Principios de Jurisdicción

La división del mundo en estados da lugar a interrogantes sobre hasta dónde pueden llegar los estados en la afirmación de derechos para realizar ciertas acciones. Una de las funciones principales del derecho internacional es establecer límites a los reclamos de los estados para ejercer su autoridad en ciertas áreas. Caracterizamos esta función general con el término «asignación de competencia». En la información sobre el derecho de la nacionalidad y su contenido nos centramos en los derechos de los Estados a definir a sus propios nacionales y en los límites que el derecho internacional les impone para hacerlo. En este texto, examinamos cómo el derecho internacional asigna el derecho a legislar y delimita el derecho a juzgar y hacer cumplir las normas de conducta. Enfatizamos la diferencia entre prescripción, adjudicación y ejecución porque el derecho a prescribir no siempre conlleva automáticamente el derecho a ejecutar directamente. Por ejemplo, los estados tienen el derecho de prescribir estatutos para sus nacionales que se aplican a acciones fuera del país. No tienen el derecho de hacer cumplir tales leyes entrando en el territorio de otro estado para arrestar a un nacional que ha cometido un crimen así definido. Se examina los principios de la jurisdicción extraterritorial. El «privilegio de jurisdicción» (aunque algunos autores prefieren utilizar la expresión «inmunidad de jurisdicción» y otros la palabra «reubicación»), es el derecho que se concede a determinadas personas para comparecer ante un tribunal distinto de aquel al que las normas de derecho procesal ordinario atribuyen la competencia. Así, si son demandantes, los magistrados y los abogados pueden interponer un recurso ante un tribunal limítrofe al que ejercen sus funciones. Si son acusados, también tienen derecho a que el caso se transfiera a un tribunal vecino elegido en las mismas condiciones. Estas disposiciones son aplicables a un abogado puesto en liquidación judicial que puede solicitar su aplicación la primera vez en caso de recurso.

Cronología de la Lengua

Este texto presenta una Cronología de la Historia de la Lengua.

Historia de la Lengua

Este texto se ocupa del Origen, Evolución y Desarrollo de la Lengua o idioma. Muchas culturas han intentado explicar la aparición del lenguaje. Según los antiguos hebreos, Dios dotó originalmente a la humanidad de una sola lengua. Pero la arrogancia y la ambición del hombre hicieron que el creador castigara a su pueblo dispersándolo por todo el mundo y dotándolo de muchas lenguas diferentes. Para la tribu acoma de Nuevo México, la diosa Iatiku creó diferentes lenguas para disuadir a la gente de discutir entre sí. Los científicos creen que el uso del lenguaje se produjo probablemente por primera vez en África, en algún momento entre 500.000 y 1 millón de años atrás. Los primeros hablantes fueron homínidos conocidos como Homo erectus, predecesores inmediatos del Homo sapiens, o humanos modernos. Los primeros esfuerzos de comunicación vocal del Homo erectus fueron primitivos, con pocas palabras y una gramática muy limitada. Pero a lo largo de decenas de miles de años, su vocabulario se amplió sin duda y se desarrolló una gramática.

Idiomas del Futuro

Actualmente se hablan más de 6.000 lenguas en el mundo. Pero algunos lingüistas creen que, para finales de siglo XXI, la influencia de la globalización y de las nuevas tecnologías, como Internet, hará que la mayoría de la gente hable una sola lengua: el inglés. Otros expertos afirman que las lenguas más utilizadas, como el francés, el árabe y el chino, seguirán siendo de uso cotidiano a pesar de la creciente popularidad del inglés. Aunque los expertos no se ponen de acuerdo sobre las perspectivas de una lengua global, a casi todos les preocupa que muchas lenguas más oscuras estén a punto de perderse para siempre. Mientras tanto, algunos estadounidenses creen que Estados Unidos corre el peligro de perder su lengua materna y defienden que el inglés debería ser la lengua oficial del país. Los debates sobre la lengua son intensos en Canadá y Estados Unidos, así como en Francia, Italia, Polonia y otras naciones europeas, pues la creciente inclusión de palabras inglesas y otras extranjeras en los vocabularios nativos ha provocado una reacción organizada. Aunque algunos lingüistas simpatizan con esa oposición, pocos creen que las lenguas puedan protegerse de las influencias externas. De hecho, muchos expertos sostienen que las palabras nuevas y extranjeras inyectan energía y vigor a una lengua.

Futuro del Estado-Nación

La existencia de países separados en el mundo tiene muchas ventajas. Pueden preservar las culturas y ayudar a crear nuevas industrias. Pero el mayor beneficio es la competencia que tiene lugar entre los países. Esta competencia hace que nuestro nivel de vida sea cada vez más alto. Si se hace correctamente, los países acogerán con agrado muchos aspectos de la gobernanza fractal, porque demuestra que se presta atención a las áreas problemáticas en aumento. La gente confiará en estos sistemas dirigidos por expertos, en contraposición a los generalistas políticos, con grupos de presión en el fondo, que toman las decisiones hoy en día. Hay que reconocer que se trata de una idea a medias, en el mejor de los casos. Estas descripciones son crudas y los conceptos generales aún son aproximados. ¿Suena esto como la dirección que estamos tomando?

Jurisdicción Internacional

Elementos de Jurisdicción Internacional Descripción y definición de Jurisdicción Internacional aparecidas en el diccionario de derecho procesal constitucional y convencional (2014), escrito por Sergio García Ramírez y publicado por el Poder Judicial de la Federación (mexicana) y el Instituto […]

Derecho Internacional Económico

Este término conceptualiza un marco regulatorio complejo que proviene de diferentes fuentes del derecho que rigen las relaciones económicas internacionales y la conducta económica transfronteriza de los Estados, las organizaciones internacionales y los actores privados (Actores no estatales). […]

Nacionalidad de las Personas Morales

Este texto se ocupa de la Nacionalidad de las Personas Morales, generalmente en el Derecho Internacional Público. Los casos de las Concesiones de Mavrommatis son algunos de los más importantes casos en materia de nacionalidad de las personas jurídicas, protección diplomática, y responsabilidad de los actores no estatales. La presente entrada analiza la nacionalidad de las personas morales en este contexto y, brevemente, su evolución histórica, como medio que permite entender determinados aspectos de la realidad convencional y normativa. Asimismo, en el derecho internacional privado la determinación de la «nacionalidad de las sociedades» es importante, ya que se trata de establecer el derecho que le será aplicable. Esta determinación de ley aplicable trae una serie de consecuencias prácticas importantes como es el caso de cuestiones fiscales, administrativas, comerciales. Con este objeto existen en la doctrina y en la legislación de varios países diversos criterios para dicha determinación este es el caso, por ejemplo, del «criterio formal», del llamado criterio de la «incorporation», el criterio de «la nacionalidad de los asociados», el criterio del «centro de explotación», el criterio del «domicilio social conyugal», o el criterio «del control».

Extraterritorialidad

Se entiende por sistemas de extraterritorialidad aquellos en los que la jurisdicción y leyes de un Estado soberano no se aplican a determinadas personas que se encuentran en su territorio. La extraterritorialidad, en este ámbito internacional, es el estado de estar exento de la jurisdicción de la ley local, generalmente como resultado de negociaciones diplomáticas. La globalización plantea desafíos a la eficacia de la jurisdicción territorial y los estados reconocen que, en ocasiones, la regulación efectiva de las actividades dentro de sus territorios exige un grado de control sobre las actividades privadas más allá de sus fronteras. Cuando se utiliza de forma cooperativa, la jurisdicción extraterritorial tiene el potencial de llenar ciertos vacíos regulatorios y de responsabilidad.

Históricamente, esto se aplicaba principalmente a individuos, ya que la jurisdicción solía ser reclamada en pueblos y no en tierras. La extraterritorialidad también puede aplicarse a lugares físicos, como embajadas extranjeras, bases militares de países extranjeros u oficinas de las Naciones Unidas. Los tres casos más comunes reconocidos hoy internacionalmente se relacionan con las personas y pertenencias de jefes de estado extranjeros, las personas y pertenencias de embajadores y otros diplomáticos y buques en aguas internacionales.

Derecho Internacional Humanitario

Conjunto de normas, de origen convencional o consuetudinario, aplicable en conflictos armados, internacionales o no, por lo que es denominado también “derecho de los conflictos armados” o “derecho de la guerra”. Tiene por objeto el alivio del sufrimiento de las víctimas, y la protección de […]

Esquema de Competencia Internacional

Esquema de Competencia Internacional Este elemento es una ampliación de los cursos y guías de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y … Leer más

Personas del Derecho Internacional Público

Los Estados han sido durante mucho tiempo, y siguen siendo, los principales actores en las relaciones internacionales (más detalles sobre relaciones internacionales y las tensiones geopolíticas en nuestra plataforma). Como tales, el derecho internacional consuetudinario les reconoce ciertos derechos y deberes internacionales y la capacidad de actuar internacionalmente: tienen personalidad jurídica. Una persona jurídica internacional tiene la capacidad de celebrar acuerdos internacionales (ver su concepto, así como tratado internacional, acuerdo internacional administrativo, acuerdo internacional medioambiental, acuerdo internacional no normativo, y acuerdo internacional sobre el transporte de mercancías perecederas o acuerdo ATP) vinculantes y de presentar demandas ante los tribunales internacionales y nacionales para hacer valer los derechos otorgados por el derecho internacional. A la inversa, están sujetas a las obligaciones impuestas por el derecho internacional. La función del derecho internacional público no puede entenderse sin tener en cuenta el marco social en que este derecho se origina y se aplica. Es en el ámbito de la sociedad internacional donde se configuran los grupos humanos organizados.

Derecho de las Organizaciónes Internacionales

Ofrece un informe exhaustivo y accesible sobre cómo funcionan las organizaciones internacionales, cómo el sistema jurídico internacional las regula (y cómo no) las regula, y cómo sus Estados miembros las controlan (o no lo hacen). Es importante destacar que la imagen que se presenta no es estática. Explica cómo han evolucionado las organizaciones internacionales a lo largo del tiempo, así como los esfuerzos para gobernarlas. Cabe argumentar de manera convincente que el derecho y la práctica de las organizaciones internacionales deben evolucionar aún más para abordar las crecientes preocupaciones acerca de su falta de rendición de cuentas, especialmente ante las personas directamente afectadas, y en algunos casos gravemente perjudicadas, por esas organizaciones.

Responsabilidad Internacional del Estado

La responsabilidad nacional e internacional del Estado constituye una institución central del sistema de derecho internacional público. El derecho de responsabilidad del estado, en su vertiente más global y transnacional, abarca una variedad de cuestiones. En primer lugar, define las circunstancias en las que se considerará que un estado ha incumplido sus obligaciones internacionales, así como el limitado catálogo de justificaciones y defensas en que puede confiar un estado para evitar la responsabilidad por un acto que de otra manera sería ilícito. En segundo lugar, cubre las consecuencias del incumplimiento de una obligación internacional, incluida en particular la obligación central de reparar íntegramente, así como la obligación de poner fin a la continuación de actos ilícitos (véase respecto a su supresión; se trata de actos que tratan de ser desviados, dolosa o culposamente, de su finalidad; ver también actos ilícitos unilaterales y actos ilícitos de comercio). Finalmente, trata de la forma en que se implementa la responsabilidad que se deriva del incumplimiento de una obligación internacional, en particular el gobierno de los estados que pueden invocar la responsabilidad del Estado infractor, así como los medios por los cuales se puede implementar la responsabilidad, en particular a través de la adopción. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). de las contramedidas. El principal punto de referencia en relación con la ley de responsabilidad del estado son los Artículos sobre la Responsabilidad de los Estados por Actos Injusta Internacionalmente (los Artículos de la ILC), adoptados por la Comisión de Derecho Internacional (ILC) en 2001, que constituyen el fruto de la ILC. Intentar codificar y desarrollar progresivamente la ley en esta área. El trabajo de la ILC sobre el tema ha ejercido una profunda influencia en el establecimiento de los términos del debate. Desde 2001, la discusión de temas particulares de responsabilidad del estado generalmente se ha enmarcado por, o es claramente una reacción a, el enfoque adoptado por la ILC. Incluso antes de 2001, y en particular desde principios de la década de 1970, gran parte de la literatura discutía cuestiones de responsabilidad estatal, principalmente por referencia al estado del trabajo de la ILC en su momento. En la medida en que el enfoque de la ILC sobre preguntas específicas evolucionó a lo largo de su trabajo, es necesario tener precaución al referirse a la literatura más antigua. Sin embargo, esto no quiere decir que la literatura anterior a la adopción de los Artículos de la ILC haya sido completamente sustituida. En relación con una serie de cuestiones, en particular las de la teoría de la responsabilidad estatal, parte de la literatura más antigua sigue siendo de gran relevancia. De manera similar, en la medida en que las preguntas particulares, por ejemplo, la noción de «delitos de estado» o la clasificación de obligaciones, finalmente no se incluyeron en la versión final de los Artículos de la ILC, la literatura más antigua sigue siendo la principal fuente de referencia.

Historia de la Política Comercial

Se argumenta que hubo dos cambios significativos en la política comercial de los Estados Unidos desde la fundación del país. Ambos siguieron a grandes crisis: la Guerra Civil y la Gran Depresión. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). Además de estos dos puntos clave, cabe caracterizar los últimos 225 años de la política comercial de EE.UU. como de estabilidad a pesar del conflicto. En vista de ello, las recientes subastas y retóricas pueden ser simplemente un regreso a los años setenta y ochenta. En los decenios de 1970, 1980 y 1990 se impusieron numerosas sanciones temporales a los socios comerciales de Europa y especialmente al Japón. En un momento en el que el enfoque de Washington sobre el comercio parece estar a punto de sufrir un cambio significativo, aquí se repasa toda la historia de la política comercial de Estados Unidos desde la época colonial, utilizando los debates y las acciones del Congreso para mostrar cómo los intereses económicos nacionales en conflicto han llevado a los estadounidenses a enfrentarse repetidamente por el comercio. En el decenio de 1930, el debate básico parecía estar zanjado: desde entonces, todos los presidentes de los Estados Unidos han apoyado públicamente la liberalización del comercio y han negociado acuerdos.

Crímenes de Guerra

Crímenes de guerra en Canadá En febrero de 1985 se estableció una comisión de investigación sobre criminales de guerra en respuesta a las acusaciones de larga data de que Canadá se convirtió en un refugio para los criminales de guerra nazis después de la Segunda Guerra Mundial, incluida una […]

Derecho de las Naciones a la Autodeterminación

Siguiendo las enseñanzas de Marx, el Congreso de Londres de 1896 de la Segunda Internacional Marxista apoyó el derecho universal a la autodeterminación nacional, incluyendo el derecho de las minorías nacionales a separarse del gobierno no nacional y establecerse como estados-nación independientes. Esta posición se basaba en la premisa económica de que el lenguaje común del estado nacional era la unidad natural para el desarrollo más acelerado de las fuerzas de producción bajo el capitalismo, y en la premisa moral de que la solidaridad internacional de la clase obrera exigía el apoyo a la liberación de las minorías nacionales como hermanos de la clase obrera de la opresión política no nacional. Sin embargo, hubo voces influentes, en particular la de Rosa Luxemburgo, que sostuvo que la ruptura del dominio imperial ruso, incluso sobre su Polonia natal, era contraproducente para el desarrollo de la producción industrial, ya que Polonia ya estaba fuertemente ligada a la economía rusa. No obstante, la declaración de apoyo del Congreso de Londres al derecho político a la autodeterminación nacional fue adoptada en la Cláusula No. 9 del programa del Segundo Congreso del Partido Laboral Socialdemócrata Ruso en 1903. La posición de Luxemburgo contra el derecho de autodeterminación de las minorías nacionales se repitió en su famosa obra, La acumulación de capital, publicada en 1913. El derecho a la autodeterminación está rodeado de una gran incertidumbre. La interpretación de «todos los pueblos» no está clara; por ejemplo, ¿los «pueblos» deben ser definidos por su etnia y/o geografía? En caso afirmativo, ¿qué pasa con los ciudadanos de un Estado multiétnico: pueden ser pueblos? ¿Es necesario que la reivindicación de la autodeterminación sea legítima en el derecho internacional? ¿Qué pasa si se hace por la fuerza, como fue el caso de la invasión militar turca de Chipre del Norte y la subsiguiente declaración de la República Turca de Chipre del Norte? ¿El derecho a la autodeterminación prevalecería sobre cualquier reclamo que el Estado pueda tener para asegurar su existencia continua? En otras palabras: ¿es en efecto un derecho de secesión? Si es así, entonces parecería que el derecho de autodeterminación tiene el potencial de socavar la integridad del Estado en el derecho internacional.

Reconocimiento de Estados

Esta entrada se ocupa del reconocimiento de los Estados. [rtbs name="mundo"] El reconocimiento se aplica no solo a los Estados sino también a los gobiernos. Puede ser el reconocimiento de un nuevo gobierno que ha llegado al poder de manera inconstitucional o a través de una guerra civil. En estos casos, el ejercicio por parte del nuevo gobierno de un control efectivo sobre el territorio del Estado es crucial. La falta de reconocimiento puede limitar la posición de ese estado o gobierno en el sistema internacional. Tendrá dificultades para convertirse en miembro de organizaciones internacionales y participar en conferencias internacionales. El reconocimiento es un acto discrecional. No se requiere unanimidad de reconocimiento. En la práctica, la actitud de otros estados, especialmente de los estados políticamente poderosos, es crucial para el éxito de un estado emergente.

Fuentes del Derecho Internacional Público

El problema de las fuentes del Derecho Internacional se presenta muy confuso porque a las dificultades que el mismo plantea, se añade la falta de un texto que lo señale taxativamente (a diferencia de un código civil doméstico, por ejemplo). La determinación o localización de la norma específica de derecho internacional que se aplicaría a una determinada controversia entre dos países constituye una dificultad común experimentada por estudiantes, abogados y otros profesionales, y jueces. A nivel internacional, la falta de un código legal unificado, de una constitución, de una autoridad legislativa central y de estructuras judiciales con jurisdicción obligatoria hace que esta excursión sea mucho más desalentadora para los buscadores internacionales de la ley pertinente que para sus contrapartes nacionales. En un mundo ideal, tendríamos un código de derecho internacional que especificaría todas las reglas (y excepciones) existentes y varias interpretaciones nacionales. El modo de búsqueda y descubrimiento se movería entonces en paralelo con el de los abogados y jueces nacionales. Lamentablemente, todavía no existe un código de este tipo, a pesar de los numerosos intentos privados, a menudo de gran valor, de compilar códigos para diversos subcampos o sobre temas específicos y a pesar de los encomiables esfuerzos de la Comisión de Derecho Internacional de las Naciones Unidas.

Litigios Transnacionales sobre Derechos Humanos

Los riesgos y recompensas de los litigios de derechos humanos en la difusión de las normas globales de derechos humanos es el tema central de este texto. Los tribunales de todo el Commonwealth participan en un diálogo judicial transnacional sobre cuestiones de derechos humanos, citando, siguiendo y distinguiendo las decisiones de cada uno y construyendo un «derecho común» global sobre cuestiones como la pena de muerte y la despenalización de la homosexualidad. Las organizaciones de la sociedad civil, como actores no estatales, contribuyen al desarrollo del derecho internacional mediando entre los Estados, las organizaciones internacionales y las poblaciones involucradas. Estos actores no estatales dependen de la difusión de ideas y normas para modificar el comportamiento del Estado, a menudo mediante la difusión de información, el cabildeo para el cambio de políticas y la apelación a sentimientos morales.

Historia de la Política Comercial Internacional

Durante siglos, la política comercial ha sido objeto de intensos y animados debates. Desde el comienzo del comercio entre naciones, ese comercio ha traído beneficios económicos generales, pero también ha perjudicado a grupos de intereses domésticos específicos. Incluso durante los períodos de crecimiento económico, se escuchan quejas de algunas empresas nacionales sobre los efectos perjudiciales de la competencia extranjera en su industria. El análisis económico ha proporcionado un marco sistemático para examinar las cuestiones subyacentes del comercio internacional. La economía proporciona una manera de distinguir las afirmaciones interesadas de que el comercio es perjudicial para algunos grupos de otros argumentos de que ciertas políticas comerciales podrían beneficiar a la nación en su conjunto.

Aunque los economistas han subrayado sistemáticamente los beneficios generales del comercio internacional, y en los últimos años han hecho hincapié en la medición de esos beneficios, el debate sobre la política comercial es interminable. Cuando se trata de libre comercio, como una vez opinó Adam Smith (1723-1790, importante filósofo social y economista), no solo los prejuicios del público, sino lo que es mucho más inconquistable, los intereses privados de muchos individuos, se oponen irresistiblemente. (Libro IV, Capítulo 2.)

Principios Económicos del Comercio Internacional

La teoría económica indica que el comercio internacional eleva el nivel de vida. Una comparación entre los resultados de las economías abiertas y cerradas confirma que los beneficios del comercio en la práctica son significativos. La teoría del comercio internacional ha recorrido un largo camino desde los días de los economistas clásicos. Sin embargo, la intuición que se puede obtener de los grandes teóricos como Adam Smith (1723-1790, importante filósofo social y economista) y David Ricardo todavía domina el pensamiento de los economistas modernos. En particular, Ricardo demostró que el libre comercio era la mejor solución política. Esto es cierto hoy en día, aunque el análisis formal de la teoría del comercio internacional ha cambiado sustancialmente. De hecho, muchos de los oponentes al comercio internacional hoy en día (desde los «antiglobalistas» a la izquierda del espectro político hasta los nacionalistas económicos a su derecha) presentan argumentos que el propio Ricardo pudo desestimar hace más de cien años. Aunque los nombres y los temas han cambiado, los principios básicos no lo han hecho.

Historia del Derecho Internacional Público

El derecho internacional, tal como lo conocemos hoy en día, se desarrolló principalmente a partir de las ideas y prácticas de la civilización occidental. La historia de esta disciplina es, en parte, la búsqueda de normas mediante las cuales las sociedades políticas más diversas han intentado establecer un mínimo de orden en sus relaciones. Su existencia en forma moderna abarca solo los últimos 500 años más o menos, pero sus raíces se extienden hacia el pasado lejano. Algunos han intentado vincular el derecho moderno con las costumbres y usos de las civilizaciones pregriegas, pero ahora parece que nuestro derecho actual no puede reivindicar una genealogía tan impresionante. Sin embargo, podemos encontrar pruebas en el derecho contemporáneo de normas y procedimientos que son paralelas a las de los primeros documentos que describen las relaciones entre los Estados. [rtbs name="mundo"] Por ejemplo, un tratado celebrado en los albores de la historia registrada -alrededor del año 2100 a.C.- entre los gobernantes de dos comunidades de Mesopotamia, Lagash y Umma, preveía la resolución de un litigio fronterizo mediante arbitraje e implicaba la prestación de juramentos solemnes de observancia del acuerdo. Cualquier examen de los registros hebreos, asirios, babilónicos, hindúes y chinos tempranos en los campos de la guerra y la diplomacia revela muchas costumbres y usos que corresponden a la práctica de los estados modernos. Las relaciones entre las sociedades políticas han sido demasiadas veces choques sangrientos por el dominio o la supervivencia, incluso, por un dominio que entendieron que era la condición de supervivencia en un mundo donde han vivido «a la intemperie», expuestas a todas las inclemencias de un universo humano atravesado por comentes en perpetuo movimiento, generadoras de inseguridad y, por tanto, de angustia, sin un techo protector bajo el cual guarecerse.

A pesar del nacimiento del derecho internacional no debe suponerse, sin embargo, que podemos rastrear el derecho moderno directamente a esas primeras civilizaciones. El mundo de la antigüedad carecía del concepto moderno de una comunidad o sociedad de naciones. Los intereses de cada unidad eran locales y parroquiales, no «internacionales».

Derecho Procesal Internacional

Todavía no es habitual en el derecho internacional hablar de «derecho procesal internacional», no porque el procedimiento sea desconocido o nuevo, al contrario, sino porque este campo aún no ha sido identificado como una «rama» del derecho internacional, como lo son el derecho humanitario o el derecho mercantil. El derecho procesal se considera a menudo como formal y técnico y, por lo tanto, bastante neutral. A menudo se considera que el procedimiento es un accesorio del derecho sustantivo o, como se suele decir, que las normas de procedimiento son sirvientes y no amos. Sin embargo, el derecho procesal está lejos de ser ignorado. De hecho, desempeña un papel vital, aunque a primera vista no tenga el drama o la intriga del derecho sustantivo. En primer lugar, como normas secundarias en la descripción de Hart1, las normas de procedimiento rigen la «puesta en práctica» de las normas sustantivas. Por lo tanto, el derecho procesal es fundamental para el buen funcionamiento de cualquier sistema jurídico, incluida la administración de justicia, ya que rige no solo la forma en que se adoptan las decisiones, sino también la forma en que se aplican y la forma en que se evalúa su validez. En segundo lugar, las obligaciones procesales internacionales tienden a multiplicarse en un contexto en el que las obligaciones sustantivas, ya sean de derecho vinculante o no vinculante, suelen ir acompañadas de normas destinadas a garantizar su aplicación efectiva (por ejemplo, obligaciones de transparencia, mecanismos de seguimiento o de cumplimiento). En tercer lugar, las cortes y tribunales internacionales, u otros tipos de mecanismos de solución de controversias, se han multiplicado en los últimos decenios. Estas evoluciones contribuyen a la difusión de modelos de procesos de toma de decisiones que enfatizan la idea del debido proceso pero que van más allá de su comprensión judicial tradicional al implicar que la forma en que se toma e implementa una decisión es tan importante como el resultado. No todas las cuestiones implican un asunto de intereses vitales, aunque la naturaleza anárquica del sistema internacional permite a las autoridades gobernantes de cada Estado dar el nivel de importancia que deseen a cualquier controversia, por más trivial que parezca a los observadores de terceros.

Teorías del Estado

Enrique Ahrens En la Enciclopedia Jurídica Ahrens se hace mención al Concepto y Origen del Estado del siguiente modo: Recibe el Derecho en diversas formas, y singularmente en las costumbres y leyes, una posición y desenvolvimiento social. Como fin permanente de la vida, necesita además de […]

Especializaciones de Derecho Internacional

El derecho internacional público se sitúa entre la ética cosmopolita y la especialización técnica. Recientemente, se ha diferenciado en regímenes funcionales como el «derecho mercantil», el «derecho de los derechos humanos», el «derecho ambiental», etc., que buscan «gestionar» los problemas globales de manera eficiente y potenciar nuevos intereses y formas de pericia. Sin embargo, ninguna de las principales respuestas jurídicas a la formación de regímenes -el constitucionalismo y el pluralismo- es adecuada. El surgimiento de regímenes se asemeja al surgimiento de los Estados nación a finales del siglo XIX. Pero si las naciones son «comunidades imaginadas», también lo son los regímenes. Reducir el derecho internacional a un mecanismo para avanzar en los objetivos funcionales es vulnerable a las críticas que se hacen contra la idea de que es un instrumento de la política estatal: ni los regímenes ni los Estados tienen una naturaleza fija ni objetivos evidentes. Son las historias que contamos sobre ellos. La tarea de los abogados internacionales no es aprender nuevos vocabularios de gestión, sino utilizar el lenguaje del derecho internacional para articular las políticas del universalismo (la creencia de que es posible descubrir ciertos valores y principios que son aplicables a todas las personas y a todas las sociedades, independientemente de las diferencias históricas, culturales y otras) crítico.

Historia del Derecho del Mar

Historia del Derecho del Mar (Espacio Marítimo) Este elemento es una profundización de los cursos y guías de Lawi. Ofrece … Leer más

Personas Internacionales

Esta entrada se ocupa de las personas en cuanto sujetos de derechos internacionales. Hasta finales del siglo XIX, casi todos los miembros de la comunidad jurídica internacional coincidían en que los Estados pertenecientes a la comunidad de naciones poseían un conjunto de derechos fundamentales. Estos derechos -igualdad, existencia, independencia externa, autodefensa y supremacía territorial (soberanía)- presumiblemente pertenecían a cualquier comunidad reconocida como estado. En parte, la justificación de tales derechos provenía del derecho natural. La teoría subyacente sostenía que los derechos representaban principios jurídicos en los que se basaba todo el derecho internacional positivo. Este argumento ignoraba el hecho evidente de que los principios jurídicos solo pueden ser creados por un ordenamiento jurídico y no pueden ser presupuestos por él. Esta controversia sobre la jurisprudencia constituye una de las continuas controversias sobre la naturaleza del derecho internacional como verdadero derecho.

Derecho de la Nacionalidad

Esta entrada se ocupa, especialmente del contenido de Derecho de la Nacionalidad en sus diferentes ámbitos. En especial, se examina el marco internacional. Muchas cuestiones de derecho internacional implican la necesidad de delimitar la responsabilidad de acciones específicas o de delimitar las áreas en las que un estado o gobierno puede ejercer legítimamente su autoridad y sus derechos. En el mundo contemporáneo, la nacionalidad, como conexión esencial entre un individuo y un Estado particular en el mundo contemporáneo, está en el centro de muchas cuestiones, desde las cuestiones de protección diplomática hasta las relacionadas con los derechos humanos. Las aeronaves y los buques tienen nacionalidad, al igual que las empresas. La posibilidad de viajar se basa en documentos basados principalmente en la nacionalidad. En el mundo contemporáneo, las personas apátridas (ver definición, la Convención sobre el Estatuto de los Apátridas, adoptada en Nueva York el 28 de septiembre de 1954, la Convención para reducir los casos de apatridia, adoptada en Nueva York el 30 de agosto de 1961, y los apátridas de hecho, que se distinguen de los apátrida (ver definición, la Convención sobre el Estatuto de los Apátridas, adoptada en Nueva York el 28 de septiembre de 1954, la Convención para reducir los casos de apatridia, adoptada en Nueva York el 30 de agosto de 1961, y el apátrida de hecho, que se distingue del apátrida de derecho)s de derecho) -aquellas que no tienen una nacionalidad identificable- pueden ser tratadas a menudo como si no tuvieran derechos, porque la principal preocupación de cada Estado es con aquellos individuos definidos como sus ciudadanos o nacionales, sus verdaderos miembros. La nacionalidad es el vínculo que une a los individuos con un Estado determinado y que los identifica como miembros de esa entidad, les permite reclamar su protección y también los somete al cumplimiento de los deberes que su Estado pueda imponerles. Las constituciones y leyes pueden reservar a los nacionales derechos y privilegios específicos, como la propiedad o el ejercicio de determinadas profesiones dentro del Estado. Por ejemplo, en los Estados Unidos, las licencias de radio y televisión están reservadas a personas o empresas estadounidenses; los derechos sobre la tierra y los minerales que posee el gobierno federal solo pueden ser arrendados a ciudadanos o empresas nacionales; y las aerolíneas extranjeras pueden transportar pasajeros de un punto a otro dentro de los Estados Unidos solo en virtud de reglamentos explícitos elaborados con gobiernos extranjeros, a menudo sobre la base de la reciprocidad.

Crímenes de Guerra Ambientales

La responsabilidad penal por daños medioambientales en los conflictos armados es, en el papel, una realidad. De hecho, la disposición sobre los crímenes de guerra (la Convención sobre la imprescriptibilidad de los crímenes de guerra y de los crímenes de lesa humanidad fue adoptada en Nueva York, el 26 de noviembre de 1968 por la Asamblea General en su resolución 2391 (XXIII) y entró en vigor el 11 de noviembre de 1970, de conformidad con el artículo VIII; véase también la información sobre los delitos o crímenes de lesa humanidad y acerca de los crímenes contra la humanidad) medioambientales en el estatuto de Roma – artículo 8, apartado 2, b, IV-es el único ejemplo de un delito medioambiental directo y […]

Juicios por Crímenes de Guerra

Los juicios por crímenes de guerra (la Convención sobre la imprescriptibilidad de los crímenes de guerra y de los crímenes de lesa humanidad fue adoptada en Nueva York, el 26 de noviembre de 1968 por la Asamblea General en su resolución 2391 (XXIII) y entró en vigor el 11 de noviembre de 1970, de conformidad con el artículo VIII; véase también la información sobre los delitos o crímenes de lesa humanidad y acerca de los crímenes contra la humanidad), procesos celebrados contra personas acusadas de cometer violaciones de las leyes, costumbres y principios generales del Derecho de la guerra. Los juicios de Nuremberg marcaron un hito en el establecimiento del derecho internacional. Si bien en la historia ha habido procesos penales previos por crímenes de guerra (la Convención sobre la imprescriptibilidad de los crímenes de guerra y de los crímenes de lesa humanidad fue adoptada en Nueva York, el 26 de noviembre de 1968 por la Asamblea General en su resolución 2391 (XXIII) y entró en vigor el 11 de noviembre de 1970, de conformidad con el artículo VIII; véase también la información sobre los delitos o crímenes de lesa humanidad y acerca de los crímenes contra la humanidad), como el del oficial del ejército confederado Henry Wirz, éstos se han llevado a cabo de conformidad con las leyes de un solo país. Hasta los juicios de Nuremberg, no había precedentes de un juicio internacional de criminales de guerra. En lugar de utilizar un solo juez y un solo jurado, el juicio de líderes nazis de alto rango fue conducido por un panel de cuatro jueces. Los Estados Unidos, la Unión Soviética, Francia y Gran Bretaña proporcionaron cada uno un juez principal y un suplente, y el juez británico Geoffrey Lawrence presidió. Los juicios de Nuremberg sirvieron de precedente para el posterior enjuiciamiento de los crímenes de guerra (la Convención sobre la imprescriptibilidad de los crímenes de guerra y de los crímenes de lesa humanidad fue adoptada en Nueva York, el 26 de noviembre de 1968 por la Asamblea General en su resolución 2391 (XXIII) y entró en vigor el 11 de noviembre de 1970, de conformidad con el artículo VIII; véase también la información sobre los delitos o crímenes de lesa humanidad y acerca de los crímenes contra la humanidad) en el Japón y condujeron al establecimiento de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Genocidio y la Declaración Universal de Derechos Humanos en 1948, así como de la Convención de Ginebra sobre las leyes y costumbres de la guerra en 1949.

Concepto de Derecho Internacional Humanitario

Mecanismos especiales interamericanos de Derechos Humanos Además de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, otras instituciones en el contexto interamericano que abordan cuestiones de derechos humanos son la Comisión Interamericana […]