Tantra

El tantra en la nomenclatura occidental ha alcanzado formas de significaci√≥n independientes de su uso s√°nscrito y se ha convertido en una categor√≠a un tanto promiscua aplicada a diversos rituales que de otro modo no ser√≠an f√°ciles de clasificar. En el lenguaje general, el tantra indica el sistema religioso panindio que se emul√≥ en los c√≠rculos budistas, hind√ļes y jainistas, y a menudo se entiende que el tantra tiene un componente er√≥tico. Este texto se ocupa, especialmente, de la idea del tantra en la India y en Asia Central y Oriental.

Hinduista

El hinduismo es una de las principales religiones del mundo. Los hinduistas poseen una tradici√≥n inmensamente rica en mitos y leyendas, que van desde los mitos de la creaci√≥n de los Vedas hasta las creencias animistas en torno a los dioses locales. Muchos hinduistas consideraban un sacrilegio que una mezquita se erigiera en el lugar de nacimiento de Ram (Ram Janmabhoomi), la deidad hind√ļ considerada por muchos hinduistas como una encarnaci√≥n de Vishnu.

Islamismo

Islamismo, se entiende como islamismo el movimiento de car√°cter pol√≠tico, social y religioso que reivindica, en el contexto del mundo musulm√°n, el retorno a una sociedad regida por los principios de la sharia o ley isl√°mica. Desde la d√©cada de 1970, este t√©rmino designa sobre todo a la […]

Hinduismo

Hinduismo en relaci√≥n con las Religiones y los Grupos Religiosos Hinduismo, religi√≥n originaria de la India donde la mayor√≠a de sus habitantes sigue profes√°ndola en la actualidad. Tambi√©n es practicada por las familias que han emigrado desde dicho pa√≠s hacia el resto del mundo (en especial […]

Dios del Judaísmo

Para los jud√≠os, la presencia divina se encontraba principalmente en la historia. La presencia de Dios tambi√©n se experimentaba en el √°mbito natural, pero la revelaci√≥n m√°s inmediata o √≠ntima se produc√≠a en las acciones humanas. Es esta afirmaci√≥n concreta -haber experimentado la presencia de Dios en los acontecimientos humanos- y su posterior desarrollo el factor diferenciador del pensamiento jud√≠o. Dado que el antiguo Israel cre√≠a que, a lo largo de su historia, se encontraba en una relaci√≥n √ļnica con lo divino, esta creencia b√°sica afect√≥ y molde√≥ su estilo de vida y su modo de existencia de una manera notablemente diferente a la de los grupos que part√≠an de una visi√≥n algo similar. Adem√°s, Dios -como persona- hab√≠a revelado a este pueblo, en un encuentro particular, el modelo y la estructura de la vida comunitaria e individual. Reclamando la soberan√≠a sobre el pueblo debido a su acci√≥n continua en la historia en su nombre, hab√≠a establecido un berit (“pacto”) con √©l y hab√≠a exigido de √©l la obediencia a su Tor√° (ense√Īanza). La vida corporativa de la comunidad elegida era, pues, una llamada al resto de la humanidad para que reconociera la presencia, la soberan√≠a y el prop√≥sito de Dios: el establecimiento de la paz y el bienestar en el universo y en la humanidad. Adem√°s, la historia no s√≥lo revel√≥ el prop√≥sito de Dios, sino que tambi√©n manifest√≥ la incapacidad del hombre para vivir de acuerdo con √©l. Las ense√Īanzas fundamentales del juda√≠smo se han agrupado a menudo en torno al concepto de un monote√≠smo √©tico (o √©tico-hist√≥rico). La creencia en el √ļnico Dios de Israel ha sido suscrita por los jud√≠os profesantes de todas las √©pocas y de todos los matices de la opini√≥n sectaria. Por su propia naturaleza, el monote√≠smo postulaba en √ļltima instancia el universalismo religioso, aunque pod√≠a combinarse con una medida de particularismo. En el caso del antiguo Israel (v√©ase m√°s abajo Juda√≠smo b√≠blico [siglos XX-XIV a.C.]), el particularismo tom√≥ la forma de la doctrina de la elecci√≥n; es decir, de un pueblo elegido por Dios como “un reino de sacerdotes y una naci√≥n santa” para dar ejemplo a toda la humanidad. Tal acuerdo presupon√≠a un pacto entre Dios y el pueblo, cuyos t√©rminos el pueblo elegido ten√≠a que cumplir o ser castigado severamente. La ley se convirti√≥ en el principal instrumento mediante el cual el juda√≠smo deb√≠a llevar a cabo el reino de Dios en la tierra. En este caso, la ley no s√≥lo significaba lo que los romanos llamaban jus (ley humana), sino tambi√©n fas, la ley divina o moral que abarca pr√°cticamente todos los √°mbitos de la vida. La conducta deb√≠a ponerse al servicio de Dios, como Gobernante trascendente e inmanente del universo, y como tal creador y propulsor del mundo natural, y tambi√©n como Aquel que orienta la historia y ayuda as√≠ al hombre a superar las fuerzas potencialmente destructivas y amorales de la naturaleza. La concepci√≥n de un mensajero de Dios que subyace a la profec√≠a b√≠blica era amorita (sem√≠tico occidental) y se encuentra en las tablillas de Mari.

Características de Cristianismo

¬ŅC√≥mo es posible que los hechos, del primer cristianismo en Israel, ocurridos en una zona remota del Imperio Romano, tengan un significado universal? El propio Pablo admiti√≥ que la noci√≥n era escandalosa; era ofensiva para Israel porque los jud√≠os nunca podr√≠an concebir que su mes√≠as fuera condenado a muerte; y era probable que pareciera una simple tonter√≠a para los gentiles que no ten√≠an conocimiento de las creencias de Israel. Sin embargo, todos los primeros cristianos lo afirmaban como cierto. Cre√≠an que Jes√ļs, con su muerte, hab√≠a pagado una pena universal por toda la incredulidad y desobediencia humana hacia Dios. Adem√°s, afirmaban que la resurrecci√≥n era el primer acto por el que Dios restauraba toda la creaci√≥n. La creaci√≥n estaba, en palabras de algunos cristianos modernos, “naciendo de nuevo”, siendo reconstituida y rehecha seg√ļn la intenci√≥n original de Dios. Este fue el mensaje que los primeros cristianos llevaron, primero a Israel y luego al resto del mundo. Dentro de la percepci√≥n y experiencia cristiana de Dios, destacan unos rasgos caracter√≠sticos: (1) la personalidad de Dios, (2) Dios como Creador, (3) Dios como Se√Īor de la historia, y (4) Dios como Juez.

Creencias del Judaísmo

La emancipaci√≥n civil de los jud√≠os europeos, proceso que se vio complicado por un prolongado sentimiento antijud√≠o que fue surgiendo en Europa, evocaba diferentes reformulaciones del juda√≠smo, tanto en Europa occidental como oriental. En el oeste, especialmente en Alemania, el juda√≠smo fue reformulado como una confesi√≥n religiosa, como un protestantismo moderno. El movimiento reformista alem√°n perdi√≥ las esperanzas de una vuelta a Si√≥n (la tierra, el hogar de los jud√≠os) y acortaron y embellecieron los servicios religiosos de adoraci√≥n, adoptando en los sermones un lenguaje m√°s corriente y rechazando muchas de las leyes y costumbres jud√≠as arcaicas. Los rabinos reformados asumieron muchos de los papeles de los ministros protestantes. En Europa del Este, los jud√≠os formaron un grupo social numeroso y con caracter√≠sticas muy diferenciadoras. Aqu√≠, la modernizaci√≥n del juda√≠smo tom√≥ la forma de un nacionalismo √©tnico y cultural. Lo mismo que otros movimientos nacionalistas que estaban surgiendo en el este europeo, el movimiento jud√≠o puso un especial √©nfasis en la revitalizaci√≥n del lenguaje nacional (hebreo; luego tambi√©n el yidis) y en la creaci√≥n de una literatura y cultura modernas. El sionismo fue un movimiento creado para formar una sociedad jud√≠a moderna en las tierras b√≠blicas. Este movimiento se asent√≥ firmemente en Europa del Este, despu√©s de haber sido formulado por algunos estudiosos. El sionismo fue una ideolog√≠a secular, pero estaba enraizada y evocaba fuertemente el tradicional juda√≠smo mesi√°nico, hecho que al final culminar√≠a con la creaci√≥n del Estado de Israel en 1948. Las ense√Īanzas fundamentales del juda√≠smo se han agrupado a menudo en torno al concepto de un monote√≠smo √©tico (o √©tico-hist√≥rico). La creencia en el √ļnico Dios de Israel ha sido suscrita por los jud√≠os profesantes de todas las √©pocas y de todos los matices de la opini√≥n sectaria. Por su propia naturaleza, el monote√≠smo postulaba en √ļltima instancia el universalismo religioso, aunque pod√≠a combinarse con una medida de particularismo. Seg√ļn la creencia judaica, es a trav√©s de la evoluci√≥n hist√≥rica del hombre, y en particular del pueblo jud√≠o, que la gu√≠a divina de la historia se manifiesta constantemente y culminar√° finalmente en la era mesi√°nica. El juda√≠smo, ya sea en su forma “normativa” o en sus desviaciones sectarias, nunca se apart√≥ completamente de este monote√≠smo √©tico-hist√≥rico b√°sico. Seg√ļn la tradici√≥n hebrea, una hambruna provoc√≥ la migraci√≥n a Egipto del grupo de 12 familias hebreas que m√°s tarde formaron una liga tribal en la tierra de Israel. El car√°cter esquem√°tico de esta tradici√≥n no impide la historicidad de una migraci√≥n a Egipto, una esclavitud por parte de los egipcios y una huida de Egipto bajo un l√≠der inspirado por alg√ļn componente de la posterior liga de tribus israelitas. Rechazar estos acontecimientos har√≠a inexplicable su centralidad como art√≠culos de fe en las posteriores creencias religiosas de Israel.

Judío

Dado que la cultura jud√≠a es matrilineal (Deuteronomio 7:4), la respuesta m√°s f√°cil es que cualquier persona nacida de madre jud√≠a es jud√≠a; si no, no. No importa si el ni√Īo es criado como jud√≠o, o si la madre se considera jud√≠a. Desde este punto de vista, “jud√≠o” es un conjunto propio, en el que todas las instancias comparten una √ļnica caracter√≠stica definitoria. Pero luego las cosas se complican, como se explica en este texto. La cuesti√≥n es que la pregunta “¬ŅQui√©n es jud√≠o?” no es evidente, y no es s√≥lo una cuesti√≥n de estereotipos antisemitas, sino que tiene consecuencias reales, incluso entre los jud√≠os, e incluso en el propio Israel.

Creencias del Budismo

En Benar√©s, Gautama busc√≥ a sus cinco disc√≠pulos, que todav√≠a llevaban una vida asc√©tica. Se cuenta que dudaron en recibirlo cuando lo vieron acercarse. Era un reincidente. Pero hab√≠a en √©l alg√ļn poder de la personalidad que prevaleci√≥ sobre su frialdad, y les hizo escuchar sus nuevas convicciones. La discusi√≥n se prolong√≥ durante cinco d√≠as. Cuando por fin les convenci√≥ de que estaba iluminado, le aclamaron como Buda. Ya en aquellos d√≠as exist√≠a en la India la creencia de que, a largos intervalos, la Sabidur√≠a volv√≠a a la tierra y se revelaba a la humanidad a trav√©s de una persona elegida conocida como Buda. Seg√ļn la creencia india, ha habido muchos Budas de este tipo; el Buda Gautama es s√≥lo el √ļltimo de una serie. Pero es dudoso que √©l mismo aceptara ese t√≠tulo o reconociera esa teor√≠a. En sus discursos nunca se llam√≥ a s√≠ mismo Buda. Aqu√≠ se hace referencia a los ocho elementos del Camino ario. En primer lugar, los puntos de vista correctos: Gautama coloc√≥ el severo examen de los puntos de vista e ideas, la insistencia en la verdad, como la primera investigaci√≥n de sus seguidores. No hab√≠a que aferrarse a supersticiones vulgares. Conden√≥, por ejemplo, la creencia predominante en la transmigraci√≥n de las almas.

Historia del Budismo

Se ha prestado especial atenci√≥n al √°rbol bajo el cual Gautama tuvo esta sensaci√≥n de claridad mental. Era un √°rbol del g√©nero de la higuera, y desde el principio fue tratado con peculiar veneraci√≥n. Se le llamaba el √Ārbol de Bo. Hace mucho tiempo que pereci√≥, pero muy cerca vive otro gran √°rbol que puede ser su descendiente, y en Ceil√°n crece hasta hoy un √°rbol, el m√°s antiguo del mundo, que sabemos con certeza que fue plantado como un esqueje del √Ārbol Bo en el a√Īo 245 a.c. Desde entonces hasta hoy ha sido cuidadosamente cuidado y regado; sus grandes ramas est√°n sostenidas por pilares, y la tierra ha sido aterrizada a su alrededor de modo que ha podido echar nuevas ra√≠ces continuamente. Nos ayuda a darnos cuenta de la brevedad de toda la historia de la humanidad al ver tantas generaciones abarcadas por la resistencia de un solo √°rbol. Muy pronto en su carrera el budismo entr√≥ en conflicto con las crecientes pretensiones de los brahmanes. Esta casta sacerdotal s√≥lo luchaba por dominar la vida india en los d√≠as de Gautama. Ya ten√≠an grandes ventajas. Ten√≠an el monopolio de la tradici√≥n y de los sacrificios religiosos. Pero su poder estaba siendo desafiado por el desarrollo de la realeza, ya que los hombres que se convert√≠an en l√≠deres de clanes y reyes no sol√≠an ser de la casta brahm√°nica.

Fundador del Confucianismo

Este texto se ocupa del fundador del confucianismo. Seg√ļn la tradici√≥n, Kong Qiu (su nombre original, aunque luego pasar√≠a a ser conocido por el de Confucio, en chino Kongfuzi, maestro Kong) naci√≥ en el pa√≠s de Lu (en la actual provincia de Shandong) en el seno del noble clan de los Kong. La base pol√≠tica de sus ense√Īanzas parece ser caracter√≠stica de las ideas morales chinas; hay una referencia mucho m√°s directa al Estado que en la mayor√≠a de la doctrina moral y religiosa india y europea. Durante un tiempo, fue nombrado magistrado en Chung-tu, una ciudad del ducado de Lu, y aqu√≠ trat√≥ de regular la vida hasta un punto extraordinario, para someter cada relaci√≥n y acci√≥n, de hecho, a la regla de una etiqueta elaborada. El ceremonial en todos sus detalles, como el que solemos ver s√≥lo en las cortes de los gobernantes y en las casas de los altos dignatarios, se hizo obligatorio para el pueblo en general, y todos los asuntos de la vida cotidiana se sometieron a una regla r√≠gida. Incluso los alimentos que pod√≠an comer las diferentes clases de personas estaban regulados; los hombres y las mujeres se manten√≠an separados en las calles; incluso el grosor de los ata√ļdes y la forma y situaci√≥n de las tumbas estaban sujetos a regulaciones.

Cronología del Budismo

Cronolog√≠a del Budismo Este elemento es una ampliaci√≥n de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Cronolog√≠a de la Historia de la India El primer intento serio de establecer una cronolog√≠a para la civilizaci√≥n del Indo se bas√≥ en la dataci√≥n cruzada con Mesopotamia. As√≠, Cyril John Gadd … Leer m√°s

Judaísmo

La religi√≥n del pueblo jud√≠o; t√©cnicamente, la religi√≥n atribuida al pueblo del Reino de Jud√°. Estos inclu√≠an descendientes de las tribus de Jud√° y Benjam√≠n, as√≠ como de levitas y sacerdotes. Las diez tribus restantes que constituyen el Reino de Israel fueron conquistadas por Sargon II (722 […]

Budismo

El budismo surgió en la India en el siglo VII aC como reacción contra el brahmanismo, en el que predominaban los ritos y los sacrificios. Se difundió a a Birmania, Sri Lanka, Tailandia, Laos, China, Corea, Japón y Vietnam

Cristianismo

Ahrens Enrique Ahrens, se refiere al Cristianismo en su Enciclopedia Jur√≠dica: El Cristianismo, considerado aqu√≠ desde el punto de vista de nuestro asunto, concibi√≥ igualmente la justicia como interna y externa; pero hizo que cambiara la idea que la antig√ľedad entera y Platon ten√≠an del […]

Musulm√°n

¬ŅQu√© es el mundo musulm√°n?. Los islamistas (que han tratado los textos religiosos clave como ideolog√≠a, bas√°ndose en que, al expresar la palabra revelada de Dios, proporcionan un programa para la reconstrucci√≥n social integral) y los expertos occidentales hablan de “Occidente” y “el mundo musulm√°n”, pero ese tribalismo es una peligrosa propaganda colonial. Los primeros panisl√°micos fueron defensores muy modernistas de la liberaci√≥n de la mujer y de la igualdad racial. La entrada busca los or√≠genes intelectuales de una noci√≥n err√≥nea y explica su encanto duradero tanto para los no musulmanes como para los musulmanes.

Cristiano

Visualización Jerárquica de Cristiano Asuntos Sociales > Marco social > Grupo sociocultural > Grupo religioso
Asuntos Sociales > Cultura y religi√≥n > Religi√≥n > Cristianismo Concepto de Cristiano V√©ase la definici√≥n de Cristiano en el diccionario. Caracter√≠sticas de Cristiano [rtbs […]

Budista

Visualización Jerárquica de Budista Asuntos Sociales > Marco social > Grupo sociocultural > Grupo religioso
Asuntos Sociales > Cultura y religi√≥n > Religi√≥n > Budismo Concepto de Budista V√©ase la definici√≥n de Budista en el diccionario. Caracter√≠sticas de Budista [rtbs […]