Limosnas

Limosnas Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Visualizaci√≥n Jer√°rquica de Mendicidad Econom√≠a > Contabilidad nacional > Renta > Distribuci√≥n de la renta > Pobreza A continuaci√≥n se examinar√° el significado. ¬ŅC√≥mo se define? Concepto de Mendicidad V√©ase la definici√≥n … Leer m√°s

Mendicidad

El estudio de Paul Slack sobre la mendicidad en la Inglaterra del siglo XVII considera si los “vagabundos” y los “vagabundos” -que describe acertadamente como “t√©rminos emotivos y el√°sticos”- eran vendedores ambulantes o juglares, los arquet√≠picos “mendigos profesionales aptos del submundo criminal” o ‘simplemente trabajadores migrantes no cualificados y mendigos’? Diferenciar entre la mendicidad y el empleo ocasional resultaba regularmente dif√≠cil, como se refleja en la cita anterior del Poor Inquiry de mediados de 1830. En algunos casos, la mendicidad se llevaba a cabo sin recurrir a otras estrategias de supervivencia, mientras que quiz√°s en la mayor√≠a de los casos la b√ļsqueda de limosna era una pr√°ctica a la que los individuos recurr√≠an ocasionalmente y de acuerdo con sus fluctuantes circunstancias econ√≥micas. Los t√©rminos “mendigo” y “mendicante”, as√≠ como sus derivados “mendicidad” y “mendicidad”, se utilizaban indistintamente en el periodo anterior a la hambruna para referirse a los individuos que se dedicaban a solicitar limosna. Se hablaba de las personas empobrecidas como si estuvieran ‘en la miseria’, ‘en el desamparo’ y, en casos m√°s extremos, ‘viviendo en la indigencia’. Estas personas pobres dispon√≠an de numerosas opciones de supervivencia, una de las cuales era la mendicidad, y en el caso de los distintos individuos, hogares y familias, el recurso a esta estrategia variaba desde la mendicidad regular hasta los raros casos. Por otra parte, una persona o una familia pod√≠a considerarse pobre y vivir en la indigencia pero no dedicarse a la mendicidad. Un √°mbito en el que surge esta distinci√≥n es en el lenguaje de la caridad, que defend√≠a el sufrimiento silencioso de los pobres “honestos” y “merecedores” (los “pobres vergonzosos”), en marcado contraste con los ociosos “no merecedores”.

Bienestar Publico

En Gran Breta√Īa, el Informe Beveridge de 1942 dio lugar, indirectamente, al moderno Estado de Bienestar, pero el bienestar moderno est√° desconectado de aquellos derechos, deberes y obligaciones personales originales anteriores a 1834, protegidos y aplicados en virtud de la ley de asentamiento y traslado. No se ha restablecido el derecho personal a la ayuda que en su d√≠a tuvieron los pobres asentados. Esto no es sorprendente, ya que ese derecho ha sido sistem√°ticamente infravalorado, marginado, negado y olvidado. No se trata de minimizar los elementos subjetivos en las cantidades y la forma en que se otorgaba la ayuda a los pobres, ni de negar que la prueba de la indigencia permit√≠a la discrecionalidad de los funcionarios parroquiales; elementos que hoy se entienden como condicionalidad. Los que siguen negando la naturaleza jur√≠dica del derecho hist√≥rico al socorro, incluidos los historiadores, los abogados y los responsables pol√≠ticos, se centran necesariamente en el socorro de la pobreza como un don del Estado; reconstruyendo en gran medida los aspectos de un pasado en el que los pobres exist√≠an supuestamente para ser juzgados, mejorados o vigilados constantemente para evitar el fraude.

Historia del Sintechismo

El gobierno de Bush se comprometi√≥ a acabar con el problema de los sin techo en 10 a√Īos y estuvo presionando al Congreso para que apruebe la Iniciativa Samaritana, que proporcionar√≠a 70 millones de d√≥lares para viviendas y asistencia espec√≠ficamente para los sin techo cr√≥nicos. Los cr√≠ticos dicen que la propuesta no ir√≠a lo suficientemente lejos porque los sin techo cr√≥nicos representan s√≥lo el 10-20% del problema. Mientras tanto, aunque las nuevas investigaciones demuestran claramente que el problema de los sin techo tiene soluci√≥n, todav√≠a no existe un consenso sobre un enfoque global para erradicar las causas del problema.

Sintechismo

M√°s de dos millones de estadounidenses se quedan sin hogar a lo largo de un a√Īo, y la cifra va en aumento. Alrededor del 40% son familias con ni√Īos, el 30% son drogadictos, el 23% son enfermos mentales graves y el 10% son veteranos, seg√ļn cifras de 2004. Los defensores culpan del creciente problema a la lentitud de la econom√≠a, a la negativa del Congreso a aumentar el salario m√≠nimo, al aumento del desempleo y a los requisitos m√°s estrictos para acceder a la asistencia social. Aunque las nuevas investigaciones demuestran claramente que el problema de los sin techo tiene soluci√≥n, todav√≠a no existe un consenso sobre un enfoque global para erradicar las causas del problema.

Delincuencia Juvenil

Conducta persistentemente antisocial, ilegal o criminal de ni√Īos o adolescentes hasta el punto que no puede ser corregida por los padres, pone en peligro a otras personas de la comunidad y compete a un departamento especial de la justicia. Tales patrones de conducta se caracterizan por agresividad, destructibilidad, hostilidad y crueldad, y se dan con mayor frecuencia en chicos que en chicas. Es t√≠pico que los factores responsables sean una deficiente relaci√≥n entre padre e hijo, en especial el rechazo, la indiferencia y la apat√≠a paternal, as√≠ como ambientes familiares inestables en los que la disciplina es poco rigurosa, err√°tica, demasiado estricta o se basa en duros castigos f√≠sicos. Los tratamientos punitivos tradicionales, correccionales y reformatorios, suelen empeorar m√°s que remediar la situaci√≥n. (Tal vez sea de inter√©s m√°s investigaci√≥n sobre el concepto). Planteamientos m√°s progresistas, como inserci√≥n en hogares de adopci√≥n, programas recreativos y de trabajo, y diferentes servicios de asesoramiento a la comunidad y a la familia, han tenido m√°s √©xito. La terapia de conducta y otras formas de psicoterapia, que suelen afectar tanto a los padres como al chico, tambi√©n se utilizan como modos de tratamiento y prevenci√≥n.

Organización de la Conferencia Islámica

Esta entrada se ocupa de la Organización de la Conferencia Islámica (OCI), la organización intergubernamental establecida en Rabat, Marruecos, el 25 de septiembre de 1969 con el fin de fortalecer la solidaridad entre musulmanes y la cooperación de sus miembros en los ámbitos de la política, economía y asuntos sociales.

Prevención de la Delincuencia Juvenil

Prevenci√≥n de la Delincuencia Juvenil y los Derechos del Ni√Īo y el Adolescente El art√≠culo 40 de la Convenci√≥n Internacional sobre los Derechos del Ni√Īo otorga una protecci√≥n especial a los ni√Īos en conflicto con la ley. La comunidad internacional tambi√©n ha reconocido la necesidad de […]

Justicia Juvenil en Japón

Esta entrada proporciona una descripci√≥n completa de la justicia juvenil japonesa, ubic√°ndola dentro de consideraciones conceptuales m√°s amplias de la justicia juvenil, como el bienestar versus la justicia, antes de delinear su desarrollo hist√≥rico y cuestionar su singularidad. Discute la noci√≥n impugnada anterior a la delincuencia y su potencial neto de ampliaci√≥n y su lugar en las tendencias m√°s amplias del crimen juvenil japon√©s. La entrada eval√ļa cr√≠ticamente la organizaci√≥n general, la administraci√≥n y el impacto del Tribunal de Familia (equivalente a los tribunales juveniles o juveniles) y resume los desarrollos recientes en la pol√≠tica de delincuencia juvenil. Aunque el Tribunal de Familia est√° en el centro de la justicia juvenil, implica muchos elementos de bienestar social. A pesar de la ret√≥rica, la pol√≠tica y la legislaci√≥n cada vez m√°s punitivas para los j√≥venes en Jap√≥n, no hay pruebas de que haya una relaci√≥n entre un mayor n√ļmero de delincuentes juveniles y los tribunales para adultos. En general, en Jap√≥n existe una clara precedencia del bienestar social sobre las consideraciones de pol√≠tica criminal.

Administración de Justicia Juvenil

Administraci√≥n de Justicia Juvenil en la Protecci√≥n de la Infancia y los Derechos del Ni√Īo Art√≠culo de la Convenci√≥n Internacional sobre los Derechos del Ni√Īo donde se recoge este tema Art.40 Administraci√≥n de Justicia Juvenil y los Derechos del Ni√Īo y el Adolescente El art√≠culo 40 de la CDN […]

Modos Alternativos de Solución de Controversias

Consideraciones Generales Hace referencia la expresi√≥n “modos alternativos de soluci√≥n de controversias”, en esta plataforma global, fundamentalmente a los diferentes m√©todos legales para resolver controversias a si sea por el sistema judicial como por otros medios alternativos. En esta […]

Derecho Penal Juvenil Japonés

La imagen contempor√°nea que surge en el derecho penal juvenil japon√©s un endurecimiento de la ret√≥rica, la pol√≠tica y la legislaci√≥n para los j√≥venes en Jap√≥n, pero en el mismo per√≠odo la delincuencia juvenil se ha desplomado y la delincuencia por adultos ha proporcionado una contribuci√≥n mucho mayor al crimen registrado en general. En general, aunque Jap√≥n se ha movido oficialmente hacia pol√≠ticas de justicia juvenil m√°s abiertamente punitivas, emp√≠ricamente sus pr√°cticas de justicia juvenil a√ļn se centran principalmente en la rehabilitaci√≥n y la reintegraci√≥n. (Tal vez sea de inter√©s m√°s investigaci√≥n sobre el concepto). Todos los casos, excepto los m√°s graves, continuar√°n siendo escuchados y eliminados por el Tribunal de Familia, la mayor√≠a de las veces con un resultado de no justicia. No ha habido evidencia de un aumento del castigo en el Tribunal de Familia ni aumento en el internamiento de menores en el sistema de adultos, a pesar de la continua disminuci√≥n de las restricciones de edad para delitos graves desde 2000. Sin embargo, las propuestas actuales para reducir la edad de 18 a√Īos demuestran ser un desaf√≠o m√°s serio para el sistema de justicia juvenil actual y podr√≠a resultar en un aumento en los casos graves de internamiento en el tribunal de adultos. Estas seguir√≠an siendo solo una peque√Īa proporci√≥n de los casos de delincuencia juvenil en general y tambi√©n podr√≠an resolverse a trav√©s de amplios poderes discrecionales del fiscal.

Alternativas a la Sanción Privativa de Libertad

Alternativas a la Sanci√≥n Privativa de Libertad en la Justicia Penal Juvenil en relaci√≥n a las Medidas No Privativas de Libertad en Adolescentes An√°lisis comparado sobre la desjudicializaci√≥n y alternativas a la sanci√≥n privativa de libertad en la justicia penal juvenil Mi exposici√≥n tiene por […]

Justicia Juvenil

Justicia Juvenil en la Protecci√≥n de la Infancia y los Derechos del Ni√Īo Art√≠culo de la Convenci√≥n Internacional sobre los Derechos del Ni√Īo donde se recoge este tema Art. 40 (3) Justicia Juvenil y los Derechos del Ni√Īo y el Adolescente Sistema de justicia aplicado a un joven: un ni√Īo o […]