Comportamiento Delictivo

Este texto se ocupa del comportamiento delictivo.

Supervisión

Concepto en Derecho M√©dico de Descargo en internos o residentes sin supervisi√≥n Cuando los m√©dicos adscritos o de base, dejan en manos de los m√©dicos en formaci√≥n (internos o residentes), el estudio o tratamiento de los pacientes, sin supervisar sus actividades. Recursos V√©ase tambi√©n […]

Guía de la Justicia Criminal

Gu√≠a de la Justicia Criminal Este elemento es un complemento a las gu√≠as y cursos de Lawi. Ofrece una gu√≠a de la justicia criminal, que afecta a aspectos como la criminolog√≠a. Visi√≥n general Esta es una guia integral que respalda la investigaci√≥n sobre delitos, sus causas e impactos, implicaciones legales y sociales, as√≠ como tambi√©n … Leer m√°s

Pr√°cticas del Control de los Delitos

Este texto se ocupa del control interno y externo del desempe√Īo policial. A lo largo del siglo XIX y hasta bien entrado el XX, el poder policial se consideraba en gran medida una responsabilidad del gobierno local, y la polic√≠a era controlada por la instituci√≥n local correspondiente. Despu√©s de su intento fallido de poner a las fuerzas policiales de los distritos bajo su control en la d√©cada de 1850, el Ministerio del Interior las dej√≥ solas hasta el siglo XX, y en este per√≠odo gozaron de total autonom√≠a del centro, y estuvieron sujetas a un alto grado de control democr√°tico local, incluso sobre las decisiones “operativas”. El Ministerio del Interior ha intentado constantemente sustraer la actividad policial del control local, mostrando una falta de fe en los principios b√°sicos de la democracia local y un temor a la posible influencia de los izquierdistas. Durante el siglo XX, la guerra introdujo al gobierno central en el d√≠a a d√≠a de la gesti√≥n de las fuerzas, y aceler√≥ sus esfuerzos por crear una profesi√≥n homog√©nea y nacional de altos cargos policiales. Simult√°neamente, la legitimidad de cualquier tipo de variaci√≥n local se vio erosionada por una creciente sensaci√≥n de profesionalidad de “talla √ļnica”, junto a la cual la posici√≥n financiera y pol√≠tica del gobierno urbano se debilit√≥. Entre 1919 y 1964, el Estado intent√≥ utilizar la “eficiencia”, la “econom√≠a” y la “seguridad nacional” como razones para centralizar el control, antes de emplear con √©xito la “corrupci√≥n” para conseguirlo. La Comisi√≥n Real de 1960 fue dirigida activamente por el Ministerio del Interior seg√ļn su propia agenda centralista, lo que dio lugar a la Ley de Polic√≠a de 1964, que subsumi√≥ las fuerzas de la ciudad en los condados, y as√≠ reprodujo los d√©biles sistemas de responsabilidad local encontrados en las fuerzas policiales del condado.

Condición de las Prisiones

Recursos V√©ase tambi√©n Tratos o castigos crueles, inhumanos o degradantes Medidas alternativas a la internaci√≥n Normas de cuidados Normas de protecci√≥n Trato de ni√Īos acusados Trato de ni√Īos condenados Trato de ni√Īos privados de su libertad Tortura

Política de Control de la Delincuencia

Este texto se ocupa de la pol√≠tica de control de la delincuencia. Entre los √°mbitos que abarca esta √°rea de estudio se encuentran los estudios descriptivos generales del funcionamiento del sistema de control de la delincuencia (polic√≠a, tribunales y centros penitenciarios), los estudios sobre las causas del comportamiento delictivo en relaci√≥n con la rehabilitaci√≥n de los delincuentes, la investigaci√≥n cr√≠tica de las pol√≠ticas y pr√°cticas de control de la delincuencia, los estudios hist√≥ricos sobre el control de la delincuencia, los estudios sobre las reformas de control de la delincuencia, los estudios sobre las pol√≠ticas de control de la delincuencia de mano dura y los estudios destinados a vincular los conocimientos sobre el control de la delincuencia con las pol√≠ticas p√ļblicas. Un tema que emerge de esta literatura es el reconocimiento de la capacidad de varias pol√≠ticas y reformas de control de la delincuencia de tener consecuencias no deseadas.

Prisioneros de Guerra

Prisioneros de Guerra en Derecho Militar Es prisionero de guerra todo combatiente que, en el transcurso de un conflicto armado internacional, cae en poder del adversario; más exactamente, de la Potencia enemiga, y no de los individuos o de los cuerpos de tropa que lo hayan capturado. Los prisioneros de guerra soviéticos, en particular, fueron tratados muy mal. Especialmente en 1941 y 1942, muchos de ellos murieron por las malas condiciones de vida o fueron asesinados deliberadamente. Después de la rendición de Italia en 1943, los militares italianos internados también fueron detenidos en estos campos con un mal trato.

Historia de las Colonias Penales

Esta historia global de las colonias penales y convictos muestra c√≥mo el transporte penal juega un papel en temas como la expansi√≥n del imperialismo. Una perspectiva geogr√°fica y cronol√≥gicamente amplia sobre el transporte de convictos y las colonias penales permite ver su importancia en algunos de los procesos clave que apuntalaron el cambio global. El enfoque en los convictos ayuda a explicar algunas de las texturas del castigo y la represi√≥n, y la historia de la expansi√≥n fronteriza y la colonizaci√≥n de ultramar. Permite apreciar la capacidad del trabajo no libre como una categor√≠a relacional, en la que el transporte de convictos formaba parte de un continuo de trabajo coercitivo y migraci√≥n, junto con la esclavitud, el trabajo contratado, la imposici√≥n militar y mar√≠tima y la expropiaci√≥n ind√≠gena. Sit√ļa a los ciudadanos de a pie en el centro de la transformaci√≥n global, incluida la construcci√≥n de infraestructuras de conexi√≥n, y los dram√°ticos cambios en los entornos naturales y humanos durante los √ļltimos 600 a√Īos. El traslado forzoso de presos a trav√©s de grandes distancias sigue siendo parte integral de las sanciones penales en muchas partes del mundo moderno, incluyendo de manera m√°s notable a la Federaci√≥n Rusa. Al igual que los Estados naci√≥n de Am√©rica Latina, Rusia sigue siendo una sociedad de alto nivel de encarcelamiento en la que el l√©xico penitenciario contempor√°neo resuena con puntos de referencia hist√≥ricos. Adem√°s, las “colonias penitenciarias” que se utilizan hoy en d√≠a son a la vez legados carcelarios de sitios penales hist√≥ricos e incorporan caracter√≠sticas tanto de las colonias imperiales como de las sovi√©ticas, incluyendo un viaje experimentado de forma punitiva. Tambi√©n cabe destacar que, aunque muchos sitios de colonias penales surgieron a partir de arquitecturas de confinamiento anteriores, y envolvieron o reutilizaron estructuras construidas como fuertes y cuarteles militares, tras su cierre algunos se transformaron posteriormente en prisiones. Por ejemplo, Camp Est, en Nueva Caledonia, es hoy una prisi√≥n, al igual que Abashiri, en Hokkaido, y Mazaruni, en Guyana. Otros edificios de antiguas colonias penales se han transformado en sitios patrimoniales y museos, como la isla de Robben en Sud√°frica, la c√°rcel celular de las islas Andam√°n, Saint-Laurent-du-Maroni en la Guayana Francesa y numerosos sitios en Australia, como Port Arthur. Esto suele suscitar pol√©mica.

C√°rceles Flotantes

Este texto se ocupa de las c√°rceles o prisiones flotantes y su historia. Originados con la crisis penal provocada por el estallido de la guerra con Estados Unidos en 1775, los barcos barracones, unas verdaderas c√°rceles flotantes, fueron concebidos como un recurso temporal para alojar a los presos convictos, pero siguieron en uso durante m√°s de ochenta a√Īos. A pesar de que fueron concebidos como lugares para alojar a los presos antes de que fueran castigados de otras maneras (principalmente mediante el transporte a territorios de ultramar), constitu√≠an una forma de castigo en s√≠ mismos, y para algunos convictos eran la √ļnica forma de castigo que experimentaban antes de ser liberados. La mayor√≠a de los presos en Inglaterra pasaron alg√ļn tiempo en los barracones. Durante un periodo considerable, los j√≥venes de tan solo ocho a√Īos condenados a ser transportados fueron mantenidos en los barcos barracones junto a los prisioneros adultos. Los chicos de entre 11 y 19 a√Īos representaban hasta el 10% de los prisioneros. Viv√≠an en las mismas condiciones atroces que los hombres, aunque, inevitablemente, se enfrentaban a peligros adicionales debido a su juventud. Aunque supervisados por los jueces de paz locales, los hulks, estas c√°rceles flotantes, deb√≠an ser gestionados y mantenidos directamente por contratistas privados. Las cuadrillas de convictos encadenados constitu√≠an un espect√°culo moral y un ejemplo para todos los que los ve√≠an. Las raciones proporcionadas por los contratistas eran inadecuadas, ya que no proporcionaban a los convictos la energ√≠a ni la nutrici√≥n necesarias para realizar un trabajo tan arduo. Esto se hac√≠a a prop√≥sito: la ley parlamentaria que autorizaba el uso de los barracones estipulaba que los convictos deb√≠an ser alimentados con poco m√°s que pan, “cualquier alimento basto o inferior”, agua y cerveza peque√Īa. Los convictos pasaban hambre con frecuencia y a menudo se desnutr√≠an. Esto se ve√≠a agravado por el hecho de que en los barracones no se ofrec√≠an comidas de caridad a los presos, como ocurr√≠a en las c√°rceles convencionales. De hecho, las visitas eran muy limitadas. Enfermedades como el c√≥lera, la disenter√≠a y el tifus hicieron estragos. La tasa de mortalidad de los convictos era excepcionalmente alta: alrededor de un tercio mor√≠a en los primeros a√Īos.

Extradición de Convictos

Este texto se ocupa de examinar la extradici√≥n de Sospechosos o Convictos en el contexto del derecho internacional y comparado, as√≠ como su historia. Este texto ofrece una visi√≥n global del transporte de convictos y de las colonias penales, proponiendo que en una serie de contextos a lo largo de un periodo de m√°s de cinco siglos fueron clave en los intentos de satisfacer los deseos entrelazados, pero a veces incompatibles, de castigo, extracci√≥n de mano de obra, gesti√≥n de la poblaci√≥n y expansi√≥n imperial. En algunos casos -Francia, Gran Breta√Īa, Rusia y la URSS, e India- estas historias son relativamente bien conocidas, aunque en otros idiomas. En otros, el conocimiento es inexistente o limitado. Si no fueron repatriados, en muchos casos los convictos y ex convictos acabaron fusion√°ndose con los ind√≠genas, los esclavizados u otras poblaciones libres o no. Esto explica la ausencia del transporte penal en la historia de algunos lugares. En otros, los convictos y sus descendientes conservaron un sentido de la historia y la identidad, y hoy constituyen grupos sociales conscientes de s√≠ mismos o pol√≠ticamente astutos[108] Tambi√©n queda la cuesti√≥n de los traslados forzados y los campos de trabajo penal en el siglo XX, sobre la que las familias siguen buscando respuestas. Una historia global de los convictos y las colonias penales incorpora la gobernanza, la ocupaci√≥n territorial, la movilidad y la extracci√≥n de mano de obra. Se abre para ver la naturaleza y el alcance de la agencia, la creatividad y la resistencia subalternas. Desde el Mar del Norte hasta los oc√©anos del sur, desde las islas de alta mar hasta los litorales y las fronteras interiores, y desde las naciones y los imperios hasta los continentes y los mares, las historias de la expansi√≥n estatal y el imperialismo est√°n inextricablemente vinculadas al transporte penal.

Corporación Correccional de América

Corporaci√≥n Correccional de Am√©rica Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Experiencias en una Prisi√≥n de la Corporaci√≥n Correccional de Am√©rica La a Corporaci√≥n Correccional de Am√©rica ha luchado para derrotar la legislaci√≥n que har√≠a que las prisiones privadas estuvieran … Leer m√°s

Suicidios en Prisión

Suicidios en Prisi√≥n Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Suicidios en Prisiones Privadas en Estados Unidos: Una Experiencia Vigilancia de suicidio Nota: las comidas de los vigilantes de suicidios est√°n por debajo de los requisitos cal√≥ricos.Entre las L√≠neas En … Leer m√°s

Abuso Sexual en las Prisiones

Abuso Sexual en las Prisiones Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Abuso Sexual en las Prisiones Privadas en Estados Unidos Algunos Datos Preliminares Las Prisiones Privadas en Estados Unidos albergan: el 7% de los reclusos estatales el 19% de … Leer m√°s

Vigilante de Prisiones

Trabajo de Vigilante de Prisiones Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Trabajo de Vigilante en Prisiones Privadas en Estados Unidos La sensaci√≥n de crisis en el centro penitenciario es inminente. Poco despu√©s de la fuga de Cortez, el director … Leer m√°s