Trabajo de las Mujeres

Este texto introducirá y discutirá las dinámicas cambiantes de trabajo de las mujeres, con el objetivo de examinar su desarrollo actual. Este texto examina la aparición del trabajo como una prioridad clave para el feminismo, tal y como se desarrolló desde sus primeras raíces a finales del siglo XVIII, pasando por el movimiento feminista del siglo XIX, hasta la campaña por el voto de principios del siglo XX. Sostiene que la búsqueda del trabajo remunerado y la autonomía financiera tardó inicialmente en establecerse como una prioridad feminista, y llama la atención sobre las cuestiones interseccionales de clase que informan el crecimiento del feminismo a partir de un pequeño grupo de clase media. Analiza las cuestiones clave relacionadas con la agitación feminista por el acceso al empleo y a las profesiones, incluidas las tensiones con las campañas sindicales por el «salario familiar», y el cisma entre las feministas igualitarias y las maternalistas sobre la medida en que las mujeres deberían estar «protegidas» de los peligros profesionales percibidos. Buena parte de la literatura reciente considera la emancipación de algunas mujeres en 1918 y de todas las mujeres en 1928 como una victoria parcial e incompleta. Algunos trabajos amplían el alcance de la investigación y la interpretación actuales de la historia laboral de las mujeres, tanto desde el punto de vista conceptual como de la periodización: se hace hincapié en el período posterior a la Primera Guerra Mundial, donde la bibliografía es escasa.

Desigualdad de Género en el Trabajo

Este texto se ocupa de la Desigualdad de género en el trabajo, también llamada desigualdad laboral de género, discriminación laboral de género, o desigualdad laboral entre hombres y mujeres.

Desigualdad de Ingresos

La desigualdad de ingresos es la forma en que los ingresos se distribuyen de forma desigual en una población. Cuanto menos equitativa sea la distribución, mayor será la desigualdad de ingresos. La desigualdad de ingresos suele ir acompañada de la desigualdad de riqueza, que es la distribución desigual de la misma. Las poblaciones pueden dividirse de diferentes maneras para mostrar diferentes niveles y formas de desigualdad de ingresos. En otras palabras, la desigualdad de ingresos (o disparidad de ingresos) es el grado en que los ingresos totales se distribuyen de forma desigual entre una población. En muchos casos de desigualdad económica, la riqueza fluye de forma desproporcionada hacia un pequeño número de individuos ya acomodados económicamente. A nivel mundial, hay varias propuestas para generar ingresos (como la tasa Tobin sobre las transacciones financieras o un impuesto mundial (o global) sobre el uso de los recursos) que podrían utilizarse para las transferencias directas de ingresos, así como para otras formas de ayuda al desarrollo para reducir la pobreza y la desigualdad. Debido a la continua inestabilidad mundial (o global) y a la degradación del medio ambiente vinculada a las desigualdades de ingresos y otros recursos, estos esfuerzos políticos seguirán siendo fundamentales no sólo por razones éticas, sino también por el bien de la seguridad nacional y la supervivencia mundial.

Equidad

Esta entrada trata el contenido de equidad. El papel de la equidad en el derecho internacional Esta sección considera el papel de la equidad en el derecho internacional. Después de establecer una definición funcional de equidad y considerar si el recurso a la equidad es permisible, pregunta […]

Desigualdad Salarial

En inglés: Salary inequality. Nota: sobre Desigualdad de Ingresos o Económica, véase aquí. Efectos en el Acceso a la Justicia Los incentivos que llevan a los vendedores a introducir mejoras de calidad e innovaciones para ahorrar costos (o costes, como se emplea mayoritariamente en España) […]

Desigualdad de Recursos Económicos en la Población

Este texto se ocupa de la desigualdad de recursos económicos en la población mundial. El equilibrio de poder no se entiende aquí en un sentido realista, como equilibrio de poder interestatal, sino como rapports deforce, una constelación suelta de intereses políticos y económicos entrelazados que no está unificada ni es homogénea pero que, hasta ahora, tiene suficiente impulso para desviar las alternativas. No es necesario suponer que se trata de una estrategia o diseño consciente, al menos en sus resultados globales, sino que es más bien el resultado de muchos y diversos actos de interés propio y de evitación de riesgos por parte de los actores privilegiados. Supongamos que muchos de los privilegiados aborrecen la pobreza, pero culpan a los pobres y confían en el crecimiento económico como remedio y, sin embargo, si estas creencias fracasan pueden seguir deseando el privilegio, o temer perderlo, más de lo que aborrecen la pobreza. Entonces, los encantos del poder, los adornos del privilegio, el culto a la celebridad, la lógica de la economía neoclásica, todo ello contribuye a mantener el equilibrio general de poder. Y así, los hiperricos del mundo y la mayoría de los pobres se entrelazan en una cita conjunta, espejos el uno del otro, pero a bastante distancia. Hay muchas causas de la desigualdad económica: la clase, el género, las decisiones del mercado laboral, la educación, la capacidad y el talento, y la suerte son algunas de ellas.

Políticas Neoliberales

Este texto se ocupa de las políticas neoliberales. El neoliberalismo puede entenderse aquí como un conjunto de mitos incrustados en el entorno institucional que tiende a anclar las orientaciones de los actores políticos. Es precisamente este recentramiento el que marca el auge de la política neoliberal. La cara política del neoliberalismo es una nueva «política» centrada en el mercado, es decir, luchas por la autoridad política que comparten un centro ideológico concreto o, en otras palabras, están respaldadas por un «sentido común» incuestionable. En el nivel de las élites3, la política neoliberal está limitada por ciertas nociones sobre las responsabilidades del Estado (liberar las fuerzas del mercado siempre que sea posible) y el lugar de la autoridad estatal (limitar el alcance de la toma de decisiones políticas). También tienden a orientarse hacia ciertos grupos de interés (empresas, finanzas y profesionales de cuello blanco) en detrimento de otros (sindicatos, especialmente).

Desigualdad en el Mundo

Desigualdad en el Mundo Este elemento es una expansión del contenido de los cursos y guías de Lawi. Ofrece hechos, … Leer más

Políticas contra la Desigualdad en el Mundo

La desigualdad global es un tema diferente, ya que mide no sólo la condición de la mayoría del mundo, sino la brecha, y la creciente brecha, entre ellos y la minoría próspera. En la medida en que la desigualdad global traza un mapa de las privaciones relativas, pone en tela de juicio la legitimidad del orden mundial (o global) de un modo que no lo hacen las meras estadísticas de pobreza, acompañadas de declaraciones políticas benévolas. Se atribuye el aumento de la desigualdad de ingresos a un incremento de la desigualdad de ingresos y destaca como principales explicaciones el progreso técnico basado en la cualificación (que reduce la demanda de mano de obra no cualificada), el impacto de la liberalización del comercio, las políticas del FMI que generan recesiones (que afectan negativamente a la distribución de los ingresos), la desregulación financiera y la ampliación del sector financiero (que da lugar a un desplazamiento hacia los ingresos no laborales) y la erosión de las instituciones laborales (mayor flexibilidad salarial, menor regulación, erosión del salario mínimo, dilución del poder sindical y mayor movilidad laboral). Dejando de lado los cambios técnicos, la mayoría de estas tendencias son expresiones o resultados de las políticas neoliberales. El potencial y los efectos del cambio técnico pueden canalizarse mediante intervenciones de política industrial, como en la mayoría de los países de reciente industrialización, pero las presiones políticas neoclásicas delimitan esta opción. La liberalización y la desregulación, en general, apuestan por los fuertes, privilegian a los privilegiados, ayudan a los ganadores, exponen a los perdedores y provocan una «carrera hacia el fondo». Aunque se trata de una representación a grandes rasgos, es plausible considerar las políticas neoliberales como la dinámica central del aumento de la desigualdad nacional y mundial (o global) desde la década de 1980.

Justicia Distributiva en el Ámbito Político

Este texto se ocupa de la justicia distributiva en el ámbito político. Los Estados se justifican en la medida en que son creados por convención por las personas de un territorio para cumplir ciertas funciones consideradas extremadamente importantes por razones morales y de interés propio. Este proceso de creación implica la invención de un tipo especial de autoridad y un considerable poder coercitivo que luego se invierte en esas personas que se dice que «componen» el Estado. Con este poder y esta autoridad, estos gobernantes desempeñan las funciones para las que se creó el Estado. Nuestro análisis también nos ha permitido distinguir entre lo que se llama propiamente «estados» y (meros) «sistemas de dominio». Las personas que son ciudadanos de estados desempeñan un papel en el mantenimiento (y tienen la suficiente libertad para emprender acciones colectivas para cambiar) la convención de liderazgo de su sociedad; los que están sujetos a sistemas de dominio son dominados mediante el uso de la tecnología que les deja relativamente impotentes para cambiar la forma de ese dominio mientras exista esa ventaja tecnológica. Pero, como hemos señalado, quizá todos los Estados tengan algunos elementos de dominio en su interior. No obstante, esta no es una respuesta plenamente satisfactoria para los anarquistas. Hay aspectos de la justicia en el que los desacuerdos son más graves y que ha sido la parte más dominante de la teoría política desde finales de los años sesenta: es decir, la justicia distributiva, que implica las reglas de propiedad e intercambio de bienes, el derecho de sucesiones, los impuestos (especialmente si se proponen con fines de redistribución de la riqueza) y las regulaciones sobre las instituciones que crean o utilizan la riqueza. Revisamos cuatro formas diferentes de definir la justicia distributiva: el utilitarismo, el contractualismo rawlsiano, el libertarismo y el igualitarismo. En vista de estos desacuerdos, no hay manera de que los ciudadanos de cualquier régimen de la tierra puedan estar unánimemente de acuerdo en que un régimen tiene un gran éxito en la realización de la justicia, ya que los partidarios de cualquiera de estos puntos de vista se opondrán a los Estados que no respalden su punto de vista favorito.

Teoría de la Justicia de John Rawls

Este texto se ocupa de «La Teoría de la Justicia» de John Rawls, una obra fundamental en la filosofía jurídica y en la filosofía política. En 1971 John Rawls publicó su obra «Una teoría de la justicia», y la filosofía política no ha vuelto a ser la misma desde entonces.
Rawls no sólo sentó las bases para una reconsideración a gran escala de la naturaleza de la justicia distributiva por parte de los filósofos críticos con el utilitarismo (véase más), sino que también dio nueva vida a la disciplina de la filosofía política, que estaba en gran medida moribunda en el mundo angloamericano en la primera mitad del siglo XX. Influido por la agitación política de los años 60, la visión de Rawls del Estado justo tiene un espíritu profundamente igualitario que muchos han encontrado convincente. Rawls argumenta que las partes se encuentran en una situación de incertidumbre porque no pueden estimar la probabilidad de que sean ricos o pobres, con talento o sin él, etc. Por lo tanto, dice Rawls, tienen que elegir como si pudieran acabar siendo los miembros menos favorecidos de su sociedad, de modo que querrían aquella concepción de la justicia que les diera el mejor trato en ese escenario. Aquí se desarrolla su argumento, en especial en relación a la justicia distributiva.

Igualdad Liberal

Aquí se ha tratado de subrayar la singularidad del concepto, es decir, en el hecho de que sirve tanto como principio político como en contextos extrapolíticos, y que busca basar la política en una forma de racionalidad que se apoya en una intuición de consistencia (relación de igualdad con los iguales). También se examina un tipo diferente de visión histórica de la igualdad (que aplicamos principalmente al período de formación de la modernidad): una visión que examina la historia de la igualdad a través de la pregunta de cómo surgieron nuevas formas de indignación por la falta de igualdad; es decir, cómo empezaron a percibirse las condiciones sociales como escasas de igualdad. Asimismo, tratamos de señalar el núcleo del debate contemporáneo sobre la naturaleza de la idea de una comunidad política de iguales, y destacar el cambio necesario para repensar la desigualdad como algo estructural: un cambio que a su vez requiere repensar diversos patrones de desigualdad estructural, como la explotación, y restablecer el principio de igualdad a partir del concepto de vulnerabilidad.

Igualdad Política

Este texto se ocupa de la Igualdad Política, en parte como las normas de distribución de los valores sociales. Aquí se analiza la potencia política del concepto de igualdad, señalando la exigencia de coherencia y racionalidad que lleva implícita. Dicha exigencia, argumentamos, se refiere a un orden de cosas que nunca es un dato ontológico, sino más bien el producto de algún interés humano, o como nos gusta decirlo, el producto de alguna visión igualitaria: una visión que implica una distinción entre ciertas diferencias entre las personas que se consideran legítimas e ingenuas y las que se consideran ilegítimas e incorrectas. Este texto también, significativamente, trata de rastrear el surgimiento de la visión igualitaria moderna, según la cual todos los seres humanos nacen iguales. Para ello, traza una trayectoria genealógica particular: los vínculos entre la igualdad, la idea de que el hombre ha sido creado a imagen de Dios y las transformaciones históricas con respecto a la relación con la muerte. Asimismo, se examina tres paradigmas de la igualdad que dominan el paisaje del pensamiento liberal anglosajón en la segunda mitad del siglo XX: El igualitarismo de la suerte, la escuela rawlsiana y la «igualdad de relaciones» o «igualdad democrática». Partiendo de la crítica del tercer paradigma a los dos anteriores, desarrollamos tres puntos que creemos que descubren mejor los puntos ciegos de los debates contemporáneos sobre el concepto. En primer lugar, tratamos de afinar la idea de las relaciones sociales desiguales mediante una definición más precisa de la desigualdad estructural. En segundo lugar, pasamos a analizar el concepto de explotación, que sirve de ejemplo para calificar una categoría concreta de desigualdad estructural. Por último, se argumenta que ir más allá de los límites de la imagen liberal predominante de la igualdad requiere ir más allá de la idea de inspiración kantiana del mismo valor moral de todos los seres humanos.

Historia de la Desigualdad

Los contínuos avances tecnológicos han dejado una marca indeleble en el siglo XXI, pero no todos los países, ni todas las personas, se han beneficiado de forma sustancial. La desigualdad en Estados Unidos está en su nivel más alto en medio siglo, según la Oficina del Censo de Estados Unidos. El 0,1 por ciento de los hogares más ricos posee entre el 15 y el 20 por ciento de toda la riqueza de Estados Unidos, mientras que la mitad inferior sólo posee el 1 por ciento. Pero esta brecha de riqueza es sólo una parte del problema, dicen los economistas. La desigualdad se extiende también a la educación, donde los pobres van a la zaga de los más ricos en cuanto a rendimiento académico, y a las regiones, donde los centros de alta tecnología están dejando atrás a las zonas dependientes de la agricultura o la manufactura. La pandemia de coronavirus, por su parte, hace que el desempleo se dispare y aumenta el abismo entre los que tienen y los que no tienen. Los conservadores y los liberales están de acuerdo en que la desigualdad existe, pero difieren mucho sobre lo que hay que hacer. Los demócratas proponen aumentar los impuestos a los ricos, ampliar el seguro de salud para los pobres y gastar más en la educación pública a todos los niveles. Pero los conservadores dicen que la desigualdad es un subproducto natural de una economía próspera de libre mercado y advierten que los impuestos sobre la riqueza perjudicarían el crecimiento y, en última instancia, a los trabajadores.

Comercio Equitativo

Los estatutos estatales promulgados en la primera mitad del siglo XX permiten a los fabricantes fijar precios de venta mínimos, máximos o reales para sus productos, y así evitar que los minoristas vendan productos a precios muy bajos.

Desigualdad en el Deporte

La desigualdad de género en el deporte es una preocupación persistente, magnificada por los niveles relativamente bajos tanto de actividad física general como de participación deportiva entre las niñas y las mujeres. [rtbs name="historia-de-las-mujeres"] Ha habido algunos cambios alentadores en este frente en el siglo XXI, como lo demuestra el espectacular aumento de las tasas de participación en el fútbol entre las mujeres y las personas con discapacidad en muchos países europeos. Se examina el debate sobre los deportes y la desigualdad social. Las afirmaciones populares afirman que los deportes pueden utilizarse como vehículos para socavar las desigualdades sociales, mientras que muchos estudios académicos consideran que los deportes están arraigados en esas mismas desigualdades. En la entrada se analiza las estrategias para abordar la desigualdad a través de la política, utilizando a Europa como ejemplo. También se examinan algunos de los desafíos a los que se enfrentan los deportes, tanto en sí mismos como en relación con procesos sociales más amplios.

Desigualdad de Condiciones

Definición de Desigualdad de Condiciones en Ciencias Sociales Donde los individuos tienen cantidades muy diferentes de riqueza, estatus y poder. Esta es una característica de todas las sociedades modernas complejas, sin embargo la igualdad de condiciones está a menudo presente en las […]

Justicia Procedimental

Justicia Procedimental en la Teoría del Derecho Recursos Véase También Teoría del Derecho Natural Teoría del Derecho Divino Bibliografía Paloma Durán y Lalaguna: Notas de Teoría del Derecho. Castelló de la Plana. Publicaciones de la Universidad Jaume I. 1997 Ignacio Ara Pinilla: […]

Acepción

En la ética teológica se designa con este nombre el pecado que comete quien, al adjudicar (decidir o resolver) a otros aquello que se les debe según la justicia distributiva, se deja llevar por consideraciones basadas en alguna condición de la persona ajenas al título que debe ser tenido en cuenta en ese caso concreto. Cada situación en que ha de ejercerse la justicia distributiva requiere la aplicación de un conjunto concreto de criterios, que tendrán relevancia o no según los distintos casos.

Desigualdad Global

La desigualdad económica mundial (o global) se define como las desigualdades sistemáticas que existen entre los países, permitiendo la existencia simultánea de desigualdades dentro de los países. [rtbs name="mundo"] Todo el debate sobre la desigualdad es permanente: hay quienes ven la globalización como «el gran nivelador», mientras que otros consideran que la globalización exacerba los patrones de desigualdad existentes. Todavía persisten enormes disparidades en lo que respecta a la salud, el hambre y la educación. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). Desde hace varios años, y en particular después de la crisis financiera de 2008, las desigualdades han vuelto a ser un tema de actualidad. Numerosos libros internacionales se han dedicado a este tema, que ha sido descuidado durante demasiado tiempo. Las ONG publican cifras alarmistas que ilustran la creciente brecha entre los pobres, que parecen ser cada vez más numerosos y vulnerables, y los ultra-ricos, que ya no saben cómo gastar sus gigantescas fortunas.
De Atenas a Caracas, de Madrid a Nueva York, de Hong Kong a Uagadugú, los movimientos populares que sitúan la lucha contra la desigualdad en el centro de su agenda se multiplican y crecen en número. Pero, detrás de los lemas, ¿cómo podemos entender y medir con precisión estas desigualdades que pesan cada vez más en la agenda internacional? Política, económica, social, racial, cultural o sexual: ¿cómo se entrelazan las diferentes facetas de la desigualdad? ¿Por qué las instituciones internacionales, que en sí mismas son muy desiguales, casi siempre no logran alcanzar los objetivos que se han fijado en materia de «desarrollo»? ¿Por qué es tan desigual el acceso a la alimentación, la vivienda, la educación o la salud? ¿La injusticia que sufren muchas poblaciones fomenta los conflictos y la violencia política?

Sociedad Justa

Al explorar las formas en que pensamos acerca de la justicia en la sociedad en general, este texto considera la existencia, todavía, de injusticias. Como disciplinas que tienen más que decir sobre la justicia y la injusticia, analiza las contribuciones de la filosofía política y la sociología, y examina cómo sus ideas han llegado a dominar la discusión sobre temas que van desde la búsqueda de asilo hasta la violencia homofóbica. Al examinar los supuestos compartidos sobre la justicia y la injusticia que sustentan estas discusiones, este texto también traza un curso entre estos debates y más allá, y busca comprometerse, desafiar y ofrecer nuevas posibilidades de justicia en la sociedad australiana.

Las cuestiones sociales contemporáneas relevantes, como el tráfico sexual, la falta de vivienda, las enfermedades mentales y la policía indígena, se examinan en su contexto histórico, social y cultural, y se vinculan con los debates locales, nacionales y mundiales. Dichos análisis examinan las implicaciones más amplias de estos problemas criminológicos, sociales y legales para los excluidos de la justicia en la sociedad. Se ofrece, asimismo, un examen de las tesis de los principales pensadores de la filosofía política sobre este tema.

Principio de Diferencia

Principio de Diferencia en la Teoría del Derecho Recursos Véase También Teoría del Derecho Natural Teoría del Derecho Divino Bibliografía Paloma Durán y Lalaguna: Notas de Teoría del Derecho. Castelló de la Plana. Publicaciones de la Universidad Jaume I. 1997 Ignacio Ara Pinilla: […]