Seguridad Social en el Derecho del Trabajo

Este texto se ocupa de la “Seguridad Social en el Derecho del Trabajo”. Una parte considerable se dedica a la expresi√≥n y contenido de los “procedimientos de seguridad social”, que es m√°s bien un resumen que una definici√≥n, se refiere a las formas y reglas de procedimiento espec√≠ficas que, contempladas por la legislaci√≥n procesal (por ejemplo, en Italia, el C√≥digo de Procedimiento Judicial), as√≠ como por leyes especiales, contribuyen de manera diversa a diversificar la tramitaci√≥n de los litigios de seguridad social y bienestar en los tribunales.

Bien Com√ļn

Bien Comun es un concepto que proviene del pensamiento pol√≠tico cat√≥lico, desarrollado particularmente por la Escol√°stica, como elemento protag√≥nico de su visi√≥n social, asentada en la solidaridad. En este texto se examinan temas como los siguientes: Concepto y aclaraciones terminol√≥gicas; la estructura del bien com√ļn; bien com√ļn y bien particular; la primac√≠a del bien com√ļn y la dignidad de la persona humana.

Economía del Bienestar

Este texto se ocupa de la Economía del Bienestar como concepto de la teoría económica. Es considerada una materia del estudio económico dedicada a los llamados óptimos sociales. En contraposición al óptimo de bienestar individual, opta por valores que se relacionan con el óptimo colectivo.

Estado de Bienestar

Estado de bienestar, proyecto y modelo de sociedad que constituye el principal punto program√°tico de gran n√ļmero de ideolog√≠as y partidos pol√≠ticos actuales. El concepto, surgido en la segunda mitad del siglo XX, parte de la premisa de que el gobierno de un Estado debe ejecutar determinadas […]

Seguridad Social

En la Rep√ļblica Dominicana Base De Datos De La Seguridad Social Es una base de datos √ļnica desde el punto de vista de la norma y descentralizada desde el punto de vista operativo, en la cual se integra la informaci√≥n confidencial obtenida por la TSS con el prop√≥sito de disponer y organizar los […]

Seguro Social

N√ļmero de Seguro Social (Ss) El n√ļmero que identifica a cada asegurado. V√©ase Tambi√©n Mutualidades de Previsi√≥n Social Derecho Social, Sumario Sociedades Nacionales de Cr√©dito Sociedad de Ahorro y Pr√©stamo Algunas entradas en la Enciclopedia sobre los Seguros (no Seguro Social) […]

Derecho de la Seguridad Social

Este texto se ocupa del derecho de la Seguridad Social. Hartz IV o 4 son disposiciones legales del C√≥digo de la Seguridad Social que regulan las ayudas sociales del erario p√ļblico a las que tienen derecho los ciudadanos en Alemania si est√°n desempleados durante mucho tiempo o no pueden mantenerse por otros motivos (por ejemplo, discapacidad). En 2002, una comisi√≥n encabezada por Peter Hartz, jefe de personal de VW, elabor√≥ una serie de propuestas de reforma del mercado laboral, que pronto se plasmaron en leyes (abreviado como Hartz I, II, III, IV). El canciller Schr√∂der (SPD) hab√≠a nombrado la comisi√≥n con los objetivos de reducir el desempleo, mejorar los servicios estatales de empleo y reducir la carga de las prestaciones sociales en el presupuesto del Estado.

Pol√≠tica P√ļblica de Viviendas Abiertas

“La vivienda abierta” es la venta y el alquiler de viviendas privadas libres de pr√°cticas o pol√≠ticas discriminatorias y se refiere al objetivo de un mercado unitario de la vivienda en el que el origen de una persona (en contraposici√≥n a los recursos financieros) no restringe arbitrariamente el acceso. A principios del siglo XX se hicieron llamamientos a favor de la vivienda abierta, pero no fue hasta despu√©s de la Segunda Guerra Mundial cuando se emprendieron esfuerzos concertados para conseguirla. Muchas minor√≠as de Estados Unidos -especialmente mexicanos, puertorrique√Īos, jud√≠os y asi√°ticos- hab√≠an sufrido un mercado de la vivienda discriminatorio, pero los afroamericanos han sido las v√≠ctimas m√°s numerosas. A principios del siglo XX, los propietarios blancos y los agentes inmobiliarios hab√≠an ideado mecanismos -sobre todo, convenios restrictivos y pr√°cticas inmobiliarias discriminatorias- para garantizar la segregaci√≥n residencial de numerosas ciudades por razas.

Viviendas de Renta Moderada

La mejora de la econom√≠a ha hecho que millones de estadounidenses vuelvan a trabajar, pero muchos no pueden permitirse una vivienda cerca de sus puestos de trabajo. El aumento de la demanda de casas y apartamentos ha hecho que los precios se disparen, especialmente en las principales √°reas metropolitanas. El problema no tiene f√°cil soluci√≥n. Los c√≥digos de zonificaci√≥n y los activistas “no en mi patio” (NIMBY) suelen bloquear los nuevos proyectos de vivienda asequible. El suelo en los centros urbanos y sus alrededores es escaso y caro, y los costes de construcci√≥n est√°n aumentando considerablemente, lo que lleva a los promotores a orientar los nuevos proyectos hacia los inquilinos y compradores de mayores ingresos. Algunas ciudades est√°n aumentando la densidad de viviendas en el centro de la ciudad o considerando la posibilidad de imponer controles de alquiler en un esfuerzo por hacer la vivienda m√°s asequible, pero los expertos en planificaci√≥n urbana difieren en cuanto a la eficacia de tales medidas. Los pobres, por su parte, est√°n siendo expulsados de muchos barrios, con lo que aumentan las filas de los sin techo. Este texto tambi√©n examina la regulaci√≥n sobre Viviendas de renta baja y moderada.

Bienestar Publico

En Gran Breta√Īa, el Informe Beveridge de 1942 dio lugar, indirectamente, al moderno Estado de Bienestar, pero el bienestar moderno est√° desconectado de aquellos derechos, deberes y obligaciones personales originales anteriores a 1834, protegidos y aplicados en virtud de la ley de asentamiento y traslado. No se ha restablecido el derecho personal a la ayuda que en su d√≠a tuvieron los pobres asentados. Esto no es sorprendente, ya que ese derecho ha sido sistem√°ticamente infravalorado, marginado, negado y olvidado. No se trata de minimizar los elementos subjetivos en las cantidades y la forma en que se otorgaba la ayuda a los pobres, ni de negar que la prueba de la indigencia permit√≠a la discrecionalidad de los funcionarios parroquiales; elementos que hoy se entienden como condicionalidad. Los que siguen negando la naturaleza jur√≠dica del derecho hist√≥rico al socorro, incluidos los historiadores, los abogados y los responsables pol√≠ticos, se centran necesariamente en el socorro de la pobreza como un don del Estado; reconstruyendo en gran medida los aspectos de un pasado en el que los pobres exist√≠an supuestamente para ser juzgados, mejorados o vigilados constantemente para evitar el fraude.

Cuidado de los Ancianos en la Cultura Japonesa

Este texto se ocupa del cuidado de los ancianos en Jap√≥n, en su cultura. En otras palabras, ¬Ņc√≥mo trata Jap√≥n a sus ancianos?. Es necesario cuestionar los supuestos optimistas y simplistas generalizados sobre el cuidado de las personas mayores en Jap√≥n. Los l√≠mites de los cuidados familiares tienen un historial m√°s largo y consecuencias m√°s graves de lo que se suele reconocer. Estos l√≠mites se reconocieron en la d√©cada de 1960, pero los sucesivos gobiernos mantuvieron medidas complementarias y de comprobaci√≥n de recursos que manipulaban las normas y tradiciones culturales, en particular la piedad filial y la responsabilidad familiar en el cuidado de las personas mayores. En consecuencia, la provisi√≥n de cuidados residenciales p√ļblicos emblem√°ticos se limit√≥ a aquellas personas mayores que carec√≠an de medios econ√≥micos y de apoyo familiar, y sigui√≥ estando estigmatizada, asociada com√ļnmente con Obasuteyama (literalmente “monta√Īa de vertederos de abuelas”), que suger√≠a negligencia familiar, falta de piedad filial, abandono y verg√ľenza.
Otras dos caracter√≠sticas han producido problemas sociales subestimados pero graves. En primer lugar, algunos “cuidados” familiares inclu√≠an la negligencia y el abuso, produciendo un “infierno de cuidados” e incluso homicidios. En segundo lugar, desde la d√©cada de 1970, un gran n√ļmero de personas mayores “abandonadas” resid√≠an efectivamente en hospitales, a menudo con poca necesidad de atenci√≥n m√©dica, lo que agravaba la “hospitalizaci√≥n social”. Los cuidados residenciales p√ļblicos, el abandono familiar y los hospitales no son alternativas a los cuidados familiares positivos, sino opciones de √ļltimo recurso, retomando a Obasuteyama. El sistema integral de seguro de atenci√≥n a largo plazo (LTCI) de Jap√≥n, posterior al a√Īo 2000, supuso un cambio decisivo desde la atenci√≥n familiar hacia la socializaci√≥n de los cuidados como parte de un contrato social. Su expansi√≥n, el aumento vertiginoso de los gastos y los costes de financiaci√≥n condujeron a las revisiones de 2005, reequilibrando las responsabilidades de los cuidados del Estado a la familia. Hay lecciones e implicaciones pol√≠ticas para Jap√≥n, algunos Estados europeos y otros pa√≠ses en relaci√≥n con las deficiencias del cuidado familiar, y los problemas asociados del “infierno de los cuidados” y la “hospitalizaci√≥n social”. Ni el seguro de dependencia obligatorio ni los planes de ayuda mutua voluntaria son panaceas, pero ambos desempe√Īan un valioso papel en el alivio de los problemas sociales y, de hecho, requieren el apoyo del Estado.

Cuidado de Personas Mayores

Los esfuerzos, desde los a√Īos 50 en Occidente y m√°s tarde en otros lugares, de constructores privados, organismos p√ļblicos y asociaciones voluntarias sin √°nimo de lucro para ofrecer mejores viviendas a los ancianos y las personas mayores empezaron a dar sus frutos con el tiempo. Los nuevos tipos de vivienda est√°n dise√Īados f√≠sicamente para satisfacer las necesidades especiales de los ancianos, y los proyectos son lo suficientemente variados como para satisfacer los diferentes gustos y necesidades. El objetivo es fomentar un modo de vida m√°s satisfactorio que el que han tenido en el pasado la mayor√≠a de los hombres y mujeres de edad avanzada. Se necesitan indicadores m√°s positivos del compromiso de los gobiernos con el cuidado de las personas mayores que las medidas de econom√≠a y la reducci√≥n de la oferta del sector p√ļblico, sobre todo para evitar los problemas del infierno de los cuidados y la hospitalizaci√≥n social.

Cronología del Cuidado de Dependientes

Cronolog√≠a del Cuidado de Ni√Īos y Otros Dependientes Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Nota: para una explicaci√≥n m√°s detallada, puede acudirse a la Historia del Cuidado de Ni√Īos y Otros Dependientes. Cronolog√≠a del Cuidado de Ni√Īos y Otros … Leer m√°s

Historia del Cuidado de Dependientes

En los siglos XVIII y XIX, el cuidado de las personas dependientes no era algo muy importante para la mayor√≠a de las familias. Los americanos que se considerar√≠an ancianos seg√ļn los est√°ndares actuales eran comparativamente pocos menos del 2% de la poblaci√≥n. En una √©poca en la que la esperanza de vida era menor que la actual, la mayor√≠a de los americanos viv√≠an en granjas familiares y envejec√≠an en su lugar, trabajando hasta que ya no pod√≠an hacerlo. Durante la Segunda Guerra Mundial, el n√ļmero de mujeres en la fuerza de trabajo creci√≥ en un 50%, lo que aument√≥ la necesidad de un cuidado infantil asequible. La Comisi√≥n de Mano de Obra de Guerra, el organismo federal encargado de equilibrar las necesidades en tiempos de guerra en el extranjero y en Estados Unidos, trat√≥ inicialmente de mantener a las mujeres con hijos en casa. Sin embargo, pronto cambi√≥ de estrategia. Desde la d√©cada de 1990, la atenci√≥n estatal y federal se ha centrado en gran medida en el cuidado de los ancianos en el hogar. Este enfoque inclu√≠a la aplicaci√≥n de l√≠mites estatales a los servicios que pueden prestar los asistentes sanitarios a domicilio, lo que provoc√≥ el desacuerdo entre los defensores de los ancianos sobre qu√© cuidados especializados pueden proporcionarse en el hogar frente a los que deber√≠an estar disponibles √ļnicamente en un centro o por parte de un m√©dico o enfermera.

Cuidado de Ni√Īos

El cuidado de ni√Īos se establece en la Convenci√≥n Internacional sobre los Derechos del Ni√Īo: se recoge este tema en los art√≠culos 3(2) y 18 (2)de la CDN. En todo Estados Unidos, cada vez hay m√°s familias que se esfuerzan por cuidar a sus hijos o a sus familiares mayores, o a ambos. Encontrar un servicio de guarder√≠a es dif√≠cil y caro. En muchos estados, el coste anual del cuidado de los ni√Īos supera la matr√≠cula universitaria estatal. Seg√ļn los expertos, la escasez de cuidados tambi√©n conlleva otros costes: Las empresas pierden 28.000 millones de d√≥lares al a√Īo debido al absentismo, la alta rotaci√≥n de personal o la disminuci√≥n de la productividad. Ante la agudizaci√≥n de los problemas de los cuidadores, los legisladores de ambos partidos est√°n presentando propuestas. Al menos tres candidatos dem√≥cratas a la presidencia en 2020 han propuesto el cuidado universal de los ni√Īos o la ampliaci√≥n de los cr√©ditos fiscales para los padres. El Congreso est√° debatiendo proyectos de ley que proporcionar√≠an financiaci√≥n para los cuidados de larga duraci√≥n y un mejor apoyo a las familias trabajadoras. Algunas empresas est√°n abriendo centros de cuidado infantil o ayudando a sus empleados a sufragar el coste del cuidado. Pero son una minor√≠a, y Estados Unidos sigue siendo un pa√≠s at√≠pico en su enfoque de los cuidados: En Europa, las guarder√≠as subvencionadas y los amplios permisos familiares remunerados son habituales.

Aportaciones de Seguridad Social

Introducci√≥n a Aportaciones de Seguridad Social Concepto de Aportaciones de Seguridad Social en el √°mbito del comercio exterior y otros afines: Son las contribuciones establecidas en la ley a cargo de personas, cuyo pago lo hace el Estado para cumplir con las obligaciones fijadas por la ley […]

Bienestar Social

En ingl√©s: Social Welfare, Public Welfare. Introducci√≥n: Bienestar Social Concepto de Bienestar Social en el √°mbito del comercio exterior y otros afines: Se refiere al nivel alcanzado en la satisfacci√≥n de las necesidades b√°sicas fundamentales de la sociedad, que se expresan en los niveles […]

Viviendas P√ļblicas

La vivienda p√ļblica o social (en gran parte municipal) fue una parte central de la pol√≠tica social durante todo el siglo XX hasta la d√©cada de 1980. Las autoridades locales, con la legislaci√≥n y la financiaci√≥n del gobierno central, fueron responsables de enormes programas de construcci√≥n y de eliminaci√≥n de tugurios. Los planificadores, arquitectos, constructores y funcionarios del gobierno aprobaron una serie de soluciones, entre las que se encontraban las urbanizaciones fuera de la ciudad, las nuevas ciudades, las urbanizaciones de relleno, los dise√Īos construidos por sistema y los planes de mejora. La pol√≠tica estaba dominada por un enfoque descendente. Estaba influida por las ideolog√≠as profesionales y pol√≠ticas, el orgullo c√≠vico, las restricciones financieras y las barreras geogr√°ficas.

Regímenes de Seguridad Social

Noci√≥n de Reg√≠menes de Seguridad Social En materia de empleo y relaciones laborales en la Uni√≥n Europea y/o Espa√Īa, se ha ofrecido [1], respecto de reg√≠menes de seguridad social, la siguiente definici√≥n: El sistema espa√Īol de seguridad social se divide esencialmente en R√©gimen general, […]

Esquema de Cuidados

Esquema de Cuidados Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Cuidados en relaci√≥n a la Bio√©tica [rtbs name=”bioetica-y-politicas-publicas”] Enfermedades Cr√≥nicas y Cuidados a Largo Plazo Instrucciones anticipadas y planificaci√≥n (v√©ase m√°s en esta plataforma general) anticipada de la atenci√≥n m√©dica Nutrici√≥n e … Leer m√°s

Bienestar

Introducci√≥n: Consumer Welfare Concepto de Consumer Welfare en el √°mbito del objeto de esta plataforma online: Bienestar del consumidor. Significado Alternativo Es el beneficio que los consumidores deducen de la totalidad de su consumo. Mientras que el bienestar no puede medirse […]

Sue√Īo Profundo

El sue√Īo REM puede ocurrir en cualquier momento durante el ciclo de sue√Īo, pero en promedio, comienza unos 90 minutos despu√©s de que te has dormido. REM es cuando tu cuerpo y tu cerebro est√°n ocupados almacenando recuerdos, regulando el humor y el aprendizaje. Tambi√©n es cuando sue√Īas. Los m√ļsculos de los brazos y las piernas se paralizan temporalmente durante el sue√Īo REM, por lo que no puedes actuar durante tus sue√Īos y lesionarte. Debido a que una buena noche de sue√Īo le da a su ciclo de sue√Īo tiempo para repetirse, usted pasar√° por varios ciclos REM, que ocupan alrededor del 25% de su tiempo total de sue√Īo.

Otra etapa importante del sue√Īo es el sue√Īo profundo, en el que las ondas cerebrales se reducen a lo que se denomina sue√Īo de ondas delta o de ondas lentas. Es el momento en el que se libera la hormona del crecimiento humano y los recuerdos se procesan a√ļn m√°s. Las etapas profundas del sue√Īo son realmente importantes para la generaci√≥n de neuronas, la reparaci√≥n de los m√ļsculos y la restauraci√≥n del sistema inmunol√≥gico. Es dif√≠cil despertar a una persona del sue√Īo profundo. Si se despierta, puede sentirte aturdido y fatigado; el rendimiento (v√©ase una definici√≥n en el diccionario y m√°s detalles, en la plataforma general, sobre rendimientos) mental puede verse afectado hasta 30 minutos, seg√ļn los estudios.

Educación Social

La educaci√≥n social es una forma de intervenci√≥n social que se llevar√° a cabo a partir de estrategias y contenidos educativos con el fin de promover el bienestar social y mejorar la calidad de las personas en general y, especialmente, la resoluci√≥n de problemas de los grupos marginados que permanecen fuera del sistema. Aprendizajes acad√©micos y de la vida real -en definitiva- que implican un enfoque en las interacciones y conductas comunitarias y culturales para, en √ļltima instancia, fomentar la tolerancia. Tiene como objetivo que la educaci√≥n social con su acci√≥n sea por un lado prevenir estos problemas de marginaci√≥n y por otro lado asegurar a todos los individuos el cumplimiento de sus derechos, en resumen, su objetivo es optimizar los procesos de socializaci√≥n. (Tal vez sea de inter√©s m√°s investigaci√≥n sobre el concepto).
La incorporación de los individuos a las diferentes redes sociales facilitará el desarrollo de su sociabilidad y permitirá su movimiento social. Mientras tanto, proponen sus defensores, la mano de esa promoción social y cultural permanecerá absolutamente abierta para adquirir diferentes bienes culturales, lo que por supuesto ampliará las perspectivas de los interesados. El educador social, en relación con ello, se define como un agente de cambio social que coordina grupos sociales mediante estrategias educativas que ayudan a los ciudadanos a comprender y participar en su entorno social, político, económico y cultural, y a integrarse plenamente en la sociedad.

Entre las funciones que corresponden a la educaci√≥n social, y en buena medida tienen impacto en las funciones del educador social, est√°n las siguientes: la observaci√≥n de los contextos, comportamientos y actitudes que identifican a los individuos o grupos que se encuentran en situaci√≥n de inadaptaci√≥n o marginaci√≥n; contactar con estos mismos sujetos, para recabar informaci√≥n sobre su vida, problemas, relaci√≥n, para as√≠ conocer la mejor estrategia en cada caso; planificar la estrategia educativa que potenciar√° la participaci√≥n y que obviamente redundar√° en la mejora de la calidad de vida de los implicados; mediar entre los sujetos y las instituciones sociales, escolares o laborales, seg√ļn corresponda, facilitando as√≠ el acceso a las mismas. Cabe se√Īalar que la educaci√≥n social abarca una amplia gama de √°reas, destac√°ndose entre ellas las siguientes: la educaci√≥n de adultos, la educaci√≥n social especializada, la educaci√≥n sociocultural, la educaci√≥n no formal, la educaci√≥n ambiental, la intervenci√≥n en la tercera edad y la intervenci√≥n en adicciones. El acceso a la educaci√≥n, en cualquiera de los casos, se defiende, facilitar√° y contribuir√° a disfrutar de un futuro mejor, con mejores posibilidades tanto en lo que se refiere a lo personal como a lo profesional (por considerarse, tal como muchos estudios observan, que una mayor preparaci√≥n puede competir por mejores condiciones laborales en su √°rea de actuaci√≥n).

Origen del Estado de Bienestar

En 1601, Inglaterra experimentaba una grave depresi√≥n econ√≥mica, con desempleo a gran escala y hambruna generalizada. La Reina Isabel proclam√≥ un conjunto de leyes dise√Īadas para mantener el orden y contribuir al bien general del reino: las Leyes de los Pobres Ingleses. Estas leyes permanecieron en vigor durante m√°s de 250 a√Īos con solo cambios menores. Esencialmente, las leyes distinguieron tres categor√≠as principales de dependientes: el vagabundo, el desempleado involuntario y el desamparado. Las leyes tambi√©n establecieron formas y medios para tratar con cada categor√≠a de dependientes. Lo m√°s importante es que las leyes establecieron la parroquia (es decir, el gobierno local), actuando a trav√©s de un supervisor de los pobres nombrado por los funcionarios locales, como la unidad administrativa para la ejecuci√≥n de la ley.

Esquema de Política Social

Esquema de Pol√≠tica Social Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Los esquemas, que presentan informaci√≥n estructurada, ayudan al usuario a ver la estructura general de la informaci√≥n relacionada con un tema y a encontrar entradas individuales que coinciden con algunos criterios. … Leer m√°s

Esquema de Economía del Bienestar

Esquema de Econom√≠a del Bienestar Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Los esquemas, que presentan informaci√≥n estructurada, ayudan al usuario a ver la estructura general de la informaci√≥n relacionada con un tema y a encontrar entradas individuales que coinciden con algunos … Leer m√°s

Desarrollos Sociales

Desarrollos Sociales Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Nota: no confundir con desarrollo sociale, que versa sobre la parte social del indiv√≠duo. Desarrollos Sociales en Estados Unidos La clase media menguante de Estados Unidos Durante las administraciones de Ronald Reagan y … Leer m√°s

Bienestar Social en Estados Unidos

La reforma del bienestar consigui√≥ su empuje principal del gobierno de la ciudad y del estado. Estos niveles del sector p√ļblico empezaron a sufrir graves crisis presupuestarias durante los a√Īos setenta y ochenta. Un ejemplo principal era la ciudad de Nueva York. Nueva York experiment√≥ una crisis fiscal en 1975. La asistencia p√ļblica, entre otras cosas, fue culpada por los problemas fiscales de la ciudad, precipitando un movimiento para reformar el bienestar de la ciudad. Durante la d√©cada de 1980, otras ciudades siguieron el ejemplo de Nueva York. Al mismo tiempo, los gobiernos estatales de todo el pa√≠s empezaron a pedir “exenciones” de las regulaciones federales relativas a la asistencia p√ļblica. Como resultado, muchas caracter√≠sticas de TANF, incluyendo l√≠mites de tiempo y restricciones para padres adolescentes, ya se hab√≠an implementado a nivel estatal cuando se promulg√≥ la legislaci√≥n federal de 1996.

Historia del Seguro Social en Alemania

Historia del Seguro Social en Alemania Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Desarrollo hist√≥rico del Seguro Social y los Programas de Bienestar en Alemania Despu√©s de que Alemania fuera unida en 1871 bajo la direcci√≥n de Otto von Bismarck, la naci√≥n … Leer m√°s