Asistencia Sanitaria Transfronteriza

Desafiada por la reticencia de los Estados miembros a cooperar pol√≠tica y financieramente sobre la base de una visi√≥n compartida del estatus de la salud como bien p√ļblico mundial, la salud sigue siendo poco m√°s que una cuesti√≥n de seguridad transfronteriza en tiempos de emergencia. La acci√≥n conjunta en materia de gesti√≥n de los flujos transfronterizos de poblaci√≥n y relacionados con la salud, el reparto de los recursos sanitarios y el desarrollo de una cobertura sanitaria universal transfronteriza sigue siendo limitada. La cuesti√≥n de la soberan√≠a nacional frente a la regional indica, por tanto, un punto muerto a la hora de promulgar mejoras significativas de la atenci√≥n m√©dica a escala regional.

Salud en Derecho Internacional

En este texto se ha expuesto la legislaci√≥n internacional sobre los derechos de los ni√Īos en la atenci√≥n m√©dica, proporcionando una visi√≥n general de la disposici√≥n de la Convenci√≥n de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Ni√Īo relativa al derecho a la salud y las orientaciones del Comit√© de los Derechos del Ni√Īo y las Directrices del Consejo de Europa sobre una atenci√≥n m√©dica adaptada a los ni√Īos. Se llama la atenci√≥n sobre varios retos contempor√°neos de la salud infantil: el consentimiento, la salud sexual y la promoci√≥n de la salud y se debatieron estas complejas cuestiones desde la perspectiva de los derechos del ni√Īo.

Atención Sanitaria

Este texto se ocupa de la atenci√≥n sanitaria y sus aspectos jur√≠dicos. Algunas de las principales √°reas jur√≠dicas que afectan a la asistencia sanitaria son el derecho administrativo, el incumplimiento de contrato y la negligencia m√©dica. El prop√≥sito de una directiva anticipada es documentar los deseos expresados por las personas con respecto a su atenci√≥n sanitaria en caso de que queden incapacitadas o permanentemente inconscientes sin esperanza de recuperaci√≥n. Los dos tipos m√°s comunes de directivas anticipadas son (a) el testamento vital, un documento en el que una persona da instrucciones a su m√©dico y/o apoderado sanitario para que renuncie a ciertos procedimientos m√©dicos extraordinarios si, por ejemplo, la persona se est√° muriendo o est√° permanentemente inconsciente; y (b) el poder notarial duradero para la atenci√≥n sanitaria, un documento que nombra a una persona como agente con autoridad para tomar decisiones sobre la atenci√≥n sanitaria en nombre del mandante en caso de que el paciente se vuelva incompetente. La informaci√≥n m√©dica puede compartirse sin la autorizaci√≥n del paciente con el fin de tratar a estos pacientes; coordinar la atenci√≥n con otros proveedores; organizar el pago de honorarios a los proveedores; proteger la salud p√ļblica; y, en determinadas situaciones, informar a la polic√≠a y a otras autoridades. Tambi√©n se ocupa de la regulaci√≥n sobre Atenci√≥n sanitaria.

Pena de Deportación

Este texto se ocupa de la pena de deportación, y cómo ha sido aplicada, especialmente en el siglo XX. En buena parte, se hace un análisis de los desplazamientos más masivos de la era de Stalin: las deportaciones basadas en la nacionalidad, concluyendo con ejemplos de las trayectorias vitales de los hijos de los deportados a medida que se desplazaban transnacionalmente dentro de la Unión Soviética y en sus estados sucesores.

Derechos Individuales frente a Salud P√ļblica

Existe un dilema entre permitir que las personas hagan lo que quieran a expensas de los beneficios para la salud p√ļblica, y proteger y mejorar la salud p√ļblica obligando a las personas a actuar contra su voluntad. Este problema es particularmente pertinente en los pa√≠ses “occidentales” o “desarrollados”, donde las intervenciones de salud p√ļblica son sancionadas por los gobiernos democr√°ticos liberales. Se agudiza cada vez m√°s a medida que un gobierno pasa de motivar la participaci√≥n en un esfuerzo de salud p√ļblica a hacer valer todo el peso de la autoridad estatal, incluidas las facultades legales y las sanciones. Las primeras tensiones sobre el alcance de la salud p√ļblica y la aceptabilidad de sus medidas surgieron durante la lucha contra las enfermedades infecciosas en el siglo XIX y principios del XX. Volvieron a surgir en los √ļltimos decenios del siglo XX a ra√≠z de los esfuerzos por hacer frente a las enfermedades cr√≥nicas que empezaron a informar el patr√≥n de morbilidad y mortalidad de las sociedades industriales. Revelan una tensi√≥n duradera entre la salud p√ļblica y los derechos individuales, una tensi√≥n que ignoramos por nuestra cuenta y riesgo. Los tribunales de los Estados Unidos casi siempre se han remitido a las autoridades de salud p√ļblica que han privado a las personas de su libertad en nombre de la salud p√ļblica.

Glosario de Libertades en Europa

La libre circulación de personas comprende la libre circulación de trabajadores y la libertad de establecimiento de los trabajadores autónomos. La libertad de establecimiento es el derecho a emprender y ejercer actividades por cuenta propia en otro Estado miembro y a crear y gestionar empresas en las mismas condiciones que las establecidas para los nacionales de ese Estado miembro. El TFUE salvaguarda la libertad de los nacionales de la UE a prestar servicios a otros nacionales de la UE en diferentes Estados miembros de la UE.

Deportación en Europa

Decenas de miles de judíos murieron durante la deportación y al llegar a los guetos entre 1939 y 1941. Muchos más seguramente habrían perecido si alguno de los planes de deportación hubiera llegado a buen puerto. Los líderes nazis hicieron declaraciones contradictorias sobre si a los judíos deportados se les permitiría tener su propio estado o si permanecerían en cuarentena en un sistema de reservas vigilado por Alemania. Aunque estas políticas eran brutales y crueles, no buscaban la aniquilación física de los judíos. De hecho, aunque los nazis estaban claramente dispuestos a aceptar una cantidad significativa de muertes de judíos durante la deportación y la creación de guetos e hicieron poco por mejorar las duras condiciones, y aunque estos planes de deportación pueden parecer descabellados, la evidencia es abrumadora de que fueron tomados en serio por los oficiales nazis, incluyendo a Hitler. Se dedicaron importantes recursos humanos y materiales a estos planes. Se iniciaron esfuerzos diplomáticos para trabajar en los detalles de las deportaciones con otros países.

Cierre Patronal

Noci√≥n de Cierre Patronal En materia de empleo y relaciones laborales en la Uni√≥n Europea y/o Espa√Īa, se ha ofrecido [1], respecto de cierre patronal, la siguiente definici√≥n: Medida de conflicto colectivo adoptada unilateralmente por el empleador que consiste en el cese total o […]

Protección de la Dignidad Humana

Este texto se ocupa de la protecci√≥n de la dignidad humana, y la vinculaci√≥n de los poderes p√ļblicos a los derechos fundamentales. Como hacen muchas constituciones, se declara inviolable la dignidad humana. Esto significa que ning√ļn ser humano puede ser tratado como una cosa, completamente privado de sus derechos, sometido a castigos y tratos inhumanos y degradantes, torturado o destruido como una vida indigna.

Derecho a la Salud

Derecho a la Salud Este elemento es un complemento de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre el derecho a la salud. Puede verse tambi√©n el Derecho a la Protecci√≥n de la Salud. Visualizaci√≥n Jer√°rquica de Derecho a la Salud Derecho > Derechos y libertades > Derechos sociales Visualizaci√≥n Jer√°rquica … Leer m√°s

Socialización

La palabra “Socializaci√≥n” tiene varios sentidos. Por ejemplo, a nivel legal, aparece en el Art√≠culo 15 de la Constituci√≥n de Alemania, y hace referencia a los fines de socializaci√≥n, y la disposici√≥n sobre el suelo, los recursos naturales y otras propiedades. Tambi√©n se aplica en sociolog√≠a y psicolog√≠a. En este elemento se ha establecido el campo “sem√°ntico-pragm√°tico” de la sociabilidad haciendo un repaso de la bibliograf√≠a anterior sobre la sociabilidad, con el objetivo de se√Īalar la diferencia entre la comunicaci√≥n positiva y la comunicaci√≥n cort√©s. hemos demostrado que la comunicaci√≥n positiva incluye acciones sociales positivas orientadas al otro y dise√Īadas para hacer que el otro se sienta bien, mejorar la imagen o fomentar la sociabilidad. La comunicaci√≥n cort√©s, sin embargo, es una evaluaci√≥n de la adecuaci√≥n del lenguaje y el comportamiento al contexto. Para que la comunicaci√≥n positiva alcance su objetivo de fomentar la sociabilidad, debe ser percibida como positiva. √Čste es el punto de contacto entre la comunicaci√≥n positiva y la cort√©s: la sociabilidad es un trabajo relacional que se eval√ļa en contexto. Comprender las similitudes y diferencias entre la comunicaci√≥n positiva y la cort√©s sienta las bases para debatir sobre la sociabilidad marcada positivamente frente a la marcada negativamente. Equipados con definiciones claras, ahora podemos discutir el proceso de interpretaci√≥n que conduce a cada evaluaci√≥n.

Seguridad en el Empleo

Este texto se ocupa de la seguridad en el empleo, en el contexto de las pol√≠ticas p√ļblicas laborales y financieras. La seguridad del empleo macroecon√≥mica se refiere a la disponibilidad de oportunidades de empleo en la econom√≠a en su conjunto y podr√≠a definirse como la probabilidad de que un trabajador permanezca en su empleo o encuentre otro mientras desee participar en la poblaci√≥n activa. El grado de seguridad del empleo macroecon√≥mico depende principalmente del estado general de la econom√≠a y est√° influido por las pol√≠ticas macroecon√≥micas y s√≥lo muy indirectamente por la legislaci√≥n laboral. La seguridad en el empleo microecon√≥mica se refiere a la probabilidad del trabajador de no ser despedido injusta o arbitrariamente por el Empleador y, por tanto, se refiere a una relaci√≥n laboral continuada con una empresa concreta (m√°s que a un puesto de trabajo concreto dentro de esa empresa). A diferencia de la “seguridad en el empleo”, la seguridad en el empleo microecon√≥mica puede implicar (y, de hecho, a menudo depende de) la posibilidad de reasignaciones internas del puesto de trabajo, as√≠ como de cambios en las tareas, las condiciones de trabajo y la remuneraci√≥n. Es evidente que estas diferentes dimensiones de la seguridad del empleo est√°n estrechamente interrelacionadas y son muy interdependientes. Parece que hay muchos casos en los que las intervenciones de terceros, y la legislaci√≥n sobre el despido en particular, al mitigar el riesgo de fracaso del mercado, pueden efectivamente fomentar la contrataci√≥n eficiente entre las empresas y los trabajadores y, por tanto, mejorar, en lugar de impedir, la eficiencia general del mercado laboral. En el contexto actual, esto implica que los costes econ√≥micos directos impuestos por la legislaci√≥n sobre el despido, en los que se ha centrado el debate actual sobre las pol√≠ticas de seguridad en el empleo, deben sopesarse cuidadosamente frente a los costes alternativos de la contrataci√≥n meramente privada y -si esta √ļltima fracasa- los costes de bienestar socioecon√≥mico de las inversiones perdidas.

Habeas Corpus

H√°beas corpus es un procedimiento, un “rescripto” (writ), del derecho ingl√©s, emitido ya en el siglo XII: consiste en un acto, emitido por la jurisdicci√≥n competente, por el que se ordena a un preso que declare en qu√© d√≠a y por qu√© causa ha sido detenido (de ah√≠ el nombre, en lat√≠n, de “tener [su] cuerpo”, es decir, ser restituido). Volvi√≥ a entrar en vigor en la Petici√≥n de Derechos de 1627, mientras que en 1679 se promulg√≥ la Ley de H√°beas Corpus, que segu√≠a consagrando el principio de la inviolabilidad personal y a√ļn regula sus garant√≠as: en virtud de esta ley, el acusado debe conocer la causa de su detenci√≥n y es conducido ante el magistrado competente, que debe pronunciarse inmediatamente sobre su libertad, si puede prestar fianza para volver a ser juzgado. La Ley de 1816 extendi√≥ la garant√≠a del h. a las detenciones por causas civiles y otorg√≥ a los jueces jurisdicci√≥n sobre la veracidad de la denuncia. Por razones excepcionales de orden p√ļblico, el habeas corpus puede ser suspendido temporalmente por ley, como ocurri√≥, por ejemplo, en el per√≠odo 1794-1801. Es una acci√≥n judicial de amparo a todo detenido, a fin de que sea llevado a presencia del juez, al objeto de resolverse inmediatamente sobre su libertad o arresto. Con referencia gen√©rica a la instituci√≥n del derecho ingl√©s, la expresi√≥n se utiliza para indicar las garant√≠as de las libertades personales de los ciudadanos que est√°n constitucionalmente aseguradas.

Historia del Habeas Corpus

El habeas corpus es, históricamente, una ordenanza del derecho inglés, que se remonta al siglo XII, por la que se ordenaba al custodio de un preso que declarara el día y el motivo de su detención, con la obligación de llevarlo ante la autoridad judicial competente, para que finalmente fuera liberado. Reservado a la nobleza, el principio fue sin embargo poco practicado hasta la ley de Habeas corpus (1679) que lo reafirmó y extendió su aplicación a todos los ciudadanos. El término se utiliza para referirse a las garantías de las libertades personales de los ciudadanos.

Acción Popular

Este texto se ocupa de la “Acci√≥n Popular”. Instituci√≥n que se remonta al derecho romano (“actio popularis”) y que posteriormente ha sido aceptada en el sistema estatal liberal, seg√ļn la cual, a t√≠tulo excepcional, se reconoce a cualquier persona (quivis de populo) el derecho a interponer una acci√≥n para proteger el inter√©s p√ļblico en cumplimiento de la ley. A este respecto, se distingue entre la acci√≥n popular complementaria (o sustitutiva) y la acci√≥n popular correctiva. En la acci√≥n popular supletoria, el demandante popular suple la inercia de la administraci√≥n p√ļblica sustituyendo la representaci√≥n legal del organismo para hacer valer, frente a un tercero, un derecho o inter√©s del propio organismo. En la acci√≥n popular correctiva, el demandante ejerce una acci√≥n directamente contra la administraci√≥n p√ļblica con el objetivo, precisamente, de corregir una situaci√≥n de ilegitimidad puesta en marcha por la misma. El acusador que ejercita la acci√≥n popular es el no perjudicado ni ofendido por el delito. Es una instituci√≥n que el legislador espa√Īol se permiti√≥ introducir en la Ley de¬†Enjuiciamiento Criminal.

Derechos Sociales en Europa

Derechos Sociales en Europa Este elemento es una expansi√≥n del contenido de los cursos y gu√≠as de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y an√°lisis sobre este tema. Visualizaci√≥n Jer√°rquica de Derecho Social Asuntos Sociales > Vida social > Pol√≠tica social Asuntos Sociales > Protecci√≥n social > Seguridad social > Derecho de la seguridad social Derecho > … Leer m√°s

Educación de la Primera Infancia

Cuando invertimos en programas de infancia temprana, no solo se benefician los ni√Īos inscritos y sus familias. La investigaci√≥n que aqu√≠ se destaca sugiere que las inversiones que hacemos hoy en d√≠a en los ni√Īos podr√≠an beneficiar a nuestra econom√≠a a largo plazo (v√©ase m√°s en esta plataforma general) al expandir nuestra fuerza laboral calificada y aumentar sus ganancias. Los mayores ingresos de los adultos para los ni√Īos y ni√Īas participantes significan que la sociedad obtiene todos los beneficios de una poblaci√≥n con mayor educaci√≥n y mayores ingresos en el futuro, incluyendo menores pagos de transferencias, menor participaci√≥n en el sistema de justicia penal, ciudadanos m√°s sanos y una mayor base de ingresos. La expansi√≥n del acceso a los programas de calidad para la infancia temprana ofrece una oportunidad de ganar-ganar para los participantes del programa, sus padres y la sociedad en general. Es hora de construir sobre los √©xitos demostrados en esta √°rea y hacerlos m√°s ampliamente disponibles para que m√°s familias y comunidades americanas puedan beneficiarse. El Nivel Cine 0 – Educaci√≥n de la Primera Infancia es un conjunto de programas caracterizados por privilegiar un enfoque hol√≠stico orientado a dar apoyo temprano al desarrollo de los ni√Īos. El problema del jard√≠n de infancia en algunos Estados y territorios es el siguiente: La educaci√≥n temprana es vital. Entonces, ¬Ņpor qu√© no se garantiza el acceso de los alumnos a ella en dichos territorios y pa√≠ses?

Ciencia

La palabra ciencia (conocimiento, previsi√≥n, “permiso” en alem√°n; en lat√≠n “scientia”) denota la totalidad de los conocimientos, percepciones y experiencias humanas de una √©poca, que se ampl√≠an, recogen, conservan, ense√Īan y transmiten sistem√°ticamente. Las ciencias f√≠sicas estudian el mundo inorg√°nico y comprenden los campos de la astronom√≠a, la f√≠sica, la qu√≠mica y las ciencias de la Tierra. Las ciencias biol√≥gicas, como la biolog√≠a y la medicina, estudian el mundo org√°nico de la vida y sus procesos. Las ciencias sociales, como la antropolog√≠a, el derecho y la econom√≠a, estudian los aspectos sociales y culturales del comportamiento humano.

La ciencia se trata con más detalle en numerosos textos de esta plataforma digital. Para la historia de la ciencia occidental y oriental, véase historia de la ciencia. Para la conceptualización de la ciencia y sus interrelaciones con la cultura, véase filosofía de la ciencia. Para los aspectos básicos del enfoque científico, véase principios de la ciencia física; y método científico. Este texto pretende examinar que es ciencia, algunas aproximaciones de que es la ciencia y y analizar que es una ciencia y su taxonomía.

Libertad de Expresion

Es una de las m√°s representativas y caracter√≠sticas libertades de los sistemas democr√°ticos; consiste en el derecho del individuo a exponer sus pensamientos y opiniones por medio de la palabra, por escrito o cualquier otro medio de reproducci√≥n sin cortapisas. La libertad de expresi√≥n es un derecho humano internacional fundamental. Es intr√≠nsecamente valioso y necesario para el funcionamiento saludable de la democracia y la sociedad civil. La libertad de expresi√≥n es necesaria para el logro de otros derechos humanos, como la administraci√≥n justa de justicia, la educaci√≥n, el nivel de vida adecuado, la igualdad, la dignidad humana y los derechos de las mujeres, los pueblos y las minor√≠as. Aunque generalmente es una libertad negativa, la libertad de expresi√≥n impone obligaciones positivas al estado para proporcionar acceso a la informaci√≥n, acceso a Internet y para promover el derecho del ni√Īo a participar en la educaci√≥n, el trabajo y la vida familiar. La libertad de expresi√≥n ampliamente entendida abarca un paquete de derechos que est√°n √≠ntimamente entrelazados, incluida la libertad de opini√≥n, expresi√≥n, prensa, informaci√≥n, asociaci√≥n, reuni√≥n, pensamiento, conciencia, creencia y religi√≥n. Aunque los derechos pueden organizarse conceptualmente en las cuatro categor√≠as de expresi√≥n, asociaci√≥n, reuni√≥n y pensamiento, cada uno con un significado distinto, los casos reales com√ļnmente involucran m√°s de uno de los derechos. Por ejemplo, la prohibici√≥n de usar pa√Īuelos en un entorno educativo p√ļblico plantea cuestiones de libertad de expresi√≥n y religi√≥n. La libertad de expresi√≥n est√° reconocida por la Declaraci√≥n Universal de los Derechos Humanos (DUDH), el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Pol√≠ticos (PIDCP), la Carta Africana sobre los Derechos Humanos y de los Pueblos, la Convenci√≥n Americana sobre Derechos Humanos (CADH), la Carta √Ārabe de los Derechos Humanos (Carta √Ārabe) y el Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH). Aunque la libertad de expresi√≥n es fundamental, no es absoluta. El art√≠culo 19 del ICCPR permite restricciones a la libertad de expresi√≥n que son necesarias para proteger los derechos o la reputaci√≥n de los dem√°s, la seguridad nacional, el orden p√ļblico, la salud p√ļblica o la moral p√ļblica. Cualquier restricci√≥n de este tipo debe estar prevista por la ley y ser proporcionada. La literatura sobre la libertad de expresi√≥n como un derecho humano internacional tiende a centrarse en los casos y la jurisprudencia, prestando cierta atenci√≥n a las funciones de las instituciones internacionales de derechos humanos. Los grupos regionales e internacionales de la sociedad civil destacan activamente las amenazas actuales a la libertad de expresi√≥n, a menudo en casos de amenazas a individuos, periodistas o grupos peque√Īos, pero tambi√©n de manera m√°s sistem√°tica a trav√©s de informes anuales, nacionales, regionales y tem√°ticos. Los problemas contempor√°neos de libre expresi√≥n que surgen bajo el derecho internacional incluyen discursos comerciales, discursos de odio, medios, homosexualidad y religi√≥n. Los dos temas m√°s frecuentes en la √ļltima d√©cada han sido las medidas contra el terrorismo y la Internet. Por supuesto, Internet ha transformado las comunicaciones, pero tambi√©n ha permitido una vigilancia estatal e internacional sin precedentes que amenaza la privacidad y la libertad de expresi√≥n por igual. La importancia de la libertad de expresi√≥n en el derecho constitucional nacional tiene su reflejo en el derecho internacional. Se expresa en el art√≠culo 19 de la Declaraci√≥n Universal de Derechos Humanos (1948); en el art√≠culo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Pol√≠ticos (1966) (“PIDCP”); y en los instrumentos regionales de derechos humanos, como el art√≠culo 9 de la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos (1981); el art√≠culo 13 de la Convenci√≥n Americana de Derechos Humanos (1969); el art√≠culo 10 del CEDH; y el art√≠culo 11 de la Carta de Derechos Fundamentales de la Uni√≥n Europea (2000).

Libertad Económica

Libertad Econ√≥mica en el Derecho Constitucional Rumano Art√≠culo 45 [Libertad Econ√≥mica] de la Constituci√≥n Rumana En la Constituci√≥n vigente de Ruman√≠a, el Art√≠culo 45 [Libertad econ√≥mica], ubicado en el T√≠tulo II [los Derechos, las Libertades y los Deberes Fundamentales], Cap√≠tulo ii [los […]