, puede significar opini√≥n, noci√≥n o juicio. En este sentido, doxa se refiere a una actitud adoptada hacia una proposici√≥n. Dicho de otro modo, doxa puede referirse a la actitud propositiva o hermen√©utica tomada hacia algo. Tener una doxa en este sentido es pensar o decir que algo es de tal o cual cualidad o naturaleza. Sin embargo, en contextos hebreos, denota m√°s com√ļnmente gloria o esplendor. En este sentido, el t√©rmino se refiere a la imponente manifestaci√≥n de una cosa en la experiencia. La ortodoxia tambi√©n tiene su lugar en el Derecho Social. As√≠, es correcto pensar a la luz de determinada doctrina; en el sindicalismo, la doctrina socialista, anarquista o justicialista, etc. En la hemerograf√≠a sindical se denomin√≥ ‚Äúortodoxos‚ÄĚ a los gremios m√°s duros o virulentos, en contraposici√≥n a los dialoguistas.

Baptistas

Las iglesias bautistas y sus miembros han abarcado una gama de interpretaciones teol√≥gicas y una variedad de puntos de vista sociales y pol√≠ticos. A primera vista, la teolog√≠a bautista parece cl√°sicamente protestante por su √©nfasis en la Trinidad, la encarnaci√≥n de Jesucristo, la autoridad de las Escrituras, la salvaci√≥n s√≥lo por la fe y el bautismo por inmersi√≥n. Sin embargo, la interpretaci√≥n y puesta en pr√°ctica de estas creencias ha hecho de los baptistas una de las denominaciones m√°s fragmentadas de Estados Unidos, a menudo caracterizada como un pueblo que “se multiplica dividiendo”. La religi√≥n baptista comenz√≥ en la Europa continental a principios del siglo XVI. Conocida como anabaptismo (v√©ase m√°s detalles), surgi√≥ como una alternativa radical al luteranismo. Se form√≥ una variedad de anabaptistas en Suiza, Holanda y los estados alemanes. Por su inconformismo, como negarse a bautizar a sus hijos, los creyentes sufrieron persecuci√≥n. Se fusionar√≠an en grupos sectarios, como los huteritas, los hermanos suizos y los menonitas. Los baptistas brit√°nicos surgieron a principios del siglo XVII, influidos por el separatismo ingl√©s y el anabaptismo holand√©s. La religi√≥n se extendi√≥ luego a Irlanda, Gales y las colonias americanas. Un principio primordial de los anabaptistas y los baptistas es el bautismo de los adultos. Tambi√©n defienden la justificaci√≥n por la gracia, la soberan√≠a divina, el sacerdocio de todos los creyentes, la autoridad de la Biblia y el congregacionalismo. La pertenencia a una congregaci√≥n baptista exige una aut√©ntica conversi√≥n para poder entrar. El bautismo de adultos por inmersi√≥n, oficiado por un ministro regenerado, es un rito primordial de la iglesia; tambi√©n se practica la comuni√≥n, aunque su frecuencia var√≠a seg√ļn la congregaci√≥n. Las variaciones dentro de la religi√≥n incluyen a los bautistas regulares, los separados, los del s√©ptimo d√≠a, los del sexto principio y los del libre albedr√≠o. En el siglo XIX, algunos bautistas estadounidenses se separar√≠an en grupos escindidos (por ejemplo, los bautistas primitivos) y desarrollar√≠an nuevas denominaciones (por ejemplo, los Disc√≠pulos de Cristo). Dos tipos b√°sicos de bautistas evolucionaron: Generales y Particulares, como se explica en este texto.

Palabra

Una palabra es una secuencia de sonidos o caracteres gr√°ficos que forman una unidad sem√°ntica y que se distinguen por un separador, como el espacio tipogr√°fico en la escritura. En ling√ľ√≠stica, una palabra es el elemento m√°s peque√Īo que puede pronunciarse de forma aislada con un contenido sem√°ntico o pragm√°tico. Tambien tiene importancia en filosof√≠a. La idea del logos en el pensamiento griego se remonta al menos al fil√≥sofo Her√°clito, del siglo VI a.C., que discerni√≥ en el proceso c√≥smico un logos an√°logo a la capacidad de razonamiento de los seres humanos. M√°s tarde, los estoicos, fil√≥sofos que segu√≠an las ense√Īanzas del pensador Zen√≥n de Citio (siglos IV-III a.C.), definieron el logos como un principio activo racional y espiritual que impregnaba toda la realidad. Llamaron al logos providencia, naturaleza, dios y alma del universo, que se compone de muchos logoi seminales que est√°n contenidos en el logos universal. El trabajo de Paul Kiparsky en ling√ľ√≠stica ha sido amplio y fundamental. Las contribuciones de Kiparsky como acad√©mico y profesor han transformado pr√°cticamente todos los subcampos de la ling√ľ√≠stica contempor√°nea, desde la fonolog√≠a generativa hasta la teor√≠a po√©tica. El n√ļmero de escritos posteriores sobre sus ideas acerca de la palabra -la entidad fundamental del lenguaje- por parte de colegas, estudiantes y profesores de Kiparsky refleja el enfoque distintivo de su propia atenci√≥n y su influencia en el campo.

Características de Cristianismo

¬ŅC√≥mo es posible que los hechos, del primer cristianismo en Israel, ocurridos en una zona remota del Imperio Romano, tengan un significado universal? El propio Pablo admiti√≥ que la noci√≥n era escandalosa; era ofensiva para Israel porque los jud√≠os nunca podr√≠an concebir que su mes√≠as fuera condenado a muerte; y era probable que pareciera una simple tonter√≠a para los gentiles que no ten√≠an conocimiento de las creencias de Israel. Sin embargo, todos los primeros cristianos lo afirmaban como cierto. Cre√≠an que Jes√ļs, con su muerte, hab√≠a pagado una pena universal por toda la incredulidad y desobediencia humana hacia Dios. Adem√°s, afirmaban que la resurrecci√≥n era el primer acto por el que Dios restauraba toda la creaci√≥n. La creaci√≥n estaba, en palabras de algunos cristianos modernos, “naciendo de nuevo”, siendo reconstituida y rehecha seg√ļn la intenci√≥n original de Dios. Este fue el mensaje que los primeros cristianos llevaron, primero a Israel y luego al resto del mundo. Dentro de la percepci√≥n y experiencia cristiana de Dios, destacan unos rasgos caracter√≠sticos: (1) la personalidad de Dios, (2) Dios como Creador, (3) Dios como Se√Īor de la historia, y (4) Dios como Juez.

Reforma de la Iglesia

El siglo XV se caracterizó por las exigencias de una reforma de la Iglesia, como reacción al escándalo del Gran Cisma de Occidente y para corregir los abusos religiosos. El religioso italiano Girolamo Savonarola criticó, por ejemplo, la situación. El centro de la cuestión de las relaciones iglesia-estado fue una disputa en curso sobre el control de la tierra reivindicada por el Sacro Imperio romano en la nación alemana. El papado a principios del siglo XVI luchó por mantener el control. Una forma de mediación entre la incertidumbre política y religiosa implicaba la venta de indulgencias.Entre las Líneas En 1506, el Papa Julio II anunció una oportunidad para que los penitentes compraran una nueva forma de indulgencia, los ingresos de los cuales fueron destinados a construir la Basílica de San Pedro en Roma. Esta oportunidad se convirtió en el catalizador de una respuesta teológica que desató el cambio social y político. El protestantismo francés se recuperó luego de las persecuciones que había soportado, pero el Edicto de Nantes fue revocado por Luis XIV en 1685. Los protestantes nuevamente sufrieron persecuciones antes y después de este acto y, a pesar de las leyes contra la emigración, más de 250,000 hugonotes huyeron a Alemania, Holanda, Inglaterra, Suiza y América. Los que permanecieron en Francia persistieron como un movimiento clandestino virtual y no recuperaron todos sus derechos hasta la Revolución Francesa en 1789. Después de 1848, la unión de iglesias reformadas en Francia dejó de existir. Los cismas ocurrieron debido a desacuerdos entre las alas conservadora y liberal. Los conservadores mantenían una estricta lealtad a las antiguas confesiones de la iglesia, mientras que los liberales alentaban la libertad individual de conciencia y eran hostiles a cualquier confesión obligatoria de fe.

Caballeros Templarios

Fueron conocidos popularmente como los Caballeros del Templo de Salom√≥n. Como los Caballeros Templarios enviaban regularmente dinero y suministros desde Europa a Palestina, desarrollaron un eficiente sistema bancario en el que los gobernantes y la nobleza de Europa acabaron por confiar. Se convirtieron gradualmente en los banqueros de gran parte de Europa y lograron amasar una considerable fortuna. Despu√©s de que las √ļltimas Cruzadas fracasaran y menguara el inter√©s en una pol√≠tica agresiva contra los musulmanes, no fue preciso que los Caballeros Templarios defendieran Palestina. Su inmensa riqueza y su inmenso poder hab√≠an levantado la envidia tanto del poder secular como del eclesi√°stico y en el a√Īo 1307 el arruinado Felipe IV el Hermoso de Francia, con la colaboraci√≥n del papa Clemente V, orden√≥ el arresto del gran maestre franc√©s, Jacques de Molay, acusado (persona contra la que se dirige un procedimiento penal; v√©ase m√°s sobre su significado en el diccionario y comp√°rese con el acusador, p√ļblico o privado) de sacrilegio y de pr√°cticas sat√°nicas. Molay y los principales responsables de la Orden confesaron bajo tortura y todos ellos fueron posteriormente quemados en la hoguera. La Orden fue suprimida en 1312 por el papa, y sus propiedades asignadas a sus rivales, los Caballeros Hospitalarios, aunque la mayor parte de aqu√©llas se las apropiaron Felipe IV y el rey Eduardo II de Inglaterra, el cual desmantel√≥ la Orden en este pa√≠s. En la √©poca de la primera cruzada se fundaron para defender a los peregrinos de Tierra Santa contra los infieles; disfrutaron de exenciones, concedidas por bulas papales especiales, de las jurisdicciones eclesi√°sticas ordinarias; adquirieron una riqueza inmensa, se hicieron impopulares tanto en Inglaterra como en Francia y, en este √ļltimo pa√≠s, fueron suprimidas por un golpe de autoridad sin escr√ļpulos del rey Felipe el Hermoso, que conden√≥ a muerte al gran maestre Molay y a otros dignatarios, y confisc√≥, en 1307, gran parte de la riqueza de la orden. La Orden se estableci√≥ en el primer tercio del siglo XII en Arag√≥n, Catalu√Īa y Navarra, y posteriormente se extendi√≥ a Castilla y Le√≥n. Su actividad en la pen√≠nsula Ib√©rica se centr√≥ en la defensa fronteriza frente a los musulmanes, participando en destacadas acciones b√©licas, como las empresas de Valencia y Mallorca junto a Jaime I de Arag√≥n, la conquista de Cuenca, la batalla de las Navas de Tolosa (1212) o la toma de Sevilla. Al igual que en Francia, acabaron por caer en desgracia y ser perseguidos. En el reino de Valencia, sus bienes sirvieron para fundar la Orden de Montesa (1317); en Arag√≥n y Catalu√Īa pasaron a los Hospitalarios, y en Castilla a la corona.

Características del Protestantismo

Las caracter√≠sticas principales del Protestantismo est√°n relacionadas con otros puntos de vista distintivos sobre asuntos como el pecado, los sacramentos del bautismo y la Cena del Se√Īor, y la escatolog√≠a (vida futura). Por ejemplo, bas√°ndose en las Escrituras, los protestantes rechazan la clasificaci√≥n cat√≥lica de los pecados como “mortales” o “veniales” y la doctrina del purgatorio. Como gu√≠as para vivir una vida cristiana, el protestantismo mira la centralidad del amor y la justicia como se expresa en la persona de Jesucristo. Jes√ļs mismo encarn√≥ el amor de Dios y orden√≥ a sus seguidores que expresaran este amor. Vio el amor como el cumplimiento de la ley y los profetas del Antiguo Testamento (Mateo 22:40). Los protestantes ven la vida de Jes√ļs como un modelo para vivir fielmente ante Dios y en relaciones correctas con otras personas. Los protestantes tambi√©n hacen hincapi√© en que los cristianos que se relacionan con Dios por la fe y que siguen a Jesucristo pueden vivir sus vidas en libertad como hijos de Dios. El poder del pecado como fuerza controladora de la vida se rompe con el perd√≥n que viene a trav√©s de la muerte de Cristo en la cruz (Efesios 1:7; Colosenses 1:14). El poder de la ley moral para condenar a los pecadores tambi√©n se rompe por la gracia de Dios en Cristo (Romanos 6:14). La vida cristiana es la vida en el Esp√≠ritu que habita en los creyentes (Romanos 6:9-11). Esto da a los cristianos la libertad de seguir a Cristo como su gu√≠a de conducta moral y de estar abiertos a la direcci√≥n del Esp√≠ritu de Dios para determinar c√≥mo vivir y c√≥mo actuar. La libertad cristiana implica la responsabilidad de buscar la voluntad de Dios en todas las cosas. Para los protestantes el objetivo de la vida cristiana es “hacer todo para la gloria de Dios”.

Socialismo Cristiano

Aspectos Jur√≠dicos y/o Pol√≠ticos de Socialismo cristiano Socialismo cristiano en relaci√≥n con la Teolog√≠a Socialismo cristiano, movimiento de mediados del siglo XIX surgido dentro de la Iglesia de Inglaterra que se uni√≥ a la idea de que el socialismo es el resultado directo del desarrollo del […]

Padres de la Iglesia

Tras la gran persecuci√≥n de Diocleciano (303-311), los edictos de Constantino y Licinio (313) devolvieron la paz a la Iglesia. Se desarroll√≥ una cultura cristiana y el siglo IV fue testigo de un importante florecimiento literario. Doctrinalmente, el siglo V estuvo dominado por el arrianismo, un intento del pensamiento hel√©nico de racionalizar el cristianismo. San Atanasio, patriarca de Alejandr√≠a del 328 al 373, fue la gran figura del Concilio de Nicea, que conden√≥ el arrianismo. Su obra principal es un tratado en tres libros: Contra los arrianos. Por otra parte, los grandes doctores capadocios, herederos de la tradici√≥n de Or√≠genes, desarrollaron una teolog√≠a de la Trinidad. Se trata de San Basilio el Grande (muerto en 379), su hermano menor San Gregorio de Nisa (muerto hacia 394), apodado “el M√≠stico”, y San Gregorio de Nacianzo (muerto hacia 390), considerado por la Iglesia griega como “el Te√≥logo”. Al mismo tiempo, en Antioqu√≠a, Juan Cris√≥stomo (fallecido en 407) y Teodoreto de Ciro (fallecido hacia 466) representan una tendencia diferente, caracterizada por una ex√©gesis m√°s literal y “cient√≠fica”, una teolog√≠a m√°s racionalizadora y moralizante.

Protestantes

Protestantes Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Historia de los Protestantes Protestantes si el Pr√≠ncipe lo desea Al principio de la jefatura de Carlos V en Alemania se enfrent√≥ a las desconcertantes disensiones de la cristiandad. La revuelta contra … Leer m√°s

Protestantismo en Europa

Y paralelamente a esta gran oleada de esfuerzos educativos, el tono y la calidad de la iglesia tambi√©n mejoraron mucho gracias a la clarificaci√≥n de la doctrina y a las reformas en la organizaci√≥n y la disciplina que se hicieron en el Concilio de Trento. Este concilio se reuni√≥ intermitentemente en Trento o en Bolonia entre los a√Īos 1545 y 1563, y su trabajo fue al menos tan importante como la energ√≠a de los jesuitas para detener los cr√≠menes y los errores que estaban causando que un estado tras otro se apartara de la comuni√≥n romana. El cambio realizado por la Reforma dentro de la Iglesia de Roma fue tan grande como el cambio realizado en las iglesias protestantes que se separaron del cuerpo madre.

Pablo el Apóstol

Este texto se ocupa de San Pablo Ap√≥stol, cuyo nombre original era Saulo de Tarso, (nacido en el a√Īo 4 a.C., en Tarso de Cilicia [actualmente en Turqu√≠a] -muerto hacia el a√Īo 62-64 d.C., en Roma [Italia]), uno de los l√≠deres de la primera generaci√≥n de cristianos, considerado a menudo como la persona m√°s importante despu√©s de Jes√ļs en la historia del cristianismo. En su √©poca, aunque fue una figura importante dentro del peque√Īo movimiento cristiano, tambi√©n tuvo muchos enemigos y detractores, y sus contempor√°neos probablemente no le concedieron tanto respeto como a Pedro y Santiago. Por tanto, Pablo se vio obligado a luchar por establecer su propio valor y autoridad. Sin embargo, las cartas que se conservan de √©l han tenido una enorme influencia en el cristianismo posterior y aseguran su lugar como uno de los mayores l√≠deres religiosos de todos los tiempos. A menudo se considera que San Pablo es la persona m√°s importante despu√©s de Jes√ļs en la historia del cristianismo. Sus ep√≠stolas (cartas) han tenido una enorme influencia en la teolog√≠a cristiana, especialmente en la relaci√≥n entre Dios Padre y Jes√ļs, y en la relaci√≥n humana m√≠stica con lo divino. Adem√°s de sus extensas contribuciones teol√≥gicas, San Pablo desempe√Ī√≥ un papel crucial en el desarrollo del cristianismo lejos de su padre jud√≠o. Aunque sosten√≠a que tanto jud√≠os como gentiles estaban llamados a transformarse en una nueva humanidad en Cristo, sus misiones se centraron en gran medida en la conversi√≥n de los gentiles, y el cristianismo acabar√≠a convirti√©ndose en una religi√≥n mayoritariamente gentil.

Fundamentalistas Cristianos

Falwell, un ministro de éxito, fue quizás más conocido por su activismo político y la fundación en 1979 de la Mayoría Moral, que él caracterizaba como pro-familia y pro-estadounidense. La organización, que rápidamente llegó a tener varios millones de miembros, tuvo un papel importante en la elección del republicano Ronald Reagan como presidente en 1980; siguió siendo una fuerza en la política estadounidense durante la primera mitad de la década de 1980, pero se disolvió en 1989 después de que Falwell declarara que había cumplido su misión.