Clanes

El t√©rmino “etnolog√≠a” deriva del griego ŠľĒőłőĹőŅŌā (ethnos) que significa pueblo. Definida de diversas formas, la materia se ha desarrollado siguiendo caminos de investigaci√≥n y principios pedag√≥gicos separados (es decir, la antropolog√≠a social y cultural y la folclor√≠stica). La etnolog√≠a (o investigaci√≥n de la vida folcl√≥rica) se considera un campo acad√©mico desde finales del siglo XVIII. Se puede obtener una visi√≥n interesante del alcance de la etnolog√≠a observando los nombres de las primeras sociedades antropol√≥gicas. En 1843 se fund√≥ en Inglaterra la Sociedad Etnol√≥gica.

Etnología

El t√©rmino “etnolog√≠a” deriva del griego ŠľĒőłőĹőŅŌā (ethnos) que significa pueblo. Definida de diversas formas, la materia se ha desarrollado siguiendo caminos de investigaci√≥n y principios pedag√≥gicos separados (es decir, la antropolog√≠a social y cultural y la folclor√≠stica). La etnolog√≠a (o investigaci√≥n de la vida folcl√≥rica) se considera un campo acad√©mico desde finales del siglo XVIII. Se puede obtener una visi√≥n interesante del alcance de la etnolog√≠a observando los nombres de las primeras sociedades antropol√≥gicas. En 1843 se fund√≥ en Inglaterra la Sociedad Etnol√≥gica.

Cultura Asi√°tica

Cultura Asi√°tica Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre la cultura africana. En ingl√©s: Culture of Asia o Asian culture. Puede verse tambi√©n en relaci√≥n a la Cultura Pop de Asia Oriental, la cultura africana, y los “Aspectos Sociales de Asia Oriental”. Webs de … Leer m√°s

Comunidad

En derecho, la comunidad es la atribuci√≥n a varios sujetos de uno o varios derechos (ver Derecho Civil). La comunidad es tambi√©n una modalidad en la configuraci√≥n de la propiedad (ver Derecho de Propiedad). En Derecho Internacional P√ļblico tambi√©n existe la comunidad (por ejemplo, las tres comunidades europeas que dieron lugar a la Uni√≥n Europea). Se destina aqu√≠ tambi√©n atenci√≥n a la sociolog√≠a de la comunidad, respondiendo a preguntas como: ¬ŅCu√°les son algunas de las complicaciones y cr√≠ticas del multiculturalismo en relaci√≥n con la idea de comunidad? ¬ŅDe qu√© manera los cambiantes modos de comunicaci√≥n fragmentan y a la vez crean nuevos v√≠nculos sociales dentro de las comunidades contempor√°neas? ¬ŅDe qu√© manera ha contribuido la globalizaci√≥n al resurgimiento de la idea de comunidad? ¬ŅCu√°les son algunas de las cr√≠ticas clave al multiculturalismo tradicional, y c√≥mo han llevado estas cr√≠ticas al desarrollo de nuevas formas de multiculturalismo que intentan abordar estas limitaciones? ¬ŅC√≥mo han contribuido los patrones cambiantes de migraci√≥n y globalizaci√≥n a la aparici√≥n de nuevas formas de comunidad, y cu√°les son algunos de los retos y oportunidades asociados a estos desarrollos? ¬ŅC√≥mo han transformado las nuevas formas de comunicaci√≥n, como los medios sociales y las comunidades virtuales, la naturaleza de la comunidad y la interacci√≥n social, y cu√°les son algunas de las implicaciones de estos cambios para la cohesi√≥n social y la pertenencia? ¬ŅCu√°les son algunos de los debates y controversias clave en torno al concepto de comunidad, y c√≥mo han configurado estos debates nuestra comprensi√≥n del papel de la comunidad en la sociedad contempor√°nea? ¬ŅCu√°les son algunos de los debates y controversias clave en torno al concepto de comunidad y c√≥mo han configurado estos debates nuestra comprensi√≥n del papel de la comunidad en la sociedad contempor√°nea?

Aprendizaje Organizacional

Este texto se ocupa del aprendizaje organizacional. La gesti√≥n del conocimiento requiere un compromiso serio con el cambio organizacional que pasa por experimentar con nuevas herramientas, como las historias de aprendizaje y la narraci√≥n de historias, y por cuestionar los supuestos fundamentales de la empresa de ense√Īanza superior. Esto s√≥lo es posible si los administradores est√°n dispuestos a tolerar la incomodidad, el descontento y la incertidumbre, y si aprenden a valorar los procesos a largo plazo por encima de las soluciones r√°pidas y la resoluci√≥n de problemas. De estos cambios surge un nuevo nivel de atenci√≥n interior al pensamiento, a la presencia. Aunque la descripci√≥n de este nuevo tipo de liderazgo de la gesti√≥n del conocimiento puede parecer alejada del d√≠a a d√≠a de la administraci√≥n de la ense√Īanza superior, representa una opci√≥n fundamental para los directivos. Las universidades son muy complejas y su flujo de informaci√≥n para la toma de decisiones operativas es adecuado en el mejor de los casos, incluso con la √ļltima tecnolog√≠a para la gesti√≥n de la atenci√≥n. Los problemas de sobrecarga de informaci√≥n y p√©rdida de productividad que se producen por la b√ļsqueda ineficiente de conocimientos parecen insuperables. La confianza en las estrategias de gesti√≥n de la informaci√≥n s√≥lo lleva a las instituciones hasta cierto punto. Mientras que el aprendizaje organizacional parece en principio generalizado, esta estrategia esencial de gesti√≥n de la informaci√≥n es disfuncional o inexistente. Muchas actividades de investigaci√≥n institucional, evaluaci√≥n y eficacia institucional parecen abordar esta necesidad, pero s√≥lo de forma superficial. Estas funciones del personal deben reconceptualizarse como “infomediarios” y encargarse de documentar el flujo de conocimiento t√°cito y oculto y la memoria organizativa. Sin embargo, esta estrategia no es suficiente en s√≠ misma y s√≥lo llega a la capa m√°s b√°sica de la gesti√≥n del conocimiento. Las instituciones no conseguir√°n aprovechar todo el potencial del aprendizaje organizacional a menos que promuevan un clima en el que se valoren la insatisfacci√≥n y los errores, en el que las contradicciones y los conflictos se acojan como oportunidades de aprendizaje y en el que el cambio organizacional promueva la transformaci√≥n en el nivel m√°s personal de c√≥mo los administradores, el profesorado, el personal y los estudiantes utilizan el conocimiento en una comunidad de pr√°ctica. El mayor bien de las instituciones de educaci√≥n superior de la sociedad no se materializar√° hasta que se comprenda y actualice esta lecci√≥n de aprendizaje. Este texto ofrece una visi√≥n general de la gesti√≥n del conocimiento en el contexto de la ense√Īanza superior. Se describen los paralelismos entre la captaci√≥n y el intercambio de conocimientos y la funci√≥n de investigaci√≥n institucional. Se analizan diversas herramientas, como las historias de aprendizaje y la narraci√≥n de historias. Se describen cuestiones espec√≠ficas del aprendizaje organizacional, incluida la necesidad de valorar los errores y la insatisfacci√≥n como partes necesarias del proceso. Para comprender las nuevas formas de liderazgo que promueven el aprendizaje transformacional y el cambio, se discute el concepto de “presencing” de Scharmer (2002). Esto implica el uso de la intenci√≥n y la concentraci√≥n en el ahora, m√°s que la reflexi√≥n sobre el pasado.

Esquema de Medios de Comunicación

Medios de Comunicaci√≥n, en derecho, hace relaci√≥n a un cuerpo de estatutos, reglamentos y decisiones judiciales principalmente federales que gobiernan la radio, la radio, la televisi√≥n por cable y por sat√©lite, y otros medios de comunicaci√≥n electr√≥nica. En 1981, el campo de la comunicaci√≥n pol√≠tica ha madurado lo suficiente como para ameritar tratamiento integral en un manual. El texto se ocupa de las comunicaciones, en particular de los medios de comunicaci√≥n de masas, incluidos la televisi√≥n, los peri√≥dicos, las pel√≠culas, las revistas e Internet, que llegan a un p√ļblico muy amplio.

Aspectos Sociales de Asia Oriental

Asia Oriental

Este texto se ocupa de los or√≠genes de la sociedad de consumo en Asia Oriental. Mientras que la sociedad de consumo japonesa tom√≥ forma a principios del siglo XX, Corea del Sur y Taiw√°n experimentaron transformaciones hist√≥ricas distintas. Cuando la cultura de consumo japonesa estaba en sus inicios, ambas eran colonias japonesas. Bajo el colonialismo, las culturas de consumo se limitaban a un pu√Īado de grupos urbanos de clase alta. Tras la liberaci√≥n en 1945, tanto Corea del Sur como Taiw√°n se incorporaron al orden de la guerra fr√≠a tanto pol√≠tica como militarmente. Sin embargo, a principios de la d√©cada de 1960, ambas sociedades entraron en la rampa de modernizaci√≥n, basada en un crecimiento econ√≥mico de alto nivel centrado en las exportaciones. De 1961 a 1990, en contraste con los pa√≠ses capitalistas avanzados que alcanzaron, de media, un crecimiento anual del 2% al 3% durante el mismo periodo, Corea del Sur y Taiw√°n alcanzaron casi el 10%. De hecho, en la d√©cada de 1970, Taiw√°n registr√≥ un crecimiento excepcionalmente r√°pido, con una media anual de m√°s del 20%. Paralelamente, el nivel de consumo de la poblaci√≥n tambi√©n se dispar√≥. Ambas sociedades se convirtieron en sociedades de consumo en los a√Īos 80, y desde finales de esta d√©cada, incluso se convirtieron en sociedades de consumo de alto nivel. Cabe destacar que, en lugar de los productos adquiridos, el propio acto de comprar se convirti√≥ en un aspecto importante de la cultura de consumo. Se instal√≥ una cultura de consumo posmoderna, que se apropi√≥ de los s√≠mbolos incrustados en los productos, a trav√©s de los cuales la gente se expresaba y formaba su identidad. En ambas localidades, la cultura de consumo de los j√≥venes se hizo prominente. En Se√ļl y Taipei, al igual que en Jap√≥n una d√©cada antes, se construyeron complejos espacios de cultura de consumo para que los j√≥venes pasaran el rato.

Cultura Africana

Cultura Africana Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre la cultura africana. En ingl√©s: Culture of Africa o African culture. Cultura y Tradicones Africanas Tradici√≥n oral La tradici√≥n oral es muy importante en la cultura africana, ya que asegura el paso de las pr√°cticas … Leer m√°s

Nollywood

Nollywood es un t√©rmino acu√Īado para la industria cinematogr√°fica nigeriana de bajo presupuesto, emulando a Bollywood de la India, y por tanto una contracci√≥n de “Hollywood nigeriano”. Surgida en la d√©cada de 1990 cuando las tecnolog√≠as de grabaci√≥n y edici√≥n digital se hicieron asequibles, Nollywood es la mayor industria cinematogr√°fica de √Āfrica, tanto si se mide por la producci√≥n como por los ingresos.

Medios de Comunicación de Masas

Medios de Comunicaci√≥n, en derecho, hace relaci√≥n a un cuerpo de estatutos, reglamentos y decisiones judiciales principalmente federales que gobiernan la radio, la radio, la televisi√≥n por cable y por sat√©lite, y otros medios de comunicaci√≥n electr√≥nica. En 1981, el campo de la comunicaci√≥n pol√≠tica ha madurado lo suficiente como para ameritar tratamiento integral en un manual. El texto se ocupa de las comunicaciones, en particular de los medios de comunicaci√≥n de masas, incluidos la televisi√≥n, los peri√≥dicos, las pel√≠culas, las revistas e Internet, que llegan a un p√ļblico muy amplio.

Orígenes de la Sociedad de Consumo en Asia Oriental

Este texto se ocupa de los or√≠genes de la sociedad de consumo en Asia Oriental. Mientras que la sociedad de consumo japonesa tom√≥ forma a principios del siglo XX, Corea del Sur y Taiw√°n experimentaron transformaciones hist√≥ricas distintas. Cuando la cultura de consumo japonesa estaba en sus inicios, ambas eran colonias japonesas. Bajo el colonialismo, las culturas de consumo se limitaban a un pu√Īado de grupos urbanos de clase alta. Tras la liberaci√≥n en 1945, tanto Corea del Sur como Taiw√°n se incorporaron al orden de la guerra fr√≠a tanto pol√≠tica como militarmente. Sin embargo, a principios de la d√©cada de 1960, ambas sociedades entraron en la rampa de modernizaci√≥n, basada en un crecimiento econ√≥mico de alto nivel centrado en las exportaciones. De 1961 a 1990, en contraste con los pa√≠ses capitalistas avanzados que alcanzaron, de media, un crecimiento anual del 2% al 3% durante el mismo periodo, Corea del Sur y Taiw√°n alcanzaron casi el 10%. De hecho, en la d√©cada de 1970, Taiw√°n registr√≥ un crecimiento excepcionalmente r√°pido, con una media anual de m√°s del 20%. Paralelamente, el nivel de consumo de la poblaci√≥n tambi√©n se dispar√≥. Ambas sociedades se convirtieron en sociedades de consumo en los a√Īos 80, y desde finales de esta d√©cada, incluso se convirtieron en sociedades de consumo de alto nivel. Cabe destacar que, en lugar de los productos adquiridos, el propio acto de comprar se convirti√≥ en un aspecto importante de la cultura de consumo. Se instal√≥ una cultura de consumo posmoderna, que se apropi√≥ de los s√≠mbolos incrustados en los productos, a trav√©s de los cuales la gente se expresaba y formaba su identidad. En ambas localidades, la cultura de consumo de los j√≥venes se hizo prominente. En Se√ļl y Taipei, al igual que en Jap√≥n una d√©cada antes, se construyeron complejos espacios de cultura de consumo para que los j√≥venes pasaran el rato.

Longevidad

Esta es una gu√≠a completa para vivir una vida m√°s larga, m√°s sana y m√°s plena. Bas√°ndose en la ciencia m√°s avanzada y en consejos pr√°cticos, le capacita para optimizar su ejercicio, nutrici√≥n, sue√Īo y salud emocional para lograr la m√°xima longevidad. El ejercicio tiene el mayor poder para determinar c√≥mo vivir√° el resto de su vida… Pasar de cero ejercicio semanal a s√≥lo noventa minutos por semana puede reducir su riesgo de morir por todas las causas en un 14%. Es muy dif√≠cil encontrar un medicamento que pueda hacer eso. El ejercicio, una dieta equilibrada, un sue√Īo de calidad y la salud emocional son componentes cruciales para vivir una vida m√°s larga y saludable. El ejercicio mejora su circulaci√≥n y su funci√≥n cerebral, mientras que una dieta equilibrada, que incluya prote√≠nas, grasas saludables y restricci√≥n cal√≥rica, puede ayudarle a mantener la masa muscular y la salud en general. Dar prioridad a su sue√Īo y crear una rutina constante favorece el rendimiento f√≠sico y cognitivo. Su salud emocional es igual de vital, y abordar problemas como la depresi√≥n o los traumas puede contribuir a su bienestar general. Centr√°ndose en todas estas √°reas, puede trabajar para conseguir una vida plena, activa y saludable.

Muerte Lenta

Pulsiones de Muerte Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Puede interesar el contenido de “Pulsiones de Muerte“. De la muerte r√°pida a la muerte lenta “Llega un punto en el que tenemos que dejar de limitarnos a sacar a … Leer m√°s

Revolución Cultural

Los inicios de la Gran Revoluci√≥n Cultural Proletaria se asocian tradicionalmente con la cr√≠tica de Yao Wenyuan, en oto√Īo de 1965, a la obra de teatro La destituci√≥n de Huang Rui, de Wu Han, vicealcalde de Pek√≠n, que se consider√≥, con raz√≥n o sin ella, una met√°fora de la destituci√≥n del mariscal Peng Dehuai en 1959. A trav√©s de Wu Han, fue Peng Zhen, el alcalde de Pek√≠n, el objetivo de Mao, que intentaba eliminar a los miembros “revisionistas” del gobierno. El 16 de mayo de 1966, el Politbur√≥ emiti√≥ una circular en la que condenaba a Peng Zhen y los excesos burgueses de los funcionarios del gobierno, y cre√≥ un “Grupo de la Revoluci√≥n Cultural”. Mao atac√≥ a los que “agitaban la bandera roja para atacar la bandera roja”, identificando al enemigo dentro del Partido. Los primeros guardias rojos aparecieron en la Universidad de Tsinghua el 29 de mayo de 1966, y luego en la Universidad de Pek√≠n, donde los estudiantes se opon√≠an a la administraci√≥n, considerada reaccionaria. El 5 de agosto de 1966, el propio Mao public√≥ su primer dazibao, “Fuego en el cuartel general”, en el Diario del Pueblo, que legitimaba la aspiraci√≥n de los j√≥venes guardias rojos de perseguir a los elementos de la derecha, hasta el nivel m√°s alto. Fue tambi√©n el 5 de agosto cuando la primera v√≠ctima de la Revoluci√≥n Cultural muri√≥ bajo los golpes de los guardias rojos. En 1966, el l√≠der comunista chino Mao Zedong (Mao Tse-tung, presidente de China en el per√≠odo 1949-1976) lanz√≥ lo que se conoci√≥ como la Revoluci√≥n Cultural para reafirmar su autoridad sobre el gobierno chino. Creyendo que los actuales l√≠deres comunistas estaban llevando al partido, y a la propia China, en la direcci√≥n equivocada, Mao llam√≥ a la juventud de la naci√≥n a purgar los elementos “impuros” de la sociedad china y a revivir el esp√≠ritu revolucionario que hab√≠a llevado a la victoria en la guerra civil 20 a√Īos antes y a la formaci√≥n de la Rep√ļblica Popular China. La Revoluci√≥n Cultural continu√≥ en varias fases hasta la muerte de Mao en 1976, y su atormentado y violento legado resonar√≠a en la pol√≠tica y la sociedad chinas durante las pr√≥ximas d√©cadas.

Evaluación

Introducci√≥n: Evaluaci√≥n Concepto de Evaluaci√≥n en el √°mbito de la contabilidad, el derecho financiero y otros afines: Proceso que tiene como finalidad determinar el grado de eficacia y de eficiencia, con que han sido empleados los recursos destinados a alcanzar los objetivos previstos, […]

Identidades Culturales Contempor√°neas

Este texto se ocupa de las identidades culturales contempor√°neas. Entre este amplio espectro, se examina los cambios en las industrias de los medios de comunicaci√≥n y el problema de la identidad cultural en Asia Oriental, dentro de la problem√°tica de la globalizaci√≥n y el poscolonialismo. En general, desde 1980, los principales temas de conversaci√≥n en los c√≠rculos de la industria de los medios visuales han sido la sinergia, la convergencia y la desregulaci√≥n. En las dos √ļltimas d√©cadas, las industrias de las telecomunicaciones, el cable, el sat√©lite, la televisi√≥n y el cine han dado lugar a gigantes de los medios de comunicaci√≥n a trav√©s de muchos tipos de fusiones. Las inversiones masivas necesarias para convertirse en actores principales del mercado global fueron las que b√°sicamente impulsaron estos cambios industriales. Estos cambios del mercado global se han extendido igualmente a Asia, estimulados por el potencial de mercado de sus industrias medi√°ticas y culturales. A principios de la d√©cada de 2000, decenas de sistemas regionales de sat√©lites internacionales cubr√≠an el cielo de Asia. Los servicios de televisi√≥n por cable y por sat√©lite ya funcionaban en casi todos los pa√≠ses. Con el inicio de las emisiones de Star TV desde Hong Kong en la d√©cada de 1990, empezaron a estar disponibles canales de cable estadounidenses como CNN1, ESPN y HBO. En segundo lugar, junto con estos cambios en el mercado global, el comercio entre los medios de comunicaci√≥n asi√°ticos y las industrias culturales se dinamiz√≥ enormemente. Como demostraron el an√°lisis sobre Europa y sobre el mercado mundial (o global) a fines de los a√Īos 90, tambi√©n en Asia, en lugar de que la industria estadounidense conquistara el mundo, las industrias regionales se expandieron simult√°neamente. Varios investigadores demostraron que en la d√©cada de 1990 los programas de televisi√≥n de los pa√≠ses asi√°ticos se interpenetraron. Es un hecho indiscutible que surgi√≥ un nuevo “mercado geocultural” en el que las pel√≠culas, la m√ļsica y los dibujos animados de Jap√≥n entraron en Asia; las pel√≠culas, la m√ļsica y los programas de televisi√≥n de Corea del Sur entraron en Taiw√°n y China; y las pel√≠culas y los programas de televisi√≥n de Taiw√°n y Hong Kong entraron y salieron de China. Un ejemplo representativo es el servicio por sat√©lite Phoenix, que conecta China, Taiw√°n, Hong Kong y el sudeste asi√°tico. Se cre√≥ mediante una empresa conjunta entre Star TV, dos empresas de Hong Kong y una empresa de China continental.

Cultura Hebrea

La cultura jueva abraza diversos fen√≥menos relacionados entre s√≠, tanto religiosos como seculares. Es la cultura de las comunidades del pueblo juez e incluye las contribuciones de las personas que se identifican como jueves, y la contribuci√≥n de los religiosos jueces, aun cuando √©sta no est√© relacionada de una manera obvia con la religi√≥n del pueblo jud√≠o. El pueblo jud√≠o es una comunidad √©tnica y religiosa: mientras que en el √°mbito religioso, los seguidores del juda√≠smo siguen unas pr√°cticas y creencias, y una manera de vivir. Eso hace dif√≠cil establecer una l√≠nea clara entre los miembros del pueblo jud√≠o y una cultura espec√≠ficamente jud√≠a. Adem√°s, no todos los individuos o todos los fen√≥menos culturales pueden ser clasificados f√°cilmente como seculares o religiosos (distinci√≥n que se hace en la cultura europea, y que tambi√©n suele aplicarse en los casos de la historia de los jueces no europeos). A trav√©s de la historia, en √©pocas y lugares tan diversos como el antiguo Reino de Israel, la Grecia Antigua, el √Āndalus, el Magrib, India o la Xina, o en el actual Estado de Israel, las comunidades jud√≠as han desarrollado fen√≥menos culturales que en cierto modo presentan matices del pueblo jud√≠o pero sin ser espec√≠ficamente religiosos en este momento. Algunos factores en este sentido provienen del juda√≠smo, algunos otros de la interacci√≥n de los jueces con la sociedad que los rodea, y algunos otros de la din√°mica interna social y cultural de las comunidades jud√≠as. Este fen√≥meno se traduce en expresiones culturales jueves considerablemente diversas y √ļnicas en sus propias comunidades, visto que cada una de ellas es tan aut√©ntica como las dem√°s.

Vídeo Musical

¬ŅC√≥mo podemos comprometernos cr√≠ticamente con el v√≠deo musical y su papel en la cultura popular? ¬ŅQu√© tienen que decirnos los v√≠deos musicales contempor√°neos sobre los modelos de identidad cultural actuales? Basado en una serie ecl√©ctica de estudios de caso, este examen es un an√°lisis de las formas, los placeres y la pol√≠tica que ofrecen los v√≠deos musicales. Al replantear algunos enfoques cl√°sicos de los estudios cinematogr√°ficos y de la m√ļsica popular y conectarlos con los nuevos debates sobre el “estado” actual del feminismo y la teor√≠a feminista, este texto muestra por qu√© y c√≥mo deber√≠amos estudiar los v√≠deos musicales en el siglo XXI. El v√≠deo musical es una forma importante e interesante de la cultura popular contempor√°nea. La raz√≥n de ser del v√≠deo musical como dispositivo promocional ha tenido una serie de consecuencias significativas en la forma en que se ha estudiado y conceptualizado. El an√°lisis del v√≠deo musical se pone al servicio de fines te√≥ricos m√°s amplios como el lugar en el que tanto la econom√≠a como la est√©tica del posmodernismo se condensan en pruebas palpables de la l√≥gica de la posmodernidad. Se investiga algunos conceptos cr√≠ticos clave en relaci√≥n con el v√≠deo musical. Tambi√©n aborda el examen del v√≠deo musical como un lugar en el que las construcciones normativas de raza, g√©nero y etnia se ponen en evidencia, se confirman, se refuerzan y, a veces, se desaf√≠an. El v√≠deo musical se considera seriamente como una forma distinta de cultura popular con su propio y complejo conjunto de estructuras y convenciones, as√≠ como un sitio importante para la representaci√≥n de las identidades culturales. La literatura tambi√©n analiza las formas en que los tropos de la negritud y la blancura de larga data se utilizan para desarrollar diferentes feminidades para las mujeres negras y blancas.

Profecía

Profec√≠a y Profetas en Teolog√≠a en Relaci√≥n a Teolog√≠a En este contexto, a efectos hist√≥ricos puede ser de inter√©s lo siguiente: [1] 1. Noci√≥n de profec√≠a. 2. An√°lisis de la profec√≠a: a) Esencia; b) Causa; c) Modo del conocimiento prof√©tico. 3. Posibilidad de la profec√≠a. 4. La profec√≠a como […]