Desapariciones

Este texto se ocupa de las desapariciones. En el contexto de los derechos del ni√Īo y el adolescente, hace referencia a las desapariciones forzadas o involuntarias de personas como resultado de excesos por parte de las autoridades de polic√≠a o de seguridad o de organizaciones similares, a menudo mientras que tales personas se encuentran detenidas o en otras circunstancias que se detallan. La pr√°ctica de las desapariciones forzadas o involuntarias de personas apareci√≥ durante la Segunda Guerra Mundial con la Nacht und Nebel Erlass promulgada por Hitler, que regulaba la desaparici√≥n sistem√°tica de los opositores de la Alemania nazi. En los a√Īos 1960-1970 esta pr√°ctica tom√≥ una dimensi√≥n particular en las dictaduras militares latinoamericanas y, m√°s recientemente, en muchas otras partes del mundo. Los Estados Partes de la Convenci√≥n Interamericana sobre Desaparici√≥n Forzada de Personas, establece uno de estos art√≠culos, podr√°n establecer circunstancias atenuantes para las personas que hayan participado en actos constitutivos de desaparici√≥n forzada cuando contribuyan a la reaparici√≥n con vida de la v√≠ctima o aporten informaci√≥n que permita esclarecer la desaparici√≥n forzada de una persona.

Delito Instant√°neo

Este texto se ocupa del delito instantaneo. Un delito instantáneo es un delito que se consuma totalmente o se completa en y por un solo acto. El incendio provocado, el asesinato y otros similares son ejemplos de delitos instantáneos. Se diferencia de los delitos que implican una serie o repetición de actos. Los delitos instantáneos, en resumen, son los que se cometen el menor tiempo posible.

Soborno

Soborno y la √©tica Empresarial Una breve explicaci√≥n sobre soborno, en este contexto, puede ser la siguiente: El soborno es una forma de corrupci√≥n. (Tal vez sea de inter√©s m√°s investigaci√≥n sobre el concepto). En el caso de corrupci√≥n pol√≠tica, el soborno es la provisi√≥n directa o indirecta de compensaci√≥n ilegal para -o cualquier otra acci√≥n a favor […]

Difamación en Barbados

Nota: entradas relevantes sobre esta cuesti√≥n incluyen las siguientes: difamaci√≥n agravada, delitos contra el honor, difamaciones, calumnia, injurias, significado de la difamaci√≥n, y consecuencias de la difamaci√≥n (incluyendo su castigo). Difamaci√≥n como Delito Legislaci√≥n Penal que […]

Difamación en Belice

Nota: entradas relevantes sobre esta cuesti√≥n incluyen las siguientes: difamaci√≥n agravada, delitos contra el honor, difamaciones, calumnia, injurias, significado de la difamaci√≥n, y consecuencias de la difamaci√≥n (incluyendo su castigo). Difamaci√≥n como Delito Legislaci√≥n Penal que […]

Difamación en Trinidad y Tobago

Nota: entradas relevantes sobre esta cuesti√≥n incluyen las siguientes: difamaci√≥n agravada, delitos contra el honor, difamaciones, calumnia, injurias, significado de la difamaci√≥n, y consecuencias de la difamaci√≥n (incluyendo su castigo). Difamaci√≥n como Delito Legislaci√≥n Penal que […]

Desapariciones Forzadas en Latinoamerica

Este texto se ocupa de las desapariciones forzadas en latinoamerica. Este texto identifica un fen√≥meno de derechos humanos que empez√≥ a tener repercusi√≥n en el siglo XX. Mientras que las desapariciones han tendido a asociarse con periodos de estados autoritarios y conflictos armados, el estudio analiza estos actos llevados a cabo en democracias procedimentales donde prevalecen las instituciones democr√°ticas. En concreto, se analiza las desapariciones en cuatro pa√≠ses de Am√©rica Latina (M√©xico, Brasil, Argentina y El Salvador) que permiten comprender las dimensiones de este problema social contempor√°neo. Este texto conecta las desapariciones actuales con las desapariciones “cl√°sicas” cometidas durante los pasados reg√≠menes autoritarios y conflictos armados de Am√©rica Latina. El crimen organizado y los funcionarios corruptos son responsables de las desapariciones en M√©xico, seg√ļn un informe de la ONU de abril de 2022. El n√ļmero de j√≥venes desaparecidos va en aumento ya que el total de casos supera los 95.000, de los cuales muy pocos se resuelven. Se analiza tambi√©n el protocolo de minnesota para investigar en casos de desaparici√≥n.

Blasfemia

La blasfemia se define generalmente como el acto de insultar o hablar sacrílego sobre Dios u otras cosas sagradas. La apostasía y la blasfemia pueden parecer a muchos como artefactos de la historia. Pero en docenas de países alrededor del mundo, las leyes contra la apostasía y la blasfemia permanecen en los libros y a menudo son aplicadas. Los pensadores musulmanes contemporáneos han propuesto interpretaciones alternativas de las fuentes en las que los juristas clásicos basaban sus dictámenes sobre la blasfemia y la apostasía y han hecho hincapié, en cambio, en principios islámicos como la tolerancia hacia la diversidad religiosa y la libertad de conciencia. Los textos populares en yiddish, incluidos los escritos originalmente en esta lengua, contenían expresiones anticristianas. Otros autores, especialmente teólogos y hebraístas, denunciaron las traducciones bíblicas y los libros de oraciones en yiddish por supuesta blasfemia y polémica anticristiana. Además de explorar la literatura yiddish, los autores cristianos también intentaron penetrar en la cultura oral yiddish. La propaganda judía anticristiana puede dividirse en dos categorías. La primera consiste en maldiciones, insultos y otras formas de agresión verbal; y la segunda categoría abarca lo que el estudioso del yiddish Max Weinreich llama lehavdl loshn, o lenguaje de diferenciación.

Lesión Corporal

Lesiones corporales incluyen las lesiones f√≠sicas que sufre una persona, incluyendo la muerte. La lesi√≥n es el acto delictivo de tocar intencionadamente o aplicar la fuerza al cuerpo de otra persona de forma ofensiva, lo que abarca una amplia gama de actos, incluidos los de naturaleza sexual. La lesi√≥n simple se considera un delito menor en la mayor√≠a de las jurisdicciones, pero las circunstancias agravantes pueden hacer que la lesi√≥n entre en la categor√≠a de delito grave. Puede ser una sorpresa que, en Estados Unidos y algunos otros pa√≠ses, una agresi√≥n o lesi√≥n (“battery”) generalmente no requiere ninguna intenci√≥n de da√Īar a la v√≠ctima (aunque tal intenci√≥n existe a menudo en los casos de lesi√≥n). En su lugar, una persona s√≥lo necesita tener la intenci√≥n de contactar o provocar el contacto con otra persona. Adem√°s, si alguien act√ļa de una manera criminalmente imprudente o negligente que resulta en tal contacto, puede constituir una agresi√≥n. En consecuencia, chocar accidentalmente con alguien, por muy ofensivo que lo considere la “v√≠ctima”, no constituir√≠a una lesi√≥n. El acto delictivo requerido para una lesi√≥n se reduce a un contacto ofensivo o perjudicial.

Injuria

Este texto se ocupa de la injuria, como expresi√≥n proferida o acci√≥n ejecutada en deshonra, descr√©dito o menosprecio de otra persona. En muchos pa√≠ses, es un delito privado, solo perseguible mediante querella de la parte ofendida. Como consecuencia, no basta la simple denuncia del hecho para su castigo. La calumnia y la injuria son las subcategor√≠as legales de la difamaci√≥n. En general, la calumnia es la difamaci√≥n con palabras escritas, im√°genes o cualquier otro s√≠mbolo visual en un medio impreso o electr√≥nico (en l√≠nea o en Internet). La calumnia es la difamaci√≥n hablada. El advenimiento de las primeras comunicaciones de radiodifusi√≥n (radio y televisi√≥n) han tenido un fuerte impacto en el delito de injuria. En materia de responsabilidad civil (en especial, de la protecci√≥n del honor, la reputaci√≥n y la intimidad) se mantiene, en algunas jurisdicciones (como la de Inglaterra y Gales) la antigua distinci√≥n entre libelo y calumnia (materia difamatoria de forma permanente y transitoria, respectivamente); el demandante no tiene derecho a asistencia jur√≠dica (con la consecuencia pr√°ctica de que s√≥lo las personas adineradas pueden permitirse demandar); y la acci√≥n puede prosperar sin ninguna prueba de da√Īo especial.

Falsificación

El derecho contra la falsificaci√≥n tiene por objeto proteger a la sociedad de la creaci√≥n o alteraci√≥n fraudulenta de escritos de cuya autenticidad depende la gente en sus asuntos importantes. Una persona que, con el prop√≥sito de enga√Īar o da√Īar, haga o altere un escrito de tal manera que transmita una falsa impresi√≥n sobre su autenticidad, es culpable de falsificaci√≥n en su sentido contempor√°neo. Falsificaci√≥n, en el derecho penal, es la fabricaci√≥n deliberada o alteraci√≥n de un documento escrito con la intenci√≥n de perjudicar los intereses de otro de manera fraudulenta. El crimen puede ser cometido aun cuando el esquema fraudulento falla.

Evolución de los Asesinatos Selectivos

Este texto aborda la importante cuestión, dentro de la evolución más reciente de los asesinatos selectivos, de si la actual transformación de los asesinatos selectivos está transformando el orden internacional global y de qué manera. La antigua práctica de los asesinatos selectivos ha sufrido una profunda transformación desde el cambio de milenio. Los Estados recurren a ella con mayor frecuencia, especialmente en el contexto de las operaciones antiterroristas. El rápido desarrollo de las tecnologías de vigilancia y de los aviones no tripulados facilita las misiones de asesinatos selectivos, y los Estados están empezando a abandonar lentamente sus políticas de secretismo y negación con respecto a esta forma de violencia. Para responder a esta pregunta, este texto describe el marco teórico que concibe el mantenimiento y la transformación del orden internacional como un proceso dinámico y triangular entre la violencia, el discurso y las instituciones que conforman el orden internacional. También arroja luz sobre diferentes partes de este proceso triangular: la reinterpretación del derecho internacional para legitimar el asesinato selectivo, la contestación entre actores estatales y no estatales sobre el desarrollo de una nueva norma de asesinato selectivo, la aparición del asesinato selectivo en el contexto de los cambios en el contexto normativo más amplio del orden internacional, y el impacto de las nuevas tecnologías, en particular los sistemas de armas autónomas, sobre el futuro de las prácticas de asesinato selectivo y el orden internacional. Tras un trabajo conceptual, el texto se centra en la transformación actual del asesinato selectivo y en las condiciones que lo facilitan, estableciendo así un punto de partida para la literatura en este tema.

Racismo en el Nacionalismo

Este texto se ocupa del racismo en el nacionalismo, incluidas las cuestiones sobre discriminación. El texto trata de definir la relación entre nacionalismo y racismo en la época moderna. El racismo fue una de las principales ideologías del siglo XIX, centrada en el propio cuerpo humano como su símbolo más potente. Y se ha descrito al nacionalismo como una fe de construcción mucho más laxa que estableció alianzas con la mayoría de las ideologías del siglo XIX, como el liberalismo, el conservadurismo y el socialismo. Cuando el nacionalismo se alió con el racismo, hizo que el racismo fuera operativo -por ejemplo, dentro de los movimientos nacionalistas integrales a partir de finales del siglo XIX-. El racismo no era una mera forma de discriminación, sino una forma determinada de ver a los hombres y mujeres que presentaba una imagen total del mundo. Si el nacionalismo hizo del racismo una realidad, el racismo pasó a dominar el nacionalismo una vez consumada la alianza entre ambos movimientos.

Genocidio de Ruanda

Las raíces del genocidio de 1994 en Ruanda se remontan a las luchas políticas entre hutus y tutsis que surgieron al final del período colonial belga en el decenio de 1950. Antes de la colonización europea, los hutus y los tutsis parecen haberse considerado más afines a las castas o clases que a los grupos étnicos. La invasión simultánea del Frente Patriótico Ruandés y la agitación interna desencadenaron una crisis política y militar en Ruanda que finalmente condujo al genocidio de 1994. La escasez de documentos internos de los grupos extremistas que organizaron el genocidio significa que no puede haber una respuesta definitiva a por qué los extremistas se decidieron por esta sangrienta solución. Sin embargo, a pesar de estas limitaciones, se puede construir una explicación ampliamente deductiva pero convincente que sea coherente con lo que se conoce sobre la progresión de los acontecimientos de 1990 a 1994 y con las limitadas pruebas disponibles de los propios extremistas. Esta explicación sugiere que los extremistas hutus llegaron a la decisión de iniciar un genocidio sistemático sólo después de haber llegado a la conclusión de que las opciones menos violentas para hacer frente a la amenaza tutsi habían fracasado y que otras posibles soluciones serían poco prácticas o insuficientes. Aquí se describen los factores pueden haber contribuido a esta percepción entre los grupos extremistas.

Cronología de las Masacres de Armenios

Cronolog√≠a de las Masacres de Armenios Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Visualizaci√≥n Jer√°rquica de Cuesti√≥n Armenia Relaciones Internacionales > Seguridad internacional > Cuesti√≥n internacional Geograf√≠a > Geograf√≠a pol√≠tica > Pa√≠ses del Consejo de Europa > Armenia Geograf√≠a > … Leer m√°s

Cronología de las Deportaciones de Armenios

1915; 5-18 de julio, SńĪvas: Cinco mil ochocientas cincuenta familias armenias de SńĪvas son deportadas en catorce convoyes, uno de los cuales parte diariamente, entre el lunes 5 y el domingo 18 de julio, con una media de 400 familias por caravana. Las deportaciones siguen la ruta de SńĪvas a trav√©s de Tecirhan, Magara, Kangal, Alacahan, K√∂t√ľhan, Hasan√ßelebi, Hekimhan, Hasanbadrińü, Aruzi YazńĪ, el puente de KńĪrk G√∂z, FńĪrńĪncńĪlar, Zeydańü, y Gergerdańü (las monta√Īas de KanlńĪ Dere, donde los jefes kurdos, Zeynal Bey y Haci Badri Ańüa, de la tribu ReŇüvan), antes de dirigirse a AdńĪyaman, Samsat, para luego cruzar el r√≠o √Čufrates en G√∂zen, y seguir la ruta por Suru√ß, Urfa, ViranŇüehir, Ras ul-Ayn, y pasar por Mosul o Bab y Mumbuc para llegar a Alepo.
1915; noviembre, KńĪrkańüa√ß (provincia de AydńĪn): Mil armenios de esta regi√≥n son deportados a Konya.

1915; de noviembre a abril de 1916, campo de concentración de Dipsi: Treinta mil deportados mueren en seis meses.
1916; Principios de diciembre, Estambul: Cuatro mil armenios de la capital son deportados a Siria.

1915; De diciembre a marzo de 1916, campos de concentración en Lale y Tefrice (provincia de Alepo): Varios miles de deportados mueren durante los cuatro meses de actividad del campo.
Todo esto son solo ejemplos de la larga lista de deportaciones que tuvieron lugar en 1915 y 1916.

Cronología del Genocidio Armenio

S√≥lo en 1919 se constituye definitivamente un tribunal militar extraordinario por decreto del Sult√°n, destinado a juzgar las siguientes categor√≠as criminales 1) Los instigadores centrales de los cr√≠menes contra los armenios; 2) Los que trabajaron bajo los auspicios de los principales responsables, como los miembros influyentes del Comit√© Central del CUP; 3) Los miembros de las organizaciones clandestinas, como la Organizaci√≥n Especial, junto con los militares de alto rango y los criminales liberados de la c√°rcel; 4) los diputados que no protestaron y que consintieron los cr√≠menes cometidos; 5) los publicistas que aplaudieron y alentaron estos cr√≠menes, e incitaron a la opini√≥n p√ļblica con sus art√≠culos llenos de falsedades y provocaciones; 6) los que se enriquecieron o sacaron provecho de estos cr√≠menes; y 7) los pashas y beys que participaron en los cr√≠menes.

Expulsi√≥n √Čtnica

Este texto se ocupa de la expulsi√≥n √©tnica, como la pol√≠tica destinada a remover de un √°rea a grupos culturalmente diferentes. En las √ļltimas d√©cadas esta operaci√≥n se ha denominado ‚Äúlimpieza √©tnica‚ÄĚ. Las deportaciones masivas llevadas a cabo en los Balcanes no eran nuevas en este siglo de ingenier√≠a √©tnica (siglo XX). Los griegos de Turqu√≠a; los turcos de Grecia; los serbios de la Croacia fascista de 1941-1945; los jud√≠os de la Europa de Hitler; los alemanes √©tnicos de la Checoslovaquia de posguerra; los palestinos de los territorios ocupados. Las oleadas de desalojos forzosos de grupos √©tnicos y religiosos han sido repetitivas, y a menudo han combinado la expulsi√≥n f√≠sica con una violencia devastadora o, como en el caso de los jud√≠os, con el genocidio. La limpieza √©tnica es un t√©rmino general, y no hay ning√ļn delito espec√≠fico con ese nombre, pero la pr√°ctica abarca una serie de delitos. La Comisi√≥n de Expertos de las Naciones Unidas, en un informe de enero de 1993 dirigido al Consejo de Seguridad, defini√≥ la “limpieza √©tnica” como “hacer que una zona sea √©tnicamente homog√©nea mediante el uso de la fuerza o la intimidaci√≥n para expulsar a personas de determinados grupos de la zona”. Dijo que la limpieza √©tnica se llev√≥ a cabo en la antigua Yugoslavia mediante asesinatos, torturas, arrestos y detenciones arbitrarias, ejecuciones extrajudiciales, y muchos otros delitos contra la humanidad, o delitos de guerra. La decisi√≥n de participar en la limpieza √©tnica no siempre es una decisi√≥n de perpetrar un asesinato colectivo. La limpieza √©tnica y los asesinatos en masa suelen mezclarse en el lenguaje popular, pero no son sin√≥nimos. La depuraci√≥n √©tnica se refiere a la eliminaci√≥n de ciertos grupos de un territorio determinado, proceso que puede o no entra√Īar un asesinato colectivo.

Caracter√≠sticas de la Limpieza √Čtnica

A pesar de su car√°cter eufem√≠stico y de su origen en el lenguaje de los ejecutores o perpetradores del delito, “limpieza √©tnica” es ahora el t√©rmino acad√©mico ampliamente aceptado para describir la eliminaci√≥n sistem√°tica y violenta de grupos √©tnicos no deseados de un territorio determinado. Ni la intenci√≥n, como cuesti√≥n de pol√≠tica, de hacer que una zona sea “√©tnicamente homog√©nea”, ni las operaciones que puedan llevarse a cabo para aplicar esa pol√≠tica, pueden calificarse como genocidio: la intenci√≥n que caracteriza al genocidio es “destruir, total o parcialmente” a un grupo determinado, y la deportaci√≥n o el desplazamiento de los miembros de un grupo, aunque se efect√ļe por la fuerza, no equivale necesariamente a la destrucci√≥n de ese grupo, ni esa destrucci√≥n es una consecuencia autom√°tica del desplazamiento. Esto no quiere decir que los actos descritos como “limpieza √©tnica” no puedan constituir nunca un genocidio, si se caracterizan, por ejemplo, por “infligir deliberadamente al grupo condiciones de vida que hayan de acarrear su destrucci√≥n f√≠sica total o parcial”, en contra de lo dispuesto en el Convenio sobre el Genocidio, siempre que dicha acci√≥n se lleve a cabo con la necesaria intenci√≥n espec√≠fica (dolus specialis), es decir, con vistas a la destrucci√≥n del grupo, a diferencia de su expulsi√≥n de la regi√≥n.

Genocidio Guatemalteco

En los a√Īos comprendidos entre 1960 y 1996, Guatemala fue devastada por repetidas olas de insurgencia y guerra de contraguerrilla. La insurgencia comenz√≥ en 1960 cuando un peque√Īo grupo de oficiales militares dio un golpe de Estado contra el r√©gimen guatemalteco. Aunque el golpe fracas√≥, sus organizadores escaparon a la captura, organizaron una peque√Īa fuerza guerrillera y prometieron derrocar al gobierno. Setenta y cinco mil personas, casi todos civiles, fueron masacrados en dieciocho meses, la mayor√≠a en los primeros ocho meses de la campa√Īa. En el √°rea de mayor actividad guerrillera, conocida como el Tri√°ngulo Ixil, aproximadamente un tercio de la poblaci√≥n local puede haber sido asesinada. A pesar de la violencia masiva asociada a la campa√Īa, la brutalidad del ej√©rcito guatemalteco no fue principalmente el resultado de l√≠deres sedientos de sangre, tropas indisciplinadas o el racismo dirigido contra los partidarios ind√≠genas de la guerrilla. El 28 de enero de 2013, un juez de Guatemala orden√≥ que el que hab√≠a sido presidente del pa√≠s en 1982-83, el general Jos√© Efra√≠n R√≠os Montt, fuera juzgado por genocidio. Es el primer ex jefe de Estado juzgado por genocidio en Am√©rica. Su sucesor en la presidencia de Guatemala, el general √ďscar Mej√≠a, tambi√©n hab√≠a sido acusado de genocidio, pero entonces se le consider√≥ no apto para el juicio. El 19 de marzo de 2013, el tribunal comenz√≥ a juzgar el caso contra R√≠os Montt, es decir, que cometi√≥ genocidio contra Maya Ixil mientras ocupaba el cargo entre marzo de 1982 y agosto de 1983.

Genocidio Armenio

Entre 1915 y 1918, entre 500.000 y 1.500.000 armenios de una poblaci√≥n total de menos de 2.000.000 que viv√≠an en Turqu√≠a murieron en la primera matanza masiva √©tnica del siglo XX. Desde mediados del siglo XVI, los cristianos armenios hab√≠an vivido como una de las muchas minor√≠as del imperio otomano, la mayor√≠a en las regiones orientales de la actual Turqu√≠a. El sistema otomano concedi√≥ a los armenios una autonom√≠a sustancial en sus asuntos internos y religiosos, pero siguieron estando oficialmente subordinados a los musulmanes y disfrutaron de menos derechos y privilegios en virtud del derecho otomano. A pesar de esta relaci√≥n perjudicial para una de las partes, los armenios y los turcos lograron vivir en relativa paz hasta los √ļltimos decenios del siglo XIX, cuando el imperio otomano estuvo al borde del colapso. El genocidio armenio fue el √ļltimo paso de una larga serie de respuestas de los turcos para detener la acelerada desintegraci√≥n de su imperio. En su momento, varias personas influyentes denunciaron estas atrocidades, pero s√≥lo a partir de la d√©cada de 1970 los estudiosos han dedicado algo parecido a una atenci√≥n sostenida a esta cat√°strofe humana. Hay pruebas m√°s que suficientes para sugerir que el asesinato en masa de los armenios fue un caso de genocidio, tal y como se defini√≥ posteriormente este crimen en la Convenci√≥n sobre el Genocidio de las Naciones Unidas de 1948. Los autores supervivientes del genocidio armenio podr√≠an haber rendido cuentas ante un tribunal penal internacional.

Asesinato Selectivo

Un examen de la legalidad de los asesinatos selectivos patrocinados por el Estado en virtud del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos, este texto revisa los tratados, las costumbres y los principios generales del derecho para determinar los paradigmas (sistema de creencias, reglas o principios) normativos que rigen el uso intencional de la fuerza letal contra determinadas personas en la aplicaci√≥n de la norma (generalmente por los organismos y autoridades p√ļblicas, incluido las fuerzas y cuerpos de seguridad y orden p√ļblico) y la conducci√≥n de las hostilidades. Tambi√©n aborda la relevancia de la ley de la fuerza interestatal para los asesinatos selectivos, y la interrelaci√≥n de los diversos marcos normativos que pueden aplicarse simult√°neamente a las operaciones que implican el uso de la fuerza letal. La literatura ha hecho un esfuerzo destacando y comparando los principales motivos de preocupaci√≥n en relaci√≥n con los asesinatos selectivos patrocinados por el Estado en cada paradigma normativo y situando los resultados del an√°lisis en el contexto m√°s amplio del estado de derecho. Los acad√©micos, los responsables pol√≠ticos, los medios de comunicaci√≥n y otras personas debaten peri√≥dicamente la legalidad internacional del programa de asesinatos selectivos del gobierno de Estados Unidos. Ese debate se centra en la permisibilidad de los asesinatos selectivos del gobierno estadounidense en virtud de dos marcos jur√≠dicos internacionales: el jus ad bellum y el jus in bello, como se describe en este texto.

Genocidios en la Historia

El intento deliberado de erradicar un pueblo (a menudo un grupo nacional, √©tnico o religioso). S√≥lo tres genocidios se han producido en √Āfrica, seg√ļn un amplio consenso. En “El genocidio en la era del Estado-naci√≥n, vol. 2: el ascenso de Occidente y la llegada del genocidio” (2005), Levene sostiene que este enfoque no comprende sus verdaderos or√≠genes. El genocidio se desarroll√≥ a partir de la modernidad y la lucha por el Estado-naci√≥n, ambas experiencias esencialmente occidentales. Fue la expansi√≥n europea en todos los hemisferios entre los siglos XV y XIX la que proporcion√≥ el principal est√≠mulo a sus manifestaciones anteriores a 1914. Un resultado cr√≠tico, en la c√ļspide de la modernidad, fue la destrucci√≥n revolucionaria francesa de la Vend√©e. Levene concluye este volumen en la l√≠nea divisoria de 1914 con los efectos desestabilizadores del “ascenso de Occidente” en los antiguos imperios otomano, chino, ruso y austriaco.

Investigación del Holocausto

Se ha escrito mucho sobre la singularidad del Holocausto y su incomparabilidad con otros incidentes de matanzas masivas. Durante la Segunda Guerra Mundial (1939 1945), se estima que 60 millones de personas, entre personal militar, paramilitar y civil, perecieron, ya sea en batalla, por ataques a√©reos o bombardeos a zonas urbanas, asedios a pueblos o en campos. Desde cierta perspectiva te√≥rica, quiz√°s el atributo singular m√°s interesante del Holocausto son los peculiares conceptos pseudocient√≠ficos y eugen√©sicos que informaron la comprensi√≥n nazi de la amenaza jud√≠a. No parece haber ning√ļn otro ejemplo de matanza masiva impulsada tan poderosamente por el deseo de eliminar de la sociedad una supuesta reserva gen√©tica peligrosa que, adem√°s, representara una proporci√≥n tan peque√Īa de la poblaci√≥n total. Otros pa√≠ses tambi√©n juzgaron a quienes cometieron cr√≠menes en sus respectivos territorios durante la ocupaci√≥n nazi y a quienes colaboraron con las autoridades nazis. Polonia, por ejemplo, conden√≥ a Rudolf Hess, el comandante del campo de exterminio de Auschwitz, a muerte en 1947. En los decenios de posguerra, la inteligencia israel√≠ sigui√≥ investigando y cazando a los criminales nazis que hab√≠an huido a otros pa√≠ses con identidades falsas, como Adolf Eichmann, que finalmente fue juzgado en Jerusal√©n en 1961. Hay ciertas preguntas que se plantean habitualmente sobre cualquier caso de asesinato que tambi√©n pueden plantearse en el caso que nos ocupa. Son las preguntas sobre el motivo, los medios y la oportunidad. ¬ŅQu√© llev√≥ a los l√≠deres del Tercer Reich a creer que sus v√≠ctimas jud√≠as deb√≠an morir? Una vez que llegaron a esa conclusi√≥n, ¬Ņc√≥mo pudieron esos l√≠deres actuar en consecuencia con el grado preciso de √©xito que finalmente lograron? ¬ŅC√≥mo movilizaron a otros para que participaran en la matanza? ¬ŅC√≥mo pudieron las personas que trabajaban en su nombre maniobrar para colocar a sus v√≠ctimas en una posici√≥n en la que fuera posible quitarles la vida? ¬ŅHubo algo que las v√≠ctimas previstas o alg√ļn otro agente pudieran haber hecho para detener la campa√Īa de asesinatos en masa o reducir significativamente el n√ļmero de personas que perdieron la vida a causa de ella?

Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio

Incluso algunos de los l√≠deres m√°s prominentes de la Alemania nazi – perpetrando posiblemente el genocidio (v√©ase su historia, la Convenci√≥n para la Prevenci√≥n y la Sanci√≥n del Delito de Genocidio, adoptada y abierta a la firma y ratificaci√≥n, o adhesi√≥n, por la Asamblea General en su resoluci√≥n 260 A (III), de 9 de diciembre de 1948 y que entr√≥ en vigor el 12 de enero de 1951, de conformidad con el art√≠culo XIII, y la aplicaci√≥n de este tratado multinacional) m√°s conocido de la historia del mundo – no fueron declarados culpables de genocidio. La mayor√≠a de la gente “normal” no sabe c√≥mo se define el genocidio en la Convenci√≥n sobre el Genocidio. Cuando se les pide que examinen las definiciones y juzguen en qu√© medida las condiciones y/o los resultados descritos en, especialmente. Los art√≠culos 2b y 2e est√°n/estaban presentes, muy pocos parecen capaces de discutir esto objetivamente y con calma. Del mismo modo, cuando se discute qu√© grupos e individuos deben ser castigados de acuerdo con el art√≠culo 4, por ejemplo, las autoridades educativas (“funcionarios p√ļblicos”) o incluso los profesores individuales (tanto en su calidad de funcionarios de la educaci√≥n sancionada por el Estado, como de “particulares”), las fuertes emociones a menudo impiden una discusi√≥n racional.

Consecuencias del Holocausto

Este texto examina las consecuencias del holocausto. El Holocausto, que extingui√≥ la vida de entre cinco y seis millones de hombres, mujeres y ni√Īos jud√≠os, sigue siendo el episodio m√°s infame y sangriento de la historia de la matanza √©tnica en masa. En muchos sentidos, los horrores del Holocausto son imposibles de comprender. Cuando la guerra termin√≥ millones de jud√≠os, eslavos, gitanos, homosexuales, testigos de Jehov√°, comunistas y otros grupos hab√≠an fallecido en el Holocausto. M√°s de 5.000.000 de jud√≠os fueron asesinados: unos 3.000.000 en centros o campos de concentraci√≥n. Se dio en Europa Occidental un rechazo expl√≠cito al nazismo y sus consecuencias, con el Holocausto como ejemplo m√°ximo de lo que no ten√≠a que volver a suceder. En la Rep√ļblica Federal de Alemania, en particular, y tambi√©n en Austria, tuvo lugar un movimiento de autoexamen y la adopci√≥n de medidas de desnazificaci√≥n: en ambos pa√≠ses se prohibi√≥ por ley el partido nazi, as√≠ como los s√≠mbolos y la propaganda de esta ideolog√≠a y la negaci√≥n del Holocausto.

Ni√Īos en los Campos de Concentraci√≥n

Este texto se ocupa e intenta responder a que hac√≠an con los ni√Īos en los campos de concentraci√≥n, los llamados ni√Īos del holocausto. Durante el Holocausto, los nazis y sus aliados asesinaron a m√°s de 1,5 millones de ni√Īos y adolescentes jud√≠os, as√≠ como a miles de ni√Īos roman√≠es y alemanes con discapacidades f√≠sicas y emocionales. Este texto intenta proporcionar una visi√≥n de las vulnerabilidades a las que se enfrentaban los ni√Īos durante el Holocausto, describiendo c√≥mo los rescatadores individuales y las organizaciones de rescate m√°s grandes (aunque clandestinas) trataron de minimizar los peores efectos de las medidas antijud√≠as nazis contra los ni√Īos, c√≥mo algunos ni√Īos jud√≠os se hicieron pasar por no jud√≠os para sobrevivir y c√≥mo algunas v√≠ctimas adultas del Holocausto que, a pesar de los riesgos que corr√≠an, trabajaron para salvar a los ni√Īos.

Lista de Voces de Derecho Penal

Derecho Penal: Lista de Voces ABANDONO DE DESTINO O RESIDENCIA ABANDONO DE EQUIPO, MATERIAL O EFECTOS ABANDONO DE FAMILIA, MENORES E INCAPACES ABANDONO DE NAVE O AERONAVE ABANDONO DE SERVICIO ABERRATIO ICTUS ABIGEATO ABORTO ABSOLUCI√ďN ABUSO DE AUTORIDAD (DERECHO PENAL) ABUSO DE […]

Exterminio

Los historiadores han discutido ferozmente el momento exacto del fat√≠dico cambio de la planificaci√≥n nazi para la deportaci√≥n de los jud√≠os a la pol√≠tica de exterminio total. Aparte de aquellos que creen que Hitler hab√≠a estado esperando la oportunidad de matar a los jud√≠os desde el momento en que lleg√≥ al poder, la mayor√≠a de los acad√©micos est√°n de acuerdo en que la decisi√≥n se tom√≥ en alg√ļn momento entre principios de la primavera y finales del oto√Īo de 1941. Muchos historiadores y cient√≠ficos sociales coinciden en que esta decisi√≥n se bas√≥, al menos en parte, en la conclusi√≥n de que los anteriores planes de deportaci√≥n del r√©gimen hab√≠an fracasado y que la deportaci√≥n ya no era una soluci√≥n pr√°ctica a la “cuesti√≥n jud√≠a”. Los planificadores nazis se enfrentar√≠an al problema m√°s dif√≠cil de conseguir comida y refugio para las grandes poblaciones de los ghettos jud√≠os durante los meses de invierno.
Estas consideraciones parecen haber llevado a Hitler y a otros l√≠deres nazis a concluir que la opci√≥n m√°s “pr√°ctica” que quedaba para librar a Europa de los jud√≠os era el exterminio sistem√°tico. Los contornos precisos de esta pol√≠tica, utilizando la combinaci√≥n de c√°maras de gas y crematorios, probablemente no se cristalizaron hasta finales del oto√Īo o invierno de 1941. Una vez que lo hicieron, la convicci√≥n de Hitler de que la cuesti√≥n jud√≠a deb√≠a ser resuelta antes del final de la guerra asegur√≥ que el exterminio proceder√≠a a un ritmo terrible. Aproximadamente 3,8 millones de jud√≠os murieron a finales de 1942, casi dos tercios de todos los jud√≠os que perecieron en el Holocausto. La mayor√≠a de las primeras observaciones de Hitler no piden claramente un exterminio sistem√°tico. Algunos autores han especulado con que Hitler lanz√≥ esas amenazas para intimidar a los jud√≠os que viv√≠an en el extranjero a fin de que no utilizaran su supuesta influencia sobre las potencias occidentales para desencadenar una guerra mundial (o global) contra Alemania. El mundo conoce los campos de concentraci√≥n (v√©se m√°s detalles) desde la Guerra de los Boers (1899-1902) y la revuelta de los Hereros (1904-1905). La Revoluci√≥n Rusa invent√≥ el Gulag y Estados democr√°ticos como Francia, el Reino Unido y Estados Unidos utilizaron centros de detenci√≥n coercitiva a gran escala en tiempos de guerra. A partir de marzo de 1933, el r√©gimen nacionalsocialista abri√≥ los Konzentrationslager (KZ) para encarcelar a los opositores al Tercer Reich. Los jud√≠os no fueron detenidos masivamente en campos de concentraci√≥n hasta 1941.