Derecho Penal

Índice de Navegación de Derecho Penal (y pdf) 2023

Derecho Penal

Este elemento es un complemento a las guías y cursos de Lawi. Ofrece hechos, comentarios y un análisis sobre este tema. [aioseo_breadcrumbs]

Introducción y Definición

Conjunto de normas y disposiciones que regulan la imposición de penas por el Estado a los autores de delitos y faltas. Nota: Consulte más información sobre Derecho Penal (en inglés, sin traducción) en el Derecho anglosajón.

El derecho penal, en su sentido más amplio, incluye el derecho penal sustantivo, el funcionamiento de las instituciones penales, el procedimiento penal y la evidencia, y las investigaciones policiales (ver Investigación criminal). Más precisamente, el término se refiere al derecho penal sustantivo: un cuerpo de leyes que prohíbe ciertos tipos de conducta e impone sanciones por conductas ilegales.

En general, las prohibiciones contenidas en los delitos penales están relacionadas con la protección del público en general y el mantenimiento de los valores aceptados de la sociedad. Estos valores incluyen la preservación de la moral (a través de leyes como la obscenidad y los delitos de prostitución); protección de la persona (por ejemplo, delitos de asesinato y ataque); protección de la propiedad (por ejemplo, robo y delitos de fraude); preservación de la paz pública (por ejemplo, incitación a disturbios y causar disturbios); y la preservación del estado (por ejemplo, ofensas por traición).

Detrás de las diversas teorías que explican el propósito del derecho penal está la premisa básica de que el derecho penal es un medio por el cual la sociedad reafirma sus valores y denuncia a los infractores. Un cambio en los valores implica un cambio en los tipos de conducta que la sociedad desea prohibir.

Detalles

Las enmiendas al Código Penal en numerosos países en áreas como los delitos sexuales, el aborto, la pornografía y el castigo por asesinato demuestran que las leyes penales canadienses se desarrollan, al menos hasta cierto punto, en respuesta a los cambiantes valores sociales.

El derecho penal también ha cambiado en respuesta a los avances técnicos, por ejemplo, las recientes enmiendas al Código Penal relativas al robo de telecomunicaciones y el fraude con tarjetas de crédito y las disposiciones que regulan el uso de la vigilancia de escuchas telefónicas.

Generalidades

Es el ámbito del ordenamiento jurídico que se ocupa de la determinación de los faltas, de las penas que procede imponer a los delincuentes y de las medidas de seguridad establecidas por el Estado para la prevención de la delincuencia. La tipificación de las conductas como delictivas puede variar, en alguna medida, según los tiempos y los países, pero en todo caso se tutela a la persona y sus bienes (vida, integridad física, propiedad, honor), amparándose también a la comunidad de que se trate en su conjunto. Requisitos del derecho penal son la proporcionalidad entre el delito y la pena y el respeto al principio de legalidad, formulado según la tradición procedente del Informaciones

Los delitos pueden calificarse como acciones u omisiones típicas, antijurídicas, culpables y punibles.

También las omisiones pueden ser delictivas; por ejemplo en la omisión del deber de socorro. El delito responde a un tipo descrito en el Código Penal, cuerpo legal que, en la mayoría de los países, contiene la esencia y el grueso de las leyes penales. La antijuridicidad no se da ante supuestos de una causa de justificación —legítima defensa, estado de necesidad.

Detalles

Los actos delictivos han de ser voluntarios y fruto de negligencia o del propósito de conseguir el resultado contemplado por la ley. Las penas, que pueden ser pecuniarias o privativas de libertad, tienen una función represiva (de compensación del mal causado) y de prevención (intimidación para posibles delincuentes futuros). Preventivas son también las medidas de seguridad: reclusión de locos o dementes, confinamiento, confiscación de objetos peligrosos o nocivos, vigilancia de la policía, medidas tutelares en relación con menores y otras muchas. (1)

Derecho Penal y la Dogmática Jurídica Penal

El Derecho Penal es una ciencia eminentemente jurídica, que regula el deber ser de las personas en la sociedad, y cuando se reduce al campo de la Dogmática jurídica Penal, podría no ser más que la reconstrucción del Derecho Vigente con base científica, desprovisto de su aspecto filosófico, histórico, crítico, etc.

Puntualización

Sin embargo, de acuerdo con Rafael Cuevas del Cid (1954: 74 y 75), el “Dogmatismo Penal” resulta ser demasiado estrecho para incluir todos los aspectos que abarca la ciencia del Derecho Penal y, que los dogmáticos pretenden excluir, razón por la cual muchos especialistas admiten que debe ampliarse mucho más la cobertura de la Dogmática jurídica Penal. Por ejemplo, aunque en el continente americano uno de los primeros más grandes autores técnicos-jurídicos, que enfocó el Derecho Penal como Dogmático, es Sebastián Soler, en su tratado sobre el Derecho Penal Argentino destina extensos capítulos a la Historia del Derecho Penal, aspectos que no cabrían dentro de un tratado meramente dogmático. De igual manera, Filippo Grispigni quien también explica cuestiones históricas siendo partícipe de un sistema estrictamente dogmático.

Derecho Penal en Canadá

Las fuentes del derecho penal sustantivo en Canadá son limitadas. La mayoría de los delitos son creados por el Código Penal, que prohíbe la condena de un delito de derecho común (expresión que hace referencia en los países anglosajones normalmente al sistema de «common law») (a excepción del delito de desacato al tribunal).

Más Información

Las infracciones penales también están contenidas en otras leyes federales relacionadas, como la Ley de Control de Estupefacientes, la Ley de Alimentos y Medicamentos y la Ley de delincuencia juvenil.
Una serie de delitos federales y delitos según los estatutos provinciales (p. Ej., Delitos de licor y control de carreteras) y municipales (p. Ej., Multas de aparcamiento, control de mascotas) no son delitos en sentido estricto, sino que generalmente se procesan en los tribunales del mismo manera general como delitos penales. Estas ofensas a menudo se denominan «ofensas regulatorias».

Origen del Derecho Penal

De conformidad con la Ley de la Constitución de 1867, se otorgó al Parlamento competencia legislativa con respecto al «derecho penal, a excepción de la Constitución de los Tribunales de la Jurisdicción Penal, pero que incluye el procedimiento en materia penal». Esta disposición constitucional particular otorga al gobierno federal el poder para aprobar leyes relacionadas con el derecho y el procedimiento penal.

Las provincias pueden aprobar leyes que traten temas en los que las provincias tienen poder constitucional y pueden hacer cumplir estas leyes (en virtud del artículo 92 de la Ley de la Constitución de 1867) al imponer «castigos por multa, pena o encarcelamiento».

Una Conclusión

Por lo tanto, es posible tener «delitos provinciales» promulgados por la provincia, pero si estos delitos entran en conflicto con un estatuto aprobado bajo el poder de la ley penal del gobierno federal, la ley federal es generalmente primordial.

A las provincias también se les otorgó competencia legislativa sobre «la administración de justicia en la Provincia, incluida la Constitución, el Mantenimiento y la Organización de Tribunales Provinciales, tanto de Derecho Civil como de lo Penal».

Por lo tanto, la vigilancia policial, el nombramiento de fiscales, la administración de los tribunales y el nombramiento de jueces de tribunales inferiores son responsabilidades provinciales. El nombramiento de los jueces del condado y de la corte suprema es una responsabilidad federal según el artículo 96 de la Ley de la Constitución (véase el Poder Judicial).

El derecho y los procedimientos penales están sujetos a las disposiciones de la Carta de derechos y libertades del Canadá. La Carta es parte de la Constitución de Canadá. La Constitution Act, 1982, sostiene que «la Constitución de Canadá es la Ley Suprema de Canadá, y cualquier ley que sea inconsistente con las disposiciones de la Constitución es, en la medida de la inconsistencia, sin fuerza o efecto».

Por lo tanto, los tribunales deben medir toda la legislación, incluido el Código Penal y los estatutos relacionados, contra las disposiciones de la Carta. La Carta puede afectar directamente el procedimiento penal y puede tener un impacto en la definición de ciertos delitos y el castigo resultante.

Es un principio cardinal de la ley penal canadiense que no puede haber crimen o castigo excepto de conformidad con la ley fija y predeterminada. Con este fin, los tribunales han concluido que debe existir una prohibición penal en el momento del presunto delito y que el delito creado por dicha prohibición debe ser claramente comprobable. Si la disposición que prevé el delito es ambigua, los tribunales la interpretarán a favor del acusado.

La aplicación del derecho penal por parte de la policía, los fiscales, los jueces y los jurados depende en gran medida de los hechos de cada caso. Los tribunales buscan aplicar la ley de manera consistente. Los jueces, al determinar la ley aplicable a un caso, están muy influenciados por decisiones judiciales anteriores, es decir, «precedentes» que involucran situaciones similares. El hecho de que los jueces tienden a seguir precedentes crea consistencia en la interpretación de la ley estatutaria y ayuda a indicar cómo se interpretará la ley en el futuro.

Existe un sistema de apelación en los tribunales penales no solo para corregir injusticias sino también para evitar inconsistencias en la aplicación de la norma (generalmente por los organismos y autoridades públicas, incluido las fuerzas y cuerpos de seguridad y orden público) misma. Los precedentes legales anteriores, sobre los cuales el juez que escucha el caso se siente obligado, pueden ser anulados por los tribunales superiores si se puede demostrar que el precedente se ha decidido erróneamente o está desactualizado.

Hay muchos errores legales que no son crímenes. Caen en el campo del derecho civil y son la base de demandas de derecho privado. Una acción civil es un procedimiento legal privado llevado a juicio por una persona contra otra. Un tribunal civil puede compensar a la parte agraviada mediante la indemnización monetaria o, en algunos casos, puede hacer que el acusado (persona contra la que se dirige un procedimiento penal; véase más sobre su significado en el diccionario y compárese con el acusador, público o privado) rectifique el daño causado.

En el derecho penal, un crimen es un error contra la comunidad como un todo en lugar de contra la víctima individual; en consecuencia, el estado inicia un proceso penal y la víctima no es más que un testigo voluntario (ya veces renuente) de la acusación. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto).

Puntualización

Sin embargo, en los últimos años, el Parlamento ha aprobado leyes que modifican sustancialmente las disposiciones sobre sentencias del Código Penal, por lo que se prestará más atención a las víctimas de delitos y se preverán medidas como la restitución y la indemnización a las víctimas (véase el Código Penal).

Constituyentes de un crimen

Un crimen puede dividirse en dos elementos: la conducta o acto prohibido (actus rea) y el elemento mental requerido (Mens Rea). Generalmente, antes de que un acto pueda convertirse en un crimen, debe caer precisamente dentro de la definición del delito. Puede ser un acto de omisión, así como una comisión. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto).

Puntualización

Sin embargo, en los últimos años, el Parlamento ha aprobado leyes que modifican sustancialmente las disposiciones sobre sentencias del Código Penal, por las cuales se prestará más atención a las víctimas de delitos y se contemplarán medidas como la restitución y la indemnización a las víctimas (véase el Código Penal).

Mens rea («mente culpable») es un concepto difícil. No está definido en el Código Penal y en Canadá, dependiendo de la ofensa en particular, se puede requerir que la fiscalía demuestre un estado de ánimo que puede incluir intención (el estado mental más común que debe demostrarse en casos criminales), negligencia, conocimiento, imprudencia, ceguera intencional o estados mentales más específicos contemplados por palabras tales como «maliciosamente» o «fraudulentamente».

Sin embargo, todavía existe un principio primordial en el derecho penal de que no hay responsabilidad penal a menos que la mente culpable requerida por la ofensa pueda ser probada. La idea de «mente culpable requerida por una ofensa» ha sido refinada a la luz de la Carta. Por ejemplo, el Tribunal Supremo de Canadá ha declarado que el asesinato es un delito tan grave que sería fundamentalmente injusto condenar a alguien por un asesinato que, en el momento del asesinato, no tenía un estado de ánimo asesino. Luego, la Corte anuló, por inconstitucionales, aquellas secciones del Código Penal que permitían condenas por asesinato cuando no se había probado la intención de matar.

Una Conclusión

Por lo tanto, la Carta ha dado lugar al principio de que la mens rea debe ser probada debe «ajustarse» al crimen. De hecho, la mayoría de los juicios penales se impugnan sobre la base de si el acusado (persona contra la que se dirige un procedimiento penal; véase más sobre su significado en el diccionario y compárese con el acusador, público o privado) tenía el estado de ánimo requerido en lugar de si realmente realizó el acto prohibido. Este estado de ánimo debe probarse con la misma certeza que los demás ingredientes de un delito, y la acusación debe por lo tanto presentar una imagen clara de lo que estaba en la mente del individuo en el momento en que se cometió la ofensa.

Para aliviar esta dificultad, algunos estatutos de derecho penal crean o reconocen una presunción o inferencia con respecto al elemento mental requerido; sin embargo, muchas de estas «cláusulas de inversión inversa» han sido declaradas inconstitucionales recientemente ya que varios tribunales han dictaminado que las disposiciones están en conflicto con los derechos de un acusado (persona contra la que se dirige un procedimiento penal; véase más sobre su significado en el diccionario y compárese con el acusador, público o privado) como se establece en la Carta.Si, Pero: Pero la Carta ha tenido un impacto en el elemento mental requerido para los llamados delitos de «responsabilidad estricta». El Tribunal Supremo ha sostenido que cuando un delito conlleve la posibilidad de prisión, si el acusado (persona contra la que se dirige un procedimiento penal; véase más sobre su significado en el diccionario y compárese con el acusador, público o privado) ha intentado con diligencia, aunque infructuosamente, evitar la acción prohibida, entonces no puede ser condenado por ello. Tal convicción ofendería a la justicia fundamental.

En delitos reglamentarios, la ley distingue tres formas diferentes del elemento mental. Si la legislación usa palabras como «voluntariamente» o «intencionalmente», se presume que la legislatura tuvo la intención de que el elemento mental requerido sea la intención de cometer el acto prohibido. Para la segunda clase de infracciones reglamentarias, por ejemplo, las relacionadas con la salud pública, el tráfico carretero, el derecho ambiental y la seguridad en el lugar de trabajo, solo es necesario que el acusado (persona contra la que se dirige un procedimiento penal; véase más sobre su significado en el diccionario y compárese con el acusador, público o privado) sepa que sus actos u omisiones pueden dar lugar a la comisión del delito.Si, Pero: Pero la Carta ha tenido un impacto en el elemento mental requerido para los llamados delitos de «responsabilidad estricta». El Tribunal Supremo ha sostenido que cuando un delito conlleve la posibilidad de prisión, si el acusado (persona contra la que se dirige un procedimiento penal; véase más sobre su significado en el diccionario y compárese con el acusador, público o privado) ha intentado con diligencia, aunque infructuosamente, evitar la acción prohibida, entonces no puede ser condenado por ello. Tal convicción ofendería a la justicia fundamental.

La última categoría de infracciones reglamentarias (delitos de responsabilidad estricta) no requiere ningún elemento mental y, en consecuencia, no es necesario demostrar ninguna falta por parte del acusado; la Corona solo necesita probar que el acusado (persona contra la que se dirige un procedimiento penal; véase más sobre su significado en el diccionario y compárese con el acusador, público o privado) fue responsable del acto prohibido.

Conforme a la legislación canadiense, la responsabilidad penal puede recaer en partes distintas del autor real. Las personas que ayudan, asisten o asesoran a la comisión de una ofensa pueden ser declaradas culpables del mismo delito que el perpetrador.

Otros Elementos

Además, intentar o conspirar para cometer un delito o aconsejar una ofensa que no está realmente cometida son todas las ofensas criminales.

Puntualización

Sin embargo, los tribunales han sostenido que la mera preparación para cometer un delito no es suficiente para constituir un intento.

En cualquier juicio criminal, uno de los principios más importantes de todos es la presunción de inocencia. De acuerdo con este principio, la Corona debe probar la culpabilidad del acusado, y no corresponde al acusado (persona contra la que se dirige un procedimiento penal; véase más sobre su significado en el diccionario y compárese con el acusador, público o privado) establecer la inocencia.

Otros Elementos

Además, la Corona debe establecer la culpa más allá de una duda razonable. Este principio ha sido consagrado en la Carta y muchos lo consideran una de las protecciones más importantes para el individuo contra el estado.

Defensas

Tanto el Código Penal como la ley común (el derecho común) reconocen una serie de defensas contra los cargos penales.

Defensa de la capacidad

En ciertos casos, los individuos serán declarados no culpables, aunque el acto prohibido y la intención de cometer este acto estén comprobados, porque las personas se consideran incapaces por ley de cometer el delito en cuestión. (Tal vez sea de interés más investigación sobre el concepto). Por ejemplo, cualquier niño menor de 12 años no puede cometer un delito. Asimismo, cualquier niño o niña menor de 18 años debe ser juzgado en los tribunales de menores según la Ley de delincuencia juvenil a menos que el juez de un tribunal de menores le ordene comparecer ante un tribunal de adultos (ver Juvenile Justice Systems, en inglés).
Las personas insanas también se consideran incapaces de cometer delitos. La sección 16 del Código Penal presume que todos están en su sano juicio, pero permite a los acusados ​​establecer que estaban locos en el momento de la comisión de un delito.

Si se establece la locura, entonces se determina que la persona no es culpable por demencia y se la detiene indefinidamente para recibir tratamiento hasta que una junta de revisión designada por el gobierno determine que la persona puede regresar a la sociedad.

Otros Elementos

Además, una persona no puede ser declarada culpable de un delito si él o ella no está en condiciones de enfrentar un juicio debido a una enfermedad mental. Estas personas permanecen en hospitales psiquiátricos hasta que se recuperan lo suficiente como para entender los procedimientos legales en su contra.

Defensas que niegan la Prueba de la Ley Prohibida

Para demostrar que alguien ha cometido un acto prohibido, debe demostrarse que el acto u omisión se cometió de manera consciente y voluntaria. Las defensas que entran en esta categoría incluyen accidente, coacción (es decir, una persona ha sido obligada a cometer un delito porque se ha amenazado la vida o la seguridad de su familia) y el automatismo, que generalmente se define como comportamiento involuntario e inconsciente en el que los movimientos físicos se realizan sin voluntad o sin el ejercicio de la voluntad (por ejemplo, una persona, como resultado de un golpe externo en la cabeza, comete un acto prohibido en estado inconsciente o semiconsciente, o una persona que comete una infracción mientras camina sonámbulo)

Defensas que niegan la prueba de Rea del Sujeto Activo

En la mayoría de los delitos «verdaderos», la Corona debe demostrar que, antes de cometer el acto, el acusado (persona contra la que se dirige un procedimiento penal; véase más sobre su significado en el diccionario y compárese con el acusador, público o privado) realmente tenía la intención de lograr el resultado ilícito. La ley reconoce que ciertos factores generan una duda razonable sobre la intención de la persona de lograr la consecuencia ilícita. Las defensas generalmente mencionadas en este contexto incluyen la intoxicación (que se usa comúnmente para reducir un cargo de homicidio a la ofensa menor de homicidio), un error de hecho honesto y, en algunas circunstancias muy limitadas, un error de ley.

Puntualización

Sin embargo, en la gran mayoría de las situaciones de hecho, el desconocimiento de la ley no ofrece defensa.

Defensas de excusa o justificación

Con estas defensas, la ley reconoce la fragilidad y las debilidades humanas y sostendrá que el acusado (persona contra la que se dirige un procedimiento penal; véase más sobre su significado en el diccionario y compárese con el acusador, público o privado) tenía justificación para cometer el acto ilegal o, al menos parcialmente, se excusó por la conducta. Ejemplos de defensa de la justificación son defensa propia y defensa de la propiedad.Entre las Líneas En 1990, la Corte Suprema de Canadá determinó que la defensa de la defensa propia puede aplicarse a una mujer maltratada que mata a su agresor en un momento en que su vida no está en peligro inminente. El reconocimiento del «síndrome de la mujer maltratada» amplió el alcance de la evidencia que podría usarse para probar la defensa propia para incluir los efectos psicológicos del maltrato a las mujeres acusadas de agredir o incluso asesinar a sus compañeros maltratadores. Las defensas de excusa incluyen obediencia a la autoridad (por ejemplo, un soldado que cree que simplemente obedece órdenes legales), provocación (que solo se aplica en casos de asesinato e implica un asesinato cometido en el calor de la pasión, que ha sido causado repentinamente por un acto ilícito (véase respecto a su supresión; se trata del acto que se intenta desviar, dolosa o culposamente, de su finalidad; ver también actos ilícitos unilaterales y actos ilícitos de comercio) o insulto suficiente para privar a una persona ordinaria de su autocontrol) y el atrapamiento (en el que la persona ha cometido el delito bajo presión por parte de las autoridades policiales).

Sanciones

Si un individuo es condenado por una ofensa criminal, el juez que preside debe imponer una sentencia.Entre las Líneas En Canadá, los jueces tienen una gran discreción en las sentencias. Hay pocas oraciones mínimas obligatorias y las sentencias máximas que se dan en el Código Penal generalmente se establecen bastante altas. Un juez puede elegir una descarga absoluta, una descarga condicional, un período de prueba, una sentencia suspendida, multas o encarcelamiento.
Al determinar una oración apropiada, los jueces deben considerar una multitud de factores y recordarse a sí mismos que cada sentencia es única porque las características individuales de cada crimen y ofensor nunca son las mismas. Algunos de los factores más importantes que tienen en cuenta al imponer la pena son el grado de premeditación, si el acusado (persona contra la que se dirige un procedimiento penal; véase más sobre su significado en el diccionario y compárese con el acusador, público o privado) tiene antecedentes penales, la gravedad del delito cometido, el grado de participación del delincuente en el delito, la incidencia de este crimen en particular en la jurisdicción, sentencias anteriores impuestas por delitos iguales o similares, y la edad, el estilo de vida y la personalidad del delincuente.

Los cambios a gran escala a las disposiciones de la sentencia del Código Penal se han realizado recientemente y se esperan más en breve. Estos cambios son una respuesta a una creciente conciencia en la sociedad canadiense de que el proceso de sentenciar a los delincuentes debe dar cuenta de las necesidades e intereses de las víctimas de delitos y que las alternativas efectivas al encarcelamiento son una ruta más probable para la rehabilitación de un delincuente.

Derecho Penal en otras Referencias Legales

Derecho Penal en la Plataforma

Derecho Penal en el Diccionario Legal

Derecho Penal en la Enciclopedia española del Derecho

Derecho Penal en la Normativa española

Abuso de drogas y narcóticos

Nota: hay disponible, en esta plataforma global, un análisis sobre abuso de drogas y narcóticos; el lector puede referirse a cada uno de estos conceptos por separado en su respectiva entrada.

Elementos

Incluyen también las siguientes entradas en esta enciclopedia jurídica global:

  • Elementos de Derecho Penal
  • Delito
  • Proceso Penal
  • Respuesta Punitiva
  • Delitos en Particular
  • Elementos de Derecho Procesal Penal
  • Derecho Penal en el Derecho Procesal Americano

    Nota: se analiza también derecho penal en el derecho de los Estados Unidos de América, pero en inglés, en esta entrada (Criminal Law).

    Ley que trata con conducta prohibida formalmente. La ley penal declara qué conducta es ilegal y establece las sanciones por las violaciones. El propósito del derecho penal es la prevención del daño a la comunidad y la protección de la seguridad pública. El derecho penal es lo contrario de la ley civil, que esencialmente rige la conducta individual con respecto a asuntos privados. Se ha prescrito una amplia gama de conducta.

    Informaciones

    Los delitos más graves se clasifican como delitos graves y pueden castigarse con penas de prisión superiores a un año. Ofensas tales como asesinato, incendio premeditado, asalto y robo a mano armada son ejemplos de delitos graves.Entre las Líneas En muchos estados, la persona que comete el delito grave de asesinato en primer grado puede recibir la pena capital. Ofensas menos graves se denominan delitos menores y generalmente llevan castigos más ligeros, como el tiempo en la cárcel de hasta un año de duración o multas monetarias. Ciertas infracciones de tráfico, hurtos en tiendas y conducta desordenada se encuentran entre esas infracciones típicamente definidas como delitos menores. Nuestro sistema federal faculta a los niveles nacional y estatal para definir la conducta delictiva. La mayoría de las leyes penales se promulgan a nivel estatal, aunque el cuerpo de la ley penal federal ha aumentado desde principios de los años ochenta, ya que el gobierno federal se ha vuelto más activo en áreas como el control de drogas. El derecho penal sustantivo vigente a nivel nacional o en un estado particular normalmente se compila en un solo código penal (USA).

    Autor: Williams

    Derecho Penal

    Derecho Penal, en esta plataforma global, en general, hace referencia o se utiliza para la legislación que regula lo relativo a actos definidos como delitos por la ley penal.Entre las Líneas En esta plataforma, derecho penal incluye entradas sobre cuestiones tales como Soborno, Delitos contra el público, Difamación, Robo con allanamiento, Hurto, Arresto, Prescripcion de acciones, Víctimas de delitos, Prostitución forzada y Delincuencia juvenil.Entre las Líneas En esta plataforma, los conceptos y temas relacionados con derecho penal incluyen los siguientes: Divulgación de información financiera en las empresas, Precursores químicos, Audiencias o averiguaciones gubernamentales, Circuncisión femenina, Ética, Procedimiento penal, Niños desaparecidos. Para más información sobre derecho penal en un contexto más anglosajón, puede verse, en inglés, Criminal law

    (derecho penal).

    Visualización Jerárquica de Derecho penal

    Derecho > Derecho penal
    Derecho > Justicia > Procedimiento judicial > Procedimiento penal
    Derecho > Justicia > Acción judicial > Acción penal
    Derecho > Organización de la justicia > Sistema judicial > Jurisdicción judicial > Jurisdicción penal
    Derecho > Organización de la justicia > Profesión jurídica > Policía judicial
    Ciencia > Humanidades > Ciencias del comportamiento > Criminología
    Derecho > Fuentes y ramas del Derecho > Fuentes del Derecho > Código jurídico > Código penal

    Derecho penal

    A continuación se examinará el significado.

    ¿Cómo se define? Concepto de Derecho penal

    Véase la definición de Derecho penal en el diccionario.

    Características de Derecho penal


    Ciencia
    Este recurso incluye lo siguiente: ciencias naturales, ciencias aplicadas y humanidades.

    Visualización Jerárquica de Derecho penal

    Derecho

    Derecho penal

    A continuación se examinará el significado.

    ¿Cómo se define? Concepto de Derecho penal

    Véase la definición de Derecho penal en el diccionario.

    Características de Derecho penal

    Derecho Penal

    Esta sección introducirá y discutirá las dinámicas cambiantes de derecho penal, con el objetivo de examinar su desarrollo actual.

    Derecho Penal

    Esta sección introducirá y discutirá las dinámicas cambiantes de derecho penal, con el objetivo de examinar su desarrollo actual.

    Recursos

    Véase También